Software Libre, Código Abierto, FOSS, FLOSS – iguales pero distintos

charac-more

Hay dos términos básicos relacionados con el software que puedes usar, estudiar, compartir y mejorar libremente: Software Libre y Fuentes Abiertas. Basándose en estos se pueden encontrar distintas combinaciones y traducciones, tales como FOSS, Libre Software, FLOSS.

¿Por qué la gente usa estos términos?, y ¿en que se diferencian los unos de los otros?

Antecedentes históricos

Históricamente, Software Libre fue el primer término, creado en 1986 junto a su definición. En 1997 Debian, proyecto que nace con el objetivo de crear tanto una distribución como una comunidad totalmente libre y basada en GNU/Linux, desarrolló las Directrices Debian del Software Libre (DFSG), lista donde es posible comprobar si un programa se puede incluir en la distribución o no. Un año más tarde, se lanza la Iniciativa Fuente Abierta (OSI) como una campaña de marketin por el Software Libre. Dicha iniciativa introduce la definición de Fuente Abierta copiando la DFSG y sustituyendo “Software Libre” por “Fuente Abierta“. De acuerdo con una declaración pública de Bruce Perens, uno de los fundadores de la OSI y autor de la definición de Fuente Abierta y de la DFSG , se pensó dicho término como sinónimo de Software Libre. Finalmente Perens decidió volver a las raíces del movimiento y hablar de Software Libre. Gracias a los orígenes compartidos, tanto Fuente Abierta como Software Libre describen todo el conjunto de licencias de software que dan a los usuarios el derecho a usar, estudiar, compartir y mejorar el software1.

A lo largo del tiempo, la gente ha manejado etiquetas nuevas para el mismo conjunto de software. Hoy términos tales como Libre Software, FOSS (Software Libre y de Código Abierto) o FLOSS (Software Free, Libre y de Código Abierto) a menudo se usan para describir Software Libre. En algunos casos la gente también utiliza términos tales como “software orgánico” o “software ético”. A menudo el motivo del uso de estos términos es escapar al debate terminológico y evitar la confusión de palabras como “abierto” o “libre”. Estos términos tienden a crear confusión, ya que invita a la gente a encontrar diferencias entre unos términos donde no existen diferencias, respecto al software que describen.

Este breve resumen del origen histórico de los distintos términos debería dejar claro que todos ellos tienen la misma raíz y se refieren al mismo conjunto de software.

¿Quien usa qué términos y por qué?

El movimiento del Software Libre es una comunidad amplia y diversa. La gente tiene diferente intereses en el Software Libre y distintas razones para participar. Pero estas diferencias no están necesariamente unidas a los términos que usan. Mucha gente usa el término Código Abierto mientras que destaca la dimensión política y social del Software Libre mientras que, de otro lado, hay gente de nuestra comunidad que prefieren el término Software Libre pero se centran más en los beneficios prácticos. Así que si alguien usa Código Abierto o Software Libre no tiene porque ser una indicación de su motivación.

Además de individualidades hay organizaciones bien conocidas en el ecosistema del Software Libre. Muchas de ellas juegan un importante papel y subrayan aspectos diferentes del Software Libre. Por ejemplo, algunas organizaciones se centran en la dirección técnica de los proyectos del Software Libre, otras en los aspectos legales, otras en los aspectos político, social y ético y otras se centran en la evaluación de las licencias. Estas organizaciones han decidido usar uno u otro término y se acostumbran a él. Pero no hay que concluir con esto que el termino utilizado es el elemento diferenciador de sus motivaciones. El elemento fundamental son las personas que dirigen la organización y los objetivos de esta como tal. La experiencia práctica con diferentes organizaciones y personas de la comunidad demuestran que la línea no está en el lenguaje que utilizan.

Esta diversidad es buena, ya que muestra que el Software Libre proporciona muchas ventajas en diferentes áreas de nuestra vida. Pero no debemos dividir la comunidad solo por los términos que alguien prefiera. No importa los términos que alguien use y cual era su motivación inicial, al fin y al cabo se trabaja en el mismo conjunto de software y en un incremento de la libertad del software y en cualquier otro aspecto del Software Libre.

Evaluación de la licencia

Hay tres entidades ampliamente reconocidas en el movimiento del Software Libre que evalúan regularmente las licencias: La Fundación del Software Libre, el proyecto Debian y la Iniciativa Fuente Abierta. Cuando se les pregunta si una licencia particular da a los usuarios del software la libertad de usar, estudiar, compartir y mejorar el programa, casi siempre llegan a la misma conclusión.

¿Es el Copyleft la diferencia?

Podemos ver dos categorías principales de licencias de Software Libre, licencias protectoras o Copyleft y licencias no protectoras. Mientras que las licencias Copyleft están diseñadas para proteger los derechos de usar, estudiar, compartir y mejorar el software. Las licencias no protegidas permiten distribuir el software sin estos derechos. Algunas personas piensan que los términos Software Libre y Fuente Abierta se utilizan para distinguir entre licencias Copyleft y no Copyleft. Las listas de licencias de Software Libre de Debian, la FSF y la OSI muestran que tanto las licencias protectoras como las no protectoras cumplen con la definición de Software Libre y la de Código Abierto. Esto quiere decir que ni los términos Código Abierto y Software Libre ni las distintas definiciones son útiles para distinguir entre licencias Copyleft y no Copyleft.

Licencias protectoras y no protectoras son subclases de licencias de Software Libre reconocidas por la Iniciativa Fuente Abierta y la FSF. Copyleft o no Copyleft no es un criterio adecuado para distinguir entre Fuente Abierta y Software Libre, ambos términos describen al mismo tipo de software.

Modelo de desarrollo

La forma en que se desarrolle un programa puede resultar crucial para su éxito o fracaso. Pero si un programa se escribe en un proceso abierto y participativo o tras una puerta cerrada no nos dice nada de si es o no es Software Libre.

Observando el software hay que distinguir entre modelo de software y modelo de desarrollo. Mientras que el modelo de software describe los atributos del software (p.ej. libre o propietario) el modelo de desarrollo describe distintas formas de desarrollar el software. Como se discutió detalladamente en “What makes a Free Software company?” la diferencia entre los modelos de desarrollo de software se definen de manera independiente del modelo de software y sirve tanto para el Software Libre como para el software propietario. Los modelos que aprovechan las ventajas de una comunidad abierta y colaborativa pueden mostrar su plena fuerza combinándolo con el modelo de Software Libre. No obstante esto no significa que cualquier programa desarrollado en un proceso de desarrollo abierto y colaborativo sea Software Libre. Hay proyectos de Software Libre desarrollados por una sola persona o una compañía con poca o ninguna aportación externa. Por otra parte hay desarrolladores de software propietario que han adaptado modelos de desarrollo colaborativo para encajarlo en su modelo de software, p.ej. SAP con su programa de colaboración.

(Traducción y adaptación de un artículo escrito por Björn Schießle para la FSFE.)

Captura de pantalla de 2016-02-01 00:51:39

GSfttRChqApcVmd-800x450-noPad

The-Influence-of-Debian-in-Linux-World

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s