⚖️Un sistema canalla se perpetra ante nuestras narices⚖️

telefonos
Cincuenta semanas de prisión por violar su fianza: Julian Assange en enero de 2020 en una camioneta de la policia camino de la prision de maxima seguridad de Londres Belmarsh.

Una acusación de violación inventada y pruebas fabricadas en Suecia, la presión del Reino Unido para que no abandonara el caso, un juez parcial, la detención en una prisión de máxima seguridad, la tortura psicológica – y pronto la extradición a los EE.UU., donde podría enfrentarse hasta a 175 años de prisión por exponer crímenes de guerra. Por primera vez, el Relator Especial de la ONU sobre la Tortura, Nils Melzer, habla con detalle sobre los explosivos hallazgos de su investigación en el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Daniel Ryser, Yves Bachmann (Fotos)

1. La policía sueca construyó una historia de violación

Nils Melzer, ¿por qué el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura está interesado en Julian Assange?

Eso es algo que el Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania recientemente me preguntó también: ¿Es realmente su objetivo principal? ¿Es Assange víctima de tortura?

Cual fue su respuesta?

El caso pertenece a mi jurisdicción de tres formas diferentes: En primer lugar, Assange publicó pruebas de torturas sistemáticas. Pero en lugar de que se persiguieran a los responsables de las torturas, es Assange quien lo está siendo. En segundo lugar, él mismo ha sido maltratado hasta el punto de que ahora muestra síntomas de tortura psicológica. Y en tercer lugar, va a ser extraditado a un país que mantiene a personas como él en condiciones de prisión que Amnistía Internacional ha descrito como tortura. En resumen: Julian Assange denunció el uso de tortura, ha sido torturado a su vez y podría ser torturado hasta la muerte en los Estados Unidos. Y ¿un caso como ese no se supone que es parte de mi área de responsabilidad? Mas allá de eso, el caso es de una importancia simbólica y afecta a todos los ciudadanos de un país democrático.

¿Por qué no se ocupó del caso mucho antes?

Imagine un cuarto oscuro. De repente, alguien ilumina el elefante de la habitación, a los criminales de guerra, a la corrupción. Assange es el hombre con el foco. Los gobiernos se quedan un momento en estado de shock, pero luego cambian el foco con acusaciones de violación. Es una maniobra clásica cuando se trata de manipular la opinión publica. El elefante una vez más desaparece en la oscuridad, detrás de los reflectores. Y Assange se convierte en el foco de atención en su lugar, y empezamos a hablar de si Assange esta patinando en la embajada o si esta alimentando a su gato correctamente. De repente, todos sabemos que es un violador, un hacker, un espía y un narcisista. Pero los abusos y crímenes de guerra que destapó se desvanecen en la oscuridad. Yo también me despisté, a pesar de mi experiencia profesional, tendría que haber estado más alerta.

Empecemos por el principio: ¿Qué le llevó a tomar el caso?

En diciembre de 2018, sus abogados me pidieron que interviniera. Inicialmente me negué. Estaba sobrecargado con otras peticiones y no estaba realmente familiarizado con el caso. Mi impresión, en gran parte influenciada por los medios de comunicación, estaba afectada por el prejuicio de que Julian Assange era de alguna manera culpable y que quería manipularme. En marzo de 2019, sus abogados se acercaron a mi por segunda vez porque los indicios mostraban cada vez mas que Assange pronto iba a ser expulsado de la embajada de Ecuador. Me enviaron algunos documentos claves y un resumen del caso e imaginé que mi integridad profesional exigía que al menos le echara un vistazo al material.

¿Entonces?

Me quedó claro que algo andaba mal. Había una contradicción que no tenía sentido para mí, con mi amplia experiencia legal: ¿Por qué una persona había estado sujeta a nueve años de investigación preliminar por violación sin que se hubieran presentado cargos?

¿Es eso normal?

Nunca había visto nada parecido. Cualquiera puede iniciar una investigación preliminar contra otra persona simplemente yendo a la policía y denunciándola de un crimen. Las autoridades suecas, sin embargo, nunca se interesaron en el testimonio de Assange. Ellos intencionadamente lo dejaron en el limbo. Simplemente imagínate estar acusado de violación durante nueve años y medio por todo un aparato estatal y por los medios de comunicación, sin tener nunca la oportunidad de defenderte porque no se han presentado cargos.

Dice que las autoridades suecas nunca se interesaron por el testimonio de Assange. Pero los medios de comunicación y las agencias gubernamentales han pintado un cuadro completamente diferente a través de los años: Julian Assange, dicen, huyo de la justicia sueca con el fin de evitar que lo declararan culpable.

Es lo que siempre pensé, hasta que empecé a investigar. Lo cierto es todo lo contrario. Assange comunicó a las autoridades suecas en varias ocasiones que quería responder a las acusaciones. Pero las autoridades no quisieron saber nada.

¿Qué quieres decir con eso? “¿Las autoridades no quisieron saber nada?

Permítame comenzar por el principio. Hablo sueco con fluidez y así pude leer todos los documentos originales. Apenas podía creer lo que veía: De acuerdo con el testimonio de la mujer en cuestión, nunca se produjo una violación. Y no sólo eso: El testimonio de la mujer fue cambiado posteriormente por la policía de Estocolmo sin su consentimiento, para que de alguna manera pareciera una posible violación. Tengo todos los documentos en mi poder, los correos electrónicos, los mensajes de texto.

El testimonio de la mujer fue cambiado posteriormente por la policía” – ¿cómo exactamente?

El 20 de agosto de 2010, en una comisaria de Estocolomo una mujer llamada S. W. se personó acompañada de una segunda mujer llamada A. A. La primera mujer, S. W. dijo haber tenido relaciones sexuales consentidas con Julian Assange, sin el uso de condón. Añadiendo que le preocupada haber sido infectada con el VIH y quería saber si podía obligar a Assange a hacerse una prueba de VIH. Estaba muy preocupada. La policía escribió su declaración e inmediatamente informó a los fiscales. Incluso antes de que el interrogatorio hubiera terminado, S. W. fue informada de que Assange sería arrestado bajo sospecha de violación. S. W. se sorprendió y se negó a continuar con el interrogatorio. Estando en la comisaria de policía, escribió un mensaje de texto a un amigo diciendo que no quería incriminar a Assange, que solo quería que se hiciera la prueba del VIH, pero la policía aparentemente estaba interesada en “ponerle las manos encima“.

¿Qué es lo que quiere decir?

S.W. nunca acusó a Julian Assange de violación. Se negó a participar en más interrogatorios y se fue a casa. Sin embargo, dos horas mas tarde, un titular aparecía en la primera pagina de Expressen, un tabloide sueco, diciendo que Julian Assange era sospechoso de haber cometido dos violaciones.

¿Dos violaciones?

Sí, porque había una segunda mujer, A. A. Que tampoco quiso presentar cargos; sólo acompañaba a S. W. a la comisaría. Ni tan siquiera fue interrogada ese día. Más adelante declaró que Assange la había acosado sexualmente. No puedo decir, por supuesto, si eso es cierto o no. Solo puedo señalar el orden de los acontecimientos: Una mujer entra en una comisaria. No quiere denunciar a nadie, pero quiere exigir una prueba de VIH. La policía decide que podría ser un caso de violación y un asunto para los fiscales. La mujer se niega a seguir con esa versión de los hechos y se va a su casa y escribe a un amigo que no era su intención, pero la policía quiere “ponerle las manos encima” a Assange. Dos horas mas tarde, el caso esta en el periódico. Como sabemos hoy en día, los fiscales lo filtraron a la prensa – y lo hicieron sin tan siquiera invitar a Assange a hacer una declaración. Y la segunda mujer, que supuestamente habría sido violada según el titular del 20 de agosto, no fue interrogada hasta el 21 de agosto.

¿Qué dijo la segunda mujer cuando le interrogaron?

Dijo que había puesto su apartamento a disposición de Assange, que estaba en Suecia para una conferencia. Un pequeño apartamento de una sola habitación. Cuando Assange estaba en el apartamento, llego a casa antes de lo previsto, pero le dijo que no era un problema y que los dos podían dormir en la misma cama. Esa noche, tuvieron sexo consensuado, con un condón. Pero ella declaró que durante el sexo, Assange había roto intencionalmente el condón. De ser eso cierto, entonces por supuesto, es un delito sexual – llamado “sigilo“. Pero la mujer también declaró que se dio cuenta después de que el condón se había roto. Esa es una contradicción que tendría que haber sido aclarada. Si no lo notó, entonces no puedo saber si el otro lo rompió intencionalmente. Ni un solo rastro del ADN de Assange o de A. A. se pudo detectar en el condón presentado como prueba.

¿Cómo se conocieron las dos mujeres?

No se conocían realmente. A. A., hacía de secretaria de prensa de Assange, habia conocido a S. W. en un acto donde S. W. llevaba un suéter de cachemira rosa. Al parecer, sabia que Assange estaba interesado en un encuentro sexual con S. W., porque una noche, recibió un mensaje de texto de un conocido diciendo que sabía que Assange paraba con ella y que a él, el conocido, le gustaría ponerse en contacto con Assange. A. A. respondió: Assange esta aparentemente durmiendo en este momento con la “chica del cachemira“. A la mañana siguiente, S. W. habló con A. A. por teléfono y dijo que se había acostado con Assange y que le preocupaba la posibilidad de haberse infectado con el VIH. Esta preocupación era aparentemente real, porque S.W. incluso fue a una clínica para la consulta. A. A. entonces le sugirió: Vamos a la policia – pueden obligar a Assange a hacerse una prueba de VIH. Las dos mujeres, sin embargo, no fueron a la comisaría mas cercana, sino a una bastante lejos donde una amiga de A. A. trabaja como mujer policía – que luego dudó S. W., inicialmente en presencia de A. A., que fuera la forma más adecuada. Hasta este punto, sin embargo, el único problema era, a lo sumo, la falta de profesionalidad. La malevolencia deliberada de las autoridades sólo se puso de manifiesto cuando difundieron inmediatamente la sospecha de violación a través de la prensa sensacionalista, y lo hicieron sin interrogar a A. A. y en contradicción con la declaración de S. W. También violó una clara prohibición de la ley sueca de divulgar los nombres de las presuntas víctimas o los autores en los casos de delitos sexuales. El caso llegó ahora a la atención de la fiscal jefe de la capital y ella suspendió la investigación de la violación unos días más tarde con la evaluación de que, si bien las declaraciones de S. W. eran creíbles, no había pruebas de que se hubiera cometido un delito.

Pero entonces el caso realmente siguió. ¿Por qué?

El supervisor de la mujer policía que había llevado a cabo el interrogatorio le escribió un correo electrónico diciéndole que reescribiera la declaración de S.W.

correo1

¿Qué cambió la mujer policía?

No lo sabemos, porque la primera declaración fue escrita directamente en el ordenador y ya no existe. Sólo sabemos que la declaración original, según el fiscal jefe, aparentemente no contenía ninguna indicación de que se hubiera cometido un crimen. En la forma editada dice que los dos habían tenido relaciones sexuales varias veces – consensuadas y con condón. Pero por la mañana, según la declaración revisada, la mujer se despertó porque él intentó penetrarla sin preservativo. Ella preguntó: “¿Llevas condón?” Él respondió: “No“. Entonces ella le dijo: “Mejor que no tengas el VIH” y le permitió continuar. La declaración fue editada sin la participación de la mujer en cuestión y no fue firmada por ella. Es una prueba manipulada a partir de la cual las autoridades suecas construyeron una historia de violación.

¿Por qué las autoridades suecas harían algo así?

El momento era decisivo: A finales de julio, Wikileaks – en cooperación con el “New York Times”, el “The Guardian” y “Der Spiegel” – publicó el “Diario de la Guerra de Afganistán“. Fue una de las mayores filtraciones en la historia del ejército de EE.UU.. Los EE.UU. inmediatamente exigieron que sus aliados inundaran a Assange con casos penales. No estamos familiarizados con toda la correspondencia, pero Stratfor, una consultora de seguridad que trabaja para el gobierno de EE.UU., aconsejó a los funcionarios estadounidenses aparentemente ahogar a Assange con todo tipo de acusaciones penales para los próximos 25 años. (continuará)

noticias

fascistas

3 comentarios en “⚖️Un sistema canalla se perpetra ante nuestras narices⚖️

  1. Es realmente escalofriante lo que nos muestras aquí Eulalio, parece mentira que un país como Suecia, que parece tan civilizado a los ojos del mundo, contacta tanta crueldad.
    Muy interesante este artículo.
    Un abrazo🌹

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: