🕌El mundo de Omar📙

No marcha firme por el Camino el hombre que no recogió el
fruto de la Verdad. Si pudo arrebatarlo al árbol de la Ciencia
sabe que los días pasados y los días por venir en nada
difieren del alucinante día de la Creación.
* * *
Más allá de la Tierra, más allá del Infinito, buscaba yo el
Cielo y el Infierno. Pero una voz grave me dijo: “El Cielo y el
Infierno están en ti”.marrano en charco
* * *
Nada me interesa ya. ¡Levántate para brindarme vino! Tu
boca, esta noche, es la rosa más bella del mundo… ¡Escancia
vino! ¡Que sea carmín como tus mejillas y mis
remordimientos ligeros como tus bucles!

* * *

Omar Jayam

Ghiyath al-Din Abu l-Fath Omar ibn Ibrahim Jayyam Nishapurí (en persa: غیاث الدین ابو الفتح عمر بن ابراهیم خیام نیشاپوری ) u Omar Jayam (Nishapur, entonces capital selyúcida de Jorasán —actual Irán—, c. 18 de mayo de 1048 — ibídem, c. 4 de diciembre de 1131) fue un matemático, astrónomo y poeta persa.1​2​ Su nombre suele encontrarse también escrito de acuerdo con la transcripción inglesa, Omar Khayyam (pues en inglés no existe el sonido de la “j” castellana que sí existe en persa). Igualmente, puede aparecer la versión árabe, Omar al-Jayyam u Omar ibn al-Jayyam. La traducción literal de su apellido es “fabricante de tiendas (de campaña)” (relacionada con la palabra española de origen árabe “jaima”) profesión de la que se supone habría tradición en su familia.

Representación de Omar Jayam,en Works of Edward FitzGerald
Información personal
Nombre en persa عُمَر خَیّام نیشابوری Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento c. 18 de mayo de 1048
Nishapur, Persia
Fallecimiento c. 4 de diciembre de 1131
(83 años)
Nishapur, Persia
Nacionalidad persa
Religión Islam y sunismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Matemático, astrónomo, poeta
Alumnos Al-Khazini Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Ruba’i Ver y modificar los datos en Wikidata
Wikipedia

Allá por la “transición” a esta cosa extraña que llamamos “democracia”,  el bar Keyam, curioso pero nunca fue el Jayam, era un bar donde se juntaban algunas de mis amistades. Este era famoso por los porros. Garito tipo autobus, tugurio largo y oscuro, y con el humo que desprendía no había manera de encontrar a nadie. El nombre le venía porque el dueño y regente del mismo, en algún momento había leído las Rubaiyat (Ruba`iyyat) y las paredes estaban empaladas con ellas, por supuesto todas eran relativas al vino, la juerga, el amor… Con el tiempo te das cuenta de lo curioso que resulta el asunto. Pues se sigue dudando de la autenticidad de dichas rubayat, se supone que muchas les fueron atribuidas falsamente. Como en el caso de Quevedo, que escribía tantas críticas tremendas contra sus enemigos en la Corte, que ya se le atribuye cualquier barbaridad apócrifa de la época.

Tiempo después me dio por preguntarme, que puestos a empapelar, podría haber empapelado las paredes con, por ejemplo..

BEN BAQI (Córdoba, s. XII)
ESCENA DE AMOR
Cuando la noche arrastraba su cola de sombra, le di a beber
vino oscuro y espeso como el almizcle en polvo que se sor-
be por las narices.
La estreché como estrecha el valiente su espada, y sus tren-
zas eran como tahalíes que pendían desde mis hombros.
Hasta que, cuando la rindió la dulce pesadez del sueño, la
aparté de mí, a quien estaba abrazada.
¡La alejé del costado que amaba, para que no durmiese so-
bre una almohada palpitante!

o por ejemplo:

ABU-L-HASAN ALI BEN HISN (Secretario de Mutadid de
Sevilla, s. XI)
EL REFLEJO DEL VINO
El reflejo del vino atravesado por la luz colorea de rojo los
dedos del copero, como el enebro deja teñido el hocico del
antílope.

o

(Abbu Al Qasim ben Al Saqqat)marrano en charco
FIESTA EN EL JARDÍN
A la sombra de aquel día
giraban los deseos
sobre nosotros cual esferasmarrano en charco
celestes de dicha.
Lo pasamos en un jardín
al que una nube, armada
con el acerado sable
del relámpago,
escanció la bebida
de la madrugada.
El rojo vino nos dio por almohadas
los macizos de murta,
y parecíamos reyes sobre el trono
de los verdes boscajes.
La mano del amor nos tejió
para la alegría:
nosotros éramos las perlas,
y los amores, los hilos.
Nos atacaban como lanzas
los pechos de las doncellas,
moviéndonos guerra,
y para defendernos no vestíamos
otra cota que nuestras pieles de fanak.
Ante nosotros se destapaban
caras deliciosas,
que parecían lunas
entre la noche de las trenzas.

para más información, pues “Poemas arabigoandaluces” de Espasa- Calpe, edición de Emilio García Gómez, sin ir más lejos.

Seguimos. Omar Jayam es uno de esos personajes de la historia que cautivan y enamoran, y si esa vida nos la reinventa un escritor como Amin Maalouf, ya sobran muchos comentarios.

SamarcandaDe acuerdo con la información de la wikipedia, Samarcanda es el segundo libro de Maaluf, siendo el primero “Leon el Africano“.

Utilizando la terminología flamenca “dos monstruos” de la literatura de finales del Siglo XX. “León el Africano” tan vinculada a la Granada y a los últimos días, años, del reinado nazarí. Basada en hechos reales y más concretamente en la vida de un gran geógrafo andalusí que terminó como esclavo-criado de un Papa, se lo regalaron como quien regala el útimo disco pirata de Lucho Gatica. Ese libro me gustó mucho más cuando en una libreria encontré “Descripción General del Africa y de las cosas peregrinas que allí hay” de Juan León Africano

9788493292379_gTras leerte “León el Africano” no sucede nada si te tomas la molestia de leerte esa Descripción General del África. la disfrutarás como marrano en charco.

Pero hay que volver a Maaluf y “Samarcanda”, esa maravillosa novela (¿estaremos exagerando la crítica?) No es una sola novela, no señor, son dos y además te da una bonita actualización sobre la historia de Iran-Persia/Persia-Iran y lo mismo te hace hasta pensar en la situación actual de dicho país y de la zona, de la cual no es nada extraño lo relatado en esta novela.

Nos hace reflexionar sobre las “maravillosas ventajas” y la “suerte” que han tenido los países que han sido “civilizados” y “modernizados” por las gentes pensantes de Europa. Ese Oriente Medio tan masacrado, destrozado, explotado, abandonado…. Pero no sus beneficios…

El uso y abuso de los ‘cazadores’ sobre los galgos

Encuentro entre Ángel Subiela y Miguel Ángel García Argüez: “Posiblemente este sea mi último  año de Carnaval»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: