8 motores de búsqueda confidenciales

motores

A continuación ocho motores de búsqueda alternativos orientados a que tus búsquedas en internet sean privadas.

En esta era de Internet, nunca se es demasiado cuidadoso con la privacidad. Siendo aconsejable utilizar estos motores de búsqueda alternativos que no dejan pistas.

Ankush Das

Google – se dice que es el mejor buscador del mundo, hace uso de algoritmos potentes e inteligentes (incluyendo implementaciones A. I.) para que los usuarios obtengan lo mejor de un buscador con una experiencia personalizada.

Esto suena bien hasta que empiezas a vivir en una burbuja de filtros. Cuando empiezas a ver todo lo que “se adapta a tu gusto“, te desprendes de la realidad. Demasiado de nada no es bueno. Demasiada personalización también es perjudicial.

Es por eso que uno debe salir de esta burbuja de filtros y ver el mundo tal como es. ¿Pero cómo se hace eso?

Sabes que Google seguramente rastrea mucha información sobre tu conexión y el sistema cuando realizas una búsqueda y realizas una acción en el motor de búsqueda o utilizas otros servicios de Google, como Gmail.

Por lo tanto, si Google sigue rastreándote, la respuesta sencilla sería dejar de usar Google para buscar en la web. Pero, ¿qué utilizarías en lugar de Google? Bing de Microsoft tampoco es un santo.

Así que, dedicado a toda aquella personas preocupada por su privacidad mientras utilizan un motor de búsqueda, he aquí una lista de motores de búsqueda alternativos orientados a la privacidad.

Ten en cuenta que las alternativas mencionadas en este artículo no son necesariamente “mejores” que Google, pero se centran en la protección de la privacidad de los usuarios. ¡Allá vamos!

1.

duck

Este es uno de los motores de búsqueda con más éxito de los orientados a la privacidad de los que existen como alternativa a Google. La experiencia de usuario ofrecida por DuckDuckGo es buena.

DuckDuckGo, a diferencia de Google, utiliza el método tradicional de “enlaces patrocinados” para mostrar los anuncios. Los anuncios no se centran en ti, sino sólo en el tema que estád buscando – por lo que no hay nada que podría generar un perfil tuyo de ninguna manera – respetando así tu privacidad.

Por supuesto, el algoritmo de búsqueda de DuckDuckGo puede que no sea el más inteligente (!porque no tiene ni idea de quién eres!). Y, si deseas utilizar uno de los mejores motores de búsqueda alternativos a Google orientados a la privacidad, tendrás que olvidarte de obtener una “experiencia personalizada” mientras buscas algo.

Los resultados de la búsqueda se simplifican con metadatos específicos. Te permite seleccionar un país para obtener el resultado más relevante que puedas estar buscando. Además, cuando escribes una pregunta o buscas una solución, puede que te presente una respuesta instantánea (obtenida de la fuente).

Sin embargo, es posible que se pierda algunas funcionalidades (como filtrar imágenes por licencia) – esto es una compensación obvia para proteger tu privacidad.

2.

awant

Qwant es probablemente uno de los buscadores de privacidad más queridos después de DuckDuckGo. Garantiza la neutralidad, la privacidad y la libertad digital mientras buscas algo en Internet.

Si piensas que los motores de búsqueda orientados a la privacidad, por lo general, tienden a ofrecer una experiencia de usuario muy casual, puede que cambies tras probar Qwant. Se trata de un motor de búsqueda muy dinámico con temas de tendencias y noticias muy bien organizado.

Qwant es un motor de búsqueda muy útil como alternativa a Google. Enumera todos los recursos web, fuentes sociales, noticias e imágenes sobre el tema que buscas.

3.

starpage

Startpage es una buena alternativa a Google como motor de búsqueda orientado a la privacidad. Sin embargo, puede que no sea el mejor de todos. La interfaz de usuario es muy similar a la de Google (mientras que muestra los resultados de la búsqueda, independientemente de las funcionalidades ofrecidas).

Para proteger tu privacidad, te permite elegir. Puede elegir entre visitar las páginas web utilizando el proxy o sin él. Tu decides. También puedes cambiar el tema del motor de búsqueda. Trae una opción con la que puedes generar una URL personalizada manteniendo intactas tus configuraciones.

4.

privatele

Privatelee es otro tipo de motor de búsqueda específicamente diseñado para proteger tu privacidad en línea. No rastrea tus resultados de búsqueda ni tu comportamiento de ninguna manera. Sin embargo, es posible que obtenga muchos resultados irrelevantes después de los primeros diez resultados emparejados.

El motor de búsqueda no es perfecto para encontrar un tesoro escondido en Internet, sino más bien para consultas generales. Privatelee también soporta comandos de potencia -más como atajos- que te ayudan a buscar lo deseado de una manera eficiente. Ahorrarás mucho tiempo en tareas muy sencillas, como la búsqueda de una película.. Si buscas un motor de búsqueda muy rápido orientado a la privacidad para consultas comunes, Privatelee sería una gran alternativa a Google.

5.

cow

Bueno, no es un lugar de publicidad de granjas lecheras, sino un motor de búsqueda orientado a la privacidad. A lo mejor lo has conocido como Hulbee – pero recientemente ha redirigido su operación a un nuevo dominio. Nada ha cambiado realmente excepto el nombre y el dominio del motor de búsqueda. Funciona de la misma manera que antes en Hulbee. com.

Swisscows utiliza Bing para presentar los resultados de búsqueda. Cuando busques algo, se mostrarán una nube de etiquetas en la barra lateral izquierda que te pueden resular útil si necesitas conocer los términos y hechos clave relacionados. Puedes filtrar los resultados según la fecha pero eso es todo – no más opciones avanzadas para ajustar los resultados de tu búsqueda. Utiliza una técnica de búsqueda de fichas (una tecnología semántica) para obtener los mejores resultados a tus consultas. El algoritmo de búsqueda se asegura de que sea un buscador familiar descartando la pornografía y la violencia.

6.

x

searchX es un interesante motor de búsqueda – técnicamente definido como un “metabuscador”. En otras palabras, utiliza otros motores de búsqueda y acumula los resultados a su consulta en un solo lugar. No almacena sus datos de búsqueda siendo al mismo tiempo un metabuscador de código abierto. Puedes revisar el código fuente, contribuir, o incluso personalizarlo como tu propio motor de metabúsqueda alojado en tu servidor.

Si te gusta utilizar los clientes de Torrent para descargar material, este motor de búsqueda te ayudará a encontrar los enlaces magnéticos a los archivos exactos cuando intente buscar un archivo a través de searchX. Cuando accedas a la configuración (preferencias) de searchX, encontrarás puntos para configuar a tu gusto. Entre los ajustes generales se incluyen: agregar/eliminar motores de búsqueda, reescribir HTTP a HTTPS, eliminar argumentos de rastreador de URL, y más. La experiencia de usuario puede que no sea aquí la mejor, pero si deseas utilizar un montón de motores de búsqueda mientras mantienes la privacidad en el control, searchX es una gran alternativa a Google.

7.

peekier

Peekier es otro buscador fascinante orientado a la privacidad. A diferencia del anterior, no es un motor de metabúsqueda sino que tiene su propio algoritmo implementado. Puede que no sea el motor de búsqueda más rápido pero es una visión interesante sobre cómo los motores de búsqueda pueden evolucionar en un futuro próximo. Cuando escribes una consulta de búsqueda, no sólo obtienes una lista de resultados, sino que también muestra las imágenes de vista previa de las páginas web listadas. Entonces, echas un vistazo a lo que buscas. Mientras que el motor de búsqueda no almacena tus datos, los portales web que visitas sí lo rastrean.

Por lo tanto, para evitarlo hasta cierto punto, Peekier accede al sitio y genera una vista previa de la imagen para decidir si te diriges al sitio o no (sin que necesites acceder a él). De esa manera, menos sitios web saben.

8.

leibniz

MetaGer es otro motor de metabúsqueda de código abierto. Sin embargo, a diferencia de otros, se toma la privacidad más en serio y hace uso de la red Tor para el acceso anónimo a los resultados de una variedad de motores de búsqueda. Algunos motores de búsqueda que afirman proteger tu privacidad pueden compartir tu información con el gobierno (cualquiera que sea) porque el servidor está obligado por la legislación de EE. UU. Sin embargo, con MetaGer, el servidor situado en Alemania protege incluso los datos anónimos registrados durante el uso de MetaGer.

Contiene un número reducido de anuncios (sin seguidores, por supuesto) – pero también puedes deshacerte de ellos al unirte a SUMA-EV – que patrocina el motor de búsqueda MetaGer.

Anuncios

Honduras: libertad bajo ataque

tapa-3544-72663

Organizaciones de derechos humanos y por la libertad de expresión de Latinoamérica han hecho pública una declaración donde exigen al Estado hondureño finalizar el decreto de toque de queda que suspende los derechos humanos en el país. “El Decreto Ejecutivo además de determinar como medida extrema la suspensión de garantías en Honduras, contiene disposiciones y fundamentos sumamente preocupantes que, por su ambigüedad, abren la posibilidad de realizar un uso excesivo de la fuerza pública por parte de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas. – denuncian las organizaciones – De entrada, limita en forma desproporcionada el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, al prohibir que las personas circulen y se manifiesten de manera totalmente libre, sin que existan restricciones de lugar u horarios para hacerlo“.


México/Honduras, a 4 de diciembre de 2017.- Con motivo del Decreto Ejecutivo número PCM-084-2017 (en adelante, el Decreto Ejecutivo) emitido el pasado 1° de diciembre de 2017 por el Presidente de la República de Honduras en Consejo de Ministros, a través del cual determinó la suspensión del derecho a la libertad de tránsito previsto en el artículo 81 de la Constitución de la República de Honduras, que reconoce “el derecho a circular libremente, salir, entrar y permanecer en el territorio nacional” por un periodo de diez días contados a partir de su entrada en vigencia. Lo anterior se realiza en el marco de las elecciones presidenciales que se verificaron el pasado 26 de noviembre y que han derivado en diversas protestas sociales.

El Decreto Ejecutivo señala como justificación y fundamentos para su emisión, entre otros, los siguientes: “Que la misma Ley de Policía y Convivencia Social en el Artículo 51 párrafo tercero establece que la policía podrá disolver a los grupos que protesten en toma de calles, puentes, carreteras, edificios e instalaciones afectando a servicios públicos cuando impidan la libre circulación o el acceso a los mismos si contrarían el orden público, la moral y las buenas costumbres y dañan la propiedad pública y privada.” Asimismo, refiere: “Que es deber ineludible del Presidente de la República, en Consejo de Ministros, tomar las acciones necesarias para mantener el orden y la gobernabilidad en la Nación la cual está siendo afectada seriamente por las acciones apuntadas.”

En este sentido, mediante el Decreto Ejecutivo, “se prohíbe la libre circulación de las personas, prohibición que podrá aplicarse en horario de 6:00 p.m. a 6:00 a.m., en todo o parte del territorio nacional en atención a los hechos que ocasiona la restricción de esta libertad a recomendación de autoridad competente.” Asimismo, habilita a las Fuerzas Armadas para apoyar a la Policía Nacional, conjunta o separadamente, “cuando la situación así lo requiera”, “debiendo poner en ejecución los planes necesarios para mantener el orden y la seguridad de la República y garantizar el ejercicio de los derechos democráticos.”

Por tanto, el Decreto Ejecutivo faculta a detener a toda persona encontrada fuera del horario de circulación establecido, o que de alguna manera sea sospechoso de causar daños a las personas o sus bienes, aquellos que se asocien con el objeto de cometer hechos delictivos o esté en peligro su propia vida”, así como a proceder al desalojo de toda instalación pública, carreteras, puentes y otras instalaciones públicas y privadas que haya sido tomado por manifestantes o se encuentren personas en su interior realizando actividades prohibidas por la Ley.”

Es importante referir que el derecho a la libertad de expresión es el bastión y piedra angular de todo sistema democrático, tal como lo ha reconocido la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por lo que, en la medida en que sea plenamente garantizado, podrán verificarse condiciones para que exista un importante flujo de información y el desarrollo de un debate público, abierto, plural y robusto.

Asimismo, conforme a los estándares que tanto la Comisión como la Corte Interamericanas de Derechos Humanos (CoIDH) han establecido, las expresiones o discursos políticos o sobre asuntos de interés público, forman parte de discursos que deben encontrarse especialmente protegidos. En efecto, este tipo de expresiones deben recibir especial protección “por su importancia para el ejercicio de los demás derechos humanos o para la consolidación, funcionamiento y preservación de la democracia. En la jurisprudencia interamericana, tales modos de discurso especialmente protegidos son los tres siguientes: (a) el discurso político y sobre asuntos de interés público; (b) el discurso sobre funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones y sobre candidatos a ocupar cargos públicos; y (c) el discurso que configura un elemento de la identidad o la dignidad personales de quien se expresa.”[1]

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha manifestado claramente que “en nuestra región es frecuente que las autoridades subordinen el ejercicio del derecho a la protesta social al presunto mantenimiento de intereses colectivos como el orden público y la paz social, basándose en la vaguedad o ambigüedad de estos términos para justificar decisiones restrictivas de los derechos. La noción de orden público y paz social que se impone parece preocupada únicamente en garantizar el orden como una expresión del poder del Estado y privilegiar los derechos e intereses de quienes se puedan ver afectados circunstancialmente por las protestas.”

Por tanto, cuando los Estados pretendan emprender acciones o políticas tendientes a preservar cuestiones relacionadas con el “orden público”, la “paz pública”, así como la “moral o buenas costumbres” que menciona el Decreto Ejecutivo, deben realizarlo en clave de derechos humanos, con un enfoque de seguridad ciudadana, lo cual cumpla con las obligaciones de respetar, proteger y garantizar el ejercicio pleno de derechos humanos, sin que vayan en detrimento de estos, y observando en todo momento los principios de legalidad, proporcionalidad y necesidad, bajo normas claras y precisas.

En este sentido, el Decreto Ejecutivo en referencia, además de determinar como medida extrema la suspensión de garantías en Honduras, contiene disposiciones y fundamentos sumamente preocupantes que, por su ambigüedad, abren la posibilidad de realizar un uso excesivo de la fuerza pública por parte de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas. De entrada, limita en forma desproporcionada el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, al prohibir que las personas circulen y se manifiesten de manera totalmente libre, sin que existan restricciones de lugar u horarios para hacerlo.

Además, contiene disposiciones sumamente ambiguas y amplias como las ya referidas, que pretenden preservar “el orden público, la moral y las buenas costumbres” con la facultad de detener a toda persona que circule o transite dentro de los horarios que prohíbe el Decreto Ejecutivo y que “sea sospechosa de causar daños a las personas o sus bienes”, así como desalojar cualquier instalación donde se encuentren personas manifestantes o que “en su interior estén realizando actividades prohibidas por la ley”. Esto sin duda, coloca en grave riesgo la libertad e integridad de las personas, ante el posible uso de la fuerza policial o militar, a partir de dichos supuestos ambiguos.

Por todo lo anterior, las organizaciones y personas firmantes manifestamos nuestra profunda preocupación ante la emisión del Decreto Ejecutivo emitido por el Gobierno de Honduras, frente a la situación de protestas que se desarrollan en el contexto de las elecciones presidenciales celebradas el 26 de noviembre.

Hacemos un llamado urgente para que se restablezca la normalidad social en Honduras y se preserve un sistema democrático que proteja y garantice el pleno ejercicio de los derechos fundamentales de todas las personas.

Sigue la firma de todas ellas.

Captura de pantalla de 2017-12-11 20-06-31

Honduras: el golpe blando preventivo

Por: Atilio Borón
La interminable epidemia de “golpes blandos” propiciada por la Casa Blanca se ha ensañado una vez más con Honduras. Fue allí, en el año 2009, donde por vez primera se aplicó esta metodología una vez que fracasara el golpe militar tradicional ensayado un año antes en Bolivia. A partir de ese momento los gobiernos indeseables de la región serían barridos por un letal tridente conformado por la oligarquía mediática, el poder judicial y los legisladores, cuyo “poder de fuego” combinado supera el de cualquier ejército de la región. José Manuel “Mel” Zelaya fue su primera víctima, a quien seguirían en el 2012 Fernando Lugo en Paraguay y en 2016 Dilma Rousseff en Brasil. Bajo ataque se encuentran los gobiernos de Bolivia, Venezuela y, va de suyo, Cuba, mientras que en Ecuador el viejo recurso del soborno y la traición unidos a la técnica del “golpe blando” parecen haber detenido el rumbo de la Revolución Ciudadana de Rafael Correa. El objetivo estratégico de Washington con sus “golpes blancos” es regresar América Latina a la condición neocolonial imperante en la noche del 31 de diciembre de 1958, un día antes del triunfo de la Revolución Cubana.

En el caso hondureño el golpe funciona preventivamente, a través de un escandaloso fraude electoral que sólo ha suscitado la crítica de algunos pocos observadores enviados por la Unión Europea. En cambio, la misión de la OEA, presidida por un demócrata de credenciales tan impecables como el boliviano Jorge “Tuto” Quiroga, ha consentido todas y cada una de las violaciones de la legislación electoral y las normas constitucionales del gobierno de Juan Orlando Hernández, heredero del golpe del 2009. Claro que Quiroga no las tiene todas consigo porque el Tribunal Constitucional de Honduras ha declarado que la re-elección es un derecho constitucional que no puede ser conculcado por ninguna norma de rango inferior lo que, aplicado al caso de Bolivia, consagra la legitimidad de la aspiración del presidente Evo Morales de presentarse a una nueva contienda presidencial.

Pero regresando al meollo de nuestra argumentación, el fraude perpetrado en Honduras remeda al que inaugurara en 1988 el PRI mexicano para birlar a Cuauhtémoc Cárdenas de la victoria que estaba claramente obteniendo en las urnas. En medio del recuento de votos se produjo un apagón que afectó a gran parte de la Ciudad de México y cuando finalmente el fluido eléctrico regresó se verificó un verdadero milagro, equivalente moderno al de la multiplicación de los panes y los peces de nuestro señor Jesucristo. En este caso los que se multiplicaron en medio del apagón fueron los votos de Salinas de Gortari, el candidato priísta, mientras que Cárdenas era relegado a un triste segundo lugar. En Honduras acaba de ocurrir exactamente lo mismo, lo que prueba que a la Santa Madre Iglesia le asiste la razón cuando afirma que los milagros existen y se producen casi a diario. Salvador Nasralla, el candidato del frente opositor llevaba cinco puntos porcentuales de ventaja al escrutarse algo más de la mitad de los sufragios y las tendencias eran muy claras. En ese momento el Presidente del Tribunal Superior Electoral declara que no se puede anunciar ningún resultado porque falta escrutar el resto de las actas, pese a que el candidato del tercer partido, Luis Zelaya, reconoce el triunfo de Nasralla. El TSE retoma el conteo selectivo de las actas en distritos en donde se presume que el candidato oficialista tiene alguna ventaja al paso que, simultáneamente, aparecen recurrentes desperfectos en el centro de cómputos del TSE y los consabidos apagones. Una vez subsanados los guarismos van ofreciendo una pequeña ventaja al presidente Juan Orlando Hernández, aunque las sospechas aumentan porque el Ministerio Público allanó una oficina del partido gobernante sorprendiendo a sus ocupantes en la preparación de actas comiciales falsas. Lo interesante del caso es que este fraude es tan rudimentario que dio pie a otro milagro sin precedentes en la historia política mundial: después de los desperfectos y los apagones subían los votos de Hernández en la candidatura presidencial, pero no así los de los alcaldes y diputados del oficialismo que se mantenían en sus registros anteriores. Todo esto, repetimos, ante el cómplice mutismo de la misión de la OEA encabezada por Quiroga, cuyo adn político reaccionario hacía que mirase con buenos ojos esta burla a la voluntad popular. No es de sorprenderse entonces que las bases sociales de los partidos de la oposición hayan ganado las calles exigiendo el respeto a la voluntad de la ciudadanía. Y que el gobierno fascista de Hernández, el mismo que ha prohijado junto a la “Embajada” el baño de sangre que se produjo en Honduras desde el golpe de 2009 y que el caso de Berta Cáceres es apenas el más conocido, haya declarado toque de queda entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana y estado de sitio. Ya suman unos diez los muertos por las protestas en Honduras pero el gobierno continúa su marcha impertérrito, con la abierta complicidad del “Canalla Mayor” de las Américas, Luis Almagro y sus enviados y el tácito aval de la “Embajada” que jamás consentiría que un opositor llegara al palacio presidencial.

Es que Honduras es una pieza de gran valor estratégico en el diseño geopolítico de Washington. Limita con dos países como El Salvador y Nicaragua que tienen gobiernos considerados como “enemigos” de los intereses norteamericanos y la base aérea Soto Cano, ubicada en Palmerola, tiene una de las tres mejores pistas de aviación de toda Centroamérica y, además, es escala obligada para el desplazamiento del Comando Sur hacia Sudamérica. Además, la base Soto Cano es la que alberga a la Fuerza de Tarea Conjunta “Bravo” compuesta por unos quinientos militares de EEUU dispuestos a entrar en combate en cuestión de horas. Hay que recordar que el ejército hondureño fue refundado por el embajador estadounidense John Negroponte y que, en los hechos, es un comando especial de las fuerzas armadas de Estados Unidos más que un ejército nacional hondureño. Todo esto es lo que está en juego en la elección presidencial de Honduras. Por ello Washington alentó el golpe contra “Mel” Zelaya y, en la actualidad, convalida la maniobra fraudulenta del presidente Hernández. La oposición jamás reconocerá la legalidad y la legitimidad de este proceso electoral, viciado desde sus raíces. La última aberración fue hace instantes comunicada por el TSE: procederá a contar los votos de las actas faltantes sin la presencia de los representantes de los partidos opositores. Es decir, el gobierno contará los votos y proclamará su fraudulenta victoria al margen de cualquier instancia de control independiente. Ante la monstruosidad de esta farsa electoral la oposición deberá exigir el llamado a nuevas elecciones pero bajo supervisión internacional porque está visto que el TSE es un apéndice del gobierno y que ni siquiera garantiza el correcto recuento de los votos, para ni hablar del entero proceso electoral. Y los gobiernos democráticos de Nuestra América deberán encolumnarse sin hesitar detrás de los reclamos de las fuerzas de la oposición para impedir la consumación de un “golpe blando preventivo” como el que está actualmente en curso hundiendo aún más a Honduras en una tremenda crisis nacional general. Por último, habrá que notificar al “Canalla Mayor” de las Américas que algunas anomalías están ocurriendo en el proceso electoral hondureño, sacándolo de su bien pagada obsesión por monitorear y desprestigiar al gobierno de Maduro y las elecciones venezolanas.

Pantallazo-2017-12-08 22-53-19

#DefendiendoAMaleno

amalena

Manifiesto

El pasado miércoles la defensora de derechos humanos Helena Maleno Garzón recibió una visita de la Policía, que la citaba ante la justicia marroquí este martes 5 de diciembre. Sin tener acceso a toda la información judicial para conocer en detalle las acusaciones que se vierten sobre ella, la documentación legal proporcionada concluye que la Defensora de Derechos Humanos es acusada por España de crimen internacional de tráfico de seres humanos e inmigración clandestina. El Estado español ha realizado investigaciones sobre su labor, por lo que podría haber pedido colaboración a Marruecos al ser Helena residente en este país. La base para la acusación de la Defensora son las llamadas de petición de auxilio que habría
realizado a Salvamento Marítimo acerca de embarcaciones de personas migrantes que se encuentran a la deriva y/o desaparecidas.

maleno

Un proceso judicial claramente destinado a criminalizar el trabajo que desarrolla Helena Maleno
desde hace años como defensora de derechos humanos. Cabe remarcar que Helena Maleno es una periodista y defensora de derechos humanos española especialista en Migraciones y Trata de seres
humanos. Desarrolla desde 2001 en Frontera Sur una labor de apoyo permanente en derecho a la salud, educación, identidad y a la vida de las personas migrantes. En su larga actividad se ha dedicado a :

    • Investigar la situación de los Derechos Humanos de las personas migrantes en la frontera Sur:
      vulneraciones por parte de las autoridades, ayuda en caso de agresiones y violencia, denegación de acceso al asilo, protección de menores y víctimas de trata, ayuda humanitaria, etc.
    • Documentar casos de violencia contra las personas migrantes en las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, visibilizando prácticas ilegales como las  ‘devoluciones en caliente’ y denunciando políticas como la ‘externalización de fronteras’.
    • Protección del derecho a la Vida: alertando a los servicios de Salvamento y rescate de los países correspondientes toda vez que personas migrantes han realizado llamadas de auxilio desde el mar.
    • Identificar los cuerpos de quienes naufragan, informar a las familias en los países de origen y conseguir un enterramiento digno según sus tradiciones y voluntades. Poner nombre a esos números que pierden la vida en cada día en el Mediterráneo.
    • Acompañar a las familias de las personas migrantes en su duelo y en su lucha para exigir verdad, justicia, reparación y no repetición.
    • Abrir investigaciones y ejercer presión sobre las autoridades competentes cuando se producen situaciones de uso excesivo de la fuerza contra las personas migrantes y por consiguiente la vulneración de sus derechos fundamentales, tales como el propio derecho a la vida.
    • Detectar y proteger a las víctimas de trata, especialmente mujeres y menores, apoyando en procesos jurídicos y promoviendo su salida de las redes de explotación.
    • Asesorar y acompañar a potenciales personas refugiadas en su acceso al derecho al asilo.
    • Impulsar el empoderamiento de las personas migrantes, sensibilizando acerca de sus derechos y libertades fundamentales en países de origen, tránsito y destino.
    • Informar diariamente con sus más de 80.000 seguidores en redes sociales de toda su actividad con el objetivo de apoyar los procesos de las comunidades migrantes y de incidir en las políticas migratorias en las que prima la ‘seguridad del territorio’ sobre los Derechos Humanos.

Por toda esta labor, Helena Maleno ha logrado ser reconocida entre las comunidades migrantes no solo como una figura de referencia, sino también como una amiga y compañera a la que acudir para pedir ayuda. Ha desarrollado su labor para instituciones y organizaciones nacionales e internacionales como el Defensor del Pueblo de España, el Consejo General del Poder Judicial, Women’s Link o el Servicio Jesuita Migrante. Un trabajo de defensa de los Derechos Humanos premiado por el Consejo General de la Abogacía Española (2015) o la Unión Progresista de Fiscales
(2014), pero que también ha sido acompañado de presiones, intimidación y amenazas no solo por instituciones que ven sus malas prácticas salir a la luz pública, sino también por las redes criminales de trata y tráfico de personas.

Una vez más, hacemos un llamamiento internacional para DefenderAQuienDefiende. En particular, le recordamos respetuosamente a la autoridades de Marruecos y España sus obligaciones de proteger a los y las defensoras de derechos humanos de los migrantes tal como se recogen en los “Principios y orientaciones prácticas sobre la protección de los derechos humanos de los migrantes en situaciones de vulnerabilidad” del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos
Humanos, que en el principio 18 establece la obligación de “Respetar y apoyar las actividades de los defensores de los derechos humanos y demás personas dedicadas al rescate y la asistencia de los migrantes”. Reivindicamos hoy como nuestro el compromiso con todos los defensores y defensoras de los derechos humanos, cuya actividad está siendo crecientemente amenazada por la criminalización de la solidaridad bajo la excusa de la ‘defensa del territorio’.

Hoy no sólo nos enfrentamos a una amenaza contra la vida de Helena y su libertad . Se encuentra en juego el Estado social, el Estado de derecho, la propia democracia y con ello la libertad y los derechos más fundamentales de los pueblos, especialmente de aquellos que ejercen su derecho a defender derechos. Por eso hoy nuestra responsabilidad se encuentra apoyando a Helena. Por ello hoy nuestro compromiso humano nos tiene innegablemente #DefendiendoAMaleno

Captura de pantalla de 2017-12-07 11-08-21

“Denunciando al torturador”

Amigos/as, como bien sabéis, a lo largo de este año hemos iniciado las querellas contra
González Pacheco (alias Billy el Niño) y otros policías de la Dirección General de Seguridad que nos torturaron durante el final del franquismo y la transición. Nuestra intención es seguir sumando querellas contra todos los torturadores que siguen con vida.

La preparación jurídica de estas querellas exige un gran esfuerzo que venimos realizando con el valioso apoyo de varias entidades amigas como la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) y la Asociación Libre de Abogados (ALA). Además, la Red de Apoyo terapeútico, jurídico y psicosocial, SIRA, ha hecho la evaluación pericial sobre secuelas de la tortura y otras violaciones de DDHH sufridas por los querellantes.

También trabajamos con la APDHE y con los otros compañeros de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQuA) para promover ante los grupos parlamentarios una propuesta legislativa de modificación de la Ley de Amnistía y de un artículo del código penal, lo que facilitaría el camino a las querellas y, por ende, a la justicia.

Para ello se necesita formar a otros juristas, dar seguimiento a los y las querellantes asegurándonos de que se reúne toda la documentación necesaria, y un conjunto de tareas para cumplir con las cuales hemos puesto en marcha de este crowdfunding con goteo.org.

Queremos conseguir suficientes fondos para llevar ante los tribunales a estos torturadores y para que, de este modo, quienes sufrimos persecución, tortura y encarcelamiento por parte del franquismo podamos finalmente acceder a nuestro derecho a la justicia.

Iniciamos esta campaña por la recogida de fondos que se suma a las otras acciones que
estamos impulsando, como las querellas municipales por las violaciones de Derechos Humanos sufridas durante la dictadura e inicio de la transición por sus vecinos/as.

Hay que recordar que la tortura es un crimen contra la Humanidad, y que estos no prescriben.

No cejaremos en nuestro empeño por hacer realidad el derecho a la justicia de todas las personas que llevamos más 40 años esperándola.

Esperamos poder contar con vuestro apoyo, tanto mediante vuestra aportación como dando difusión a la campaña, siguiendo este enlace:

Pantallazo-2017-12-03 11-59-34

Google recopila las ubicaciones de los usuarios de Android aunque estén desactivados los servicios de localización

Keith Collins

Muchas personas se dan cuenta de que los smartphones rastrean sus ubicaciones. Pero, ¿qué sucede si desactiva los servicios de localización, no utiliza ninguna aplicación y ni siquiera ha insertado una tarjeta SIM?

Incluso si tomas todas esas precauciones, los teléfonos que ejecutan el software Android recogen datos sobre tu ubicación y los envían de vuelta a Google cuando están conectados a Internet, una investigación de Quartz ha revelado.

móvilDesde principios de 2017, los teléfonos Android han estado recopilando las direcciones de las torres celulares cercanas (incluso cuando los servicios de localización están desactivados) y enviando los datos a Google. El resultado es que Google, la unidad Alphaet trás Android, tiene acceso a datos sobre la ubicación de los individuos y sus movimientos que van bastante más allá de una razonable expectativa de privacidad del consumidor.

Quartz observó que la recopilación de datos ocurre y se puso en contacto con Google, que confirmó la práctica.

Las direcciones de las torres celulares se han incluido en la información enviada al sistema que Google utiliza para gestionar notificaciones y mensajes en teléfonos Android durante los últimos 11 meses, según un portavoz de Google. Según el portavoz, nunca se usaron o almacenaron y la compañía está tomando medidas para poner fin a esta práctica después de ser contactada por Quartz. A finales de noviembre, la compañía declaró que los teléfonos Android ya no enviaría a Google datos de localización de la torre celular, al menos como parte de este servicio en particular, que los consumidores no pueden desactivar.

En enero de este año, comenzamos a estudiar la posibilidad de utilizar los códigos de identificación celular como una señal adicional para mejorar aún más la velocidad y el rendimiento de la entrega de mensajes”, dijo el portavoz de Google en un correo electrónico. “Sin embargo, nunca incorporamos Cell ID a nuestro sistema de sincronización de red, por lo que los datos se descartaron inmediatamente, y los actualizamos para no volver a solicitar Cell ID”.

primeroNo está claro cómo las direcciones de las torres celulares, transmitidas como una cadena de datos que identifica una torre celular concreta, podrían haber sido usadas para mejorar la entrega de mensajes. Pero las implicaciones de privacidad de la práctica encubierta de compartir lugares están claras. Mientras que la información de una sola torre celular sólo puede ofrecer una aproximación de dónde se encuentra un dispositivo móvil, se pueden usar múltiples torres para triangular su ubicación dentro de un radio aproximado de 200 metros, o aún más preciso en áreas urbanas, donde las torres celulares están más cercanas entre sí.

La práctica es preocupante para las personas que prefieren no ser rastreadas, especialmente para aquellas personas como agentes del orden público o víctimas de abuso doméstico que rechazan los servicios de localización pensando que están ocultando completamente su paradero. Aunque los datos enviados a Google están cifrados, es posible que se puedan enviar a un tercero si el teléfono se ha visto comprometido con spyware u otros métodos de piratería informática. Cada teléfono tiene un número de identificación único con el que se pueden asociar los datos de ubicación.

La revelación se produce a medida que Google y otras empresas de Internet están bajo el fuego de los legisladores y reguladores, hasta el punto en que aspiran datos de los usuarios. Estos datos personales, que van desde las opiniones políticas de los usuarios hasta sus historiales de compra y sus ubicaciones, son fundamentales para los éxitos empresariales de empresas como Facebook y Alphabet, basados en la publicidad dirigida y la personalización y juntos están valorados en más de 1,2 billones de dólares por los inversores.

Las torres celulares localizan recolectan y envian a Google desde un teléfono Android con servicios de localización apagados y transportados A Washington, DC. (Obtenido por Quartz)

La práctica del uso compartido de ubicaciones no parece limitarse a ningún tipo particular de teléfono Android o tableta; al parecer, Google estaba recopilando datos de torres celulares de todos los dispositivos Android modernos antes de ser contactado por Quartz. Una fuente familiarizada con el asunto dijo que las direcciones de las torres de telefonía móvil estaban siendo enviadas a Google tras un cambio a principios de 2017 en el servicio Firebase Cloud Messaging, propiedad de Google y funciona en teléfonos Android por defecto.

torresIncluso los dispositivos que se habían restablecido a la configuración predeterminada de fábrica y las aplicaciones, con los servicios de localización desactivados, fueron observados por Quartz enviando las direcciones de las torres celulares cercanas a Google. Aparecen dispositivos con datos celulares o conexión WiFi para enviar los datos a Google cada vez que se encuentran dentro del alcance de una nueva torre celular. Cuando los dispositivos Android estén conectados a una red WiFi, enviarán las direcciones de la torre a Google aunque no tengan instaladas las tarjetas SIM.

Tiene implicaciones bastante preocupantes”, dijo Bill Budington, ingeniero de software que trabaja para la Electronic Frontier Foundation, organización sin ánimo de lucro que definde la privacidad digital. “Puedes imaginarte un sinnúmero de circunstancias en las que eso podría ser información extremadamente sensible que pone a una persona en peligro.”

El departamento de la política de privacidad de Google que cubre el uso compartido de ubicaciones dice que la empresa recopilará información de ubicación de los dispositivos que utilizan sus servicios, pero no indica si recopilará datos de los dispositivos Android cuando se desactiven los servicios de ubicación:

Cuando utilice los servicios de Google, es posible que recopilemos y procesemos información sobre su situación real. Utilizamos diversas tecnologías para determinar la ubicación, como la dirección IP, el GPS y otros sensores que pueden, por ejemplo, proporcionar a Google información sobre dispositivos cercanos, puntos de acceso Wi-Fi y torres celulares”.

Según el portavoz de Google, el sistema de la empresa que controla sus notificaciones y mensajes está “claramente separado de los servicios de localización, que proporcionan la ubicación de un dispositivo a las aplicaciones” Los dispositivos Android nunca ofrecieron a los consumidores una posibilidad de no recopilar datos desde la torre celular.

Es realmente un misterio por qué esto no es opcional“, dijo Matthew Hickey, un experto en seguridad e investigador de Hacker House, empresa de seguridad con sede en Londres. “Parece bastante intrusivo, por parte de Google, recopilar tal información que sólo es relevante para las redes de operador cuando no hay tarjeta SIM o servicios habilitados“.

Si bien Google afirma que no utiliza los datos de ubicación que recopila utilizando este servicio, sí permite a los anunciantes dirigirse a los consumidores mediante el uso de datos de ubicación, un enfoque que tiene un valor comercial evidente. La empresa puede decir utilizando un seguimiento preciso de la ubicación, por ejemplo, si una persona con un teléfono Android o la ejecución de aplicaciones de Google ha puesto pie en una tienda específica, y utilizar eso para dirigirse a la publicidad que un usuario ve posteriormente.

Se vende

sevende_hospital7Anuncian el traspaso de la titularidad de los centros sanitarios. En poco tiempo veremos negocios privados donde había hospitales públicos.

El traspaso desde la Seguridad Social a las comunidades autónomas, del patrimonio sanitario de la seguridad social (más de 600 hospitales), ha sido un objetivo de los grandes poderes económicos desde hace décadas. Desde los partidos nacionalistas hasta el PSOE, todos han argumentado de diferentes formas para traspasar lo que se construyó, fundamentalmente con el sudor de los trabajadores (a través de sus cotizaciones). De hecho, el PSOE en la época de Zapatero, aprobó una modificación legislativa, posiblemente escrita por la mano del propio Pujol, a cambio del apoyo de CiU a la ampliación de la edad de jubilación, para traspasar dicho patrimonio.

majalahondaInmediatamente, los nacionalistas catalanes anunciaron la venta de varias infraestructuras sanitarias para hacer caja (y llevárselo a Andorra posiblemente). Esta modificación legislativa fue aprobada, pero nunca aplicada por vete a saber que desencuentros políticos.

En el verano de 2015 CIU pidió en el Senado que la Seguridad Social transfiriera la titularidad de sus hospitales a las comunidades autónomas, en esos momentos, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, aseguró que “el Gobierno no va a permitir que se trocee la Seguridad Social”.

Hoy vuelven a la carga. El patrimonio sanitario de la Seguridad Social, que algunos cuantifican en 17.000 millones de euros, posiblemente mucho más si tenemos en cuenta la ubicación de algunos centros, corre peligro de ser transferido a los que llevan décadas desmontando, deteriorando y privatizando la sanidad.

Sus ansias infinitas de enriquecerse a nuestra costa convertirán muchos centros sanitarios, en centros….. comerciales, o cualquier tipo de negocio, se reducirá la capacidad sanitaria mientras las listas de espera crecen vertiginosamente. Debemos movilizarnos antes de que sea tarde.

CAS, 23 noviembre de 2017.

massevende

¿A quién estamos juzgando?

Las violaciones nos incumben a todas las mujeres. Esta todavía más: está en juego la cultura de la violación

Por Beatriz Gimeno

Una violación no es nunca sólo una violación por más que la víctima la viva lógicamente como única y absolutamente personal. Una violación, y el consiguiente juicio y tratamiento social son un reflejo de la historia de las relaciones entre hombres y mujeres y un reflejo social, simbólico, material, jurídico, mediático etc., de la posición de mujeres y hombres en una sociedad dada. Se podría hacer una historia de las relaciones entre los sexos y de la posición social de las mujeres simplemente haciendo un seguimiento de los casos de violación conocidos, de cómo se juzgan, de cómo se tratan socialmente, de cómo se castigan o no se castigan y también de a quién se castiga. Por eso el juicio que se está celebrando en Pamplona por la violación múltiple de una chica durante los San Fermines de 2016 es histórico en muchos sentidos, más allá de lo que signifique para la víctima, que esté en juego su propia vida, su necesaria reparación y, a partir de ahí, su curación futura. Si todas las violaciones nos incumben a todas las mujeres, esta nos afecta especialmente, al venir acompañada de otros elementos que la han convertido en un compendio de lo que significa la cultura de la violación y al ocurrir en un momento en el que las mujeres estamos abandonando el silencio habitual frente a las agresiones sexuales que todas vivimos por el hecho de ser mujeres. Lo que está ahora en juego es la respuesta que el Estado va a dar a una agresión especialmente brutal y si la cultura de la violación va a salir reforzada o fragilizada de este juicio. Su tratamiento, su castigo, su reparación, nos incumbe a todas porque el tratamiento judicial, social y mediático que se le dé a esta violación nos va a mostrar si el contexto de legitimación en el que los agresores se sienten impunes y culturalmente adaptados está siendo cuestionado o no.

La violación, como sabemos, no siempre ha sido un delito y aun cuando lo fuera no siempre ha sido un delito grave. En muchas ocasiones lo que se castigaba era el uso del cuerpo femenino entendido como propiedad de un hombre y no como la vulneración de nuestra libertad y de nuestra dignidad. Para que pudiera ser considerada un ataque a nuestra libertad y dignidad tuvimos primero que constituirnos como sujetos con derechos, con libertad y dignidad, ciudadanas, cuestión esta que nos ha llevado siglos y que es un proceso que está lejos de haber concluido. Durante toda la historia, además, la violación ha sido un comportamiento masculino naturalizado, algo que estaba en el orden normal de las cosas. Por eso no es como cualquier otro delito y por eso no es nunca fácil castigar a los culpables. Cierto que existe también para los violadores, como para cualquier delincuente, la presunción de inocencia, pero cuando hablamos de violación los términos se invierten siempre. No creo que haya ningún otro crimen en el que la víctima tenga que demostrar no que los acusados son culpables, sino que ella misma es inocente. Esa exigencia planea siempre sobre cualquier caso de violación y si no es en el tribunal, será en los medios o en la sociedad en su conjunto. La víctima de una violación tiene primero que demostrar que es inocente para poder condenar a los culpables. ¿Inocente de qué? Pues de ser una mala mujer, es decir, una mujer que merecía ser violada.

Para empezar, la víctima tendrá que demostrar que no tiene parte de culpa en lo que ha pasado. La primera culpa es estar donde no debía; ponerse a tiro de los irreprimibles y naturales deseos masculinos. Los hombres son así y si no quieres que te violen no estés donde no debes: no estés sola, no estés en la calle a horas tardías, no te sientes en un banco como si esperaras algo, no te vayas con ningún hombre, no entables conversación con desconocidos, no te vayas con él o ellos a un bar. Es decir, fundamentalmente no seas como ellos, que pueden hacer todas esas cosas tranquilamente. No olvides que el sitio de las mujeres no es la calle, ni andar sola, ni olvides que los hombres son siempre un peligro; si lo olvidas… es cosa tuya. La segunda cuestión es demostrar que verdaderamente no querías que te violaran. No hay que demostrar que ellos te violaron, sino que tú no querías que tal cosa ocurriese. Se da por hecho que lo normal —si has transgredido las normas del punto 1— es que ellos lo intenten. Lo masculino es tener siempre ganas de meter la polla en cualquier orificio de una mujer, piense lo que piense ella del asunto. Y lo normal es también tratar de vencer la primera negativa femenina, que se supone que es, también, lo normal en las mujeres. Una negativa no es bastante. Se exige siempre una especie de negativa cualificada que queda a criterio de los que juzgan. Porque volvemos a lo anterior, el comportamiento de ellos es lo normal, eso queda fuera del foco. Si la mujer no se resiste lo bastante —y aunque explique hasta la saciedad que no quería— el comportamiento de ellos no merecerá reproche. ¿Y cuánto es bastante, mucho, poco? Nunca se sabe, eso queda a juicio de los que juzgan e intervienen muchas variables. En principio parece que hay que arriesgarse a un daño mayor, porque se supone que una mujer decente ha de preferir cualquier cosa a ser violada. Eso suele ser un criterio. Porque ser violada es lo peor y la que piense que peor es morir o sufrir más daño físico, esa ya entra en la categoría de sospechosa. Antiguamente, las mujeres se quitaban la vida antes de permitir que las violaran. De esas no quedaba duda de que verdaderamente no querían ser violadas, de todas las demás nunca está claro.

La tercera cuestión es que se trata de la palabra de una contra la de otro(s). No hay testigos. ¿Cómo se va a creer a las mujeres si hasta hace poco (y aun en muchos lugares) nuestra palabra valía la mitad que la de un hombre ante un tribunal? Un hombre siempre tiene presunción de verosimilitud, nosotras no y mucho menos cuando con nuestra sola palabra podemos hundir la vida de unos chicos normales y socialmente adaptados. La víctima de una violación muy a menudo sólo tiene su palabra, y eso en un contexto cultural en el que abrumadoramente se considera que las mujeres somos mentirosas, y así lo atestiguan refranes, frases hechas, personajes que pueblan obras de teatro, novelas, películas. Mentirosas y, además, odiamos a los hombres y queremos hacerles daño. El hecho de que una mujer decida denunciar una violación sabiendo que eso significa exponer su intimidad, su vulnerabilidad, ser juzgada, arriesgarse a ser cuestionada, rememorar el suceso en lugar de olvidarlo… eso no da apariencia de verosimilitud a la cuestión, más bien al contrario. Exponerse a pasar por todo ello también es sospechoso.

Y por último, la respuesta que se tenga a la violación influye en la consideración de la misma. Es decir, para que sea verdadera violación tienes que hundirte después y ya no levantarte; tienes que decretar que tu vida se ha roto de manera irremediable, cualquier otra reacción te convierte —también— en sospechosa. Si tan grave es… ¿cómo es que no te mueres? ¿Cómo es que no te tiras a la pira? ¿No será que, en realidad, no te ha desagradado tanto como dices? Y así, volvemos al principio en un bucle de imposible resolución. Esto es lo que ha debido pensar el juez cuando ha admitido como prueba una investigación sobre la vida de la víctima. ¿Qué tiene que ver la vida anterior o posterior de la víctima con lo que ocurrió en aquel portal? ¿Qué más da, a la hora de juzgar si hubo o no agresión, que la chica se recuperara pronto o tarde? ¿Qué más da si recuperó su vida normal o no pudo hacerlo? ¿Qué relación tiene con el delito que después del suceso ella se divirtiera con sus amigas o se fuera de viaje? En definitiva: ¿a quién se está juzgando?

En cambio, la vida de ellos sí que tiene importancia. En este caso, en cambio, el juez ha considerado que el siguiente mensaje no tiene nada que ver con el asunto: “Tengo reinoles [rohypnoles] tiraditas de precio. Para las violaciones”. “Hay que empezar a buscar el cloroformo, los reinoles, las cuerdas… para no pillarnos los dedos porque después queremos violar todos”. “Violaría una rusa que vea despistada y palizón a un niño de 12 años inglés. 2-0 y pa casa”. Que en su vida anterior los agresores hablaran repetidamente de que se estaba preparando para violar a una mujer no lo admite el juez como prueba, debe ser el comportamiento masculino habitual; que haya sobre ellos una denuncia por otra violación no importa, los hombres son así; que su comportamiento y su actitud ante las mujeres sea de un machismo insoportable no cuenta porque, ya sabemos que las violaciones no tienen nada que ver con el machismo y que todos los hombres hacen chistes sobre la cuestión. Ellos, machistas, agresores confesos, presuntos violadores, llegan al juicio siempre impolutos. Son hombres. Ella, en cambio, llega cargando una maleta de descrédito, sospechas, acusaciones, es una mujer y sólo por eso tiene mucho que demostrar. Queda mucho juicio por delante, es cierto. Ojala que no se cumplan algunos malos presagios.

Pantallazo-2017-11-20 14-51-40