1939… Y España fue una inmensa y siniestra cárcel

Polémica

Manuel SALAS

Hace algunos años, y para acompañar las páginas de un relato tristemente veraz de uno de los episodios más dramáticos de los postreros días de la guerra civil española, me permitía hacer una afirmación que hoy, en el cincuenta aniversario de aquella epopeya, sigue teniendo para mí una total vigencia. Decía entonces, y reafirmo ahora, que «solamente la fuerza de una convicción honesta y profunda, podía explicar que aquellos hombres que habían sido vencidos y situados al borde de su aniquilamiento moral y físico, tuvieran aún y tengan hoy, todavía, capacidad y ánimo para cobijar en sus corazones una indeclinable esperanza. Una esperanza que haga realidad la libertad, la solidaridad y la justicia».

1700020

Desde siempre he sentido un cierto pudor resistente a desgranar mi personal peripecia, a pesar de haberme visto involucrado en acontecimientos y lugares decisivos o, al menos, importantes, a lo largo de la historia de…

Ver la entrada original 4.062 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s