🔴⚫️El luchador anarcosindicalista irreductible: Cipriano Damiano🏴

siendo todavía un niño empezó a trabajar en Málaga vendiendo golosinas y periódicos, como aprendiz de zapatero o como mozo en la construcción para ayudar a su familia; por lo que su formación se desarrolló en el mundo laboral y a través de la lectura autodidacta.

En 1931, con 14 años, se afilió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) tras conocer el levantamiento de Jaca de diciembre de 1930 y el fusilamiento de los capitanes Galán y García Hernández, que le afectaron mucho. El 16 de mayo de 1931 sufrió la primera de las muchas detenciones que padeció; hasta 1937 ya llevaba tres años de prisión y sumaría un total de veintidós años a lo largo de su vida: fue detenido en 10 ocasiones y pasó por 4 batallones de trabajo y campos de concentración, entrando 12 veces en prisión (tres de ellas durante la República) y logrando huir en 9 ocasiones, una de ellas de la Jefatura de Policía de Barcelona en Vía Layetana 

Fue uno de los fundadores de las Juventudes Libertarias de Málaga, de la Federación Local de la cual fue secretario para más tarde ejercer el mismo cargo en la Federación provincial alternando este cargo con el de secretario del Sindicato Único de la Alimentación de la CNT.

losanarquistasEn 1935 militó en el grupo de afinidad malagueño “Los Amantes de la Luz” junto a Laya, Antonillo, El Chófer, Roa, Juan Santana Calero y Antonio El Carbonero. En 1936 fundó el semanario anarquista malagueño Faro (1936-1937) y colaboró en diversos periódicos (Emancipación, de Almería; Fragua Social; Hombres Libres de Guadix, Orto y Umbral). Alternando así durante un tiempo la secretaría del comité provincial de las juventudes libertarias con la labor de relaciones externas y administrativa del Faro y con visitas esporádicas al frente, hasta que Málaga cayó el 6 de febrero del 37 y tuvo que huir hacia el norte. Recorrió a pie los 223 kilómetros que separan Málaga de Almería y allí se reencontró con Isabel Vázquez Ríos quien fue su esposa y madre de su único hijo, Cipriano Damiano Jr. Con ella viajó hasta Valencia donde le dieron un cargo en la sección de Propaganda del Comité Regional de Juventudes de Levante que mantuvo hasta que en el mes de mayo le nombraron secretario general en un congreso de las juventudes libertarias de la región andaluza. Otra vez en Andalucía, se incorporó a la brigada de Maroto donde junto a Santana Calero y Antonio Morales Guzmán decidieron fundar la revista Nervio para formar a los soldados y dotar a la brigada de un órgano de expresión. Tras la derrota pudo llegar al puerto de Alicante, pero fue detenido y pasó por los campos de concentración de Los Almendros y Albatera, por la prisión de Porta Coeli de Valencia y por el castillo leridano de Gardeny, donde se incorporó al Batallón de Trabajo número 26 con el que recorrió Ibars de Urgel, Tudela de Duero y Valladolid, desde donde consiguió llegar a Málaga y entrar en Jibrartá.

Su popularidad arranca de sus actividades clandestinas: amparado en una identidad falsa, consiguió un cargo burocrático en la Comisión Técnica de Fortificación de la Costa Sur, que actúa en el sector que va de Algeciras, por Tarifa, Barbate, Cádiz y Jerez, en Sevilla y sirvió de enlace a José Piñero, en sus contactos con el Comité Nacional y Gibraltar, y al que facilitó documentación y vehículos. gurrillerosAsimismo, prestó apoyo a la guerrilla hasta que fue localizado, cuando servía en la Comandancia Militar de Obras de Cádiz, escapó nadando de playa en playa a lo largo de la costa del Estrecho de Gibraltar. Después de meses de viaje, llegó a Barcelona y se incorporó en el Comité Nacional de Miguel Vallejo, del que fue designado vicesecretario en 1949 y accedió al cargo de secretario cuando Vallejo huyó en 1951. En ese mismo año Cipriano tuvo un papel preeminente en la huelga de tranvías de Barcelona, que representó una de las primeras manifestaciones masivas contra el franquismo. Mantuvo el cargo de secretario general hasta su detención el 6 de junio de 1953 en Madrid. Fue condenado a 15 años en consejo de guerra celebrado en Madrid el 5 de febrero de 1954, pena que cumplió en Carabanchel y Guadalajara, y durante la que aprovechó para estudiar bachillerato. Salió en libertad en febrero de 1959 después de 6 años, hizo contacto con la militancia madrileña y se trasladó a Barcelona, ​​donde trabajaró en una empresa de publicidad, de la que llegó a ser jefe de medios y de presupuestos. En Barcelona se relacionó con numerosos militantes catalanes y fundó con algunos el grupo «Renacer», siempre trabajando en la reorganización de la muy débil CNT primero en Cataluña y después en Levante y Andalucía, que le llevará a ser detenido en dos ocasiones. Fruto de este esfuerzo organizativo surge el comité Nacional de Francisco Calle Mansilla y cuando este Comité cae, Cipriano pasa a encabezar el Comité Nacional de abril de 1964 a 27 de abril de 1965, después de una reunión en el consulado americano, fue detenido de nuevo y llevado a la Jefatura Provincial de Policia de Barcelona de donde consiguió escapar por Vía Layetana de una manera espectacular consiguiendo huir a Francia donde pasó unos años en rebeldía.

pajaritaRegresó de Francia con la identidad falsa de Antonio González González, trasladándose a Madrid donde se opuso al Cincopuntismo, aunque había apoyado previamente la ASO y mantenido numerosos contactos internacionales, entre ellos el sindicato sueco SAC y el conocido anarcosindicalista alemán Helmut Rüdiger. Su estancia en Madrid culmina en una nueva detención, el 1 de abril de 1970 por la cual permaneció 5 años en la cárcel, lograría la libertad definitiva en 1975.

Una vez fuera de prisión e instalado en Barcelona, ​​trabajará para la revista Interviú y colaborará en Actual, El Correo Catalán, Diario de Barcelona, ​​Mundo, Sindicalismo, entre otras publicaciones. Intervino en las Jornadas Libertarias de Barcelona (julio de 1977) y se inhibió de la militancia orgánica después de los conflictos del Congreso de la Casa de Campo. Luego colaboró ​​con el Centro de Documentación Histórico-Social (CDHS) de Barcelona, escribió en La Hora de Mañana y Polémica, dirigiendo un tiempo Solidaridad Obrera. Ha utilizado varios seudónimos (Segundo Canillo, El Niño, Cigadón, Devenir, Paco, León, Antonio González, Yayo) y 12 personalidades supuestas siendo conocido como el “hombre de las mil caras” por su facilidad para caracterizarse y pasar a la clandestinidad. 

Es autor, con la colaboración de Carlos Enrique Bayo Falcón, de La resistencia libertaria. La lucha anarcosindicalista bajo el franquismo (1939-1970) (1978).

Cipriano Damiano murió el 17 de abril de 1986 en Sabadell.

🟣⚫️Sortint al pas d’errors històrics: el cas d’Ada Martí [Manel Aisa Pàmpols

🏴14 de octubre de 1909: El caso Ferrer agita a las multitudes contra la Iglesia católica

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: