MASACRE EN CHRISTCHURCH

ablokeimet
melbourne

El asesinato de cincuenta personas y las heridas de muchas más por un pistolero fascista fuertemente armado en Nueva Zelanda el 15 de marzo es una advertencia para el mundo. Aunque se pelean y están desorganizados, los fascistas están creciendo en número y en el peligro que presentan. Son un peligro claro y presente para la clase trabajadora y todos los grupos oprimidos en la sociedad.

Este asesino en particular se considera así mismo un “eco-fascista”, alguien que defiende una forma de gobierno fascista por supuestas razones ecológicas. Estas personas a menudo favorecen el genocidio como un medio para reducir la población humana de la Tierra a lo que consideran un nivel sostenible. Por supuesto, a menudo tienen ideas racistas muy conocidas sobre qué grupos étnicos han de ser eliminados.

Las doctrinas concretas de los fascistas no son particularmente relevantes. Abogarán por el ecologismo o el anti-ecologismo, la islamofobia o el antisemitismo, el nacionalismo étnico o el nacionalismo cívico, principalmente sobre la base de lo que creen que les permitirá obtener apoyo. El contenido real de la política fascista es la violencia. Un grupo fascista es un complot para asesinar y un estado fascista es una máquina para el genocidio.

El crecimiento del fascismo no puede se puede separar del desarrollo en la economía mundial ni de las tendencias en la política dominante. El capitalismo global está en un callejón sin salida. El crecimiento económico se está desacelerando hasta detenerse en muchos países y la brecha entre ricos y pobres está creciendo a niveles no vistos desde el siglo XIX. La globalización está socavando la capacidad del Estado nación para regular la vida económica. En todo el mundo se están cambiando los compromisos sociales entre clases que han sido el resultado de luchas pasadas.

En este entorno, algunos sectores de la población que no pueden participar en la lucha de la clase trabajadora se desesperan y se vuelven al fascismo. Cuando estos grupos se vuelven lo bastante grandes, llaman la atención de los capitalistas que ven su potencial de uso contra las organizaciones de la clase trabajadora. Mientras tanto, el debilitamiento del Estado nación por la globalización lleva a los capitalistas a doblar su defensa. Se fortalece el aparato estatal contra enemigos internos y externos, mientras que el Estado realiza campañas ideológicas cada vez más estridentes por la unidad nacional, por la lealtad a los mitos nacionales y por el chivo expiatorio de minorías despreciadas.

Aquí en Australia, la evidencia de esto es abundante. La obsesión bipartidista con la protección de la frontera es una reacción a la globalización, que hace que las personas sean más móviles y se traduzca en niveles impactantes de crueldad racista contra los refugiados. También se manifiesta como un conjunto complejo de visas restrictivas para los trabajadores migrantes en Australia, que le da a los empleadores el poder de evitar que reclamen sus derechos legales. A su vez, la sobreexplotación de los trabajadores migrantes se utiliza para generar resentimiento racista contra los propios trabajadores. Con demasiada frecuencia, los dirigentes sindicales adoptan consignas miopes sobre “trabajos australianos” que fomentan el racismo y dividen a la clase trabajadora.

En un nivel más específico, una serie de políticos australianos han creado una atmósfera de islamofobia a partir de la cual los fascistas de Australia se han precipitado. Solo entre los actuales diputados federales, podemos citar a Scott Morrison, Tony Abbott, Peter Dutton, GeorgeChristensen, Cory Bernardi, Pauline Hanson, Brian Burston y el tristemente célebre Fraser Anning como ejemplos. Fuera del parlamento, la islamofobia se propaga más o menos a tiempo completo por la prensa de Murdoch, la televisión de desayuno comercial, la radio de Sydney y la línea de televisión Sky-after-dark TV. Juntos, estos políticos y medios de  comunicación tienen un impacto masivo en la opinión pública. Los gobiernos de coalición y, a menudo, laboristas, junto con casi todos los medios de comunicación, han participado en campañas ideológicas no solo promoviendo la islamofobia, sino también sobre el Día de la Invasión, el Día de Anzac, las llamadas “pandillas africanas”, el programa Escuelas Seguras y mucho más.

Estas campañas reaccionarias muestran que hay poca diferencia entre la derecha dura de la política parlamentaria y los fascistas cuando se trata de opiniones sobre temas políticos cotidianos. La diferencia entre ellos es a veces su diagnóstico de causas fundamentales y, de manera crucial, las soluciones que proponen. Los fascistas culpan a los conspiradores mundiales (a menudo los judíos) y son mucho más directos sobre la necesidad de un Estado violento y autoritario y de un camino violento para conseguirlo. En Facebook y en los foros de discusión de 4chan y 8chan, los fascistas convierten a los reaccionarios comunes, articulan su ideología, discuten sobre la estrategia y se suman a la violencia.

El terrorismo es la estrategia a usar, o la amenaza creíble de violencia, para crear un clima de miedo por la seguridad personal entre la población civil, o un subconjunto definible de la misma, con un fin político. Es más a menudo adoptado por el Estado que por grupos o individuos, pero la masacre de Christchurch se ajusta exactamente a esta definición. El asesino intentaba infundir temor en los corazones de los musulmanes de Nueva Zelanda, en busca de una guerra racial para crear su estado étnico eco-fascista. Según lo previsto, el mundo ha reaccionado en shock. La gran mayoría en Australia y Nueva Zelanda han dado la espalda tanto del fascismo que él propugna como de los más amplios políticos de derecha y los medios de comunicación que han creado el entorno para que florezca. Como dice el dicho, si creas el pantano, no podrás desechar lo que se arrastra fuera de él.

A raíz de la masacre, muchas personas bienintencionadas preguntan: “¿Por qué no cogieron a este tipo antes de que lo pudiera hacer? ¿Por qué nadie lo estaba vigilando? “Si bien estas preguntas podrían llevar a un despido de un comisionado de policía o un jefe de espías, las personas que les preguntan están (a veces sin intención) dando justificaciones a una ampliación del tamaño y poder del aparato de seguridad estatal. Este es el enfoque totalmente equivocado para combatir el fascismo. La policía, militares y servicios de seguridad son caldos de cultivo para los fascistas y son estructuralmente incapaces de actuar eficazmente contra ellos. Cualquier cosa positiva que hagan será espasmódica y a medias.

Peor aún, los poderes y recursos de un Estado de seguridad fortalecido se volverán inevitablemente en contra de todos sus objetivos tradicionales: los grupos oprimidos y los movimientos sociales progresistas. Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia debemos criticar a la policía y los servicios de seguridad por “fracasar en el trabajo”. Su trabajo es defender un orden social injusto y el fascismo no es una amenaza para eso.

Del mismo modo, no debemos considerar el control de armas como una solución a la violencia fascista. Ninguna legislación desarmará a la policía ni a los militares, y como estos cuerpos atraen y producen fascistas, podrán armarse a sí mismos, independientemente de las leyes.

Solo hay una manera de combatir el fascismo de manera efectiva, porque la única fuerza que puede vencer al fascismo es la clase obrera organizada. Necesitamos un frente unido donde todos los objetivos de los fascistas se unan en la lucha. Este frente unido necesariamente tiene espacio para diferentes perspectivas políticas y una diversidad de tácticas, pero siempre que podamos estar de acuerdo en la necesidad de actuar juntos contra el enemigo común, puede ser efectivo. En el cursode la lucha, se demostrará la validez de los principios anarco comunistas y los enfoques organizativos para un número creciente de trabajadores.

Es en la búsqueda de esta perspectiva que el Grupo Anarco Comunista de Melbourne participa en ¡PUSH! Organizar y educar para construir un frente unido contra el fascismo. Hacemos un llamamiento a los anarquistas de todo el mundo para que también emprendan la lucha por construir frentes unidos. Es una estrategia para evitar los errores gemelos del aislamiento sectario, que divide a los antifascistas, y la capitulación política, que nos llevaría al desastre. Marchad separado, actuad juntos.

¡NO PASARAN! (en castellano en el original)

Algunas reflexiones sobre la tragedia de Ōtautahi / Christchurch

Anuncios

Solidaridad con Ola Bini

ola

Carta de Solidaridad por la Liberación de Ola Bini

Ola Bini es un desarrollador, no un criminal

Como tecnólogos/as, desarrolladores/as de código libre y abierto, y como personas y organizaciones que trabajan para proteger la seguridad en Internet, queremos denunciar en términos enérgicos la detención de Ola Bini. Ola Bini es una persona experta en cyberseguridad, consultor de privacidad, contribuye al desarrollo y defensa del código abierto y defensor de los Derechos Digitales. Vemos su detención preventiva como arbitraria y como un ataque hacia toda nuestra comunidad, y, por ende, hacia nosotros mismos.

Ola fue detenido en el aeropuerto de Quito el 11 de Abril, tras impedirle que embarcara en un avión hacia Japón como tenía previsto desde hacia meses. Durante su detención sus derechos básicos a asistencia legal fueron denegados: no fue informado de las acusaciones en su contra; no se le facilitó un traductor a su lenguaje nativo, sueco; y fue mantenido en custodia ilegal, ya que le fue negada la posibilidad de comunicarse con el cónsul sueco, y de tener acceso a su abogado. Esto es un flagrante desprecio a lo expresado por la constitución Ecuatoriana en relación a los derechos básicos de las personas.

Finalmente, después de 17 horas, se le concedió acceso a asistencia legal y, 30 horas después de su detención, un juez ordenó su detención preventiva por 90 días más al descartar todos los argumentos de la defensa de Ola y al presentar pruebas sumamente dudosas contra él obtenidas por la policía y la fiscalía. Para sumar a esta lista de irregularidades en su detención, hay que mencionar que la cuenta de twitter de la policia Ecuatoriana publicó libros, pegatinas y el equipamiento de trabajo de Ola como evidencia en su contra.

Después de su arresto, la Ministra del Interior de Ecuador, María Paula Romo, –quien había realizado días antes una conferencia de prensa en la que afirmó que los piratas/”hackers” informáticos rusos y un afiliado de Wikileaks vivían en Ecuador–, le dijo a la BBC que Ola había visitado a Julian Assange en bastantes ocasiones a lo largo de los años, y lo acusó de colaborar con ex-funcionarios del gobierno para desestabilizar al gobierno actual.

Ola Bini es una persona experta en cyberseguridad, consultor de privacidad en el campo del código abierto y libre, así como un reconocido defensor de los Derechos Digitales. Él es un ciudadano sueco que vive en Ecuador con un permiso válido por 6 años. Vive en Ecuador pues es un país que le gusta y donde ha construido su vida. Ola ha sido desarrollador de código toda su vida, desde los 8 años que empezó. Su trabajo es prolífico: ha colaborado, y colabora, en una larga lista de proyectos, entre ellos, (queremos destacar por la importancia de sus contribuciones) OTR versión 4 y JRuby; y es miembro del consejo asesor del emblemático proyecto europeo DECODE (con subvención n. 732546) sobre criptografía avanzada y la privacidad por diseño. La comunidad ve su detención como un bloqueo importante y negativo en los proyectos que colabora.

Por encima de esto, Ola es una gran persona, que ha dedicado su vida a lo que cree que es correcto y justo. Es un miembro respetado e importante de nuestra comunidad. Es uno de los nuestros. Por años nuestra comunidad, nuestro trabajo ha sido perseguido, difamado y criminalizado. El caso de Ola lo prueba una vez más: demuestra lo vulnerables y desprotegidos que estamos, lo fácilmente que podemos ser atacados y lo fácil que es para los actores estatales abusar de su poder de forma arbitraria contra nuestro trabajo.

Las acciones del gobierno de Ecuador en contra de Ola nos comprometen a todos. Si los miembros de nuestra comunidad son enmarcados públicamente como espías, hackers, conspiradores ocultos, intrusos, entonces, tenemos el riesgo de ser percibidos como un peligro para la sociedad.

Por ello, es muy importante que alcemos nuestras voces y demandemos a las autoridades ecuatorianas la liberación inmediata de Ola Bini y que le retiren incondicionalmente todos los cargos en su contra.

Defender el derecho a la privacidad no es un delito. Defender el derecho al software libre y abierto no es un delito. Ola dedica su vida a la libertad de todas y todos. Ahora, es nuestro turno de luchar por la libertad de Ola.

¡Lo queremos a salvo, lo queremos de vuelta, lo queremos libre!

#FreeOlaBini

Por favor agregate o  a tu organización a esta declaración de apoyo enviando un email a: signatures@freeolabini.org

apclogo.jpg ccclogo conaie fsmilogo
Association for Progressive Communications, APC Chaos Computer Club CONAIE – Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador Free Software Movement of India
efflogo torlogo saravalogo cmibrasil
Electronic Frontier Foundation The Tor Project Coletivo Sarava Centro de Mídia Independente, Brasil
phackerlogo swechalogo dakflogo fsmklogo
Primavera Hacker, Chile Swecha Democratic Alliance for Knowledge Freedom Free Software Movement Karnataka
dfrilogo personlogo ipandeteclogo personlogo
Föreningen för digitala fri- och rättigheter (DFRI) Daniel Terhorst-North IPANDETEC Rafael Bonifaz
personlogo personlogo personlogo librecooplogo
Rubén Zavala Andrés N. Robalino Agueda Pallares Libre coop
liberaturadiologo personlogo fsftnlogo ola
Red Radios Comunitarias y Software Libre Marcelo Sotaminga Free Software Foundation Tamil Nadu

Free Ola Bini!

 Svenska   English

descripcion

Ascensión y caída de Julian Assange

asange

La imagen de la detención de Assange por agentes de Scotland Yard señala el final de una era de activismo en la Red… mediante un acto de traición. Solo, cansado, tras años de actividad, se había convertido en una molestia para sus anfitriones ecuatorianos, una piedra en el zapato en las relaciones de Ecuador con los Estados Unidos.Washington, y sobre todo el Pentágono, han sido muy diligentes en buscarle la ruina a Assange, después de que WikiLeaks publicara materiales clasificados sobre una operación de guerra sucia a cargo de soldados norteamericanos que se les fue de las manos, matando a varios civiles y periodistas iraquíes. La detención de Assange señala el final de una historia que hundía sus raíces en el activismo de los medios de la Red. Había tejido sin escrúpulos una madeja de alianzas, tanto con medios convencionales de envergadura como con líderes políticos hostiles al libre flujo de información (Vladimir Putin, sobre todo), sacando en ese proceso secretos impronunciables a la luz pública.pega1
Durante muchos años, su organización, WikiLeaks, ha sido sinónimo de una forma de activismo digital que desfila bajo las banderas de la transparencia, elevada por su radical oposición contra el secreto militar e industrial y la manipulación de la realidad por parte de los medios. En sus misiones de guerrilla en territorio enemigo, tanto dentro como fuera del hiperespacio, Assange se alió con muchos extraños compañeros de cama, desde los “hackers” más politizados y radicales (Anonymous) a directores de cine radicales (Ken Loach) y los mejores periodistas de investigación (Glenn Greenwald), hasta reveladores de secretos en el ejército norteamericano (Chelsea Manning), y creó las condiciones para que gente como Edward Snowden tomara la decisión de poner al descubierto las felonías de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana.
pega1
Su imprudente comportamiento personal, junto a las alegaciones de violación en Suecia, le convirtieron en objeto de críticas, incluso por parte de quienes luchan en el mismo bando. Concentraba en su persona la dirección de WikiLeaks, no dudando en expulsar a quienes cuestionaban sus decisiones y mostrando signos de egocentrismo y desconsideración por las necesidades de su organización. Sus opciones tuvieron como resultado una caída en el apoyo a WikiLeaks, lo que le llevó a tomar otras decisiones con muy poca transparencia, como cuando se avino a trabajar para una televisión rusa financiada por Putin. O, ciertamente, cuando entró en contacto con gente vinculada a Donald Trump durante la campaña de 2016 para las elecciones presidenciales norteamericanas, dando a entender que podía proporcionar correos electrónicos y documentos que dejarían en mal lugar a Hillary Clinton.A cada paso, Assange ha tratado de justificar sus acciones como una forma de luchar contra la incesante campaña librada contra él por los servicios secretos norteamericanos, una pretensión que se ha vuelto cada vez menos plausible con el tiempo. Al final, se quedó solo y sin aliados. No podemos más que esperar que sea capaz de evitar la extradición a los EE.UU., donde se le acusa de conspiración para socavar la seguridad nacional, acusación que tendrá sin duda como resultado un periodo de cárcel, con una elevada probabilidad de que sus captores le encierren y tiren la llave. Hay que luchar para que no suceda eso, porque la labor de WikiLeaks ha sido valiosa.pega3
A medida que Internet se iba convirtiendo en el medio que es hoy, Assange reconocía su auténtico potencial de contrainformación. Tras diligentes esfuerzos por verificar la información, publicando ingentes recopilaciones de información cuya autenticidad nunca se ha desmentido, sin poner en riesgo la vida de nadie. Así, por ejemplo, entre ellos se contaban documentos y correos electrónicos de empresas petrolíferas en los que se podía leer acerca de la corrupción de políticos africanos (por ejemplo, en Kenia o Nigeria); o documentos en los que gestores británicos de firmas financieras con oficinas en Asia hablaban con franqueza acerca de sus actividades especulativas, que probablemente empobrecían a regiones enteras del planeta para enriquecer al 1 % de la élite global.pega4
Pero la némesis número uno de WikiLeaks ha sido el Pentágono, pues ha publicado un material revelador acerca de las fechorías cometidas durante la guerra de Irak, o la guerra global contra el terrorismo islámico, en el que los militares norteamericanos no se distinguieron precisamente por su respeto por las vida de los civiles. Al mismo tiempo, Assange no dudó en llamar a las puertas de los medios principales, proponiendo colaboraciones con el objetivo de publicar los documentos que la página de WikiLeaks ponía a su disposición en medios de información regulares.pega5En todo esto, Assange se ha mostrado flexible, pragmático, y poco propenso a un comportamiento partidista. Merece ser justamente elogiado por ello, junto al hecho de que ha elevado la reputación de la profesión de “cracker” de la mera busca del enriquecimiento personal a levantar la noble enseña de la defensa del libre flujo de la información, otorgando así legitimidad a las acciones de Anonymous. No obstante el éxito global de la película V for Vendetta, no se habría adoptado la máscara de Guy Fawkes como símbolo icónico de movimientos sociales si WikiLeaks no hubiera decidido apoyar y promover —sólo fuera por tiempo breve — el lema de Anonymous: “Somos legión”.pega6

Julian Assange ha recorrido desde luego un camino muy largo desde sus raíces como  joven activista australiano, bajo la enseña del “cypherpunk”, impulsando la agitación y propaganda en favor del anonimato en la Red y contra el excesivo poder de gobiernos y empresas. En el cambio de milenio, acababa de llegar al foro social de Porto Alegre, donde distribuía materiales sobre su bisoña organización desde detrás de un mostrador. Más tarde, hubo de refugiarse durante siete años en la embajada de Ecuador, un país cuyo presidente afirmó en cierta ocasión que era populista, de izquierdas y antiimperialista, pero se convirtió más tarde en populista neoliberal y amigo de los EE.UU.  Assange hubo de pasar muchos años solo, sin poder acceder a fondos de WikiLeaks. Sin embargo, a lo largo de todo este tiempo, lo que más ha cambiado ha sido la Red misma.

Extraído de un artículo de Benedetto Vecchi

Traducción: Lucas Antón

amigo

Julian Assange prometió que, si iba preso, Wikileaks liberaría centenares de millares de archivos con información clasificada de todos los países mundo, y eso es lo que ha hecho. Ha liberado todos los documentos confidenciales que posee.

En este enlace se pueden descargar todos los archivos:

archivos

 Hay mapas de los proyectos de tren de alta velocidad en Portugal y un informe de la policía judicial en el caso de Maddie McCann. En los archivos, constan diversos elementos sobre las fuerzas militares norteamericanas y los atentados del 11 de septiembre. Timor Oriental es también uno de los temas que se pueden encontrar en la lista con miles de entradas.
primero
La extensa lista de archivos contiene audios, correos electrónicos, fotografías, documentos estatales secretos como un informe de lo que fue la III Reunión de Cancilleres de la Comunidad Suramericana, celebrada en Chile en noviembre de 2005. O documentos de uso oficial como un manual sobre símbolos extremistas, tatuajes y terminología del Estado de Colorado en EE.UU.
12V-abril-2019mini

La administración de Trump cuenta con el rechazo del público a WikiLeaks y su fundador Julian Assange para reducir potencialmente los derechos de libertad de prensa. No te dejes engañar.

En una impresionante serie de actos sucesivos, el jueves revocaron el asilo de Assange en la embajada ecuatoriana en Londres, donde ha estado refugiado los últimos siete años, fue revocado por la fuerza y ​​en seguida los arrestaron las autoridades británicas. Tras su arresto, el Departamento de Justicia de los USA emitió una acusación en la que se alega que Assange participó en una “conspiración para cometer delitos informáticos” e indicó que intentaría extraditar a Assange a los Estados Unidos para ser juzgado.

El cargo no estaba relacionado con la controvertida publicación por parte de WikiLeaks de correos electrónicos pirateados durante las elecciones de 2016. En su lugar, la acusación se ha centrado en el papel de Assange en la recopilación y publicación de documentos clasificados del Pentágono y el Departamento de Estado en el 2010, entregados a la organización por el denunciante y el ex soldado del ejército de Chelsea, Chelsea Manning.

Más allá de la conspiración por parte del Petágono contra una persona o una paǵina web, este asunto no deja de ser preocupante para muchos de los que se preocupan por la libertad de prensa: cualquier precedente utilizado contra Assange para sus actividades de publicación, sin importar cuánto le disgusten al periodismo y a los círculos políticos, podría potencialmente usarse contra los medios más despreciados por Trump. como el New York Times y el Washington Post.

El Departamento de Justicia de los USA cita como “modos y medios de conspiración” varias interacciones entre periodistas y fuentes que son esenciales para el proceso de recopilación de noticias, incluido el uso de Jabber, el servicio de mensajería cifrada de Assange. “Fue parte de la conspiración que Assange y Manning utilizaron el servicio de chat en línea” Jabber “para colaborar en la adquisición y difusión de registros clasificados“, afirma el Departamento de Justicia.

Los servicios de mensajería encriptada son procedimientos operativos estándar para todos los periodistas que informan sobre temas delicados. El servicio de mensajería cifrada de extremo a extremo Signal es tan popular entre los periodistas que algunos de ellos lo citan en su biografía de Twitter. En muchos casos, los reporteros serían negligentes al no usar el cifrado.

 

armas

Eutanasia y control de la vida

Por Beatriz Gimeno. Diputada por Podemos en la Asamblea de Madrid​ y responsable del área de igualdad de Podemos en la Comunidad de Madrid

(publicado en: nodo50)

El debate sobre la eutanasia vuelve a la primera línea política con el suicidio asistido de María José Carrasco y nos hace reflexionar sobre las relaciones entre la vida  como hecho biológico, la vida encarnada en la persona con derechos y autonomía, el poder (los partidos) y su relación con ambas cosas.

Merece una cierta consideración pensar que, en momentos electorales, cuando se supone que los partidos políticos no se atreven a separarse un momento de la demoscopia, en este asunto, en cambio, todos ellos (excepto Podemos) se han negado —en reiteradas ocasiones— a legislar en el sentido que está pidiendo casi el 80% de la población. Algo muy nuclear, entonces, tiene que jugarse ahí cuando los partidos o las religiones que representan al poder político y económico se oponen a cualquier cosa que signifique reconocer el poder de los sujetos sobre sus vidas, y cuando la izquierda miedosa —el PSOE— dice que sí en campaña para rechazar luego, cuando podría aprobarlo, cualquier propuesta en ese sentido. Y mientras, el dolor sucede. Y este debate no es solo sobre la eutanasia, sino que tiene que ver con el debate sobre el aborto, la experimentación con células madre, la fecundación artificial, la posibilidad de drogarse para evitar el dolor físico o psicológico, etcétera.

Cuando hablamos de una niña embarazada de un feto anacefálico a la que se le obliga a parir y luego a amamantar a ese bebé destinado a la muerte, o cuando hablamos de una persona que en los últimos días de su vida pide morir porque ya no soporta el dolor ni la vida, una vida que ni siquiera puede arrebatarse a sí misma, estamos hablando de lo mismo: del poder. Hay un componente evidente del poder patriarcal en el primer caso, de disposición del cuerpo de las mujeres y de control de su sexualidad, pero no es solo eso. Ambas cosas tienen que ver con la maquinaria de control de la vida, con las condiciones de producción del discurso sobre la vida y de cómo estos discursos se entremezclan con la política.

Los grupos conservadores buscan aparecer en este debate como grupos de defensa radical de la vida, pero defienden una vida despojada de derechos

No olvidemos tampoco que sabemos de sobra que ninguna persona rica muere entre dolores y ninguna de ellas tiene problemas para encontrar quienes le suministren lo que necesita cuando lo necesita, de la misma manera que si jamás se ha conocido el caso de una adolescente rica embarazada no es porque esto no ocurra, sino porque las ricas acceden al aborto siempre que lo necesitan. El poder se muestra sobre quien puede mostrarse, no se crean los mecanismos de poder para que aquellos que lo detentan se opriman a sí mismos.

Y ya sabemos, gracias a Foucault entre otros, que la política de poder y control sobre los cuerpos ha cambiado en la modernidad en el sentido al que ahora nos enfrentamos. El poder no estaba interesado en la conservación de la vida cuando era su prerrogativa destruir los cuerpos. De hecho, la Iglesia no consideró un pecado grave el aborto hasta bien entrado el siglo XIX, hasta el pontificado de Pío IX, concretamente. Antes de eso, la Iglesia no se preocupaba por el aborto y muchos padres lo consideraron un pecado venial e incluso preferible a muchos otros de los que pudiera cometer una mujer.

La Iglesia comienza a preocuparse por el embrión solo cuando las mujeres comienzan a emanciparse de la influencia de aquella en sus vidas. De la misma manera, el poder no tenía como objetivo conservar la vida de nadie cuando podía destruirla casi a su antojo y hacerlo, además, en medio de los tormentos más terribles. El soberano era el dueño de los cuerpos de sus súbitos y esos cuerpos podían ser torturados, desmembrados, quemados. El poder absoluto disponía de los cuerpos absolutamente.

A partir del siglo XVII, con la llegada de la modernidad, aparece el discurso de los derechos y cada sujeto comienza a aparecer como dueño de su vida y de su cuerpo. El poder absoluto decae y se comienza a poner límites al derecho de este sobre los cuerpos. Cuando el Estado pierde la capacidad de decisión y control sobre el sujeto, porque este adquiere derechos, y la vida del individuo se convierte en un derecho de este; cuando ya no hablamos de cualquier clase de vida, sino de una vida con derechos, entonces el poder comienza a virar y pasa de disponer del poder de arrebatar la vida al poder de obligar a mantenerla a toda costa, a costa de la voluntad del propio sujeto incluso. Solo cuando los vivientes pasan a ser personas con derechos, cuando asumen características de autodeterminación y conciencia de sí (primero los ricos, después todos los hombres, más adelante las mujeres) es cuando, paulatinamente, el poder, ya sea el poder político o el religioso, comienza a preocuparse obsesivamente por la vida. Y esto no ocurre solo como nueva manifestación del poder (el poder siempre tiene que manifestarse), sino también para enmascarar que no entendemos lo mismo por “vida”.

Sabemos de sobra que ninguna persona rica muere entre dolores y ninguna de ellas tiene problemas para encontrar quienes le suministren lo que necesita cuando lo necesita

Frente a la reivindicación de derechos propia de la modernidad y a la consolidación de algunos de ellos después de la II Guerra Mundial, el poder capitalista asume defender la defensa de la vida (fetichizarla incluso) únicamente como preservación biológica, sin que importen las condiciones en las que dicha vida se desarrolla. Porque del debate sobre la eutanasia de María José Carrasco salen dos hilos de debate. Uno es el de la eutanasia propiamente dicha y otro es del de las condiciones de vida de esa mujer completamente abandonada a su suerte por el Estado, y dependiente de la bondad, en este caso, de su marido.

(La Fiscalía recurrirá la decisión de que Ángel sea investigado por violencia de género)

elsalto

Los grupos conservadores buscan aparecer en este debate —y desde su inicio— como grupos de defensa radical de la vida, pero defienden una vida despojada de derechos. Ya no es solo la prohibición del aborto, sino el control que se ejerce sobre los cuerpos femeninos a través de la regulación de los embarazos cuando se están aprobando leyes que pueden llevar a la cárcel a mujeres embarazadas por conducir de manera imprudente, o por fumar o por beber; o la prohibición no solo de la eutanasia activa, sino de cualquier analgésico que combatiendo de manera efectiva el dolor pudiera acortar una vida ya terminal, o incluso la sospecha que se hace recaer sobre cualquier fármaco que combata efectivamente el dolor.

Así, se da la aparente paradoja de que los grupos proderechos (humanos) se enfrentan a los llamados provida, que en realidad son anti esos mismos derechos. El debate se hace bascular entonces hacia donde no parece importar la calidad de la vida, sino solo el mantenimiento de la misma a cualquier precio y por encima de la propia voluntad del individuo, de su dolor y de su libertad. Se enfrentan los que ven en la vida un campo de dignidad, posibilidad de felicidad y bienestar frente a los que defienden la vida como hecho biológico objeto de control. Derechos/dignidad frente a control y regulación.

El capitalismo convierte la muerte en un tabú mientras finge enfáticamente que la defensa de la vida es el principal mandato del Estado de derecho

Es evidente que los que se llaman a sí mismos provida no quieren que esas vidas sean vivibles, sino que es al contrario; quienes más contribuyen a degradar la vida humana hasta límites insoportables aparecen luego como defensores a ultranza de la misma. ¿Cómo se expresaría el poder si no es demostrando que se controlan los cuerpos y las vidas? Y, sin embargo, hay excepciones; y esas excepciones se articulan a la manera capitalista: no tenemos derecho a disponer de nuestros cuerpos o nuestras vidas, no podemos beber embarazadas, ni combatir el dolor extremo con drogas, ni matarnos o amputarnos, pero podemos hacer casi cualquier cosa con nuestros cuerpos si eso supone ponerlos al servicio del mercado y tratarlos (tratarnos) cono una empresa.

Podemos vender (nos), vender partes de nuestros cuerpos, podemos amputarnos si es para normativizarnos o convertirnos en un producto, podemos drogarnos si es para consumir. Y el Estado (los Estados) pueden matar, arrojar al mar, matar de hambre, contaminar todo aquello que hace la vida posible.

El capitalismo convierte la muerte en un tabú mientras finge enfáticamente que la defensa de la vida es el principal mandato del Estado de derecho. Porque el llamado Estado de derecho no proporciona ya derechos, porque no puede siquiera regular la economía, es por lo que se empeña aun en regular la vida biológica de los sujetos obsesivamente y así, al centrarse en la vida biológica no tener que abordar lo que la mayoría llamamos vida y que es la que defendemos: la vida buena para vivirla.

Más de una docena de civiles, la mayoría de ellos escolares, fueron asesinados en la provincia de Sanaa, en el centro-oeste de Yemen, y en la provincia de Ta’izz, en el suroeste del país.

Mensaje del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en los 100 años del asesinato del General Emiliano Zapata

Sobre las API

mozillablog.png

Las pautas + nuestra carta a los responsables políticos y las empresas de tecnología:

Para: Google, Facebook, Twitter

Cc: Vicepresidente de la Comisión Europea Andrus Ansip, Comisionados Europeos Mariya Gabriel, Vera Jourova, Julian King

Los abajo firmantes, investigadores independientes que estudiamos la gran variedad de temas que son cruciales para comprender el impacto de la desinformación en nuestras sociedades. La investigación incluye:

  • Cuentas y comportamientos inauténticos en las redes sociales,
  • Publicidad política y temática,
  • prácticas de micro-focalización y colocación de anuncios por los partidos políticos y otras entidades,
  • La efectividad de las medidas de autorregulación para contrarrestar la desinformación.

Para realizar este trabajo de manera eficaz, debe haber API abiertas y completamente funcionales que permitan la investigación avanzada y el desarrollo de herramientas para analizar anuncios políticos dirigidos a los residentes de la UE. Esto requiere acceso a todo el alcance de los datos relevantes para la publicidad política, y ese acceso debe proporcionarse en un formato que permita un análisis rico. Las herramientas provistas a menudo carecen de los datos necesarios o, debido a su funcionalidad limitada, no permiten el análisis.

Una API abierta y funcional debería tener lo siguiente:

[1] Contenido político integral de la publicidad.

Las API deben incluir anuncios políticos pagados y anuncios basados ​​en problemas, sin limitar el acceso en función de temas o palabras clave preseleccionados. Los anuncios “políticos” pueden incluir, pero no se limitan a:

  • contenido de elecciones directas
  • candidatos o titulares de cargos políticos
  • cuestiones de legislación o decisiones de un tribunal
  • funciones de gobierno

El contenido público no pagado que generan los usuarios que son conocidos proveedores de contenido político también debería estar disponible.

[2] El contenido del anuncio y la información sobre los criterios de orientación, incluidos:

  • ill-be-watching-youEl texto, la imagen y/o el contenido del video e información sobre el lugar donde apareció el anuncio (noticias, barra lateral, etc.).
  • Los criterios de segmentación utilizados por los anunciantes para diseñar su campaña publicitaria, así como la información sobre el público al que llegó el anuncio.
  • La cantidad de impresiones que un anuncio recibió dentro de criterios geográficos y demográficos específicos (por ejemplo, dentro de un distrito político, en un cierto rango de edad), desglosado por alcance pagado versus orgánico.
  • La cantidad de contrataciones que recibió un anuncio, incluidas las acciones de los usuarios más allá de ver un anuncio.
  • Información sobre cuánto pagó un anunciante para colocar el anuncio.
  • Información sobre microtargeting, incluyendo si el anuncio fue a/b probado y las diferentes versiones del anuncio; si el anuncio utiliza una audiencia parecida; las características (raza, género, geografía, etc.) utilizadas para crear esa audiencia; si el anuncio fue dirigido a segmentos de usuarios o intereses definidos por la plataforma, y ​​los segmentos o intereses utilizados; o si el anuncio se orientó en función de una lista de usuarios que el anunciante ya tenía.

[3] Funcionalidad para potenciar, no limitar, investigación y análisis, incluyendo:

  • Identificadores únicos asociados con cada anuncio y anunciante para permitir el análisis de tendencias en el tiempo y en todas las plataformas.
  • Todas las imágenes, videos y otro contenido en un formato legible por máquina accesible a través de una interfaz programática.
  • La capacidad de descargar los datos de una semana en menos de 12 horas y los datos de un día en menos de dos horas.
  • Funcionalidad de descarga masiva de todo el contenido relevante. Debería ser factible descargar todos los datos históricos dentro de una semana.
  • Funcionalidad de búsqueda por el texto del contenido mismo, por el autor del contenido o por rango de fechas.

[4] Acceso a datos actualizados e históricos, incluyendo:

  • Disponibilidad de anuncios dentro de las 24 horas posteriores a la publicación
  • Disponibilidad de anuncios a partir de 10 años
  • Las APIs deben ser reparadas rápidamente cuando estén rotas
  • Las API deben diseñarse de modo que admitan o al menos no impidan los estudios a largo plazo

[5] Acceso público. La API y todos los datos recopilados de la API deben ser accesibles y compartidos por el público en general.

Con el espíritu de defender el Código de Prácticas sobre Desinformación de la UE, esperamos que se otorgue poder a la comunidad de investigación mediante la implementación de API abiertas y funcionales de la calidad descrita en esta carta, tal como esperamos que los funcionarios públicos y las autoridades electas apoyen plenamente la publicación dichos datos se ajusten a la privacidad para permitir la investigación independiente e informar el debate público. Su acción en este sentido es esencial para garantizar la integridad de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, así como las elecciones que se celebran en todo el mundo.

Sinceramente,

Fundación Mozilla

Co-escrita por:

Jef Ausloos (University of Amsterdam, NL)

Chloe Colliver (Institute for Strategic Dialogue, UK)

Laura Edelson (NYU Tandon School of Engineering, US)

Sasha Havlicek (Institute for Strategic Dialogue, UK)

Natali Helberger (University of Amsterdam, NL)

Stefan Heumann (Stiftung Neue Verantwortung, GER)

Sam Jeffers (Who Targets Me, UK)

Rasmus Nielsen (University of Oxford, Reuters Institute for the Study of Journalism, UK)

Alex Sängerlaub (Stiftung Neue Verantwortung, GER)

Michael Veale (University College London and University of Birmingham, UK)

Mathias Vermeulen (Vrije Universiteit Brussel, BE)

Co-firmada por:

Alexandre Alaphilippe (EUDisinfoLab, BE)

Anja Bechmann (Datalab, University of Aarhus, DK)

Reuben Binns (University of Oxford, UK)

Elda Brogi (European University Institute, IT)

Axel Bruns (Queensland University of Technology, AUS)

Paul-Olivier Dehaye (Personaldata.Io, BE)

Charles Ess (University of Oslo, NO)

Steve Jones (University of Illinois at Chicago, US)

Aleksi Knuutila (Open Knowledge, FI)

Aleksandra Kuczerawy (University of Leuven, CITIP, BE)

Paddy Leersen (University of Amsterdam, NL)

Divina Meigs (Sorbonne Nouvelle University, FR)

Marianela Milanes (Asociación por los Derechos Civiles, ARG)

Carl Miller (Demos, UK)

Oreste Pollicino (Università Bocconi, IT)

Javier Ruiz Soler (European University Institute, IT)

Damian Tambini (London School of Economics, UK)

Emily Taylor (Chatham House, UK)

Claes De Vreese (University of Amsterdam, NL)

Abby Wood (University of Southern California Gould School of Law, US)

Europa-Laica-RENTA-IRPF-1 Europa-Laica-RENTA-IRPF-2
leydeamnistia liberen

Por qué Mozilla publica su informe

sobre la salud de Internet.

verenis

Por Mark Surman

A finales de este mes, Mozilla publicará el segundo informe completo sobre salud de Internet, en el que se analiza dónde está mejorando, la tecnología, nuestras vidas y el mundo, y dónde está empeorando las cosas. La mayoría de las veces, la nueva tecnología en línea hace ambas cosas: mejora y empeora las cosas. Por lo tanto, es fundamental que miremos constantemente lo que está sucediendo en la tecnología y nos preguntemos: ¿cómo queremos que esto funcione para la humanidad?

Nada subraya esta tensión, y urgencia de pensar detenidamente, más que el rápido crecimiento de la inteligencia artificial.

Todos los que usan Internet ya están interactuando con algún tipo de IA, y pronto harán más avances en nuestras vidas. En su mayor parte, esta experiencia es positiva: AI nos recomienda música, atenúa nuestras luces por las noches y nos muestra la ruta más rápida o más pintoresca hacia nuestros destinos.

Sin embargo, la IA también conlleva grandes riesgos, y son difíciles de desentrañar y comprender.

Paso mucho tiempo pensando en cosas como esta, y todavía no puedo entenderlo. Por supuesto, muchas personas lo están intentando. Bill Gates comparó recientemente la inteligencia artificial con la energía nuclear en términos de riesgos y ventajas. Es posible que no sepamos realmente cómo sentirnos ante los enormes riesgos que enfrentamos, pero algunas de las preguntas que nos deberíamos hacer están cada vez más claras.

internet¿Quién diseña los algoritmos?

¿De qué datos se alimentan?

¿Contra quiénes están siendo discriminados?

¿Estamos siendo manipulados para hacernos adictos al producto?

¿Estamos emporando Internet con la masiva centralización? (Alerta de spoiler: si!)

El primer artículo destacado en el informe de este año se titula “Pidamos más a la Inteligencia Artificial”. El objetivo al hacer esta pregunta, es aclarar el debate y alentar a las personas a hablar sobre el futuro que queremos. Sin embargo, necesitamos más que preguntas. Necesitamos una visión clara de cómo queremos que la IA sirva a los humanos y la humanidad, y de cómo hablar y mitigar los riesgos.

Es por eso que el Informe de la Salud de Internet es tan importante. Lo publicamos cada abril para ayudarnos a enfrentar colectivamente este tipo de problemas. Es una amplia colección de historias y una muestra de investigación que explica los temas clave del momento, desde lo personal hasta lo global. Por ejemplo, si realizar una prueba de ADN es una buena idea o cómo las leyes de privacidad en Europa están afectando a Internet en su conjunto.

Con el informe, nuestro objetivo es alentar a las personas a pensar críticamente y cuestionar la tecnología en sus propias vidas. Nuestro objetivo es aumentar la conciencia pública a través de la cobertura de los medios en el informe que estimula las conversaciones alrededor de la mesa y en la sala de juntas. Y nos esforzamos por equipar a los activistas con información útil para asesorar mejor y persuadir a los tomadores de decisiones en el gobierno y la industria para que hagan lo correcto.

Al poner a las personas en el centro de esta ecuación, podemos observar las partes más beneficiosas, emocionantes y edificantes de Internet, al mismo tiempo que reconocemos que hay mucho por hacer para lograr el Internet que queremos. Mirándolo de esta manera, a través de la idea de un Internet “saludable“, nos esforzamos por proporcionar las herramientas que las personas, las empresas y los gobiernos necesitan para construir el Internet que queremos, en lugar de aceptar el que hemos recibido.

El 24 de abril, te invito a leer el informe, contribuir con comentarios, descargarlo, compartirlo, reproducirlo e inspirarte en él. Al celebrar el lanzamiento pendiente del informe, también celebramos a las más de 200 personas que ayudan a que esto suceda: académicos, organizaciones sin fines de lucro y centros de investigación que trabajan para mantenernos seguros y mejor informados; Los fabricantes y tecnólogos que crean espacios seguros para nosotros. y los usuarios cotidianos que identifican problemas en sus espacios en línea y ofrecen soluciones.

En última instancia, el informe es por y para todas y todos. Lectoras. Activistas. Miembros de la comunidad. Sin todos y todas, no sería posible.

mozilla

190403_pronunciamiento_festival_de_la_palabra-1

H.Bogart y el ajedrez

Humphrey_Bogart_1945
Foto wikipedia, vayamos a…

La primera idea que le viene a uno a la cabeza cuando se habla de Bogart es el cigarro en la comisura de los labios. Pero nunca se me había ocurrido asociarlo al ajedrez, bueno, si tratas de recordar es cierto que en algunas películas aparece frente a un tablero, puede que en algún momento, tiempo ha, pensara en asociarlo, en encontrarle alguna relación, pero no creo que pasara de eso. Lo he asociado a L. Bacall, al tabaco, a la lucha contra el Comité de Actividades Antiamericanas y un puñado de magníficas películas, difíciles de asociar sin él. Pero ¿al ajedrez?,

El otro día, en una página dedicada al mismo, me encontré con una Apertura que lleva su nombre: el Gambito Humphrey Bogart.

jug1 jug2 jug3 jug4
jug5 jug6 jug7 jug8
jug9 jug11 jug13 jug14
jug15 jug16 jug17 jug18
jug19 jug20 jug21 jug22
jug23 jug24 jug25 jug26
jug27 jug28 jug29 jug30

Según parece, en sus inicios como artista se sacaba un sobresueldo jugando partidas en las que apostaba, sobresueldo que se supone que se gastaba esa misma noche en copas y tabaco.

La afición no le abandono en toda su trayectoria y era normal verle jugar alguna partida en los descansos de rodaje. Es posible encontrar en la red, alguna de ellas jugada contra algún maestro del mismo.

Cuentan que uno de los puntos que le unió, en principio, con Lauren Bacall, ya que a esta no le hacía ninguna gracia el mentado señor, fue precisamente que ambos eran aficionados al mismo. A continuación partida entre ellos, en la cual se puede ver que L.B. no era una mera aprendiz.

Bogart_Bacall_AFRS b-b

Por una Escuela Pública y Laica. Derogación de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979

avhrutava

Ponga una avhrutava en su vida

UN CUENTO REAL PARA AYUDAR A TUS NIÑOS

UNA HISTORIA COMUN Y NO TAN

GUARDABOSQUES

Alternativa en acción y comunicación ambiental

Ser Histórico

Portal de Historia

WikiLuis

La Red Corrupta

María B. Soro

Lo que tengo por ahí y otras cosas inútiles

Así, como un 8 tumbado

Abriendo el alma

Singularette

No solo soltera, sino singular

Humanity Lives On

You are not alone

Maelstrom

Un moto ondulatorio nel fluido e lineare scorrere dei miei pensieri

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

Please Another Make up by lellaj1005

Sciegliamo noi il colore della nostra giornata

A %d blogueros les gusta esto: