🇻🇳Las promesas rotas de Vietnam👎🏽

Una crítica anarquista vietnamita al llamado “socialismo” de Vietnam.

Traducido de  “The Broken Promises of Vietnam” por Grupo Anarquista Aurora.

vvlacomuneVietnam, año 2021, el ambiente parece ser de optimismo. La incesante búsqueda del gobierno de una estrategia de “cero-COVID” le ha valido la aprobación generalizada tanto a nivel nacional como internacional. La economía ha logrado un crecimiento positivo, mientras que muchos de sus vecinos han sufrido el declive de la pandemia. Sin embargo, debajo de toda esta bravuconería, se puede percibir que algo falla. Hay una sensación persistente que nadie parece ser capaz de identificar. Casi como si hubiera un fantasma rondando Vietnam, el fantasma del comunismo, el verdadero, sin campanas ni silbatos.

Como observó astutamente Emma Goldman, en la URSS no había comunismo. Lo mismo puede decirse del Vietnam actual. El partido en el poder –el Partido Comunista de Vietnam (PCV)– se ha desviado durante mucho tiempo de la senda del comunismo.

Antes de que el actual líder del partido asuma su tercer mandato (2020-2025), formuló una ambiciosa hoja de ruta, en la que para 2045 Vietnam se convertiría en un país “desarrollado”, a la altura de Japón, Corea del Sur y Singapur. Para nosotros, los radicales, esto es una traición a la clase obrera, a los pueblos indígenas y a los grupos marginados que tanto sacrificaron por la revolución de Vietnam. Pero como dirían los marxistas-leninistas de ojos brillantes y convicción inflexible, todo eso forma parte del plan™ y 2045 será el tan esperado año en que Vietnam avance finalmente hacia un país sin clases, sin dinero y sin Estado.

Sin embargo, una mirada más atenta a la sociedad vietnamita actual mostraría que el plan no es más que una ilusión, y las promesas son una mera justificación para que la clase dominante y la clase capitalista sigan chupando la vida de Vietnam durante un tiempo más. La diferencia entre lo que predican las élites del partido y lo que permiten que ocurra en la realidad es la que existe entre el día y la noche.

millonariodelpuebloA medida que la economía de Vietnam crece a pasos agigantados, también lo hace el abismo entre los ricos y los pobres. Y ninguna cantidad de bienestar y regulación puede detener la acumulación de capital o invertir el flujo de riqueza de las manos de muchos a las de unos pocos. En ningún lugar se manifiesta esta acumulación de forma más generalizada que en el sistema de propiedad de la tierra. Este sistema permite arrebatar el control de la tierra a los campesinos y a la gente común a cambio de una escasa compensación y entregarla a los capitalistas, que a menudo obtienen muchos más beneficios. Por todo el país surgieron lujosos edificios residenciales, pero pocos de los desplazados por ellos pueden permitirse mudarse. El multimillonario Phạm Nhật Vượng, cuya familia posee tanta riqueza como 800.000 vietnamitas, no podría haber construido su imperio sin que las propiedades públicas le llegaran al bolsillo de esta manera.

El ya precario ecosistema de Vietnam y las comunidades indígenas también pagan un alto precio por este rápido desarrollo económico. El plan para el sector eléctrico hasta 2045 daba alguna concesión a las energías renovables mientras apoyaba la construcción de muchas nuevas centrales de carbón, ignorando su enorme huella de CO2 y las numerosas advertencias sobre la relación entre la energía del carbón y la niebla de PM2,5 que cubre las grandes ciudades, amenazando el bienestar de millones de personas.

A mediados de la década de 2010, cientos de pequeñas centrales hidroeléctricas surgieron en la zona montañosa que rodea el país para saciar a las ciudades y fábricas ávidas de energía. Estas centrales no sólo perturbaron la red fluvial y privaron de sedimentos esenciales a las tierras agrícolas situadas aguas abajo, sino que también causaron daños incalculables a las comunidades indígenas durante su construcción y funcionamiento. Las plantas de energía solar en Ninh Thuận despojaron a los indígenas Chăm de sus tierras de cultivo. El delta del Mekong, principal zona de cultivo de arroz de Vietnam, se enfrenta a una amenaza existencial por las numerosas presas que se están construyendo aguas arriba en Tailandia y China. Y al mismo tiempo que se ratifica un proyecto nacional para plantar mil millones de árboles, se conceden numerosas autorizaciones a los capitalistas para que puedan transformar miles de hectáreas de tierras agrícolas y forestales en complejos turísticos y campos de golf.

Detrás de todo esto hay un fuerte sentimiento de nacionalismo, una herramienta eficaz para silenciar cualquier crítica significativa contra el Estado, un valor que puede utilizarse para socavar la lucha de otras personas en nombre de un abstracto bien mayor. El nacionalismo se ha convertido en el valor que determina la valía de un ciudadano vietnamita.

Fue el nacionalismo lo que catapultó al Việt Minh al poder durante la década de 1940. Fue el nacionalismo lo que motivó a millones de jóvenes vietnamitas a poner el interés de la nación por encima del suyo propio al lanzarse contra el imperialismo extranjero. Desde los primeros días del Partido, se ha hecho un esfuerzo constante por cultivar un fuerte sentimiento de nacionalismo en todas partes.

El nacionalismo está en el plan de estudios de los niños vietnamitas, en nuestras canciones, poemas, arte y en todos los medios de comunicación. Uno de los mayores éxitos del Partido ha sido la fusión de la identidad nacional y la lealtad al partido. Los capitalistas vietnamitas modernos, como VinGroup o BKAV, han seguido el ejemplo de la maquinaria de propaganda estatal y han incorporado elementos nacionalistas en la comercialización de sus productos.

fiestadelpartido

Irónicamente, son los nacionalistas los que se declaran herederos de la revolución “comunista” de Vietnam, y sin embargo son el grupo que más se manifiesta en contra de todos y cada uno de los ideales radicales, como la liberación de los animales, la liberación del género y la sexualidad, la autonomía indígena, la despenalización del trabajo sexual y la solidaridad con las luchas internacionales, como las de Hong Kong o Myanmar. La persuasión nacionalista se transformó, como era de esperar, en una fuerza contrarrevolucionaria y reaccionaria que se vestía de rojo.

Las víctimas vulnerables del nacionalismo vietnamita son, entre otras, las siguientes:

  • Las personas queer, que siguen sufriendo un alto grado de discriminación en Vietnam. Los recientes avances en la liberación del género y la sexualidad han venido en gran medida de la mano de elementos liberales, como el movimiento del Orgullo, que no es más que una estratagema de marketing para empresas extranjeras y locales. Cambios sustanciales, como el reconocimiento de las familias homosexuales y de las necesidades médicas de los transexuales como derechos, se han retrasado una y otra vez para dar prioridad a “asuntos más urgentes”.
  • Las trabajadoras del sexo, estigmatizadas y señaladas por la policía. A ojos de la sociedad patriarcal vietnamita, el trabajo sexual no se reconoce como un trabajo, sino como una mera dolencia inmoral que hay que eliminar. En consecuencia, se culpa al trabajo sexual de la propagación de enfermedades de transmisión sexual como el VIH, y los trabajadores del sexo, especialmente los queer, son arrojados al margen de la sociedad.
  • Las comunidades indígenas, que han sido el blanco de las políticas expansionistas de Kinh (o Việt) desde la época del feudalismo, no encuentran ninguna seguridad bajo el gobierno “antiimperialista” del Estado actual. Y lo que es peor, la opresión a la que se enfrentan se ha intensificado, ya que el Estado dispone de nuevas y más eficaces herramientas para neutralizar cualquier resistencia, así como para patrullar proactivamente a la población indígena.

“La revolución de las ratas” — Diều Hâu.En el extranjero, muchos defensores del “socialismo” vietnamita han sido testigos de estas evidentes señales de alarma y las han ignorado, ya que todo se justifica en nombre del desarrollo de su Estado “socialista” favorito. Esto demuestra una apatía e ignorancia hacia la continua lucha del pueblo vietnamita por una sociedad justa, por no hablar del abrazo al capitalismo, siempre que se cubra con una bandera roja y se diga que está en contra de las ambiciones imperialistas de “Occidente”, especialmente de Estados Unidos, incluso cuando todos los indicios muestran que el comunismo no está ni estuvo nunca en la agenda.

Al final, existir es en sí mismo una victoria, por lo que se manifiesta un papel, un papel para representar las voces de los radicales vietnamitas. Nos dirigimos a la futura clase obrera, a la juventud, que está perpetuando y a la vez oprimida por el capitalismo y el Estado, para que pueda romper sus cadenas opresivas.

🐷La industria transporta a millones de animales de granja que recorren enormes distancias cada año en condiciones deplorables para acabar siendo sacrificadas al llegar a su destino.

👁Technopolice – One year of activism against surveillance technologies

💾Wayback Machine: ¿Qué es?🗓

archive

Archivo de Internet es una biblioteca sin ánimo de lucro que, este año, celebra 25 años en la misión de dar “acceso universal a todo el conocimiento”. Es muy conocida por el proyecto Wayback Machine,  en el que se puede encontrar archivada gran parte de la web pública. Los administradores guardan páginas web a un ritmo de más de mil millones de direcciones URL diarias.

Miles de artículos han hecho referencia a dichos servicios. En la serie compilatoria de GIJN para el 2020, Mis herramientas favoritas, varios periodistas destacados la han reconocido como un pilar importante para su trabajo.

A continuación una introducción para personas interesadas en probar Wayback Machine en su próxima investigación.

Archivando direcciones URL 

Si publicas un artículo que hace referencia a un sitio web y los responsables eliminan páginas claves, o el sitio en sí mismo, se puede perder la información allí contenida si no han sido archivadas. ¡Si no quieres que eso te ocurra!

salvarDecenas de millones de direcciones URL son archivadas cada día por los usuarios con el servicio “guardar página ahora” de Wayback Machine. Cualquiera puede enviar una dirección URL y, si inicias sesión con una cuenta de archivo gratuita, también puedes solicitar archivar cualquier “enlace externo” – direcciones externas dentro de la página original que quieres capturar – y recibir un informe global de esta captura a tu correo electrónico.

He aquí cómo puedes hacerlo: si tienes una lista de direcciones URL que quieres archivar, añádelas a la “columna A” de una hoja de cálculo de Google y envíala a través del servicio de Google Sheets “guardar página ahora” que puedes encontrar aquí. Las columnas B, C y D serán completadas con un código de estado, una dirección URL archivada y un marcador si la dirección ha sido archivada por Wayback Machine antes.

batch

Otra opción es remitir una sola dirección URL, enviándola a “spn@archive.org” y, si añades “capture outlinks” (enlaces externos de captura) al asunto, estos también se conservarán. De nuevo, recibirás un correo de confirmación cuando el proceso se haya completado.

Finalmente, para los más preparados técnicamente, Wayback Machine proporciona una API (Application Programming Interface por sus siglas en inglés), o interfaz de programación, que permite la integración dentro del software de tus flujos de trabajo existentes, o al construir nuevas aplicaciones, para ayudarte a automatizar el trabajo.

🦆El Cambio Climático no espera a las Leyes

🏴Huelga General en la provincia de Cádiz el próximo 18 de junio, convocada por CGT contra el cierre de Airbus, en defensa del empleo y contra la precariedad laboral

helenos

🖌La persecución de Assange subraya (¿una vez más?) la hipocresía de EE.UU y el R.U.⛓

assangedefensa

Si realmente defienden la libertad, ¿por qué tienen encarcelado al Sr. Assange?

EEstados Unidos y Reino Unido siguen manteniendo en prisión al editor de WikiLeaks Julian Assange por actividad periodística, bajo unas acusaciones de la que expertos en libertad de prensa en todo el espectro político coinciden en decir en que representa una grave amenaza sin precedentes, al periodismo de investigación en todo el mundo. Al mismo tiempo, los líderes estadounidenses y británicos utilizan sus plataformas internacionales para condenar a otros países por los mismos abusos contra la libertad de prensa. Los líderes extranjeros están tomando nota, y señalando, en respuesta, esta flagrante hipocresía. El caso Assange ya no es un peligro hipotético; está socavando activamente la autoridad moral de Occidente y anima a los violadores de los derechos humanos de todo el mundo.

El 3 de mayo, el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y el Secretario de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Dominic Raab, celebraron una conferencia de prensa conjunta en la que condenaron a China, Rusia y otros países por violaciones de la libertad de prensa.

Sec. Raab dijo:

La violación de las libertades mediáticas está creciendo en todo el mundo a de una forma alarmante. Y doy la bienvenida a la postura inequívoca de los Estados Unidos y del G7 entero sobre la salvaguardia de esos baluartes democráticos vitales de nuestra libertad mediática.”

Sec. Blinken se hizo eco de esas declaraciones, reconociendo:

El trabajo que los periodistas están haciendo en todo el mundo en condiciones cada vez más duras y difíciles para informar a la gente, para exigir responsabilidades a los gobiernos y líderes de un tipo u otro. Nada es más fundamental para el buen funcionamiento de nuestras democracias, y creo que ambos estamos dispuestos a apoyar una prensa libre.”

Blinken condenó a continuación la “represión de la libertad de prensa en China y en otras partes del mundo.”

Doble rasero descarado

Días más tarde, la Secretaria de Relaciones Exteriores de China Hua Chunying celebró una conferencia de prensa en la que se le preguntó sobre este tipo de comentarios, y respondió llamando la atención sobre el descarado doble rasero subrayado por la continua persecución de Assange. Chunying dijo:

Algunos en Estados Unidos, en nombre de la libertad de prensa y de expresión, desprecian y atacan a China. Esto es una forma de propagar la desinformación y una parodia de la verdadera libertad y democracia.

Si realmente defienden la libertad, ¿por qué no permiten a otros decir la verdad cuando están inventando mentiras para confundir a la opinión pública? Si realmente defienden la libertad, ¿por qué el Sr. Assange, fundador de WikiLeaks, fue encarcelado después de haber sido forzado a refugiarse en la Embajada de Ecuador en Londres durante siete años? Si realmente defienden la libertad, ¿por qué no respetan o al menos toleran la existencia de otras civilizaciones y sistemas? Si realmente defienden la libertad, ¿por qué intimidad a los diferentes puntos de vista de su “correctividad política” y reprimen a los que sostienen esas opiniones? Si realmente defienden la libertad, ¿por qué privar a otros países de su derecho y libertad al desarrollo normal y suprimirlos?

Glenn Greenwald escribe, “Antony Blinken sigue dando clases al mundo sobre unos valores que su gobierno viola agresivamente”,

¿Cómo se puede correr por el mundo fingiendo ira por la persecución en otros países de periodistas independientes cuando eres una parte clave de la administración que está haciendo más que nadie para destruir a uno de los periodistas independientes, más consecuentes de las últimas décadas?

Mads Andenæs, ex relator especial de la ONU sobre detención arbitraria y presidente del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria, criticó también este doble estándar.

El Tirano de Azerbaiyán: “Hablemos de Assange

Esta semana también vio la reaparición de un vídeo de noviembre de 2020, en el que el Presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev fue entrevistado por la BBC sobre la represión en ese país. Aliyev respondió con preguntas sobre cómo el Reino Unido participaba en la persecución de Assange,

Tenemos oposición, tenemos ONGs, tenemos actividad política libre, tenemos medios libres, tenemos libertad de expresión. Pero si planteas esta pregunta, ¿puedo hacerte también una? ¿Cómo evalúas lo que le pasó al Sr. Assange? ¿No es el reflejo de los medios libres en su país?

Para seguir a continuación,

Hablemos de Assange. ¿Cuántos años, lo siento, cuántos años pasó en la embajada ecuatoriana, y por qué? ¿Y dónde está ahora? Por su actividad periodística, manteneis a esa persona como rehén matándolo moral y físicamente. Lo hicisteis vosotros, no nosotros. Y ahora está en prisión. Así que no tienes derecho moral a hablar de medios libres cuando haceiss estas cosas.

Reputación dañada

La compañera de Julian Assange, Stella Moris, previó los problemas que la persecución de Assange plantearía a los gobiernos occidentales en una entrevista el mes pasado, en el aniversario de su arresto de dos años.

“El tratamiento de Julian está comprometiendo al Reino Unido constantemente en todo el mundo. Está dando a los gobiernos autoritarios puntos para marcar todo el mundo, tanto en privado como en foros internacionales como en la ONU. No puedes empezar una nueva crítica de los valores con China con Julian Assange en Belmarsh por publicar crímenes de guerra. Simplemente no funciona. No puedes hablar de moral con esto como tu punto de partida..”

👎🏽Organizaciones humanitarias señalan la creciente pobreza extrema en la población del Estado español

🏴Libre Pensamiento: Sexo y poder

 

 

🔭Redes sociales acusadas de censurar el contenido palestino📡

medios

EEl largo conflicto entre Israel y Palestina se ha visto reavivado en las últimas semanas, tras el desalojo forzado de palestinos que viven en un área de Jerusalén reclamada por Israel y los ataques contra musulmanes cerca de la mezquita de Al-Aqsa al final del Ramadán. Como los palestinos y sus partidarios han compartido imágenes y artículos sobre la violencia en Facebook, Twitter e Instagram, algunos han notado que su contenido de repente desaparecía, o han visto que han marcado a sus usuarios por incumplimiento de las condiciones de uso de dichas plataformas, cuando eso no se había producido. En algunos casos, las cuentas han sido suspendidas; Twitter restringió la cuenta de la escritora palestina-americana Mariam Barghouti, que había estado publicando fotos y vídeos de la violencia en Jerusalén, para posteriormente restaurarla y disculparse por la suspensión, diciendo que había sido un error.

Algunos de los que llevan años cubriendo estos temas no creen que este tipo de cosas haya sido un error; más bien que las redes sociales están censurando deliberadamente el contenido palestino. En una reciente mesa redonda en el programa de Al Jazeera TV The Stream, Marwa Fatafta, del grupo de defensa de los derechos humanos Access Now, dijo que este problema no es nuevo, sino que ha empeorado. “Activistas, periodistas y usuarios de redes sociales llevan denunciando este tipo de censura durante años”, declaró. “Pero llevo mucho tiempo escribiendo sobre este tema, y nunca había visto una escalada igual. Es tan descarada y tan increíble, va más allá de la censura — es la represión digital. Están suprimiendo activamente la narración de los palestinos o de quienes documentan estos crímenes de guerra.

sandersEl lunes, Access Now abrió un hilo de Twitter sobre la censura que sufría el contenido palestino en Facebook, Twitter, Instagram y TikTok. El grupo declaró que había recibido “Cientos de informes de que las plataformas sociales están suprimiendo los hashtags de protesta palestina, bloqueando los direccionamientos y eliminando lo puesto y las cuentas”. Ameer Al-Khatahtbeh, que dirige una revista para milenials llamada Muslim, dice que, solo en las últimas semanas, ha documentado 12.000 actos de censura en Instagram.

Un grupo llamado 7amleh, Centro Árabe para el Avance de los Medios Sociales, acaba de publicar un informe llamado Hashtag Palestina, en el que se examinan tales apropiaciones y se contabilizan los bloqueos relacionados con el conflicto israel-palestino en 2020. “Esta no es la primera vez que las voces de los palestinos han sido silenciadas, y está claro que no será la última”, Mona Shtaya, asesora de 7amleh, declaró a Al Jazeera acerca de las recientes suspensiones de cuentas y desaparición de contenidos. En 2020, 7amleh encontró que Facebook cumplió con el 81 por ciento de las solicitudes de Israel de quitar contenido, gran parte del cual estaba relacionado con Palestina, según el grupo. Además de las retiradas, Fatafta dijo que Access Now ha escuchado muchas declaraciones de grupos e individuos que no han podido utilizar ciertas características, incluyendo “me gusta” y comentarios, o que su usuario resultó bloqueado o cerrado en plena transmisión.

Las empresas de dichos medios han admitido algunas retiradas y bloqueos de cuentas. Instagram se disculpó por el hecho de que muchas cuentas no pudieron publicar contenido relacionado con Palestina durante varias horas el 6 de mayo, y en algunos casos tenían sus cuentas marcadas o bloqueadas. La empresa dijo que esto era parte de un problema técnico más amplio que afectaba a las subidas en varios países sobre una amplia gama de temas. “Muchas personas creen que hemos eliminado su contenido debido a lo que publicaron o a qué hashtag utilizaron, pero este fallo no estaba relacionado con el contenido en sí”, tuiteó Adam Mosseri, jefe de Instagram.

Algunos de los afectados dijeron que no se tragaban la explicación; Shtaya la llamó “ni lógica ni convincente”. Instagram también bloqueó puestas relacionadas con la mezquita de Al-Aqsa, y más tarde se disculpó, diciendo que el nombre de la mezquita había confundido a sus algoritmos de moderación como contenido terrorista.

onuFacebook también se ha disculpado por algunas de sus retiradas pasadas. En 2016, cuatro editores de la Agencia de Noticias de Shehab y tres ejecutivos de la Red de Noticias de Quds, ambas agencias de noticias que cubren actos en Palestina, les desactivaron las cuentas personales de repente, en su momento Facebook declaró que había sido accidental. Según 7amleh y otros grupos, el gobierno israelí tiene una unidad cibernética que habitualmente hace solicitudes de retiradas relacionadas con contenido palestino, y en algunos casoscoordina grupos de troles en línea para informar y compartir contenidos que incluyen desinformación y discurso de odio dirigido hacia los palestinos”. En un correo electrónico a CJR el martes, un portavoz de Facebook dijo: “Nuestro pensamiento está con todos los afectados por la horrible violencia actual. Sabemos que ha habido varios problemas que han afectado a la posibilidad de la gente para compartir en nuestras aplicaciones. Lo lamentamos por todos los que sintieron que no podían llamar la atención sobre acontecimientos importantes.

Aquí hay más sobre redes sociales y Palestina:

Arbitraria: Access Now, 7amleh, y varios otros grupos de derechos humanos y de defensa recientemente escribieron una carta abierta a Facebook, Twitter, Instagram y otras redes de medios sociales donde decían que sus decisiones “arbitrarias y no transparentes constituyen una violación grave de los derechos fundamentales de los palestinos, incluido su derecho a la libertad de expresión, y su derecho a la libertad de asociación y reunión en línea, que tanto Facebook como Twitter se han comprometido a cumplir de conformidad con los Principios de las Naciones Unidas”. Los grupos pidieron más transparencia en los esfuerzos de moderación.

Google: El Centro Social Sada, que supervisa las violaciones de las redes sociales contra contenido palestino, dijo en 2020 que Palestina no se identifica como tal en los mapas de Google o Apple, sino sólo como la Ribera Occidental y la Franja de Gaza. El grupo también encontró que Google había comenzado a eliminar los nombres de las ciudades y carreteras palestinas de sus mapas manteniendo las carreteras israelíes.

palestina

Antisemitismo: Algunos usuarios de Facebook señalan que los mensajes en las redes sociales que critican a Israel o defienden a Palestina son a menudo señalados como antisemitas. Intercept informó recientemente sobre lo que llamóreglas internas secretas de Facebook para moderar el uso del término Sionista”, que dice que concluye suprimiendo la crítica de Israel. Las reglas parecen haber estado en vigor desde 2019, lo que contradice las afirmaciones de la empresa de que no se había tomado ninguna decisión sobre si tratar “sionista” como un sinónimo de “judíos” para definir el discurso de odio.

Retiradas: El personal editorial del sitio de noticias de videojuegos IGN publicó una carta abierta en la que se quejaba de la eliminación de un artículo de IGN y un tweet relacionado que contenía enlaces a ONGs que apoyaban a las víctimas palestinas de violencia. Ambos fueron puestos el 15 de mayo en respuesta a ataques de misiles israelíes sobre Gaza, pero fueron retirados el 16 de mayo. IGN hizo una declaración al día siguiente donde decía que el contenido había sido eliminado porque “no estaba en consonancia con nuestra intención de intentar mostrar apoyo a todas las personas impactadas por acontecimientos trágicos”, y “equivocadamente daba la impresión de que estábamos políticamente alineados con un lado.

✉️¿Hasta dónde va a llegar la precariedad en Correos?

🇨🇴#ParoNacionalColombia y consideraciones de seguridad digital para las protestas por la brutalidad policial

🥁¿Guerra civil en Israel?🥁

Thierry Meyssan

EEstamos siendo testigos pasivos de nuevos enfrentamientos entre Israel y ‎los palestinos y seguimos sin mover un dedo ante el derramamiento de sangre. Los hechos demuestran que potencias extranjeras –como Estados Unidos, Irán ‎y Turquía– avivan el fuego constantemente. Pero en esta ocasión, la cosa parece distinta de las demás guerras ‎que se suceden desde hace 73 años en la medida en que estamos ante el posible inicio ‎de una guerra civil en Israel. ¿Se trata de un incendio ‎espontáneo o provocado?.

La programa expulsión de los palestinos del barrio Cheikh Jarrah

Durante todo el ramadán fue ‎palpable en Jerusalén una fuerte tensión alrededor de la posible expulsión de 4 familias palestinas ‎del barrio Cheikh Jarrah [Cheikh Jarrah (o sea «el cirujano») fue, junto al rabino Moisés ‎Maimonida, uno de los médicos de Saladino, quien arrebató Jerusalén a los cruzados]. ‎

JPEG - 51.1 kbDesde 1948, Israel viene expulsando, casa por casa, a las familias palestinas residentes ‎en Jerusalén, para ello se amparan en leyes de la época del Imperio Turco, conservadas ‎desde entonces, primero por los británicos y después por el régimen actual. Esa maniobra confina a ‎los palestinos en la pequeña barriada de Kfar-Aqab, en Jerusalén-Este, ya aislada del resto de ‎la ciudad por un muro de concreto. Pero en el caso especifico de estas 4 familias palestinas, ‎los tribunales se basan en una ley israelí que viola el acuerdo concluido hace 65 años entre ‎Jordania –entonces a cargo de esa parte de la ciudad– y las Naciones Unidas. ‎

Todo el mundo sabe ya cuáles serán las próximas decisiones de la “justicia” israelí, teniendo en cuenta que, ‎en 1967, Israel proclamó unilateralmente Jerusalén su «capital eterna e indivisible», en ‎violación – una vez más – de las resoluciones de la ONU. ‎

En la tarde del viernes 7 de mayo, hubo enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas –el ‎Monte del Templo, según la terminología de Israel. Esos choques fueron más violentos que los ‎registrados en 2017. El sábado también hubo enfrentamientos en Cisjordania (gobernada por la ‎OLP) y en la línea de demarcación entre Gaza (gobernada por Hamas, movimiento vinculado a ‎los Hermanos Musulmanes) y en Israel. El ejército de Israel dispersó las multitudes con gases ‎lacrimógenos y disparando balas de goma. Al producirse envíos de globos incendiarios y el ‎lanzamiento de un cohete hacia Israel, el ejército israelí respondió destruyendo un puesto ‎militar de Hamas en el sur de la franja de Gaza. Hamas llamó entonces los palestinos a ‎ocupar la Explanada de las Mezquitas hasta el fin del ramadán, el jueves 13 de mayo. ‎

El Tribunal Supremo israelí pospuso por tiempo indefinido la audiencia sobre la expulsión de las ‎‎4 familias palestinas de Cheikh Jarrah, que estaba prevista para el 10 de mayo. Desde Roma, ‎el papa Francisco llamó al fin de los actos de violencia: «La violencia sólo engendra violencia. ‎Detengamos los enfrentamientos.». Arabia Saudita, Bahrein, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, ‎Irán, Jordania, Marruecos, Pakistán, Sudán, Túnez y Turquía condenaron el comportamiento ‎de Israel y llamaron a la desescalada. Finalmente, el Cuarteto (Rusia, Unión Europea, ‎Estados Unidos y la ONU) publicó un comunicado donde resaltaba «con seria preocupación la ‎posible expulsión de familias palestinas de sus hogares, en los que han vivido durante varias ‎generaciones» y expresaba su «oposición a actos unilaterales que sólo conducen a una escalada ‎en un ambiente ya tenso» [1].‎

Hacia un conflicto militar

JPEG - 63.5 KBSúbitamente, la situación evolucionó a una escalada bélica, con Hamas lanzando ‎cohetes hacia Israel y el ejército israelí bombardeando Gaza con numerosos helicópteros y ‎aviones –o sea, con medios 10 veces más letales.‎

Todas las facciones armadas palestinas se movilizaron, con la excepción de la ‎Autoridad Nacional Palestina, que, por el contrario, reprimió manifestaciones populares ‎en Cisjordania. ‎

Los palestinos están actualmente huérfanos de democracia… y de República. No han tenido ‎elecciones en 15 años. La Autoridad Palestina anuló las que estaban previstas para este mes de mayo ‎cuando Israel rechazó que la consulta se realizara también en Jerusalén-Este. ‎

El martes 11 de mayo, el líder del Hamas, Ismael Haniyeh, pronunció un discurso en televisión y relacionó la cuestión de Jerusalén con la de Gaza. Definió Al-Quds (Jerusalén) como el ‎corazón de la nación palestina, denunció las expulsiones de las familias palestinas de Cheikh Jarrah y llamó a la movilización. Ese discurso sorprendió a Israel en la medida en que Hamas no se presenta ya como un movimiento de ‎resistencia que aporta una respuesta simbólica ante Israel sino como una fuerza que espera poner fin ‎al avance de la colonización de más territorios palestinos por parte de Israel. ‎

Comienza la guerra

photo_2021-05-19_11-56-54En la tarde del martes, Israel derribó el edificio Al-Shuruk (de 12 pisos), en pleno centro de Gaza, ‎bombardeándolo con artefactos penetrantes. Ese inmueble albergaba, entre otras ‎oficinas, el canal de televisión de Hamas, Al-Aqsa TV. Era la respuesta de Israel al mensaje de ‎Haniyeh. Hamas –que cuenta con el apoyo de Turquía y Qatar– y la organización Yihad Islámica ‎‎–con respaldo de Irán– respondió lanzando una lluvia de cohetes sobre Tel Aviv y también ‎contra Asdod, Ascalón y los límites de Jerusalén. ‎

La destrucción intencionada de un canal de televisión es un crimen de guerra. La Corte Penal ‎Internacional, que recientemente se declaró competente para juzgar los crímenes de guerra ‎perpetrados en los territorios palestinos, ha sido por consiguiente informada del hecho. ‎

  • El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió 2 veces, por videoconferencia y a ‎puerta cerrada. En ambos encuentros virtuales, Estados Unidos se opuso a la emisión de ‎cualquier declaración oficial, alegando que la expulsión de familias palestinas residentes en ‎Jerusalén-Este es un «asunto interno israelí», lo cual cuestionan todos los demás miembros del ‎Consejo de Seguridad. ‎
  • Por su parte, la Liga Árabe‎ estimó que las expulsiones de las familias palestinas no son un simple ‎litigio inmobiliario y que quienes tienen memoria son los únicos que no se equivocan. ‎
  • Rusia exigió una reunión inmediata del Cuarteto (ONU, Rusia, Unión Europea, Estados Unidos). ‎
  • Al no haber podido llegar el Consejo de Seguridad a una posición común, 4 de sus miembros –‎Francia, Estonia, Irlanda y Noruega– emitieron un comunicado donde llaman a Israel «a cesar sus ‎actividades de colonización, demolición y expulsión, incluso en Jerusalén-Este». ‎
  • El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, que suministra armas al Hamas, denunció la inacción ‎del Consejo de Seguridad y llamó a «dar una lección a Israel». ‎

Por primera vez, se produjeron choques en ciudades mixtas israelíes (pobladas por musulmanes, ‎cristianos y hebreos), principalmente en la ciudad obrera de Lod, donde se registró el ‎linchamiento de un joven padre de familia musulmán israelí a manos de compatriotas judíos ‎armados. El presidente israelí Reuven Rivlin denunció el hecho como un «pogrom» ‎antimusulmán. Durante los funerales de la víctima, hubo más ‎enfrentamientos en 18 ciudades mixtas. Ahora se habla no sólo de una guerra entre israelíes ‎y palestinos sino también de una posible guerra civil en Israel entre judíos y goys (los ‎no judíos). ‎

Estados Unidos intensificó sus contactos con Israel para obtener una desescalada. Esfuerzo inútil. ‎Washington, no parece dispuesto a ejercer más presión sobre Israel. ‎Sin embargo, con la esperanza de lograr algo, Estados Unidos se opuso a una tercera reunión ‎del Consejo de Seguridad por videoconferencia, ganando así tiempo para su aliado. ‎El reglamento del Consejo de Seguridad prevé que la presidencia rotatoria del Consejo, ‎este mes en manos de China, puede imponer la realización de una reunión con la participación ‎física de todos los miembros, pero Pekín se abstuvo de utilizar esa prerrogativa. ‎

Análisis del conflicto

JPEG - 44.2 KBTodos los observadores imparciales concuerdan en considerar que la política israelí de ‎colonización, demolición de viviendas de pobladores palestinos y expulsión de estos últimos viola ‎el Derecho Internacional y las resoluciones de la ONU. Se trata, de hecho, de una forma de ‎conquista de territorios, no por vía militar sino mediante la aplicación de una legislación viciada. ‎

Benyamin Netanyahu, hijo del secretario particular de Vladimir (Zeev) Jabotinsky, el ‎fundador en 1925 del Partido Revisionista –el principal partido de la derecha nacionalista sionista–‎‎, encarna el proyecto del «Gran Israel» (Eretz Israel), desde el Nilo hasta el Éufrates. ‎Netanyahu promueve una forma de supremacismo judío. Ya no es mayoritario en su país, pero ‎sigue siendo primer ministro. ‎

Todos están de acuerdo también en considerar que el lanzamiento de cohetes al azar sobre ‎aglomeraciones urbanas es un crimen de guerra contra las poblaciones civiles. ‎

Hamas no cuestiona la colonización de Palestina –a diferencia de al-Fatah– sino únicamente ‎el hecho que una tierra musulmana sea gobernada por judíos, lo cual constituye una forma de ‎supremacismo musulmán. En todo caso, esta «sección palestina de la Hermandad Musulmana» ‎‎–así se indicaba hasta hace poco en la bandera del Hamas– fue creada por el jeque Ahmed ‎Yassin, con ayuda de Israel, para debilitar el movimiento al-Fattah, encabezado por Yasser ‎Arafat. ‎

Todo lo anterior nos muestra que tanto el Likud israelí como el Hamas palestino reivindican ‎ideologías obsoletas y que ambos recurren a prácticas criminales, lo cual aleja toda perspectiva ‎de paz y de convivencia entre las partes. ‎

Todos los Estados miembros de las Organización de las Naciones Unidas –exceptuando a Israel– ‎reconocen el «derecho inalienable» de los palestinos, no a regresar a las viviendas de las que ‎fueron expulsados en 1948, sino a regresar a su tierra como ciudadanos plenos. Al reconocer a ‎los palestinos ese derecho, todos los Estados miembros de la ONU se oponen teóricamente a la ‎‎«solución de los dos Estados», a pesar de que los países occidentales han apoyado esa solución ‎desde 2007. Al alimentar esa contradicción, las potencias occidentales son responsables de la ‎perpetuación del conflicto. ‎

Los enfrentamientos actuales se desarrollan todos en el espacio de la “Palestina geográfica”, ‎o sea tanto en Israel como en los territorios de la Autoridad Palestina. Pero no deben hacernos ‎olvidar que en el pasado los dirigentes palestinos abandonaron su reivindicación de vivir en tierra ‎palestina para tratar de conquistar Jordania (durante el llamado «Septiembre Negro») y ‎posteriormente el Líbano (durante la guerra civil), cometiendo así crímenes que los ‎desprestigiaron. ‎

La única solución es el Estado binacional cuya creación se previó al final de la Segunda ‎Guerra Mundial por parte de las Naciones Unidas. Esa fórmula pondría fin al apartheid ‎implantado por Israel, como escribió el ex presidente estadounidense James Carter hace ya ‎‎15 años [Palestine: Peace Not Apartheid, Jimmy Carter, Simon & Schuster, 2006], y ‎garantizaría el derecho de los palestinos al retorno. El problema es que no hay hoy israelíes ‎ni palestinos capaces de asumir papeles similares a los que desempeñaron Frederik de Klerk y ‎Nelson Mandela. Y los enfrentamientos intercomunitarios que hoy se desarrollan en las ciudades ‎mixtas de Israel hacen esta solución cada vez más difícil de alcanzar. ‎

Hipótesis explicativa

‎Resulta difícil de creer que el desgaste del tiempo basta para explicar los enfrentamientos entre las ‎comunidades que viven en Israel. Israelíes y palestinos aspirar a convivir en paz… exceptuando a ‎los que militan en el Likud o en Hamas. Yo quisiera entonces plantear aquí una hipótesis sobre ‎esa región que los estrategas estadounidenses llaman «Gran Medio Oriente» o «Medio Oriente ‎ampliado». ‎

Resulta extraño el incidente ocurrido el 14 de mayo en Jaffa, donde desconocidos lanzaron un ‎coctel Molotov dentro de la casa de una familia árabe, provocando graves quemaduras a un niño ‎de 14 años. Ese ataque antiárabe fue seguido de un centenar de acciones antijudías en la ciudad, ‎acciones que a su vez suscitaron nuevos ataques antiárabes. Sin embargo, según la policía, ‎el  incidente inicial no fue perpetrado por judíos extremistas sino por dos árabes. Cabe entonces ‎la siguiente interrogante: ¿Eran sólo unos imbéciles que se equivocaron de casa y agredieron ‎así a su propio bando o en realidad eran mercenarios que realizaron una acción premeditada  “bajo falsa bandera”, para animar la escalada de violencia?

JPEG - 55.7 KBDesde el 11 de septiembre de 2001 (con excepción del paréntesis creado por la administración ‎Trump), el Pentágono ha venido aplicando la doctrina Rumsfeld/Cebrowski [2]‎, lo cual implica adaptar las fuerzas armadas de ‎Estados Unidos a las exigencias del capitalismo financiero y de la globalización del intercambio. ‎Para empezar, el estado mayor estadounidense se planteó como objetivo destruir las ‎estructuras mismas de los Estados en los países del «Gran Medio Oriente», para poder explotar ‎a fondo los recursos de esos países sin enfrentar obstáculos políticos. Sólo habrían de ‎preservarse los Estados en Israel, Líbano y Jordania. ‎

Captura de pantalla de 2021-05-19 12-07-22Así hemos visto, a partir de entonces, la destrucción de los Estados en Afganistán, Irak, Libia, Siria ‎y Yemen. Nos “han vendido” todas esas masacres como «revoluciones», sin que ninguna lo fuese. También nos “han vendido” esas guerras como conflictos que durarían algunas ‎semanas, pero ninguna ha terminado aún porque en realidad son parte de lo que el presidente ‎estadounidense George Bush hijo enunció como la «guerra sin fin». Ahora nos “venden” ‎esas guerras como «guerras civiles». Hace 2 años que el mismo proceso está en marcha ‎en Líbano, pero esta vez sin recurrir a las armas. Eso significa que se ha modificado el mapa ‎del estado mayor estadounidenses publicado en 2005 (ver imagen arriba). Por consiguiente, ‎podemos pensar que esa peste puede extenderse a Israel. ‎

Según el almirante Arthur Cebrowski, lo más difícil en la aplicación de su doctrina es evitar que ‎se extienda el incendio. Es por eso que Cebrowski delineó la región «Medio Oriente ampliado» ‎basándose no en los recursos de sus territorios sino en la cultura de sus habitantes. Partiendo de ‎esa base, ¿era realmente posible dinamitar todos los Estados de esa región –sin importar que ‎sus  gobiernos fuesen amigos o aliados de Washington– sin “tocar” la Palestina geográfica? ‎

-en la primera, la “contaminación” de Israel viene de los pueblos movidos por sus pasiones;
-en la segunda, el incendio se extendería a Israel por voluntad del Pentágono. ‎

En todo caso, si las consecuencias de los hechos que hoy están desarrollándose llegase a ‎confirmar esta hipótesis en los próximos meses, sería porque lo que hoy vemos modifica la ‎naturaleza misma del conflicto y lo proyecta decididamente hacia el infinito. ‎

El Pentágono se opuso a la política exterior del presidente Trump. Varios generales se jactaron ‎incluso de haberlo engañado y de haber hecho fracasar la retirada de las fuerzas que ‎Estados Unidos mantiene ilegalmente en Siria. Esos militares no aceptaron que Siria escapara ‎al control de Estados Unidos para quedar bajo la protección de Rusia. También en contra de la ‎voluntad de Donald Trump, retomaron la doctrina Rumsfeld/Cebrowski, aplicándola contra el ‎Líbano, donde han utilizado las rivalidades internas para poner ese país en crisis sin utilizar ‎abiertamente tropas estadounidenses. ‎

En Estados Unidos, el Partido Demócrata está volviéndose antisraelí, bajo la influencia del grupo ‎de congresistas encabezado por Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Cori Bush, Ayanna Pressley y ‎Alexandria Ocasio-Cortez. El Pentágono, que desde el año 2001 ve en Israel un aliado que ‎se ha hecho demasiado independiente, alcanzaría su revancha destruyendo el Estado hebreo. ‎

En sólo días, sobre todo después del bombardeo israelí contra las oficinas de Associated Press ‎en Gaza, la prensa estadounidense, habitualmente proisraelí, pasó a ser propalestina. Un cambio ‎tan fulgurante es forzosamente sospechoso. ‎

⛓Un bombardeo de Marruecos contra posiciones civiles en el Sáhara Occidental deja 2 víctimas mortales.

Ceuta, Melilla, la inmigración… y el Sahara Occidental

pioFranco Battiato: más allá de las corrientes gravitacionales

⛵️!!Los zapatistas invaden Europa¡¡🇲🇽

barco

ddesde principios de mayo, “La Montaña”, un navío en el cual viajan cuatro mujeres, dos hombres y una otroa, el Escuadrón 421, está surcando el Océano Atlántico, rumbo a las costas europeas dónde está previsto que llegue a mediados del mes de junio. Su objetivo: recorrer este continente que llamamos Europa, un primer paso al que seguirán otros en otras geografías, “buscando no la diferencia, no la superioridad, no la afrenta, mucho menos el perdón y la lástima. Iremos a encontrar lo que nos hace iguales”.

goteoDesde nuestras geografías, territorios y espacios, les reiteramos la invitación a llegar a Europa, a visitarnos, a encontrarnos en estas tierras que no son solo las del capital salvaje y transnacional, sino que es el lugar desde donde luchamos, desde abajo y a la izquierda, para conseguir que la vida, y por lo tanto, el mundo, sea un lugar digno donde vivir.

En este año en el que se cumplen 20 de la Marcha del Color de la Tierra, que los zapatistas realizaron junto al Congreso Nacional Indígena, reclamando un lugar en esa Nación que los ignora, van a volver a navegar y caminar para encontrarse con otros, con otras, con otroas, para encontrarnos y decir bien alto que frente a la destrucción del planeta, una montaña navega la madrugada y en esa montaña viaja también nuestro corazón colectivo.

Desde nuestros territorios y pequeños espacios de lucha, esperamos con impaciencia la llegada de los y las zapatistas, portador@s del virus de la resistencia y la rebeldía, como ellos mismos dicen, su llegada a cualquier puerto del Atlántico, en este viaje por la vida en el que confiamos se rompan las fronteras, visibles y simbólicas.

photo_2021-05-14_11-56-03

Manifiesto Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui

⛓Apoyo al pueblo palestino

Captura de pantalla de 2021-05-15 16-00-29

😷El capitalismo y el racismo como enemigos de un plan de vacunación efectivo💉

verdadLLas pandemias no se propagan de manera uniforme. La propagación depende de las condiciones ambientales, como la temperatura y el flujo de aire, la densidad y el tamaño de la población y, para terminar, los privilegios. El capitalismo brutal ha impulsado el impacto desproporcionado del COVID en las comunidades marginadas, y ahora fomenta las desigualdades en la distribución de las vacunas.

No es de extrañar que los contornos de los impactos de COVID hayan reflejado las disparidades sociales preexistentes, que a menudo se configuran a lo largo de las líneas de género, raza y clase. Estas disparidades determinan no sólo la forma en que se propaga un virus, sino también el impacto que éste tiene en las comunidades individuales que están expuestas. Está ampliamente documentado que las comunidades negras en los EEUU están siendo afectadas de forma desproporcionada por el COVID, experimentando mayores tasas de hospitalización, infecciones y mortalidad; estas tendencias han continuado en la tercera ola del COVID, y han inspirado a cientos de ciudades y condados, así como a los Centros de Control de Enfermedades, a declarar el racismo como una amenaza para la salud pública. Las comunidades negra, indígena y latina tienen menos acceso a la atención sanitaria y a las pruebas, acceso a la información, estabilidad económica y condiciones laborales, todo lo cual contribuye al impacto dispar del virus.

Además de la raza, otro importante determinante social de la salud es la clase social. Los trabajadores de los servicios esenciales y los que no tienen la privilegiada posibilidad de trabajar desde casa se ven afectados de forma desproporcionada por el COVID, ya que tienen muchas más probabilidades de estar expuestos al virus. Los trabajadores negros y la mayoría de los trabajadores de primera línea con salarios bajos tienen menos acceso a las bajas por enfermedad y es menos probable que tengan cobertura de seguro médico, lo que contribuye a los impactos desproporcionados de COVID.

Las personas de los barrios con menores ingresos tienen más probabilidades de tener COVID-19 y corren un mayor riesgo de muerte por COVID-19 en comparación con las personas de los barrios con mayores ingresos“, dijo a Truthout Gregorio Millett, antiguo científico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y autor del documento “Assessing differential impacts of COVID-19 on black communities“.

Lisa Dubay, coautora del informe de investigación del Instituto Urbano titulado “How Risk of Exposure to the Coronavirus at Work Varies by Race and Ethnicity and How to Protect the Health and Well-Being of Workers and Their Families” (“Cómo varía el riesgo de exposición al coronavirus en el trabajo según la raza y la etnia y cómo proteger la salud y el bienestar de los trabajadores y sus familias”), señaló: “Pensamos que era realmente importante examinar la intersección de la raza y la exposición, porque lo que sabemos es que Estados Unidos tiene una larga historia de racismo estructural y racismo interpersonal…. que ha dado lugar a una prolongada segregación ocupacional que privilegia a los blancos y a las personas con estudios superiores“. Dubay señaló que la falta de bajas por enfermedad, de salarios dignos y de seguro médico impulsó la propagación del COVID entre los trabajadores con salarios bajos, en gran mayoría trabajadores negros.

Otra población que se ha visto desproporcionadamente afectada por el COVID es la población carcelaria. Según una investigación publicada en el Journal of the American Medical Association, las personas encarceladas están infectadas por el coronavirus con una tasa cinco veces superior a la tasa general del país. Y hasta el 16 de abril, más de 661.000 personas encarceladas y el personal han sido infectados. Amber Casey, del Departamento de Salud Pública del Estado de Washington, dijo a Truthout: “Cuando esas personas vuelven a sus comunidades, que a menudo son comunidades muy vigiladas, comunidades negras y latinas – las mismas comunidades que están muy afectadas por el COVID debido a otros factores-, esas comunidades tienen más probabilidades de estar expuestas y realmente se mantiene un reservorio de COVID en circulación“.

Casey también trabaja estrechamente con personas sin hogar y con drogadictos, dos poblaciones que se han visto afectadas de forma desproporcionada por el COVID. Señala que la pandemia ha ido acompañada de un fuerte aumento de las sobredosis de drogas en estas comunidades. Actualmente, Casey y su departamento están tratando de hacer llegar el mayor número posible de vacunas a las personas sin hogar y a las que consumen drogas.

De hecho, ahora que la vacuna se está extendiendo rápidamente, ha surgido una oportunidad para remediar las desigualdades cimentadas por el COVID, pero en lugar de ello, la distribución de la vacuna ha demostrado ser otra área en la que las disparidades se hacen patentes. El gobierno de Biden ha tenido bastante éxito a la hora de poner a disposición las vacunas, pero cuando se trata de una distribución equitativa, eso es otra historia.

Las investigaciones han demostrado que las comunidades negras y latinas de Estados Unidos, por ejemplo, tienen menos probabilidades de acceder a las vacunas por una serie de razones, como el acceso a Internet para las citas, la proximidad a los centros de vacunación o a las clínicas y las barreras informativas.

Como Truthout ha cubierto en profundidad, también existen patrones similares en la equidad de las vacunas a escala mundial. Según Krishna Udayakumar, director fundador del Centro de Innovación en Salud Global de Duke, sólo cuatro regiones -Estados Unidos, China, India y Europa– representan el 70% de todas las personas vacunadas en el mundo. Y no se trata de un problema de suministro -de hecho, se prevé que para este verano, Estados Unidos tendrá un enorme exceso de oferta de la vacuna-. El problema es una equitativa distribución.

Los países de altos ingresos como Australia, Japón, Estados Unidos y Europa, por ejemplo, compraron por adelantado una gran cantidad de la vacuna antes de que fuera fabricada“, dijo Merith Basey de Free the Vaccine a Truthout. “Ese poder adquisitivo ha conducido a este concepto de acaparamiento, que ha dejado atrás a muchos países más pobres, o incluso de ingresos medios“.

Free the Vaccine es un colectivo de voluntarios de 29 países que hace campaña por un acceso global equitativo a las vacunas COVID. Sin un acceso asequible para todo el mundo, creen que la vacuna no puede cumplir su función y que, puesto que los contribuyentes han financiado en gran medida el desarrollo de estas vacunas, deberían estar disponibles de forma gratuita para todo el mundo.

Según Basey, uno de los mayores problemas es que los países de altos ingresos no comparten la propiedad intelectual de las vacunas.

Hay muchos países en todo el mundo que podrían fabricar la vacuna localmente para tratar a sus propias poblaciones“, dijo Basey. “Pero debido al tipo de marco capitalista del actual sistema de I+D biomédico, significa que ese reparto no se produce“.

Estados Unidos ha vacunado completamente a aproximadamente el 25% de su población, pero países más pobres como Brasil y México, por ejemplo, que tienen algunas de las tasas más altas de casos y muertes por COVID, han vacunado a menos del 10% de su población.

El mundo tiene una mentalidad de escasez en este momento“, dijo Basey. “Pero tenemos la fórmula, sólo tenemos que compartirla: hay más que suficiente para todos. La idea es tener un sistema mucho más centrado en las personas que en los beneficios“.

Países como Sudáfrica e India lideran los intentos de suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra el COVID, pero estos esfuerzos han sido bloqueados por Estados Unidos y otras naciones ricas en la Organización Mundial del Comercio. Esta situación se produce en un momento en el que la India está experimentando una oleada masiva de casos y muertes por COVID, registrandose 315.000 nuevos casos en un solo día, el mayor número de víctimas diarias desde el inicio de la pandemia.

Mientras las naciones ricas como Estados Unidos siguen dando prioridad a los beneficios de los accionistas por encima de la vida de las personas, también estamos viendo cómo la política global y el imperialismo han penetrado en el despliegue de las vacunas contra el COVID. Por ejemplo, se ha informado de que la empresa farmacéutica Pfizer ha exigido a los países latinoamericanos que pongan activos soberanos, como los edificios de las embajadas y las bases militares, como garantía contra el coste de futuros casos legales como parte de sus negociaciones sobre la vacuna COVID-19.

Grupos como Free the Vaccine están realizando una importante labor para garantizar la equidad y el acceso a nivel mundial, pero se enfrentan a un sistema global corporativo que no está dispuesto a realizar cambios sustanciales en una agenda centrada en los beneficios, y es poco probable que lo haga.

A medida que continuamos viendo las marcadas disparidades en la forma en que COVID afecta a las comunidades marginadas aquí en los Estados Unidos, así como las desigualdades en la respuesta a COVID a nivel mundial, se hace cada vez más evidente que nuestro actual sistema económico capitalista mundial no está preparado para hacer frente a las grandes crisis de manera adecuada.

Los momentos de crisis aguda como éste, por muy devastadores que sean, pueden dar lugar a nuevas conversaciones y abrir oportunidades de cambio. A medida que el COVID pone al descubierto los principales problemas estructurales de nuestros actuales sistemas sociales, políticos y económicos, estamos viendo cómo comunidades de todo el país y del mundo se levantan para exigir reformas sustanciales y, en muchos casos, una revisión completa de las estructuras. Con la posibilidad muy real de que se produzca otra pandemia en el horizonte, es importante que comprendamos plenamente las causas profundas que impulsan las desigualdades en nuestra sociedad, de modo que podamos evitar que se reproduzcan estos patrones dañinos y mortales en el futuro.

Cómo el modelo neoliberal ha agravado severamente la crisis del coronavirus

🤔Jornadas 2021 Utopías o distopías. Los Pueblos de América Latina y el Caribe ante la era digital

🏴Renfe hace 80 años usaba mano de obra esclava

#LibertadJuani – Manifiesto⛓

Imaginemos que hay una española detenida en Venezuela desde hace dos semanas, sin cargos, por ser miembro de una ONG humanitaria. ¿Qué espacio mediático ocuparía? Pues, sin imaginar, eso está pasando en Israel y el silencio es atronador.

Captura de pantalla de 2021-04-27 10-57-52

MANIFIESTO PARA LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE JUANA RUIZ SÁNCHEZ, ENCARCELADA POR ISRAEL

Los abajo firmantes, organizaciones y personas vinculadas a la solidaridad en nuestro país, queremos transmitir a la opinión pública y a las Instituciones la gran preocupación que tenemos por la situación de Juana Ruiz Sánchez, ciudadana española residente en Palestina desde hace más de 35 años, que trabaja como Coordinadora de Proyectos en la organización sanitaria palestina Health Work Committees. Juana ha sido arbitrariamente detenida y encarcelada por el Estado Israelí desde hace ya 10 días y sin que medie ningún cargo concreto, con el argumento de que debe ser interrogada.

La detención tuvo lugar el martes, 13 de abril de 2021, a las 5.45 de la mañana cuando se presentaron en casa de la familia de Juana, en la localidad cisjordana de Beith Sahur, cerca de la ciudad de Belén, más de 20 soldados israelíes fuertemente armados. Tras intimidar a Juana, a su esposo palestino y a su suegra que vive en el hogar familiar, se llevaron a Juana Ruiz Sánchez para interrogarla. Se trata pues de un larguísimo interrogatorio que aún se prolongará durante tres días más, hasta el lunes, 26 de abril por decisión del juez que lleva el caso. Serán, si el juez no decide prolongarlo aún más, 13 días privada de libertad, sin cargos definidos.

Previamente, en la madrugada del pasado 8 de marzo de 2021, el ejército israelí allanó la oficina central de Health Work Committees (HWC), la organización sanitaria en la que trabaja Juana, en la ciudad de Al Bireh, deteniendo al Responsable del Departamento de Contabilidad de HWC, Tayseer Abu Sharbak, que continúa en prisión, y llevándose equipos informáticos y documentación relacionada con el trabajo humanitario que HWC realiza en colaboración con organizaciones internacionales, entre ellas varias ONGs del Estado Español, y con fondos de donantes españoles. También está detenido Saeed Abbad, que, en la actualidad, no mantiene relación laboral con HWC, pero que fue Responsable del Departamento de Contabilidad hasta hace 2 años. Este Manifiesto pretende también pedir la libertad para ambos que están, igualmente, en detención administrativa.

Estas circunstancias nos hacen sospechar que los responsables de las detenciones buscan demostrar algún tipo de delito vinculado con la financiación de los proyectos que realiza la HWC y que pretenden involucrar a Juana Ruiz en esta acusación.

Los abajo firmantes consideramos que es imposible que los proyectos financiados por la cooperación en nuestro país puedan tener ningún viso delictivo ya que la cooperación española, mayoritariamente pública, obliga a la realización de las actividades previstas y la justificación completa de la financiación de los diferentes proyectos que se han llevado a cabo con nuestro apoyo.

La HWC ha realizado decenas de proyectos sanitarios y sociales con ayuda de la cooperación de nuestro país. Son actividades como llevar la prevención sanitaria a las aldeas de Cisjordania, vacunar a los niños y niñas de Jerusalén Este, que el Gobierno Israelí se ha negado sistemáticamente a vacunar, llevar la salud prenatal y natal a las mujeres de Cisjordania, realizar campañas de información y formación en innumerables cuestiones relacionada con la salud, con los hábitos sanitarios o con la prevención de las enfermedades más comunes en la zona, atender gratuitamente al 40% de sus pacientes en las 14 clínicas que tiene la HWC por el territorio bajo la Autoridad Palestina y otras actividades por el estilo que, difícilmente, podrían considerarse sospechosas de constituir ninguna clase de delito.

A pesar de su carácter humanitario y sanitario, o quizá precisamente por eso, la HWC está siendo atacada intermitentemente por el Estado de Israel en una política de represión, desgaste y desmantelamiento de las organizaciones de la sociedad civil palestina.

Captura de pantalla de 2021-04-27 18-58-37

Con este MANIFIESTO:

  • Exigimos la inmediata liberación de Juana Ruiz Sánchez
  • Exigimos igualmente la liberación del resto de las personas detenidas en el transcurso de esta nueva operación de acoso hacia la organización HWC.
  • Exigimos al Estado de Israel su respeto al Derecho Internacional Humanitario y a los Derechos Humanos de la población palestina.
  • Exigimos al Estado de Israel la reparación material de los bienes dañados y/o confiscados a la HWC, algunos de ellos financiados por la cooperación española.
  • Exigimos al Gobierno Español que tome cartas en el asunto y presione cuanto esté en su mano para lograr la liberación de Juana Ruiz Sánchez con carácter inmediato.

Hacemos un llamamiento a todas las personas y organizaciones que luchan por los derechos humanos, en general, y por los derechos del pueblo palestino, en particular, a que se sumen a este Manifiesto y exijan por este medio la inmediata liberación de Juana Ruiz Sánchez y de sus compañeros de las HWC encarcelados.

Clic para firmar el Manifiesto:

Diputados de varias formaciones envían una carta a la embajada de Israel pidiendo la liberación de Juana Ruiz

🇺🇸: Caldeando el ambiente en Ucrania y Taiwán

⛓La española detenida en Israel continuará arrestada y será imputada

🇬🇧¿Reconocerá alguna vez el RU de la GB al auténtico Wiston Leonard Spencer Churchil?🇬🇧

con lo aficionado que son los historiadores británicos a hacer profundos y sesudos estudios sobre los políticos de otros países, un torvo silencio acompaña a una de las figuras más comentadas de la historia británica. Es obligatorio  entusiasmarse perpetuamente cómo Winston Churchill derrotó a Hitler “sin ayuda de nadie”.

Pero si uno recuerda, como por casualidad, sus opiniones recistas o sus políticas coloniales, inmediatamente te encuentras ahogado en un orquestado y feroz vacío.

Entre ese océano de biografías de Churchill aduladoramente reverenciales hasta el aburrimiento, apenas si hay libros que examinen en serio su bien documentado racismo. No se puede permitir, parece ser, hacer más complicado, y no digamos ya mancillar, el mito nacional de un héroe impecable: un ídolo que “salvó a nuestra civilización”, como pretende Boris Johnson, o “a la humanidad en su conjunto”, como afirmó David Cameron. Hágase una incómoda observación sobre sus opiniones acerca de la supremacía blanca, y la gente como Piers Morgan preguntará: “¿Qué le ha hecho a usted este país?

No todo el mundo se contenta con no decir nada porque hoy “hablaría alemán”, de no haber sido por Churchill. Mucha gente quiere saber más acerca de las figuras históricas que se les pide que admiren sin criticarlas. Las protestas de Black Lives Matter del pasado año – durante las cuales la palabra “racista” se pintó con aerosol en letras rojas en la estatua de Churchill en la Plaza del Parlamento –, se vieron acompañadas de exigencias de una mayor formación en cuestiones como la raza, el imperio y las figuras cuyas estatuas salpican el paisaje británico.

Resulta difícil proporcionar una imagen más completa. Se trata desdeñosamente a aquellos investigadores que exploran los lados menos gloriosos de Churchill. Tomemos por ejemplo lo sucedido en el Churchill College de Cambridge.

En respuesta a la solicitud de una mayor información sobre su fundador, por parte de una profesora de dicho college, se organizaron una serie de actos sobre Churchill, el imperio y la raza. La segunda mesa redonda de dichas jornadas, que trataba sobre “Las consecuencias raciales del señor Churchill”. Antes incluso de que tuviera lugar, se denunció repetidas veces el debate en los tabloides y las redes sociales como algo “idiota”, una “difamación de su persona” destinada a “despedazar” al gran hombre. Indignadas cartas dirigidas al college afirmaban que esto era llevar la libertad académica demasiado lejos, y que debería cancelarse el acto. Los ponentes y la organizadora, todos investigadores de color, se vieron sometidos a agresivos mensajes de odio, insultos y amenazas racistas. Se les acusó de traición y calumnias. Uno de los anónimos, advertía a la organizadora que se había remitido su nombre al oficial al mando de la base de la RAF cercana a su casa.

El college recibió fuertes presiones para que dejara de celebrar este tipo de actos. Tras la citada mesa redonda, el grupo derechista de expertos Policy Exchange, influyente en círculos gubernamentales – y que afirma abanderar la libertad de expresión y las opiniones controvertidas en los campus – publicó una “reseña” del acto. El prólogo, escrito por el nieto de Churchill, Nicholas Soames, declaraba que tenía la esperanza de que esa reseña “impediría que se organizara un acto tan intelectualmente deshonesto en el Churchill College en el futuro…o, esperémoslo, en cualquier otro lugar”.

Resulta irónico. El gobierno británico y los medios  dicen que la “cultura de la cancelación” es una imposición de la izquierda académica. Pero este es un verdadero caso de “cultura de la cancelación” impidiendo un verdadero compromiso con la historia británica. Churchill fue un admirado líder en tiempos de guerra que supo ver a tiempo la amenaza de Hitler y desempeñó un papel crucial en la victoria aliada. Tendría que ser posible admitir esto sin dejar de glosar su lado menos benigno. La investigadora  Madhusree Mukerjee, y los investigadores Onyeka Nubia y Kehinde Andrews  llamaron la atención sobre la obstinada defensa de Churchill del dominio colonial británico, su participación en la desastrosa hambruna de 1943 en Bengala, en la que murieron de modo evitable millones de personas, su interés por la eugenesia, y sus opiniones, profundamente retrógradas hasta para su época, sobre la raza.

Hay constancia de que Churchill alabó el “linaje ario” e insistió en que era correcto que “una raza más fuerte, una raza de mayor rango” ocupara el lugar de los pueblos indígenas. No pensaba, según se sabe, que “la gente negra fuera tan capaz o eficiente como la blanca”. En 1911, Churchill prohibió los combates de boxeo interraciales, de modo que no pudiera verse perder a boxeadores blancos frente a otros negros. Insistía en que Gran Bretaña y los EE.UU. compartían una “superioridad anglo-sajona”. Describió a los activistas anticoloniales como “salvajes armados de ideas”.

Hasta a sus contemporáneos les llamaba la atención sus puntos de vista racistas. En el contexto de la línea dura de Churchill en contra de suministrar ayuda para aliviar la hambruna de Bengala, el secretario de Colonias, Leo Amery, subrayó: “En la cuestión de la India, Winston no está del todo en sus cabales…No he visto mucha diferencia entre su opinión y la de Hitler”.

Que Hitler fuera racista no significa que Churchill no pudiera serlo. Gran Bretaña entró en guerra, al fin y al cabo, porque se enfrentaba a una amenaza existencial, y no primordialmente porque discrepara de la ideología nazi. Advirtiendo afinidades entre el pensamiento racial colonial y el de los nazis, los líderes africanos y asiáticos cuestionaron el doble rasero de Churchill consistente en rechazar firmemente la autodeterminación de los súbditos coloniales que luchaban también contra Hitler.

Vale la pena recordar que el culto incuestionado que hoy se tributa a Churchill no lo compartían muchos británicos en 1945, cuando votaron por dejarlo fuera del poder antes incluso de que hubiera terminado del todo la guerra. Muchas comunidades de clase trabajadora de Gran Bretaña, de Dundee al sur de Gales, sentían una intensa animosidad hacia Churchill por su disposición a movilizar fuerzas militares durante los conflictos laborales. En fecha tan reciente como 2010, el consejo municipal de Llanmaes se opuso a rebautizar una base militar como Churchill Lines.

La valoración crítica no supone “difamación de su persona”. Gracias al pensamiento de grupo de “el culto de  Churchill”, el difunto primer ministro se ha convertido en una figura mitológica antes que histórica. Restar importancia a las implicaciones de las opiniones de Churchill sobre la raza – o sugerir absuradamente, como sugiere Policy Exchange, que sus declaraciones racistas significaban “otra cosa distinta de su definición” – nos habla de una profunda falta de honestidad y valor.

Esta falta de valor va ligada a una aversión mayor a analizar el imperio británico de manera veraz, quizás por miedo a lo que pudiera decirnos hoy de Gran Bretaña. El diálogo nacional que se precisa sobre Churchill y el imperio con el que se sentía tan comprometido es una de las formas necesarias para romper este inaceptable silencio.

Adaptación de un artículo de Priyamvada Gopal, ( profesora de Estudios Postcoloniales en el Churchill College (del que ha sido decana) de la Universidad de Cambridge. Nacida en la India, se licenció en la Universidad de Delhi, doctorándose en la de Cornell (EE.UU). Es autora de “Insurgent Empire: Anticolonial Resistance and British Dissent“.)

Captura de pantalla de 2021-04-17 13-21-41 🤨 La lista electoral liderada por Rocío Monasterio ha sido confeccionada con activistas antiderechos, nobles, ultracatólicos e incluso cercanos a la secta ultracatólica El Yunque.

🔭Hacer que Amazon pague🔥

Están lanzando un movimiento planetario para hacer que Amazon pague #MakeAmazonPay.

Si te quieres unir, visita;

l tamaño y poder de Amazon ha puesto a la corporación en el mismo centro de las crisis de colapso climático y desigualdad económica que se han apoderado de nuestro planeta. El crecimiento de la astronómica fortuna del director general Jeff Bezos —cerca de $100 mil millones desde marzo, sobrepasando cualquier fortuna de cualquier humano en la historia— es directamente proporcional a los costos humanos y medioambientales generados por Amazon: su corporación maltrata a los y las trabajadores y trabajadoras, arruina el clima y socava las instituciones públicas que sostienen nuestras democracias por el camino.

Por lo tanto, enfrentarse a Amazon requerirá algo más que frenar la riqueza personal de Jeff Bezos o reclamar responsabilidad social corporativa. Requerirá un movimiento global organizado a lo largo de cada dimensión del creciente imperio de Amazon: para las trabajadoras y trabajadores, para los pueblos y para el planeta.

Por eso hoy una coalición internacional de trabajadoras y activistas inicia una movilización planetaria para Hacer que Amazon pague (#MakeAmazonPay). De Sao Paulo a Berlín, de Seattle a Hyderabad, los activistas lanzarán este grito de batalla en lugares clave de Amazon, advirtiendo a la corporación que sus días de impunidad han terminado. Al reunir sindicatos, ambientalistas y ciudadanas de todo el mundo, esta coalición ejerce el único poder que puede enfrentar la fuerza del capital transnacional: la solidaridad.

En apenas unos años, Amazon se ha establecido como un nodo clave en los circuitos del capitalismo globalizado. Habiendo primero revolucionado los eslabones entre producción, distribución y consumo en su plataforma digital, la infraestructura en la nube de la corporación y el comercio electrónico le dieron a Amazon la influencia para controlar grandes extensiones de la vida económica y social por todo el planeta.

La red de poder corporativo de Amazon se extiende a través de los lugares de trabajo y en nuestras vidas. Los productores y proveedoras no tienen otra opción que asociarse con Amazon para retener u obtener acceso al público. Por su parte, los consumidores sienten que apenas pueden evitar a Amazon, a menos que estén dispuestxs a esperar más y puedan pagar más. Por medio de tecnologías de vigilancia masiva como Alexa, Echo y Amazon Ring, la corporación ha infiltrado millones de hogares y recopilado sus datos más íntimos.

 lo largo de esta red se encuentra Amazon Web Services, que ha jugado un papel clave en el funcionamiento de las industrias extractivas y la aplicación de la ley; así como las recientes empresas de Amazon en sectores como servicios financieros, suministro de alimentos y atención médica. En efecto, Amazon se ha convertido en un Estado privado transnacional depredador totalmente irresponsable o, de hecho, en un imperio del siglo XXI.

En la ausencia de un movimiento común para desafiarlo, Amazon ha logrado expandir su imperio a todos los rincones de la economía global. Pero la marea está comenzando a cambiar. La reciente participación de los trabajadores de tecnología en la huelga climática fue seguida por importantes concesiones por parte de la administración de Amazon, y las alianzas laborales transnacionales dirigidas por UNI Global Union y Amazon Workers International han logrado integrar la anteriormente difusa resistencia obrera. En el plano internacional, los grupos públicos de apoyo han movido la necesidad urgente de dividir a Amazon hacia el centro de los debates políticos.

Estos esfuerzos nos muestran el camino a seguir. Para hacer que Amazon pague sus deudas a las trabajadoras y trabajadores, al planeta y a la sociedad, debemos aplicar una estrategia de tres puntos:

  • Primero, reconocer la naturaleza internacional e interseccional de la lucha contra Amazon.
  • Segundo, organizarnos más allá de las fronteras nacionales y los estrechos ámbitos de activismo.
  • Tercero, politizar esta lucha llevándola directamente a las arenas legislativas en todo el mundo.

Éstos son los objetivos de la campaña.

Con respecto al primero, las Demandas Comunes tienen un alcance global. Conscientes de que el poder de Amazon depende de su habilidad para aprovechar las diferencias en jurisdicciones nacionales para impulsar la carrera global hacia el fondo en materia de protección social y ambiental.

También, reconocer las intersecciones de la injusticia de Amazon. La injusticia ambiental de la contaminación de Amazon, por ejemplo, afecta de forma desproporcionada a las personas que no son de raza blanca. Mientras tanto, la monopolización de la corporación del sector de la computación en nube es la base de sus estrechos vínculos con las grandes petroleras. Por lo que, esta coalición reúne ambientalistas de Greenpeace y 350 con grupos como Data 4, Black Lives, Athena Coalition y Hawker Federation de la India.

Con respecto al segundo punto de la estrategia, las acciones de hoy unen a trabajadores de toda la cadena de suministro de Amazon, desde las trabajadoras de tecnología en las oficinas centrales de Amazon en Seattle y los trabajadores de las bodegas organizadas por afiliadas de UNI Global Union, Awood Centre y Amazon Workers International, hasta las trabajadoras en la cadena de suministro en las fábricas de confección en Bangladesh.

Y respecto al tercero,  no exigimos que Jeff Bezos cambie el modelo de negocio por la bondad de su corazón. Al contrario, el movimiento apunta a construir un poder legislativo que pueda poner fin a la “Amazonificación” de nuestras economías y sociedades. Invitamos a legisladores y legisladoras progresistas de todo el mundo a unirse y apoyar a este movimiento global para hacer que Amazon pague.

La misión de esta campaña es tan simple como radical: lograr un mundo diferente.

  • Un mundo en el que las corporaciones que sirven principalmente a los intereses de sus directores ejecutivos sean reemplazadas por cooperativas que sirvan a los intereses de la mayoría.
  • Un mundo en el que la actividad económica no conduzca a la destrucción del clima, sino a la reconstrucción y el florecimiento del medio ambiente.
  • Un mundo en el que los mercados sean gobernados por instituciones democráticas, y no al revés.

La solidaridad es el vehículo para crear este mundo. Hacer que Amazon pague es el comienzo.

Casper Gelderblom es miembro del Secretariado de la Internacional Progresista y Coordinador de la campaña #MakeAmazonPay de la IP.

🤮Bruselas, la patronal y la derecha del Gobierno intentan sabotear el desmontaje de la reforma laboral

🖌Marlaska tras los pasos de Corcuera: la coz a ti debida

A %d blogueros les gusta esto: