🔎Vigilancia en los lugares de trabajo📹

Captura de pantalla de 2021-06-20 13-25-41

El capitalismo de vigilancia” amenaza cada vez más la acción colectiva de los trabajadores y el derecho humano a la protesta pública.

un fantasma recorre Europa, el fantasma de la vigilancia de los trabajadores. Con la escusa de la legislación de emergencia contra el terrorismo o para contener la pandemia Covid-19, la vigilancia de los trabajadores se está expandiendo y normalizando continuamente, en el lugar de trabajo y en nuestras calles.

Se hace de diferentes maneras, con varios grados de invasividad. Puede ser Amazon espiando a sus trabajadores en grupos privados de Facebook o usando la tecnología Covid-19 de seguimiento de salud para mantener a raya al menos a 340.000 trabajadores. Y puede ser el reconocimiento facial de los empleados que trabajan a distancia, supervisados por empleadores de menos categoria.

La vigilancia de los trabajadores también puede tomar la forma más amplia de los sistemas de reconocimiento facial en todos los espacios públicos de Europa. Esto puede —entre muchos otros daños— reprimir la organización de los trabajadores. Imponiendo un sentido omnipresente de estar vigilados, la vigilancia tiene un claro efecto escalofriante en la disposición de los trabajadores para ejercer su derecho a la libertad de reunión.

Apelación a corto plazo

Tanto a las empresas como a los gobiernos les puede gustar a corto plazo esta ola de expansión de la vigilancia. Mientras los artefactos llamativos ayudan a pintar una imagen de una tecno-utopia, la clave conductora es la búsqueda del control.

La posición dominante consolidada por las empresas de datos como Amazon sólo se corresponden con su incontable crecimiento. No podemos aceptar su lógica de tratar a la gente como una amenaza, con solo ver como ha sido adoptado por los gobiernos. Eso aceleraría la erosión de la confianza que vemos en nuestra sociedad.

DSC03440El despliegue del reconocimiento facial (u otras tecnologías de vigilancia biométrica) por gobiernos o empresas es una amenaza inmanente para la democracia en el centro de trabajo. En una protesta a las puertas de la sede de una empresa, se pueden utilizar las cámaras de CCTV para el espionaje sindical. Los algoritmos secretos, carentes de una base científica, podrían aplicarse para marcar e identificar “agitadores”. En las manifestaciones en las calles, la policía podría usar imágenes y software rápidamente para identificar y dirigir a los líderes, así como a las personas que apoyan o incluso informan sobre la manifestación.

No son negociables los derechos y las libertades fundamentales. La vigilancia de las personas no es la manera de abordar las protestas colectivas. Es preciso establecer límites claros y fortalecer la opinión colectiva de los grupos pertinentes de la población sobre las decisiones que les afectan.

La vigilancia masiva, en el trabajo y fuera de él, asfixia el legítimo discurso social sin aumentar la necesidad. La historia de las relaciones industriales muestra una y otra vez que el esconder los problemas bajo la alfombra, inevitablemente da lugar a que reaparezcan de nuevo, a menudo con consecuencias mucho más graves.

Complejo industrial de seguridad

La asociación documentada entre empresas privadas y públicas y la vigilancia en la Unión Europea ha sido descrita por Statewatch, organización de gran experiencia en las libertades civiles , como un “complejo industrial de seguridad”. Junto con las amenazas a la organización de los trabajadores, este fenómeno muestra por qué la nueva regulación de la inteligencia artificial de la UE debe ir más allá de lo que la Comisión Europea ha propuesto, y prohibir la vigilancia masiva biométrica, tanto por empresas privadas como públicas.

Además, la utilización de la IA en el lugar de trabajo, en la contratación, las evaluaciones y otros momentos, así como en todas las normas relacionadas con el lugar de trabajo, debe estar sujeta a los acuerdos del convenio colectivo. El borrador de la comisión sólo requeriría autoevaluación por las empresas que venden estas tecnologías, colocando al zorro protegiendo el gallinero.

Los derechos de los trabajadores se ganan, como con cualquier otro derecho humano, en las luchas colectivas: la negociación colectiva o la huelga en el lugar de trabajo y la protesta en las calles seguirán siendo las herramientas principales. Pero en una sociedad cada vez más digitalizada, donde los correos electrónicos, conversaciones, rostros y cuerpos pueden ser puestos bajo vigilancia constante, muchos temerán por su seguridad laboral y pueden optar por permanecer quietos antes de ser visibles.

Es por ello que la prohibición de la vigilancia biométrica masiva en los espacios públicos y una fuerte legislación para controlar las nocivas tecnologías IA en el lugar de trabajo son fundamentales para promover los derechos de los trabajadores.

Este artículo ha sido publicado en:

publicado

💩Lora Tamayo, el depurador de maestros del franquismo que continúa dando nombre a tres colegios andaluces

‼️PROACTIVA DESPIDE AL SECRETARIO GENERAL DE CGT SOCORRISTAS CASTELLDEFELS

🇪🇺Eurocensurados✂️

antorchaEl reglamento de la UE contra los contenidos “terroristas” en línea (TERREG) fue aprobado sin votación final por el Parlamento Europeo el 29 de abril. El reglamento perjudicará nuestra capacidad de expresarnos libremente y de acceder a la información en línea.

deprimidosEl 29 de abril, el Reglamento sobre la lucha contra la difusión de contenidos terroristas en línea fue aprobado sin votación final, concluyendo así el último paso del proceso legislativo de la Unión Europea antes de que las medidas contenidas puedan entrar en vigor.

El procedimiento de la segunda lectura excluyó a los representantes elegidos de la decisión final sobre esta legislación intrusiva para los derechos humanos. Privó a los ciudadanos de la UE de ver si los miembros del Parlamento Europeo, el único órgano elegido democráticamente de la UE, habrían aceptado un plazo de eliminación de contenidos de una hora, obligando a las plataformas a utilizar el filtrado de contenidos y dando poder a las autoridades estatales para permitir la censura.

anonimusEuropean Digital Rights (EDRi), Access Now, la Unión de Libertades Civiles para Europa (Liberties) y Wikimedia Deutschland, con el apoyo de 75 organizaciones de derechos humanos y digitales, asociaciones de periodistas, académicos y grupos afectados, lamentan profundamente que los representantes de los residentes de la UE hayan ignorado las repetidas advertencias sobre los peligros que la propuesta supone para los valores y derechos fundamentales europeos.

  • El Reglamento permite que un Estado de la UE solicite la retirada, en el plazo de una hora, de contenidos alojados en otro país alegando que se trata de contenidos “terroristas”. Esto quiere decir que alguien como Viktor Orban podría pedir la retirada de contenidos subidos en otro país porque critican a su gobierno“.

Eva Simon, responsable de defensa de las libertades

  • Para cumplir con el TERREG, muchas plataformas pueden utilizar sistemas automatizados de toma de decisiones para eliminar contenidos, lo cual es problemático. Los sistemas de aprendizaje automático para la detección e identificación de contenidos potencialmente ilegales no tienen en cuenta el contexto y cometen errores que, en última instancia, pagan los derechos y libertades fundamentales de los usuarios. Aunque la lucha contra el terrorismo es un objetivo importante, el TERREG perjudicará en realidad la libertad de expresión de las personas en toda Europa y más allá, y no logrará su objetivo“.

Eliška Pírková, analista de políticas europeas, Access Now

el resultado es que importantes debates públicos que ayudarían a la sociedad a entender, vigilar y tratar el terrorismo se clasifican de forma incorrecta y podrían ser simplemente censurados.

  • Dado que el estado de derecho en Europa se deteriora continuamente, la UE está dando más poderes amplios a las autoridades policiales para reprimir las protestas legítimas, la libertad de expresión y las libertades mediáticas y artísticas en línea. Es probable que esto afecte a grupos que ya son objeto de medidas antiterroristas de forma desproporcionada“.

Anna Mazgal, asesora política sobre la UE, Wikimedia Deutschland

Screenshot_20201222_174545El Reglamento contiene una exención general para la protección de los contenidos educativos, periodísticos, artísticos o de investigación, así como para el contra-discurso. Sin embargo, en ausencia de salvaguardias reales y de control judicial, estas protecciones seguirán siendo cáscaras vacías.

  • “El riesgo de que este Reglamento sea revocado por los tribunales es considerable, dada la experiencia de la ley contra la incitación al odio en Francia. Ambos textos contenían medidas similares, pero uno ya fue declarado inválido por el Consejo Constitucional francés. Para que el segundo caiga, ahora depende de los grupos litigantes”.

Chloé Berthélémy, asesora política, EDRi

🍻 España se convierte en un macrobotellón una hora después de terminar el estado de alarma ‼️ La Comisión Europea condena los delitos de odio e insta al cumplimiento de las leyes LGTB en la Unión Europea

🏐El fútbol rompe con las barreras del capitalismo.🤾🏽

Captura de pantalla de 2020-10-06 23-21-02

Europa ha descubierto su Rubicón moral, la frontera más allá de la cual la mercantilización se vuelve intolerable. La línea en la arena que los europeos se niegan a cruzar, pase lo que pase, acaba de ser trazada.

nos sometemos a los banqueros que casi hacen reventar el capitalismo, rescatándolos a costa de nuestros ciudadanos más débiles. Hicimos la vista gorda ante la evasión fiscal masiva de las empresas y la venta de activos públicos. Aceptamos como algo natural el empobrecimiento de los sistemas públicos de sanidad y educación, la desesperación de los trabajadores con contratos de cero horas, los comedores sociales, los desahucios de viviendas y los niveles de desigualdad alucinantes. Asistimos al secuestro de nuestras democracias y al despojo de nuestra privacidad por parte de las grandes empresas tecnológicas. Todo esto lo podíamos soportar.

¿Pero un plan que acabara con el fútbol tal y como lo conocemos? Nunca.

La semana pasada, los europeos mostraron la tarjeta roja a los magnates -y a sus financieros- que intentaron robar el deporte rey. Una potente coalición de conservadores, izquierdistas y nacionalistas, que abraza de norte a sur Europa, se levantó en oposición a un acuerdo secreto de los propietarios de muchos de los clubes de fútbol más ricos del continente para formar la llamada Superliga. Para los propietarios -entre los que se encuentran un oligarca ruso, un miembro de la realeza árabe, un magnate chino de la venta al por menor y tres potentados del deporte estadounidense- la medida tenía un evidente sentido financiero. Pero desde la perspectiva del público europeo, fue la gota que colmó el vaso.

LLa temporada pasada, se clasificaron 32 clubes para jugar en la Liga de Campeones europea, repartiéndose 2.000 millones de euros en ingresos por derechos de televisión. Pero la mitad de los clubes, equipos como el Real Madrid y el Liverpool, atrajeron la mayor parte de las audiencias televisivas europeas. Sus propietarios veían que el pastel aumentaría sustancialmente si se programaban más derbis entre equipos como el Liverpool y el Real Madrid, en lugar de partidos protagonizados por equipos humildes de Grecia, Suiza y Eslovaquia.

Y así fue como se gestó la propuesta de la Superliga. En lugar de repartirse 2.000 millones de euros entre 32 clubes, los 15 primeros calcularon que podrían repartirse 4.000 millones entre ellos. Además, al crear una tienda cerrada, con los mismos clubes todos los años, independientemente de sus resultados en sus campeonatos nacionales, la Superliga eliminaría el colosal riesgo financiero al que se enfrentan todos los clubes en la actualidad: no clasificarse para la Liga de Campeones del año siguiente.

golDesde el punto de vista financiero, expulsar a los rezagados y formar un cártel cerrado era el siguiente paso lógico en un proceso de mercantilización que comenzó hace tiempo. Se trataba de un acuerdo que cuadruplicaría los flujos de ingresos futuros y eliminaría el riesgo al convertir esos flujos en un activo titulizado. ¿Resulta extraño que JPMorgan Chase se apresurara a financiar el acuerdo con una oferta de 300 millones de euros a cada uno de los 15 clubes que aceptaran dejar la Liga de Campeones?

mientras que el culebrón del Brexit ha durado, y dura, años, este particular intento de ruptura se ha derrumbado en dos días. Cualquiera que sea la lógica financiera detrás de la Superliga, sus conspiradores no tuvieron en cuenta una fuerza intangible pero irresistible: la convicción generalizada entre los aficionados, los jugadores, los entrenadores, las comunidades y sociedades enteras de que ellos, y no los magnates, eran los verdaderos propietarios del Liverpool, la Juventus, el Barcelona y el resto.

¿Y quién podría culpar a los propietarios por no haberlo visto venir? Nadie protestó cuando sacaron a bolsa las acciones de sus clubes junto a McDonald’s y Barclays. Durante años, los aficionados observaron pasivamente cómo los oligarcas invertían miles de millones en unos pocos clubes punteros, acabando con toda la competencia real al llenar sus plantillas con los mejores jugadores del mundo.

Pero mientras el público europeo podía tolerar que la probabilidad de que un rezagado ganara alguna vez algo se había reducido casi a cero, la Superliga arrojaba dicha probabilidad a la basura. Maximizar los beneficios significaría ahora la extinción formal de la posibilidad incluso de soñar que un equipo humilde como el Stoke City o el Panionios de Atenas pudiera ganar algún día la Liga de Campeones. La eliminación total de la esperanza, por muy lejana que la haya hecho el capitalismo, supuso la chispa que detuvo a la oligarquía del fútbol en su camino.

aAl mismo tiempo, en los Estados Unidos, incluso los cínicos magnates del deporte entienden que el capitalismo de libre mercado ahoga la competencia. La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) es un dechado de competitividad agresiva, y no sólo porque los supermusculosos jugadores sacrifiquen su salud por riqueza, fama y posibilidad de alcanzar la gloria en la Super Bowl. La NFL es competitiva porque impone a sus equipos un estricto límite salarial, mientras que los más débiles tienen garantizada la elección de los mejores jugadores novatos. El capitalismo estadounidense sacrificó el libre mercado para salvar la competencia, minimizar la previsibilidad y maximizar la emoción. La planificación centralizada convive en pecado con la competencia desenfrenada, directamente bajo los focos del mundo del espectáculo estadounidense.

Si el objetivo es una liga de fútbol emocionante y financieramente sostenible, el modelo americano es lo que Europa necesita. Pero si los europeos se toman en serio su reivindicación de que los clubes deben pertenecer a los aficionados, a los jugadores y a las comunidades de las que se nutren, deberían exigir que las acciones de los clubes se retiren de la bolsa y que se consagre en la ley el principio de un socio-una acción-un voto.

La cuestión crucial de si la oligarquía debe ser regulada o desmantelada va mucho más allá del deporte. ¿Bastará el programa de gasto y regulación del Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para frenar el poder desenfrenado de unos pocos para destruir las perspectivas de la mayoría? ¿O la verdadera reforma exige un replanteamiento radical de quién es dueño de qué?

Ahora que los europeos han descubierto su Rubicón moral, puede haber llegado el momento de una rebelión más amplia que reivindique a Bill Shankly, el legendario entrenador del Liverpool y socialista acérrimo. “Algunos creen que el fútbol es una cuestión de vida o muerte“, dijo Shankly. “Puedo asegurar que es mucho, mucho más importante que eso“.

🌇Las grandes empresas están matando la innovación y a las ‘start-ups’

📭Signal Tries to Run the Most Honest Facebook Ad Campaign Ever, Immediately Gets Banned

🔭Reclama tu cara👁

reclama

el 21 de abril pasado, la Comisión Europea presentó una propuesta de nueva ley sobre inteligencia artificial. Con ella, la Comisión reconocía algunas de las numerosas amenazas que la vigilancia biométrica masiva supone para nuestras libertades y dignidad. Sin embargo, a pesar de sus aparentes buenas intenciones, la propuesta de ley se queda muy corta con respecto a nuestras demandas y no impone de hecho una prohibición de la mayoría de los casos de vigilancia masiva biométrica, tal y como pedía la coalición Reclaim Your Face.

Con una redacción vaga y unos conceptos mal definidos, la Comisión Europea (CE) no ha abordado en su propuesta de nueva ley todo el alcance de las perjudiciales prácticas de vigilancia masiva biométrica documentadas en toda la UE.

Concretamente, la propuesta de ley de IA sólo prohíbe un apartado de lo que podría considerarse prácticas de vigilancia masiva biométrica con fines policiales, y no prohíbe en absoluto la práctica para las autoridades gubernamentales o las empresas privadas.

aAdemás, la Comisión Europea ofrece a las fuerzas del orden una lista sustancial de problemáticas excepciones para las que se les puede permitir el uso de herramientas de vigilancia masiva biométrica, aunque sólo si los gobiernos deciden permitir esas excepciones en su legislación nacional.

Por último, la prohibición de la ley propuesta sobre la vigilancia biométrica masiva con fines policiales sólo se refiere a la identificación “en tiempo real“, dejando espacio para los ejemplos de identificación “posterior” al hecho, como los proporcionados por la famosa empresa de vigilancia biométrica masiva, ClearviewAI.

Como reacción a una filtración del proyecto de ley, la semana pasada 61 miembros del Parlamento Europeo pidieron a la Comisión Europea que incluyera una prohibición de todas las prácticas de vigilancia masiva biométrica, tal como las definen la coalición Reclaim Your Face. Que también ha instado a la CE, mediante otra carta, a que adopte un enfoque basado en los derechos fundamentales para la regulación de la IA, anteponiendo las personas a los beneficios.

LLa propuesta de ley sobre IA supone un pequeño pero significativo paso en la dirección correcta en lo que respecta a la prohibición de la vigilancia masiva biométrica. Sin embargo, la ley aún no ha sido elaborada por las demás instituciones democráticas de la UE, lo que significa que pasará por muchas rondas de cambios antes de ser aprobada.

Una voz fuerte y unida de la sociedad civil y de las personas que viven en Europa puede decidir ahora el destino de esta ley -y con ella- el destino de la dignidad humana en Europa. Las lagunas de esta propuesta han demostrado por qué es tan importante que pidamos la prohibición de todas las prácticas de vigilancia masiva biométrica.

🏴MANIFIESTO POR UN PRIMERO DE MAYO INTERSECCIONAL Y DE CLASE

⛓ AI: La pena de muerte en el mundo

👁Iniciativa europea por la prohibición de la vigilancia biométrica masiva🔭

Captura de pantalla de 2021-04-08 11-10-06

lla coalición “Reclaim Your Face” ha lanzado una Iniciativa Ciudadana Europea para la prohibición de la vigilancia biométrica masiva. European Digital Rights (EDRi) y más de cincuenta organizaciones llaman a la firma de la petición.

La iniciativa pretende incluir la vigilancia biométrica masiva en la agenda política de Bruselas y detener la reciente proliferación no regulada. Los ciudadanos europeos pueden firmar la petición en:

reclama

hhay que recoger un millón de firmas en al menos siete países de la UE en el plazo de un año. Para alcanzar este objetivo, la Comisión Europea debe reunirse con los organizadores de la iniciativa. Además, después de una audiencia pública en el Parlamento Europeo, la Comisión debe explicar su curso de acción posterior. De este modo, la iniciativa quiere conseguir una moratoria de todos los experimentos con esta tecnología de alto riesgo.

Experimentos ilegales en humanos

l momento es apremiante: ya se está abusando de nosotros como conejillos de indias biométricos. Empresas turbias como Clearview AI y pimeyes están construyendo bases de datos faciales ilegales en gran medida sin oposición. Algunos quieren detectar actitudes políticas basándose en datos biométricos. Supuestamente las cámaras inteligentes están diseñadas para leer comportamientos inconformes y sospechosos de nuestros movimientos para mejorar nuestra “sensación de seguridad“. A la agencia europea Frontex le encantaría desplegar un perverso ramillete de tecnologías de vigilancia, que incluye cámaras de alta resolución con reconocimiento facial, de patrones y de comportamiento, con satélites y drones.

Imitamos el estilo de Internet aunque no estemos conectados

n línea, la industria de la vigilancia vigila todos nuestros movimientos. Los datos resultantes pueden ser fácilmente almacenados y preparados para su análisis. Por suerte, podemos utilizar herramientas como Tor para proteger nuestra privacidad. En el mundo offline, la vigilancia omnipresente aún no es tan fácil: muchos sistemas de cámaras no están conectados en red y las cantidades insanas de datos impiden la vigilancia masiva, pero eso está cambiando rápidamente. La tecnología de vigilancia biométrica hace realidad la grabación en red, centralizada y omnipresente de nuestra vida cotidiana offline.

n línea, podemos seguir el ritmo de la vigilancia y hacer frente a las nuevas técnicas de vigilancia con nuevas medidas de defensa. Pero el mundo offline es diferente: no podemos participar en la vida cotidiana a través de relevos dirigidos por voluntarios. No queremos tener todos el mismo aspecto para evitar ser observados. No podemos escondernos de la vigilancia masiva biométrica.

El cuerpo medido

llos datos biométricos son datos especialmente sensibles sobre características inalterables de nuestro cuerpo y comportamiento. Captan nuestro rostro, ojos, venas o voces, la forma en que caminamos o nuestra forma de escribir en un teclado. Estas “huellas dactilares” pueden utilizarse a menudo para identificar a las personas de forma rápida e inequívoca. Al igual que nuestras huellas dactilares, no podemos cambiar simplemente estas características. Los métodos utilizados para procesar los datos biométricos suelen ser propensos a errores y discriminatorios. Además, su funcionamiento no suele ser comprensible para terceros. Esto, unido a una fe injustificada en la tecnología, plantea inmensos riesgos y puede incluso llevar a personas inocentes a la cárcel.

Apoyar

llos particulares pueden firmar la petición de prohibición de la vigilancia masiva biométrica. Las organizaciones también pueden participar.

🕌Carmen Calvo y la Mezquita

#Candles4Assange
 
🔥GLOBAL movement keeping the delicate flame of PRESS FREEDOM burning!

🇪🇺💔🇬🇧La saga del Brexit⛓

saga

Leyendo la prensa del pasado lunes, recordé que las negociaciones con Bruselas son siempre como una obra de teatro de segunda categoría. Los ultimátums los emiten los negociadores de la UE frente a un gobierno británico que habla con entusiasmo de las líneas rojas y la soberanía. Pero ahora, si hay que creer al Telegraph, es Boris Johnson quien le ha dado a la UE 38 días para proponer un acuerdo post-Brexit – o si no. Aunque la historia no está del lado de Johnson, hay una diferencia entre él y otros premiers que se han doblado: no es un farol. Parece que le gustaría un acuerdo, pero no está desesperado por uno. Veremos cómo la UE trata esto en octubre, cuando se supone que concluirán las conversaciones comerciales. Dejando de lado este último episodio de la saga del Brexit, he comenzado a preparar un debate en el parlamento griego sobre la gestión del Covid-19 por parte de nuestro gobierno. Nuestro partido, MeRA25, no ha sido el único en criticar al gobierno por no contratar más médicos y personal sanitario, dejando nuestro servicio nacional de salud en un estado ruinoso después de una década de austeridad. Sin embargo, he sido el único portavoz parlamentario en absolver al gobierno por incompetente y en su lugar afirmé que era su objetivo político concreto entregar la sanidad pública en brazos de una oligarquía parasitaria que busca privatizarla (🤔¿De qué me suena esto?).

Triste y enojado

Dos días después, me desperté con la noticia de que el campo de refugiados de Moria en Lesbos había ardido durante la noche. Montado en 2015, cuando casi un millón de personas pasaron por la isla, se convirtió finalmente en un campo de prisioneros autorizado por la UE, con 13.000 personas hacinadas en un espacio diseñado para 1.800. Si bien al principio podían entrar y salir libremente del campamento, más recientemente las puertas se cerraron con llave. En respuesta a los informes de que los refugiados habían iniciado los incendios con la intención de quemar el horrible campamento, gritos xenófobos llenaron las ondas de radio. Políticos, burócratas y comentaristas compitieron para encontrar formas de condenar a los migrantes “ingratos“. Un ministro dijo que no se debe chantajear al Estado para que ofrezca mejores condiciones, y que se debe dar una lección a los refugiados al dejarlos sufrir en tiendas de campaña improvisadas durante meses. Entristecido y enojado por esta cacofonía, publiqué lo siguiente en mi blog: ¿Qué harías si tú, tu familia y otras 13.000 personas fueran encarceladas en un campo de prisioneros construido para 1.800 personas, sin agua corriente, sin calefacción, sin saber cuándo se te concederá una audiencia para decidir entre la deportación y el asilo (algunas personas llevan allí  cuatro años) y, para colmo, te enteraras de que 35 pruebas positivas de Covid-19 fueron devueltas en un entorno donde es imposible autoaislarse y donde no hay ningún médico para cuidarte? ¿No intentarías encontrar una manera de romper las puertas para poder escapar del infierno? ¿Estaría mal empezar a pensar que tal vez iniciar un incendio es la respuesta? No, tendrías razón. De hecho, ¡sería tu deber iniciar ese fuego! Pronto, los medios griegos informaron que el líder del MeRA25 se ponía del lado de los extranjeros violentos contra su propia gente. Curiosamente, me sentí honrado de estar en el extremo receptor de su veneno.

Los primeros actores desaparecidos

Sintonizando Radio 4, me saludaron con la noticia de que Boris Johnson había introducido su “regla de los seis”. Cambiando a las estaciones griegas, escuché que hordas de oficiales y policías antidisturbios habían desembarcado en Lesbos con la intención de “apretarle las tuercas a los refugiados“. Deseaba tanto que la regla de los seis se aplicara aquí también. Tratando de cambiar mi pensamiento a otro lugar, recordé que era el 10 de septiembre, el día en que mi nuevo libro (Another Now: Dispatches from an Alternative Present) ha sido publicado en el Reino Unido. Los lectores pronto estaran diseccionando mi primera novela de ciencia política-ficción. El uso de este medio ha resultado ser la única manera para poder hacer lo que había evitado durante décadas: esbozar una alternativa plausible al capitalismo. Me preguntaba qué pensaría la gente de Iris, Eva y Costa, los tres personajes que conjuré para contar la historia de cómo, tras la crisis financiera de 2008, la humanidad construyó una especie de socialismo democrático, personajes de los que acabé aprendiendo mucho y que ahora echo mucho de menos.

El peso del pasado

El 11 de septiembre se conmemoran dos aniversarios terribles; las imágenes de la caída de las torres gemelas se mezclan con los ecos del golpe de Estado de 1973 que mató a Salvador Allende y llevó al carnicero de Chile a la presidencia. Conocí a amigos refugiados chilenos en la Universidad de Essex en 1979, y recuerdo el coraje con el que escondieron su dolor. En nuestros extraños tiempos, los comentaristas del Reino Unido se ensañaban con la maniobra de Johnson para amenazar la inviolabilidad de su Acuerdo de Retirada. ¿Se ha vuelto la política insoportablemente aburrida? ¿O el peso de estos dos aniversarios lo hace parecer así? En poco tiempo, el primer ministro griego me obliga a reenfocarme. Con nuestro sistema de salud pública y la economía en ruinas, lanza un discurso para avivar las llamas del nacionalismo. Grecia, declaró, compraría aviones de combate y fragatas de Francia por miles de millones, aumentando nuestra ya impagable deuda. Ahí lo tenemos: una nueva carrera armamentista con Turquía, que Grecia sólo puede perder, está en marcha – y traerá más austeridad y hundirá a nuestro pueblo más profundamente en la servidumbre de la deuda.

Entrando en el post-capitalismo

El 12 de agosto se informó de que la economía de Gran Bretaña estaba en su peor caída desde que se iniciaron los registros, ya que el PIB cayó más de un 20% durante el primer semestre del año. Media hora después, la Bolsa de Valores de Londres se disparó, el FTSE100 subió más de un 2%. El mundo del dinero finalmente se había desvinculado del capitalismo. Los mercados de dinero estaban divorciados de las ganancias. Lo que tenemos ahora es una variedad distópica del post-capitalismo. Tal vez mi libro vio la luz del día en el momento oportuno. Por otra parte, tal vez no.

Captura de pantalla de 2020-09-29 17-44-09

😖 Puig Antich y los últimos cinco ejecutados por Franco quedarán excluidos de la Ley de Memoria Democrática que prepara el Gobierno

☠️Operación especial en Omsk⛓

(Envenenamiento de Alexei Navalny)

Leonid Volkov

Todo lo que ha sucedido alrededor de Navalny (y lo sucedido es una operación especial), incluyendo no dejar que su médico lo vea, no dejar que su esposa lo vea, la gran cantidad de fuerzas de seguridad [en el hospital de Omsk], la negativa a transportarlo [a otra instalación] tiene solo un objetivo. Y no es tratar al paciente, por supuesto.

El objetivo es ocultar los rastros del crimen, imposibilitando la detección de la toxina, asegurándose de que nadie acceda a los biomateriales, de modo que no exista evidencia convincente de qué sustancia se usó para envenenarlo y cómo se usó. Entonces, ¿qué pasa si esto causa estragos en la elección del tratamiento médico óptimo?

Pero permitirá al Kremlin jugar su juego favorito, como con el Boeing [derribado sobre Ucrania por las fuerzas rusas en julio de 2014]: presentar 300 hipótesis diferentes con cualquier grado de absurdo (excepto la explicación obvia y verdadera), y preguntar “¿Cuál es tu evidencia?” en respuesta a la explicación obvia. De hecho, ya han comenzado a hacerlo.

chekisty

El capitán de la NKVD, Yermolai Remizov, lucha sin piedad contra los enemigos de la Patria. Su grupo de trabajo ha resuelto docenas de casos, eliminando los restos de la Guardia Blanca y capturando espías extranjeros y secuaces trotskistas. De fuentes confiables, Remizov recibe una pista sobre un próximo acto de sabotaje en la planta de Proletarian Diesel. La planta es el buque insignia de su industria, y cualquier accidente sería una declaración política seria. Remizov necesita identificar a los saboteadores con urgencia. ¿Pero cómo? De repente, entre el personal de la planta, el capitán se da cuenta de un nuevo ingeniero, que tiene un parecido sorprendente con un conocido de la Guerra Civil …

Esta novela, Chekists, fue publicada el 19 de agosto de 2020, por la principal editorial rusa Eksmo, lo supe a través de LitRes, el principal servicio de libros electrónicos de Rusia. El género floreciente de la ficción pulp revisionista neo-estalinista y el género igualmente floreciente de la “historiografía” revisionista neoestalinista que la nutre son dos grandes partes de la implacable guerra cultural librada por los “chekistas” en el Kremlin para hacer su flagrante y brutal mal gobierno en el país más grande del mundo parece natural, inevitable e históricamente predeterminado. Como parte de su campaña general por aferrarse al poder a perpetuidad, mientras desangran al país, solo tiene sentido que conviertan el gobierno en una “operación especial” gigantesca e interminable, en la que envenenar a “los enemigos de la Patria“, como Alexei Navalny, es solo un día de trabajo.

Los médicos ‘luchan por la vida’ del líder opositor ruso Navalny tras presunto envenenamiento.

Yuliya Talmazan
NBC News
20 de agosto de 2020

El feroz crítico del Kremlin y líder de la oposición Alexei Navalny está en coma mientras los médicos luchan por su vida después de que fuera envenenado el jueves por la mañana, declaró su portavoz.

El enemigo del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de 44 años se sintió mal en un vuelo de regreso a Moscú desde tTomsk, una ciudad en Siberia, dijo Kira Yarmysh en iTwitter.

“El avión efectuó un aterrizaje de emergencia en Omsk. Alexei tiene una intoxicación tóxica ”, tuiteó Yarmysh.

Se dice que Navalny estaba inconsciente y le colocaron un ventilador en una unidad de cuidados intensivos. Yarmysh no dijo quién creía que pudiera haber envenenado a Navalny, pero dijo que se había llamado a la policía al hospital.

El político se encuentra grave pero estable, dijo en un video compartido por Yarmysh en Twitter el representante del hospital, Anatoly Kalinichenko, médico jefe adjunto del Hospital de Emergencia No. 1 de Omsk.

Kalinichenko dijo que se estaban analizando todas las posibles razones de la repentina enfermedad de Navalny, incluido el envenenamiento. “Los médicos realmente están tratando de salvarle la vida en este momento“, agregó Kalinichenko en una reunión informativa posterior con los periodistas.

El portavoz afirmó que los médicos habían impedido a la esposa de Navalny, Yulia que viera a su esposo. Dijeron que su pasaporte no era prueba suficiente de su identidad, le pidieron el certificado de matrimonio que ella no llevaba.

Yarmysh declaró a la emisora de radio rusa Echo de Moscú que se están realizando pruebas para determinar la naturaleza de la toxina utilizada. Continuó diciendo que Navalny solo tomó un té negro en una cafetería del aeropuerto antes de subir al avión por la mañana, y creen que fue así como pudo haber sido envenenado.

Dijo que estaba segura de que fue “un envenenamiento intencionado“.

Hace un año, lo envenenaron en una prisión y estoy segura de que aquí pasó lo mismo”, declaró a la emisora. “Son síntomas diferentes, obviamente una toxina diferente, pero obviamente esto se le hizo intencionalmente“.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, proclamó que se iniciaría una investigación si resultaba que Navalny estaba realmente envenenado. Cuando se le preguntó si este era un caso especial debido a las críticas abiertas de Navalny al gobierno ruso, Peskov agregó, “el actual gobierno tiene muchos críticos“, según la agencia de noticias estatal TASS.

Mientras tanto, elementos de los medios estatales de Rusia, estrictamente controlados, han estado corriendo la voz de que Navalny pudo haber bebido mucho la noche anterior y tomó algún tipo de pastilla para la resaca hoy.

Una fuente anónima de las fuerzas del orden le dijo a TASS que las autoridades aún no están considerando esto como un envenenamiento.

Por el momento no se está considerando esta versión”, dijo el funcionario. “Es posible que él mismo haya bebido o tomado algo ayer“.

El año pasado, Navalny fue trasladado de urgencia a un hospital desde la prisión donde cumplía una condena luego de un arresto administrativo, con lo que su equipo dijo que se sospechaba de envenenamiento.

Luego, los médicos dijeron que había tenido un ataque alérgico severo y lo volvieron a enviar a prisión al día siguiente.

En 2017, fue atacado por varios hombres que le arrojaron antiséptico en la cara, dañándose un ojo.

Pavel Lebedev estaba en el mismo avión que Navalny y publicó una imagen del político bebiendo algo de una taza antes del vuelo en sus Historias de Instagram. NBC News no pudo confirmar que la foto muestra la bebida que su portavoz cree que pudo haberlo envenenado.

En una serie de videos subidos a su Instagram, Lebedev dijo que vio a Navalny ir al baño después del despegue y que tardó un rato.

Escuché una conmoción y me quité los auriculares”, agregó. “Resultó que hubo un aterrizaje de emergencia en Omsk, así que pensé que alguien se estaba sintiendo mal. Luego volví la cabeza y vi a Alexei acostado”.

Navalny saltó a la fama en 2009 con investigaciones sobre la corrupción oficial y se convirtió en líder de protestas cuando cientos de miles salieron a las calles en Rusia en 2011 para protestar contra el fraude electoral.

Unos años más tarde, y después de varios breves períodos en la cárcel, Navalny enfrentó dos conjuntos separados de cargos de fraude, que fueron vistos como represalias políticas destinadas a evitar que se postulara para un cargo.

En su única campaña oficial antes de que entrara en vigor su primera condena, Navalny obtuvo el 30 por ciento de los votos en la carrera por la alcaldía de Moscú en 2013.

Navalny también hizo campaña para desafiar a Putin en las elecciones presidenciales de 2018, pero se le prohibió presentarse.

La fundación anticorrupción de Navalny ha llevado a cabo investigaciones en profundidad sobre los más altos rangos de la élite política rusa, incluida su investigación más famosa sobre el ex primer ministro y presidente Dmitry Medvedev.

Captura de pantalla de 2020-08-31 19-17-57

La brillante exposición de Alexei Navalny en marzo de 2017 sobre la corrupción del entonces primer ministro Dmitry Medvedev, vista 36 millones de veces

El mes pasado, tuvo que cerrar la fundación después de una demanda económicamente devastadora de Yevgeny Prigozhin, un empresario con estrechos vínculos con el Kremlin.

Rusia celebra elecciones regionales en septiembre y Navalny y sus aliados se han estado preparando para ellas, tratando de aumentar el apoyo a los candidatos a los que respaldan.

Captura de pantalla de 2020-08-31 19-33-13

Alemania halla “pruebas inequívocas” de que Navalni fue envenenado en Rusia con un agente nervioso

Captura de pantalla de 2020-08-31 19-24-32

⛓ ¿Era tonta la brigada político-social?

🇪🇺¿Los fondos de la desintegración?🇪🇺

yanis

El Fondo de Recuperación de Coronavirus de la UE es un paso más hacia la desintegración europea – The Guardian

Durante los primeros años de la crisis de la eurozona, recuerdo haber medido su profundidad por el tiempo medio de duración de las celebraciones que siguen a cada cumbre europea, que disminuye rápidamente. Las proclamaciones prematuras sobre la terminación de la crisis inspiraron esperanza, lo que provocaba el repunte de los mercados monetarios. Pero entonces, en algún momento, la tristeza volvía indefectiblemente. A medida que los años de austeridad era para la mayoría y el socialismo para unos pocos, ese punto llegó antes de cada cumbre de la UE.

¿Podría ser que, por fin, este triste patrón se haya roto en la cumbre de la semana pasada, que terminó con un nuevo fondo de recuperación de la UE posterior a la pandemia de 750 mil millones de euros?

Ignorando la previsible y triunfante recepción de los animadores habituales de la UE, mi esperanza de que esta vez la UE haya acertado proviene de críticos inteligentes de la trayectoria de políticos, como mi amigo Shahin Vallée, quien describió el fondo de recuperación como “un salto hacia una verdadera integración“.

No es el tamaño del fondo lo que da esperanza a comentaristas como Vallée. Es, más bien, el hecho de que, por primera vez, los líderes de la UE parece que han reconocido lo indispensable de una deuda común como pegamento de cualquier unión monetaria. Es cierto que los Estados miembros pedirán prestados 750.000 millones de euros conjuntamente en proporción a su capacidad para gastarlos y a sus necesidades. Esto ha sido necesario durante años, pero los países más ricos, hasta hora, se habían resistido obstinadamente.

Entonces, ¿por qué, aunque apoyo la idea de la deuda mutualizada como una condición necesaria para la unidad europea, creo que la última decisión de la UE es otro paso hacia la desintegración de Europa? Por tres razones:

  1. el fondo de recuperación es una distracción del elefante en la habitación: austeridad masiva. Según el Fondo Monetario Internacional, el ingreso total de 2020 de la eurozona caerá un 10%, causando un déficit presupuestario promedio de más del 11%, con países más débiles como Italia y Grecia enfrentando una caída mucho mayor.Eso no sería catastrófico per se, si no fuera por la determinación de Berlín y otros gobiernos de presionar a los estados miembros para que equilibren sus libros para 2021 (como lo atestigua el comunicado del Eurogrupo del 11 de junio). Incluso si la incipiente recuperación reduce, por ejemplo, el déficit presupuestario de Italia al 9%, por ejemplo, para equilibrar sus libros, Roma debe imponer un cruel nivel de austeridad equivalente a un nuevo 9% del PIB en recortes e impuestos. Del mismo modo con Grecia. Dado que incluso Alemania tendrá que practicar la austeridad para equilibrar su presupuesto, todo el continente será tratado con una intensificación del círculo vicioso entre la austeridad y la recesión.
  2. el fondo de recuperación es (macroeconómicamente) insignificante. Para defender al sindicato, debería generar un impulso fiscal comparable en magnitud al tsunami de austeridad en el futuro. No es asi. Vuelvo a tomar Italia y Grecia, países que deben enfrentar una inmensa austeridad. ¿Cuánto de este shock puede absorber el dinero del fondo de recuperación? No mucho, es la respuesta.Para llegar a una respuesta precisa, primero debemos ignorar los nuevos préstamos que ofrece el fondo de recuperación (ya que la nueva deuda nunca ha ayudado a los insolventes) y concentrarnos exclusivamente en las subvenciones netas. Italia ha asignado alrededor de € 80 mil millones y Grecia 23 mil millones de €. Sin embargo, cada estado miembro debe asumir parte de la nueva deuda de la UE de 750 mil millones €. Italia, por ejemplo, es responsable de poco menos del 13% de esta deuda, mientras que Grecia más pobre es responsable del 1,4%. Una vez que restamos estas nuevas deudas, las donaciones netas de Italia y Grecia ascienden a poco más de 30 mil millones de euros y 12 mil millones de euros respectivamente, o 0.6% y 2% del PIB anual entre 2021 y 2023. En comparación con la perspectiva de austeridad equivalente al 9% del PIB, que se requerirá para equilibrar sus presupuestos, estas son sumas insignificantes.
  3. las condiciones políticas bajo las cuales fluirán los fondos son el sueño de los euroescépticos. Cuando una recesión golpea al Reino Unido, el déficit presupuestario del gobierno aumenta automáticamente a medida que los beneficios fluyen desproporcionadamente hacia las regiones más afectadas. La belleza de una unión fiscal tan adecuada es que ningún político puede decidir qué región obtiene qué transferencia. Imagínense el horror absoluto si el parlamento tuviera que debatir cuánto se transferiría a Cumbria, a Norfolk o al norte de Gales desde Surrey, Sussex y el oeste de Londres. Gran Bretaña se vería afectada por divisiones que hacen que Brexit parezca un asunto amistoso. Y, sin embargo, esta división se ha integrado en el fondo de recuperación de la UE, completa con asignaciones de países elaboradas incluso antes de conocer los efectos de la recesión en cada región. Es casi como si todo hubiera sido diseñado por un astuto euroescéptico.

Como si esto fuera poco, nuestros grandes y buenos líderes también decidieron que cada gobierno nacional tendrá derecho a congelar los pagos, hasta tres meses, a cualquier otro gobierno mientras analiza cómo se gastará el dinero. Las recriminaciones sin fin están garantizadas, ya que los holandeses arrebatarán los pagos de pensiones del gobierno italiano y Roma devolverá el favor con informes sobre las famosas lagunas fiscales de los Países Bajos. Imagínate el estado de ánimo en la sala cuando un primer ministro haga frente a ese desafío, por ejemplo, España, cuyo gobierno fue sobornado por la UE, en forma de reembolsos similares a Thatcher, para que el fondo de recuperación cruzara la línea.

Los optimistas afirman que, a pesar de la torpeza del mecanismo de redistribución y su insignificancia macroeconómica, la nueva deuda común está creando hechos sobre el terreno; que constituye un primer paso decisivo hacia una federación adecuada. Este es el argumento familiar de que Europa se está moviendo en la dirección correcta glacialmente hasta que, cuando menos lo esperamos, salta. Yuxtapuesta a esta narrativa feliz está mi presentimiento de que nos estamos moviendo en la dirección opuesta, hacia la desintegración.

Si estoy equivocado (como espero estarlo) o no dependerá de si, para el próximo año, la mayoría de los europeos siente que el fondo de recuperación los ayudó a recuperarse. Si lo hacen, tal vez la deuda común de la UE pueda ser un presagio de prosperidad compartida. Por mi parte, por mucho que lo intente, no puedo ver cómo esto podrá ser posible.

📢Los fondos de recuperación europeos. El Vaivén de Rafael Cid 23/07/20

📢Comunicado de La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

📢Socializar Nissan: la receta de CGT, Anticapitalistas y CUP para mantener el empleo

3

🇪🇺Mientras los líderes de la UE se pelean, todos ignoran al Elefante de la habitación🇪🇺

yanis

Mientras los medios dan las noticias del punto muerto en el que se encuentran las negociaciones de la Cumbre de la UE sobre el llamado “Fondo de Recuperación“, se mantiene un silencio inquietante en relación al Elefante que hay en la habitación: la enorme ola de austeridad hacia la que la Eurozona se precipita entre sueños. Veamos los hechos.

Incluso si el Primer Ministro holandés, Sr. Rutte, y el resto de los ‘cuatro frugales‘, eliminaran sus objeciones a los términos y condiciones del Fondo de Recuperación, el efecto fiscal neto en toda la Eurozona no sería más del 1% anual en tres años. Ahora, volvamos al Elefante de la habitación: el temido retorno de la obligación de equilibrar los presupuestos gubernamentales, el infame Pacto Fiscal.

Según el optimista escenario de la Comisión Europea, el presupuesto gubernamental medio de la zona euro en 2020 será del -8% del PIB total de la zona euro. De esto, el próximo año, la incipiente recuperación del estado estacionario eliminaría, en el mejor de los casos, un 4%, dejando a la Eurozona, en promedio, con un déficit presupuestario del 2021 de -4%. Además, como esto es una media, algunos países (por ejemplo, Italia y Grecia) se enfrentarían, en 2021, a un déficit presupuestario de estado estacionario que superaría el -8% (por debajo del -15% en 2020). Lo que significa que, para volver a los presupuestos equilibrados, en promedio, la Eurozona se impondrá a sí misma una austeridad fiscal de aproximadamente el 4% de su PIB agregado, con países como Italia y Grecia que enfrentan una pesadilla de austeridad que supera el 8% de su PIB aplastado .

Si se permitiera que esto sucediese, el impulso fiscal anual del 1% del Fondo de Recuperación sería contrarrestado por una ola de austeridad fiscal del 4%. A medida que Europa comienzarara a recuperarse de los efectos desastrosos de la pandemia, Bruselas golpearía nuestras economías con un mazo. Y, sin embargo, como prueba definitiva de que la UE se asemeja a los Borbones (¡en el sentido de que no olvidan nada y no aprenden nada!), Nuestros grandes y buenos líderes se niegan a discutir sobre este ominoso Elefante de la habitación, optando por invertir horas en negociaciones interminables sobre el 1 % de impulso fiscal y si se debe reducir o cómo se gestionará.

Con respecto a eso, el relativamente insignificante (en términos macroeconómicos), llamado “Fondo de Recuperación“, echemos un vistazo rápido a lo que nuestros preocupa a líderes. Cinco son los temas en juego. Los primeros tres suenan importantes, pero son solo los dos últimos los que constituyen problemas realmente candentes.

captura-de-pantalla-de-2020-07-18-12-57-54

Los tres problemas menores son:

  • El tamaño general del paquete (que se financiará con deuda que la Comisión de la UE sacará de los mercados de deuda privada en nombre de los estados miembros) y la distribución de estos fondos entre subvenciones y préstamos. Si bien es cierto que los préstamos son irrelevantes (ya que los estados miembros y las empresas de la UE se enfrentan a la insolvencia, no a la falta de liquidez), es poco probable que este sea un punto de conflicto importante.
  • La asignación del dinero entre diferentes países. Aquí, me temo, el primer ministro holandés tiene un buen punto: fue una tontería para la Comisión especificar cuánto dinero obtendría cada país en métricas retrospectivas sin tener en cuenta los efectos (aún desconocidos) de la pandemia en las economías y sistemas de salud de los estados miembros
  • El mecanismo de votación por el cual los pagos serán autorizados o bloqueados: ¿tendrá Holanda poder de veto? ¿Se utilizará la votación calificada por mayoría para habilitar los pagos? ¿O para bloquearlos? (Como sabemos, el incumplimiento importa mucho en la toma de decisiones, privadas o colectivas)

Y ahora a los dos temas verdaderamente candentes:

  • Condiciones: los holandeses (y otros que se esconden detrás de ellos, incluso me atrevería a decir … Berlín) quieren condiciones previas para el desembolso, p. Ej. para que el gobierno italiano legisle, por ejemplo, recortes de pensiones antes de recaudar dinero. Como esto no es más que el proceso de debilitación de la troika que Grecia y otros países conocen bien, la demanda de condiciones es un movimiento de bloqueo (especialmente para Roma) por quien insiste en ellos.
  • Reembolsos: una forma de pacificar a los gobiernos que no quieren que sus electorados los vean ceder a la mutualización (por ejemplo, el primer ministro holandés), o que no están en la zona euro y no pueden ver por qué deberían pagar por su mal diseño ( por ejemplo, Suecia), es prometerles descuentos del dinero comprometido. Sin embargo, esto significa que, para preservar el tamaño del Fondo, países como Alemania, Francia y, sí, Italia, deben desembolsar más.

Entonces, ese es el estado del juego. Una vez más, las negociaciones nocturnas en Bruselas, en medio de una crisis paralizante, se centran en los problemas menores y evitan cuidadosamente hablar sobre el Elefante de la habitación, que es la propensión ‘natural‘ y autodestructiva de Europa hacia la austeridad para todos, excepto los financieros y los capitanes de las corporaciones que son tratados con el más extravagante de los socialismos.

👩‍🎨Nada cambia: El ejército español homenajea a dos militares franquistas

🤦🏾‍♂️Arden por tercera vez los asentamientos de temporeros inmigrantes en Huelva

llegada

A %d blogueros les gusta esto: