📚La conjura del ruiseñor📖

tokill📙Un libro siempre es un buen compañero, bueno, el “siempre” se presta a análisis y discusión ¿es mejor un libro repulsivo a un no libro? Cuando era joven tenía como orgullo terminar todo libro que comenzaba, hasta que tropecé con el primer que no se dejó. Entonces aprendí que, lo mismo hay libros que te gusta leer dos, tres y quinientas veces, hay otros que no tienen porque resistir una primera lectura. Confieso y recuerdo (por hablar de dos buenos libros) que mientras “100 años de soledad” lo leí en una noche, “Paradiso” me costó consolidar su lectura varios intentos, un barroquismo insular tremendo.

hhay dos libros que forman parte de esa lista que me gusta leer o releer de vez en cuando. Es más, me gusta releerlos unas veces en su lengua original, o en una buena traducción al castellano. Una buena traducción siempre invita. Aún recuerdo la comparación, o estudio comparativo más bien, que hice hace años entre un relato de Allan Poe traducido por Córtazar y el mismo relato traducido por un buen traductor profesional, pero que no era escritor. Las diferencias eran notables, pero claro, tras lo notable, el paso siguiente: ¿es la traducción otra forma de creación? ¿Debe el traductor adaptar los juegos lingüísticos del relato a su propia lengua?… etc etc.

Creo, pero ni afirmo ni niego, que mi primera noticia de “Matar un Ruiseñor” fue a través de aquella magnífica adaptación de Robert Mulligan (1963), con el gran Gregory Peck, Gregorio Pérez que decía mi madre, junto a Mary Badham, Brock Peters, Phillip Alford, John Megna, Frank Overton, Rosemary Murphy y Robert Duvall, realizada para Universal Pictures y galardonada con muchísimos prémios. Película, que al igual el libro, me gusta ver de vez en cuando.

Captura de pantalla de 2021-04-25 12-46-07

Excelente reportaje hecho por TVE sobre la película.

Pero volviendo al libro, la novela se deja leer sola, se va deslizando sin interrupción, comienzas en un ambiente tórrido, húmedo, pueblerino, apacible, en un pueblo llamado Maycomb, en el que vas descubriendo, poco a poco, lo que es el Sur Profundo y su asfixiante ambiente. Descubres como para la población negra el mundo no ha cambiado mucho, entonces y parece que ahora tampoco, desde Gettysburg. Hay escenas inolvidables, no ya la de la iglesia, o la sala del juicio, sino la de la relación del padre, un siempre convincente Gregorio P en el papel de Atticus, con los hijos. El personaje de Scout está genialmente interpretado, por no hablar de su hermano o el de ese psicópata que tienen por amigo y que de mayor llegaría a ser un psicópata escritor. Nunca me ha gustado “A sangre fría“.

Es una novela entra̱able, que sin dejar de serlo te introduce en un ambiente racista y reaccionario que descubre, muestra y denuncia. Hasta hace poco fue la ̼nica obra de su autora y Рaparentemente protagonista de la misma РHarper Lee. Poco antes de su muerte se p̼blico otra obra suya, escrita antes que esta, en la cual Atticus no sale tan bien parado.
matarun

¿quieres el libro en castellano? Clic sobre el mismo

La versión castellana es una buena traducción, sobre todo teniendo en cuenta las distintas formas dialectales que nos aparecen en el original, no es el mismo inglés que habla Atticus, que el del Sherif, por no hablar de los otros blancos que aparecen, y si nos vamos al de los negros, la mejor comparación es cuando Calpurnia, la mujer negra que los ha criado, habla en la casa con ellos y cuando los lleva a su casa descubren que Calpurnia es otra persona muy distinta, siendo la misma, y eso se expresa también en la lengua. Ese uso del lenguaje es complejo y dificil y es muy complicado pasarlo a otra lengua, pues los ritmos, usos y expresiones, con respecto a la lengua madre, de un negro del Sur Profundo de los EEUU no se parecen mucho al castellano caribeño, por ejemplo. Luego volveré al mismo tema de la lengua. En fin, recomiendo tanto la novela, como la película. tokill

¿quieres el libro en inglés? Clic sobre el mismo

fili

la conjuraVayamos al segundo.

Nueva Orleans es una de esas ciudades de los EE.UU que nunca me había llamado la atención – a decir verdad es la primera y única ciudad de los EE.UU que me ha llamado la atención y por este libro-, me la imaginaba en un ambiente muy parecido, por no decir igual que al de Maycomb, pero en ciudad y portuaria, con grupos callejeros haciendo jazz (claro). Me bastó la lectura de la “Conjura de los necios  / A confederancy of dunces“, para hacerme una idea distinta de la ciudad, la trasladé mentalmente desde el Caribe al Mediterráneo, algo parecido, pero un poco antes, de aquello de “La Habana es Cádiz con mas negritos, Cádiz es la Habana con más salero“.trabajadorIgnatius J. Reilly es un ser inadaptado, anacrónico, disparatado, francamente repugnante, “como unas maracas” o “peor que las maracas de Machín” se dice en mi tierra, pero que habla un inglés exquisito y Confederacyque sueña con el modo de vida medieval. Todo el tiempo se dedica a rellenar de su puño y letra cuaderno tras cuaderno en los que plasma su visión del mundo. Pero, la diosa Fortuna, en contra de su voluntad, lo sume en ese mundo capitalista que tanto odia, viéndose obligado a someterse a lo que él considera una forma de esclavitud: el trabajo. Su actividad laboral y vital es el hilo que une y da sentido a toda la novela y le permite conocer a los otros personajes, igual de estrambóticos y entrañables que Ignatius: su amiga (una buena caricatura de los yippies) y a todos los demás  muy bien presentados, desde los guys del barrios francés, pasando por los inútiles aristócratas del dinero, el buen funcionario –privado-, el poli y su tía: dos elementos tiernos, absurdos y creíbles, los negros – sin futuro – y su comunidad, terminando con su sacrificada madre. El resultado es un despiadado retrato del género humano y sus miserias, dotado de un realismo extremo. Tal como dice el prologuista, a pesar de las carcajadas que te proporciona la novela, no puedes dejar de sentir, al mismo tiempo, una cierta tristeza. Por un lado, debido al trasfondo dramático de la novela y, por el otro, por la tragedia del propio autor, que se suicidó con poco más de treinta años, según parece porque nadie le quiso publicar la novela.  (Cervantes murió en la más absoluta pobreza, por no hablar de Vincent van Gogh).

ImprimirEn está novela, al igual que en la anterior. Aparece ese magnífico estudio de las diferentes formas del habla del inglés norteamericano, no es el mismo inglés el de Ignatius, que el de los italianos, o los festeros mariquitas del barrio francés, por no hablar del que hablan los negros. Es muy interesante su lectura-estudio en la lengua original y admirable la gran imaginación de los traductores para hacer posible mantener algo parecido en castellano.

Es una novela que hay que leerla varias veces, pues en una primera lectura te pierdes matices, descripciones, entendidos. Si llegas a meterte tanto a la novela que incluso piensas en leerte “La consolación de la filosofía” , entonces, lo mismo tienes que pensar en pedir hora al psiquiatra.

 📢🅰️“Y MIENTRAS TANTO, EN LA SELVA LACANDONA…”

‼️Israel detiene a la española Juana Ruiz Sánchez -Juani- por su trabajo humanitario en Palestina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: