⚖️Anoche Julian Assange me llamó (24 marzo). He aquí lo que hablamos⚖️

telefonos

Anoche, sonó mi teléfono. Era Julian. Desde la prisión. No era la primera vez que me honraba profundamente usando las pocas llamadas que la prisión le permite hacer para llamarme. Como en cualquier otra ocasión, cuando inesperadamente reconozco su voz, un torrente de emociones se desborda. La culpa, principalmente, por pensar que, en el momento en que la línea se desconecte, él permanecerá allí – en el lugar extremadamente oscuro al que ha sido confinado debido a una decisión que tomó hace mucho tiempo para ayudar al resto de nosotros a comprender lo que los poderes públicos han estado haciendo en nuestro nombre sin nuestro conocimiento o consentimiento.

Julian quería hablar de los efectos de Covid-19 en el mundo en que vivimos y, por supuesto, en su caso. Señaló que el manifiesto electoral de Jeremy Corbyn, que el establishment había criticado por ser demasiado radical, ahora parece irrazonablemente moderado. Nos reímos de la audacia de quienes le decían al pueblo de Gran Bretaña que era irresponsable gastar unas decenas de miles de millones en proporcionar una financiación adecuada al NHS y la asistencia social para todos, en convertir la banda ancha en un servicio público y en hacer que los ferrocarriles sean de propiedad pública para que funcionen correctamente – las mismas personas que, ahora que las grandes empresas y el capitalismo en general están en graves problemas parecen haber descubierto el árbol del dinero, anunciando que se inyectarán billones en la economía. Julian no sabía (¿cómo podría saberlo, cuando las autoridades de la prisión le niegan el acceso a los periódicos, a Internet, incluso a la BBC Radio 4?) que Boris Johnson había anunciado ayer temprano la nacionalización temporal de los ferrocarriles – viendo que los privados nunca pueden proporcionar un servicio decente en medio de una emergencia nacional.

Después de unos minutos durante los cuales nos permitimos disfrutar del Waterloo de los neoliberales, en manos de un ARN que el sistema simplemente no podía afrontar sin abandonar todas sus certezas, discutimos lo que esto significa para el futuro. Julián dijo, con razón, que esta nueva fase de la crisis está, como mínimo, dejándonos claro que todo vale, que todo es posible ahora. A lo que añadí que todo va de lo mejor a lo peor posible. Que la epidemia contribuya a crear una sociedad buena o mala dependerá, por supuesto, de nosotros, de que los progresistas consigan unirse. Porque si no lo hacemos, como en 2008 no lo hicimos, los banqueros, los pivotes, los oligarcas y los neofascistas demostrarán, una vez más, que son ellos los que saben cómo no dejar que una buena crisis se desperdicie.

¿Tendremos éxito? Julian tenía un comentario esperanzador sobre esto: Como mínimo, las organizaciones transnacionales como Wikileaks y DiEM25 habían perfeccionado las herramientas digitales para los debates y campañas en línea mucho antes de que Covid-19 entrara en escena. En cierta medida, estamos mejor preparados que otros.

Luego hablamos de su caso. Las condiciones de su prisión se están deteriorando. Ahora que las visitas se han detenido, su aislamiento está empeorando. Sus abogados están a punto de solicitar al tribunal la libertad bajo fianza. Si la salud de algún preso en la prisión de alta seguridad de Belmarsh está en peligro por la infección de Covid-19, es la de Julian. ¿El tribunal le concederá la libertad bajo fianza? No es probable. ¿Cambiará la nueva crisis las probabilidades de su extradición? Estamos de acuerdo en que la respuesta a la última pregunta es: probablemente, pero sólo un poco – ahora que el complejo de seguridad nacional en los EE.UU. y en el Reino Unido tienen cosas de las que preocuparse que no figuraban hace unas semanas.

Nuestra conversación duró diez minutos y un segundo. Luego el director de la prisión cortó la línea. El único hombre que conoce los peligros y dolores del aislamiento mejor que todos nosotros, había salido de él para darme a mí, a nosotros, una lección de diez minutos de cómo no perderlo mientras estoy confinado.

No se equivoque, querido lector: Julián está luchando por mantener sus facultades, para no perder la cabeza. Durante horas cada día en solitario lucha contra la oscuridad y la desesperación. Cuando suena lúcido, incluso divertido, por teléfono es porque ha trabajado durante 20 horas anticipando el momento en que tendrá que comunicar su versión de la historia, sus pensamientos, al mundo exterior. Nadie debería tener que vivir de esa manera.

Y así es que, ahora que todos estamos en cierto estado de aislamiento, la difícil situación de Julián – así como las ideas – debe darnos una pausa, y la causa, para descubrir en nosotros mismos el poder, y la solidaridad, necesaria para asegurar que esta crisis no se desperdicie – que los poderes inútiles y corruptos no terminen, una vez más, siendo los beneficiarios.

La fuerza de los lazos débiles

Desde veterinarios que pasan consulta online, hasta asesores laborales que ayudan en los ERTEs, desde redes vecinales hasta actividades escolares para hacer con niños, la solidaridad crece por todas partes

El capitalismo prepara una vuelta de tuerca contra los trabajadores tras el virus

Es obvio que la prioridad en este momento es la lucha contra el virus y el salvar todas las vidas posibles. En un segundo capítulo está el panorama económico que dejará la enfermedad. Las partidas (lo llaman liquidez en manos, fundamentalmente de las grandes empresas) que se dan desde el BCE y FMI, tendrán que ser devueltas y esto supondrá una merma en la economía en general y en las de las familias obreras en particular.

#SigoEnCasa

Los barrios de Granada se organizan. Aquí aparecen los diferente modos de ponerse en contacto con los grupos de apoyo, según zonas de la ciudad. !Apoyo mutuo y solidaridad! 🏴

Así se ha reducido la contaminación del aire en España tras las medidas contra el Covid-19

volveremos

2 comentarios en “⚖️Anoche Julian Assange me llamó (24 marzo). He aquí lo que hablamos⚖️

  1. Indudablemente que este virus va a cambiar por completo la economía mundial. La cuestión es ver cómo se van a repartir el gran botín de la ayuda económica que ya suma cifras estratosfericas. El diálogo es muy esclarecedor para conocer más aspecto del orden mundial. Muy buena lectura. Saludos y cuídate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: