💩Los trapos sucios del RU en el Pŕoximo Oriente🇬🇧

desclasi

https://i1.wp.com/clipartmag.com/images/letter-l-clipart-13.pngos proyectos de colaboración británicos para apoyar a las fuerzas de seguridad palestinas parecen ser tanto para ayudar a detener las amenazas a Israel, la potencia ocupante, como tratar de mejorar la construcción del Estado palestino.tortuga

  • Declassified revela que el Reino Unido tiene siete militares del ejército y las fuerzas aéreas en Cisjordania, entrenando a las fuerzas de seguridad palestinas
  • Los manifestantes palestinos se enfrentan a fuerzas de seguridad con formación británica en la Cisjordania, Jordania y el Líbano
  • Las autoridades libanesas reciben capacitación financiada por el Reino Unido para prevenir los “puntos conflictivos” entre las “comunidades volatiles” en los campamentos de refugiados palestinos
  • El equipo de antidisturbios de Jordania que intervino en la protesta fronteriza de la semana pasada en Cisjordania fue entrenado por el Reino Unido

El Reino Unido está llevando a cabo un proyecto de ayuda multimillonario en la Cisjordania ocupada por Israel para desarrollar fuerzas de seguridad palestinas “más capaces” que puedan prevenir la “potencial ola de violencia contra Israel”.

El proyecto, gestionado conjuntamente por el Ministerio de Defensa (MOD) y el Ministerio de Asuntos Exteriores y que durará hasta el 2022, tiene como objetivo “ocuparse de las amenazas a Israel originadas en la Franja Occidental”.

También se propone fomentar la capacidad de las fuerzas de seguridad palestinas para promover la “cooperación en materia de seguridad con Israel”.

El proyecto —el Programa de Capacitación, Responsabilidad, Sostenibilidad e Inclusividad— proporciona apoyo a las fuerzas de seguridad interna de la Autoridad Palestina (PA), el gobierno provisional de la Franja Occidental creado en 1994 como parte de los Acuerdos de Oslo. Costó £3.3 millones el año pasado.

Aunque algunos palestinos consideran que la Autoridad Palestina es legítima, muchos la critican por actuar como subcontratista de seguridad para la ocupación israelí. Mahmoud Abbas, el líder de la Autoridad Palestina desde 2005, declaró que la colaboración con las fuerzas de seguridad israelíes es “sagrada”.

Las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina han intentado a menudo bloquear manifestaciones en los puestos de control o asentamientos israelíes en la Franja Occidental, y han espiado a los rivales políticos de Abbas, en el pasado con la guía de la agencia de inteligencia británica MI6.

bangEl viernes 14 de mayo, The Times of Israel publicaba que a pesar de los desalojos previstos de palestinos en Jerusalén y de las acciones militares israelíes en Gaza, “La Franja Occidental todavía no ha visto un levantamiento a gran escala. Parte de ello se debe a la cooperación entre Israel y la Autoridad Palestina, ya que ambas partes están trabajando estrechamente para mantener la situación bajo control.”

Cuando cientos de manifestantes se reunieron en las ciudades de Cisjordania la semana pasada, se vio como las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina trataban de dispersar a los manifestantes en Jenin.

El proyecto británico, financiado con su programa de ayuda oficial, tiene como objetivo mejorar la imagen de la Autoridad Palestina entre los palestinos, abordando la “percepción de corrupción” y fortaleciendo su “legitimidad y capacidad para gobernar”.

El proyecto ha permitido a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina aprender “los conocimientos necesarios para ejecutar y supervisar la prestación de servicios de seguridad”, así como facilitar su “capacidad para desarrollar, gestionar e impartir capacitación al personal del sector de la seguridad”.

También ha promovido la “coordinación efectiva” entre las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina y la “comunidad local”. El Reino Unido dice que quiere “una seguridad de la AP más capaz, responsable, sostenible e inclusiva”.

No obstante, Human Rights Watch ha pedido a la comunidad internacional que suspenda su apoyo a ciertas unidades de seguridad de la Autoridad Palestina, a las que acusa repetidamente de detener a periodistas y torturar a activistas.

El programa británico de 1,3 millones de libras se financia con cargo al Fondo de Conflicto, Seguridad y Estabilidad (CSSF), que un comité parlamentario ha comparado con un “fondo de reptiles” para financiar proyectos que no “competen a las necesidades de seguridad nacional del Reino Unido”.

Un desglose de los fondos del programa muestra que el Ministerio de Defensa recibió 2,3 millones de libras en 2017-18 para el “Equipo de Apoyo Británico” con sede en Ramallah en la Ribera Occidental, mediante el cual se organizaba la capacitación de las fuerzas palestinas.

Una solicitud de libertad de información de Declassified encontró que el equipo está integrado por siete militares británicos procedentes del ejército y la fuerza aérea y está dirigido por un brigadier.

‘Consecuencias para la estabilidad ’

Un proyecto de ayuda británico relacionado que implica £138 millones de gasto, se centra en mejorar la capacidad de la Autoridad Palestina para “ayudar a reducir el potencial de los grupos extremistas en aprovecharse de un vacío en la seguridad”.

El gobierno del Reino Unido señala que “la mejora de los servicios gubernamentales es un factor importante para contrarrestar el reto de los elementos extremistas que acusan a la Autoridad Palestina de un desempeño deficiente y dejación de servicios”.

Añade: “Mucho del apoyo político a Hamás se basa en su cuidado en la atención a la salud y bienestar social de los palestinos”.

boliviaHamás, el principal grupo de oposición a Israel en Gaza, ha dirigido el territorio desde que ganó las elecciones en 2006 antes de expulsar a las facciones políticas rivales en una guerra civil reciente. Su ala militar ha sido proscrita como organización terrorista por el gobierno del Reino Unido y su policía supuestamente ha torturado a personas detenidas.

Los documentos del proyecto del Reino Unido advierten de un “declive significativo en la autoridad y capacidad de la Autoridad Palestina” si su programa de ayuda no avanzaba. Esto “tendría graves consecuencias para la estabilidad”, añade.

Los proyectos británicos se basan en el apoyo declarado del gobierno a una “solución de dos estados” que vería un estado palestino junto a Israel.

“El Reino Unido apoya la reforma del sector de la seguridad palestina porque una FSAP capaz [Fuerzas de Seguridad de la Autoridad Palestina] es un requisito previo para una solución de dos estados en el conflicto israelí-palestino”, señala el programa.

Sin embargo, el aumento de los asentamientos israelíes en la Franja Occidental ha hecho cada vez más improbable un Estado palestino. Muchos analistas argumentan que la “solución” de dos estados resulta inviable.

El apoyo británico a las fuerzas de seguridad palestinas lleva en vigor desde hace, al menos 17 años, y, según un documento, también tiene por objeto “abordar las causas del conflicto para reducir las posibles amenazas de seguridad al Reino Unido”.

‘Comunidades volátiles ’

ODeclassified-Palestine-inset-3-768x1445tro desafío potencial para la ocupación israelí proviene de los refugiados palestinos en Jordania que cruzan la frontera de la Ribera Occidental para regresar a sus tierras, ya que cientos lo intentaron el viernes pasado.

La policía jordana respondió con gas lacrimógeno y disparos al aire. Fotos de la protesta muestran que la Gendarmería jordana (o Darak en árabe) fue desplegada para sofocar la protesta. De 2016 a 20, el Darak recibió capacitación financiada por el Reino Unido sobre espionaje y “protección de infraestructura crítica” a través de otro esquema CSSF con un presupuesto de 5 millones de libras al año.

Los vehículos blindados para el Darak han sido fabricados en Jordania a través de una empresa conjunta con Jankel, compañía de armas británica con sede en Surrey. Se han suministrado algunos vehículos del mismo tipo a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina.

El Reino Unido también ha gastado al menos 18,5 millones de libras en programas de “seguridad” y “estabilidad” en el Líbano en parte para inculcar “responsabilidad entre los que viven en los campamentos palestinos” que se describen como “comunidades volátiles”.

Cerca de 300.000 refugiados palestinos viven en el Líbano, la mayoría en una pobreza extrema.

El “programa de seguridad” en el Líbano, dirigido nuevamente por el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Relaciones Exteriores, tiene el objetivo declarado de ofrecer “seguridad interna y externa”. Promueve esto a través de “equipamientos, capacitación y orientación” a las fuerzas armadas libanesas al tiempo que mejora el “servicio” proporcionado por las Fuerzas de Seguridad Interna (ISF), una unidad de policía militarizada.

Un proyecto se centra en “la prevención de la violencia y el extremismo violento en los puntos calientes (incluidos los campamentos palestinos)” y “aumentar la resiliencia de las comunidades volátiles (incluidos los refugiados palestinos)”.

Algunas de las actividades de capacitación en materia de policía comunitaria para las fuerzas de seguridad libanesas han sido impartidas por Cooperación en el Extranjero de Irlanda del Norte (NI-CO), una empresa estatal con acceso a oficiales del Servicio de Policía de Irlanda del Norte.

A partir de este entrenamiento, Human Rights Watch acusó repetidamente a la ISF de usar fuerza excesiva contra los manifestantes antiausteridad en la capital libanesa, Beirut, recientemente en agosto pasado, cuando más de 700 personas resultaron heridas con fuego real y disparos al aire.

El grupo político y militar libanés Hezbollah es popular entre la población palestina de refugiados del país, y la financiación occidental para las fuerzas de seguridad libanesas está destinada en parte a contrarrestar la influencia de Hezbollah.

En la guerra de 2006 entre Israel y Hezbolá en el Líbano, el grupo islamista fue ampliamente visto como el vencedor. Hezbollah fue agregado en 2019 a la lista del gobierno del Reino Unido de grupos terroristas proscritos.

Las notas del programa del Reino Unido señalan que “la amenaza de los grupos terroristas ha evolucionado y viene cada vez más de las comunidades vulnerables libanesas, incluidos los campamentos de refugiados palestinos”.

En un proyecto separado que se ejecutó entre 2016 y 19, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido gastó anualmente 3,6 millones de libras para hacer frente a las tensiones entre las comunidades palestina y libanesa del país. El objetivo fue “aumentar la cohesión social, la participación y la responsabilidad entre los que viven en los campamentos palestinos”.

Un proyecto centrado en la juventud palestina trataba de “aumentar la estabilidad social en los campamentos y encuentros palestinos [en el Líbano]” mediante la capacitación y la orientación, al tiempo que involucraba a los “líderes religiosos en las actividades de solución de conflictos”.

Estaba “enfocado” a jóvenes en riesgo y se proponía “reducir el atractivo de las organizaciones extremistas violentas”. Procuraba garantizar “los jóvenes en los campamentos palestinos en el Líbano… cambiar su mentalidad de interés o participación en el extremismo violento para convertirla en una fuerza constructiva”. DM

Matt Kennard es jefe de Investigaciones, Mark Curtis es editor y Phil Miller es reportero del personal, en Declassified UK, una organización de periodismo de investigación que cubre el papel del Reino Unido en el mundo.

🏴Censo de anarquistas en la Resistencia francesa y redes de evasión. 1ª parte

🐃Plataformas descentralizadas libres para una transición hacia la soberanía digital

Un comentario en “💩Los trapos sucios del RU en el Pŕoximo Oriente🇬🇧

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: