Categoría: Imperialismo

🏳️Ante la escalada belicista, siempre la paz🏳️

Eel encuentro de la OTAN que acoge estos días Madrid se produce en un contexto mundial muy preocupante y complejo. La  agresión militar rusa a Ucrania ya ha causado la muerte de  4.432 personas civiles (a fecha 14 de junio) y ha generado  una grave crisis humanitaria y de desplazamiento. Además, existen  otros 30 conflictos armados activos que son un indicador más de la crisis civilizatoria, el auge del autoritarismo y el colapso ecosocial que vivimos, donde los impactos del cambio climático y el agotamiento de la energía fósil y de materiales, serán factores que alimenten futuros conflictos armados.

photo_2022-04-15_12-29-44El último Índice de Paz Global destaca el impacto económico de la violencia en la economía mundial. El 10% del PIB mundial se destina a gasto militar, lo que supone 2.117 dólares por persona. Una cifra que va en aumento y que supone un 12,4% más que el año pasado.

En este contexto, la deriva belicista a la que estamos asistiendo impactará directamente en la vida de millones de personas; supondrá también un mazazo para el medio ambiente y el equilibrio de los ecosistemas; y alimentará la vorágine de lucha entre bloques y enfrentamientos entre “unos” y “otros”. Encuentros como el que se celebra estos días en Madrid echan más leña al fuego a una situación que ya es asfixiante.

La deriva hacia más violencia y guerra

Sin haber superado la grave crisis social provocada por la pandemia, el incremento de los gastos militares y la carrera armamentística se presentan como una opción inevitable fuera de todo cuestionamiento y que se está normalizando en el discurso público. España ya ha anunciado que aumentará el gasto en defensa hasta el 2% del PIB, tal como establece la OTAN. Un aumento que supondría más del doble del gasto actual es un despropósito en medio de la crisis multidimensional que sufre la población española. También es un riesgo para la seguridad porque alimentar una carrera de armas desembocará, inevitablemente, en más violencias y guerras. Sin olvidar que esta decisión choca de frente con el compromiso del Gobierno con el fomento de la paz y el desarrollo sostenible, defendido por el presidente Pedro Sánchez de manera reiterada. Llama la atención el presupuesto destinado a defensa frente al que se destina a políticas de cooperación y derechos humanos, que apenas alcanza un 0,25%.

Asistimos, además, a una militarización de las mentes, una escalada del discurso belicista muy preocupante en el que realidades complejas son explicadas como un simple enfrentamiento entre unos y otros. Tales narrativas justifican la carrera armamentística y una peligrosa instrumentalización de las personas. El análisis de las causas de los conflictos y sus múltiples consecuencias, la identificación de soluciones alternativas y la defensa de la cultura de paz son esenciales para frenar esta deriva.

notan

Por todo ello, pedimos al Gobierno un giro radical de la política exterior y demandamos:

  1. El freno a los presupuestos militares. Es urgente frenar la escalada armamentística y garantizar que el dinero público se destine a políticas que garantizan los derechos humanos y seguridad colectiva, el desarrollo social y económico, la transición ecológica, la cooperación y la cultura de paz.
  2. La adhesión al Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, tal y como apoya el 89% de la población española.
  3. insumisionLa priorización de la diplomacia para la solución de los conflictos. Es necesario abogar por el diálogo, la seguridad humana y el multilateralismo. El respeto por el derecho internacional y humanitario debe ser garantizado.
  4. El fomento de los discursos de paz. Es urgente desarmar la palabra; tanto por parte de responsables políticos como por los medios de comunicación. Los medios públicos deben fomentar el periodismo preventivo y el de paz deben ser promovidos con el fin de explicar con rigor las causas de los conflictos y sus conexiones con fenómenos globales como el agotamiento de las materias primas y la subida de precios. Es necesario también un periodismo de soluciones en el que se expliquen las alternativas pacifistas que demuestran que otros modelos son posibles.
  5. La promoción de los procesos de prevención, convivencia y cultura de paz. Procesos que deben ser apoyados por los Estados y las instancias internacionales y que deben contar con el protagonismo de las sociedades civiles implicadas; especialmente, las mujeres, quienes en todo el planeta y tal como reconoce la resolución 1325 de Naciones Unidas, han demostrado su enorme contribución a la paz. Es necesario apoyar a la diplomacia ciudadana con el fin de contrarrestar los discursos de odio y visibilizar las iniciativas colectivas pacifistas.
  6. La consolidación de las políticas de paz, cooperación y desarrollo, en coherencia con otras políticas públicas. Urge poner en el centro la sostenibilidad de la vida y fortalecer la diversidad de agendas (feministas, decoloniales, antirracistas, ecologistas, pacifistas…) para la construcción de alternativas socioeconómicas.
  7. El desarrollo de políticas de acogida integrales, que garanticen una protección y acompañamiento a las personas refugiadas para que puedan desarrollar sus proyectos de vida en el país de acogida.
  8. La modificación o eliminación de la Ley Mordaza con el fin de proteger la libertad de expresión y reunión en España, y la celebración de movilizaciones a favor de la paz.
  9. El fomento de la educación para la ciudadanía y la justicia global. Es esencial promover una educación que explique con rigor las causas de las violencias, las propuestas sociales alternativas y la cultura de paz.
  10. El cuidado del ecosistema de la paz. La guerra es el último y terrible paso de un camino de crecientes conflictos que deben ser enfrentados desde su origen. Es necesario evitar las violencias estructurales que pueden derivar en conflictos.

Pedimos también a la ciudadanía que no se deje arrastrar por este clima belicista, lo denuncie y se sume a las diversas iniciativas que se están promoviendo desde el pacifismo.

Las organizaciones de paz, derechos humanos y desarrollo trabajamos para construir relaciones, organizaciones e instituciones diferentes y para construir un mundo distinto. Pedir, nombrar, construir la paz no es naif, ni utópico, ni de hippies, ni de cobardes: es la única opción aceptable para garantizar la vida del planeta y evitar la guerra a las futuras generaciones. Los gobiernos apelan al realismo para proponer que la fuerza de las armas es la única vía para afrontar los conflictos; pero esta opción no es la solución. La militarización de las relaciones internacionales no evita las guerras sino que las promueve. Como decía Martínez Guzmán, nosotros los pacifistas somos los realistas, nosotras las pacifistas somos las realistas.

Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo

🟣Racismo, blanquitud y privilegio blanco

👥Los ilusionantes gobiernos de izquierda en Latinoamérica

carnecruda

Roda de premsa dimissió Mónica Oltra 22/06/22

📰La gazeta laborista … por decir👩🏻‍💻

labourbriefing

En mi vagabundeo cotidiano por la web, miro artículos o trabajos que me parecen interesantes y, en lugar de ponerlos en favoritos (marcadores) en el navegador, los «imprimo» en PDF, así en cualquier momento lo rebusco y los utilizo, eso de «utilizar» puede tener diferentes variantes. Es el caso del artículo que a continuación aparece, no en su totalidad, como hago muchas veces…

Cuando inicio la traducción del mismo, puede ser varios  días, meses… años, después, me desplazo a la página original, pues a veces vienen referencias que resultan necesarias, los vínculos por ejemplo. Entonces te puedes encontrar con que dicha página ha pasado a mejor vida, motivos muchos.

En esta ocasión he querido volver a la «crisis» – guerra eterna más bien – de Palestina pero desde el punto de vista de algunos  judíos. Se trata de un artículo que apareció en la página arriba mentada👆🏾y que, hoy me he fijado, pertenece o más bien perteneció, la última puesta data de 2021, al Partido Laborista Británico. Podemos deducir que murió dicha revista con la derrota de Corbin… sic transit gloria mundi y el exterminio del ala más laborista del partido.

Título del artículo:

Nine Holocaust survivors compare Zionist policies to t…..

(como se puede ver en el volcado que encabeza esto, no se ve más del título)

Uno de los aspectos más preocupantes de la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto es su sugerencia de que “comparar la política israelí contemporánea con la de los nazis” es necesariamente antisemita. Es cierto que, en ocasiones, tales comparaciones pueden resultar crudas y ahistóricas. Pero en muchos casos, incluso cuando pudiéramos cuestionar la conclusión, parece exagerado atribuirlo al antisemitismo.
Aquí publicamos extractos de sobrevivientes del Holocausto que se oponen a las políticas israelíes históricas y recientes, en algunos casos conectándolas con las de los nazis.

Letter T - Best, Cool, Funnyiempo después [de 1956] escuché una noticia sobre los israelíes que empujaban a los palestinos hacia los campos de asentamientos. Simplemente no podía creer esto. ¿No eran los israelíes también judíos? ¿No habíamos (ellos) sobrevivido al mayor pogromo de nuestra historia? ¿No fueron los campos [de concentración], a menudo eufemísticamente llamados «campos de asentamiento» por los nazis, la característica principal de este pogrom? ¿Cómo podrían los judíos en alguna medida hacer a otros lo que se les había hecho a ellos? ¿Cómo podrían estos judíos israelíes oprimir y encarcelar a otras personas? En mi imaginación romántica, los judíos de Israel eran socialistas y gente que sabía distinguir el bien del mal. Esto era claramente incorrecto. Me sentí decepcionado, como si me estuvieran robando una parte de lo que había pensado que era mi herencia. …

Debo decirle al gobierno israelí, que dice hablar en nombre de todos los judíos, que no está hablando en mi nombre. No me quedaré callado ante el intento de aniquilamiento de los palestinos; la venta de armas a regímenes represivos en todo el mundo; el intento de sofocar las críticas a Israel en los medios de comunicación de todo el mundo; o retorcer el cuchillo etiquetado como ‘culpabilidad’ para obtener concesiones económicas de Occidente no permitirá que la confusión de los términos ‘antisemita’ y ‘antisionista’ quede sin respuesta”.

Dra. Marika Sherwood, ‘Cómo me convertí en una judía antiisraelí’, Middle East Monitor, 3/7/18.

Marika Sherwood es una superviviente del gueto de Budapest.

The languages I have a relationship with | Big Apple Languessrael, para plazaloslobossobrevivir, tiene que renunciar al deseo de dominación y entonces será un lugar mucho mejor también para los judíos. La analogía inmediata que mucha gente se hace en Israel es Alemania. No solo la Alemania de Hitler y los nazis, sino incluso el antiguo Imperio alemán quería dominar Europa. Lo que pasó en Japón después del ataque a China es que querían dominar una gran área de Asia. Cuando Alemania y Japón renunciaron al deseo de dominación, se convirtieron en sociedades mucho más agradables para los propios japoneses y alemanes. Además de todas las consideraciones árabes, me gustaría ver que Israel, al renunciar al deseo de dominación, incluida la dominación de los palestinos, se convierta en un lugar mucho más agradable para que vivan los israelíes”.

Israel Shahak fue un superviviente del gueto de Varsovia y del campo de concentración de Bergen-Belsen.

Letter M - Best, Cool, Funnye duele el paralelismo que observo entre mis experiencias en Alemania antes de 1939 y las que sufren los palestinos hoy. No puedo evitar escuchar ecos del mito nazi de «sangre y suelo» en la retórica del fundamentalismo de los colonos que reclama un derecho sagrado a todas las tierras de la Judea bíblica y Samaria. Las diversas formas de castigo colectivo infligido al pueblo palestino: guetización forzada detrás de un “muro de seguridad”; la demolición de viviendas y la destrucción de campos; el bombardeo de escuelas, mezquitas y edificios gubernamentales; un bloqueo económico que priva a las personas del agua, los alimentos, las medicinas, la educación y las necesidades básicas para una supervivencia digna, me obligan a recordar las privaciones y humillaciones que viví en mi juventud. Este proceso de opresión de un siglo de duración significa un sufrimiento inimaginable para los palestinos”.

Dr. Hajo Meyer,An Ethical Tradition Betrayed’, Huf fington Post, 27/1/10.

Letter C Free Stock Photo - Public Domain Picturesomo un joven judío que creció en Budapest, un bebé sobreviviente del genocidio nazi, durante años me persiguió una pregunta que resonaba en mi cerebro con tanta fuerza que a veces mi cabeza daba vueltas: ‘¿Cómo fue posible? ¿Cómo pudo el mundo permitir que ocurrieran tales horrores?

Era una pregunta ingenua, la de un niño. Ahora lo sé mejor: así es la realidad. Ya sea en Vietnam, Ruanda o Siria, la humanidad permanece cómplice, inconsciente o impotente, como siempre lo hace. En Gaza hoy encontramos formas de justificar el bombardeo de hospitales, el aniquilamiento de familias en la cena, el asesinato de preadolescentes jugando al fútbol en una playa. …

guerraasusguerrasNo se puede entender a Gaza fuera de contexto (cohetes de Hamas o ataques terroristas injustificables contra civiles) y ese contexto es la operación de limpieza étnica en curso más larga en los siglos recientes y actuales, el intento en curso de destruir la nación palestina.

¿Los palestinos usan túneles? También lo hicieron mis héroes, los mal armados combatientes del gueto de Varsovia. A diferencia de Israel, los palestinos carecen de desafío, disparan cohetes ineptos, causando terror a los israelíes inocentes, pero rara vez dañan físicamente. Con un desequilibrio de poder tan grande, no hay equivalencia de culpabilidad. …

¿Y qué haremos, nosotros, la gente corriente? Rezo para que podamos escuchar nuestros corazones. Mi corazón me dice que ‘nunca más’ no es un eslogan tribal, que el asesinato de mis abuelos en Auschwitz no justifica el despojo continuo de los palestinos, que la justicia, la verdad, la paz no son prerrogativas tribales. Que el “derecho a defenderse” de Israel, indiscutible en principio, no valida los asesinatos en masa.

Dr. Gabor Mate, ‘El hermoso sueño de Israel se ha convertido en una pesadilla‘, Toronto Star, 22/7/14.

Gabor Mate es un superviviente del gueto de Budapest.

Red Letter L Temporary Tattoo - Ships in 24 Hours! Free Shipping!a izquierda ya no es capaz de superar el ultranacionalismo tóxico que se ha desarrollado aquí [en Israel], del tipo europeo que casi acabó con la mayoría del pueblo judío. Las entrevistas que Ravit Hecht de Haaretz sostuvo con [los políticos israelíes de derecha] Smotrich e Israel y en todo el mundo judío. En ambos vemos no solo un creciente fascismo israelí, sino un racismo similar al nazismo en sus primeras etapas.

Como toda ideología, la teoría racial nazi se ha desarrollado a lo largo de años. Al principio, solo privó a los judíos de sus derechos civiles y humanos. Es posible que sin la Segunda Guerra Mundial el “problema judío” hubiera terminado solo con la expulsión “voluntaria” de los judíos de las tierras del Reich. Después de todo, la mayoría de los judíos de Austria y Alemania lograron salir a tiempo. Es posible que este sea el futuro al que se enfrentan los palestinos.”:

Prof. Zeev Sternhell, ‘Opinión en Israel, creciente fascismo y un racismo similar al nazismo temprano‘, Haaretz, 19/1/18.

Zeev Sternhell es un superviviente del gueto de Przemysl en Polonia.

Y seguían unas cuantas opiniones más hasta llegar a Nueve. Pero curiosamente, en una página que ya no se actualiza y que parece que murió tras la derrota laborista, en dicha página, este artículo en cuestión ya no aparece, no deja de ser curioso. Al menos yo lo he buscado y no lo he encontrado, si alguien lo encontrara, que avisara. Gracias.

🚩🏴Manifiesto del Sindicalismo Alternativo del Estado español

👥»El gitano no tiene que incluirse ni integrarse. Llevamos 600 años en España y somos ciudadanos como cualquiera»

🇬🇧Por que en todas partes cuecen habas…💩

Menu logo

Según correos electrónicos filtrados Boris Johnson subió al poder gracias a un golpe del Servicio Secreto británico

LLos correos electrónicos filtrados y los documentos revisados ​​​​por The Grayzone han mostrado las dimensiones de una conspiración de amplio alcance dirigida por una camarilla oculta de incondicionales partidarios de la Salida para sabotear el acuerdo de Brexit de la ex primera ministra Theresa May, destituirla de su cargo, reemplazarla con Boris Johnson y asegurar una retirada ‘dura’ de la UE.

  • La camarilla de inteligencia se infiltró en el servicio civil del Reino Unido gracias a un “topo situado en su intrior”.
  • El exjefe del MI6, Richard Dearlove, lanzó operaciones de espionaje dirigidas contra la administración pública y grupos de campaña.
  • Se propusieron falsos frentes del Partido Demócrata dirigidos por veteranos de la CIA para infiltrarse en grupos partidarios de la permanencia.
  • Cabal trató de espiar e interrumpir al principal negociador del Brexit del primer ministro.
    El golpe era financiado por multimillonarios en la sombra en total secreto.
  • Dearlove se atribuyó el mérito de influir en la política del gobierno sobre Huawei.
    Cabal ahora busca eliminar a Boris Johnson.
  • Estos esfuerzos podrían equivaler a cargos de TRAICIÓN.

Los correos electrónicos demuestran que un grupo de agentes vinculados al servicio secreto y ricos financieros pro-Brexit espiaron a los grupos de campaña, se infiltraron en el servicio civil y atacaron a los miembros de perfil alto destruyendo su reputación. Mientras que la mayoría de los votantes británicos optaron por afirmar su independencia de la UE, esta camarilla de agentes, en su mayoría desconocidos, trató de subvertir el proceso y gestionarlo de acuerdo con sus propios intereses de élite.

Entre sus objetivos clave estaba fortalecer la relación de seguridad entre Londres y Washington, suplantando así la autoridad de la UE con una supervisión estadounidense más sustancial.

La camarilla, que continúa ejerciendo una influencia insidiosa e indebida en los políticos y la política británica hasta el día de hoy, está compuesta por financieros adinerados, representantes del ejército y de defensa, y funcionarios del servicio secreto.

Se desconoce el origen del lote de correos electrónicos, que se compartieron con The Grayzone de forma anónima. Sin embargo, este reportero ha verificado la autenticidad de los correos electrónicos y documentos contenidos en los mismos a través de sus metadatos, entre otras fuentes probatorias. Gran parte del contenido sería imposible de falsificar o modificar.

El interés público en estas comunicaciones privadas es muy claro, ya que las acciones expuestas son tan flagrantemente antidemocráticas que podrían conducir a investigaciones criminales de al menos algunos de los actores involucrados.

La camarilla parece estar dirigida por Gwythian Prins, miembro del Panel Asesor de Estrategia del Estado Mayor de la Defensa, exasesor de la OTAN y del Ministerio de Defensa, y miembro de la junta del grupo pro-Brexit Veterans for Britain.

La biografía de Prins en su oficina de oradores lo anuncia como un «pensador líder en estrategia» que ha «trabajado con los principales tomadores de decisiones en todo el mundo, desde líderes empresariales hasta jefes de estado, ayudándolos a mejorar su toma de decisiones al educarlos, sobre los complejos procesos psicológicos que sustentan las decisiones de tesis«.

A él se une el ex jefe del MI6, Richard Dearlove, a quien con frecuencia se le llama «C» en los correos electrónicos filtrados, una referencia a la inicial operativa otorgada a todos los jefes del servicio secreto en el exterior de Gran Bretaña. En un momento, Dearlove y Prins buscaron reclutar a su aparente amigo, Henry Kissinger, y a su consultora como cabilderos transatlánticos para su versión del Brexit.

La jefatura de Dearlove en el MI6 entre 1999 y 2004 se caracterizó por la controversia, en gran parte gracias a los engaños que presentó para justificar la guerra en Irak. El espía de toda la vida desempeñó un papel destacado en la venta de esa guerra ilegal a los medios de comunicación y políticos. Dearlove finalmente fue censurado en una investigación oficial sobre el conflicto, que descubrió que había transmitido información falsa sobre la inexistencia de armas de destrucción masiva en Bagdad directamente al entonces primer ministro Tony Blair.

La camarilla también incluye al historiador Robert Tombs, experto y profesor emérito de la Universidad de Cambridge.

Un archivo filtrado escrito en agosto de 2018 por Prins explica en detalle los objetivos audaces y maliciosos de la camarilla. Motivados por el deseo de “llevar la lucha a nuestros oponentes, que no tienen remordimientos, por todos los medios necesarios”, sus miembros buscaron:

Bloquear cualquier acuerdo que surja del desastroso y cobarde Libro Blanco de Checkers; asegurarnos de que nos vayamos en términos limpios de la OMC [Organización Mundial del Comercio]; si es necesario, quitar a este Primer Ministro [remarcado] y reemplazarlo por uno adecuado para el propósito; limpiar la administración pública contaminada de arriba a abajo”.

Meses después, en un correo electrónico que difundía informes muy sensibles sobre la primera ministra May acerca de la retirada de la UE, Prins instruyó a Dearlove: “Ahora mátala y a por ello”.

Publicado en julio de 2018, el «Libro blanco de Chequers» establecía un plan potencial para la «divergencia gestionada» de Londres desde Bruselas. Criticado por Leavers como una receta para continuar con la membresía en la UE por otros medios, el plan llevó al entonces secretario del Brexit, David Davis, y al secretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, a renunciar en protesta.

A partir de ese momento y durante meses, los Brexiteers (partidarios de la salida)  estuvieron lanzando agresivos ataques contra la administración, la burocracia permanente de Gran Bretaña, acusando a los supuestos simpatizantes del Remainer (permanecer) del cuerpo de llevar a sus miembros a bloquear la retirada de Londres.

La camarilla, por su parte, se opuso ferozmente a cualquier arreglo que mantuviera a Gran Bretaña atado a las estructuras y obligaciones de defensa de Bruselas, alegando que socavaría la red de espionaje global «Cinco Ojos» liderada por Estados Unidos y el Reino Unido. Prins estaba tan convencido de esto que desestimó los rumores sin fundamento sobre el apoyo ruso al Brexit como «maskirovka«, sobre la base de que el «interés estratégico» de Moscú era, de hecho, mantener a Londres «debilitado y cojeando» en una «UE que colapsa«.

Para lograr los fines de la camarilla, Prins propuso una «campaña de influencia» para «derrotar» a los grupos prominentes del Remainer, incluido Best for Britain (Lo mejor para La GB). También buscó establecer un «comité de coordinación» de todas las principales operaciones de Brexit vinculadas a Vote Leave (Vote Salir), la campaña oficial para abandonar la Unión Europea. Y planeó una «operación secreta» sin especificar, presumiblemente para socavar a los opositores de un Brexit duro.

Inspirado en una cita de Master and Commander, un éxito de taquilla de Hollywood de 2003 que dramatiza las hazañas de la Royal Navy en el siglo XIX, el esfuerzo subversivo se denominó «Operación Sorpresa«.

La financiación de lo que equivale a un golpe de estado encubierto parece haber sido proporcionada por patrocinadores adinerados, incluidos Tim y Mary Clode, matrimonio aristocrático con sede en Jersey, un famoso paraíso fiscal británico.

Se puede encontrar poca información en línea sobre los Clodes. En un correo electrónico filtrado enviado a Prins, la pareja señalaba que habían «evitado cuidadosamente toda interacción con las redes sociales«, y agregaba que eran «bastante buenos en conversaciones conscientemente discretas, si fuera necesario«.

A pesar de su reclusión, los Clodes están claramente bien conectados. En los reconocimientos de su libro de 2014, Exocet Falklands, el autor Ewen Southby-Tailyour agradece a la pareja el brindar «sabios consejos, más contactos… e impagables fragmentos sobre los bastidores de los poderes militar y civil, tanto en tierra como en el mar y el aire».

Supuestamente, Julian ‘Toby’ Blackwell, propietario del imperio editorial Blackwell, también consiguió fondos para la operación. Un archienemigo del Brexit y multimillonario que financió numerosas entidades Leave, su entrada de «Quién es quién» enumera como pasatiempos: «luchar contra los eurócratas y cortar leña«.

“Un auténtico Golpe de Estado inglés… podría orquestarse cuidadosamente para lograr el máximo impacto”

insumisionLos fondos para el complot de la «Operación Sorpresa» de la camarilla comenzaron a fluir casi tan pronto como se concibió.

En septiembre de 2018, Gwythian Prins envió un correo electrónico a Julian Blackwell, dirigiéndose a su amigo como «Soldado«, en referencia a los antecedentes en las fuerzas especiales SAS del editor, y agradeciéndole su «gran bienvenida y generosa voluntad de cubrir mis ingresos no percibidos para concretamente la primera mitad de este año fiscal”.

Agregaba que los Clodes estaban “maravillosamente dispuestos a cubrir mi tiempo para la siguiente fase del año”, así podría “estar relajado en cuanto al tema económico”. Curiosamente, Prins ordenó a Blackwell que enviara los fondos a la cuenta bancaria de su esposa, posiblemente un medio para ocultar las transferencias.

Los Clodes también ofrecieron miles de libras para la «operación de inteligencia«, tras una llamada que Dearlove les hizo a petición de Prins.

En un correo electrónico de agosto de 2018 a Prins, Tim Clode informaba de cómo el ex jefe del MI6 esbozó un «modus operandi propuesto» para llevar a cabo una operación de espionaje sobre Best for Britain con el fin de asegurar «la máxima información» sobre el grupo pro-Remain y sus «co-conspiradores.» Consideraba que el objetivo era «muy valioso» porque estaba «abriendo un segundo frente a través del movimiento People’s Vote, con un gran esfuerzo para conseguir que el Partido Laborista cambiara su política oficial sobre un segundo referéndum

Tim le dijo a Dearlove que también consideraba que Oliver Robbins, el asesor de May para Europa y el principal negociador del Brexit, y su grupo de funcionarios más amplio «eran un objetivo igualmente importante«, con el fin de «forzar la apertura de la lata con todos los  gusanos desleales» en la función pública.

«Si pudiéramos descubrir cualquier ‘tráfico directo’ entre cualquiera de este grupo de funcionarios desleales y Best for Britain y sus partidarios, sería dinamita«, escribió Tim Clode. «Según su «Golpe de Estado muy inglés», esto podría ser cuidadosamente orquedo para lograr el máximo impacto, ya sea como en el caso de las exclusivas de las cintas de Kit Kat de The Sun o de las sesiones informativas políticas privadas seleccionadas para los actores clave«….

😷Kamate Muhindo, Goma, République démocratique du Congo

⛓Retorno urgente del argelino que fue deportado desobedeciendo a la Audiencia y el cese inmediato del director del CIE

🇵🇸Shireen Abu Akleh:🇵🇸

Debe llevarse a cabo una investigación independiente e internacional sobre su asesinato

memomiddleeast

La muerte de Shireen Abu Akleh bien puede convertirse en un hito en la reputación global de Israel y, tal vez, incluso en su política interna. El asesinato de la periodista palestino-estadounidense de perfil alto, que trabajaba para Al Jazeera cubriendo Israel y Cisjordania ocupada, ha sido ampliamente condenado a nivel regional e internacional.

Las implicaciones de su muerte en Jenin el miércoles pasado son potencialmente de gran alcance: específicamente, la Autoridad Palestina (AP) exige que las circunstancias sean investigadas por la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya, que ya está examinando posibles crímenes de guerra israelíes.

Asesinaron a una valiente cristiana

aAPeople gather to protest in London over the killing of Al Jazeera journalist Shireen Abu Akleh while covering an Israeli raid in the West Bank on 14 May 2022 [Raşid Necati Aslım/Anadolu Agency]bu Akleh recibió un impacto de bala en la cabeza durante un intercambio de disparos entre las fuerzas israelíes y palestinos armados. Las fuerzas israelíes estaban operando en el campo de refugiados de Jenin y otras áreas de Cisjordania para detener a «sospechosos de terrorismo«, según el ejército. Dicen, durante la incursión, los militantes abrieron fuego contra las fuerzas israelíes y les arrojaron explosivos, antes de que los soldados respondieran al fuego.

Una cristiana de Jeresulén de 51 años, Abu Akleh estaba bien equipada para informar sobre uno de los conflictos más tóxicos y divisivos del mundo. Habiéndose unido a Al Jazeera en 1997 (un año después de su fundación) como una de las primeras corresponsales de campo de la red, adquirió una reputación de valentía, profesionalismo y estricto apego a los hechos. Su voz, cuentan sus colegas, era «fuerte y tranquilizadora«.

Al Jazeera, con sede en Doha, ha dado prioridad durante mucho tiempo a la cobertura de la ocupación israelí, ahora en su 55º año. Al Jazeera, a diferencia de muchos otros canales de televisión árabes, también tiene un canal en inglés, lo que aumenta su influencia global.

¿Es posible una investigación independiente?

La muerte de Shireen fue condenada por Estados Unidos, la Unión Europea, Naciones Unidas, Turquía y Qatar. Todos han exigido una investigación independiente, pero Israel claramente prefiere una investigación conjunta realizada por ellos mismos y la Autoridad Palestina.

Israel shoots dead Al Jazeera journalist, Shireen Abu Akleh, during invasion of Jenin - Cartoon [Sabaaneh/Middle East Monitor]Israel se acercó a la Autoridad Palestina solicitando que se extraiga la bala del cuerpo de Abu Akleh para realizar pruebas forenses y determinar la fuente del fuego que la mató. La oficina del Coordinador de Actividades Gubernamentales de Israel en los Territorios, el órgano de gobierno oficial de Israel en Cisjordania, ofreció la presencia de representantes tanto de la AP como de EE.UU. en el transcurso del examen.

Pero el día después de su asesinato, la Autoridad Palestina celebró un servicio en su memoria en su sede de Ramallah, donde el presidente Mahmoud Abbas pidió públicamente que la CPI investigara. “Shireen fue una voz de la verdad, una voz nacional, que transmitió el sufrimiento de las madres de los mártires y prisioneros, de Jerusalén y de los campos de refugiados”, dijo, y agregó: “¿Cómo se puede ocultar la verdad? Rechazamos la cooperación con la investigación de Israel. No confiamos en ellos.

Implicaciones para la política interna

La ciudadanía estadounidense de Abu Akleh ha sido claramente un factor en la condena por parte de Washington. “Es tentador escribir que, si los soldados israelíes deben matar a palestinos inocentes, es mejor que sean conocidos y tengan pasaportes estadounidenses”, comentó Gideon Levy, columnista del periódico liberal Haaretz. «Al menos entonces, el Departamento de Estado de EE. UU. expresará un poco de disgusto, pero no demasiado, por el asesinato sin sentido de uno de sus ciudadanos por parte de los soldados de uno de sus aliados«.

El viernes, en Jerusalén Este, la policía israelí utilizó granadas aturdidoras y porras para atacar a los dolientes en el funeral de Shireen, lo que desencadenó una nueva oleada de indignación internacional contra las autoridades israelíes. La administración Biden expresó su reproche público más duro hacia Israel hasta la fecha. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que Washington estaba «profundamente preocupado por las imágenes de la policía israelí interrumpiendo el cortejo fúnebre de la palestina estadounidense Shireen Abu Akleh«, y agregó que «toda familia merece que sus seres queridos descansen en un lugar digno y sin trabas«.

Esto podría poner al gobierno de coalición de Israel en una posición incómoda. Dirigido por Naftali Bennett, el primer ministro de centro-derecha se ha comprometido a «reducir el conflicto» con los palestinos en lugar de hacer algo para resolverlo. Ya antes de la muerte de Shireen, un miembro musulmán de la coalición expresó su preocupación por seguir apoyando a Bennett.

El partido Ra’am, dirigido por Mansour Abbas, se mostró incómodo por permanecer en el poder después de la respuesta del gobierno a la reciente ola de ataques terroristas, en los que han muerto 19 personas. Abbas está asumiendo un gran riesgo en medio de las crecientes críticas dentro del campo árabe-israelí que lo atacan todos los días por ser una especie de colaborador en el gobierno de Bennett. Pero su estrategia es que logrará objetivos a largo plazo para los ciudadanos palestinos de Israel (21 por ciento de la población) y, en última instancia, serían recompensados.

Israel ha matado a muchos periodistas.

Shireen Abu Akleh in Sheikh Jarrah [Shireennasri:Twitter]Según la Federación Internacional de Periodistas (FIP), al menos 46 periodistas palestinos han sido asesinados por Israel desde el año 2000 y nadie ha rendido cuentas. Las investigaciones israelíes, incluso cuando son llevadas a cabo por jueces y figuras públicas, no han logrado ganarse la confianza de la comunidad internacional o de los palestinos durante mucho tiempo.

El asesinato de Shireen fue un mensaje al pueblo palestino para tratar de matar nuestro espíritu”, dijo Mufaz Jaba, quien asistió a la procesión conmemorativa el jueves pasado en Ramallah. «En cambio, es todo lo contrario. Su muerte ayuda a unir a la sociedad palestina y le recuerda al mundo lo importante que es la causa palestina«.

La solución correcta y justa a esta dolorosa historia, tristemente repetida muchas veces, aunque las víctimas habituales son mucho menos famosas, debe ser tener una investigación independiente e internacional sobre la muerte de Shireen. En una rara declaración unánime, el Consejo de Seguridad de la ONU también pidió «una investigación inmediata, exhaustiva, transparente e imparcial sobre su asesinato«. Los gobiernos occidentales, las organizaciones de periodistas y las instituciones internacionales deben exigir lo mismo. Si, como ha afirmado Israel, Abu Akleh fue asesinado por disparos palestinos, no tiene nada que temer de ese tipo de investigación.

(A continuación un video de https://www.stopthewall.org, que según que área geográfica, se verá o no)

stopthewall

👎🏽España niega asilo a 13 jóvenes saharauis procedentes de los campamentos y les informa que serán deportados.

👎🏽La industria del armamento en España: la muerte que exportamos

👎🏽Gastan dinero en armas mientras el planeta arde💩

tricontinental

Saludos desde las oficinas del Instituto Tricontinental de Investigación Social.

Eel mes pasado se publicaron dos importantes informes, ninguno de los cuales recibió la atención que merece. El 4 de abril se publicó el Tercer Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), que provocó una fuerte reacción del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres. El informe, declaró, «es una letanía de promesas climáticas incumplidas. Es un registro de la vergüenza, que cataloga las promesas huecas que nos encaminan con paso firme hacia un mundo inhabitable». En la COP26, los países desarrollados se comprometieron a destinar unos modestos 100.000 millones de dólares al Fondo de Adaptación para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse al cambio climático. Mientras tanto, el 25 de abril, el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, por sus siglas en inglés) publicó su informe anual, en el que se constata que el gasto militar mundial superó los 2 billones de dólares en 2021, la primera vez que sobrepasa la marca de los 2 billones. Los cinco mayores gastadores —Estados Unidos, China, India, Reino Unido y Rusia— representaron el 62% de esta cantidad; EE. UU., por sí solo, representa el 40% del gasto total en armas.

sabrayshatila

Hay un flujo interminable de dinero para armas, pero una miseria para evitar el desastre planetario.

La palabra «desastre» no es una exageración. El Secretario General de la ONU, Guterres, ha advertido que «Vamos hacia el desastre climático por la vía rápida (…) Es hora de que dejemos de quemar nuestro planeta”. Estas palabras se basan en los hechos contenidos en el Tercer Informe. Ahora está firmemente establecido en el registro científico que la responsabilidad histórica de la devastación hecha a nuestro medio ambiente y nuestro clima recae en los Estados más poderosos, encabezados por los Estados Unidos. No hay mucho debate sobre esta responsabilidad en el pasado lejano, consecuencia de la despiadada guerra contra la naturaleza llevada a cabo por las fuerzas del capitalismo y el colonialismo.

Pero esta responsabilidad también se extiende a nuestra presente época. El 1 de abril se publicó un nuevo estudio en la revista The Lancet Planetary Health en el que se demuestra que, entre 1970 y 2017, «las naciones de altos ingresos son responsables del 74% del uso de material sobrante a nivel mundial, impulsado principalmente por Estados Unidos (27%) y los países de altos ingresos de la UE-28 (25%)». El uso de material sobrante en los países del Atlántico Norte se debe al uso de recursos abióticos (combustibles fósiles, metales y minerales no metálicos). China es responsable del 15% del exceso de uso de materiales a nivel mundial y el resto del Sur Global es responsable sólo del 8%. El exceso de uso en estos países de renta baja se realiza en gran medida con recursos bióticos (biomasa). Esta distinción entre recursos abióticos y bióticos nos muestra que el exceso de uso de recursos del Sur Global es en gran parte renovable, mientras que el de los Estados del Atlántico Norte es no renovable.

bangladesh

Una intervención de este tipo debería haber aparecido en las portadas de los periódicos del mundo, especialmente en el Sur Global, y sus resultados deberían haber sido ampliamente debatidos en los canales de televisión. Pero apenas se ha comentado. Demuestra de forma contundente que los países de altos ingresos del Atlántico Norte están destruyendo el planeta, que deben cambiar su forma de actuar y que deben contribuir a los distintos fondos de adaptación y mitigación para ayudar a los países que no están creando el problema, pero que están sufriendo su impacto.

Una vez presentados los datos, los académicos que redactaron este documento señalan que «las naciones de altos ingresos son las principales responsables del deterioro ecológico global y, por tanto, tienen una deuda ecológica con el resto del mundo. Estos países deben tomar la iniciativa de reducir radicalmente el uso de sus recursos para evitar una mayor degradación, lo que probablemente requerirá enfoques transformadores de postcrecimiento y decrecimiento». Estas son ideas interesantes: «reducciones radicales en el uso de recursos» y luego «enfoques de postcrecimiento y decrecimiento».

Los Estados del Atlántico Norte —encabezados por Estados Unidos— son los que más gastan la riqueza social en armas. El Pentágono —las fuerzas armadas estadounidenses— «sigue siendo el mayor consumidor de petróleo», según un estudio de la Universidad de Brown, «y, en consecuencia, uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero del mundo». Para que EE. UU. y sus aliados firmaran el Protocolo de Kioto en 1997, los Estados miembros de la ONU tuvieron que permitir que las emisiones de gases de efecto invernadero del ejército quedaran excluidas de los informes nacionales sobre emisiones.

La obscenidad de estos asuntos puede exponerse claramente mediante la comparación de dos valores monetarios. En primer lugar, en 2019, las Naciones Unidas calcularon que el déficit de financiación anual para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ascendía a 2,5 billones de dólares. Destinar los 2 billones de dólares anuales del gasto militar mundial a los ODS supondría un gran avance para hacer frente a los principales ataques a la dignidad humana: el hambre, el analfabetismo, la falta de vivienda, la falta de atención médica, etc. Es importante señalar aquí que la cifra de 2 billones de dólares del SIPRI no incluye el despilfarro de por vida de la riqueza social otorgada a los fabricantes privados de armas para los sistemas de armamento. Por ejemplo, se prevé que el sistema de armas F-35 de Lockheed Martin cueste casi 2 billones de dólares.

En 2021, el mundo gastó más de 2 billones de dólares en guerras, pero solo invirtió —y es un cálculo generoso— 750.000 millones de dólares en energía limpia y eficiencia energética. La inversión total en infraestructura energéticas en 2021 fue de 1,9 billones de dólares, pero la mayor parte de esa inversión se destinó a los combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón). Es decir, las inversiones en combustibles fósiles continúan y las inversiones en armas aumentan, mientras que las inversiones para la transición a nuevas formas de energía más limpia siguen siendo insuficientes.

El 28 de abril, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, solicitó al Congreso que proporcionara 33.000 millones de dólares para el envío de sistemas de armamento a Ucrania. La petición de estos fondos se produce junto a las incendiarias declaraciones del secretario de Defensa, Lloyd Austin, quien afirmó que EE. UU. no intenta eliminar las fuerzas rusas de Ucrania, sino «ver a Rusia debilitada». El comentario de Austin no debería ser una sorpresa. Refleja la política de Estados Unidos desde 2018, que ha consistido en evitar que China y Rusia se conviertan en «rivales cercanos». Los derechos humanos no son la preocupación; el objetivo es evitar cualquier desafío a la hegemonía de EEUU. Por esa razón, la riqueza social se desperdicia en armas y no se utiliza para abordar los dilemas de la humanidad.

bombabikiniFijémonos en la forma en que Estados Unidos ha reaccionado a un acuerdo entre las Islas Salomón y China, dos países vecinos. El Primer Ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare, dijo que este acuerdo busca promover el comercio y la cooperación humanitaria, no la militarización del Océano Pacífico. El mismo día del discurso del primer ministro Sogavare, una delegación estadounidense de alto nivel llegó a la capital del país, Honiara. Le dijeron al primer ministro Sogavare que si los chinos establecían cualquier tipo de «instalación militar», Estados Unidos «tendría importantes preocupaciones y respondería en consecuencia». Eran simples amenazas. Unos días más tarde, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, declaró: «Los países insulares del Pacífico Sur son Estados independientes y soberanos, no un patio trasero de Estados Unidos o Australia. Su intento de revivir la Doctrina Monroe en la región del Pacífico Sur no obtendrá ningún apoyo y no llevará a ninguna parte».

Las Islas Salomón tienen en su memoria la historia del colonialismo australiano-británico y las cicatrices de las pruebas de la bomba atómica. La práctica del «blackbirding» secuestró a miles de salomonenses para trabajar en los campos de caña de azúcar de Queensland (Australia) en el siglo XIX, lo que acabó provocando la rebelión de Kwaio de 1927 en Malaita. Las Islas Salomón han luchado mucho contra la militarización, votando en 2016 con el mundo para prohibir las armas nucleares. El deseo de ser el «patio trasero» de Estados Unidos o Australia no existe. Eso quedó claro en el luminoso poema «Señales de paz» (1974) del escritor de las Islas Salomón Celestine Kulagoe:

Un hongo brota de
un árido atolón del Pacífico
Se desintegra en el espacio
Dejando solo un residuo de poder
al que por una ilusoria
paz y seguridad
el hombre se aferra.

En la calma de la madrugada
el tercer día después
el amor encontró la alegría
en la tumba vacía

la cruz de madera de la desgracia
se transformó en un símbolo
del servicio del amor
la paz.

En el calor de la pausa de la tarde
la bandera de la ONU flamea
oculta a la vista por
las banderas nacionales
bajo las cuales
se sientan hombres con los puños cerrados
firmando
tratados de paz.

Cordialmente,creative

Vijay

🇦🇷Buenos Aires: impresionante marea piquetera

📕Lo que piden los palestinos es el fin de la impunidad de Israel

 

📡Proyecto Nimbus:📹

cómo Google y Amazon ganaron miles de millones con la ocupación de Israel

Eulixe

somos anónimos porque tememos represalias”. Esta frase formaba parte de una carta firmada por 500 empleados de Google en octubre pasado, en la que denunciaban el apoyo directo de su empresa al gobierno y al ejército israelí. En su carta, los signatarios protestaron por un contrato de 1200 millones de dólares entre Google, Amazon Web Services (AWS) y el gobierno israelí que proporciona servicios en la nube para el ejército y el gobierno israelíes que “permite una mayor vigilancia y recopilación ilegal de datos sobre los palestinos, y facilita expansión de los asentamientos ilegales de Israel en tierra palestina”. Se trata del Proyecto Nimbus, anunciado en 2018 y que entró en vigor en mayo de 2021, en la primera semana de la guerra israelí contra la sitiada Gaza, que mató a más de 250 palestinos e hirió a muchos más.

insumisionLos empleados de Google no solo estaban molestos por el hecho de que, al celebrar este acuerdo con Israel, su empresa se involucraba directamente en la ocupación israelí de Palestina, sino que también estaban indignados por el “perturbador patrón de militarización” que vio contratos similares entre Google – Amazon, Microsoft y otros gigantes tecnológicos – con el ejército de EE. UU., el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y otras agencias policiales.

En un artículo publicado en la revista The Nation en junio, tres respetados académicos estadounidenses revelaron el componente financiero de la decisión de Amazon de involucrarse en un negocio tan inmoral, argumentando que tales contratos relacionados con el ejército se han “convertido en una importante fuente de ganancias para Amazon. ” Se estima, según el artículo, que solo AWS fue responsable del 63 por ciento de las ganancias de Amazon en 2020.

El eslogan ‘las personas antes que las ganancias’ no puede ser más apropiado que en el contexto palestino, y ni Google ni Amazon pueden alegar ignorancia. La ocupación israelí de Palestina ha existido durante décadas y numerosas resoluciones de las Naciones Unidas han condenado a Israel por su ocupación, expansión colonial y violencia contra los palestinos. Si todo eso no fuera suficiente para desvanecer el entusiasmo de Google y Amazon por participar en proyectos que apuntaban específicamente a proteger la ‘seguridad nacional’ de Israel, léase: ocupación continua de Palestina: un informe condenatorio del grupo de derechos humanos más grande de Israel, B’tselem. debería haber servido como esa llamada de atención.

B’tselem declaró a Israel un estado de apartheid en enero de 2021. El grupo internacional de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) hizo lo mismo en abril, y también denunció el estado de apartheid israelí. Eso fue solo unas pocas semanas antes de que se declarara el Proyecto Nimbus. Era como si Google y Amazon declararan deliberadamente su apoyo al apartheid. El hecho de que el proyecto se haya firmado durante la guerra israelí en Gaza dice mucho sobre el total desprecio de los dos gigantes tecnológicos por el derecho internacional, los derechos humanos y la libertad misma del pueblo palestino.

Se pone peor. El 15 de marzo, cientos de trabajadores de Google firmaron una petición en protesta por el despido de uno de sus colegas, Ariel Koren, quien participó activamente en la generación de la carta de octubre en protesta por el Proyecto Nimbus. Koren fue gerente de marketing de productos en Google for Education y ha trabajado para la empresa durante seis años. Sin embargo, ella era el tipo de empleado que no era bien recibido por Google, ya que la empresa ahora está directamente involucrada en varios proyectos militares y de seguridad.

Para mí, como empleada judía de Google, siento un profundo sentido de intensa responsabilidad moral”, dijo en un comunicado en octubre pasado. “Cuando trabajas en una empresa, tienes derecho a rendir cuentas y ser responsable de la forma en que se utiliza tu mano de obra”, agregó.

Google respondió rápidamente a esa declaración aparentemente escandalosa. Al mes siguiente, el gerente de Koren “le dio un ultimátum: mudarse a Brasil o perder su puesto”. Finalmente, fue expulsada de la empresa.

Koren no ha sido el primer empleado de Google, o Amazon, en ser despedido por defender una buena causa, ni tampoco sería, lamentablemente, la última. En esta era de militarismo, vigilancia, reconocimiento facial injustificado y censura, decir lo que uno piensa y atreverse a luchar por los derechos humanos y otras libertades básicas ya no es una opción.

photo_2022-03-26_11-31-48Los almacenes de Amazon pueden ser tan malos o incluso peores que los típicos talleres clandestinos. El pasado mes de marzo, y tras un breve desmentido, Amazon se disculpó por obligar a sus trabajadores a orinar en botellas de agua -y cosas peores- para que sus directivos cumplieran con las cuotas exigidas. La disculpa siguió a la evidencia directa proporcionada por el sitio web de periodismo de investigación, The Intercept. Sin embargo, no se espera que la empresa, que está acusada de numerosas violaciones de los derechos de los trabajadores, incluida su participación en la «destrucción de sindicatos», cambie de rumbo en el corto plazo, especialmente cuando hay tantas ganancias en juego.

Pero las ganancias generadas por el monopolio del mercado, el maltrato de los trabajadores u otras conductas indebidas son diferentes de las ganancias generadas por contribuir directamente a crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. Aunque las violaciones de los derechos humanos deben evitarse en todas partes, independientemente de su contexto, la guerra de Israel contra el pueblo palestino, ahora con la ayuda directa de tales empresas, sigue siendo una de las injusticias más graves que siguen marcando la conciencia de la humanidad. Ninguna cantidad de justificación de Google o racionalización de Amazon puede cambiar el hecho de que están facilitando los crímenes de guerra israelíes en Palestina.

Para ser más precisos, según Nation, el servicio en la nube de Google-Amazon ayudará a Israel a expandir sus asentamientos judíos ilegales al “datos de apoyo para la Autoridad de Tierras de Israel (ILA), la agencia gubernamental que administra y asigna tierras estatales”. Estos asentamientos, que la comunidad internacional condena repetidamente, están construidos en tierra palestina y están directamente relacionados con la limpieza étnica en curso del pueblo palestino.

Según el periódico israelí Haaretz, el Proyecto Nimbus es la “oferta más lucrativa emitida por Israel en los últimos años”. El Proyecto, que ha iniciado una «guerra secreta» que involucra a los principales generales del ejército israelí, todos compitiendo por una parte de las ganancias, también ha despertado el apetito de muchas otras empresas tecnológicas internacionales, todas queriendo ser parte del impulso tecnológico de Israel, con la objetivo final de mantener a los palestinos atrapados, ocupados y oprimidos.

Esta es precisamente la razón por la que el movimiento de boicot palestino es absolutamente crítico, ya que apunta a estas empresas internacionales, que están migrando a Israel en busca de ganancias. Israel, por el contrario, debe ser boicoteado, no habilitado; sancionado y no recompensado. Si bien la generación de ganancias es comprensiblemente el objetivo principal de empresas como Google y Amazon, este objetivo puede lograrse sin requerir necesariamente la subyugación de todo un pueblo, que actualmente es víctima del último régimen de apartheid que queda en el mundo.

El Dr. Ramzy Baroud es periodista y editor de The Palestine Chronicle. Es autor de seis libros. Su último libro, coeditado con Ilan Pappé, es “Nuestra visión para la liberación: los líderes e intelectuales palestinos comprometidos hablan”. Baroud es investigador sénior no residente en el Centro para el Islam y Asuntos Globales (CIGA). Su sitio web es www.ramzybaroud.net

🇺🇦Ucrania y la profecía USA

🏴Guerra del agua en Oriente Medio

carnecruda

La Historia desde abajo: Profesor Arkadio, La linterna de Diógenes

⚫️⚪️🟢Comunicado oficial de la República Saharaui ante la decisión de la potencia administradora, España, de apoyar la autonomía marroquí.⚫️⚪️🟢

ECS. Bir Lehlu. | A primera hora de esta tarde, y en el contexto de guerra que vive el Sáhara Occidental, España anunciaba su apoyo a la autonomía marroquí para concluir el proceso de descolonización del Sáhara Occidental, antigua colonia española de la que sigue siendo potencia administradora según las Naciones Unidas, pero que Marruecos ocupa militarmente desde el 1975. Ante esta preocupante decisión, el Frente POLISARIO, único y legítimo representante del pueblo saharaui, expresa lo siguiente:

Con mucho asombro, el gobierno de la República Saharaui y el Frente POLISARIO recibieron esta tarde el contenido de las dos declaraciones emitidas por el ocupante marroquí y el Gobierno de la potencia administradora; España, y en consecuencia desea expresar lo siguiente:

1.- La posición expresada por el gobierno español está absolutamente en contradicción con la legitimidad internacional. Las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea, la Corte Internacional de Justicia, el Tribunal de Justicia Europeo y todas las organizaciones regionales y continentales no reconocen ninguna soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

También España, junto con Francia, el país que trazó las fronteras entre el Sáhara Occidental y sus tres vecinos; Marruecos, Argelia y Mauritania, tiene más responsabilidades jurídicas y políticas que otros en la defensa de las fronteras internacionales reconocidas, así como detener la expansión marroquí además de sus responsabilidades junto a las Naciones Unidas hacia el pueblo saharaui. Esta responsabilidad no caduca mientras el pueblo saharaui no haya podido ejercer su derecho inalienable a la autodeterminación e independencia.

La posición emitida en ambas declaraciones carece de credibilidad, seriedad, responsabilidad y realismo, porque es una desviación peligrosa, contradice la legitimidad internacional, apoya la ocupación, alienta la agresión, la política de hechos consumados y es una huida hacia adelante que pretende legitimar la represión, los crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y el saqueo de los recursos saharauis en violación de las resoluciones de la legitimidad internacional.

Esto se produce en un contexto más grave por el que atraviesa el conflicto del Sáhara Occidental tras el estallido de la guerra en noviembre de 2020, y el estado de tensión en la región por la persistencia del Reino de Marruecos en sus políticas expansionistas.

2.- Esta transformación parece ser el resultado de intensos meses de chantaje marroquí contra España para restablecer las relaciones diplomáticas a su estado anterior. Desgraciadamente, en lugar de que Madrid pretendiera restablecer sus relaciones bilaterales con su vecino del sur sobre bases sólidas y fundamentadas, optó por someterse, una vez más, al chantaje marroquí.

3.- La posición expresada contiene elementos muy peligrosos, como referirse a la propuesta marroquí como “la más seria, realista y objetiva… etc…para resolver el conflicto del Sáhara Occidental”, en claro apoyo al enfoque unilateral, en contradicción con el derecho internacional y la libre práctica democrática. La declaración del Gobierno español no se quedó ahí, sino que fue más allá a lo más peligroso al referirse al acuerdo de «respeto a la integridad territorial de los dos países», que, en el contexto del conflicto del Sáhara Occidental, no es nada sino una clara adopción de la tesis expansionista marroquí.

4photo_2022-03-05_06-21-01.- Esta posición, de forma significativamente negativa, afecta a cualquier posible papel de España en la solución del conflicto de descolonización en el Sáhara Occidental y los esfuerzos actuales para reactivar y revitalizar el proceso de paz por parte de las Naciones Unidas. Esperábamos que España, por imparcialidad y sentido de sus responsabilidades legales e históricas, acompañaría a las dos partes y al nuevo enviado personal para revitalizar el proceso político. Es lamentable que Madrid opte, una vez más, por someterse al chantaje marroquí y disipar las esperanzas que existían, alimentando la tensión, la escalada y empujando hacia más inseguridad.

5.- A pesar de todo ello, España no puede sustraerse unilateralmente de sus responsabilidades jurídicas frente al Sáhara Occidental y su pueblo, siendo potencia administradora del Territorio a la espera de la descolonización del mismo. Tampoco puede dar la espalda a sus responsabilidades políticas, ya que es el principal responsable del sufrimiento del pueblo saharaui, y de hecho de todos los pueblos de la región, que hasta ahora no han podido disfrutar de la estabilidad debido a la herida abierta por España en 1975, y que sigue envenenando las relaciones de los pueblos y países de la región.

6.- El pueblo saharaui, su gobierno y el Frente POLISARIO hacen un llamamiento urgente a las fuerzas políticas españolas y a todos los pueblos de España, para que presionen al gobierno español para que corrija este grave error, y obliguen a Madrid a asumir sus responsabilidades originarias, que no prescriben, de erradicar el colonialismo del Sáhara Occidental de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, especialmente en lo que respecta al disfrute del derecho de los pueblos sometidos a una dominación colonial a la autodeterminación e independencia.

👎🏽Lista de empresas que expolian el Sáhara Occidental

We have complete coverage in our live blog, and Stella wrote a powerful op-ed in The Guardian on the eve of the wedding.

🌍Las democracias y la democratización del mundo n+1🌏

📸Patrice Lumumba (1925-1961), Primer Ministro de la República del Congo, es recibido por el estadista británico John Profumo (a la izquierda del centro) a su llegada al aeropuerto de Londres, de camino a las Naciones Unidas en Nueva York, el 23 de julio de 1960. (Foto: Douglas Miller / Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

¿Ayudó Gran Bretaña a asesinar a un líder africano y a un Secretario General de la ONU?

Un nuevo libro sobre el papel de la CIA en África arroja más luz sobre el papel encubierto del Reino Unido en el asesinato del político congoleño Patrice Lumumba en 1961 y plantea más preguntas sobre la muerte del Secretario General de la ONU Dag Hammarskjöld.

plusmas

Eel servicio secreto británico, el MI6, derrocó en 1953 a Mohammad Mossadegh, el primer primer ministro de Irán elegido democráticamente, con la ayuda de la CIA. Lo sustituyeron por el Sha, un autócrata protegido por su infame policía secreta, la Savak.

Unos años más tarde, el MI6 conspiró con la CIA para derrocar, incluso asesinar, a Patrice Lumumba, el primer primer primer ministro del Congo elegido democráticamente.

«Al igual que Lumumba, Mossadegh había sido elegido democráticamente y era un defensor de la unidad secular de su país«, escribe la académica Susan Williams en su nuevo libro White Malice, un relato devastador y magníficamente investigado sobre cómo la CIA, el MI6 y Bélgica -la antigua potencia colonial del Congo- destruyeron el gobierno legítimo del nuevo país independiente.

Lumumba fue víctima de una larga y despiadada campaña para desacreditarlo antes de ser capturado, torturado y asesinado en enero de 1961.

Los archivos del MI6 sobre su papel en los acontecimientos que condujeron a su asesinato permanecen retenidos; es casi seguro que muchos han sido destruidos. Aunque la CIA sigue reteniendo archivos, en Estados Unidos se han publicado documentos sobre el complot.

White Malice expone el alcance de la red de agentes de la CIA y los beneficiarios de sus fastuosos sobornos. Entre ellos, Joseph-Désiré Mobutu, jefe del ejército congoleño que desempeñó un papel clave en el golpe de Estado contra Lumumba.

Mobutu -que más tarde se llamó a sí mismo Mobutu Sese Seko y a su país Zaire- se hizo con el poder en un golpe de Estado respaldado por la CIA en 1965 y gobernó el Congo hasta su muerte en 1997.

El MI6 en el Congo

Hay pocas dudas de que Daphne Park, jefa de estación del MI6 en el Congo bajo la cobertura de cónsul en la embajada británica, se mantuvo plenamente informada del trabajo sucio de la CIA, incluyendo un plan para envenenar a Lumumba. Era muy cercana a Larry Devlin, el jefe de estación de la CIA.

Williams señala dos afirmaciones diferentes que hizo Park sobre el asesinato de Lumumba. Cuando se le preguntó quién lo había matado en una entrevista de 1989 con la revista New Yorker, respondió: «La CIA, por supuesto«. Posteriormente, en 2013, Lord Lea, un colega (Park había sido ennoblecida) dijo que le preguntó si el MI6 tuvo algo que ver con el asesinato y afirmó que ella respondió: «Tuvimos. Yo lo organicé«.

palomaWilliams comenta: «A primera vista, estas dos respuestas parecen contradictorias, pero quizá ambas seab verdad«. La clave, dice Williams, es que Park «consideraba que su trabajo en el MI6 no era simplemente de recopilación de información, sino también de intervención«.

En una entrevista televisiva de la BBC Panorama, el 22 de noviembre de 1992, Park admitió: «Enfrentas a la gente discretamente… Ellos se destruyen entre sí, nosotros no los destruimos«. Eso era muy fácil en el recién independizado Congo.

Williams relata que en septiembre de 1960, el día después de que el entonces primer ministro británico Harold Macmillan discutiera «las problemáticas actividades» de Lumumba con el presidente Eisenhower, Howard Smith, del Departamento de África del Ministerio de Asuntos Exteriores, dijo a sus colegas que la forma sencilla de asegurar la eliminación de Lumumba de la escena era «matarlo«.

Smith posteriormente llegó a ser el jefe del MI5.

Asesinato

Lumumba fue ejecutado el 17 de enero de 1961 por las tropas congoleñas en la provincia de Katanga, rica en minerales, gobernada por Moise Tshombe. Frans Vrescheure, comisario de policía belga, fue probablemente el último occidental que vio a Lumumba con vida.

Paddy Hayes, autor de Queen of Spies, lo explica así en su biografía de Park: «Ni Park ni Devlin apretaron el gatillo, ni dieron la orden de fusilamiento, pero conspiraron para provocar una situación en la que el resultado más lógico, de hecho el único posible, sería la muerte de Patrice Lumumba«.

El papel del gobierno británico fue mucho más que hacer la vista gorda de forma pasiva. También fue más que una mera connivencia. Los funcionarios británicos alentaron positivamente a los enemigos de Lumumba para que se deshicieran de él. Esto queda muy claro en el libro de Williams.

Los servicios de espionaje británicos y estadounidenses y los oponentes de Lumumba tenían otro cómplice dispuesto: El general Henry Alexander, que fue trasladado desde el ejército británico para servir como jefe del personal de defensa de Kwame Nkrumah, el primer presidente de Ghana.

Alexander era también el jefe del gran contingente ghanés en la fuerza de paz de la ONU en el Congo. Él y sus compañeros oficiales británicos que supuestamente estaban al servicio de la ONU tuvieron muchas oportunidades de salvar a Lumumba de sus perseguidores, pero se negaron a hacerlo.

«El golpe de inteligencia del siglo»

La muerte del entonces Secretario General de la ONU, Dag Hammarskjöld, que apoyaba firmemente a Lumumba como líder del gobierno legítimo del Congo, sigue siendo una cuestión sin respuesta.

Williams describe cómo la CIA no sólo sobornaba a las delegaciones extranjeras en la ONU, sino que también interceptaba regularmente las comunicaciones cifradas del personal de la ONU. Lo hacían con la ayuda de máquinas fabricadas por Crypto AG, una empresa con sede en Suiza que pertenecía en secreto a la CIA y al servicio secreto de Alemania Occidental, el BND.

Al menos cuatro países -Gran Bretaña, Israel, Suecia y Suiza- conocían la operación, descrita por la CIA como «el golpe de inteligencia del siglo«, y recibieron información de ella.

Hay ecos de una operación muy posterior en el período previo a la invasión de Irak, cuando Katharine Gun, la traductora del GCHQ, puso al descubierto las peticiones de Estados Unidos a Gran Bretaña para pinchar las comunicaciones en la ONU.

Accidente de avión

Hammarskjöld, que viajaba con dos máquinas CX-52 Crypto AG, murió en la noche del 17 al 18 de septiembre de 1961 cuando su avión se estrelló en Rodesia del Norte (más tarde Zambia), no lejos de la frontera con el Congo. Una investigación de la ONU, desencadenada por el anterior libro de Williams, aún no ha concluido.

CX-52 with open lidWilliams escribe: «Las comunicaciones enviadas desde la máquina criptográfica CX-52 utilizada por Hammarskjöld parecen haber sido interceptadas por los servicios de espionaje británicos y estadounidenses como resultado de una configuración secreta de interceptación y descifrado que dichas agencias tenían y que les permitía interceptar subrepticiamente«.

En una investigación anterior sobre el accidente, el comandante Charles Southall, un oficial de inteligencia estadounidense adscrito a la estación de escucha del GCHQ en Chipre, describió cómo había escuchado la grabación de un comentario de un piloto, que se cree que era un mercenario belga, mientras derribaba el DC-6 de Hammarskjöld.

Southall dijo que, en su opinión, una unidad de la CIA fue la responsable de derribar el avión.

Williams cita documentos de una organización sudafricana vinculada a los mercenarios examinados por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de ese país. Escribe: «Uno de los documentos afirma que el director de la CIA, Allen Dulles, había prometido plena cooperación con la ‘Operación Celeste’, un complot para matar a Hammarskjöld. Se hace referencia al asesinato de Lumumba: ‘Quiero que su destitución se lleve a cabo de forma más eficiente que la de Patrice [Lumumba]‘».

Desprestigio de Nkrumah

La CIA -y las agencias de inteligencia británicas, con la ayuda de la unidad secreta de propaganda del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Departamento de Investigación de la Información- se dedicaron entonces a desprestigiar y desestabilizar a Nkrumah. El carismático presidente de Ghana e influyente defensor de Lumumba también estaba decidido a mantener las distancias con Occidente, del que desconfiaba con razón.

Williams cita al alto comisionado británico en Accra declarando: «A Gran Bretaña le interesa que Nkrumah deje de gobernar Ghana«.

En 1966, Nkrumah fue derrocado en un golpe de estado militar apodado «Operación Old Chop«. Varios de los principales conspiradores habían estado en el contingente de la ONU de Ghana en el Congo, dirigido por el general Alexander.

Williams describe el alcance de la red de instituciones que la CIA creó para adoctrinar a las élites y a la juventud de Gran Bretaña y Estados Unidos, así como de África. Entre ellas, el Congreso para la Libertad Cultural, el Instituto Americano-Africano y la Sociedad Americana de Cultura Africana.

Parte de un patrón

Con su magistral investigación histórica, White Malice debería ser leído por todos los estudiantes de la CIA y de los movimientos independentistas de África y sus líderes, especialmente los que estudian el Congo y África Occidental.

Pero el MI6 también estuvo activo en otros lugares de África. Un libro olvidado es The Road to Zimbabwe, de Anthony Verrier. Verrier, que tenía muy buenos contactos con el MI6, describe cómo las agencias de inteligencia británicas adoptaron un enfoque bastante más sutil hacia los líderes africanos emergentes en el sur y el este de África.

Mientras que para la CIA eran prooccidentales o simpatizantes comunistas, el MI6 alentaba a los que consideraba líderes nacionalistas potencialmente «moderados«. «El reclutamiento virtual de Mboya, Nyerere, Banda, Kaunda y Nkomo» por parte del MI6, dice Verrier, «se debió sustancialmente a una buena información sobre el tipo de organizaciones que dirigían de hecho o en perspectiva«.

Tom Mboya fue líder sindical de Kenia y posteriormente ministro; Julius Nyerere se convirtió en el primer presidente de Tanzania; Hastings Banda fue primer ministro y posteriormente presidente de Malawi; Kenneth Kaunda fue el primer presidente de Zambia y Joshua Nkomo fue vicepresidente de Zimbabue.

Todos ellos fueron «receptores» de fondos proporcionados de forma encubierta por el MI6, afirma Verrier. DM.

Declassified UK es una organización de medios de comunicación que investiga el papel de Gran Bretaña en el mundo.

🔫 Ayer se juzgó al francotirador que decía tener un plan para asesinar a Pedro Sánchez por exhumar a Franco. No se le juzga por terrorismo, a diferencia de lo que ha sucedido con titiriteros, tuiteras y raperos 🗺Reclaman solidaridad y voluntad política para garantizar los derechos de todas las personas refugiadas y migrantes.

💶¿Nos acordamos de Africa? Y NO para explotarla⛓

grayzone

El nuevo fideicomisario de la Fundación Gates dirigió un complot para derrocar al presidente de Zimbabue junto con el gobierno de EE. UU.

Alexander Rubinstein

file39El multimillonario Strive Masiyiwa, que figuraba como Colaborador de los EE. UU. mientras encabezaba los planes de cambio de régimen de Zimbabue, se ha unido a un elenco de fanáticos tecnocráticos en el nuevo consejo de administración de Gates.

EEn una reorganización de una institución que lleva el nombre de uno de los oligarcas más ricos e influyentes del mundo, el multimillonario zimbabuense Strive Masiyiwa fue nombrado miembro del consejo de administración de la Fundación Gates este enero. Se le unirá en la junta un elenco aparentemente diverso de élites corporativas conocidas por su adopción de políticas tecnocráticas y neoliberales.

En 2007, Masiryiwa ayudó a orquestar un intento fallido de derrocar al gobierno del presidente de  Zimbabue, Robert Mugabe, junto con los Estados Unidos y el partido de oposición de Zimbabue al que apoyaba, el Movimiento para la Transición Democrática.

Tanto la Agencia Central de Inteligencia como la Agencia de Inteligencia de la  Defensa fueron informadas de los planes de cambio de régimen por parte del magnate de las telecomunicaciones de Zimbabue Masiyiwa, y la embajada de los EE.UU.

Masiyiwa figuraba en los cables diplomáticos de EE. UU. en ese momento como «estrictamente  protegido«, lo que significa que era un activo de inteligencia y/o una fuente confidencial. Quince años después de que el complot se desvaneciera, Masiyiwa se ha materializado en el centro de otra intriga mundial cuando el multimillonario de la tecnología Bill Gates reorganiza su fundación.

Pocas figuras se han beneficiado tanto de la pandemia como Bill Gates. A lo largo de 2020, los medios de comunicación describieron al antiguo director general de Microsoft y que abandonó Harvard en términos casi mesiánicos, caracterizándolo como un «campeón de las soluciones respaldadas por la ciencia» y «el hombre más interesante del mundo«.

Mientras el 99% global ha visto su poder económico aniquilado bajo el peso del confinamiento y otras restricciones de Covid, Gates ha duplicado su riqueza desde que la Organización Mundial de la Salud, que cuenta con él como uno de los principales financiadores, declaró la pandemia en marzo de 2020. Tras jactarse de que sus inversiones en vacunas generaban habitualmente ganancias financieras superiores al 2000%, Gates tiene ahora la oportunidad de convertir a toda la población mundial en un centro de beneficios.

Sin embargo, el cuarto hombre más rico del mundo ha sufrido varios golpes en sus relaciones públicas durante el último año. La mala prensa sobre su divorcio de Melinda French Gates y su «comportamiento cuestionable«, como su amistad con el financiero del tráfico sexual Jeffrey Epstein, así como la consternación por su negativa a compartir los derechos de propiedad intelectual de las vacunas con las naciones pobres, parece haber inspirado a la Fundación Gates a anunciar la formación de un nuevo consejo de administración «para mejorar la representación en cuanto a género, geografía y experiencia

El miércoles, el director general de la Fundación Gates, Mark Suzman, anunció que la fundación estaría gobernada por un consejo de administración más allá del trío formado por Gates, su exmujer, Melinda, y el multimillonario de 91 años Warren Buffet, que dimitió en junio de 2021. Suzman, cuyo objetivo es vacunar al 100% de la población mundial, aparentemente con productos en los que Gates ha invertido, también planea unirse al consejo.

La medida «representa un reconocimiento explícito por parte de Gates y [Melinda] French Gates, especialmente tras su reciente divorcio, de que la fundación estará bien servida con la incorporación de voces independientes que ayuden a dar forma a su trabajo en el futuro», declaró la organización en un comunicado de prensa.

devastating

Aunque la fundación ha hecho alarde de la «diversidad» de orígenes de sus nuevos administradores, los nombrados representan un frente unido en apoyo de los objetivos tradicionales de Gates, como la privatización y la presión imperialista bajo la apariencia de la salud pública.

El primer fideicomisario nombrado por la fundación, Strive Masiyiwa, es el ejemplo perfecto del tipo de activista-oligarca que atrae a Gates: un supuesto «ciudadano global« que escupe bromas altruistas mientras obtiene beneficios asombrosos.

¿Filantropía arriesgada o de buitre?

Como fundador del imperio africano Econet, el magnate de las telecomunicaciones zimbabuense autoexiliado y nuevo miembro del consejo de administración de Gates, Strive Masiyiwa, ha utilizado su riqueza para promover la causa del neoliberalismo en el sur de África.

Masiyiwa es un estrecho aliado del multimillonario británico y capitalista «verde» Richard Branson, de Virgin, habiendo colaborado con él en varios proyectos, entre ellos el «Carbon War Room», que se fundó como «una misión para estimular las intervenciones de mercado dirigidas por las empresas que promueven una economía baja en carbono«.

Como el editor de Grayzone Max Blumenthal y este escritor han documentado, Branson trató de lanzar «Enterprise Zimbabwe» en asociación con Humanity United del multimillonario Pierre Omidyar en la Iniciativa Global Clinton.

Enterprise Zimbabwe pretendía «catalizar las inversiones de donantes filantrópicos y comerciales para financiar… iniciativas de desarrollo social» y «ayudar» al rival de Mugabe «Morgan Tsvangirai y al gobierno de coalición a volver a poner en pie a Zimbabue». La turbia iniciativa llevó al entonces presidente Mugabe a tachar a Branson de «buitre disfrazado de ángel«.

Como señaló Masiyiwa cuando Branson se lanzó al espacio, el multimillonario británico le invitó en una ocasión a reunirse con una organización llamada «The Elders«. Esta camarilla de élites internacionales serviría de base para organizar el complot de cambio de régimen en Zimbabue.

Strive Masiyiwa con el Presidente Barack Obama

EE.UU. nombra a una persona aconsejada por Gates para encabezar las operaciones de cambio de régimen

Zimbabue ha sido durante mucho tiempo un objetivo para cambiar de régimen por parte de Occidente, con su antiguo gobernante colonial, el Reino Unido, tomando la iniciativa de socavar el gobierno de Mugabe. Las reformas agrarias obligatorias que Mugabe presidió durante la década de 1990, mediante las cuales se confiscaron tierras agrícolas a los afrikaners blancos sin compensación y se redistribuyeron entre los zimbabuenses negros sin tierra, provocaron una escalada de agresiones occidentales contra Zimbabue.

El ex primer ministro sudafricano Thabo Mbeki recordó que a principios de la década de 2000 el entonces primer ministro británico Tony Blair le presionó para que accediera a una intervención militar en Zimbabue. «Tony Blair… le decía al jefe de las fuerzas armadas británicas: ‘Debes elaborar un plan militar para que podamos eliminar físicamente a Robert Mugabe‘», dijo Mbeki a Al Jazeera. «Sabíamos que, como habíamos recibido la misma presión, teníamos que cooperar en algún plan. Era un plan de cambio de régimen, hasta el punto de utilizar la fuerza militar, y nosotros decíamos ‘no‘».

En 2007, mientras la economía zimbabuense se hundía en la crisis bajo el peso de las sanciones británicas y estadounidenses, Branson se ofreció a financiar una iniciativa de los «Elders» para «convencer al presidente zimbabuense Mugabe de que dimitiera«, según un cable enviado desde la embajada de Estados Unidos en Pretoria (Sudáfrica) a varios gobiernos y agencias gubernamentales, incluida la CIA.

The Elders es un grupo de élite prooccidental que aprovecha el apoyo financiero de un «consejo asesor» muy rico para influir en la política del Sur Global. El consejo asesor de 2020 incluía a Branson y Jean Oelwang, de Virgin Unite, Srik Gopal, de Humanity United, de Pierre Omidyar, Randy Newcomb, del Grupo Omidyar, y Shannon Sedgwick Davis. Humanity United proporcionó apoyo adicional directamente.

El plan de los The Elders parecía formar parte de una iniciativa presentada por Masiyiwa al gobierno estadounidense y detallada en un cable diplomático del 30 de enero de 2007. Según la embajada de EE.UU. en Pretoria (Sudáfrica), «el empresario zimbabuense exiliado Strive Masiyiwa está planteando discretamente una idea para trasladar el poder ejecutivo del presidente Mugabe a un primer ministro «tecnócrata«».

Un cable diplomático estadounidense enviado el 16 de julio -cinco días después de que se detallara el plan de los The Elders – reveló nuevas actividades de cambio de régimen en las que estaba implicado Masiyiwa.

«Un grupo de economistas y empresarios zimbabuenses exiliados está desarrollando planes para la recuperación económica de Zimbabue una vez que un gobierno internacionalmente aceptable tome posesión, según el empresario sudafricano Strive Masiyiwa«, dice el cable, añadiendo que Masiyiwa «quiere mantener la iniciativa -en particular su participación- confidencial

Masiyiwa cree que «el cambio llegará a Zimbabue antes de diciembre, probablemente tan pronto como  agosto, aunque no está claro cómo será el cambio«, decía el cable.

Tras la prevista destitución de Mugabe, el cable esbozaba «planes centrados tanto en la estabilización del entorno macroeconómico» -código para la neoliberalización de las instituciones públicas y la aplicación de medidas de austeridad económica-.

En el cable diplomático, Masiyiwa habría observado que «sería potencialmente imposible volver a los días de las grandes granjas comerciales» y que «la tierra será uno de los temas más difíciles» bajo un nuevo gobierno.

Pero está claro que todavía hay que hacer algo, ya que Mugabe estaba «intentando repetir con los negocios lo que hizo con las granjas«.

«Entendemos que el GEEUU ha desarrollado sus propios planes para la fase de recuperación económica de Zimbabue. Si es apropiado, puede ser útil compartir elementos de esa estrategia con Masiyiwa o con miembros de su equipo para informar su pensamiento -y el nuestro- antes del cambio político en Zimbabue«, concluía el cable.

Otro cable describe a Masiyiwa como «asesor no oficial del MDC«. El MDC, o Movimiento por el Cambio Democrático, es el principal partido de la oposición del país que desafía al partido socialista en el poder.

El MDC se formó como una filial de la Unión de Sindicatos de Zimbabue (ZCTU), miembro del Centro de Solidaridad de la Fundación Nacional para la Democracia. El National Endowment for Democracy es una ONG financiada por el gobierno de Estados Unidos, que depende de la Agencia Central de Inteligencia, y que concede subvenciones a grupos políticos, mediáticos y de la sociedad civil en el extranjero, siempre que contribuyan a los objetivos de la política exterior estadounidense.

Morgan Tsvangirai, figura de la oposición acusada en su día por el gobierno de Zimbabue de conspirar con la CIA para asesinar a Mugabe, dejó el ZCTU para liderar el MDC.

El objetivo inicial del MDC era utilizar las privaciones económicas como medio para despertar el resentimiento contra el partido gobernante y desencadenar una revolución. Sin embargo, había un pequeño problema.

«Las políticas que se formulan sobre la base de una concepción occidental de que las sanciones funcionarían en países predominantemente agrarios como Zimbabue de la misma manera que lo harían en Europa del Este están equivocadas«, declaró Arthur Gwagwa, del Foro de ONG de Derechos Humanos de Zimbabue, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

«A diferencia de lo que ocurre en las sociedades urbanizadas, donde las sanciones pueden incitar a la gente a protestar y exigir reformas, las condiciones son diferentes en un país como Zimbabue, donde la población rural tiene otros medios de subsistencia aparte del pan, por lo que la ausencia de pan en las tiendas no les impulsará a organizar protestas callejeras«, dijo Gwagwa. «Este era el plan original del MDC, que ahora está dando marcha atrás porque se ha dado cuenta de que no funciona«.

Los complots occidentales para desalojar a la ZANU-PF de Mugabe acabaron fracasando, y Masiyiwa terminó pidiendo el fin de las sanciones occidentales a Zimbabue en 2018, varios meses antes de la muerte de Mugabe, comentando que «Zimbabue ha cumplido su condena de carcel

Mientras tanto, su influencia floreció gracias a las relaciones con magnates como Branson y Gates.

Minouche Shafik (extrema derecha), nuevo miembro del consejo de administración de Gates, se reúne con el presidente Barack Obama y Christine Lagarde, entonces directora general del Fondo Monetario Internacional, el 7 de septiembre de 2011

✴️ Occidente se toma en serio la amenaza nuclear.✴️ El Kremlin tiene un problema con su población: el «no a la guerra» ya suma 6.000 detenidos

🤔Refugiado, Dime de qué guerra huyes y te diré si puedes pasar. ¿A qué me recuerda esta manera de clasificar a las personas?

☠️!!!No a la guerra¡¡¡☠️

cgtJueves, 24 de febrero de 2022

Las oligarquías ordenan las guerras que sangran los pueblos

La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que sí se conocen pero que no se masacran.Paul Valéry

Nno existe sinsentido más atroz que la guerra capitalista. Los ataques indiscriminados de Rusia que hoy se viven en Ucrania, como se viven en muchos lugares del mundo con menos visibilidad, tienen una única víctima: la población civil, los pueblos. Mientras que aquellos que los ordenan se esconden tras lujosas mesas, las personas sufren los horrores de la guerra, el asesinato, los abusos, la represión, los bombardeos y la destrucción.

En nombre de los Estados o la patria, tras los que se esconden las oligarquías empresariales y políticas, se llama a filas y condena al sufrimiento a millones de personas con el objetivo de mantener una pugna de poderes y privilegios particulares de las mismas élites a uno y otro lado de la contienda.

Una vez producidos lo ataques no queda lugar para más llamadas a la prudencia, hay que finalizar de inmediato las agresiones y abandonar la vía de la masacre armada. Son las vidas de millones de personas trabajadoras las que están en juego, utilizados como peones en un tablero donde pugnan poderes espurios: las pretensiones expansionistas de imperialistas en decadencia, la implosión del actual sistema capitalista y las pugnas por unos recursos naturales cada vez más mermados.

El capital, en su crisis sistémica, tiene claro que debe seguir avivando la maquinaria de la industria de armamento aunque para ello deban morir miles. Hemos de plantarnos frente a ellos, decir hoy no a la guerra es decir sí a la dignidad de los pueblos. Es una batalla por la vida. No son nuestros ni los aíres imperialistas de Rusia, ni las pretensiones expansionistas de la OTAN, EEUU y sus aliados.

Si hemos de luchar que sea frente a las agresiones diarias que sufrimos como clase trabajadora, por parte de una élite miserable y decadente, con el objetivo final de nuestra emancipación.

El antimilitarismo y la solidaridad fraternal entre las personas trabajadoras del mundo es hoy en día el único bando que defender y en el que alistarse.

NO A LA GUERRA, NO EN NUESTRO NOMBRE
Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT

sellocgt

sematendesconocidos Rusia. Protestas contra la guerra en Ucrania. Espero que sea el comienzo de un proceso revolucionario que acabe con Putin y otros dictadores.

 

rusoscontra

apple policias
A %d blogueros les gusta esto: