Yanis Varoufakis versus Noam Chomsky (I)

Transcripción completa de mi discusión con Noam Chomsky en la Biblioteca Pública de Nueva York (26ª de abril de 2016) me la ha envíado Patrick Kelly Gerling. Cosa que le agradezco muchísimo. Aquí está, justo debajo de la ventana de vídeo.

dos.png

Transcripción cogida del blog https://yanisvaroufakis.eu/ y traducida por mi. Esta es la primera entrega de dicha transcripción.

YANIS VAROUFAKIS: Buenas noches, no tenemos a nadie que nos presente, por lo que me han pedido que de comienzo, diciendo, en primer lugar, que no es maravilloso que estamos aquí sólo para subvertir la idea de que ¿nada bueno puede salir del sector público? (risa) Noam.

NOAM CHOMSKY: Pues bien, el hecho de que yo esté aquí, apenas tiene relación con ese comentario. Vine de Boston, mi esposa y yo vinimos de Boston, hemos necesitado siete horas, y en cualquier sociedad que no haya sido aplastada por las políticas neoliberales del tipo que usted describe, el viaje hubiera sido de, tal vez una hora y media, dos horas. (risa) Hay un tren, el orgullo del sector público, que cogí por primera vez en 1950, y es unos quince minutos más rápido de lo que era entonces, (risa) cuando se hace la programación, que es una situación arriesgada, por lo que decidimos venir en avión y pasamos la mayor parte de la tarde en la pista.

YANIS VAROUFAKIS: Bueno, Noam, ¿de qué vamos a hablar?

NOAM CHOMSKY: Bueno, podemos hablar del asalto neoliberal a la población del mundo en la última generación, de lo que has escrito de manera tan brillante.

YANIS VAROUFAKIS: Lo que me sorprende, teniendo en cuenta el último año, bastante agitado, de mi vida, lo que realmente me llama la atención es la gran desconexión entre la filosofía y la ideología del neoliberalismo y la que me encontré en la negociación, entre comillas negociación, al ser dictado para mayor beneficio del establishment financiero internacional neoliberal. Piensa en ello. Si tomas los grandes defensores de las libertades, los grandes neoliberales, que castigan todas las actividades financiadas con impuestos, y tienes en cuenta la razón por la que estoy aquí hoy y no soy el titular de Hacienda de Grecia. ¿Por qué? Es porque me negué a otros cien mil millones de dólares de préstamo respaldado por los impuestos a mi gobierno insolvente, que los acreedores insistieron en que debía tomar.

NOAM CHOMSKY: Los préstamos a tres años.

YANIS VAROUFAKIS: Es sorprendente, así es, aquí tienes al Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea insistiendo en que nuestro estado en bancarrota ha de adquirir otros cien millones de dólares, en unas condiciones que garantizan que no seremos capaces de devolver a los contribuyentes de Europa, que nos estarán concediendo el dinero, y que proviene de los neoliberales, que supuestamente están en contra de todos los préstamos financiados con impuestos para el gobierno, y que supuestamente creen que una entidad insolvente no tiene el derecho moral de asumir más préstamos.

NOAM CHOMSKY: Pero como señalas, lo que es, el 90 por ciento de estos préstamos van a los bancos franceses y alemanes.

YANIS VAROUFAKIS: Ese fue el primer préstamo. Este préstamo va desde un bolsillo de los acreedores a otro bolsillo de los acreedores, con lo que mantendrán la pretensión de que Grecia no está arruinado. Pero efectivamente lo que estoy tratando de decir es la inmensa hipocresía del establishment neoliberal, que ni tan siquiera está interesada en aplicar su propia ideología neoliberal. Esta es sólo la política del poder del siglo XIX de triturar a cualquier que se atreva a enfrentarse a ellos y decir una simple palabra, “No”

NOAM CHOMSKY: Pero creo que en realidad es tradicional. Una de las paradojas del neoliberalismo es que no es nueva ni liberal.

Aplausos

YANIS VAROUFAKIS: Exactamente. Exacto.

NOAM CHOMSKY: Si nos fijamos en lo que usted describe, es una forma de hipocresía, pero lo mismo es cierto decir que no hay que apoyar a las instituciones financiadas con impuestos. El sector financiero está básicamente financiado con los impuestos.

YANIS VAROUFAKIS: En efecto.

NOAM CHOMSKY: Recuerda el estudio del FMI de los bancos estadounidenses principales, que determinó que la práctica totalidad de sus ganancias provenían de su política implícita de seguros del gobierno, crédito barato, el acceso a las calificaciones de crédito más altos, los incentivos para coger operaciones de riesgo que sean rentables, para a continuación, si son problemáticas, tu gente paga por ella, o simplemente toma la base de la economía contemporánea, que en realidad he tenido el privilegio de ver el desarrollo en laboratorios subvencionados por el gobierno durante décadas. El MIT, donde estoy desde los 1950, es una de las instituciones donde el gobierno, el embudo en los primeros días fue el Pentágono, suministraba dinero para crear la base de la economía de alta tecnología del futuro y el de obtener beneficios de las instituciones que son consideradas como empresas privadas. Fueron décadas de trabajo en virtud de la financiación pública con una ideología muy anticapitalista. Aunque de acuerdo con los principios capitalistas, si alguien invierte en una empresa arriesgada durante un largo período de tiempo, y treinta años más tarde consigue un cierto beneficio, se supone que debe recibir parte de las ganancias, pero aquí no funciona de esa manera. Fue el contribuyente quien invirtió durante décadas. El beneficio va a Apple y Microsoft, no para el contribuyente.

YANIS VAROUFAKIS: De hecho, por cierto. Si tomas un iPhone desarmado, cada pieza fue desarrollada con alguna subvención del gobierno, todas y cada una.

NOAM CHOMSKY: Y por largos períodos.

YANIS VAROUFAKIS: Y algunos de ellos con las subvenciones de gobiernos de otros países, como el WiFi de la Commonwealth de Australia.

NOAM CHOMSKY: Y así es, observas un cuadro interesante sobre todo esto en un lugar como el MIT, u otras instituciones de investigación más importantes. Así si te das una vuelta por el edificio donde trabajo hace cincuenta años, verías empresas electrónicas, Raytheon, ITech, otros, IBM, para básicamente robar la tecnología que se está desarrollando a expensas del público y ver si pueden convertirlo en algo que les produzca ganancias. Si te das un paseo por el campus hoy en día, verás diferentes edificios, verás Novartis, Pfizer, otras farmacéuticas, las grandes empresas farmacéuticas. ¿Por qué? Debido a que la vanguardia de la economía se ha desplazado desde la basada en la electrónica a la basada en la biología, por lo que los depredadores del llamado sector privado están ahí para ver lo que pueden recoger a partir de lo financiado por los contribuyentes en la investigación de las ciencias biológicas fundamentales, y a esto le llaman libre empresa y un sistema de libre mercado. Así que hablar de hipocresía, es bastante difícil ir más allá de eso.

YANIS VAROUFAKIS: Bastante cierto. Dicha hipocresía es fundamental para toda la cultura empresarial del capitalismo desde hace 250 años.

NOAM CHOMSKY: Desde el principio.

YANIS VAROUFAKIS: Me refiero a toda la idea de que puede haber un sistema de mercado que sea un brazo separado del estado, que es el enemigo, es la broma más nauseabunda en la historia de la humanidad. Si piensas en este relato de la creación de la riqueza privada, que es apropiada por el lobo feroz, el Estado, en nombre de los sindicatos y la clase de trabajadora que necesitan una red de bienestar social, es sólo una inversión absurda de la verdad, que la riqueza se crea de manera colectiva y es apropiada de manera privada, pero desde el principio. Es decir, nunca habrían sucedido las apropiaciones de tierra en Gran Bretaña sin el ejército del rey y sin la brutalidad del Estado para expulsar a los campesinos de las tierras de sus antepasados y la creación de la mercantilización del trabajo, la mercantilización de la tierra que a su vez dio origen al capitalismo. Hace sólo media hora, nos han enseñado, a algunos de nosotros, la magnífica colección de mapas de la ciudad de Nueva York en este maravilloso edificio y se podía ver en uno de los mapas de Alabama, la representación precisa del robo de las tierras de los nativos americanos, la forma en que fue parcelado, en mercancía. Ahora eso nunca habría sucedido sin la brutal intervención del Estado y la creación el proceso de privatización de la tierra y por lo tanto de la mercantilización.

NOAM CHOMSKY: De hecho, uno de mis pasajes favoritos de Adam Smith es donde da consejos a las nuevas colonias, recién liberadas, de cómo deben conseguir una economía sólida, que es más o menos lo que el FMI le dice al tercer mundo en la actualidad. Lo que dijo fue: ustedes deben de concentrarse en lo que más tarde se llamó la ventaja comparativa, producir productos agrícolas, que sean bueno en eso, pieles para la exportación, pescado, etc., pero no traten de producir bienes fabricados, porque Gran Bretaña , Inglaterra tiene bienes de fabricación superiores, por lo que, por tanto, deben importarlos de Inglaterra. Ya que son buenos en eso, ustedes sean buenos en algodón y maíz. Por cierto, el algodón apenas era para la libre empresa. Y no debes dejar de intentar monopolizar los recursos que tienes, y si cumples con estas prácticas, entonces todo será mejor, lo demuestra la teoría económica.

Pues bien, los Estados Unidos llegaron a liberarse del control Inglés por lo que, fueron capaces de hacer lo contrario, al igual que había hecho Inglaterra. Las tarifas elevadas para bloquear las mercancías inglesas, les permitió crear una industria textil, el comienzo de la revolución industrial. Más tarde, una industria de acero bloqueó el superior acero británico, y hasta el presente, como he mencionado, con la alta tecnología.

En lo que se refiere a los monopolios, los Estados Unidos hicieron un gran esfuerzo para monopolizar el recurso fundamental de la revolución industrial temprana, o sea, el algodón. Ese era el petróleo del siglo XIX, y los EE.UU. tenía la mayor parte, no todo, y la conquista de México, que no fue realmente por la libre empresa, se llevó a cabo en gran medida para tratar de contener, de conseguir el monopolio del algodón que le llevaría a superar a su  principal enemigo en aquellos días, que era Gran Bretaña. Gran Bretaña fue el gran fuerza, el enemigo, y los presidentes jacksonianos, Tyler y Pierce, a mediados del siglo XIX, pretendían que si podían monopolizar el algodón, podrían poner a Inglaterra de rodillas, que era la forma clara de derrotarlos. No lo consiguieron, pero hicieron lo que pudieron. Por cierto, que el intento fue como cuando acusaron a Saddam Hussein en 1990, acusación ridícula, pero lo acusaban de que iba a tratar de monopolizar el petróleo y a obligarnos a todos a ponernos a sus pies, lo cual era una locura, pero los EE.UU. tratan de monopolizar el algodón, que es una forma de que el poder pase de Inglaterra a los Estados Unidos, y yo creo que es una buena copia de la forma en que la sólida economía ha trabajado a lo largo de los años.

Ha habido lugares donde se aplicó una economía sólida, las políticas liberales. Se le llamó el tercer mundo y no fue un accidente. Si te fijas en el sur global. Un país desarrollado, Japón, una colonia que no fue colonizada. Echa un vistazo a Asia oriental, los tigres de Asia oriental, con una excepción, la que fue conquistada por los Estados Unidos de 1898, con un par de cientos de miles de personas muertas y permanece semicolonizada, no forma parte de la explosión de tigres asiáticos de la industrialización. El patrón es uniforme, pero de alguna manera no ha entrado la teoría económica. Me pregunto por qué. Tu eres un economista.

YANIS VAROUFAKIS: Bueno, la razón por la que nunca entró en la teoría económica se debe a que la economía en las universidades era-comenzaron a evolucionar a partir de la década de 1950 como la reina de las ciencias sociales, y lo que dio poder discursivo y el poder de monopolio dentro del entorno académico para la economía fue la afirmación de que que era la única teoría social que vendía verdades universales que se podían probar de forma matemática, y tuvo éxito, por lo que cuando un sociólogo, un antropólogo y un economista solicitan una subvención, siempre será el economista quién lo obtenga bajo la base de este monopolio discursivo.

Sin embargo, con el fin de cerrar el modelo matemáticamente, la única manera de resolver las ecuaciones es haciendo suposiciones de la distancia de modelo del capitalismo realmente existente. Así, por ejemplo, hay que asumir que no hay tiempo y no hay espacio, porque si se permite tiempo para interferir en el modelo, o el espacio para entrar, se termina con el indeterminismo. En otras palabras, terminas con un sistema de ecuaciones que no pueden ser resueltos o que tienen una infinidad de posibles soluciones y entonces no tiene poder predictivo. No se puede decir, “bueno, esto es lo que va a pasar.”

Así que tienes un proceso darwinista inverso muy interesante. Los economistas más exitosos fueron los que crearon modelos que nada decían precisamente sobre el capitalismo, mayor era su éxito en la academia, por lo que se convirtieron en lo contrario de los intelectuales públicos de los que has estado escribiendo. Ellos crean abstracciones maravillosas, modelos estéticamente agradables que pasé bastantes años estudiando en la misma forma en que vas a un museo y te fijas en una obra de arte abstracto, pero que no esperas encontrar la verdad del capitalismo en su forma. Así que esta es la interesante sociología del conocimiento dentro de la profesión económica.

Pero entonces hay un desplazamiento paralelo, el final de Bretton Woods, que desencadenó la banca. Recuerda, Roosevelt se aseguró de que en la Conferencia de Bretton Woods, que diseñó la posguerra, la primera fase de la posguerra entre los años 1940 y 1971, 1.973. El estableció de que un tipo de persona no se podía permitir en la conferencia de Bretton Woods. ¿Sabes quienes eran esas personas?. Banqueros. Ningún banquero asistió a la Conferencia de Bretton Woods y esta era la orden explícita del FDR.

NOAM CHOMSKY: Y se notó.

YANIS VAROUFAKIS: Así que había bancos aburridos entre 1944 y 1971, pero después de 1971 y podemos hablar de por qué es así, de repente la banca se desata y su capacidad efectiva para ocuparse del dinero privado se convirtió en ilimitado y esencial para la segunda fase de la posguerra del capitalismo global, del capitalismo estadounidense, de la hegemonía estadounidense. Durante este desencadenamiento había necesidad de una cobertura teórica e ideológica, así que no culpo a mis colegas economistas por apretar el gatillo que creó tanta devastación en 2008 y antes de eso y después de eso, pero yo les culpa por proporcionar las condiciones económicas, los modelos matemáticos, los sermones que en manos de los financieros les permitía creer que lo que estaban haciendo estaba perfectamente bien, en consonancia con la ciencia, demostrable matemáticamente que era libre de riesgo, y por lo tanto les dio la fuerza mental y emocional para hacer mucho más daño de lo que hubieran hecho de otra manera .

NOAM CHOMSKY: De hecho, uno de los momentos más interesantes de la historia de la ciencia y la erudición es el 2008. Porque, como sabes, durante décadas los economistas habían estado declarando con gran presunción que entendían completamente cómo controlar y gestionar una economía. Había principios fundamentales, como la hipótesis del mercado eficiente, las expectativas racionales, y cualquier persona que aceptara esta era rechazado como una especie de, una extraña especie de idiota. Todo el sistema se derrumbó, todo el edificio intelectual colapsó de una manera muy sorprendente y no tuvo ningún efecto sobre la profesión.

YANIS VAROUFAKIS: Nada de eso. Bueno, pasó. Tuvo el efecto que cuando a veces vamos conduciendo por una autopista, y nos pasamos el límite de velocidad, condenarme si queréis, y me para la policía, durante los siguientes veinte minutos conduzco por debajo del límite de velocidad, pero no dura más de veinte minutos. Al rato, sigo como estaba. Esto es exactamente igual que la profesión del economista. Tuvieron un momento para –

NOAM CHOMSKY: Algunos lo hicieron.

YANIS VAROUFAKIS: Algunos, algunos se comportaron de forma humilde y durante una temporada fueron circunspectos, pero al cabo del tiempo lo olvidaron y siguieron enseñando las mismas porquerías a sus estudiantes. Pero lo importante, Noam, son dos pequeños detalles. No es que los economistas se lanzaran de cabeza a su matematizada religión, es lo que es, una religión con ecuaciones y unas pocas malas estadísticas. Lo que pasó fueron dos cosas.

La primera, hubo una especie de limpieza étnica de cualquiera que hubiera conservado su sentido común sobre la economía. Así que hubo economistas que desafiaron este punto de vista, y simplemente no fueron reproducidos por el sistema. Nunca consiguieron subvenciones, nunca tuvieron estudiantes de doctorado, sus estudiantes de doctorado no llegaron a lectores, nunca consiguieron ser asistentes de cátedra. Así que hubo una purga de ese tipo.

La segunda, que es mucho más interesante, es que las mentes maravillosas que crearon los modelos de equilibrio general, las más alta, los papas de la Iglesia Católica, no eran creyentes. Toma por ejemplo a Ken Arrow. Este es, ya sabes, y Gerard Debreu, que son los que, John Nash, establecieron los teoremas matemáticos en que se basa toda esta hipocresía.

Ahora, estas personas, Ken Flecha, recuerdo a principios de 1990, que estaba dando una charla en la Universidad de Nueva York. Había alrededor de veinte personas. Fue un papel muy matemático. Muy bien, así que estaba con entusiasmo entre ecuaciones y uno de los profesores allí presentes lo interrumpió y dijo: “Profesor Arrow, la ecuación 3.3 me recuerda el argumento a favor de este tipo de impuestos que se oponen a este tipo de impuestos” y Ken se detuvo inmediatamente y dijo: “Mi querido muchacho,” él era un poco condescendiente, creo que con razón, dijo, “Usted está confundiendo lo que es interesante, con lo que es útil. (risas) Esto es interesante. Si intenta aplicarla a la realidad, resulta peligroso “.

Así que los gurús, los papas, entendieron que esta teoría estaba examinando un mundo postcapitalista, un mundo sin mercado de trabajo, un mundo sin, ya sabes, la explotación laboral, sin monopolios, sin la más mínima de las capacidades de modificar los precios en el nombre de los empleadores, de los empresarios, de los conglomerados, un mundo sin firmas. Porque ¿qué es una empresa? Una empresa es una zona libre de mercado, es una jerarquía, es una pequeña Unión Soviética con Gosplan y planificación central. Si nos fijamos en Google, si nos fijamos en Microsoft, eso es lo que es.

NOAM CHOMSKY: Tienes el teorema de Coase, que es una gran ayuda.

YANIS VAROUFAKIS: Sí, pero el teorema de Coase se enseña durante cinco segundos y luego se olvida, con el fin de .. hacerles sentir que ellos han dicho algo sobre la razón por la cual las empresas existen. Pero entonces, en aquellos modelos que produjeron las políticas macroeconómicas que se aplicaron incluso bajo Clinton, especialmente bajo Clinton, no hay empresas, no hay tiempos, sin empresas, sin espacio, todo el mundo reside en el mismo punto en el espacio, por lo que hoy no hay costes de transporte ni nada de eso, por lo que se imaginan un mundo en el que la política económica se basa en modelos que asumen que no hay tiempo, espacio, empresas, beneficio, o evento económico.

dos2NOAM CHOMSKY: O monopolios.

YANIS VAROUFAKIS: Es hora de asustarse.

NOAM CHOMSKY: Sabes, tengo una pregunta de la que, estoy seguro, sabes la respuesta. Por tu experiencia, que me ha intrigado sobre los economistas contemporáneos. Tiene que ver con el FMI y tu experiencia como Ministro de Economía griego. Por lo que pude ver desde fuera, parecía como que los economistas del FMI fueran muy duros criticando las políticas de austeridad de la troika, pero el propio FMI la apoya totalmente. ¿Qué pasaba?

YANIS VAROUFAKIS: Bueno, esto es exactamente lo que estaba y está pasando en este mismo momento. Wikileaks filtró una maravillosa conversación entre mi viejo amigo Poul Thomsen, que se hizo un nombre al aplastar la economía griega y como resultado lo promovieron a jefe del FMI en Europa, (risas) y una señora rumana de nombre Delia Velculescu. Leed este intercambio, sólo leedlo, que salió hace unas semanas, Wikileaks, ir a mirarlo. Es fantástico, porque ellos están diciendo la verdad, y están diciendo exactamente lo que tu estás diciendo. Ellos están admitiendo que ellos – que Poul Thomsen y yo tuvimos esa conversación.

La primera vez que me encontré con el jefe del FMI en Europa fue en un hotel en París. Yo había sido elegido con el mandato de negociar una rebaja de la deuda griega contra la troika de los prestamistas, contra los deseos de los acreedores, pero al al mismo tiempo, tenía un mandato para negociar, no entrar en conflicto con los acreedores. Yo estaba preparado para entrar en conflicto si tuviera que hacerlo, pero mi intención era no entrar en conflicto, mi intención era llegar a un acuerdo honorable entre nosotros. Porque sabía que el gobierno alemán tenía un problema político muy serio para ir al parlamento federal en Berlín, en el Bundestag, y admitir que el dinero que habían dado a los griegos no era dinero para los griegos, sino para el Deutsche Bank, y por lo tanto no esperaban recuperarlo nunca. Así que esto es por lo que vamos a dar a los griegos una reestructuración. Eso es lo que la señora Merkel debería haber dicho al Bundestag, pero por supuesto esto no es algo que pudíera decir y mantenerse de canciller de Alemania.

dos3Así que sabía que los alemanes tenían un problema político admitiendo que lo que habían hecho, haber dado dinero a los griegos pero en realidad a los contribuyentes alemanes y restantes, ya que repartieron el riesgo, como hacen los buenos financieros, entre los restantes europeos. Efectivamente estaban rescatando a sus bancos por segunda vez en doce meses. Por supuesto que sabía eso y yo estaba tratando de encontrar una fórmula que permitiera que nuestra deuda fuera más manejable y menos tóxica para el pueblo griego y, al mismo tiempo, conseguir una especie de acuerdo político con Berlín que fuera tan apetecible para ellos que dijeran que sí al mismo.

Así en el primer encuentro con Poul Thomsen me presenté con una propuesta de conversión de la deuda, ingeniería financiera, en la que Wall Street es muy buena. No es la clase de cosa que uno espera de un ministro de izquierdas de economía, pero quería que las cosas funcionaran en ese punto, no entrar en conflicto con él. ¿Sabe lo que dijo? “Esto es demasiado suave. Tenemos que tomar una gran parte de su deuda y anularla, de inmediato “. Le dije: “Bueno, eso es música para mis oídos, Poul. ¿Cómo vas a convencer a Wolfgang Schäuble de hacer esto? ” “Este es un problema, ya sabes, pero encontraremos una manera.”

Así que en este nivel de discusiones bilaterales, incluso con la dirección del FMI, te das cuenta de que entienden lo que han hecho. Saben que han hecho algo repulsivo. Era un subterfugio lo que habían hecho. Había un plan de rescate para los bancos presentado como solidario con una nación hundida y estaban tratando de hacer algo al respecto. Pero luego, cuando se llegó a la solución final, como acreedores, se pegaron entre sí, se mantuvieron fieles los unos con los otros. Extendieron el rumor de que nuestro gobierno estaba presentando reivindicaciones imposibles, que no queriamos reformar, que no teníamos propuestas.

Fuimos a ellos con propuestas de ingeniería financiera de Wall Street, que no tenían nada que sugerir excepto las señales que emitían. Pero creo que la discusión más importante que tuve fue con alguien realmente importante en el FMI. El nombre no se mencionará. Mucho más importante que Poul Thomsen, imagina.

(risas)

Después de diez horas de negociaciones, cuando entramos en el meollo de la cuestión, se trataba de reuniones muy aburridos con ayudantes, con consejeros, con expertos, con el comité de pensiones y otro comité del IVA, al final terminamos juntos y tuvimos una discusión , discusión confidencial, tête-à-tête. Oí las siguientes palabras: “Yanis, por supuesto que tienes razón. Estas políticas que estamos tratando de imponerte con la que no se puede trabajar “. Pensé, “Oh, no”. No sé hasta donde lo entiendes. Es probable que no, eres Noam Chomsky, no lo haría. Tengo poca experiencia en este juego de chocar con poderes existentes a ese nivel.

Y en el fondo, si lo pienso, si me psicoanalizo a mí mismo, quisiera pensar que los adultos saben lo que están haciendo, y que yo soy un niño muy recalcitrante, a regañadientes, pero en el fondo, los adultos, las personas en el poder, en la cumbre del FMI, saben lo que están haciendo, y mis quejas y protestas, tal vez no son del todo precisas. Tal vez saben más de lo que lo hacen, pero cuando estas grandes personas giran a mi alrededor y dicen: “Tienes razón, no puede funcionar. Lo que estamos tratando de imponer a tu nación no puede funcionar. Pero, Yanis, tienes que entender que hemos invertido tanto capital político en este programa, no nos podemos volver atrás, y tu credibilidadmi credibilidad, “depende de la aceptación de la misma.” Creo que eso responde tu pregunta.

NOAM CHOMSKY: Pues bien, ¿cómo ellos – cómo reaccional los participantes en las deliberaciones de la troika a los documentos técnicos que están saliendo de los economistas del FMI, diciendo sus propios economistas, Blanchard y otros, diciendo, que estas políticas de austeridad en virtud de la recesión son sólo destructiva.

YANIS VAROUFAKIS: Es muy sencillo. Los ignoran.

NOAM CHOMSKY: ¿Qué dicen ellos?

YANIS VAROUFAKIS: En el Eurogrupo, estos nunca fueron mencionados. Los mencioné. Cité con pelos y señales sus propios estadísticas y a los economistas, como Olivier Blanchard y otros. Había también un notable estudio del FMI enseñando que la liberalización del mercado laboral, la eliminación de la protección laboral, de la protección sindical, de los derechos sindicales, la protección contra el despido injusto y todo eso, que eso al final es contraproducente cuando se trata de la competitividad y la productividad. El FMI salió con esto en la primavera de 2014. Un informe hermoso. Podría haber sido escrito por un economista progresista de la Nueva Escuela.

NOAM CHOMSKY: ¿Qué fue exactamente lo que concluyeron? – ¿qué conclusión tuvieron?

YANIS VAROUFAKIS: Se llegó a la conclusión de que estas reformas del mercado laboral con las que el FMI había estado presionando a los países de África, de Asia, de Europa, no funcionan, no mejoran la competitividad, sobre todo cuando la inversión es grande. Que es siempre mi argumento. Así que cité eso, también en el Eurogrupo. Igual podía haber cantado el himno nacional sueco. (risas). Daba lo mismo. Tienes que entender que estas reuniones son bastante brutales. Ellos ya han decidido lo que van a hacer. Los ministros son tratados como animales dañinos por sus propios cuidadores y por los representantes de la troika. Algo que muy poca gente sabe es que el Eurogrupo está en realidad dirigido por la troika, no por los ministros de Economía, los representantes elegidos de las naciones. Así que tienes la cabeza del Eurogrupo, que es por lo general, vamos a ser realistas, designados por el Dr. Wolfgang Schäuble. Luego junto a él se encuentra el verdadero gobernante de la Unión Europea, un caballero llamado Thomas Wieser, nadie ha oído hablar de él, pero es el que tiene el poder real.

NOAM CHOMSKY: ¿Cuál es su posición?

YANIS VAROUFAKIS: Él es el jefe del Grupo de Trabajo sobre el Euro, que es el gabinete que hay debajo del Eurogrupo.

NOAM CHOMSKY: El grupo inexistente.

YANIS VAROUFAKIS: Son el gabinete en la sombra de la inexistente Eurogrupo. Y este caballero ha sido hasta ahora …

NOAM CHOMSKY: ¿Cómo se establece el Eurogrupo? No aclaras esto en tu libro, solo dices que está ahí.

YANIS VAROUFAKIS: Creo que simplemente surgió, salio fuera de la concha como, ya sabes, Afrodita en Chipre. (risas). Mira, cuando creamos en nuestra infinita sabiduría, una moneda común y tuvimos un banco central común, pero sin un Estado que correspondiese a dicho banco central, y con un par de estados que no tienen un banco central, por que este banco central común fue creado con la condición de que no acudiría en ayuda de ninguno de los estados de los cuales sería el Banco Central. Ellos decidieron que así, de vez en cuando, los ministros de Economía de estas naciones que ahora no tienen un banco central, pero han creado un banco central común deberían reunirse y discutir la política económica para coordinarse. Esta es la forma en que surgió. No está en ningún tratado. ¿Sabes cómo me encontré eso?

NOAM CHOMSKY: Por lo que el Eurogrupo ¿se compone de los ministros de Economía?

YANIS VAROUFAKIS: Sí, bueno, esa era la idea inicial, los ministros de Economía, y uno de ellos lo preside. Antes Dijsselbloem, que es ahora el presidente, estuvo el jefe del mayor paraíso fiscal del mundo, Luxemburgo, un tal Jean-Claude Juncker.

NOAM CHOMSKY: Los Estados Unidos se están acercando.

YANIS VAROUFAKIS: No tanto como Luxemburgo, no tanto como Luxemburgo.

NOAM CHOMSKY: Un par de estados lo están consiguiendo.

YANIS VAROUFAKIS: Está cerca pero no tan mal …

NOAM CHOMSKY: No a ese nivel.

YANIS VAROUFAKIS: Sin embargo, desde esta zona del euro, que por cierto el euro es una copia exacta de la regla de oro de la década de 1920. Fue creado a imagen de la regla de oro de la década de 1920. Así que ya sabes lo que pasó con el estándar de oro de la década de 1920. Que dio lugar a los años veinte, con inmensa financiación, inmensa concentración del poder industrial, financiado por la consolidación del sector financiero y Wall Street 1929.

NOAM CHOMSKY: Y una enorme desigualdad.

Captura de pantalla_2016-07-28_11-50-10

continuara

tira.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s