🐃La trampa de JavaScript🐃

FSF seeks full.-time senior GNU-Linux Administrator

por Richard Stallman

Sin darte cuenta, puedes estar utilizando a diario en el navegador programas que no son libres.

Webmasters: existen varias maneras de indicar la licencia de los programas JavaScript en un sitio web.

tuxEn la comunidad del software libre estamos familiarizados con el hecho de que los programas que no son libres maltratan a los usuarios. Algunos de nosotros defendemos nuestra libertad rechazando todo software privativo en nuestros ordenadores. Otros muchos consideran que la falta de libertad en un programa es un serio defecto.

Muchos usuarios son conscientes de que este problema concierne a los accesorios que los navegadores ofrecen instalar, ya que estos pueden ser libres o no. Correcto, pero los navegadores ejecutan además otros programas que no son libres y sobre los que no nos preguntan ni nos avisan, programas que las páginas web contienen o enlazan. Tales programas están mayoritariamente escritos en JavaScript, aunque también se usan otros lenguajes.

JavaScript (oficialmente denominado ECMAScript, aunque pocos emplean este nombre) al principio se usaba para pequeños detalles ornamentales en páginas web, tales como bonitas pero innecesarias características de navegación y maquetación. Era aceptable considerarlos como meras extensiones del lenguaje de etiquetas HTML más que como verdadero software, y despreocuparse del asunto.

Algunos sitios continúan usando JavaScript de esa manera, pero muchos lo usan para programas mayores que realizan operaciones importantes. Por ejemplo, Google Docs trata de instalar en el navegador del usuario un programa JavaScript de medio megabyte y tan compactado que podríamos llamarlo «Obscurscript». Esta forma compactada está hecha a partir del código fuente, del que se borran los espacios que hacen el código legible y las observaciones explicativas que lo hacen comprensible, y se sustituyen los nombres significativos que aparecen en el código con nombres cortos arbitrarios, de modo que no hay forma de saber lo que significan.

Parte del significado de software libre es que los usuarios tienen acceso al código fuente del programa (su diseño). El código fuente del programa representa la mejor preferida por los programadores para modificarlo, lo que incluye un conveniente espaciado, observaciones explicativas y nombres significativos. El código compactado es un falso e inútil sustituto del código fuente. El código fuente real de estos programas no está disponible para los usuarios, de modo que los usuarios no pueden entenderlo; por lo tanto, estos programas no son libres.

Además de no ser libres, muchos de estos programas son malware, ya que espían al usuario. Aún peor, algunos sitios web utilizan servicios que registran todas las acciones del usuario mientras mira la página. Estos servicios «redactan» los registros supuestamente excluyendo ciertos datos sensibles que el sitio no debería obtener. Pero incluso si funcionan de forma fiable, el único propósito de estos servicios es proporcionar al sitio web otros datos personales que no debería tener.

Normalmente, los navegadores no avisan cuando cargan programas JavaScript. Algunos tienen una opción para desactivar JavaScript totalmente, pero incluso si somos conscientes de este problema, nos llevaría mucho trabajo identificar y bloquear los programas que no son libres ni tampoco triviales. No obstante, incluso en la comunidad del software libre, la mayoría de los usuarios no son conscientes del problema, y el silencio de los navegadores suele ocultarlo.

En definitiva, el lenguaje JavaScript no es en sí mismo mejor o peor para la libertad de los usuarios que cualquier otro lenguaje. Un programa JavaScript se puede publicar como software libre distribuyendo el código fuente bajo una licencia de software libre. Si el programa es autónomo (si su funcionamiento y su propósito son independientes de la página que lo contiene), no hay problema: se puede copiar y guardar como archivo en el ordenador, se modifica luego ese archivo y se abre con un navegador para ejecutarlo. Es posible incluso empaquetarlo para su instalación como otros programas libres e invocarlo por línea de comandos. Estos programas no plantean ninguna cuestión ética particular diferente de los de C.

El problema de la trampa de JavaScript se presenta cuando al programa JavaScript acompaña a una página web que visitan los usuarios. Esos programas JavaScript están hechos para operar en una página o sitio particular, y la página o sitio depende de ellos para funcionar.

Suponga que copia y modifica la página del código JavaScript. Surge entonces otro problema: incluso si el código fuente del programa está disponible, los navegadores no le ofrecen al usuario un modo de ejecutar su propia versión modificada en vez de la original cuando visita esa página o sitio. El efecto es comparable a la «tivoización», aunque en principio no tan difícil de solucionar.

JavaScript no es el único lenguaje que los sitios web utilizan para los programas que envían al usuario. Flash admitía la programación mediante una variante ampliada de JavaScript, pero esto es cosa del pasado . Es probable que Microsoft Silverlight cree un problema similar a Flash, solo que peor, ya que Microsoft lo usa como plataforma para códecs que no son libres. Un reemplazo libre para Silverlight no cumplirá adecuadamente su función en el mundo libre a menos que venga de serie con códecs de recambio libres.

Los applets Java también se ejecutan en el navegador, y plantean problemas similares. En general, cualquier sistema de applet presenta problemas de este tipo. Disponer de un entorno de ejecución libre para un applet no hace sino aplazar el problema.

En teoría se puede programar en HTML y CSS, pero en la práctica esta posibilidad es limitada y engorrosa; ya solo conseguir que haga algo es toda una hazaña. Tales programas deberían ser libres, aunque desde 2019 CSS no constituye un serio problema para la libertad de los usuarios.

Se ha desarrollado un potente movimiento para reclamar que los sitios web empleen solo formatos y protocolos libres (algunos los llaman «abiertos»); esto es, aquellos cuya documentación sea pública y que cualquiera sea libre de implementar. No obstante, la presencia de programas de JavaScript en las páginas web hace que este criterio sea insuficiente. El propio lenguaje de JavaScript, en cuanto formato, es libre, y el uso de JavaScript en un sitio web no es necesariamente algo malo. Sin embargo, como hemos visto antes, sí puede ser malo, en el caso de que el programa de JavaScript no sea libre. Cuando el sitio transmite un programa al usuario, no basta con que el programa esté escrito en un lenguaje documentado y sin trabas, sino que además el programa mismo debe ser libre. «Transmitir al usuario únicamente programas libres» debe ser uno de los criterios de un sitio web ético.

La carga y ejecución silenciosa de programas que no son libres es uno de los diversos problemas que presentan las «aplicaciones web». La expresión «aplicación web» se acuñó para obviar la distinción fundamental entre el software que se entrega a los usuarios y el que se ejecuta en un servidor. Puede referirse a un programa cliente especializado que se ejecuta en un navegador, puede referirse a un software especializado del servidor, o puede referirse a un programa cliente especializado que opera mano a mano con software especializado del servidor. La parte cliente y la parte servidor plantean problemas éticos diferentes, aun cuando estén tan integradas que se pueda considerar que forman parte de un solo programa. Este artículo se ocupa solo del software de la parte cliente. Tratamos lo referente al servidor por separado.

En la práctica, ¿cómo podemos afrontar el problema de la presencia en sitios web de programas Javascript que no son libres ni triviales? En primer lugar, no ejecutarlos.

¿A qué nos referimos cuando decimos que «no es trivial»? Es una cuestión de grado, por lo que no se trata de buscar una única respuesta correcta, sino de ofrecer un criterio sencillo que dé buenos resultados.

Nuestro criterio actual es considerar que un programa escrito en JavaScript no es trivial si se cumple alguna de las siguientes condiciones:

  • se remite a él como script externo (desde otra página);
  • declara un array de más de 50 elementos;
  • define una entidad nombrada (función o método) que llama a algo diferente de una primitiva;
  • define una entidad nombrada que comprende más de tres construcciones condicionales y una construcción en bucle;
  • el código que no pertenece a las definiciones nombradas llama a algo distinto de las entidades primitivas y funciones definidas más arriba en la página;
  • el código que no pertenece a las definiciones nombradas contiene, en total, más de tres construcciones condicionales y una construcción en bucle;
  • llama a la función eval;
  • hace llamadas Ajax;
  • utiliza notación con corchetes para acceder de manera dinámica a las propiedades de los objetos: object[property].
  • modifica el DOM;
  • utiliza estructuras JavaScript dinámicas que son difíciles de analizar sin interpretar el programa, o se carga junto con scripts que utilizan dichas estructuras. Concretamente, utilizando cualquier estructura distinta de una cadena literal con ciertos métodos (Obj.writeObj.createElement y demás).

¿Cómo hacemos para determinar si el código JavaScript es libre? En un artículo aparte proponemos un método para que un programa JavaScript que no sea trivial inserto en una página web indique la URL donde se encuentra su código fuente, y también su licencia, mediante comentarios estilizados.

Por último, tenemos que modificar los navegadores libres para que detecten y bloqueen el código JavaScript en las páginas web cuando no sea libre ni trivial. El programa LibreJS detecta y bloquea el código JavaScript que no es libre ni trivial en las páginas que se visitan. LibreJS está incluido en IceCat y disponible como aplicación complementaria para Firefox.

Los usuarios de navegadores necesitan una funcionalidad fácil de usar que especifique el código JavaScript a utilizar en lugar del que se encuentre en una página dada (el código especificado podría ser un reemplazo completo o una versión modificada del programa JavaScript libre de esa página). Greasemonkey está cerca de poder hacerlo, pero no lo suficiente, pues no garantiza la modificación del código JavaScript de la página antes de que el programa comience a ejecutarse. Funciona si se utiliza un proxy local, pero esto es demasiado incómodo como para considerarlo una solución real. Tenemos que desarrollar un procedimiento que sea fiable y cómodo, así como sitios web para compartir los cambios. El Proyecto GNU desearía recomendar sitios dedicados únicamente a cambios libres.

Estas funcionalidades permitirán que un programa JavaScript que se incluya en una página web sea libre en un sentido real y práctico. JavaScript ya no será un obstáculo para nuestra libertad, no más de lo que C y Java lo son ahora. Tendremos la posibilidad de rechazar e incluso reemplazar los programas JavaScript que no sean libres ni triviales, tal y como ahora rechazamos y reemplazamos los paquetes privativos que se ofrecen para su instalación convencional. A partir de ese momento podremos iniciar nuestra campaña para que los sitios web liberen JavaScript.

Entretanto, existe un caso en el que es aceptable ejecutar un programa JavaScript que no es libre: cuando se hace para enviar una queja a los administradores del sitio señalándoles que deberían liberar o eliminar el código JavaScript de la página. No dudes en habilitar temporalmente JavaScript con esa finalidad, pero recuerda desactivarlo después.

Webmasters: existen varias maneras de indicar la licencia de los programas JavaScript en un sitio web.

Agradecimientos: Gracias a Matt Lee y John Resig por su ayuda en la concreción del criterio que proponemos, y a David Parunakian por señalarme este problema.

🏴El bajón de Bakunin

💒Inmatriculaciones: el robo de nuestro patrimonio

🔎Vigilancia en los lugares de trabajo📹

Captura de pantalla de 2021-06-20 13-25-41

El capitalismo de vigilancia” amenaza cada vez más la acción colectiva de los trabajadores y el derecho humano a la protesta pública.

un fantasma recorre Europa, el fantasma de la vigilancia de los trabajadores. Con la escusa de la legislación de emergencia contra el terrorismo o para contener la pandemia Covid-19, la vigilancia de los trabajadores se está expandiendo y normalizando continuamente, en el lugar de trabajo y en nuestras calles.

Se hace de diferentes maneras, con varios grados de invasividad. Puede ser Amazon espiando a sus trabajadores en grupos privados de Facebook o usando la tecnología Covid-19 de seguimiento de salud para mantener a raya al menos a 340.000 trabajadores. Y puede ser el reconocimiento facial de los empleados que trabajan a distancia, supervisados por empleadores de menos categoria.

La vigilancia de los trabajadores también puede tomar la forma más amplia de los sistemas de reconocimiento facial en todos los espacios públicos de Europa. Esto puede —entre muchos otros daños— reprimir la organización de los trabajadores. Imponiendo un sentido omnipresente de estar vigilados, la vigilancia tiene un claro efecto escalofriante en la disposición de los trabajadores para ejercer su derecho a la libertad de reunión.

Apelación a corto plazo

Tanto a las empresas como a los gobiernos les puede gustar a corto plazo esta ola de expansión de la vigilancia. Mientras los artefactos llamativos ayudan a pintar una imagen de una tecno-utopia, la clave conductora es la búsqueda del control.

La posición dominante consolidada por las empresas de datos como Amazon sólo se corresponden con su incontable crecimiento. No podemos aceptar su lógica de tratar a la gente como una amenaza, con solo ver como ha sido adoptado por los gobiernos. Eso aceleraría la erosión de la confianza que vemos en nuestra sociedad.

DSC03440El despliegue del reconocimiento facial (u otras tecnologías de vigilancia biométrica) por gobiernos o empresas es una amenaza inmanente para la democracia en el centro de trabajo. En una protesta a las puertas de la sede de una empresa, se pueden utilizar las cámaras de CCTV para el espionaje sindical. Los algoritmos secretos, carentes de una base científica, podrían aplicarse para marcar e identificar “agitadores”. En las manifestaciones en las calles, la policía podría usar imágenes y software rápidamente para identificar y dirigir a los líderes, así como a las personas que apoyan o incluso informan sobre la manifestación.

No son negociables los derechos y las libertades fundamentales. La vigilancia de las personas no es la manera de abordar las protestas colectivas. Es preciso establecer límites claros y fortalecer la opinión colectiva de los grupos pertinentes de la población sobre las decisiones que les afectan.

La vigilancia masiva, en el trabajo y fuera de él, asfixia el legítimo discurso social sin aumentar la necesidad. La historia de las relaciones industriales muestra una y otra vez que el esconder los problemas bajo la alfombra, inevitablemente da lugar a que reaparezcan de nuevo, a menudo con consecuencias mucho más graves.

Complejo industrial de seguridad

La asociación documentada entre empresas privadas y públicas y la vigilancia en la Unión Europea ha sido descrita por Statewatch, organización de gran experiencia en las libertades civiles , como un “complejo industrial de seguridad”. Junto con las amenazas a la organización de los trabajadores, este fenómeno muestra por qué la nueva regulación de la inteligencia artificial de la UE debe ir más allá de lo que la Comisión Europea ha propuesto, y prohibir la vigilancia masiva biométrica, tanto por empresas privadas como públicas.

Además, la utilización de la IA en el lugar de trabajo, en la contratación, las evaluaciones y otros momentos, así como en todas las normas relacionadas con el lugar de trabajo, debe estar sujeta a los acuerdos del convenio colectivo. El borrador de la comisión sólo requeriría autoevaluación por las empresas que venden estas tecnologías, colocando al zorro protegiendo el gallinero.

Los derechos de los trabajadores se ganan, como con cualquier otro derecho humano, en las luchas colectivas: la negociación colectiva o la huelga en el lugar de trabajo y la protesta en las calles seguirán siendo las herramientas principales. Pero en una sociedad cada vez más digitalizada, donde los correos electrónicos, conversaciones, rostros y cuerpos pueden ser puestos bajo vigilancia constante, muchos temerán por su seguridad laboral y pueden optar por permanecer quietos antes de ser visibles.

Es por ello que la prohibición de la vigilancia biométrica masiva en los espacios públicos y una fuerte legislación para controlar las nocivas tecnologías IA en el lugar de trabajo son fundamentales para promover los derechos de los trabajadores.

Este artículo ha sido publicado en:

publicado

💩Lora Tamayo, el depurador de maestros del franquismo que continúa dando nombre a tres colegios andaluces

‼️PROACTIVA DESPIDE AL SECRETARIO GENERAL DE CGT SOCORRISTAS CASTELLDEFELS

💻Wormhole: Intercambio instantáneo de archivos encriptados gracias a WebTorrent🚥

Wormhole es una herramienta basada en el navegador que permite compartir archivos de forma instantánea con cifrado de extremo a extremo. El servicio utiliza WebTorrent de transfondo y es de uso libre. BitTorrent acelera las transferencias, pero no es necesario mantener las ventanas del navegador abiertas si los archivos son menores de cinco gigabytes.

photo_2021-06-18_13-03-52

La mayoría de la gente sigue asociando los torrents con los clientes de escritorio. Sin embargo, el navegador nativo equivalente a WebTorrent, se ha convertido en el motor de muchos servicios innovadores.

En pocas palabras, WebTorrent ha construido un puente entre BitTorrent y la web. En lugar de utilizar aplicaciones independientes, permite a la gente compartir archivos directamente desde su navegador, sin tener que configurar o instalar nada.

En los últimos años se han creado algunos servicios basados en esta tecnología. βTorrent es un cliente torrent completo que funciona en el navegador, y File.pizza fue uno de los primeros en desarrollar una herramienta sencilla para compartir archivos con un solo clic.

El nuevo servicio “Wormhole” también ofrece la posibilidad de compartir archivos de forma libre y sencilla, pero va un paso más allá. Wormhole añade una capa de privacidad al ofrecer transferencias de archivos cifradas de extremo a extremo. Y aunque utiliza WebTorrent en el transfondo, los usuarios no tienen que seguir compartiendo.

Uno de los impulsores del proyecto es Feross Aboukhadijeh, que también desarrolló WebTorrent. Junto con John Hiesey, lanzaron Wormhole para permitir a la gente enviar de forma segura archivos pequeños y grandes en cuestión de segundos. No es necesario registrarse.

Rápido y seguro

El fuerte énfasis en la velocidad y la seguridad distingue al servicio de muchos competidores. Al utilizar el cifrado de extremo a extremo, sólo el remitente y el destinatario pueden ver los archivos. Este no es el caso de Dropbox, WeTransfer y otras plataformas para compartir.

Construimos Wormhole con cifrado de extremo a extremo. Cuando utilizas Wormhole, se genera una clave en tu dispositivo y se utiliza para cifrar tus archivos. En tránsito, tus datos son ilegibles para Wormhole y los proveedores de servicios como tu ISP“, explican desde Wormhole.

El enfoque en la velocidad es donde entra en juego WebTorrent. Wormhole utiliza una combinación de servidores de alojamiento en la nube y tecnología BitTorrent para poder compartir archivos de gran tamaño lo más rápido posible. Si subes un vídeo de dos gigas, puedes compartir el enlace con otras personas al instante, incluso aún cuando no hayas terminado de subirlo.

Descarga instantánea

El cofundador de Wormhole, Feross, nos dice que esto permite a los destinatarios descargar archivos inmediatamente, antes de que el archivo esté completamente alojado en los servidores de Wormhole. La visualización de imágenes y vídeos en línea también está en la hoja de ruta.

Como utilizamos WebTorrent, Wormhole tiene la capacidad de hacer “streaming instantáneo”, por lo que no es necesario esperar a que los archivos se carguen antes de enviar el enlace para compartirlos con el destinatario“, explica Feross.

Lo puedes ver en acción cuando se envía un archivo súper grande a través de Wormhole. Si envías el enlace para compartir al destinatario antes de que tus archivos hayan terminado de cargarse, entonces WebTorrent empezará a transmitir simultáneamente el archivo directamente al destinatario.

1

La tecnología P2P puede acelerar considerablemente las transferencias de archivos. Esto es aún más cierto cuando las personas están en la misma red. En ese caso, los archivos ni siquiera tienen que viajar por Internet. Ni que decir tiene que esta ventaja desaparece cuando se cierra la pestaña del navegador.

Limitaciones

Siendo impresionante su facilidad de uso, Wormhole tiene sus limitaciones. Cuando se suben archivos de más de cinco gigabytes, tienes que mantener la ventana del navegador abierta. Estos archivos no se almacenan en los servidores de Wormhole. Para los archivos más pequeños, se puede cerrar la pestaña del navegador después de subirlos.

También hay algunas otras restricciones. Los archivos subidos sólo están disponibles durante 24 horas, tras las cuales se eliminan del servidor. Además, hay un límite de 100 descargas para cada archivo.

Feross nos dice que Wormhole está diseñado principalmente para las personas que quieren compartir archivos de forma rápida y segura con otros individuos o un pequeño grupo. No está pensado para almacenar archivos de forma permanente o enviar algo a millones de personas.

Expansión

Wormhole sólo lleva unas semanas en funcionamiento y todavía está en desarrollo. Para pagar las facturas, el equipo planea lanzar una versión premium con mayores límites de envío de archivos, y otras características que incluyen tiempos de expiración de enlaces personalizables.

todo

Hoy en día, todos los sitios web importantes están diseñados para que el proveedor de servicios posea la clave de tus datos. Creemos que esto es inaceptable y que hay una forma mejor”, añade Feross.

Quizá la mejor manera de explicar el servicio sea simplemente probarlo. No es necesario registrar una cuenta y el servicio no sólo es seguro, sino también gratuito.

⛓¡Vete a la chingada!: Roger Waters a Zuckerberg

💶Fondos europeos, al rescate del capitalismo español

🇻🇳Las promesas rotas de Vietnam👎🏽

Una crítica anarquista vietnamita al llamado “socialismo” de Vietnam.

Traducido de  “The Broken Promises of Vietnam” por Grupo Anarquista Aurora.

vvlacomuneVietnam, año 2021, el ambiente parece ser de optimismo. La incesante búsqueda del gobierno de una estrategia de “cero-COVID” le ha valido la aprobación generalizada tanto a nivel nacional como internacional. La economía ha logrado un crecimiento positivo, mientras que muchos de sus vecinos han sufrido el declive de la pandemia. Sin embargo, debajo de toda esta bravuconería, se puede percibir que algo falla. Hay una sensación persistente que nadie parece ser capaz de identificar. Casi como si hubiera un fantasma rondando Vietnam, el fantasma del comunismo, el verdadero, sin campanas ni silbatos.

Como observó astutamente Emma Goldman, en la URSS no había comunismo. Lo mismo puede decirse del Vietnam actual. El partido en el poder –el Partido Comunista de Vietnam (PCV)– se ha desviado durante mucho tiempo de la senda del comunismo.

Antes de que el actual líder del partido asuma su tercer mandato (2020-2025), formuló una ambiciosa hoja de ruta, en la que para 2045 Vietnam se convertiría en un país “desarrollado”, a la altura de Japón, Corea del Sur y Singapur. Para nosotros, los radicales, esto es una traición a la clase obrera, a los pueblos indígenas y a los grupos marginados que tanto sacrificaron por la revolución de Vietnam. Pero como dirían los marxistas-leninistas de ojos brillantes y convicción inflexible, todo eso forma parte del plan™ y 2045 será el tan esperado año en que Vietnam avance finalmente hacia un país sin clases, sin dinero y sin Estado.

Sin embargo, una mirada más atenta a la sociedad vietnamita actual mostraría que el plan no es más que una ilusión, y las promesas son una mera justificación para que la clase dominante y la clase capitalista sigan chupando la vida de Vietnam durante un tiempo más. La diferencia entre lo que predican las élites del partido y lo que permiten que ocurra en la realidad es la que existe entre el día y la noche.

millonariodelpuebloA medida que la economía de Vietnam crece a pasos agigantados, también lo hace el abismo entre los ricos y los pobres. Y ninguna cantidad de bienestar y regulación puede detener la acumulación de capital o invertir el flujo de riqueza de las manos de muchos a las de unos pocos. En ningún lugar se manifiesta esta acumulación de forma más generalizada que en el sistema de propiedad de la tierra. Este sistema permite arrebatar el control de la tierra a los campesinos y a la gente común a cambio de una escasa compensación y entregarla a los capitalistas, que a menudo obtienen muchos más beneficios. Por todo el país surgieron lujosos edificios residenciales, pero pocos de los desplazados por ellos pueden permitirse mudarse. El multimillonario Phạm Nhật Vượng, cuya familia posee tanta riqueza como 800.000 vietnamitas, no podría haber construido su imperio sin que las propiedades públicas le llegaran al bolsillo de esta manera.

El ya precario ecosistema de Vietnam y las comunidades indígenas también pagan un alto precio por este rápido desarrollo económico. El plan para el sector eléctrico hasta 2045 daba alguna concesión a las energías renovables mientras apoyaba la construcción de muchas nuevas centrales de carbón, ignorando su enorme huella de CO2 y las numerosas advertencias sobre la relación entre la energía del carbón y la niebla de PM2,5 que cubre las grandes ciudades, amenazando el bienestar de millones de personas.

A mediados de la década de 2010, cientos de pequeñas centrales hidroeléctricas surgieron en la zona montañosa que rodea el país para saciar a las ciudades y fábricas ávidas de energía. Estas centrales no sólo perturbaron la red fluvial y privaron de sedimentos esenciales a las tierras agrícolas situadas aguas abajo, sino que también causaron daños incalculables a las comunidades indígenas durante su construcción y funcionamiento. Las plantas de energía solar en Ninh Thuận despojaron a los indígenas Chăm de sus tierras de cultivo. El delta del Mekong, principal zona de cultivo de arroz de Vietnam, se enfrenta a una amenaza existencial por las numerosas presas que se están construyendo aguas arriba en Tailandia y China. Y al mismo tiempo que se ratifica un proyecto nacional para plantar mil millones de árboles, se conceden numerosas autorizaciones a los capitalistas para que puedan transformar miles de hectáreas de tierras agrícolas y forestales en complejos turísticos y campos de golf.

Detrás de todo esto hay un fuerte sentimiento de nacionalismo, una herramienta eficaz para silenciar cualquier crítica significativa contra el Estado, un valor que puede utilizarse para socavar la lucha de otras personas en nombre de un abstracto bien mayor. El nacionalismo se ha convertido en el valor que determina la valía de un ciudadano vietnamita.

Fue el nacionalismo lo que catapultó al Việt Minh al poder durante la década de 1940. Fue el nacionalismo lo que motivó a millones de jóvenes vietnamitas a poner el interés de la nación por encima del suyo propio al lanzarse contra el imperialismo extranjero. Desde los primeros días del Partido, se ha hecho un esfuerzo constante por cultivar un fuerte sentimiento de nacionalismo en todas partes.

El nacionalismo está en el plan de estudios de los niños vietnamitas, en nuestras canciones, poemas, arte y en todos los medios de comunicación. Uno de los mayores éxitos del Partido ha sido la fusión de la identidad nacional y la lealtad al partido. Los capitalistas vietnamitas modernos, como VinGroup o BKAV, han seguido el ejemplo de la maquinaria de propaganda estatal y han incorporado elementos nacionalistas en la comercialización de sus productos.

fiestadelpartido

Irónicamente, son los nacionalistas los que se declaran herederos de la revolución “comunista” de Vietnam, y sin embargo son el grupo que más se manifiesta en contra de todos y cada uno de los ideales radicales, como la liberación de los animales, la liberación del género y la sexualidad, la autonomía indígena, la despenalización del trabajo sexual y la solidaridad con las luchas internacionales, como las de Hong Kong o Myanmar. La persuasión nacionalista se transformó, como era de esperar, en una fuerza contrarrevolucionaria y reaccionaria que se vestía de rojo.

Las víctimas vulnerables del nacionalismo vietnamita son, entre otras, las siguientes:

  • Las personas queer, que siguen sufriendo un alto grado de discriminación en Vietnam. Los recientes avances en la liberación del género y la sexualidad han venido en gran medida de la mano de elementos liberales, como el movimiento del Orgullo, que no es más que una estratagema de marketing para empresas extranjeras y locales. Cambios sustanciales, como el reconocimiento de las familias homosexuales y de las necesidades médicas de los transexuales como derechos, se han retrasado una y otra vez para dar prioridad a “asuntos más urgentes”.
  • Las trabajadoras del sexo, estigmatizadas y señaladas por la policía. A ojos de la sociedad patriarcal vietnamita, el trabajo sexual no se reconoce como un trabajo, sino como una mera dolencia inmoral que hay que eliminar. En consecuencia, se culpa al trabajo sexual de la propagación de enfermedades de transmisión sexual como el VIH, y los trabajadores del sexo, especialmente los queer, son arrojados al margen de la sociedad.
  • Las comunidades indígenas, que han sido el blanco de las políticas expansionistas de Kinh (o Việt) desde la época del feudalismo, no encuentran ninguna seguridad bajo el gobierno “antiimperialista” del Estado actual. Y lo que es peor, la opresión a la que se enfrentan se ha intensificado, ya que el Estado dispone de nuevas y más eficaces herramientas para neutralizar cualquier resistencia, así como para patrullar proactivamente a la población indígena.

“La revolución de las ratas” — Diều Hâu.En el extranjero, muchos defensores del “socialismo” vietnamita han sido testigos de estas evidentes señales de alarma y las han ignorado, ya que todo se justifica en nombre del desarrollo de su Estado “socialista” favorito. Esto demuestra una apatía e ignorancia hacia la continua lucha del pueblo vietnamita por una sociedad justa, por no hablar del abrazo al capitalismo, siempre que se cubra con una bandera roja y se diga que está en contra de las ambiciones imperialistas de “Occidente”, especialmente de Estados Unidos, incluso cuando todos los indicios muestran que el comunismo no está ni estuvo nunca en la agenda.

Al final, existir es en sí mismo una victoria, por lo que se manifiesta un papel, un papel para representar las voces de los radicales vietnamitas. Nos dirigimos a la futura clase obrera, a la juventud, que está perpetuando y a la vez oprimida por el capitalismo y el Estado, para que pueda romper sus cadenas opresivas.

🐷La industria transporta a millones de animales de granja que recorren enormes distancias cada año en condiciones deplorables para acabar siendo sacrificadas al llegar a su destino.

👁Technopolice – One year of activism against surveillance technologies

👎🏽La U.E. manchada de sangre 👎🏽

Acción Directa Noviolenta en la sede del Frontex en Canarias:

Se levanta un nuevo movimiento internacional para “Abolir Frontex” 

Hoy más de 50 grupos de Europa y el Norte de África han lanzado una campaña para abolir Frontex y acabar con el régimen de fronteras de la Union europea. 

Se ha publicado una carta abierta y está disponible en español, alemán, árabe, francés, griego, italiano, polaco, portugués y turco.

 El 9 de junio de 2021, las acciones en 9 países,como Bélgica, Alemania,Holanda, Austria, Italia y España( en Canarias), están dirigidas a la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, Frontex.

 Las acciones marcan el lanzamiento de una campaña internacional para “Abolir Frontex” y la militarización de las fronteras, que pide retirar fondos y desmantelar el mortal régimen fronterizo de Europa. En los diferentes territorios se haran acciones directas noviolentas de denuncia de las políticas migratorias de la U.E. En España se ha elegido la sede del Frontex en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, para desarrollar la acción de denuncia y propuestas. 

En una carta abierta dirigida a la Comisión de la UE, el Consejo, el Parlamento y los líderes de Frontex, la coalición de campaña destacó las prácticas ilegales e inhumanas de la “Europa Fortaleza”, citando 40.555 muertes en los cruces fronterizos hacia Europa desde 1993 solamente. “Dejando morir en el Mediterráneo, el Atlántico y el desierto, disparadas en las fronteras, muertas por suicidio en centros de detención, torturadas y asesinadas después de ser deportadas…La UE tiene sangre en sus manos”, dice la carta. El lanzamiento de la campaña para abolir Frontex coincide con una expansión masiva de la agencia Frontex que ha asegurado un presupuesto de 5.600 millones de euros hasta 2027, con planes para contratar a 10.000 guardias fronterizos armados para el final del período. Su presupuesto ha crecido más de un 7560% desde 2005, utilizando sus nuevos recursos para comprar sus equipos como barcos, helicópteros y drones. 

Mientras tanto, Europa ha construido más de 1.000 kilómetros de muros y vallas fronterizas. La coalición de campaña, que incluye a grupos como la Red Canaria por los derechos de las personas migrantes, AlternativaAntimilitarista.MOC/ADNV, y Caravana Abriendo fronteras ha publicado una lista de demandas para acompañar sus acciones. Estas incluyen la abolición total de la agencia Frontex, el fin de la detención de migrantes por parte de las fuerzas de la UE, Regularización Ya, y fortalecer Salvamento Marítimo para el rescate en el Estado Español. 

Tras el lanzamiento el 9 de junio, la campaña planea montar una serie de acciones en ciudades de toda Europa, promoviendo sus demandas centrales en Bruselas, en los estados miembros de la UE y en todas las jurisdicciones que son cómplices de la “Europa Fortaleza”.

abolir

💻Pantallazos en movimiento: 6 – 13 de junio

💡La electricidad al servicio de las necesidades sociales y no de los beneficios empresariales.

accidenti

🇵🇪Perú. Castillo versus Fujimori🪑

Con lo justo

Tras una dura campaña, el candidato de Perú Libre logró una ventaja en votos de apenas unas décimas porcentuales sobre Keiko Fujimori. La hija del exdictador está empeñada, sin embargo, en recorrer la senda poselectoral que en otras latitudes trazara Donald Trump.

La realidad peruana no le da espacio a la sensatez. Podría ser un buen tema para novela de Mario Vargas Llosa, si no fuera porque él mismo es parte de ella. Y muy bien parado no sale en el capítulo que hoy protagoniza. El nobel entró en campaña el 18 de abril, cuando declaró su apoyo a lo que más odiaba: el fujimorismo. Su temor al cambio fue más fuerte que su rechazo a la corrupción y al autoritarismo que encarna Keiko Fujimori. El 31 de mayo, en un acto realizado en la ciudad natal del escritor, Arequipa, la hija de Alberto Fujimori realizó un juramento por la democracia tan despreciada por su padre. «Este es mi juramento, les pido su apoyo y compañía para cumplirlo. Reconozco que en el pasado reciente mi partido y yo no estuvimos a la altura de las circunstancias, pero los errores cometidos, la injusta prisión que he vivido, me han dejado una profunda lección; es por eso que, sin ninguna excusa, hoy pido perdón», dijo Keiko tras firmar el documento.

Y en pantalla gigante, desde España, Mario Vargas Llosa aseguró a los presentes que era sincero ese voto por el que Fujimori hija se comprometía a respetar la Constitución, abandonar el cargo a los cinco años de asumirlo, respetar la crítica de la prensa y el Poder Judicial, y no indultar a Vladimiro Montesinos (algo que debía estar sobreentendido: el excolaborador de su padre purga más de 40 condenas en una cárcel de máxima seguridad por delitos que van desde la desaparición forzada hasta el narcotráfico).

«Keiko Fujimori representa la libertad y el progreso, y el señor Castillo, la dictadura», remarcó el escritor, en un acto en el que también participó como una especie de garante el líder opositor venezolano Leopoldo López. El jueves 3 de junio, en el acto de cierre de campaña del partido de Keiko, Fuerza Popular, la candidata recibió un apretado abrazo del hijo de Mario, Álvaro Vargas Llosa. La consigna que repetían y que zanjó todas las diferencias anteriores entre los Vargas Llosa y los Fujimori: «Salvar a Perú del comunismo».

Los Vargas Llosa fueron una cuenta más de un largo rosario: una campaña de demolición contra el adversario de Keiko, Pedro Castillo, plagada de mentiras, tergiversaciones, frases sacadas de contexto y terruqueo permanente (véase «La hora del terror», Brecha, 4-VI-21). En los discursos del fujimorismo, Castillo fue vinculado al Movadef (Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales), un movimiento ligado a la ideología de Abimael Guzmán, el líder encarcelado del hoy disuelto Sendero Luminoso, grupo armado implicado en decenas de violaciones a los derechos humanos. En estos meses se llegó, incluso, a resucitar a este grupo terrorista en el debate público, luego de una matanza ocurrida en la zona cocalera del VRAEM (valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro) que terminó con la vida de 16 personas, incluidos cuatro niños, y por la que se investiga a grupos narcos. En la escena del crimen, las autoridades dicen haber encontrado panfletos con una hoz y un martillo. Castillo y Fujimori se acusaron mutuamente de estar vinculados a lo sucedido.

El peligro rojo

«No más pobres en un país rico» fue el eslogan de campaña de Castillo, un maestro rural de 51 años, nacido en el poblado de Puña, en el departamento de Cajamarca, a 956 quilómetros de Lima. Castillo es el tercero de nueve hermanos y su padre nació en la estancia de los Herrera, poderosos terratenientes de la zona. Trabajó allí la tierra pagando alquiler hasta que, en 1969, se produjo una reforma agraria bajo el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, quien acuñó la frase «campesino, el patrón no comerá más de tu pobreza».

mariateguiLos ecos de aquel lema se escucharon en la campaña de Castillo y eso puso nerviosos a muchos, quienes, con ingenuidad o sin ella, imaginaron la inminencia de expropiaciones que el candidato nunca anunció y lo vincularon a un ideario marxista-leninista que nunca ha profesado. Católico confeso, además de maestro rural, Castillo también fue rondero, esto es, miembro de los comités de autodefensa que los pobladores andinos formaron en los años ochenta y noventa para combatir la delincuencia y, posteriormente, también a Sendero Luminoso: las rondas. Su salto a la política fue en 2017, cuando lideró una huelga de maestros y profesores que duró 75 días, en reclamo, entre otras cosas, de un aumento de sueldo para el magisterio. En 2020, ante la imposibilidad de que el líder del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, participara como candidato –se encuentra sentenciado por corrupción–, Castillo fue invitado a encabezar las listas de esa formación.

En estas elecciones, mientras en primera vuelta se medían 18 presidenciables y los dardos de la derecha limeña se dirigían principalmente contra la candidatura de la izquierdista Verónika Mendoza, Castillo logró colarse en el balotaje, con un 19 por ciento de los votos, seis puntos por delante de Fujimori, en unos comicios en los que el 45 por ciento de los electores no votó por ningún candidato (véase «Opuestos, pero no tanto», Brecha, 16-IV-21). Aunque los partidos de centro y de derecha intentaron reaccionar en los últimos días anteriores a la primera vuelta, ya era tarde. Nuevos ingredientes aparecieron entonces en la campaña: a las denuncias ideológicas (Castillo «ha venido a imponer el marxismo y el comunismo», dijo Fujimori en abril), se sumaron el racismo y el clasismo. Durante casi dos meses, los presentadores de televisión les insistieron a «los pobres» en que «pensaran bien su voto». Hasta el uso de sombrero y la forma de hablar característica de la sierra del candidato de Perú Libre se convirtieron en materia de burla por políticos y comunicadores. Incluso los integrantes de la selección peruana de fútbol se sumaron a la campaña en un video en el que, «en nombre de la democracia», llamaron a apoyar a Fujimori y el candidato de ultraderecha Rafael López Aliaga, derrotado en primera vuelta, clamó en un mitin a favor de la líder de Fuerza Popular «¡Muerte al comunismo! ¡Muerte a Castillo!».

Cabeza a cabeza

A las 19 horas del domingo 6 de junio, un boca de urna le daba la victoria a Keiko Fujimori en el balotaje. Una cuenta regresiva fue transmitida en directo desde la casa de la candidata en Lima para dar lugar al anuncio: la líder de Fuerza Popular ganaría con un 50,3 por ciento de los votos. Se desató la alegría, y abrazos y sollozos parecían darle la razón a la frase «la tercera es la vencida», tras las dos postulaciones en que Fujimori mordió el polvo de la derrota ante Ollanta Humala, primero y Pedro Kuczynski, después. Cuatro horas le duró la alegría: el conteo rápido realizado cuatro horas después daba ganador a Castillo con un 50,2 por ciento, frente a un 48,8 por ciento de Fujimori. La alegría se trasladó a la región andina de Chota y Castillo seguía en pelea.

Comenzó entonces un conteo más detallado de votos, del que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) informaba cada media hora, poniendo en vilo a ambos bandos en un angustiante final cabeza a cabeza. Si bien Fujimori tomó la delantera en un comienzo, se sabía que la elección la decidirían los votos del exterior, y los del norte rico, favorables a la candidata, y los del sur pobre, favorables a Castillo. Cuando la tendencia a favor del maestro rural parecía irreversible, y se esperaba un reconocimiento de la derrota por parte de la candidata, convertida en democrática por juramento, esta volvió a ser la misma de 2016, cuando tampoco se resignó a la derrota que le propinó Kuczynski. Aquella vez, denunció un fraude inexistente y, a través de su mayoría en el Congreso, dedicó los años siguientes a hacer lo imposible para impedirle a su rival gobernar el país.

Entonces la diferencia fue de unos 40 mil votos. Ahora, con el 100 por ciento de las actas procesadas, se acerca a los 67 mil, en un total de 18.756.584 votos emitidos. Pero Keiko Fujimori no se rinde. Es comprensible. No solo se alejaría por tercera vez de su sueño de alcanzar la presidencia, sino que se acercaría a la prisión: pesa sobre ella un pedido de fiscalía de 30 años de cárcel por asociación ilícita, lavado de activos y evasión fiscal.

El lunes 7, Fujimori denunció sin pruebas, otra vez, un supuesto «fraude sistemático» y señaló que se habían impugnado más de 1.200 actas en las que ella habría sido ganadora, aunque bastaba revisar la información disponible en el portal web de la ONPE para verificar que las actas impugnadas eran apenas unas 400. La candidata presentó seis casos de supuestas irregularidades y pidió que los ciudadanos que tuvieran información de casos similares la hicieran saber utilizando en las redes sociales el hashtag #FraudeEnMesa. El Ministerio de Defensa se vio obligado a emitir un comunicado: «El ministerio y las instituciones armadas reiteran su compromiso con la Constitución, la democracia y el principio de neutralidad asumido por el Gobierno de Transición y Emergencia. Asimismo, reafirmamos el compromiso de respetar la voluntad ciudadana expresada en las urnas el 6 de junio. Exhortamos a todos los peruanos a respetar los resultados del proceso electoral y a trabajar unidos para fortalecer la democracia e impulsar el desarrollo del país. Llamamos a la unidad por sobre todas nuestras diferencias».

gobernaraLa reacción de los observadores electorales, en tanto, fue contundente. «No hay ninguna evidencia que nos permita hablar de fraude electoral», dijo a la prensa Adriana Urrutia, de la Asociación Civil Transparencia, que desplegó 1.400 fiscalizadores en Perú y en los centros de votación del exterior. De la misma opinión fueron los observadores de la Unión Interamericana de Organismos Electorales y los enviados de la propia Organización de Estados Americanos. En la vereda de enfrente, la voz del nobel volvió a escucharse, siempre a través de su hijo. «Tengo autorización de Mario Vargas Llosa para publicar que, a su juicio, es indispensable que autoridades electorales revisen las actas impugnadas en la segunda vuelta. Ellas, sin interferencia política, deben determinar el resultado de unas elecciones cuyo desenlace aún es incierto», tuiteó Álvaro este miércoles.

Como Donald

Keiko volvió con fuerza ese día para seguir con su estrategia. Esta vez pidió la nulidad de 802 actas de votación que, sumadas a las 1.200 mencionadas por ella anteriormente, ponen en juego medio millón de votos. Fujimori ha desplegado un ejército de abogados y notarios de los estudios más caros de Lima para escudriñar con lupa cualquier presunta irregularidad. O inventarla si es necesario. Su equipo se propone, por ejemplo, que se anulen actas de votación de la Amazonia, porque, afirman, sus firmas no se corresponden de forma exacta a las que aparecen en los DNI de los votantes. Lo cierto es que la ley no obliga a que las firmas sean idénticas y, en caso de suplantación de identidad, la denuncia debe hacerse en el momento. La candidata parece decidida, sin embargo, a emular el camino tomado en la última elección estadounidense por Donald Trump, quien reunió 92 abogados para impugnar los votos de su rival Joe Biden, a quien acusó de un monumental fraude que nunca ha logrado probar, mientras presentaba un alud de demandas que, en su mayoría, los tribunales se negaron siquiera a tramitar por la endeblez de los argumentos expuestos.

En Perú, serán, en primera instancia, los Jurados Electorales locales los que decidirán si dan lugar a las denuncias. De no hacerlo, el denunciante podrá apelar y la decisión, entonces, será del Jurado Nacional de Elecciones. El proceso puede durar varios días.

💶El reverso del “histórico” acuerdo fiscal del G7: poca recaudación y castigo a los países pobres

🗡Israel y el ejército más cobarde del mundo — Norman Finkelstein

silverio

🔌Una manera completamente nueva de generar electricidad💡

sci

Los ingenieros del MIT han descubierto una manera completamente nueva de generar electricidad

Por Anne Trafton, MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts)

Un nuevo material fabricado a partir de nanotubos de carbono puede generar electricidad mediante la captación de la energía de su entorno.

Ingenieros del MIT han descubierto una nueva forma de generar electricidad utilizando pequeñas partículas de carbono que pueden crear una corriente simplemente interactuando con el líquido que los rodea.

El líquido, un solvente orgánico, extrae electrones de las partículas, generando una corriente que podría utilizarse para impulsar reacciones químicas o para potenciar micro o nanoescala robots, según los investigadores.

Tiny Particles Power Chemical ReactionsEste mecanismo es nuevo, y esta forma de generar energía es completamente nueva”, dice Michael Strano, profesor de Ingeniería Química de Carbon P. Dubbs del MIT. “Esta tecnología es intrigante porque todo lo que tienes que hacer es fluir un solvente a través de un lecho de estas partículas. Esto te permite hacer electroquímica, pero sin cables.”

En un nuevo estudio que describe este fenómeno, los investigadores han demostrado que podían usar esta corriente eléctrica para impulsar una reacción conocida como la oxidación del alcohol, una reacción química orgánica que es importante en la industria química.

Strano es el autor principal del documento, que apareció el 7 de junio (de 2021) en Nature Communications. Los autores principales del estudio son el estudiante graduado del MIT Albert Tianxiang Liu y el ex investigador del MIT Yuichiro Kunai. Otros autores incluyen el ex estudiante de posgrado Anton Cottrill, postdocs Amir Kaplan y Hyunah Kim, estudiante de posgrado Ge Zhang, y los recientes graduados del MIT Rafid Mollah y Yannick Eatmon.

Propiedades únicas

El nuevo descubrimiento surgió de la investigación de Strano sobre nanotubos de carbono — tubos huecos hechos de una estructura de átomos de carbono, que tienen propiedades eléctricas únicas. En 2010, Strano demostró, por primera vez, que los nanotubos de carbono pueden generar “olas de potencia”. Cuando un nanotubo de carbono está recubierto con capa de combustible, pulsos móviles de calor o ondas termoeléctricas, viaja a lo largo del tubo, creando una corriente eléctrica.

Ese trabajo llevó a Strano y sus estudiantes a descubrir una característica relacionada de nanotubos de carbono. Encontraron que cuando parte de un nanotubo se recubre con un polímero tipo Teflon, crea una asimetría que hace posible que los electrones fluyan de los recubierto a la parte no cubierta del tubo, generando una corriente eléctrica. Esos electrones pueden extraerse sumergiendo las partículas en un solvente que tienen necesidad de electrones.

Para aprovechar esta capacidad especial, los investigadores crearon partículas generadoras de electricidad rectificando nanotubos de carbono y formándolas en una hoja de papel. Se recubrió cada cara de cada hoja con un polímero tipo Teflon, y los investigadores luego cortaron pequeñas partículas, que pueden ser de cualquier forma o tamaño. Para este estudio, fabricaron partículas de 250 por 250 micrones.

Cuando estas partículas se sumergen en un solvente orgánico como acetonitrilo, el solvente se adhiere a la superficie no cubierta de las partículas y comienza a sacar electrones de ellas.

El solvente se lleva electrones, y el sistema intenta equilibrar moviendo electrones”, dice Strano. “No hay una química de batería sofisticada dentro. Es sólo una partícula y la pones en solvente y comienza a generar un campo eléctrico. ”

Esta investigación muestra claramente cómo extraer la energía eléctrica ubicua (y a menudo no notificada) almacenada en un material electrónico para la síntesis electroquímica in situ”, dice Jun Yao, profesor asistente de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Massachusetts en Amherst, quien no participó en el estudio. “Lo bonito es que apunta a una metodología genérica que se puede ampliar fácilmente al uso de diferentes materiales y aplicaciones en diferentes sistemas sintéticos.

Potencia de partículas

La versión actual de las partículas puede generar alrededor de 0,7 voltios de electricidad por partícula. En este estudio, los investigadores también mostraron que pueden formar arrays de cientos de partículas en un pequeño tubo de prueba. Este reactor “lecho listo” genera suficiente energía para alimentar una reacción química llamada oxidación del alcohol, en la que un alcohol se convierte en un aldehído o una cetona. Por lo general, esta reacción no se realiza usando electroquímica porque requeriría demasiada corriente externa.

Porque el reactor de lecho listo es compacto, tiene más flexibilidad en términos de aplicaciones que un gran reactor electroquímico”, dice Zhang. “Las partículas se pueden hacer muy pequeñas, y no requieren cables externos para conducir la reacción electroquímica.”

En el futuro trabajo, Strano espera utilizar este tipo de generación de energía para construir polímeros utilizando sólo dióxido de carbono como material inicial. En un proyecto relacionado, ya ha creado polímeros que pueden regenerarse usando dióxido de carbono como material de construcción, en un proceso alimentado por energía solar. Este trabajo se inspira en la fijación de carbono, el conjunto de reacciones químicas que las plantas utilizan para construir azúcares de dióxido de carbono, utilizando energía solar.

A más largo plazo, este enfoque también podría utilizarse para potenciar los robots de micro o nanoescala. El laboratorio de Strano ya ha comenzado a construir robots a esa escala, que podrían un día utilizarse como sensores de diagnóstico o ambientales. La idea de ser capaz de rebuscar energía del medio ambiente para alimentar este tipo de robots es atractiva, dice.

Significa que no tienes que poner el depósito de energía a bordo”, dice. “Lo que nos gusta de este mecanismo es que puedes tomar la energía, al menos en parte, del medio ambiente.

Reference: “Solvent-induced electrochemistry at an electrically asymmetric carbon Janus particle” by Albert Tianxiang Liu, Yuichiro Kunai, Anton L. Cottrill, Amir Kaplan, Ge Zhang, Hyunah Kim, Rafid S. Mollah, Yannick L. Eatmon and Michael S. Strano, 7 June 2021, Nature Communications.
DOI: 10.1038/s41467-021-23038-7

🤔El derrocamiento de Allende, contado por Washington

💸Los datos en los que se basa el Gobierno para sospechar que las eléctricas puedan estar manipulando precios

luz

⛓Homo sacer en el Tarajal 👎🏽

La Veranda de Rafa Rius

radiokEen Derecho Romano, homo sacer era la tenebrosa figura jurídica que aludía a una persona sin derechos de ninguna clase y que por tanto, podía verlos atropellados con total impunidad para el atropellador. Pero no es necesario retroceder veinte siglos; en la actualidad también existen sobrados ejemplos: hace algo más de 15 años, el filósofo Giorgio Agamben (Homo Sacer. El poder soberano y la nuda vida, Pre-textos – 2004) nos lo recordaba en su muy interesante texto. De entrada, en latín, la palabra sacer, posee una aparente contradicción semántica en sus dos acepciones: sagrado y maldito. Dos acepciones que quizás no sean tan contradictorias como parece y tal vez no haga falta remontarse tanto en el tiempo para comprobarlo.

A lo largo de la Historia y hasta ahora mismo, podemos encontrar numerosos ejemplos en los que algo sagrado -la vida humana, puesto que es única e insustituible- puede ser al mismo tiempo, considerado algo maldito, abominable y por tanto prescindible. Es lo que Agamben denominaba la nuda vida, es decir, una vida que no vale nada en términos de valor de uso o de cambio y por tanto puede ser eliminada sin más problema que deshacerse de los restos.

En los últimos tiempos, tenemos numerosísimos ejemplos en los que se pone de manifiesto la consideración de homo sacer por parte de los distintos estamentos del poder, para aquellas personas más desprotegidas, que pueden ser sacrificadas al margen de cualquier Ley y sin mayores consecuencias:

Guantánamo, Abu Graib, rohinyas en Birmania, prisioneros palestinos en Israel, saharauis en las prisiones de Marruecos, víctimas de paramilitares de Bolsonaro en las favelas de Río… tantos y tantos otros no-lugares de indignidad, tortura y muerte… y ahora mismo, El Tarajal.

💩Pido saber la verdad sobre los GAL

💩El legado criminal de Keko Fujimori

El Tarajal, donde –dejando aparte la actuación de la monarquía alauita que siempre ha dado más que sobrados ejemplos de su desprecio por la vida humana y la consideración de las personas como objetos- el ministerio del Interior y el de Defensa del Gobierno español, contraviniendo todos los acuerdos internacionales al respecto, empezando por la Declaración Universal de Derechos Humanos firmada en su día por España, han manejado a las personas migrantes de manera denigrante y totalmente inaceptable para un Estado que dice ser “de Derecho”. No se puede tratar a las personas como bestias, al margen de cualquier normativa jurídica aceptable. No se pueden devolver a palos y en manada, a medida que van entrando y sin hacer la preceptiva identificación individual y el adecuado examen médico para verificar las condiciones en que se encuentran.

ddurante la dictadura argentina, se llamaban de manera muy gráfica “chupaderos”, esos lugares sin nombre donde los asesinos del poder hacían desvanecerse en la nada miles de vidas humanas, ahora se llaman Guantánamo, Lesbos, Lampedusa, Libia, … Tarajal. El moderno homo sacer desaparece al margen de cualquier precepto legal –y si las leyes vigentes no se adaptan a sus necesidades, se retuercen esas leyes hasta donde haga falta- y queda eliminado ante nuestra mirada desafecta sin que aparentemente nunca pase nada.

En Derecho Romano, adquirían la condición de homo sacer aquellas personas acusadas de cometer supuestamente un delito. Ahora no es necesario, sólo con una falta administrativa como el no poseer pasaporte, es suficiente para ser un homo sacer y desaparecer en cualquier inicua frontera tragado por la crueldad y la vileza de los que se creen poderosos.

En el Código Penal actual, ya no existe la figura del homo sacer. No existe en la teoría de las leyes, pero en los hechos cotidianos de la vida real siguen existiendo numerosos homines sacer : de ahí los carceleros, los militares, las diversas policías… Si no existieran, habría que crearlos, el Estado los “necesita” para controlar y justificar la existencia de unas políticas represivas que le permitan sostener un statu quo que le conviene para mantener los privilegios de sus privilegiados.

⛓Home Run for Julian Assange

🔴😔🟣Rotspanier

justice

#FuturosIndígenas.🌈

En medio de esta sequía electoral, nace una red de resistencias narrativas. Ante la crisis climática que pone en riesgo nuestro futuro en el planeta, que pone en riesgo nuestras vidas y territorios, representantes de más de veinte pueblos indígenas nos organizamos para hacerle frente a esta emergencia. Para reforestar las mentes, para indigenizar los corazones.

Defendemos el territorio, nuestro modo de ser y existir; unimos esfuerzos y corazones a través de acciones de comunicación y creación de narrativas en defensa de la vida. Kiliwa, Cucapá, Nahua, Acolhua, Tzeltal, Tzotzil, Ñu Savi, Hñatho, Amuzga, Purépecha, Ayuuk, Afrodescendiente, Zapoteca, Popoluca, Maya, K’iche’, Wayuu, Zoque nos nombramos y germinamos como #FuturosIndígenas. 

futuros

En tiempos de exterminio, ecocidio y genocidio

EEen tiempos de exterminio, ecocidio y genocidio; pandemias, saqueos, sequías extremas, incendios masivos, contaminación del aire, guerras por el agua, hambrunas regionales, comunidades desplazadas por las catástrofes climáticas, destrucción de los ecosistemas, extinción masiva de especies, en tiempos de muerte impuesta, nos organizamos.

Las voces de pueblos que por miles de años hemos defendido la vida en la tierra, tenemos una esperanza para compartir: las alternativas a la crisis climática ya existen, están vivas.

Los pueblos indígenas guardamos y procuramos la diversidad lingüística, cultural, espiritual y el 80% de la biodiversidad restante del planeta.  En nuestros territorios, en las prácticas de respeto y reciprocidad con la Madre Tierra, seguimos latiendo los futuros, pero nos están exterminando.

La catástrofe climática que hoy amenaza al planeta entero, es síntoma de una enfermedad que llegó hace más de 500 años a nuestros territorios. Es la colonización que masacró a decenas de millones de ancestros en esta y otras geografías. Son los Estados-Nación que parcelaron la tierra, impusieron fronteras y tratan de extinguir nuestras diversidades. Es el racismo y patriarcado que a las cuerpas de color de la tierra nos asesinan, marginan, oprimen y empobrecen. Es el capitalismo que pone al dinero por encima de la vida: ese vacío del espíritu que nos hace creer que la acumulación puede crecer de manera infinita en un planeta finito. 

La catástrofe del progreso, del desarrollo y su geopolítica llega a nuestras comunidades y pueblos en forma de mineras, monocultivos, megaproyectos, trenes y hoteles, refresqueras, hidroeléctricas, ciudades verticales, religiones impuestas, comida chatarra, basura electoral. Incluso llegan como promesas de mitigación del calentamiento global y soluciones tecnológicas que nos quieren recetar como medicina la misma enfermedad.

Sabemos que la crisis climática es consecuencia de los sistemas de desigualdad estructural que hoy gobiernan el mundo.

Estudios recientes demuestran que el 92% de los excedentes de emisiones de gases de efecto invernadero por persona están concentrados en los países ricos y en su modelo insostenible de consumo. Se necesitan 5 planetas tierra si la humanidad aspira al consumismo de un estadounidense promedio, pero si la aspiración de vida fuera la de una persona indígena, estaríamos dentro de los límites planetarios. ¿Qué nos dice eso sobre el futuro?

No proponemos volver al pasado. No romantizamos la precariedad. No negamos la existencia de nadie. No pedimos disculpas. Convocamos a asumir la responsabilidad de detener esta máquina de exterminio.

Sabemos que la crisis climática es consecuencia de los sistemas de desigualdad estructural que hoy gobiernan el mundo.

La cura de la tierra la nombramos defensa de la vida y del territorio. La nombramos gestión comunitaria del agua y la energía, autonomías territoriales, gobiernos indígenas, rescate de la diversidad lingüística, defensa de nuestra identidad, búsqueda de memoria y justicia, migrar sin fronteras, sembrar la milpa, volver a los tiempos cíclicos, honrar los saberes de las abuelas y abuelos, defender el futuro de las generaciones por venir, practicar otras formas de espiritualidad, organizar la fiesta en el barrio y la comunidad. Seguir rexistiendo.

Hay agua, alimentos y tierra suficientes para que todas las personas y vidas existan dignamente en este territorio llamado México, en esta casa común llamada Tierra. Podemos regenerar los sistemas de vida a los que está vinculado nuestro porvenir. Pero el cambio debe ser de raíz. Porque después de cada crisis no queremos volver a la normalidad, queremos volver a la tierra.  

En tiempos de crisis climática,
el futuro es un territorio a defender.

#FuturosIndígenas
Abya Yala, junio 2021.

 

👩‍👧Irune Costumero: “No sabían que no hay más fuerza en el mundo que una madre que lo ha perdido todo”

👶🏼👧🏻7 datos que revelan que la emergencia climática está provocando una crisis de los derechos del niño, según Unicef

sindios

⛓“Exterminar a todos los salvajes”🎥

El cineasta Raoul Peck explora el colonialismo y los orígenes de la supremacía blanca

una nueva serie documental de cuatro capítulos, “Exterminar a todos los salvajes”, profundizan en el legado del colonialismo europeo desde las Américas hasta África. Se ha descrito como una narración inquebrantable del genocidio y la explotación, comenzando por la colonización de tierras indígenas que ahora se llama Estados Unidos. La serie documental busca contrarrestar “el tipo de mentiras, el tipo de propaganda, el tipo de abuso, que hemos estado sujetos a todos estos años”, dice el director y el cineasta de origen haitiano Raoul Peck. “Tenemos los medios para contar la historia real, y eso es exactamente lo que he decidido hacer”, comenta Peck. “Todo está sobre la mesa, ha estado sobre la mesa durante mucho tiempo, excepto que estaba en pequeños pedazos por todas partes…. Perdimos la perspectiva más amplia. ”

brutos

En los EEUU, muchos políticos, sobre todo republicanos continúan atacando a las escuelas por enseñar a los estudiantes la verdadera historia de los Estados Unidos, que incluye el genocidio de los nativos americanos y el legado de la esclavitud. Mitch McConnell, líder de la minoría del Senado, criticó recientemente al Departamento de Educación por promover lo que describió como historia revisionista, incluyendo el Proyecto New York Times 1619, que reexaminó el papel fundamental que la esclavitud jugó en la fundación de los Estados Unidos. En su carta, Mitch McConnell escribió: “Los estadounidenses nunca decidieron que se les enseñara a nuestros hijos que nuestro país es inherentemente malo”.

  • Raoul Peck: “Hay tres palabras que resumen toda la historia de la humanidad: civilización, colonización, exterminio. Este es el origen de la ideología de la supremacía blanca. Yo en el centro y sólo quiero entender: ¿Por qué me meto en esta historia? Porque soy un inmigrante de un jodido agujero que dicen país. La neutralidad no es una opción. Es hora de poseer una verdad básica, una historia de supervivencia y violencia. Ahora sabemos cuál era su tarea: Exterminar a todos los salvajes.”

Raoul Peck, ha dirigido  No soy tu negro, sobre James Baldwin, Lumumba, sobre el primer ministro congoleño Patrice Lumumba, y El joven Karl Marx.

  • Después de  No soy tu negro, viajé por todo el mundo con la película. Tuve la suerte de poder ver cómo era recibida en muchos lugares diferentes. Y uno de los hilos comunes a través de eso fue el tipo de reacción como la del líder del Senado Mitch McConnell. Esa negación es de alguna manera una señal de que sienten que ahora están arraigados ahora, se les ataca. Tiene mucho miedo de que su civilización se vaya por la borda.
  • Y para mí, es un símbolo que el tipo de mentiras, el tipo de propaganda, el tipo de abuso que hemos estado sujetos durante todos estos años. Soy lo suficientemente viejo para haber escuchado a muchas otras personas, como Rick Santorum, Mitch McConnell y muchas otras a lo largo de los años. La única diferencia ahora es que tenemos los medios para contrarrestarlos. Tenemos los medios para contar la historia real.
  • Y eso es exactamente lo que he decidido hacer, para, de una vez por todas, poner todo sobre la mesa sin pretender recibir más golpes. Todo está sobre la mesa, ha estado sobre la mesa por mucho tiempo, excepto que estaba repartido en pequeños pedazos por todas partes, porque la ciencia, la sociología, la antropología, etc., la política, han sido cortados en pequeñas piezas, así que perdimos la perspectiva más amplia. Y la película hace exactamente eso, para llevarnos a la historia central, para tener toda la matriz de los últimos 700 años de ideología y narrativa básicamente eurocéntrica.

🎸Paul McCartney y la canción de protesta prohibida que compuso en 1972 en solidaridad con Irlanda del Norte

👤Así se gestó el reportaje que desenmascaró a EEUU y su bomba nuclear en Hiroshima

cortazar

A %d blogueros les gusta esto: