🔍El coste de la “Nueva Forma de Mensaje en Instagram”🔭

Screenshot_20201104_224531

Si eres usuaurio de Instagram, probablemente te han bombardeado con las Historias de Instagram y las notificaciones sobre nuevas características como emojis, temas de chat, autoadhesivos y “mensajería multiplataforma” que te permitirán intercambiar mensajes directos con, y buscar, amigos que están en Facebook. Pero los insistentes mensajes para “Actualizar la Mensajería” minimizan el alcance de este cambio, lo cual desdibujará las líneas entre las dos aplicaciones en formas que podrían sorprender desagradablemente a los usuarios.

Imágenes de notificación que promueven nuevas características al actualizar la Mensajería en Instagram.

Pero es peor aún, si eliges aceptar la actualización, no te podrás volver atrás. La lectura de la letra pequeña en la parte inferior plantea dudas sobre si se trata de una mera actualización o de un sistema de mensajería completamente nuevo.

Cuando actualices, la versión antigua no estará disponible“.

2_new_way

Imágenes de notificación que promueven las nuevas características con letra pequeña en la parte inferior “Cuando se actualiza, la versión antigua no estará disponible“.

La “versión antigua” a la que se refiere Facebook es simplemente la aplicación de mensajería Instagram Direct. Y la “nueva versión” es un nuevo sistema de mensajería que vincula a Instagram y a Facebook.

Para decirlo de manera simple, ahora tienes el “Mensajero Instagram“. Después de la “actualización“, tienes en esencia el Facebook Messenger dentro de Instagram.

Concurso

En marzo de 2019 Facebook anunció su intención de fusionar Facebook Messenger, Instagram Direct y WhatsApp. El anuncio prometía nuevas funcionalidades de privacidad y seguridad en todos los ámbitos, incluyendo encriptación de extremo a extremo, mensajes efímeros y reducción de la retención de datos. La encriptación de extremo a extremo más allá de WhatsApp no ha llegado todavía, pero la mensajería multiplataforma entre Messenger e Instagram es claramente un paso en este gran plan. Y su ejecución parece estar en sintonía con la costumbre de Facebook de minimizar la extensión -y la invasión- de un movimiento empresarial para conseguir que los usuarios hagan clic en “ok“.

Cuando Facebook adquirió WhatsApp en 2014, a las autoridades antimonopolio ya les preocupaba lo que esto significaba para los consumidores. Los usuarios de WhatsApp habían optado por utilizar un servicio fuera de Facebook, y a muchos les preocupaba que no se tratara sólo de un intento de adquirir los datos de los usuarios y aplastar a los competidores, sino también de fusionar finalmente WhatsApp en el ecosistema de Facebook. Facebook prometió mantener los dos servicios operando por separado, y Facebook rompió esa promesa sólo dos años después, con una parecida notificación poco clara a los usuarios.

La adquisición de Instagram por parte de Facebook en 2012 trajo consigo la misma historia, preocupaciones y el fracaso de las autoridades para evaluar adecuadamente la adquisición. Ahora, esta última actualización representa otro paso hacia la fusión de Instagram con Facebook, y hace más difícil distinguir la una de la otra. No es una coincidencia que la versión “actualizada” de la aplicación de mensajería de Instagram no utilice el logo de Instagram o uno nuevo, sino el de Facebook Messenger.

En el anuncio inicial de 2019 sobre la fusión de las tres aplicaciones de mensajería, Facebook lo llamó un paso hacia la “interoperatividad“, diciendo: “Queremos dar a la gente una opción para que puedan llegar a sus amigos a través de estas redes desde la aplicación que prefieran“. Pero comunicarse a través de servicios que pertenecen y son operados por una sola compañía no es interoperatividad. Si acaso, Facebook no está tratando de hacer que sus mensajeros sean interoperables, sino que trata de hacerlos indistinguibles de los reguladores con preocupaciones de competencia y de intercambio de datos de los usuarios. Y, si esta actualización de Instagram es una indicación, los usuarios no tienen la oportunidad de hacer una elección clara e informada.

Elección

Las compañías tecnológicas como Facebook dominan el arte de distorsionar la elección y el consentimiento. Aquí, tienes la opción de cambiar al nuevo sistema de mensajería, pero no tienes la opción de volver a la versión anterior no vinculada de Instagram. Más importante aún, ocultar este detalle en la letra pequeña hace que sea una elección poco clara para los usuarios que están rodeados de notificaciones, pings y banners presionándolos para que hagan el cambio. Sin olvidar que la política de Facebook significa que este cambio eventualmente enlazará a tu nombre real.

Esto no es una actualización, sino un nuevo sistema de mensajería del que no se puede volver a cambiar. No hay nada especialmente innovador en tener colores en los chats, o nuevos emojis. Facebook podría haber añadido esto a la aplicación de mensajería Instagram Direct sin traer consigo la funcionalidad multiplataforma de Facebook Messenger. Estas son simplemente características presentadas para devaluar artificialmente uno de los sistemas, distraer de los cambios reales, y manipular a los usuarios para cambiar a un sistema diferente. Esto no es una “actualización”, sino un cambio forzado para desdibujar las líneas entre las aplicaciones propiedad de Facebook.

🇿🇦 Sudáfrica pide al Consejo de Seguridad que realice una visita a los territorios ocupados del Sáhara Occidental

🚭 Contra la industria de la muerte, embargo militar

Screenshot_20201105_172641


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: