📱 Multinacionales y trabajo esclavo ðŸ’»

Según el periódico británico The Guardian: se ha iniciado un juicio histórico contra las mayores empresas tecnológicas del mundo por parte de familias congoleñas que declaran que sus hijos han asesinados o mutilados durante la extracción de cobalto utilizado para las baterias de móviles, ordenadores portátiles y coches eléctricos.

An 11-year-old boy ferrying sacks of cobalt to a depot in the DRC.La demanda nombra como acusados a: Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla. Y ha sido  presentada en Washington DC por la ONG de derechos humanos International Rights Advocates en nombre de 14 padres e hijos de la República Democrática del Congo (RDC). La denuncia, que es el resultado de una investigación de campo realizada por el economista antiesclavista Siddharth Kara, acusa a dichas empresas de ayudar e instigar la muerte y las lesiones graves de los niños que, según afirma, trabajaban en las minas de cobalto en su cadena de suministro.

Screenshot_20201124_130437

Las familias y los niños lesionados solicitan una indemnización por los daños y perjuicios causados por el trabajo forzoso y una compensación adicional por el enriquecimiento injusto, la supervisión negligente y la imposición intencionada de angustia emocional.

Es la primera vez que alguna de estas empresas tecnológicas se enfrentan a tal desafío legal (esperemos que no sea la última y que cunda el ejemplo).

El cobalto es esencial para alimentar las baterías de litio recargables utilizadas en millones de productos vendidos por Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla cada año. La insaciable demanda de cobalto, impulsada por el deseo de tecnología portátil barata, se ha triplicado en los últimos cinco años y se espera que se duplique de nuevo a finales de 2020. Más del 60% del cobalto se origina en la República Democrática del Congo, uno de los países más pobres e inestables del mundo.

caraA1

Vista aérea del barrio Kasulo de Kolwezi. En la primera foto, tomada en mayo de 2016, sólo hay viviendas. En mayo de 2019, Congo DongFang International Mining (una subsidiaria de la compañía china Huayou Cobalt) ha construido una explotación minera, con un perímetro amurallado y edificios de procesamiento (en azul). Las lonas rosadas cubren los túneles utilizados para la minería. Imagen cortesía del CNES/Airbus DS, producida por Earthrise.

La extracción de cobalto de la RDC está relacionado con abusos en los derechos humanos, la corrupción, la destrucción del medio ambiente y el trabajo infantil.

En la demanda se sostiene que Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla ayudaron e instigaron a las empresas mineras que se beneficiaran del trabajo de los niños, que fueron obligados a trabajar en condiciones peligrosas, condiciones que, en última instancia, provocaron muertes y lesiones graves.

Las familias argumentan que sus hijos trabajaban ilegalmente en las minas de la compañía minera británica Glencore. La documentación presentada en el juicio alega que el cobalto de las minas, propiedad de Glencore, es vendido a Umicore, un comerciante de metales y minería con sede en Bruselas, que luego vende cobalto , a Apple, Google, Tesla, Microsoft y Dell.

En los documentos del tribunal, las familias congoleñas describen cómo sus hijos se vieron impulsados por la extrema pobreza a buscar trabajo en grandes explotaciones mineras, donde afirman que se les pagaba tan sólo 2 dólares (1,50 libras esterlinas) al día por un trabajo agotador y peligroso de excavación de rocas de cobalto con herramientas primitivas en túneles subterráneos oscuros.

Las familias afirman que algunos de los niños murieron en los derrumbes de los túneles, mientras que otros quedaron paralizados o sufrieron lesiones para toda la vida.

Una de las principales alegaciones de la demanda es que Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla eran conscientes y tenían “conocimiento concreto” de que el cobalto que utilizan en sus productos está relacionado con el trabajo infantil realizado en condiciones peligrosas, siendo cómplices del trabajo forzado de los niños.

Children digging for  cobalt near Lake Malo in DRC.

Niños cavando en busca de cobalto cerca del lago Malo. Fotografía: Siddharth Kara

Los documentos del tribunal afirman que Apple, Dell, Microsoft, Google y Tesla tienen la autoridad y los recursos para supervisar y regular sus cadenas de suministro de cobalto y que su incapacidad para hacerlo contribuye a las muertes y lesiones sufridas por sus clientes.

En las visitas a las minas de la RDC fui testigo de la asombrosa desigualdad, el dolor y la miseria en el fondo de una cadena de suministro a la que todos estamos conectados a través de los dispositivos que utilizamos cada día“, declara Kara.

Independientemente del resultado de esta acción legal, las voces de los niños que perdieron sus vidas en estas minas serán escuchadas por primera vez en un tribunal de justicia“.

Un portavoz de Glencore dijo: “Glencore toma nota de las alegaciones contenidas en una demanda de EE.UU. presentada el 15 de diciembre de 2019“.

Screenshot_20201124_122438

Screenshot_20201124_175809

⛵️ ¿Es el buque escuela de la armada española Juan Sebastián Elcano un escondite seguro para el tráfico internacional de cocaína?

No queremos un mundo sin librerías: declaradlas como servicio esencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: