🕌Las inmatriculaciones🕍

Observatorio de la LaicidadEuropa Laica explica el escándalo monumental que han supuesto las inmatriculaciones, desde que se aprobó la Ley Hipotecaria franquista de 1946 y su Reglamento, que otorgaba a los obispos la potestad de actuar como notarios e inmatricular a su nombre bienes no inscrito con un simple escrito, y que una reforma de Aznar (PP) en 1998 extendió a los bienes dedicados al culto. Otra reforma en 2015 eliminó este privilegio eclesiástico e impidió las acciones para declarar la inconstitucionalidad de esa ley franquista. Se calcula que unos 100.000 bienes han sido inmatriculados, de ellos 30.000 se sabe que desde 1998 a 2015. Sin embargo el listado de todo lo inmatriculado reclamado por la Coordinadora Recuperando, de la que Europa Laica forma parte, sigue sin publicarse, pese a que el Congreso así lo aprobó con el apoyo de los partidos del actual gobierno, o las reclamaciones de la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno para que se lleve a efecto su publicación. inmatri

logo-recuperando-1-520x245 ¿Pero qué son estos bienes registrados por primera vez o inmatriculados? En Derecho hipotecario, las inmatriculaciones hacen referencia a la primera inscripción de una finca en el Registro de la Propiedad. En este caso, se trata de las fincas o edificios que la Iglesia católica registró como propios sin tener que demostrar los derechos de propiedad sobre esos bienes.

De esta manera, entre 1998 y 2015 la Iglesia inmatriculó un “total de 34.984 fincas”. La comunicación en la que el Colegio de Registradores entrega el listado de estos bienes al ministerio de Justicia dice que “18.535 se refieren a templos de la Iglesia o dependencias complementarias a los mismos y 15.171 a fincas con otros destinos”, según ha podido comprobar Maldito Dato a través de una petición de acceso a la información pública. Estos son los únicos datos seguros a día de hoy sobre el listado.

La recopilación de estas inmatriculaciones, que pidió el Congreso de los Diputados y ha realizado el Colegio de Registradores, parte de 1998 porque ese año el Gobierno de Aznar reformó el Reglamento Hipotecario a través de un real decreto y permitió que la Iglesia ya no necesitara demostrar la propiedad antes de registrarlos por primera vez, ni siquiera de los templos.

cordoba

“Se suprime por inconstitucional la prohibición de inscripción de los templos destinados al culto católico”, reza la reforma. Esto supuso que la Iglesia a partir de ese momento ya no sólo pudiera inmatricular otros tipos de bienes, como podían ser casas, fincas rurales, monumentos o cualquier otro tipo de bien inmueble. Sino que ya podían inmatricular también los templos simplemente con un documento del propio obispado que los citase. Algo que hasta ese momento sucedía con cualquier bien de la Iglesia, excepto precisamente con los templos de culto.

Las armas que se fabrican en Quintanilla Sobresierra (Burgos) se venden a Arabia Saudí para la guerra de Yemen

De Chile a Colombia o al Líbano, de Hong Kong a París o Argelia, pasando por Ecuador y Bolivia, la violencia policial y estatal es la misma

«Ni zares ni sultanes». Una historia del anarquismo en el cáucaso

cosacos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: