Libros prohibidos 4

cisneespiaCisne. Yo fui espía de Franco” de Luis González Mata (Argos Vergara). Si hay algún personaje que merezca la pena en los estertores del franquismo ese es Luis González Mata, uno de los principales espías de los servicios secretos del régimen, que al final de su vida se decidió a “cantarlo” todo y publicarlo en un libro. Infiltrado en la mayor parte de los movimientos antifranquistas, González Mata revela como los rusos vendieron a Franco la información que les proporcionó o robaron a Santiago Carrillo sobre la infraestructura del PCE en España a cambio de la información que el dictador tenía sobre los americanos en la negociación de las bases militares, lo cual pudo costarle la vida a Carrero Blanco por la inacción americana ante su atentado.

     Nos cuenta lo que paso con Ben Barka, sobre los asesinatos de Khider y de Delgado, el trasfondo de la independencia de Marruecos, de la guerra de Argelia, de Affaire Ufkir; hace revelaciones sobre el papel desempeñado por el espía Guillaume, colaborador íntimo de Willy Brandt; da informaciones inéditas sobre la acción de los Estados Unidos en Latinoamérica y sobre la intervención de la CIA en asuntos europeos; proyecta una luz desde su privilegiada posición, sobre temas que han formado parte de la más reciente realidad española.

      Todo se dice en esta obra explosiva, que pone al descubierto la parte oculta de la historia de nuestro tiempo. Como un protagonista de una emocionante novela de aventuras, a  través de sus fracasos y sus esperanzas, de sus reclusiones en prisión y de las pruebas a que se ve sometido, de sus andanzas por un mundo insospechado, Luis M. González-Mata desvela ante nuestros ojos la verdadera vida de un agente secreto de hoy.

     No se entiende como la documentación que aporta este libro sobre ese y otros sucesos no forma parte del acervo histórico de España si no es por la pervivencia de una censura que alcanza no solo a los vivos sino a los muertos que puedan poner en tela de juicio el relato histórico de un régimen que ha sido continuidad del franquismo con la complicidad de todos los que se llevaron algo en el trasvase.

PantallazoJordi Pujol: en nombre de Cataluña” de Félix Martínez y Jordi Oliveres (Ed. Debate). Aunque gozan de la máxima impunidad, tanto en Cataluña como Madrid, los Pujol han evadido decenas de millones de euros fuera de España pero ninguno entrará jamás en la cárcel y ni siquiera será procesado. Dos periodistas alertaron hace años que el dirigente nacionalista catalán no era trigo limpio y que le guiaban más afanes financieros que políticos, por muy bien que disfrazara su discurso y lo envolviera de manera oportunista en la senyera. Hoy los hechos vienen a darles la razón, pero su libro sigue estando censurado porque cuestiona la moralidad de una familia que lleva la corrupción en los genes desde que el patriarca, Florenci Pujol, padre del presidente de la Generalitat y abuelo de los codiciosos nietos, fuera encarcelado por evasión de divisas.

Pantallazo-2intro

One thought on “Libros prohibidos 4

  1. Pues me leí el libro de “Cisne” y qué queréis que os diga. Tiene partes difíciles de creer. Incongruencias. Errores. González-Mata en los 70, eso sí hay que reconocérselo, supo llamar la atención de los medios de comunicación. El principal problema es que de “Cisne” sólo tenemos la versión de “Cisne”. Si no se trata de desinformación para desacreditar al personaje, ésta puede ser una visión alternativa estadounidense del personaje a principios de los 70, en Google: “luis m. gonzalez-mata african forgeries” (aunque he de confesar que la opción de que “Cisne” fuese ante todo un pícaro estafador me parece más genial, divertida e interesante que la de “Cisne” espía). Para el otro González-Mata Lledó (Arturo), en Google: “www.berria.info reyes marin novoa” (y sí, la niña muerta en 1960 en San Sebastián es Begoña Urroz, ahora reconvertida artificialmente en víctima de ETA).

    La verdad es que no sé qué pensar de “Cisne”. Me cuesta bastante tomarme su libro de 1977 al pie de la letra, pero por otra parte estudiosos del espionaje como Fernando Rueda y Domènec Pastor Petit sí le dan crédito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s