San Suárez asciende a los cielos

Polémica

Álvaro MILLÁN

Las exequias de Suárez, como era de esperar, se han convertido en una gran operación de cirugía estética para remozar la imagen del régimen de la Transición. Para ello, los medios de comunicación se están empleando a fondo en recordarnos el argumento de la vieja película: el rey en el papel estelar de «gran timonel» que dirige el proceso hacia la democracia, Suárez como magistral jefe de máquinas que controla la buena marcha del barco y, finalmente, el pueblo haciendo de «extra», casi de simple escenario, cuya única función es contemplar cómo sus líderes lo conducen, con sabiduría y prudencia, a buen puerto. Una película de serie B, aburrida como pocas, con actores mediocres, argumento inverosímil y un final lamentable. Y precisamente esto ocurre cuando para mantener en pie este régimen que ahora se ensalza, más que un cirujano estético lo que se necesita es un taxidermista.

suarez-jura1

Ver la entrada original 297 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s