☮️Wikipedia campo de batalla por la justicia racial☮️

ojuTal como aparecer ahora, el artículo de Wikipedia sobre el asesinato de George Floyd describe el suceso de la siguiente manera: “El 25 de mayo de 2020, George Floyd, un hombre negro de 46 años, murió en Minneapolis, Minnesota, después de que Derek Chauvin, un policía blanco, se arrodillase sobre su cuello durante casi nueve minutos mientras estaba tendido esposado en la calle“. (Versión española) Es una descripción más visceral que la que normalmente se encuentra en una página de Wikipedia, pero es precisa.

Desde el asesinato de Floyd el 25 de mayo, los editores de Wikipedia han documentado más de 466 protestas por George Floyd tanto en los Estados Unidos como en el resto del mundo. Algunos voluntarios han estado fotografiando personalmente las protestas, lo que ha llevado a interesantes discusiones sobre si los wikimedianos deberían tener opción a las conferencias de prensa. Grupos de usuarios de Wikipedia como AfroCROWD han organizado retos durante las dos semanas previas al 15 de junio para mejorar la cobertura de Wikipedia en los temas de derechos civiles. Y el nuevo WikiProyecto Black Lives Matter ha ayudado a los editores a colaborar en notables manifestaciones, páginas para las víctimas de la brutalidad policial y nuevas páginas como “Cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos” y la lista de monumentos confederados y otros retirados durante las protestas de George Floyd.

Todas estas actualizaciones son el resultado del proceso de edición descentralizada y de alto ritmo de Wikipedia, que da a la enciclopedia de Internet su extraordinaria capacidad para crear y revisar contenido tras los acontecimientos actuales. La producción de conocimiento, al menos en el sentido de Wikipedia, es en parte colaboración y en parte combate. Los editores deshacen las contribuciones de los demás si no están de acuerdo y debaten intensamente los cambios propuestos en la página de debate que se encuentra trás de cada artículo. Con la reciente cobertura de George Floyd y otras víctimas de la brutalidad policial, esos debates se han centrado a menudo en la interpretación adecuada de la neutralidad.

La neutralidad es una de las principales políticas de contenido de Wikipedia, y a menudo se ha descrito como no negociable. En la medida de lo posible, el contenido del sitio debe escribirse sin sesgo editorial para que conserve su carácter enciclopédico. La semana pasada, la comunidad de editores votó en contra de una propuesta para “oscurecer el sitio en apoyo de Black Lives Matter en parte debido a las preocupaciones de que podría amenazar la reputación de neutralidad de Wikipedia. Los críticos de Wikipedia, como el cofundador Larry Sanger, argumentan que Wikipedia ha abandonado completamente la neutralidad escorándose a la izquierda.

A los editores que estén interesados en trabajar juntos en ciertas metas para Wikipedia se les permite coordinarse entre ellos usando lo que se llama una página de proyecto. Por ejemplo, los miembros del WikiProyecto Curling colaboran en artículos para el deporte descrito como “campo de hielo“. Pero recientemente un usuario nominó la página del proyecto Black Lives Matter para su eliminación por ser “promoción no neutral“. En la página de charla del fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, los editores se preguntaban si ennegrecer la Wikipedia sería una declaración política.

Un partidario escribió: “Existe la idea de que somos ‘neutrales’. No lo somos. La simple idea del “conocimiento libre” es, en sí misma, la idea más radicalmente progresiva que ha existido en la mente de la humanidad“. A lo que otro editor respondió: “Trabajemos para ser más neutrales, no menos“. También en la página de charla de usuarios de Gales, el editor conocido como FloridaArmy enumeró a varias personas negras a las que se les habían negado entradas en Wikipedia, incluyendo a Thomas Cardozo, que sirvió como superintendente estatal de educación en Misisipi durante la época de la Reconstrucción. La entrada de Cardozo en la Wikipedia fue rechazada el 2 de mayo sobre la base de que carecía de notoriedad, aunque es la única persona negra que ha ocupado el puesto hasta ahora. (La decisión original de rechazo ha sido anulada desde entonces, lo que significa que ahora puedes leer sobre la tumultuosa carrera política de Cardozo en su entrada de Wikipedia).

La neutralidad también se convierte en un punto de partida en los debates sobre el lenguaje, y específicamente en los nombres de los artículos en sí. Los editores votaron por consenso para cambiar el artículo “Muerte de George Floyd” por “Asesinato de George Floyd” el 2 de junio. Algunos editores sugirieron que “muerte” era el término más neutro. Pero más editores razonaron que “matar” era el término más exacto teniendo en cuenta lo sucedido, y que la descripción más exacta era neutral por definición. Ese mismo día, hubo una propuesta para cambiar el nombre de la página “Killing of George Floyd” por “Murder of George Floyd“, pero fue cerrada por el administrador de Wikipedia El_C por razones de procedimiento porque la página ya había pasado por múltiples cambios de nombre; ahora hay una moratoria de 30 días para futuros cambios de nombre. (Otro administrador de Wikipedia ha dicho, con la condición de mantener el anonimato, que la decisión de la nomenclatura “Asesinato” fue incorrectamente decidida por El_C y podría ser revisada más tarde.)

En la entrada biográfica de Wikipedia de George Floyd, los editores están debatiendo si debe mencionar sus cargos criminales previos. Los que están a favor de mencionar los arrestos previos de Floyd argumentan que Wikipedia no está censurada; los que se oponen argumentan que destacar este pasado en la página le daría a esa información un peso indebido ya que su historial criminal no tenía relevancia en su asesinato del 25 de mayo. Mientras tanto, los visitantes de la página biográfica de George Floyd pueden ver la sugerencia de fusionar esta entrada con el artículo “Asesinato de George Floyd” mediante un claro aviso en la parte superior de la página.

También ha habido disputas de nomenclatura sobre el uso de la palabra “disturbios” en el artículo llamado “Protestas por George Floyd“. Los editores que rechazaron estas llamadas razonaron que la mayoría de las fuentes de noticias confiables no se refirieron a las protestas como disturbios. Aunque los disturbios no es parte del título, la versión actual de la página de “Protestas por George Floyd” afirma que “las manifestaciones en algunas ciudades han desembocado en disturbios y saqueos generalizados“.

Algunos wikipedistas se oponen a la palabra “neutralidad” en sí misma. Ese grupo incluye a Jackie Koerner, una científica social que se especializa en comunidades en línea y en el movimiento del Conocimiento Libre. Koerner explicó que prefería la palabra equilibrio a la neutralidad y que uno de los objetivos de Wikipedia debería ser la equidad del conocimiento, la representación justa del conocimiento y las personas. Cuando grupos de usuarios dedicados como Black Lives Matter contribuyen con contenido sobre justicia racial, están ayudando a Wikipedia a identificar los puntos históricos ciegos y acercando el proyecto a la consecución del equilibrio.

Por otro lado, algunos wikipedistas han caracterizado la neutralidad no tanto como un resultado final, sino como un proceso. Por ejemplo, la decisión de cambiar el nombre de la página “Muerte de George Floyd” por “Asesinato de George Floyd” se decidió por el proceso de consenso editorial. Tras esa decisión, los editores de Wikipedia se comprometieron en el mismo proceso para discutir y eventualmente renombrar el artículo “Muerte de Eric Garner” a “Asesinato de Eric Garner” por coherencia. Podría decirse que cada uno de estos cambios son neutrales porque se hicieron de acuerdo con las reglas establecidas de Wikipedia.

Por otra parte, esta visión de la neutralidad basada en reglas puede no ser tan neutral como parece. “Los colaboradores de Wikipedia han comenzado a poner en práctica una definición de neutralidad para silenciar las perspectivas fuera del punto de vista aceptado por la comunidad“, dijo Koerner en un correo electrónico.

Tomemos el caso de la Semana de los Observadores de Aves Negras, una serie de actos en línea para celebrar a los naturalistas y observadores de aves negros. Esta iniciativa fue concebida en respuesta al incidente racial del mes pasado en Central Park. En relación con estos actos, los editores de Wikipedia crearon nuevos artículos sobre líderes de la observación de aves negras como Anna Gifty Opoku-Agyeman, la activista estadounidense nacida en Ghana que cofundó el movimiento.* Después de que se hubiera subido la página de Wikipedia de Opoku-Agyeman, los llamados editores de supresión se movieron para eliminarla. Argumentaron que, aunque Opoku-Agyeman había aparecido en el New York Times y el Wall Street Journal, sólo la mencionaron de pasada y, por lo tanto, no era lo suficientemente “notable” como para merecer su propia página en Wikipedia. Al final del día, más editores votaron por mantener el artículo para Opoku-Agyeman, cuya página permanece en línea. Pero el incidente en sí mismo muestra cómo la noción de neutralidad puede ser usada por algunas facciones para mantener ciertos conocimientos fuera de la enciclopedia.

Si hay una razón para ser optimista de la cobertura de Wikipedia sobre la justicia racial, es esta: El proyecto es por naturaleza abierto y, bueno, editable. El aumento de las contribuciones voluntarias de Wikipedia derivadas de las protestas de George Floyd no es ciertamente neutral, al menos en la medida en que esa palabra significa ser pasivo en este momento. Aún así, Koerner advirtió que cualquier cambio de enfoque a largo plazo hacia la equidad del conocimiento no sería fácil para la comunidad de editores de Wikipedia. “Espero que en lugar de luchar contra ello se apoyen en su incomodidad“, dijo. “Cuando estamos incómodos, el cambio ocurre.”

Relaccionado:

Nuevos estándares contra el acoso y a favor de la inclusión en los proyectos Wikimedia

qeloqe

El creador de Hey y Basecamp, contra Apple y su gestión de la tienda: ‘son como mafiosos’

pub-152-72-felipe-800x566

unnamed

⚖️Julian Assange me acaba de llamar⚖️

Captura de pantalla de 2020-06-15 11-20-57

¡Para hablar sobre el efecto de la pandemia en el capitalismo y la política!

Julian me llamó sobre las 14.22, hora de Londres, para ser precisos. Desde la prisión de alta seguridad de Belmarsh, por supuesto. Esta no es la primera vez, pero, como podéis imaginar, cada vez que escucho su voz me siento honrado y conmovido de que marque mi número cuando tiene pocas oportunidades para llamar.

Quiero una perspectiva sobre lo que está pasando en el mundo, aquí no tengo información“, dice. Lo cual, por supuesto, me supuso una considerable carga organizar las ideas sobre el destino del capitalismo durante esta pandemia y las repercusiones de todo esto en la política, la geopolítica, etc. El conocimiento de que las autoridades de la prisión de Su Majestad suspenderían nuestra discusión en cualquier momento dificultaba la tarea.

assange

En un débil intento de pintar un cuadro para él en un lienzo lo más amplio posible, compartí con Julian mi pensamiento principal de las últimas semanas:

Nunca antes el mundo del dinero (es decir, los mercados monetarios, que incluyen los mercados de acciones) ha estado tan desconectado del mundo de las personas reales, de las cosas reales, de la economía real.

Observamos con asombro cómo el PIB, los ingresos personales, los salarios, los ingresos de las empresas, las empresas pequeñas y grandes, colapsan mientras el mercado de valores se mantiene relativamente indemne. El otro día, Hertz se declaró en bancarrota. Cuando una empresa hace esto, el precio de sus acciones va a cero. Ahora no. De hecho, Hertz está a punto de emitir nuevas acciones por valor de mil millones de dólares. ¿Por qué alguien compraría acciones de una empresa oficialmente en bancarrota? La respuesta es: porque los bancos centrales imprimen montañas de dinero y lo dan casi gratis a los financieros para comprar cualquier pedazo de basura que flota en la bolsa de valores.

La zombificación completa de las corporaciones“, es como se lo expresé a Julian. Julian comentó que esto prueba que los gobiernos y los bancos centrales pueden mantener a flote a las corporaciones incluso cuando venden casi nada en el mercado. Estuve de acuerdo. Pero también señalé un importante enigma que enfrenta el capitalismo por primera vez. Es este:

La impresión de dinero del banco central mantiene los precios de los activos muy altos mientras que el precio de las “cosas” y los salarios caen. Esta desconexión puede seguir creciendo. Pero, cuando Hertz, British Airways, etc. pueden sobrevivir de esta manera, no tienen razón para despedir a la mitad de los trabajadores y reducir los salarios del resto a la mitad. Esto crea más deflación / depresión en la economía real. Lo que significa que los bancos centrales deben imprimir más y más para mantener altos los precios de los activos y las acciones. En algún momento, las masas se rebelarán y los gobiernos estarán bajo presión para desviarles algunos ingresos. Pero esto desinflará los precios de los activos. En ese punto, debido a que estos activos son utilizados por las corporaciones como garantía para todos los préstamos que toman para mantenerse a flote, perderán acceso a la liquidez. Una secuencia de fallas corporativas comenzará bajo circunstancias de estancamiento. “No creo que el capitalismo pueda sobrevivir fácilmente, al menos no sin grandes conflictos sociales y geopolíticos, este enigma“, fue mi conclusión.

Julian pensó en esto por un momento y me preguntó: “¿Qué tan importante es el consumo para el capitalismo? ¿Qué porcentaje del PIB está en juego si el consumo no se recupera? ¿Las corporaciones necesitan trabajadores o clientes?” Le respondí que era lo suficientemente alto como para hacer realidad este enigma. Sí, los bancos centrales y los robots pueden mantener a las corporaciones funcionando sin clientes ni trabajadores. Pero, los robots no pueden comprar las cosas que producen. Entonces, este no es un equilibrio estable. Las pérdidas en los ingresos de las personas se acelerarán, generando así un descontento fundamental.

Luego, Julian dijo algo como: “Eso beneficiará a Trump, que sabe cómo alimentarse de la ira de las multitudes hacia las élites educadas de la clase media alta”. Estuve de acuerdo, diciendo que DiEM25 ha estado advirtiendo desde 2016 que el socialismo para la oligarquía y la austeridad para la mayoría, al final, alimenta a la ultraderecha racista. Que estamos experimentando nuevamente lo que sucedió en la década de 1920 en Italia con el surgimiento de Mussolini.

Julian estuvo completamente de acuerdo y dijo: “Sí, como entonces, se está formando una alianza entre los ricos y la clase obrera descontenta”. Luego agregó que la mayoría de los prisioneros y los oficiales de la prisión de Belmarsh apoyaban … Trump. En ese momento se cortó la conexión.

Nuestra conversación había durado 9’47’’. Haa sido más real y, por supuesto, conmovedora, que cualquier otra conversación que haya tenido en mucho tiempo.

variyfajus

Chomsky y el lenguaje [La Linterna de Diógenes]

El 20 de junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, es siempre una fecha señalada en rojo en el calendario de CEAR. En esta ocasión, “CONCIERTO POR REFUGIO” busca visibilizar y alzar la voz por las injusticias, desigualdades y el racismo que siguen sufriendo muchas personas en diversas partes del mundo.

invadir

👐🏽Lesbos, o el arte de lavarse las manos🤲🏻

– Lávese las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.

– Mantenga al menos 1 metro (3 pies) de distancia entre usted y las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.

Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica a tiempo.

– Permanezca en casa.

Nos sabemos de memoria las instrucciones, repetidas hasta la saciedad, que según la Organización Mundial de la Salud debemos seguir para frenar el avance del COVID-19. Sin embargo, ninguna de estas medidas es realista para quienes se encuentran en los múltiples campos de personas refugiadas.

barquitoEl barco de la asociación Mare Liberum lleva dos años en el Mar Egeo, y actualmente su tripulación consta de 7 integrantes. Su trabajo se centra en controlar la frontera marítima entre Turquía y varias islas griegas, principalmente Lesbos, para vigilar el cumplimiento en materia de Derechos Humanos: se registra el trayecto de los dinghies (pequeñas embarcaciones en las que viajan las personas hacia Grecia) y se aseguran de que los guardacostas realmente estén realizando labores de salvamento. Otra de sus tareas es la difusión de lo que ocurre en la isla y, en tiempos en los que nos bombardean constantemente con las víctimas de coronavirus, es importante no olvidar a quienes el sistema ignora.

Los principales campos de refugiadas en Lesbos, aunque no los únicos, son Kara Tepe y Moria. Actualmente, en este último conviven entre 20000 y 22000 personas cuyas necesidades básicas, independientemente de la pandemia, no están en absoluto cubiertas: prácticamente no tienen agua y para conseguir la comida tienen que estar haciendo fila durante horas. Tampoco es un lugar seguro: hay ataques casi todos los días, en las colas (que hay que hacer para casi todo) siempre existe el peligro de recibir una puñalada, muchas mujeres* son víctimas de violaciones y demás agresiones sexuales… Sin mencionar los repetidos ataques por parte de grupos de ultraderecha ante la pasividad de las autoridades griegas.

En Grecia, como en prácticamente la totalidad de los países europeos, las medidas adoptadas frente al coronavirus obligan a la gente a quedarse en sus casas y se multa a quienes las incumplen. Resulta curioso que nadie multe a unos Gobiernos que se niegan a posibilitar su cumplimiento. ¿Cómo van a lavarse frecuentemente las manos o a mantener las distancias más de 20000 personas en un lugar como Moria, donde hay un grifo por cada 1300 pares de manos? Desde dentro denuncian que aunque acudan a la clínica con fiebre y posibles síntomas, no pueden (o no quieren) hacerles un test, por lo que no se sabe si realmente hay presencia del virus. Ni desde ACNUR ni desde la administración del campo se hace prácticamente nada para mejorar las medidas higiénicas y, aunque varias ONGs gestionen el acceso a tanques de agua o cosan mascarillas, es un problema que no puede afrontarse en una estructura de estas características.

Desde marzo existen también unos campos “de cuarentena”, más pequeños y situados al norte de la isla, a los que se ha destinado a todas aquellas personas que llegaron más recientemente. Debido al coronavirus, el Gobierno griego abolió el derecho a asilo (algo que realmente no es posible pero igualmente hizo) y tomó la decisión de deportar a estas personas. Por ahora, el grupo que fue trasladado a los campos de detención en Grecia continental para ser deportado todavía continúa ahí. Quienes permanecen en Lesbos siguen a la espera, sin saber muy bien qué pasará, recibiendo comida una vez al día y sin duchas, ni baño, ni asistencia médica.

Aunque a día de hoy no existe ningún caso confirmado en Moria, sí los hay en otros campos en Grecia continental. Teniendo en cuenta las condiciones del campo y la falta de medidas de protección, la llegada del cornoavirus a un lugar como Moria supondría una verdadera catástrofe humanitaria. Por ello, varios colectivos y organizaciones de diferentes países europeos están llevando a cabo una serie de iniciativas exigiendo a los Gobiernos que asuman responsabilidades y tomen medidas para evitarla. Una de ellas es el movimiento #LeaveNoOneBehind, probablemente el más grande a nivel europeo, que exige la inmediata y completa evacuación de los campos y el realojo de estas personas en un lugar donde puedan vivir dignamente y protegidas frente al virus.

No podemos salir a la calle pero eso no significa que tengamos que dejar de actuar, aunque dadas las circunstancias lo que podamos hacer no sea mucho. Es importante seguir contando y difundiendo lo que está sucediendo más allá de nuestros círculos libertarios, más allá de las paredes de nuestra cuarentena. La presión también puede ejercerse a través de los medios y las redes sociales, llamando por teléfono o escribiendo mails a Presidencia o los Ministerios de Interior y Asuntos Exteriores para colapsar sus medios de comunicación y exigir que saquen a la gente de los campos.

La protección, en tiempos de corona, también tiene que ser para todxs.

Desde aquí, lo aconsejable (contrariamente a lo que nos dicen) es que dejemos de lavarnos las manos. Dejemos de limpiar cualquier resto de responsabilidad y hagamos que roce a roce se propague el peligroso virus de la conciencia. Saben que esa será la verdadera pandemia,

Flo e Isa (Mare Liberum), Chera

El ataque policial-judicial a Sánchez y Simón manipula hasta a la OMS

libre

ilustradoresayutla-1

CodigoDH | Inicia campaña para Ayutla Mixe: 3 años sin agua, 3 años sin justicia
 comunicando

8M de Madrid responde al hostigamiento: “No somos parte de ese juego. No queremos serlo. Y no vamos a entrar en él”

 

mdef

🗣 El hoy y el mañana: razones para nuestro compromiso🏥

razones

Nos enfrentamos a una de las situaciones más graves de nuestra Historia. Padecemos una pandemia enraizada en última instancia en el cambio climático que la civilización del crecimiento sostenido y depredador de la naturaleza ha originado. La epidemia ha acelerado y agravado aún más la crisis sistémica ya anunciada por científicos, economistas y analistas. España está ante una recesión económica sin precedentes. Y ello sitúa al Gobierno – a cualquier Gobierno- y a la sociedad en su conjunto, ante un problema de extrema complejidad. Se necesitan recursos cada vez más abundantes y perentorios para gastos sanitarios de urgencia y para atender las consecuencias del obligado parón productivo: cierre de empresas, incremento exponencial del paro, precariedad y la exclusión social existentes desde hace décadas. Sin obviar, sobre todo en estos momentos, las imprescindibles inversiones en investigación.

Por exigencias derivadas de la Justicia, los Derechos Humanos y el mandato constitucional, ni los poderes públicos ni la sociedad pueden olvidar que en pleno siglo XXI, cada español y cada española tiene derecho a una vivienda digna, a un régimen público de Seguridad Social, a la Enseñanza, a la Sanidad, a pensiones suficientes, a la atención a la dependencia, al disfrute de un medio ambiente adecuado y a la percepción de un subsidio personal cuando ésta se haya visto afectada por la “pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad”, tal y como dice el artículo 25 de los DDHH y recoge también el artículo 41 de nuestra Constitución.

El cumplimiento de estas obligaciones legales y morales por parte de los poderes públicos necesita, aparte del consenso y apoyo de la mayoría social, un acopio de recursos sin precedentes. Y estos recursos no tienen otra fuente y origen que el contribuyente, bien por ser asalariado, bien por ser autónomo o empresario, o bien por poseer rentas y recursos de toda índole. Pero es el caso que el cierre de empresas, los Ertes y el desplome del sector turístico, conducen a una bajada prevista del PIB del 9,2% Y a ello se le suma el aumento, también previsto, del déficit público desde el 2,8% a finales del 2019, al 10% del PIB para Diciembre del 2020. Es decir, más gastos ineludibles, menos ingresos y, además, más deuda pública. Y todo esto en el marco de una pandemia que sigue generando contagios, personas hospitalizadas y muertes, sin que todavía haya vacuna que la erradique.

Este es el hoy de España. De cómo lo abordemos dependerá el mañana. Y en el mañana van a vivir nuestros hijos, nuestros nietos y las generaciones venideras de españoles y españolas. Es una cuestión de responsabilidad colectiva: optar entre un futuro para la inmensa mayoría o un desastre, también para la inmensa mayoría. Porque constituiría un inmenso error retornar -como si nada hubiese pasado- a la salida de la crisis del 2008, haciendo recaer, otra vez, sacrificios y penurias sobre trabajadores, asalariados y sectores populares en vez de buscar una nueva salida en la que prime la Solidaridad y el no dejar a nadie atrás. Tanto los Gobiernos de turno como la sociedad deberemos estar a la altura del reto, asumiendo que nos llevará tiempo. Construir el mañana supone priorizar objetivos, potenciar mecanismos e instrumentos de intervención en la realidad y sustentar todo el proceso en parámetros éticos y de conductas de moral pública consecuentes con ellos.

A nuestro parecer, los objetivos a conseguir son tres: la concreción en la práctica de los Derechos y Deberes contemplados en el Título Primero de la Constitución, la creación de un tejido productivo que ligue la economía al territorio, a las necesidades materiales de la mayoría social y lo haga menos vulnerable a crisis como ésta y, en tercer lugar, políticas medioambientales que combatan el cambio climático y a las que toda la actividad productiva y de consumo superfluo se supediten. En resumen: pleno empleo, democracia económica y calidad ambiental.

El hoy y el mañana necesitan, además, de un Estado fuerte y de una sociedad civil igualmente fuerte. Un Estado que en el caso español está formado por tres Administraciones: la central, la autonómica y la local. Y una sociedad civil que, de manera consciente y cohesionada, sea capaz de confrontar con el Gobierno de turno sí éste se aleja de los objetivos constitucionales de justicia social a los que se debe. Una sociedad civil que igualmente asuma su imprescindible parte de protagonismo en la salida de estos momentos críticos y en la construcción del porvenir. Que comprenda el ciudadano y la ciudadana que el recurso de mirar hacia otro lado, obviando su participación, afectará negativamente a su vida y a sus libertades.

Corresponde a los poderes públicos arbitrar las políticas y los mecanismos eficaces para disponer de las infraestructuras pertinentes y acopiar los recursos económicos y financieros necesarios. Y desde luego, tres de ellos son inaplazables: una fiscalidad justa tal y como se desprende del artículo 31.1 de la Constitución, el acogerse al punto 4 del artículo 135 de la Carta Magna y por último, desarrollar consecuentemente los artículos 128, 129, 130, 131 y 132 del citado texto.

Ética y Política no son, en absoluto, dos conceptos antitéticos o contrapuestos. Muy al contrario, una es la ciencia de la moral y la otra la ética de lo(s) colectivo(s). El Estado Social y Democrático de Derecho que la Constitución propugna, no es otra cosa que la institucionalización de los principios éticos de libertad, justicia, igualdad y pluralismo político. En la antigua Roma se decía que un político ético era el que actuaba con “decorum”, es decir con honestidad, honradez, discreción y justicia.

De la misma manera que la Ética y sus principios morales deben ser inherentes a la función pública, la ética cívica es el fundamento de una sociedad civil fuerte. La defensa de los derechos, la aceptación de los deberes, los hábitos democráticos en la cotidianeidad, la tolerancia como convivencia, la participación en los asuntos públicos y el ejercicio consecuente de la crítica y la movilización, hacen una ciudadanía inmune a la tiranía, la opresión, las presiones de los poderes fácticos y las atmósferas de odio fundamentadas en bulos, manipulaciones informáticas y el pillaje político.

La salida a la crisis que propugnamos y de la cual hemos esbozado anteriormente objetivos, instrumentos y sujetos políticos y sociales, se fundamenta en tres pilares a nuestro parecer inobjetables: la aplicación, desarrollo y ampliación de los DDHH, poner freno al proceso de cambio climático y la regulación de una nueva relación entre el ser humano y la Naturaleza. Pero tal propuesta, a nuestro juicio la que responde a las necesidades y exigencias de momento, necesita del ejercicio de la austeridad. La austeridad no es recorte en bienes y servicios públicos necesarios. La austeridad significa Administraciones Públicas que eliminen gastos superfluos, innecesarios e inútiles (la lista sería extensa). La austeridad como valor público y como corresponsabilidad social con la defensa del medio ambiente, significa vivir bien, pero con otros parámetros de vida.

Salir de esta situación, sin que la totalidad de la ciudadanía tenga que pagar el peaje de carencias en lo que la Constitución denomina Derechos y deberes fundamentales, va a significar un período de “apretarse el cinturón” generalizado. Entendemos que durante un período transitorio esto deba ser así; pero con dos condiciones: que no afecte a los que nada tienen y que los esfuerzos colectivos sean directamente proporcionales al estatus económico y social de cada uno y de cada una.

Somos conscientes de que salir de la crisis en positivo, es decir cara a un mañana prometedor, más justo y más seguro, necesitará de procesos permanentes de reflexión, debate, crítica, lucha y acuerdo. Sin embargo, un proceso enmarcado en ámbitos de serenidad, seriedad y concreción temática, necesita erradicar la crispación. La pugna política -que nunca puede ni debe desaparecer- debe servir para comparar criterios, propuestas y valores. Y más aún en circunstancias como las actuales.

Esta pandemia que el mundo sufre, ha hecho florecer en nuestro país junto con la entrega, el altruismo y sentido de la responsabilidad de la mayoría social, una peculiaridad hispana en forma de enfermedad política oportunista: el discurso de odio guerracivilista generado por los responsables máximos de las organizaciones de Derechas. Para desgracia de nuestra Patria no es cosa nueva. Encarna el odio atávico a las clases populares, al movimiento obrero y al pensamiento libre. Y todo ello ha tenido como expresión la imposición de un patriarcado anulador de los derechos de la mujer, el clericalismo más rancio y el llamado “franquismo sociológico”, magma ideológico-social muy anterior al dictador, pero que se materializó en torno a su persona. La injuria zafia, la simpleza de sus propuestas y los bulos, en cuya difusión siguen a rajatabla las tesis del aparato de propaganda nazi. Sus objetivos son crear confusión, potenciar los prejuicios contra el “otro”, el “rojo”, “el homosexual”, “la mujer “ o “el inmigrante”. Pero sobre todo, el objetivo máximo es perpetuar los privilegios sociales y económicos del estatus que los dirige.

Muchas y muchos de los abajo firmantes -en plena situación de confinamiento- estamos intentando desenmascarar y combatir esa superchería a la par que procuramos ayudar a reflexionar y generar actitudes de conciencia cívica en línea con lo que desarrollamos en este documento. Pero esta actividad de combatientes solitarios no es suficiente por mucho uso que individualmente hagamos de la red o enviemos artículos para la prensa escrita.

Por ello consideramos imprescindible que desde el mundo político, social y cultural que aglutina a militantes y simpatizantes de fuerzas como Unidas Podemos, Mareas, Comunes, Confluencias,sindicatos, colectivos de defensa de los derechos sociales, feministas, ecologistas, ateneos, fundaciones, etc., debe darse un paso más y organizar colegiadamente el combate político – cultural y la entente programática. Y en tal sentido les hacemos un llamamiento. Si pretendemos crear hegemonía social y cultural para construir algo nuevo, dado el fiasco de lo existente y de lo vivido por seguir los dictados del neoliberalismo, debemos impedir que quienes se consideran dueños de un Poder sempiterno reconstruyan la realidad a su imagen y semejanza.

llamamiento

El jefe de la privacidad alemana prohíbe el uso de WhatsApp a funcionarios e instituciones federales

Tras la muerte del torturador: de la anécdota a la categoría

charla2

👮🏽‍♂️Billy el Niño, torturador⛓

Nota de CEAQUA y más

Nota de CEAQUA

Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, fue un conocido y reconocido torturador durante la última etapa de la dictadura franquista. Torturaba brutal y salvajemente a todas aquellas personas que eran detenidas por la Brigada Político-Social como consecuencia de la oposición que ejercían contra aquella dictadura sanguinaria. Era su método de trabajo habitual.

Hoy hemos conocido que ha fallecido en un hospital de Madrid por coronavirus.

Billy el Niño ha fallecido bajo el manto de protección que el Estado español le ha ofrecido en todo momento. El Estado español en su conjunto le protegió, le promocionó, le premió y condecoró, convirtiéndose de esta manera en cómplice activo de un criminal franquista. El Estado ha articulado y fortalecido durante cuarenta años de democracia unas políticas de impunidad que han impedido que las actuaciones criminales de Antonio González Pacheco pudieran ser investigadas y enjuiciadas por los Tribunales españoles.

Estas políticas de impunidad no han funcionado socialmente gracias al empuje y al trabajo de una sociedad civil que de forma continuada ha denunciado sus crímenes y la situación de impunidad mantenida que resultan incompatibles con un Estado democrático.

Conviene recordar que en la denominada “Querella Argentina” Antonio González Pacheco estaba imputado por crímenes contra la humanidad y que las autoridades argentinas habían solicitado su extradición, extradición que fue rechazada por una resolución judicial dictada por la Audiencia Nacional española en el año 2014.

De igual forma los Tribunales españoles han rechazado las 18 querellas criminales que, por delitos de torturas en un contexto de crímenes contra la humanidad, se habían presentado desde junio de 2017 hasta la fecha contra Billy el Niño.

Si bien su muerte extingue la responsabilidad criminal, dichos procesos continuarán tramitándose a través de los pertinentes recursos y reclamaciones, pues la mayoría de ellos no solo se dirigen contra Antonio González Pacheco, sino también contra otros torturadores integrados en la Brigada Político Social franquista.

Desde CEAQUA nos repugna que Antonio González Pacheco haya fallecido sin que sus crímenes hayan sido investigados por los Tribunales españoles, sin que se hayan respetado los derechos humanos de las personas que sufrieron sus torturas y sin que, en definitiva a la sociedad en su conjunto el Estado le haya ofrecido una respuesta acorde con el Derecho Penal Internacional y con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos. No hay reconciliación posible sin que recuperemos la confianza en un Estado que juega con el tiempo como elemento principal en sus políticas de impunidad.

Desde CEAQUA nos comprometemos a continuar trabajando para que todos los criminales franquistas sean investigados, para poner fin a las políticas sórdidas y siniestras del Estado español que impiden un reconocimiento efectivo del derecho a la tutela judicial efectiva.

Y en ese trabajo, como siempre, recordaremos y serán referentes aquellos que se marcharon pero que siguen muy presentes, a nuestros queridos Carlos Slepoy y Chato Galante, que tanto hicieron para que los crímenes cometidos por Antonio González Pacheco fueran investigados.

CeAqua

– 👮🏽‍♂️ Este es el perfil de Juan Antonio González Pacheco: el torturador franquista que ha muerto con sus medallas y gratificaciones y sin ser juzgado

👮🏽‍♂️Nunca nos ha gobernado la izquierda

– 👮🏽‍♂️ Represaliados y represaliadas del franquismo presentaron un total de 18 querellas criminales por torturas contra Antonio González Pacheco, alias Billy el niño, uno de los pocos miembros de la Brigada Político Social que quedaban en vida y que hoy ha fallecido a causa del covid-19.

Nota publicada por La Comuna, presxs del franquismo

El torturador González Pacheco ha escapado, una vez más, de la justicia. Algo que llevaba haciendo desde hacía mucho tiempo. Toda su vida fue así: solo fue valiente delante de las víctimas indefensas a las que torturaba con total impunidad en compañía de sus compinches de la Brigada de Información Social. Asumió la representación pública de todos ellos, pero solo para presumir de sus hazañas y nunca para dar la cara cuando fue requerido por la justicia. La justicia argentina, porque siempre disfrutó de la protección de los tribunales y todos los poderes del estado español.

Ha representado con su muerte la misma escena que vimos nosotros un día de abril de 2014 en la puerta de la Audiencia Nacional: un canalla que huía una vez más de la justicia y de sus víctimas, que le veíamos escapar en una moto embozado para que no le viésemos la cara, protegido una vez más por los poderes de esta democracia española que ha sido incapaz de darnos a sus víctimas uno de los derechos humanos más fundamentales: el derecho a la justicia.

Quedará en la memoria la vergüenza de su vida y de nuestra democracia que le protegió, pero también nuestra lucha por conseguir verdad, justicia y reparación para todas las víctimas del franquismo. Esperamos que nuestra sociedad nos acompañe en la lucha por estos derechos que nuestro estado siempre nos negó.

Jesús Rodríguez Barrio, miembro de la Comuna

Un día para la vergüenza nacional: muere un torturador, se entierra la Justicia

Por Luis Suárez-Carreño, víctima de Billy el Niño y miembro de La Comuna

Para las víctimas de G. Pacheco (Billy el Niño) la noticia este jueves de su fallecimiento no puede ser motivo de alegría, al menos para mí no lo es. La muerte no puede sustituir a la justicia. Cuando un presunto criminal muere impune, sin siquiera haber sido procesado, sus víctimas siguen sin ser reconocidas, mucho menos reparadas, y la democracia, en su conjunto, se degrada; este virus, el de la impunidad, lleva entre nosotros mucho tiempo y afecta a nuestra salud democrática.

Se han producido innumerables reacciones espontáneas a su muerte, algunas, seguramente poco meditadas, celebrándolo. Yo no celebro la muerte de nadie; tampoco me consolaría saber que hubiera tenido una muerte dolorosa; a diferencia de él, yo no disfruto del dolor ajeno. Siento, sí, que se haya ido no sólo sin sentarse, como merecía, en un banquillo, sino sin haber jamás expresado el menor remordimiento o arrepentimiento, la mínima empatía hacia sus víctimas. Esa misma que unánimemente se les exige, por ejemplo, a los terroristas condenados.

Pensemos fríamente el significado de la muerte impune de González Pacheco: un torturador que ha vivido a sus anchas durante más de 40 años de democracia, a pesar de los innumerables testimonios que hemos aportado sobre sus delitos, investigados incluso fuera de nuestro país, sin que el Estado español se haya atrevido a toserle: ni se le habían llegado a retirar las condecoraciones recibidas por sus “servicios”.

¿Qué dice esto de nuestra democracia, de nuestro Estado de Derecho?

… cuando los organismos internacionales más respetados en materia de derechos humanos han reclamado por activa y por pasiva al Estado español que investigue y juzgue los crímenes del franquismo, dando así amparo a sus víctimas…

… cuando las víctimas de esos crímenes nos hemos tenido que desplazar a Buenos Aires en búsqueda de justicia, y hemos recorrido cientos de juzgados españoles…

… y cuando el Estado, a través de la Fiscalía y del sistema judicial, ha bloqueado cualquier acceso a la justicia –ya sea juzgando, ya extraditando…–.

Lo que esto dice de nuestra democracia y nuestro Estado de Derecho es que están corrompidos, que las instituciones a las que pagamos renuncian a sus obligaciones, que se ampara la impunidad.

Hoy no es solamente un día triste, de constatación del desamparo, para las víctimas del franquismo. Hoy es un día de vergüenza nacional y así debería recordarse para las venideras generaciones; para que sepan de una sociedad tan cobarde, tan hipócrita, que fue incapaz de encararse con presuntos criminales que disfrutaban de privilegios y prebendas oficiales, que fue incapaz, más de 40 años después, de sacudirse la sombra del franquismo de sus togas y tarimas.

Con el fallecimiento en olor de impunidad del torturador, nuestra sociedad e instituciones desnudan su impotencia: un personaje que ha medrado por las cloacas del Estado en el franquismo, en la transición y seguramente en la democracia, ha tenido agarrado al poder por las partes, chantajeándole hasta no poder tocarle ni sus espurias condecoraciones y beneficios oficiales.

Para quienes luchamos desde hace mucho contra la impunidad del franquismo, la sensación hoy podría pensarse tal vez agridulce: por una parte, la justicia ha sido una vez más eludida, pero, en contraposición, nuestra lucha todos estos años ha conseguido poner en la agenda pública los crímenes y la impunidad; hemos conseguido una, digamos, condena mediática y popular de personajes como Pacheco. Sin embargo, no nos engañemos, es muy superior el sentimiento de derrota y humillación. Ninguna condena moral pública, por unánime que pueda parecer, sustituye a la que imparten los tribunales.

Hoy sí tienen motivos de celebración, en cambio, sus cómplices, quienes han compartido su siniestra hoja de servicios: un testigo menos. Quizás solo le echen en falta en esas cuchipandas a las que le invitaban en comisarías hasta ayer mismo.

Finalizo recordando a Chato Galante, amigo y compañero entrañable y adalid de la lucha contra la impunidad, fallecido hace solo unos días, y que ante la opinión pública aparecía en cierta forma como la némesis de Pacheco, quien le torturó salvajemente en los años 70. Por la memoria de Chato, también por la de Carlos Slepoy, y por la de tantas personas que han luchado y ya no nos acompañan; hasta nuestro último aliento seguiremos reclamando justicia ante todas las instancias. Como ellos y ellas hicieron. Por su memoria, y por quienes nos seguirán, porque es seguro que nos seguirán.

Paco Lobatón, víctima de Billy el Niño: «Quisiera reivindicar la memoria de las víctimas y que se retiren las condecoraciones»

Por José Antonio Gómez

Captura de pantalla de 2020-05-07 17-56-53

Obituario con hurras *

Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren

Vamos a festejarlo
vengan todos
los inocentes
los damnificados los que gritan de noche
los que sueñan de día
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman y arden
los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
vamos a festejarlo
vengan todos
el crápula se ha muerto
se acabó el alma negra
el ladrón
el cochino
se acabó para siempre
hurra
que vengan todos
vamos a festejarlo
a no decir
la muerte

siempre lo borra todo

todo lo purifica
cualquier día
la muerte
no borra nada
quedan
siempre las cicatrices

hurra
murió el cretino
vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
vamos a festejarlo
a no ponernos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
vamos a festejarlo
a no volvernos flojos
a no olvidar que éste
es un muerto de mierda.

Mario Benedetti

* Escrito tras la muerte de Pinochet

La defunción de Antonio González Pacheco extingue su responsabilidad criminal, la de un canalla, pero no así la de otros miembros de la Brigada Político-Social que también torturaron

🇪🇺Entrevista a Yanis Varoufakis para TSF Radio Noticias🇪🇺

El eurogrupo ha aprobado un paquete de 500 mil millones para combatir la crisis. Recientemente escribió en el Guardian que el acuerdo de la Unión Europea para el alivio del coronavirus es un regalo para los enemigos de Europa. Explíquese.

Para empezar, los 500 mil millones de euros son casi en su totalidad préstamos. Es exactamente lo que Europa no necesita, especialmente los países más afectados, como Italia o España o Grecia, que tienen la menor capacidad de tener el necesario aumento de la deuda pública.

La razón por la que los eurobonos -que nueve países, entre ellos Grecia y Portugal, exigieron- son esenciales, es porque constituyen una reestructuración de la deuda, de modo que la deuda no vaya a las naciones, sino que se reparta por toda Europa. Al estar repartida, su valor neto actual total se reduce en los próximos 20 años y por lo tanto es mucho más manejable.

Al rechazar los eurobonos y decir en su lugar “tomar dinero del Mecanismo Europeo de Estabilidad” – y eso son préstamos – o de los mercados, con el apoyo del Banco Central Europeo, países como Grecia o Portugal van a estar tan fuertemente endeudados para estas fechas el año que viene que incluso no hay condiciones previas para esos préstamos, el retorno del pacto fiscal el año que viene significará niveles de austeridad para una gran parte de Europa, incluso peores que los que experimentó Grecia en 2011. A medida que la economía europea comience a salir de la recesión del coronavirus, nos veremos afectados por una ola recesiva secundaria que será impuesta por Bruselas, por Frankfurt.

Ya podemos escuchar a Alemania hablando de volver a Black Zero [una regla que determina un freno a la deuda imponiendo un equilibrio entre gastos e ingresos] el próximo año. No se equivoquen: exigirán la consolidación fiscal para Portugal, para Grecia, para Italia, para España el año que viene. No puede haber mejor regalo para los euroescépticos y para los nacionalistas que quieren destruir la Unión Europea que eso.

¿Pero dónde está el principal problema? ¿Es la naturaleza o la cantidad de la solución? El propio paquete de ayuda de Alemania es más grande que el de Europa.

Es ambas cosas. Es el tamaño total y la distribución. El tamaño total de las inyecciones fiscales directas acordadas en el eurogrupo es lamentable. El resto del mundo se está riendo de Europa, y con razón. Es sólo el 0,22% del PIB de la zona euro. El resto son préstamos, y los préstamos son inútiles. Si tienes un problema de bancarrota, no puedes lidiar con él con préstamos adicionales, y lo que enfrentamos ahora es un problema de bancarrota como resultado del bloqueo durante tantas semanas y meses.

April 9th 2020: The Eurogroup led by Mario Centeno approved a 500 billion relief package to fight theAlemania, debido a su espacio fiscal, está afectando un estímulo del 6% de las inyecciones fiscales directas, no de los préstamos. En el caso de Portugal y Grecia, es alrededor del 0,9%. Esto va a magnificar ridículamente los desequilibrios de esa zona que ya es un problema en la eurozona, a tal punto que la política, sobre todo en los países del sur que vienen como Italia, por ejemplo, se va a volver tóxica y no veo que la eurozona pueda sobrevivir a esta segunda ola en la misma categoría de errores que cometimos en 2010 cuando trató los problemas de nuestros países, que eran la insolvencia, como algo que se puede tratar por medio de préstamos.

¿Cree que, a largo plazo, los países que ahora se oponen a los eurobonos no tendrán otra opción que aceptar esta solución?

No veo cómo. Tenemos un tramo simétrico para nuestros pueblos, ya sean alemanes, franceses, portugueses o griegos. Si esta crisis no ha hecho cambiar de opinión a las clases dirigentes de Alemania, los Países Bajos, Finlandia y Austria, etc., convenciéndoles de que es el momento de los eurobonos, de la unificación y no de “cada uno por su cuenta“, no veo por qué han de cambiar de opinión en el futuro. Por eso creo que el 9 de abril va a ser recordado como el momento en que ha comenzado la desintegración de la Unión Europea y de la unión monetaria en particular.

¿Cómo clasifica el papel de Mario Centeno como presidente del Eurogrupo?

En una palabra: vergonzoso. Se le debería de caer la cara de vergüena al Sr. Centeno por haber negociado este no acuerdo. Si no fuera porque se trata de una situación trágica, podría parecer un chiste. El Sr. Centeno viene de un país que conoce el dolor de la austeridad, que sabe que la zona euro nunca ha tratado racionalmente la gran crisis de 2010 y 2011. El Sr. Centeno tenía el deber moral y político con los pueblos de Portugal y Europa de no repetir las actuaciones del Sr. Junker o del Sr. Dijsselbloem cuando eran presidentes del Eurogrupo. Me temo que pasará a la historia como un vergonzoso presidente del Eurogrupo, al igual que sus predecesores.

El ministro de economía holandés sugirió que Italia y España deberían ser investigadas por no tener dinero para lidiar con esta crisis, y luego se disculpó, después de que el primer ministro de Portugal dijera que estas palabras eran repugnantes. ¿Sigue significando algo la palabra solidaridad en Europa?

No. No significa nada. Recuerdo que los rescates dados a Portugal y Grecia fueron disfrazados de solidaridad. Sí, fueron solidarios con el Deutsche Bank y la Societé Generale, porque el dinero que fue a nuestras arcas, terminó devolviendo las deudas a los bancos franceses y alemanes que habían colocado tantas deudas en Estados Unidos en 2008 que eran insolventes.

Pero me temo que estamos cometiendo un gran error, como griegos, como portugueses, incluso como alemanes. No es un caso de solidaridad. No deberíamos pedirle solidaridad al ministro holandés. Si le pides solidaridad a un ciudadano holandés, tiene derecho a rechazarla. Puede decir: “Quiero ser solidario, te daré un regalo o un préstamo, pero no puedes pedirme que me endeude conjuntamente contigo“. Y tienen razón sobre eso.

El ministro de economía holandés tiene razón en esto. No tiene la obligación, por solidaridad, de aceptar los eurobonos. Pero tiene la obligación de aceptar los eurobonos porque es la única política financiera sensata que interesa a Holanda también. Lo que hay que hacer entender a los ministros de economía holandeses, alemanes, austriacos y finlandeses es que la razón por la que sus finanzas son mucho mejores que las de Portugal, Grecia o España es porque han estado experimentando tipos de interés negativos durante los últimos ocho años, por lo que su deuda ha ido disminuyendo a pesar de que no tenían que hacer nada.

Sus exportaciones netas a China, Estados Unidos de Norteamérica o el Reino Unido se mantuvieron en un nivel alto porque el euro era relativamente bajo. Y era bajo porque en la zona del euro había países deficitarios: Portugal, España, Italia, Grecia. Sus ahorros y superávits se deben a que están en la misma zona que los países deficitarios. No pueden decir que esto fue sólo obra suya y por lo tanto es su dinero y no se endeudará con el común. Si quieren el beneficio del euro, tendrán que tener el eurobono. Si son inteligentes en su egoísmo, deberían querer el eurobono. Nosotros, los sureños, no deberíamos apelar a sus instintos solidarios o filantrópicos. Deberíamos apelar a su sentido común.

¿Puede esta crisis llevar al final de la zona euro?

No hay duda de que lo hará, si continuamos por este camino. Italia va a tener que pedir prestado grandes cantidades de dinero, y habrá un colapso del PIB de al menos el 10%. La proporción de la deuda en el PIB subirá al 180% o más muy pronto. El déficit será gigantesco: 15%, tal vez 20%. Bruselas dirá el año que viene: “Tendrás que pasar de, digamos, el 18% al 7%“. Eso es un programa de austeridad del 11% del PIB. Cualquier gobierno que implemente un programa de austeridad del 11% saldrá muy pronto. Matteo Salvini va a entrar en el gobierno y puedo asegurarles que lo primero que hará es un plan para la salida de Italia del Euro. Cuando Italia salga, todos saldremos.

Algunos grupos de derechos humanos alertan sobre una situación peligrosa en los campos de refugiados griegos. ¿Están haciendo Europa y el gobierno griego lo suficiente para asegurarse de que no se produzca un desastre en estos campos a causa del coronavirus?

image.aspxEl gobierno griego ha sido despreciable. Han estado tratando a los refugiados como no humanos. No han hecho absolutamente nada para proporcionarles condiciones de vida. Nuestro partido, MeRA25, al que represento en el parlamento, ha estado exigiendo desde el primer día que sean reubicados. Tenemos tantos hoteles vacíos, porque no hay turismo. Romper esos campamentos y reubicar a esas familias en habitaciones de hotel vacías, pagar algo a los hoteles, para que ganen algo de dinero. Todo el mundo estaría mejor. El gobierno ha hecho algo horrible: cerraron los campamentos, sin instalaciones médicas. Incluso sin el coronavirus se estaban muriendo de las terribles condiciones en las que viven. Si añadimos el Covid-19, es una catástrofe.

El FMI predice una fuerte recesión en toda la zona euro. ¿Estamos ante una recesión a largo plazo?

No hay duda de que el vergonzoso Eurogrupo que el Sr. Centeno preside ha condenado a la zona euro a ser el bloque económico enfermo del mundo. China, los Estados Unidos y el Reino Unido tendrán una recuperación mucho más rápida. La falta de un impulso fiscal en la zona del euro garantizará que salgamos de esta crisis con nuestras economías mucho más débiles y los desequilibrios entre los países del norte y del sur mucho peores.

Usted fundó el Movimiento por la Democracia en Europa (DiEM25) y la sección política griega MeRA25. La referencia de 2025 es sobre el movimiento que espera democratizar Europa para 20205. ¿Mantiene este objetivo?

Nunca esperamos hacerlo. Fue una pregunta muy diferente la que nos hicimos en 2015. La pregunta era: ¿cuánto tiempo tenemos para democratizar Europa antes del punto de no retorno? Un poco como en el cambio climático. ¿Cuándo se encontrará Europa en una situación en la que los desequilibrios internos y las fuerzas centrífugas sean tales que no podamos unirnos? Dijimos 10 años, y decidimos llamar a nuestro movimiento DiEM25. El coronavirus está demostrando que esto ha sidodemasiado optimista. Si no nos unimos ahora, cuando nos enfrentamos a una amenaza simétrica, si no podemos entender ahora que estamos juntos en este barco… y no es una cuestión de solidaridad, es una cuestión de racionalidad.

¿Cuáles son sus objetivos políticos con MeRA25?

El objetivo es uno: acabar con la interminable bancarrota de Grecia. Tenemos bancos en bancarrota, un Estado en bancarrota, familias en bancarrota y empresas en bancarrota. Y mientras sigamos pretendiendo que podemos superar esto a través de préstamos, simplemente perpetuaremos la bancarrota. Nuestros jóvenes dejarán el país, y esa es la mayor pesadilla: terminaremos con un país lleno de viejos, muchos de ellos extranjeros viviendo aquí en hermosos apartamentos de cinco estrellas en playas privatizadas en este hermoso país, con nuestros jóvenes viviendo en los Estados Unidos, en Canadá, en China o en la India.

¿Cuándo ganaremos? Eso dependerá de nuestra capacidad de convencer al pueblo de Grecia contra un sistema mediático blindado que pertenece a la oligarquía. Nuestro pequeño partido está luchando, pero somos positivos, entramos en el parlamento en nuestro primer intento, y nuestro mensaje está llegando a pesar de la demonización que estamos experimentando.

Filtró las grabaciones de las reuniones del Eurogrupo en 2015. ¿No cree que esto podría llevar a una mayor desconfianza entre los países?

Todo lo contrario. El argumento de que la gente no es lo suficientemente inteligente es un argumento contra la democracia, y a favor del fascismo. Mira el Eurogrupo del 9 de abril. Allí se tomaron importantes decisiones que condenan a Europa a más recesión, austeridad y dolor para la mayoría de los europeos. Creo que los ciudadanos portugueses tienen todo el derecho a saber lo que el Sr. Centeno dijo allí en su nombre. Los votantes alemanes deberían saber lo que dijo su ministro de finanzas. Si sigues cosiderando a la gente incapaz de manejar la información relativa a sus vidas, lo que estás diciendo es: “que no queremos una democracia. Queremos una oligarquía con elecciones ocasionales donde la gente vaya a las urnas sin información de lo que sus representantes están haciendo a puerta cerrada“.

Mirando hacia atrás en la época en que fue ministro de finanzas de Grecia, ¿se arrepiente de algo? ¿Habría hecho algo diferente?

Oh, por supuesto. Cualquiera que no se replantee lo que ha hecho con la nueva información es un fanático peligroso.

Habría hecho muchas cosas de manera diferente. Pero la pregunta es: ¿qué habría hecho diferente con la información que tenía en ese momento? Y creo que debería haber sido mucho menos conciliador con la troika. Debería haber sido mucho más duro. No debería haber buscado un acuerdo provisional. Debería haberles dado un ultimátum: “una reestructuración de la deuda, o estamos fuera del euro hoy“.

Yanis Varoufakis se convirtió en un nombre conocido internacionalmente en 2015, cuando asumió el cargo de ministro de economía en Grecia, en un gobierno de Syriza presidido por Alexis Tsipras. Durante seis meses se enfrentó a Bruselas y a la troika, exigiendo una reestructuración de la deuda de su país.

Abandonó el gobierno tras los desacuerdos con el primer ministro al día siguiente de que un referéndum para decidir la aceptación de un nuevo conjunto de medidas de austeridad de la troika diera al “No” una victoria del 60%. Atenas no puso en práctica este resultado.

Ahora es diputado en el Parlamento Heleno por su partido MeRA25, la sección política griega del Movimiento Democracia en Europa (DiEM25) que él fundó.

A principios de este año, filtró las grabaciones de audio del Eurogrupo de las reuniones en las que participó como ministro de finanzas de Grecia.

Snowden advierte que los gobiernos están utilizando el coronavirus para construir «la arquitectura de la opresión»

Bomberos denuncian la «militarización» de las labores de protección civil y emergencias

 

 

👁Protección de datos en tiempos de coronavirus:👁

 no es una cuestión de si, sino de cómo

En los últimos días han aumentado los debates sobre la utilización de datos para combatir la pandemia de la corona.

Por lo tanto, hemos escrito un documento ad hoc (PDF, inglés) sobre el cumplimiento de la RPI, y quisiéramos aprovechar esta oportunidad para ofrecer una primera visión general de estos proyectos.

Panorama general de las diversas medidas y proyectos

Se habla mucho de diversas medidas y proyectos de corona que tienen por objeto contener la propagación del virus mediante el uso de datos. Estos incluyen, por ejemplo:

  • Portales de información (como información para el autodiagnóstico o los mapas de las zonas de riesgo),
  • Análisis de datos anónimos (especialmente de las redes de telefonía móvil),
  • Aplicaciones que intentan registrar posibles situaciones de infección (rastreo de contactos),
  • Aplicaciones para comprobar las medidas de cuarentena
  • Intentar rastrear a las personas infectadas a través de diversos datos, como el rastreo de teléfonos móviles o el uso de datos de tarjetas de crédito.

En un artículo en GDPRhub.eu, noyb ha compilado una primera visión general de aplicaciones y proyectos concretos en Europa y fuera de ella, con el fin de arrojar algo de luz sobre este tema también.

La gran mayoría de estos enfoques están muy lejos de las formas problemáticas de vigilancia masiva o “enfoques chinos“.

El GDPR permite utilizar los datos en caso de epidemias – la pregunta no es si, sino cómo.

Contrariamente a muchos informes iniciales, no existe un conflicto general entre la protección de datos (especialmente la GDPR) y el uso de datos personales en la lucha contra una epidemia. Las declaraciones que afirman que se debe “renunciar” a la protección de datos parecen basarse en una falsa comprensión de la ley.

Max Schrems, presidente honorario de Noyb: “El GDPR prevé explícitamente el tratamiento de datos en la lucha contra las epidemias. Por lo tanto, no se debe “renunciar” a las leyes de protección de datos, sino simplemente observarlas“.

El apartado d) del párrafo 1 del artículo 6 y el apartado i) del párrafo 2 del artículo 9 de la Ley sobre el PIB permiten, según los considerandos de la Ley sobre el PIB, el tratamiento de datos, por ejemplo, para la lucha contra las “amenazas transfronterizas para la salud” o para combatir las “epidemias“.

Sin embargo, la GDPR también incluye normas para limitar al mínimo la interferencia con nuestros derechos fundamentales, incluso en la lucha contra el coronavirus.

Max Schrems: “Las leyes prevén la utilización de los datos en la lucha contra la corona, pero sólo de manera razonable. La ley limita el uso de los datos a lo que es absolutamente necesario. Junto con conceptos como “Privacidad por Diseño” es posible desarrollar aplicaciones y sistemas legalmente sólidos que ayuden a combatir esta epidemia. Así que la pregunta no es si es posible utilizar los datos personales, sino cómo hacerlo correctamente“.

Hay mucho espacio entre la vigilancia masiva excesiva y la recopilación y el tratamiento específico de cierta información importante. La utilización de datos puede, en términos de derechos fundamentales, representar también la “vía menos onerosa” en comparación con las actuales restricciones a la libertad de circulación o la libertad de llevar a cabo un negocio.

Schrems: “Las aplicaciones voluntarias basadas, por ejemplo, en el auto-seguimiento almacenado y cifrado localmente pueden ser útiles. Si esos datos sólo se descifran en caso de que la prueba de corona sea positiva, esos sistemas pueden proteger de manera verificable la privacidad de los usuarios. Esos enfoques son más parecidos a llevar una baliza de avalancha privada, a diferencia de un sistema de vigilancia gubernamental centralizado“.

Para apoyar los proyectos de aplicación de soluciones conformes con la protección de datos, noyb ha publicado un documento ad hoc sobre aplicaciones de rastreo de contactos.

La confianza es necesaria para el éxito de tales sistemas

La gente debe poder confiar en la tecnología en la lucha contra el coronavirus, para que participen suficientes personas. Esto puede lograrse con medidas como una buena encriptación de datos, el almacenamiento de datos en los teléfonos de los usuarios y la publicación del código fuente (“código abierto”).

Schrems: “Estos proyectos sólo funcionan si una gran parte de la sociedad participa. Para ello, necesitamos sistemas que permitan al usuario controlar sus datos. El código fuente debe ser revisable. Si esto se hace correctamente, tales sistemas pueden ser definitivamente recomendados“.

Visión realista de las posibilidades técnicas

Lo que sorprende actualmente en algunas declaraciones es la inquebrantable creencia en la tecnología. Las aplicaciones más complejas, como el “rastreo de contactos” después de una infección, no son factibles sin datos muy específicos. Sugerencias, como el cálculo del riesgo de infección entre dos personas utilizando datos de la red móvil, son más bien una ilusión que una posible realidad técnica.

Horst Kapfenberger, informático de Noyb: “Debido a su inexactitud, los datos de localización de los proveedores de telefonía móvil son absolutamente inadecuados, por ejemplo, para determinar posibles infecciones con el coronavirus. No podemos construir modelos significativos con datos brutos inexactos“.

Además, todavía hay incertidumbres en cuanto a la propagación del coronavirus. A menudo, hay información muy diferente y vaga disponible sobre las formas y el calendario de la propagación del virus. Cuanto menos claros sean los parámetros que rodean la propagación del virus, menos contactos específicos de riesgo pueden calcularse mediante soluciones técnicas.

Existe el peligro de que los usuarios se pierdan en una avalancha de advertencias e información irrelevantes (“sobrecarga de información“). Por consiguiente, es importante reunir datos pertinentes con la calidad necesaria para alcanzar realmente los objetivos de un proyecto.

Max Schrems: “Estos sistemas no están destinados a adivinar qué anuncios nos pueden interesar, sino a asegurar la salud de la población. Por lo tanto, necesitamos información específica, precisa y correcta. Para una estadística, los datos aproximados y anónimos son a menudo suficientes. Sin embargo, para los intentos de registrar las cadenas de infección, se necesitan datos muy precisos – que pueden ser almacenados localmente y encriptados en las instalaciones del usuario“.

noyb – Centro Europeo de Derechos Digitales

La ONG noyb está comprometida con la aplicación legal de las leyes europeas de protección de datos. Más de 3.200 miembros de apoyo hacen posible el trabajo de Noyb. Hasta la fecha, la ONG ya ha presentado más de 25 procedimientos por numerosas violaciones deliberadas de las leyes de protección de datos – contra empresas como Google, Apple, Facebook y Amazon.

Así que no olvidemos que:

Las libertades también son una prioridad fundamental

11 crisis

Las relaciones laborales en la crisis del COVID-19 y nuestros derechos como personas trabajadoras -Actualizada-

aute

¿🇫🇲El final de la U.E🇫🇲?

Las insolentes, racistas y facciosas declaraciones del representante de un gobierno europeo, en relación con el “problemita” que estamos padeciendo, han sido apoyadas por otros gobiernos, todos ellos del “Norte de Europa“. Pareciera que volvemos al viejo juego de la raza superior y trabajadora y la inferior y veleidosa. Pareciera que los mediterráneos, pueblos fiesteros borrachos y poco trabajadores, en pleno aburrimiento abúlico les ha dado por meterse en sus casas y no hacer nada, salvo morirse.

IRPF-2020-rrss-1Pero Zeus es bueno, y descubrimos que ese Orgulloso país ha tenido que pedir “prestadas UCIs a los países vecinos” da la impresión de que el Corona ese les ha cogido “un poco despeinados”, casi entran ganas de decir pues “os coméis …”; pero está feo, muy feo, sabemos que muchas veces, el comportamiento y conducta de los políticos poco tiene que ver (espero) con el pueblo que dicen representar.

En nuestro país, “algunos partidos” parece que están empeñados, en lugar de arrimar el hombro, en culpar a otros de los males que estamos padeciendo. Como si buscaran “réditos políticos” para las próximas elecciones, les importa una mierda que nuestra sanidad pública lleve siendo desmantelada en las dos últimas décadas de una manera continuada por una colección de corruptos que lo único que buscan es sus dividendos. Cuando esto termine, si tuviéramos un poco de vergüenza, debiéramos de exigir juicio sumarísimo a todos esos y esas corruptos que son culpables de bastante de lo que está pasando. Falta personal, el que hay está agotado, faltan camas, hospitales, mientras que ellos, los defensores de la privada, los dueños de la privada se empeñan en cerrar sus bonitos hospitales-hoteles, pues ahora mismo no sirven de nada y presentan Expedientes de Despido Temporales.

La próxima entrega, ya que la introducción se me ha alargado, serán unas propuestas de DiEM25, esto es Yanis Varoufakis, para evitar una depresión COVID 19

Se pregunta Post Digital sobre CoronaVirus e Iglesia

Manuela Carmena desmonta el enésimo bulo del exasesor de Toni Cantó: “Debería darte vergüenza”

26J-marzo-2020mini

Sicilia: “No olvidemos a las víctimas de la violencia humana”

La crisis del COVID19 no la podemos pagar nuevamente la clase trabajadora

Captura de pantalla de 2020-04-01 00-55-01

⚖️Anoche Julian Assange me llamó (24 marzo). He aquí lo que hablamos⚖️

telefonos

Anoche, sonó mi teléfono. Era Julian. Desde la prisión. No era la primera vez que me honraba profundamente usando las pocas llamadas que la prisión le permite hacer para llamarme. Como en cualquier otra ocasión, cuando inesperadamente reconozco su voz, un torrente de emociones se desborda. La culpa, principalmente, por pensar que, en el momento en que la línea se desconecte, él permanecerá allí – en el lugar extremadamente oscuro al que ha sido confinado debido a una decisión que tomó hace mucho tiempo para ayudar al resto de nosotros a comprender lo que los poderes públicos han estado haciendo en nuestro nombre sin nuestro conocimiento o consentimiento.

Julian quería hablar de los efectos de Covid-19 en el mundo en que vivimos y, por supuesto, en su caso. Señaló que el manifiesto electoral de Jeremy Corbyn, que el establishment había criticado por ser demasiado radical, ahora parece irrazonablemente moderado. Nos reímos de la audacia de quienes le decían al pueblo de Gran Bretaña que era irresponsable gastar unas decenas de miles de millones en proporcionar una financiación adecuada al NHS y la asistencia social para todos, en convertir la banda ancha en un servicio público y en hacer que los ferrocarriles sean de propiedad pública para que funcionen correctamente – las mismas personas que, ahora que las grandes empresas y el capitalismo en general están en graves problemas parecen haber descubierto el árbol del dinero, anunciando que se inyectarán billones en la economía. Julian no sabía (¿cómo podría saberlo, cuando las autoridades de la prisión le niegan el acceso a los periódicos, a Internet, incluso a la BBC Radio 4?) que Boris Johnson había anunciado ayer temprano la nacionalización temporal de los ferrocarriles – viendo que los privados nunca pueden proporcionar un servicio decente en medio de una emergencia nacional.

Después de unos minutos durante los cuales nos permitimos disfrutar del Waterloo de los neoliberales, en manos de un ARN que el sistema simplemente no podía afrontar sin abandonar todas sus certezas, discutimos lo que esto significa para el futuro. Julián dijo, con razón, que esta nueva fase de la crisis está, como mínimo, dejándonos claro que todo vale, que todo es posible ahora. A lo que añadí que todo va de lo mejor a lo peor posible. Que la epidemia contribuya a crear una sociedad buena o mala dependerá, por supuesto, de nosotros, de que los progresistas consigan unirse. Porque si no lo hacemos, como en 2008 no lo hicimos, los banqueros, los pivotes, los oligarcas y los neofascistas demostrarán, una vez más, que son ellos los que saben cómo no dejar que una buena crisis se desperdicie.

¿Tendremos éxito? Julian tenía un comentario esperanzador sobre esto: Como mínimo, las organizaciones transnacionales como Wikileaks y DiEM25 habían perfeccionado las herramientas digitales para los debates y campañas en línea mucho antes de que Covid-19 entrara en escena. En cierta medida, estamos mejor preparados que otros.

Luego hablamos de su caso. Las condiciones de su prisión se están deteriorando. Ahora que las visitas se han detenido, su aislamiento está empeorando. Sus abogados están a punto de solicitar al tribunal la libertad bajo fianza. Si la salud de algún preso en la prisión de alta seguridad de Belmarsh está en peligro por la infección de Covid-19, es la de Julian. ¿El tribunal le concederá la libertad bajo fianza? No es probable. ¿Cambiará la nueva crisis las probabilidades de su extradición? Estamos de acuerdo en que la respuesta a la última pregunta es: probablemente, pero sólo un poco – ahora que el complejo de seguridad nacional en los EE.UU. y en el Reino Unido tienen cosas de las que preocuparse que no figuraban hace unas semanas.

Nuestra conversación duró diez minutos y un segundo. Luego el director de la prisión cortó la línea. El único hombre que conoce los peligros y dolores del aislamiento mejor que todos nosotros, había salido de él para darme a mí, a nosotros, una lección de diez minutos de cómo no perderlo mientras estoy confinado.

No se equivoque, querido lector: Julián está luchando por mantener sus facultades, para no perder la cabeza. Durante horas cada día en solitario lucha contra la oscuridad y la desesperación. Cuando suena lúcido, incluso divertido, por teléfono es porque ha trabajado durante 20 horas anticipando el momento en que tendrá que comunicar su versión de la historia, sus pensamientos, al mundo exterior. Nadie debería tener que vivir de esa manera.

Y así es que, ahora que todos estamos en cierto estado de aislamiento, la difícil situación de Julián – así como las ideas – debe darnos una pausa, y la causa, para descubrir en nosotros mismos el poder, y la solidaridad, necesaria para asegurar que esta crisis no se desperdicie – que los poderes inútiles y corruptos no terminen, una vez más, siendo los beneficiarios.

La fuerza de los lazos débiles

Desde veterinarios que pasan consulta online, hasta asesores laborales que ayudan en los ERTEs, desde redes vecinales hasta actividades escolares para hacer con niños, la solidaridad crece por todas partes

El capitalismo prepara una vuelta de tuerca contra los trabajadores tras el virus

Es obvio que la prioridad en este momento es la lucha contra el virus y el salvar todas las vidas posibles. En un segundo capítulo está el panorama económico que dejará la enfermedad. Las partidas (lo llaman liquidez en manos, fundamentalmente de las grandes empresas) que se dan desde el BCE y FMI, tendrán que ser devueltas y esto supondrá una merma en la economía en general y en las de las familias obreras en particular.

#SigoEnCasa

Los barrios de Granada se organizan. Aquí aparecen los diferente modos de ponerse en contacto con los grupos de apoyo, según zonas de la ciudad. !Apoyo mutuo y solidaridad! 🏴

Así se ha reducido la contaminación del aire en España tras las medidas contra el Covid-19

volveremos

🚷Dile a los líderes del mundo: no exploten el Coronavirus para quitarnos nuestros derechos básicos🚷

A partir del blog de Richard Stallman entro en esta petición que considero importante firmar:

Captura de pantalla de 2020-03-23 17-46-05

COVID 19 es una grave crisis de salud mundial. La gente tiene razón en preocuparse, y debemos tomar medidas urgentes como sociedad para proteger a las personas vulnerables y contener la propagación de este virus.

Pero también debemos permanecer vigilantes y negarnos a permitir que los políticos y los gobiernos exploten esta crisis para reprimir la libertad de expresión, las libertades civiles y los derechos humanos. El aumento de la vigilancia, la censura y otras políticas autoritarias harán que la gente esté menos segura, no más segura. La transparencia y la libertad son ingredientes esenciales para una verdadera salud pública.

En los Estados Unidos, los legisladores consideraron la posibilidad de reautorizar los controvertidos poderes de vigilancia de la Ley Patriota de los Estados Unidos como parte de un proyecto de ley de gastos para el Coronavirus. En China y Rusia, las autoridades están censurando activamente la información en línea sobre el virus y ampliando sus ya extensos programas de reconocimiento facial, alegando que es una respuesta al brote. Si la gente no se pronuncia, las medidas gubernamentales contra nuestras libertades básicas se extenderán tan rápido como el virus mismo.

Firma la petición a los líderes mundiales: “Tomar medidas enérgicas contra las libertades civiles, la libertad de expresión y los derechos humanos no nos protegerá del COVID 19. No exploten esta crisis para quitarnos nuestros derechos básicos“.

Captura de pantalla de 2020-03-23 17-51-07

marco

comunicado1 comunicado cierre centros
A %d blogueros les gusta esto: