La NSA espía a sus ciudadanos

Captura de pantalla de 2016-01-08 20:30:34

Juegos de palabras

El gobierno de Estados Unidos, con la ayuda de los principales operadores de telecomunicaciones como AT & T, inició la vigilancia ilegal de las comunicaciones nacionales y la grabación de comunicaciones de millones de estadounidenses normales y corrientes sobre el año 2001, como mínimo. Dado que la prensa informó por primera vez, con lo que fue descubierto por el público, a finales de 2005. La EFF ha estado a la cabeza de los intentos de detenerlo y prohibir los programas de vigilancia del gobierno en la ley y la Constitución.

nsa-header-2012-b

Historia de la Información del Espionaje de la NSA desde 2005 (vea Listado completo aquí)

Informes de prensa en diciembre de 2005 demuestrannsa-action-1 que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) ha estado interceptando llamadas telefónicas de los estadounidenses y de las comunicaciones por Internet. Esos informes de prensa, junto con una historia USA Today, de mayo de 2006 y las declaraciones de varios miembros del Congreso, revelaron que la NSA también está recibiendo copias grabadas de las llamadas telefónicas de estadounidense y otros registros de comunicaciones. Todas estas actividades de vigilancia violan las garantías de privacidad establecidos por el Congreso y la Constitución de los Estados Unidos.

A principios de 2006, la EFF obtuvo pruebas (.pdf) del ex técnico de la AT & T Mark Klein mostrando como la AT & T está cooperando con la vigilancia ilegal. Los indiscutibles documentos muestran como la AT & T instaló un divisor de fibra óptica en sus instalaciones de la Calle Folsom 611 de San Francisco que copia los correos electrónicos, navegación y todo el tráfico de Internet de los clientes de AT & T y ofrece esas copias a la NSA. Esta copia incluye tanto las actividades de Internet nacionales como las internacionales de los clientes de AT & T. Como un experto observó, “esto no es una intervención telefónica, es un control del país”.

Los documentos secretos del gobierno norteamericano, publicados por los medios de comunicación en 2013, confirman – y el gobierno ha reconocido con posterioridad – que la NSA obtiene copias completas de todo lo que se realiza a lo largo de las principales redes de fibra óptica del país, con el pretexto de la Ley Patriotica. En junio de 2013, los medios de comunicación, encabezados por el Guardian y el Washington Post iniciaron la publicación de una serie de artículos, en los que incluían los documentos completos del gobierno, que han confirmado la mayor parte de lo informado entre el 2005 y el 2006 y más. Por otra parte, los informes de los medios de comunicación confirman que el gobierno está recogiendo y analizando el contenido de las comunicaciones de los extranjeros dentro de Estados Unidos. Los informes de los medios confirman todo lo que el Sr. Klein reveló por primera vez en 2006. (Ver Cómo funciona la página aquí).

La EFF en los tribunales

backbone-3c-colorLa EFF lucha contra estas actividades ilegales en los tribunales. Actualmente, representamos a las víctimas del programa de vigilancia ilegal en el caso Jewel contra la NSA, demanda presentada en septiembre de 2008 que trata de detener las escuchas ilegales y mantener a los funcionarios del gobierno y a este a raya. En julio de 2013, un juez federal dictaminó que el gobierno no podía ampararse en el controvertido privilegio de “secretos de Estado” para bloquear nuestro desafío a la constitucionalidad del programa. Sin embargo, el 10 de febrero de 2015, el tribunal dio un dictamen rápido a favor del gobierno sobre las alegaciones de Plaintiff sobre las violaciones a la Cuarta Enmienda basada en la copia de la NSA del tráfico de Internet desde la red central de Internet. El tribunal dictaminó que la información pública disponible no representa un cuadro completo de cómo la NSA recoge el tráfico de Internet, por lo que el tribunal no podía pronunciarse sobre el programa sin ver la información que pudiera constituir “secretos de Estado”. El tribunal no decretó que las actividades de la NSA fueran legales, ni tampoco se pronunció sobre los demás reclamaciones de Jewel, y el caso seguirá adelante en esas demandas. Este caso se citó en relación con Shubert versus Obama, que presenta puntos similares.

En julio de 2013, la EFF presentó otra demanda, First Unitarian versus NSA, basada en la recien publicada orden FISA de la corte exigiendo a Verizon que entregue todos los registros telefónicos de clientes incluyendo quién está hablando con quién, cuándo y por cuánto tiempo – a la NSA. Este llamado “metadatos”, especialmente cuando se recoge todo mezclado y sin seleccionar, permite al gobierno realizar un seguimiento a diversas organizaciones políticas y religiosas. El Director de Inteligencia Nacional ya ha confirmado que la recogida de los registros de llamadas de Verizon es parte de un programa más amplio.

Además de usar los mismos argumentos que que usamos en Jewel, argumentamos en First Unitarian que este tipo de practicas viola la Primera Enmienda sobre el derecho de asociación. Anteriormente, en Hepting versus AT & T, la EFF presentó la primera demanda contra una compañía de telecomunicaciones que cooperó para violar la privacidad de sus clientes. Después el Congreso intervino de manera expresa y aprobó las Enmiendas de la Ley FISA para permitir que el Ejecutivo demande el sobreseimiento de la causa, Hepting fue desestimada en última instancia por la Corte Suprema de Estados Unidos.

En septiembre de 2014, la EFF, junto con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y la Unión Americana de Libertades Civiles de Idaho, se unió al equipo legal de Anna Smith, una enfermera de las urgencias de neonatos en Idaho, en su reto por la mayor colección de registros telefónicos de millones de estadounidenses inocentes del gobierno. En Smith versus Obama, argumentamos la violación programada de los derechos de la Cuarta Enmienda mediante la recopilación de una gran cantidad de detalles sobre asuntos familiares, políticos, profesionales, religiosos e íntimos. En particular, lo enfocamos en cuestionar la aplicación de la llamada “doctrina de tercero,” la idea de que la gente no tiene esperanza de privacidad en la información que encomiendan a los demás.

licenciacc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s