🚔La Batalla de Cable Street âš”️

batalladecablestreet

El BUF surgió en 1932 de la extrema derecha británica, tras la derrota electoral de su antecedente, el Nuevo Partido (New Party), en las elecciones generales de 1931. La fundación del BUF contó inicialmente con apoyo popular, y atrajo a un número considerable de seguidores, llegando a tener 50.000 miembros según el propio partido. El barón de la prensa Lord Rothermere fue uno de los primeros partidarios. Sin embargo, a medida que el partido se volvía más radical, el apoyo disminuía. El mitin de Olympia de 1934, en el que varios manifestantes antifascistas fueron atacados por el ala paramilitar del BUF, la Fuerza de Defensa Fascista, aisló al partido de gran parte de sus seguidores. La adopción por parte del partido de un antisemitismo de tipo nazi en 1936 condujo a interrupciones antifascistas cada vez más violentas.

Oswald Mosley – dirigente del partido, que había estado en los partidos conservador y laborista y luego formó la Unión Británica de Fascistas, – anunció una revista de las fuerzas el 4 de octubre. Se concibió una marcha de formaciones fascistas paramilitares para intimidar a los trabajadores del East End (era un claro intento de emular la marcha de Mussolini sobre Roma). A pesar de todas las protestas y peticiones de que no se permitiera la celebración de la marcha, las autoridades dieron el visto bueno. El gobierno patrocinó y ayudó a los fascistas de todas las maneras posibles. Unos 10.000 policías de todo Londres fueron llamados para vigilar a los camisas pardas y darles paso libre.

Más de 100.000 trabajadores, residentes del East End, diversos colectivos antifascistas incluyendo judíos locales, socialistas, anarquistas, irlandeses y militantes comunistas detuvieron la marcha fascista de Oswald Mosley sobre Londres. Los fascistas fueron defendidos por la policía, los jinetes con porras despejaron el camino a los Camisas Negras, los caballos pisotearon a la gente, pero los trabajadores resistieron – con sus puños, piedras, palos, lo que fuera. Ese día se levantaron barricadas en el este de Londres.

Y los fascistas… no llegaron. Unidos bajo el lema «No pasarán», los trabajadores bloquearon las calles del este de Londres. La policía se abalanzó sobre la multitud en un intento de dar paso a Mosley. Se produjo una batalla general, con los contramanifestantes levantando barricadas. Mosley se vio obligado a retirarse con el rabo entre las piernas teniendo que ser evacuado del lugar por la policía.

«La derrota en Cable Street en 1936 fue un duro golpe para Mosley. Temeroso de la energía organizada de la clase obrera, el movimiento fascista vaciló. El espectáculo de los trabajadores decididos obligó a los fascistas a detener su ofensiva. Esto provocó la desmoralización en sus filas. La batalla de Cable Street demostró claramente que sólo una acción decidida puede erradicar la amenaza del fascismo«, dijo Ted Grant, participante directo en la batalla de Cable Street.

Con el tiempo, se erigió una placa en Cable Street para conmemorar el acontecimiento, se pintó un mural gigante en la pared de una casa y The Men They Couldn’t Hang grabó una gran canción antifascista con una letra pegadiza:

marcha

👎🏽El gobierno de los EE. UU. ordena a Google que proporcione datos sobre cualquier persona que escriba ciertos términos de búsqueda

💩Las facturas detalladas de Iberdrola indicarán a qué político se está apadrinando

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: