馃嚨馃嚬Muri贸 el capit谩n del 25 de Abril馃拹

Otelo Saraiva de Carvalho

27 de julio. Fuente: Lo que somos

otelo Saraiva de Carvalho, uno de los capitanes de la Revoluci贸n de los Claveles m谩s emblem谩tico, ha fallecido en Lisboa, a los 86 a帽os, en el Hospital Militar de Lisboa en el que ingres贸 hace quince d铆as, seg煤n han informado medios locales que no han precisado la causa de su muerte, pas贸 a la historia como el hombre que dise帽贸 el plan de operaciones militares que puso fin a la dictadura de Ant贸nio de Oliveira Salazar el 25 de abril de 1974.

Nacido en 1936 en Louren莽o Marques, hoy Maputo, capital de la entonces colonia portuguesa Mozambique, pas贸 la mayor parte de su infancia y juventud en 脕frica, donde fue uno de los responsables de la inteligencia militar en Angola. All铆 empez贸 a tomar conciencia del problema colonial y en 1973 fue destinado a Lisboa, lo que marcar铆a su papel en la revoluci贸n.

Su casa en la capital se convirti贸 en centro de reuniones y encuentros que fraguaron el golpe y fue elegido responsable del Comit茅 Ejecutivo del Movimiento de las Fuerzas Armadas, la organizaci贸n de militares que acab贸 con la dictadura.
Fue Saraiva de Carvalho quien dise帽贸 y dirigi贸 las operaciones militares que cercaron el Cuartel do Carmo, donde se encontraba el primer ministro Marcello Caetano (heredero de Salazar) y cuya rendici贸n dict贸 el 茅xito del levantamiento.

Se convirti贸 as铆 en uno de los principales rostros del 25 de Abril y form贸 parte del Consejo de la Revoluci贸n.

Por sus m茅ritos como jefe de la ocupaci贸n militar de Lisboa, fue designado jefe del Comando de Operaciones Continentales (COPCON), fuerza armada especial del ej茅rcito portugu茅s destinada a reprimir los conatos contrarrevolucionarios. De hecho, 茅l mismo hab铆a escogido personalmente 芦Gr芒ndola, vila morena禄, canci贸n prohibida por el r茅gimen de Oliveira Salazar y Caetano, como contrase帽a del inicio definitivo de la insurrecci贸n conjunta de abril.

anoite

El COPCON fue el encargado de frustrar la tentativa de golpe de Estado que intent贸 en marzo de 1976 el general Ant贸nio de Sp铆nola, militar reformista de derecha contrario a las derivaciones izquierdistas a que parec铆a abocado el proceso revolucionario lusitano en aquellos momentos. Las masas entusiastas de su figura y proceder en aquellos acontecimientos ascienden a Saraiva, oficiosamente, a brigadier general, nombramiento que no ser谩 aceptado por los socialistas reformistas de Ramalho Eanes tras el fin del 芦Verano Caliente禄 de 1975.

Saraiva de Carvalho se aline贸 con el ala m谩s revolucionario del Movimiento de las Fuerzas Armadas y pas贸 tres meses en prisi贸n por su implicaci贸n con el levantamiento revolucionario y transformador del 25 de noviembre de 1975.

Saraiva lograr铆a aglutinar a las dispersas fuerzas de extrema izquierda de la naci贸n, algunas de las cuales hab铆an ejercitado la lucha armada contra Salazar y la adhesi贸n de Portugal a la OTAN. Sin el apoyo oficial del Partido Comunista Portugu茅s, postul贸 a la presidencia de Portugal en las elecciones de junio de 1976, ganando el 16.46% de los votos, muy lejos de Ant贸nio Ramalho Eanes, quien obtendr铆a el 61.59%. Saraiva repite su intento en 1980 dentro de una plataforma de izquierda alternativa, obteniendo s贸lo el 1.49% de sufragios.

A comienzos de la d茅cada de 1980 se convirti贸 en part铆cipe y presunto autor moral de los atracos y atentados de las Fuerzas Populares 25 de Abril (la llamada 芦FP-25鈥, brazo militar de la organizaci贸n pol铆tica mao铆sta Fuerza de Unidad Popular, que lideraba el propio Saraiva), por lo que fue condenado en 1984. Debido a su condici贸n de h茅roe del 25 de abril, se form贸 un relativamente amplio movimiento popular en demanda de su indulto, a consecuencia de lo cual se abrevi贸 notoriamente su condena.

Captura de pantalla de 2021-08-05 11-17-33

En 2011, en una entrevista, el militar se mostr贸 decepcionado con cuestiones que todav铆a afectaban a Portugal, como las 芦enormes diferencias salariales禄.

芦No habr铆a hecho el 25 de Abril si pensase que ir铆amos a caer en la situaci贸n en la que estamos actualmente禄, asegur贸.

Otelo Saraiva de Carvalho siempre ser谩 una referencia en Portugal, de Espa帽a, del mundo.

semanagalleg

馃煟Feminismos y creatividad contra la extrema derecha

鈿狅笍驴Qu茅 es BlackRock? 驴Qui茅n es Larry Fink?:

馃洉Todo lo que pueda salir mal lo har谩.馃彌

El t铆tulo que esto lleva se supone que es una de las leyes de Murphy. Hay tantas por la red que a saber si es o no cierta. En este caso, la ley que tendr铆a que encabezar esto ser铆a esa que, m谩s o menos, dice: “Todo aquello que pueda ir a peor, lo har谩“, pero si la del t铆tulo es posible y puede que sea ap贸crifa, este 煤ltima, sin lugar a dudas lo es.

Una vez m谩s tengo que referirme a la Junta de Andaluc铆a, ese monstruo depredador de presupuestos al mejor servicio de macroconstructores, empresarios del giganturismo, cazadores y dem谩s gentes de mala ralea.

Ya no es que no se invierta en progresar, mejorar, construir futuro. No ahora se desconstruye sistem谩ticamente lo poquito que hab铆a positivo.

publicaAlguna vez he comentado el destrozo que ha sido, y sigue siendo, la p谩gina web de la Biblioteca de Andaluc铆a. Aquella maravillosa p谩gina donde entrabas y mirabas si el libro tal se encontraba en tu ciudad, si as铆 era en cual de las sucursales o en que otros lugares de Andaluc铆a hab铆a ejemplares. Lo solitabas y te advert铆an de cuando pod铆as ir a recogerlo. Esa es una de las utilidades de internet. Para insultarse los unos contra los otros, siempre hay tiempo y lugar, pienso. La pen煤ltima vez que entr茅 solo serv铆a para bajarte libros virtuales, listado bastante pobre, encima hab铆a que descargarse software propietario y malicioso, evidentemente. Y la 煤ltima vez que lo intent茅 estaba cerrada por obras. Vamos una cosa para estremecerse.

Otra Gran P谩gina que exist铆a era una dedicada al Patrimonio Hist贸rico de Andaluc铆a, te dec铆a donde se encontraba el elemento, el estado, propietarios y ven铆a plano, ya he puesto un par de veces planos; en concreto de la Puerta de Elvira y del Marist谩n.

Por supuesto la p谩gina sigue existiendo:

Screenshot_20201224_140149

Pero una cosa es el continente y otra muy distinta el contenido. La han vaciado totalmente del segundo. Esa hermosa base de datos documental se ha ido ..驴a donde? Ni idea. El supuesto 脕rea de Cultura del Ayuntamiento de Granada lleg贸 un momento en que m谩s bien era “脕rea de Procesiones y Corridas“, actualmente ni eso. Pues parece que todo lo relacionado con la Cultura la J.A va por el mismo camino. Imagino que son fieles seguidores de aquel fil贸sofo que dec铆a: 鈥Cuando oigo la palabra 鈥榗ultura鈥, echo mano a la pistola鈥.

Como me ha dolido mucho la desaparici贸n de esa magn铆fica base de datos, he intentando seguir las pistas que dicha p谩gina no nos deja. Esto es, si los de Cultura se han comido el asunto, el CSIC, sobre todo teniendo en cuenta que en Granada tienen la prestigiosa “Escuela de Estudios 脕rabes“, algo deben de tener. Y, a trav茅s de ella he alcanzado una base de datos del CSIC, que no tiene mucho que ver con los planos que m谩s arriba he indexado, pero, menos da la J.A., perd贸n un pedrusco.

No es exactamente lo que buscaba, pues esto es m谩s una muestra del pasado, pero no nos dice lo que queda hoy, c贸mo y donde. Pero… 隆feliz solsticio de invierno!

Screenshot_20201224_141918

馃挵La propiedad intelectual farmac茅utica y su amenaza para la salud p煤blica

馃挭馃徏Autodefensa Digital para periodistas

馃敟Agosto 6 y 9. D铆as para nunca olvidar.馃挜

6y9

SE CUMPLEN 75 A脩OS DEL BOMBARDEO AT脫MICO DE JAP脫N: Hiroshima y Nagasaki

El lunes 6 de agosto de 1945 una brutal explosi贸n borr贸 del mapa la ciudad japonesa de Hiroshima. Estados Unidos hab铆a lanzado la primera bomba at贸mica de la historia, acci贸n que repetir铆a tres d铆as despu茅s en Nagasaki, la Segunda Guerra Mundial, oficialmente hab铆a terminado.

Se pueden contemplar las heridas de una de las v铆ctimas de la primera bomba at贸mica. La fotograf铆a fue tomada en el departamento de Ujina, en el primer hospital provisional del ej茅rcito japones en Hiroshima. Los rayos t茅rmicos emitidos por la explosi贸n quemaron el patr贸n del kimono de esta mujer, los cuales quedaron grabados sobre su espalda.

Fat Man

Fat man fue el apodo dado a la segunda bomba lanzada 鈥 en este caso de plutonio- por el ej茅rcito estadounidense sobre Nagasaki, el 9 de agosto de 1945. Detonado a una altitud de 550 metros sobre la ciudad, el dispositivo de 3,25 metros de longitud por 1,52 de di谩metro, pesaba 4.630 kilogramos y pose铆a una potencia de 25 kilotones.

Una columna de humo ondulante en forma de seta se elev贸 a kil贸metros de altura sobre la ciudad japonesa de Nagasaki. Fat 聽man fue lanzada 3 d铆as despu茅s del ataque sobre Hiroshima, acabando instant谩neamente con la vida de 70.000 personas. Otros miles morir铆an despu茅s a consecuencia de la radiaci贸n.

En una foto del 24 de marzo de 1980, Sunji Yamagushi, quien sobrevivi贸 a la bomba at贸mica sobre Nagasaki, muestra sus profundas cicatrices durante una conferencia de prensa en Los 脕ngeles.

Los ataques provocaron la rendici贸n incondicional de Jap贸n.聽Pero la bomba at贸mica tambi茅n supuso un acontecimiento decisivo en el devenir pol铆tico de los a帽os siguientes, definiendo las relaciones entre los dos grandes bloques en los que qued贸 dividido el mundo, con consecuencias que a煤n perduran.
Tras la desaparici贸n del bloque comunista, pareci贸 alejarse el peligro de una confrontaci贸n de estas caracter铆sticas, pero el hecho de que pa铆ses como Israel, Corea del Norte, India o Pakist谩n, ubicados en zonas de gran inestabilidad pol铆tica, posean armamento nuclear ha vuelto a poner en primer plano este riesgo. A ello hay que unir el peligro de que armas de estas caracter铆sticas puedan caer en manos de organizaciones terroristas.

馃彺Memoria Hist贸rica馃彺

Carta abierta de Octavio Alberola a la vicepresidenta primera del Gobierno.

octavio

Octavio Alberola

S铆, se帽ora Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno, es una infamia dividir a las v铆ctimas de la represi贸n franquista en dos clases, como lo hace el art铆culo 10 de la Ley de Memoria Hist贸rica promulgada en 2007 por el Gobierno de Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero. Ley que el PSOE y el actual Gobierno se han propuesto reformar en este comienzo de nueva Legislatura; pero sin abrogar un art铆culo que introduce tan infamante discriminaci贸n entre las v铆ctimas de la represi贸n franquista.

Un art铆culo, introducido subrepticiamente en esa Ley, poco antes de su aprobaci贸n en el Congreso, con la inconfesada intenci贸n de favorecer a unas v铆ctimas m谩s que a otras. Lo que se hace al dividirlas a partir de una fecha arbitraria, 1968, y fijar 芦una indemnizaci贸n por una cuant铆a de 135.000 鈧 para los beneficiarios de quienes perdieron la vida 芦durante el periodo comprendido entre el 1 de enero de 1968 y el 6 de octubre de 1977, en defensa y reivindicaci贸n de las libertades y derechos democr谩ticos禄. Y ello pese a que en el art铆culo 7 de esta misma Ley -que es el que aborda lo de los represaliados excluidos de las indemnizaciones en la Ley 4/1990, del 29 de julio de Presupuestos Generales del Estado para el a帽o 1990- se fija solo 芦una indemnizaci贸n de 9.616,18 鈧 para todos los condenados 芦a pena de muerte efectivamente ejecutada禄

S铆, se帽ora vicepresidenta primera, es una infamia mantener ese art铆culo que discrimina a las v铆ctimas de la represi贸n franquista de antes de 1968. Una discriminaci贸n que el redactor del art铆culo 10 ha pretendido justificar 芦por las circunstancias excepcionales que concurrieron en su muerte禄. 隆C贸mo si la muerte de Lluis Companys, Juan Peir贸, Juli谩n Zugazagoitia, Francisco Cruz Salido, los hermanos Sabater y dem谩s guerrilleros de los a帽os cuarenta y cincuenta, Juli谩n Grimau, Joaqu铆n Delgado, Francisco Granado y de tantos otros m谩s, abatidos o ejecutados por el r茅gimen franquista antes de 1968, no se hubiese producido en las mismas 芦circunstancias excepcionales禄 de la represi贸n franquista!

Usted misma, se帽ora vicepresidenta primera, se ha referido ayer, en la sesi贸n de control al Gobierno en el Senado, a otras v铆ctimas de ese periodo de antes de 1968, los 芦desaparecidos禄, esos 芦compatriotas que entregaron la vida para seguir sembrando libertad, derechos y democracia de la que nos beneficiamos禄. Y ha dicho que 芦se merecen la verdad, pero tambi茅n la reparaci贸n禄?

驴C贸mo, pues, aceptar la divisi贸n discriminadora que ese art铆culo 10 establece entre ellas de manera tan arbitraria e injusta? Sobre todo cuando siempre se ha hablado y se habla, de 芦las v铆ctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura禄, como un grupo en el que la condici贸n de v铆ctima es la misma para todas y en ning煤n otro caso se ha considerado posible dividirlas. 驴Por qu茅 ser铆a posible dividirlas en dos clases para las que perdieron la vida cuando no lo ha sido para las que solo sufrieron prisi贸n? 驴Por qu茅, seg煤n el art铆culo 7, solo hay una categor铆a de v铆ctimas de la represi贸n franquista y dos, seg煤n el art铆culo 10?

S铆, se帽ora vicepresidenta primera, mantener ese art铆culo es una infamia. Sus propios socios del Ejecutivo de coalici贸n gubernamental, Unidas Podemos, lo han comprendido y por ello proponen -en la Proposici贸n no de Ley presentada el 29 de junio de 2018 para reformar la Ley de memoria hist贸rica de 2007- un art铆culo, el 32, que fija una reparaci贸n 煤nica por 芦una cuant铆a de 80.000 euros a las personas beneficiarias de quienes fallecieron o sufrieron lesiones incapacitantes por la represi贸n franquista en su lucha contra la dictadura hasta el 15 de octubre de 1977禄.

S铆, se帽ora vicepresidenta primera, se les puede reconocer su su af谩n y urgencia en convertir la tem谩tica de Memoria Hist贸rica en pol铆tica de Estado para homologar a Espa帽a con otras democracias europeas en esta materia; pero, si mantienen el art铆culo discriminador en la nueva ley de 芦Memoria Democr谩tica禄, el PSOE y el actual Ejecutivo se mantendr谩n en la infamia.

12 de febrero de 2020

radio
Vida del anarquista Octavio Alberola [La Linterna de Di贸genes]

SOBRE EL ACUERDO DE LA COALICI脫N PROGRESISTA PSOE y UP: Un nuevo acuerdo para Espa帽a

acuerdoM谩s all谩 de la ret贸rica 鈥渟ocial dem贸crata鈥 y de las broncas de la clase pol铆tica m谩s ecofascista, as铆 como la supuesta preocupaci贸n de la clase empresarial, representada por la CEOE, las clases asalariadas empleadas, sub-empleadas, precarizadas, activas o pensionistas, deber铆amos ser conscientes que nada cambia 鈥渟ustancialmente鈥 respecto a las reglas de juego que el neoliberalismo constituy贸 desde los a帽os 80 del siglo pasado y redefini贸 a peor, a ra铆z de la 鈥淕ran Crisis-Estafa Global desde el 2008鈥.

LATE MOTIV – Marta Peirano. El enemigo conoce el sistema

CarlosTaibo – Com fem front al col路lapse? 驴Como afrontamos el colapso?

04M-febrero-2020min

馃摍El C贸dice Romanoff馃摍

Leonardo-Da-Vinci“Si realmente eres, como te describes a ti mismo, el rey de los animales – 隆preferir铆a decir rey de las bestias, siendo el m谩s grande! – 驴por qu茅 no evitas tomar a sus hijos para satisfacer tu paladar, por cuya causa te has convertido en una tumba para todos los animales? Dir铆a incluso m谩s, si se me permitiera decir toda la verdad. (…) D铆game, 驴no produce la naturaleza alimentos simples en abundancia que pueden alimentarle? Y si no puedes estar satisfecho con alimentos tan simples, 驴no puedes preparar un sinf铆n de platos mezcl谩ndolos entre s铆, como sugieren Piadena y otros autores en sus libros gourmet?”

Parece que este p谩rrafo se lo adjudican a Leonardo, en cambio le niegan el siguiente: “Desde muy joven me negu茅 a comer carne y llegar谩 el d铆a en que los hombres como yo miraremos la matanza de animales de la misma manera que hoy miramos la matanza de hombres”.

Notas-de-cocina-de-Leonardo-da-VinciFrases parecidas pero no id茅nticas. Nunca ha sido raro que a personajes famosos se le adjudiquen desfacer entuerntos, haza帽as, hechos, o frases. De alguna manera, se podr铆a aplicar el refr谩n 鈥difama que algo queda鈥. Algunas, con el correr de los a帽os se le adjudican y permanecen como tales y otras no.

Hoy me he acordado de un 鈥淟ibro de Cocina鈥 que hace algunos a帽os, 1998, publicaron dos brit谩nicos y fue una noticia tremenda. Pues que el Gran Leonardo hubiera, tambi茅n, escrito un libro de cocina 驴a quien pod铆a extra帽ar? 驴No invento el tanque? 驴el avi贸n? 驴no era un artista en la pintura, escultura? Un t茅cnico teatral insuperable, 驴por qu茅? Entonces 驴no era o debiera ser capaz de escribir un libro de cocina?

A lo mejor por falta de tiempo, digo yo. Encima, si como dicen los dos primeros p谩rrafos, ambos atribuidos a 茅l, parece que uno con m谩s motivo que el otro, era vegetariano. Seg煤n nos dice Jean Paul Richter, el primero en descifrar los cuadernos de Leonardo. Me pregunto 驴Un vegetariano se va a dedicar a escribir un libro de cocina con recetas cuyo fundamento son pescados y carne?

maquinasLa historia de los emparedados seg煤n el c贸dex Romanoff

El pan y la carne I:
Me he puesto a pensar en tomar un trozo de pan y colocarlo entre dos pedazos de carne, mas 驴c贸mo deber茅 llamar este plato?.

El pan y la carne II:
驴Y si dispusiera la carne entre dos trozos de pan?.

El pan y la carne III:
(鈥) La rebanada de carrillo de buey deber谩 ir entre sendos pedazos de pan y no al rev茅s. Ser谩 un plato como no se ha visto nunca antes en la mesa de mi se帽or Ludovico Sforza. Ciertamente, se podr铆a disponer toda suerte de cosas entre los panes: ubres, test铆culos, orejas, rabos, h铆gados. Los comensales no podr谩n observar el contenido al entrarle con sus cuchillos. Lo llamar茅, por esta raz贸n,
pan con sorpresa鈥.

Dicho libro, en el a帽o 2011 llevaba vendidos en Espa帽a 75.000 ejemplares (creo que va por su quinta edici贸n). 鈥Leonardo麓s kitchen note books鈥 lo escribieron una pareja de historiadores, Shelagh y Jonathan Routh, sin otra intenci贸n que divertir a sus lectores. Tan claro hab铆a sido su prop贸sito que en Londres se present贸 a la prensa el d铆a de los inocentes, 鈥The fool麓s day鈥, el 1 de abril de 1987, (curioso d铆a 驴o no?).

La pareja de historiadores fue lo bastante h谩bil como para reinterpretar una amplia gama de bocetos y dibujos de Leonardo para relacionarlos con alimentos y diversos 煤tiles de cocina. De hecho, algunos planos de fortificaciones se convierten en estancias ceremoniales, unos complejos motores aparecen como un dispositivo para eliminar las ranas del agua potable, y as铆 hay innumerables ejemplos. Tambi茅n mencionan que el gran Leonardo invent贸 la pastilla de concentrado de caldo precursor de los cubitos de Avecren. Por citar solos unos ejemplos.

Notas-de-cocina-de-Leonardo-da-Vinci-2Jose Carlos Capel, quien estuvo a cargo de la edici贸n espa帽ola desvel贸 esta broma hace alg煤n tiempo y cuenta algunos de los detalles que los autores del libro sembraron a modo de avisos y que tuvo que retirar en la edici贸n espa帽ola: 鈥Dos ingredientes como las alubias y el ma铆z, 聽productos americanos que a principios del XVI eran desconocidos en Europa. En cambio, respetamos los dibujos originales como el de la m谩quina de pelar patatas, artefacto absurdo porque tampoco estos tub茅rculos hab铆an llegado al puerto de Sevilla.鈥

El C贸dice Romanoff, la recopilaci贸n de notas in茅ditas de Leonardo, referidas a su curiosidad y su creaci贸n en torno a la cocina, la mesa y las costumbres gastron贸micas de su tiempo, es una broma perfectamente urdida, uno de los juegos editoriales m谩s simp谩ticos de la literatura gastron贸mica.

A煤n hoy te puedes encontrar art铆culos en la red que afirman que el orginal del 鈥Codex Romanoff鈥 est谩 en el museo de l麓Hermitage (Leningrado) o en poder de los herederos del genio renacentista. Pero ni en un sitio ni en el otro porque no existe. Se habla de un libro imaginado cuyo contenido es completamente falso.

srca

malegro

nacionalistas-anarquistas-web-714x1024

De la infamia a la ignorancia y de la desmemoria al fraude

馃嚞馃嚙Los cr铆menes coloniales de Gran Breta帽a馃嚞馃嚙

merecen un monumento duradero. He aqu铆 el por qu茅

afua聽Afua Hirsch (鈥 Afua Hirsch is a writer and broadcaster. Her book Brit(ish) has been published in 2018)

motin.jpgAtaque de los amotinados contra la bater铆a Redan en Lucknow, 30 de julio de 1857, de La historia del Mot铆n Indio, por Charles Ball. Fotograf铆a: Print Collector / Getty Images

El problema con los ingleses, coment贸 Salman Rushdie de una forma muy apropiada, es que no conocen su historia, porque la mayor铆a de ella sucedi贸 en el extranjero. Y as铆, la situaci贸n de la isla que motiv贸 la historia imperial de Gran Breta帽a en primer lugar nos ha ayudado a alejarnos de todos los aspectos de dicha historia.

Est谩 la forma, por ejemplo, en que se construy贸 y sostuvo el imperio. Desde la conquista normanda de Irlanda en el siglo XII, los ingleses comenzaron a imaginarse a s铆 mismos como los nuevos romanos, convenci茅ndose de que estaban obligados a civilizar a las tribus “atrasadas“, ya que estaban destinados a explotar sus recursos, tierra y trabajo.

As铆 termin贸 el imperio: una liberaci贸n caballerosa, mucho menos violenta y perturbadora que la disoluci贸n de los dominios de Francia, o eso dice la teor铆a de la auto-satisfaci贸n. “Solo hay un imperio donde, sin presi贸n externa o cansancio por la carga de gobernar, el pueblo gobernante ha renunciado voluntariamente a su hegemon铆a sobre los pueblos sujetos y les ha dado su libertad“, declaraba Clement Attlee en 1960, resumiendo claramente esta creencia.

Es una perspectiva ingeniosa y singularmente brit谩nica, que logra lo que parece imposible: considerar el imperio de Gran Breta帽a como un gran logro moral, y su colapso como un acto de generosidad casual, sin ning煤n indicio de la irreconciliaci贸n por ambas partes. El imperio brit谩nico fue ganado, como el famoso historiador John Seeley afirm贸, “en un ataque de ausencia de mente“, y regalado en un ataque de indiferencia colectiva.

En medio de todo esto hay hechos inapropiados demasiado numerosos para enumerar de otra manera que no sea la forma m谩s superficial. Est谩n los siglos de actividad criminal sancionada por el estado: el incre铆ble saqueo por parte de supuestos h茅roes como Francis Drake, uno de los piratas m谩s notorios de la historia, y Robert Clive, que saque贸 Bengala con grandes ganancias personales. Hay cr铆menes contra la humanidad: la innovaci贸n de los campos de concentraci贸n en la guerra de los b贸ers que inspir贸 a los nazis, por ejemplo, y la aniquilaci贸n cultural de reinos y palacios desde Ashanti a Pekin.

senyor

David Adjaye, arquitecto del planificado museo del Holocausto de Gran Breta帽a en Londres. Fotograf铆a: Balkis Press / ABACA / PA Images

Existe la explotaci贸n a escala industrial de los recursos naturales, enriqueciendo la patria imperial en la misma medida en que subdesarrollaron la riqueza de las colonias, como se帽al贸 Walter Rodney. Y luego est谩 el聽tr谩fico de esclavos que fue acogido con entusiasmo por los brit谩nicos de todas las clases y or铆genes: la mayor calamidad humana de todos los tiempos.

Nuestra soluci贸n preferida a esta inc贸moda verdad ha sido evitar insistir en el tr谩fico y centrarnos en celebrar su abolici贸n. Al menos el papel de Gran Breta帽a en la trata de esclavos se recuerda en el excelente museo de Liverpool. Pero tener un par de museos centrados en la esclavitud (tambi茅n hay Wilberforce House en Hull) distingue el tema de la corriente principal de la historia brit谩nica. Es como una versi贸n f铆sica del Mes de la Historia Negra, que obliga a revelar historias olvidadas, algo bueno, pero como una nota al pie, una narraci贸n segregada.

Pocos brit谩nicos entienden cu谩n importante fue este comercio para el imperio brit谩nico, y hasta qu茅 punto la historia del imperio es la historia de Gran Breta帽a. Es increible, que no haya un solo museo dedicado al imperio, el episodio hist贸rico con sus consecuencias m谩s profundas para la identidad brit谩nica moderna.

El anuncio de un nuevo museo del Holocausto, dise帽ado por el famoso arquitecto brit谩nico-ghan茅s David Adjaye, ilustra el papel crucial que los museos pueden desempe帽ar en la configuraci贸n de la comprensi贸n del pasado y el presente. Este museo, dedicado a “la complejidad de la historia del Holocausto, incluido el contexto brit谩nico … una serie de capas que se han ocultado en el tiempo“, con raz贸n, ocupar谩 un lugar orgulloso en Westminster, en la orilla del T谩mesis al lado de la Casas del Parlamento.

Tanto el hecho de la existencia del nuevo museo como su ubicaci贸n sirven, como ha dicho Peter Bazalgette, presidente de la Fundaci贸n Memorial del Holocausto del Reino Unido, 鈥como una declaraci贸n de nuestros valores y un recordatorio constante de la conexi贸n brit谩nica con esta historia, gran parte de la cual podemos estar orgullosos, pero tambi茅n un recordatorio de d贸nde nos quedamos cortos, con tr谩gicas consecuencias鈥.

Esto se necesita ahora m谩s que nunca. 驴Por qu茅 no le damos a la historia del imperio la misma atenci贸n y valor simb贸lico? No estamos solos en descuidarlo. Estados Unidos solo gan贸 su primer museo de Historia y Cultura Afroamericana financiado con fondos federales en 2016, tambi茅n dise帽ado por Adjaye, quien lo describi贸 como el proyecto definitorio de su carrera. Es sorprendente que solo ahora la naci贸n tenga un museo dedicado a la devastadora historia de su comunidad afroamericana, sobre cuyas espaldas, hay un reconocimiento gradual pero creciente, fue construido.

colnia

“Vista de Calcuta desde la Explanada”, c1860, durante el per铆odo de gobierno de la Compa帽铆a de las Indias Orientales. Ilustraci贸n de La historia del mot铆n indio, por Charles Ball, Volumen II, The London Printing & Publishing Co. Fotograf铆a: Print Collector / Getty Images

No se ha pedido a Adjaye ni a ning煤n otro famoso arquitecto que construya un museo para la historia del imperio brit谩nico. El 煤nico lugar que existi贸 en mi vida fue un museo privado en Bristol, que cerr贸 en 2008 para mudarse a Londres, para nunca m谩s volver a la superficie.

Este abandono nacional de nuestro pasado imperial ha atra铆do a algunos extra帽os compa帽eros de cama. Un historiador pro-Brexit me dijo recientemente que una de las consecuencias del intento fatalmente defectuoso de Gran Breta帽a de integrarse m谩s estrechamente con el continente es una obsesi贸n acad茅mica con la historia europea. Argument贸 que los jefes de la historia en universidades eminentes han sido germanistas, y los planes de estudio escolares han estado obsesionados con los acontecimientos en la Europa del siglo XX. Comenzamos a reimaginar nuestra historia como 煤nicamente continental, y no el pasado global, y colonial, sin duda alguna.

Pero esta no es una historia que se ignore universalmente. Ya no vivimos en una 茅poca en la que las personas aceptan la versi贸n oficial de los acontecimientos, ni en una sociedad donde los descendientes de los colonizadores son los 煤nicos autores de la historia. De hecho, la historia personal de Barack Obama, cuyo abuelo fue torturado por los brit谩nicos durante el levantamiento de Mau Mau en Kenia, ofreci贸 algunas verdades inc贸modas desde la otra perspectiva.

Para contrarrestar a los historiadores que nos han vendido, y contin煤an propagando, una versi贸n gloriosa del pasado imperial, tenemos una generaci贸n de eruditos brillantes como David Olusoga, cuyo libro Black and British pinta una imagen accesible de los v铆nculos olvidados con 脕frica y el Caribe con riqueza y profundidad. Tenemos estrellas mundiales carism谩ticas como el diputado indio, el diplom谩tico y autor Shashi Tharoor, cuyo discurso de la Uni贸n de Oxford sobre el impacto del gobierno colonial en la India ha tenido m谩s de 4 millones de visitas. Hay una cuenta de Twitter de “Cr铆menes de Gran Breta帽a“, cuyo emblema provocativo es una amapola sangrante, su centro negro con la imagen de un cr谩neo blanco como el hueso, que env铆a una corriente diaria de acusaciones: desde las masacres del ej茅rcito brit谩nico en Irlanda hasta la devastaci贸n de Bengala, y la reducci贸n de la actual Libia a escombros, busca presentar una visi贸n alternativa del legado imperial. Puede ser desagradable para algunos, pero mientras se contin煤e evitando reconocer esta historia, florecer谩 bajo tierra. Eso tiene consecuencias no solo para las personas como yo, los brit谩nicos personalmente conectados con los actos que seguimos ignorando, nos niega a todos una educaci贸n sobre el episodio m谩s destacado de nuestro pasado. Un museo es lo menos que podemos hacer.

cear.png

bandres

 

Todos los nombres

todoslosnombres_0

Ante la retirada de ayuda nominativa a trav茅s de los presupuestos a la p谩gina “Todos (los nombres)”

隆A TODO AQUEL QUE QUIERA SABER QU脡 PASA CON “TODOS LOS NOMBRES“!

RMHSA-CGT.

 

En una docena de d铆as, la titular de la Consejer铆a de Cultura de la Junta de Andaluc铆a, Patricia del Pozo Fern谩ndez, del Partido Popular, ha manifestado en dos ocasiones, una en sede parlamentaria, otra a preguntas de un periodista, que va a retirar la subvenci贸n no competitiva que esta p谩gina web recib铆a desde hace dos a帽os. Lo considera un agravio comparativo respecto a otras iniciativas y suger铆a una especie de trato de favor, de manifestaci贸n de enchufismo.

A las pocas semanas de cambiar el gobierno auton贸mico, en enero de este a帽o, las entidades que impulsan Todos los Nombres se dirigieron por escrito a la Consejer铆a para solicitarle una entrevista en la que tuvi茅ramos la oportunidad de explicarle la tarea que llev谩bamos adelante desde hace trece a帽os y nos aclarara cual iba a ser su posici贸n. Hasta en tres ocasiones pareci贸 que se concretizaba la reuni贸n que, finalmente, siempre se malogr贸. Entendemos que en la ocupada agenda de la se帽ora consejera nuestra web no sea prioritaria. De todas formas, no abandonamos la esperanza de que, finalmente, el encuentro se produzca.

En paralelo, dirigimos un escrito a varios de los grupos parlamentarios reci茅n constituidos solicit谩ndoles tambi茅n una reuni贸n. A d铆a de hoy respondieron, y nos hemos reunido, con los grupos de Adelante Andaluc铆a y del PSOE-A. Ambos nos manifestaron su apoyo a que la web continuara contando con la ayuda a trav茅s de los presupuestos de la Comunidad.

De forma indirecta, tuvimos conocimiento de la posici贸n del grupo Popular, el d铆a en el que el pleno del Parlamento debati贸 la moci贸n presentada por el grupo socialista. Entre los puntos rechazados por el PP, Ciudadanos y Vox, estuvo precisamente el relativo a considerar la ayuda a TLN. Una postura que se reiter贸 en la comparecencia de la propia consejera ante la Comisi贸n de Cultura a finales del mes pasado.

En su intervenci贸n, la se帽ora Pozo manifest贸 expl铆citamente que no consideraban mantener la ayuda presupuestaria y desliz贸 la idea de favoritismo que cre铆a ver. Por 煤ltimo, hace unos d铆as, a preguntas del periodista 脕ngel Mun谩rriz, para el diario digital www.infolibre.es, reiter贸 la idea de quitar la ayuda, dejando abierta la posibilidad de que se pudiera conceder una competitiva, bas谩ndose en el favoritismo que supon铆a y en su compromiso con “la transparencia y la adecuada gesti贸n del dinero p煤blico”.

En este estado de la situaci贸n, las entidades impulsores del proyecto, la asociaci贸n memorialista “Nuestra Memoria” y el grupo de trabajo “Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andaluc铆a”, perteneciente de la CGT.A, y el equipo cient铆fico-t茅cnico de la p谩gina quieren manifestar lo siguiente:

1. Antes que nada dar nuestras m谩s expresivas gracias a los centenares de correos, llamadas y ofrecimientos que hemos recibido estos d铆as. Tanto de ciudadanos, entidades, medios de comunicaci贸n y partidos pol铆ticos. A todos deciros que las estamos estudiando y tendr茅is la oportuna respuesta. A pesar de que las b煤squedas en la p谩gina est谩n teniendo problemas estos d铆as, el n煤mero de visitas se ha disparado. A todos ellos muchas gracias por la generosidad que muestran y que nos reafirma en la creencia en la necesidad de nuestra existencia.

2. En segundo lugar queremos dejar claro que la subvenci贸n directa que hemos recibimos estos dos 煤ltimos a帽os de los presupuestos de la Comunidad no obedece ni a ning煤n privilegio ni excepcionalidad. Ni, por supuesto, pertenece al mundo de las sombras. Ha sido aprobada por el parlamento en unos presupuestos que han contado con todas las garant铆as de publicidad.

3. En lo que respecta a la excepcionalidad, durante a帽os, la p谩gina tiene ya m谩s de 13 a帽os de vida, hemos participado en la concesi贸n de ayudas competitivas. Tanto regionales como, cuando las hubo, nacionales. Tampoco tendr铆amos ning煤n problema en volver a solicitarla. De hecho, la ayuda que recibimos, incompatible con otras, apenas supone poco m谩s del 15% del presupuesto anual que consideramos necesario para funcionar con normalidad. Como bien debe de saber la se帽ora consejera este tipo de ayudas son m谩s frecuentes de lo que parece se帽alar en sus declaraciones. En efecto, era la 煤nica incluida en la entonces Direcci贸n General de Memoria Hist贸rica de la Consejer铆a de Presidencia, Administraci贸n P煤blica e Interior. Organismo hoy desaparecido y cuyas competencias ha asumido la vice-consejer铆a de Cultura a la espera de la creaci贸n del llamado Comisionado de la Concordia. Pero no lo era, ni lo ser谩, en otros departamentos como lo ser谩 en el propio de Cultura. No es nuestra misi贸n se帽alar a nadie. Paro ah铆 est谩n.

4. Sobre el privilegio, enchufismo, privilegio s贸lo puede indicar falta de informaci贸n o mala fe. Nos inclinamos a pensar que se trata de lo primero. Nadie que siga la p谩gina y la trayectoria de las entidades que la impulsan pueden decir que se traten ni de “compa帽eros de viaje”, ni instrumentales de las pol铆ticas de las anteriores administraciones. Al contrario, en muchas ocasiones hemos mantenido posiciones diferentes, incluso opuestas. Sin embargo, hay que reconocerlo as铆, desde hace tres a帽os, percibimos un cambio de actitud, de la administraci贸n andaluza sobre el significado y la funci贸n de la p谩gina. No hay que confundir con las entidades que la impulsan. Por su propia finalidad, TLN no es un proyecto anual, coyuntural, ejecutable en un tiempo determinado. Al contrario, aunque posiblemente de haber contado con los medios precisos hubi茅ramos avanzado m谩s r谩pidamente.

5. La elaboraci贸n de un censo de v铆ctimas, no s贸lo de asesinados, por el franquismo en Andaluc铆a exige un proyecto a largo plazo y las necesarias previsiones econ贸micas. Fue por ello, y para evitar la repetici贸n de una concesi贸n anual que s铆 hubiera sido excepcional, por lo que, a sugerencias de los propios t茅cnicos de la Direcci贸n General se opt贸 por esta f贸rmula de ayuda no competitiva integrada en los presupuestos de la comunidad que, como ya se ha dicho, no es una excepcionalidad.

6. Adem谩s, recibimos con alegr铆a esta f贸rmula porque, m谩s all谩 de poder hacer una previsi贸n de m铆nimos, indicaba que nos encontr谩bamos con una sensibilidad pol铆tica y administrativa que no recib铆a una iniciativa civil, con vocaci贸n p煤blica, como un enemigo a batir. Al contrario, se reconoc铆a la funci贸n social que realizaba, su papel de herramienta acad茅mica y como un ejemplo que incluso podr铆a formar parte de un proyecto administrativo estatal. No anda este pa铆s demasiado sobrado de ejemplos de respaldo a iniciativas ciudadanas como para anularlas. 驴O ser谩 precisamente ese el problema?

La p谩gina se ha mantenido durante estos casi tres lustros luchando por los principios de verdad, justicia y reparaci贸n del memorialismo. Hemos considerado que la matanza propiciada por el golpe de Estado, la represi贸n del r茅gimen franquista y las memorias de olvido y amnesia no pod铆an continuar. Nunca han sido tiempos f谩ciles. Ahora parece que menos todav铆a.

Que la represi贸n es una cuesti贸n de algo m谩s que de cifras. Que detr谩s de cada n煤mero hay un nombre, una historia, una ideolog铆a.

Que hab铆a que recuperar la verdad hist贸rica, que ya estaba bien de tanta leyenda y mentira que se daba por real

Y que, sobre todo, la sociedad en su conjunto, no s贸lo los pol铆ticos, las administraciones o las academias, ten铆an mucho que decir. Que la memoria hist贸rica no es una cuesti贸n del pasado, que puede pasar a coger polvo en los anaqueles de las bibliotecas. Que es una cuesti贸n viva, que la sociedad espa帽ola no puede seguir viviendo con tantas decenas de miles de cad谩veres ocultos en sus armarios. Que no puede ser sana.

Por ello, decimos a todos nuestros colaboradores, a todas aquellas personas que se han dirigido a nosotros estos d铆as, a quienes est谩n colaborando econ贸micamente en la medida de sus posibilidades, a quienes desde las m谩s diferentes opciones pol铆ticas y sociales nos manifiestan su apoyo que seguiremos, o s贸lo con la p谩gina sino con el proyecto con sus actuales caracter铆sticas. Pensamos que como ciudadanos tenemos derecho a la intervenci贸n p煤blica y ha sido, a trav茅s de la p谩gina como queremos hacerlo.

Por 煤ltimo, de nuevo, daros a todos las gracias y aseguraros que haremos de la necesidad virtud. Los correos que recibimos, alg煤n d铆a habr谩 que hacer una selecci贸n y hacerlos p煤blicos, con peticiones de ayuda, de agradecimiento cuando logramos ayudar, de ofrecimiento de apoyo, etc. nos animan a ello. Pensamos que son tiempos de hacer. Esperamos no defraudar.

Sevilla a 11 de mayo de 2019

Asociaci贸n Nuestra Memoria

Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andaluc铆a. (RMHSA-CGT.A)

El equipo cient铆fico t茅cnico

todos

Galileo versus Inquisici贸n

Galileo_before_the_Holy_Office

Descubierta una carta de Galileo con la que intent贸 enga帽ar a la Inquisici贸n.

El documento muestra que el astr贸nomo suaviz贸 las afirmaciones que desencadenaron la batalla m谩s infame de la historia de la ciencia..

Recordando la “Carta robada” de Allan Poe, ha estado escondida a plena vista. La carta original, larga reflexi贸n, en la que Galileo Galilei establece por primera vez sus argumentos opuestos a la doctrina de la iglesia de que el Sol gira alrededor de la Tierra, ha sido descubierta en un cat谩logo de biblioteca mal fechado en Londres. Su encuentro y an谩lisis presentan nuevos detalles sobre el proceso que llev贸 a la condena del astr贸nomo por herej铆a en 1633.

La carta de siete p谩ginas, escrita a un amigo el 21 de diciembre de 1613 y firmada por “GG”, proporciona la prueba m谩s s贸lida hasta ahora de que, al comienzo de su batalla con las autoridades religiosas, Galileo intent贸 activamente controlar los da帽os y trat贸 de suavizar sus afirmaciones.

Se hicieron muchas copias de la carta, y existen dos versiones diferentes: una que fue enviada a la Inquisici贸n en Roma y otra con un lenguaje menos incendiario. Pero como se supon铆a que la carta original se hab铆a perdido, no estaba claro si los cl茅rigos enfurecidos hab铆an manipulado la carta para fortalecer su caso de herej铆a -algo de lo que Galileo se quejaba a sus amigos- o si Galileo, una vez escrita la versi贸n fuerte, a posteriori decidi贸 suavizar su propias palabras.

La carta reci茅n desenterrada est谩 salpicada de enmiendas, y el an谩lisis de escritura sugiere que la escribi贸 Galileo. Comparti贸 una copia de esta versi贸n suavizada con un amigo, alegando que era su original, y lo inst贸 a enviarla al Vaticano.

La carta ha estado en la Royal Society durante unos 250 a帽os, pero hasta ahora ha pasado desapercibida a los historiadores. Salvatore Ricciardo la ha redescubierto, un historiador de la ciencia en la Universidad de B茅rgamo en Italia, que visit贸 el 2 de agosto con un prop贸sito diferente, y luego naveg贸 por el cat谩logo en l铆nea.

No puedo creer que haya descubierto la carta que pr谩cticamente todos los estudiosos de Galileo pensaron que se hab铆a perdido irremediablemente‘”, declar贸 Ricciardo. “Parec铆a a煤n m谩s incre铆ble porque la carta no estaba en una oscura biblioteca, sino en la biblioteca de la Royal Society“.

Ricciardo, junto con su supervisor Franco Giudice en la Universidad de Bergamo y el historiador de ciencias Michele Camerota de la Universidad de Cagliari, describen los detalles de la carta y sus implicaciones en un art铆culo en la revista Royal Society Notes and Records. Algunos historiadores de la ciencia se negaron a comentar el hallazgo antes de haber estudiado el art铆culo. Pero Allan Chapman, un historiador de la ciencia de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y presidente de la Sociedad para la Historia de la Astronom铆a, dice que “es tan valiosa que permitir谩 nuevos conocimientos sobre este per铆odo cr铆tico“.

carta
La primera y la 煤ltima p谩gina de la carta de Galileo a su amigo Benedetto Castelli. La 煤ltima p谩gina muestra su firma, “G. G. “. Cr茅dito: The Royal Society

Mensajes mezclados

term贸metro galileoGalileo escribi贸 la carta de 1613 a Benedetto Castelli, un matem谩tico de la Universidad de Pisa en Italia. En 茅l, Galileo expuso por primera vez sus argumentos de que la investigaci贸n cient铆fica deber铆a estar libre de la doctrina teol贸gica.

脡l argument贸 que las escasas referencias en la Biblia a los eventos astron贸micos no deber铆an tomarse literalmente, porque los escribas hab铆an simplificado estas descripciones para que pudieran ser entendidas por la gente com煤n. Las autoridades religiosas que argumentaban lo contrario, escribi贸, no ten铆an competencia para juzgar. Lo m谩s importante era que el modelo helioc茅ntrico de la Tierra que orbita el Sol, propuesto por el astr贸nomo polaco Nicolaus Cop茅rnico 70 a帽os antes, en realidad no era incompatible con la Biblia.

Galileo, que para entonces viv铆a en Florencia, escribi贸 miles de cartas, muchas de las cuales son tratados cient铆ficos. Copias de las m谩s significativas fueron hechas inmediatamente por diferentes lectores y ampliamente circuladas.

Su carta a Castelli fue un esc谩ndalo.

De las dos versiones que se sabe que sobreviven, una est谩 guardada en los Archivos Secretos del Vaticano. Esta versi贸n fue enviada a la Inquisici贸n en Roma el 7 de febrero de 1615, por un fraile dominico llamado Niccol貌 Lorini. Los historiadores saben que Castelli le devolvi贸 la carta, y que el 16 de febrero de 1615, Galileo escribi贸 a su amigo Piero Dini, un cl茅rigo de Roma, sugiriendo que la versi贸n que Lorini hab铆a enviado a la Inquisici贸n podr铆a haber sido adulterada. Galileo adjunt贸 a esa carta una versi贸n menos incendiaria del documento, que dijo que era la correcta, y le pidi贸 a Dini que la transmitiera a los te贸logos vaticanos.

En esta carta a Dini se queja de la “iniquidad e ignorancia” de sus enemigos, y expone su preocupaci贸n de que la Inquisici贸n “pueda ser en parte enga帽ada por este fraude que est谩 dando vueltas bajo el manto del celo y la caridad“.

Las ideas celestiales de Galileo fueron consideradas her茅ticas y vivi贸 sus 煤ltimos nueve a帽os bajo arresto domiciliario. Cr茅dito: DeAgostini / Getty

Al menos una docena de copias de la versi贸n que Galileo envi贸 a Dini ahora se encuentran en diferentes colecciones.

La existencia de las dos versiones cre贸 confusi贸n entre los eruditos sobre cual era la original.

Debajo de las tachaduras y enmiendas, la copia firmada descubierta por Ricciardo muestra la redacci贸n original de Galileo, y es la misma que la copia de Lorini. Los cambios son reveladores. En un caso, Galileo se refiri贸 a ciertas proposiciones en la Biblia como “falsas si uno usa el significado literal de las palabras“. Cruz贸 la palabra “falso” y la reemplaz贸 por “diferente de la verdad“. En otro p谩rrafo, cambi贸 la referencia a las Escrituras “ocultando” sus dogmas m谩s b谩sicos, a los “ojos” m谩s d茅biles.

Esto sugiere que Galileo moder贸 su propio texto, seg煤n Giudice. Para estar seguro de que la carta realmente fue escrita en la mano de Galileo, los tres investigadores compararon palabras individuales con palabras similares en otras obras escritas por Galileo en la misma 茅poca.

Este art铆culo es una traducci贸n libre y adaptaci贸n de:

documento

tor

Par铆s no siempre era una fiesta

Por Antonio P茅rez

Entre las muchas majader铆as que se han propalado en estos d铆as sobre el Mayo 68 franc茅s, una de las m谩s repetidas es que 鈥Par铆s era una fiesta鈥, una org铆a convocada por unos pipiolos hedonistas, por 鈥unos pijos que hac铆an el amor en las barricadas鈥. Ojal谩 tal arte hubiera sido frecuente pero no. Lamento ser un aguafiestas pero, como reza Quevedo 鈥pues amarga la verdad / quiero echarla de la boca鈥: claro que el 68 fue una sublevaci贸n y, por ende, una jocunda apoteosis pero se nos olvida que la represi贸n caus贸 mucho sufrimiento. Examinemos el lado oscuro del 68:

PARISPara empezar, debo subrayar que hubo no menos de cinco asesinados (Math茅rion, Tautin, Blanchet, Beylot y Lanvin) por las fuerzas del Orden y por los paramilitares gaullistas. A ellos, hay que sumar cantidades ingentes e ignotas de heridos e incapacitados. Y, por supuesto, los encarcelados, procesados y condenados a prisi贸n duradera, am茅n de los desaparecidos, exiliados y deportados.

Todo un abanico de represaliados cuyos nombres propios y cantidades generales nunca sabremos con la exactitud que merecen. Porque el Estado franc茅s tendr铆a mucho o poco de democr谩tico pero de transparente no ten铆a nada 鈥搉i tiene. Las dificultades que sufren los historiadores comienzan con la cerraz贸n de los archivos oficiales, sean expurgados o sean virginales, y salvo casos raros como el del jud铆o antisionista M. Rajsfus, terminan con el desinter茅s de la academia por temas como 茅ste a los que clasifica como 鈥榓necd贸ticos鈥.

call-of-data-2018Un ejemplo: el d铆a 3 de mayo, parece documentado que fueron detenidos 596 estudiantes y que 27 sufrieron prisi贸n provisional o preventiva (garde 脿 vue). Dos d铆as despu茅s, siete fueron juzgados por el tribunal n潞 10, abierto aunque era domingo. Esta relativa abundancia de datos se refiere s贸lo a uno de los primeros d铆as de la sublevaci贸n pero se apaga para los restos durante el mes y medio siguiente. La pregunta es obvia: si en un solo d铆a hubo centenares de arrestados y procesados, 驴cu谩ntos hubo durante todo mayo-junio 68? Seg煤n las estad铆sticas oficiales de la Francia metropolitana, el n煤mero de presos y presas parad贸jicamente descendi贸 de 1968 (34.083) a 1969 (33.427); por otra parte, en el 68 los procesados, comunes y mayistas, ascendieron a 85.399. 驴Significa esto que hubo muchos procesados pero pocos condenados a largas penas? Pudiera ser pero es s贸lo una hip贸tesis. Y un dato significativo que mostrar铆a tanto los efectos de la semilla del diablo Mayo como la peculiar atenci贸n que Francia prest贸 a los m谩s j贸venes: entre 1968 y 1985, los chavales encarcelados ascendieron el 27%, un incremento que no se corresponde con el aumento de su peso demogr谩fico que s贸lo fue del 14% (M-D Barr茅)

Todo ello olvidando los rumores de que, tras la genuflexi贸n en Baden-Baden del general De Gaulle al conspicuo torturador Massu (29 mayo), hubo planes para detener a 50.000 activistas y encerrarlos en estadios. Todav铆a no tenemos pruebas de semejantes macro-redadas pero, en cambio, s铆 sabemos que los paramilitares gaullistas (barbouzes, CDR, SAC) hicieron de las suyas cuando declinaba la agitaci贸n -por ejemplo, asesinando el 29 junio a Marc Lanvin.

cartel_mayo_68_3Para medir las formas extremas de represi贸n, a falta de documentaci贸n veraz, s贸lo tenemos los testimonios personales. Para V铆ctor Hugo, mayo es el mes de 鈥渓es longs jours, lumi猫re, amour, d茅lire!鈥 pero, en los largos d铆as de aquel 68, las granadas lacrim贸genas hab铆an conseguido que el aire de las calles parisinas fuera una espesura acre y el cielo, un desconocido pintado de azufre. Doy fe. La nada saludable c谩rcel de La Sant茅, se nos aparec铆a en los delirios m谩s ominosa que nunca; no olvidemos que todav铆a exist铆an los pudrideros penales de Guayana y de Nueva Caledonia y, sobre todo, que la guillotina funcion贸 por 煤ltima vez once a帽os despu茅s del 68 y que la pena de muerte s贸lo fue abolida en 1981. Pero, mientras evit谩bamos la cercan铆a de aquellos muros literalmente negros de podredumbre, al amigo PA los maderos (flics) le sacaron un ojo, a la copine CA la violaron en un furg贸n policial y al colega JLC, le propinaron una descomunal paliza a cuyo lado las torturas que hab铆a sufrido en la Espa帽a de los grises y los sociales le parecieron meras azotainas.

Muchos soixante-huitards podr铆amos testificar cientos de casos parecidos e incluso aportar nuestras propias cicatrices como muestra de que el 68 franc茅s fue tan gozoso como doloroso. Y tan concienzudamente represor como para que los marginados entre los marginados tardaran tres a帽os en alzar su voz; igual que ocurri贸 con los grup煤sculos feministas y los sexo-diversos, los primeros motines de presos organizados ocurrieron en Toul 1971 y, sobre todo, en Nancy 1972 (P. Arti猫res)

retornoalanormalidadNo dudo que en aquel mayo 68 nacieran muchos idilios 鈥搗uelvo a dar fe. Por mero c谩lculo de probabilidades, tuvo que haberlos entre los millones de j贸venes y de maduros contestatarios. Pero no por ello voy a suscribir que 鈥渆l placer exige dolor鈥, memez que dejo para los poderosos, es decir, los aut茅nticos sado-maso. Mejor dir铆a que intentamos deleitarnos en el 68 pero que los gobernantes nos pusieron todas las trabas imaginables. Rezongaban que deb铆an exigirnos un elevado precio por inmiscuirnos en una econom铆a del deseo que ellos limitaban a los productos susceptibles de consumo, mercadeo y publicidad. Una f茅tida econom铆a contra la que, justamente, se elevaron las barricadas. Una contabilidad B-Z en la que los mayistas nunca quisimos entrar ni individual ni, sobre todo, colectivamente. Por ello y contra todos los c谩lculos, 隆gozamos!

cronologia

 

brassens

mozilla

 

 

 

Libre te quiero

Basilio_Martin_Patino_EDIIMA20130222_0727_3

Basilio Mart铆n Patino (1930 – 2017), nace en Lumbrales (Salamanca), hijo de padres conservadores, ambos profesores, y con dos hermanos, uno cura que fue secretario del cardenal Taranc贸n, pieza clave en la transici贸n, y otra hermana monja; Basilio ten铆a marcado otro camino muy distinto: asumi贸 los principios anarquistas que tanto se ver铆an reflejados en su cine, estudio Filosof铆a y Letras y una vez licenciado ingres贸 en la Escuela Oficial de Cine de Madrid donde obtuvo el t铆tulo de director-realizador.

En 1955, en medio de la noche del franquismo, en un momento poco o nada propicio para reuniones ni asociaciones y sin pens谩rselo mucho, junto a Ricardo Mu帽oz Suay organizaron las I Conversaciones sobre el Cine Espa帽ol, conocidas como las “Conversaciones de Salamanca“, convocatoria que, en su origen, era para estudiantes, pero se personaron, los que en aquel momento, eran el Todo del cine espa帽ol. En dicha reuni贸n se intent贸 marcar pautas para lo que deb铆a ser el futuro del cine del pa铆s. Hoy todo esto puede sonar ut贸pico y rom谩ntico. Muy a posteriori, algunos de sus asistentes han denostado dicha convocatoria. Pero era un momento diferente y arriesgado en el que hab铆a gente dispuesta a jug谩rselo todo por una idea o un cambio, por eso el maestro Basilio pudo entender, y como nadie, un movimiento como el 15-M.

Su generaci贸n (Mario Camus, Carlos Saura, Miguel Picazo, Manolo Summers) fue una suerte de Nouvelle Vague a la espa帽ola, artesanal, sin un Par铆s que los inspirase y anclada en la s贸rdida realidad espa帽ola. Como militante, no tuvo reparos en estampar su firma en la Carta de los 102 intelectuales enviada en 1963 a Fraga, entonces ministro de Informaci贸n y Turismo, para protestar por la represi贸n y las torturas a las que estaban siendo sometidos los huelguistas de la miner铆a asturiana. Su nombre figura en aquel documento como ejemplo de una generaci贸n que enlazaba la memoria republicana con la Transici贸n democr谩tica: Aleixandre, Bergam铆n, Buero Vallejo, L贸pez Aranguren, Gabriel Celaya, Salvador Espriu, los hermanos Goytisolo, Caballero Bonald, Gil de Biedma, Carlos Barral, Juan Mars茅, Fern谩n G贸mez, Paco Rabal, Rom谩n Gubern鈥

Mart铆n Pati帽o ten铆a un gusto muy especial a la hora de explorar los territorios del falso documental, como el dedicado a la matanza de campesinos libertarios en Casas Viejas o La seducci贸n del caos (1991).

Contaba con piezas realmente divertidas, era coleccionistas de zo贸tropos y linternas m谩gicas, t茅cnicas pioneras del cine, pero recibi贸 con los brazos abiertos las tecnolog铆as audiovisuales punteras, lo que le llev贸 a usar e investigar las posibilidades del v铆deo, as铆 como los recursos de la imagen en 3D, los videomuros o la edici贸n inform谩tica.

Basilio Mart铆n Patino, como militante anarcosindicalista, fue fundador y particip贸 activamente en la Fundaci贸n Cultural de la Confederaci贸n Nacional del Tabajo (CNT).

Mart铆n Pati帽o encontr贸 en Mayo del 2011 un Madrid que era una fiesta, un fen贸meno que no hab铆a vivido nunca y s贸lo similar a lo que hab铆a o铆do contar de aquel acontecimiento que vivi贸 con s贸lo un a帽o y que fue la proclamaci贸n de la Segunda Rep煤blica. No lo dud贸, y al d铆a siguiente estaba rodando con Alfonso Parra, su operador a la cabeza del equipo. Rodaron durante 30 d铆as sin gui贸n porque “El gui贸n estaba en Sol“, como dijo el cineasta. De las 25 horas rodadas el montaje final se qued贸 en una hora, el documental no tiene voz en off, s贸lo se oyen las canciones de los grupos que sonaban en la calle esos d铆as y a Amancio Prada cantando Libre te quiero.

libre te quiero

Con sus 80 a帽os se ech贸 a la calle a vivir una ilusi贸n (como tantos otros anarquistas con muchos o pocos trienios de ejercicio). En esos momentos estaba ocurriendo algo incre铆ble: la explosi贸n de la pol铆tica entendida como la autogesti贸n de los asuntos comunes, de la vida; una (y muchas m谩s) acampada en la Puerta del Sol, cientos de asambleas, debates, conversaciones; una denuncia directa del poder econ贸mico y pol铆tico… Lo que se vino en llamar el Movimiento 15M. Patino lo capt贸 con sus c谩maras como probablemente nadie m谩s pod铆a hacerlo, sin necesidad de entrevistas, mensajes, portavoces, expertos…

Sin duda uno de los documentales que mejor ha sabido captar “el clima 15M”, todo emoci贸n, todo pasi贸n.

Libre te quiero / como arroyo que brinca / de pe帽a en pe帽a / pero no m铆a/”, escribi贸 Agust铆n Garc铆a Calvo, al poema le puso m煤sica y lo cant贸 Amancio Prada y se convirti贸 en un canto de libertad total y Mar铆a Jim茅nez lo convierte en un ruego. Basilio Mart铆n Patino ha escogido la primera estrofa del verso para titular su documental Libre te quiero (2012), un testimonio precioso sobre el 15-M, movimiento casi tallado en humo.

libre_te_quiero_basilio_martin_patino_2012_foto_de_rodajeSobre el 15-M se podr铆an hacer tantos documentales como personajes se movieron por ese esp铆ritu, pero es un lujo contar con el testimonio de un cineasta de una gran inquietud creadora, privilegio de unos pocos que viven j贸venes hasta que mueren de viejos y al que se le deben tres de las joyas documentales indispensables para entender la historia de Espa帽a:

A %d blogueros les gusta esto: