Categor铆a: Internacional

馃嚜馃嚭El espectro alem谩n en aumento馃憥馃徑

ceprid

LLa Uni贸n Europea se prepara para una larga guerra contra Rusia que parece claramente contraria a los intereses econ贸micos y la estabilidad social europeos. Una guerra que aparentemente es irracional -como muchas lo son- tiene profundas ra铆ces emocionales y reclama una justificaci贸n ideol贸gica. Tales guerras son dif铆ciles de terminar porque se extienden fuera del alcance de la racionalidad.

Diana Johnstone fue secretaria de prensa del Grupo Verde en el Parlamento Europeo de 1989 a 1996. En su 煤ltimo libro, Circle in the Darkness: Memoirs of a World Watcher (Clarity Press, 2020), relata episodios clave en la transformaci贸n de la econom铆a alemana. Partido Verde de un partido de paz a un partido de guerra. Sus otros libros incluyen Fools鈥 Crusade: Yugoslavia, NATO and Western Delusions (Pluto/Monthly Review) y, en coautor铆a con su padre, Paul H. Johnstone, From MAD to Madness: Inside Pentagon Nuclear War Planning (Clarity Press). Puede contactarla en diana.johnstone@wanadoo.fr

Durante d茅cadas despu茅s de que la Uni贸n Sovi茅tica entrara en Berl铆n y derrotara decisivamente al Tercer Reich, los l铆deres sovi茅ticos se preocuparon por la amenaza del 鈥渞evanchismo alem谩n鈥. Dado que la Segunda Guerra Mundial podr铆a verse como una venganza alemana por haber sido privada de la victoria en la Primera Guerra Mundial, 驴no podr铆a revivir la agresiva Drang nach Osten alemana , especialmente si contaba con el apoyo angloamericano? Siempre ha habido una minor铆a en los c铆rculos de poder de los EEUU y del Reino Unido a la que le hubiera gustado completar la guerra de Hitler contra la Uni贸n Sovi茅tica.

No fue el deseo de extender el comunismo, sino la necesidad de una zona de amortiguamiento que se interpusiera en el camino de tales peligros, la principal motivaci贸n de la actual represi贸n pol铆tica y militar sovi茅tica en la lista de pa铆ses desde Polonia hasta Bulgaria que el Ej茅rcito Rojo hab铆a arrebatado a la ocupaci贸n nazi.

Esta preocupaci贸n disminuy贸 considerablemente a principios de la d茅cada de 1980 cuando una joven generaci贸n alemana sali贸 a la calle en manifestaciones pac铆ficas contra el estacionamiento de 芦Euromisiles禄 nucleares que podr铆an aumentar el riesgo de una guerra nuclear en suelo alem谩n. El movimiento cre贸 la imagen de una nueva Alemania pac铆fica. Creo que Mija铆l Gorbachov se tom贸 en serio esta transformaci贸n.

El 15 de junio de 1989, Gorbachov lleg贸 a Bonn, que entonces era la modesta capital de una Alemania Occidental enga帽osamente modesta. Aparentemente encantado con la c谩lida y amistosa bienvenida, Gorbachov se detuvo para estrechar la mano de la gente en el camino en esa tranquila ciudad universitaria que hab铆a sido escenario de grandes manifestaciones por la paz.

Estuve all铆 y experiment茅 su apret贸n de manos inusualmente c谩lido y firme y su sonrisa ansiosa. No tengo ninguna duda de que Gorbachov cre铆a sinceramente en un 鈥hogar europeo com煤n鈥 donde Europa del Este y del Oeste pudieran vivir felizmente lado a lado unidas por alg煤n tipo de socialismo democr谩tico.

Gorbachov muri贸 a los 91 a帽os el 30 de agosto. Su sue帽o de que Rusia y Alemania vivieran felices en su 鈥hogar com煤n europeo鈥 pronto se vio fatalmente socavado con el visto bueno de la administraci贸n Clinton a la expansi贸n hacia el este de la OTAN. Pero el d铆a antes de la muerte de Gorbachov, los principales pol铆ticos alemanes en Praga eliminaron cualquier esperanza de un final tan feliz al proclamar su liderazgo en una Europa dedicada a combatir al enemigo ruso.

Estos eran pol铆ticos de los mismos partidos, el SPD (Partido Socialdem贸crata) y los Verdes, que lideraron el movimiento por la paz en la d茅cada de 1980.

La Europa alemana debe expandirse hacia el este

El canciller alem谩n Olaf Scholz es un pol铆tico ins铆pido del SPD, pero su discurso del 29 de agosto en Praga fue incendiario en sus implicaciones. Scholz pidi贸 una Uni贸n Europea ampliada y militarizada bajo el liderazgo alem谩n. Afirm贸 que la operaci贸n rusa en Ucrania planteaba la cuesti贸n de 鈥d贸nde estar铆a la futura l铆nea divisoria entre esta Europa libre y una autocracia neoimperial鈥. No podemos simplemente mirar, dijo, 鈥c贸mo se borran del mapa los pa铆ses libres y desaparecen detr谩s de muros o cortinas de hierro鈥.

(Nota: el conflicto en Ucrania es claramente el asunto pendiente del colapso de la Uni贸n Sovi茅tica, agravado por provocaciones externas maliciosas. Al igual que en la Guerra Fr铆a, las reacciones defensivas de Mosc煤 se interpretan como presagios de la invasi贸n rusa de Europa y, por lo tanto, un pretexto para acumulaciones de brazos).

Para hacer frente a esta amenaza imaginaria, Alemania liderar谩 una UE ampliada y militarizada. Primero, Scholz dijo a su audiencia europea en la capital checa: 鈥Estoy comprometido con la ampliaci贸n de la Uni贸n Europea para incluir los estados de los Balcanes Occidentales, Ucrania, Moldavia y, a largo plazo, Georgia鈥. Preocuparse por que Rusia mueva la l铆nea divisoria hacia el oeste es un poco extra帽o cuando se planea incorporar tres antiguos estados sovi茅ticos, uno de los cuales (Georgia) est谩 geogr谩fica y culturalmente muy alejado de Europa pero a las puertas de Rusia.

En los 鈥Balcanes Occidentales鈥, Albania y cuatro estados extremadamente d茅biles que quedaron de la antigua Yugoslavia (Macedonia del Norte, Montenegro, Bosnia-Herzegovina y Kosovo, ampliamente no reconocido) producen principalmente emigrantes y est谩n lejos de los est谩ndares econ贸micos y sociales de la UE. Kosovo y Bosnia son protectorados de facto de la OTAN militarmente ocupados. Serbia, m谩s s贸lida que las dem谩s, no da se帽ales de renunciar a sus beneficiosas relaciones con Rusia y China, y el entusiasmo popular por 鈥淓uropa鈥 entre los serbios se ha desvanecido.

Agregar estos estados miembros lograr谩 鈥una Uni贸n Europea geopol铆tica m谩s fuerte, m谩s soberana鈥, dijo Scholz. Una 鈥Alemania m谩s geopol铆tica鈥 se parece m谩s a eso. A medida que la UE crece hacia el este, Alemania est谩 鈥en el centro鈥 y har谩 todo lo posible para unirlos a todos. As铆, adem谩s de la ampliaci贸n, Scholz pide 鈥un cambio gradual hacia decisiones mayoritarias en la pol铆tica exterior com煤n鈥 para reemplazar la unanimidad que se requiere hoy.

Lo que esto significa deber铆a ser obvio para los franceses. Hist贸ricamente, los franceses han defendido la regla del consenso para no verse arrastrados a una pol铆tica exterior que no quieren. Los l铆deres franceses han exaltado a la m铆tica 鈥pareja franco-alemana鈥 como garante de la armon铆a europea, principalmente para mantener bajo control las ambiciones alemanas.

Pero Scholz dice que no quiere 鈥una UE de estados o directorios exclusivos鈥, lo que implica el divorcio final de esa 鈥pareja鈥. Con una UE de 30 o 36 estados, se帽ala, 鈥se necesita una acci贸n r谩pida y pragm谩tica鈥. Y puede estar seguro de que la influencia alemana en la mayor铆a de estos nuevos Estados miembros pobres, endeudados y a menudo corruptos producir谩 la mayor铆a necesaria.

Francia siempre ha deseado una fuerza de seguridad de la UE separada de la OTAN en la que el ej茅rcito franc茅s desempe帽e un papel de liderazgo. Pero Alemania tiene otras ideas. 鈥La OTAN sigue siendo el garante de nuestra seguridad鈥, dijo Scholz, regocij谩ndose de que el presidente Biden sea 鈥un transatl谩ntico convencido鈥.

Cada mejora, cada unificaci贸n de las estructuras de defensa europeas dentro del marco de la UE fortalece a la OTAN鈥, dijo Scholz. 鈥Junto con otros socios de la UE, Alemania se asegurar谩 de que la fuerza de reacci贸n r谩pida planificada de la UE est茅 operativa en 2025 y luego tambi茅n proporcionar谩 su n煤cleo鈥.

Esto requiere una estructura de mando clara. Alemania se enfrentar谩 a esta responsabilidad 鈥cuando lideremos la fuerza de reacci贸n r谩pida en 2025鈥, dijo Scholz. Ya se ha decidido que Alemania apoyar谩 a Lituania con una brigada de despliegue r谩pido y la OTAN con m谩s fuerzas en un alto estado de preparaci贸n.

Sirviendo para Liderar鈥 驴Hacia d贸nde?

En resumen, la acumulaci贸n militar de Alemania dar谩 sustancia a la notoria declaraci贸n de Robert Habeck en Washington en marzo pasado de que: 鈥Cuanto m谩s fuerte sea Alemania, mayor ser谩 su papel鈥. Habeck, de Los Verdes, es el ministro de econom铆a de Alemania y la segunda figura m谩s poderosa en el gobierno actual de Alemania.

El comentario fue bien entendido en Washington: al servir al imperio occidental liderado por Estados Unidos, Alemania est谩 fortaleciendo su papel como l铆der europeo. As铆 como Estados Unidos arma, entrena y ocupa Alemania, Alemania proporcionar谩 los mismos servicios a los estados m谩s peque帽os de la UE, especialmente al este.

Desde el inicio de la operaci贸n rusa en Ucrania, la pol铆tica alemana Ursula von der Leyen ha utilizado su posici贸n como jefa de la Comisi贸n de la UE para imponer sanciones cada vez m谩s dr谩sticas a Rusia, lo que ha llevado a la amenaza de una grave crisis energ茅tica europea este invierno. Su hostilidad hacia Rusia parece ilimitada. En abril pasado, en Kiev, pidi贸 una r谩pida membres铆a en la UE para Ucrania, notoriamente el pa铆s m谩s corrupto de Europa y lejos de cumplir con los est谩ndares de la UE. Proclam贸 que 鈥Rusia descender谩 a la decadencia econ贸mica, financiera y tecnol贸gica, mientras que Ucrania marcha hacia un futuro europeo鈥. Para von der Leyen, Ucrania est谩 鈥luchando nuestra guerra鈥. Todo esto va mucho m谩s all谩 de su autoridad para hablar en nombre de los 27 miembros de la UE, pero nadie la detiene.

La ministra de Relaciones Exteriores del Partido Verde de Alemania, Annalena Baerbock, tiene la misma intenci贸n de 鈥arruinar Rusia鈥. Defensora de una 鈥pol铆tica exterior feminista鈥, Baerbock expresa la pol铆tica en t茅rminos personales. 鈥Se lo prometo a la gente en Ucrania, estaremos con ustedes mientras nos necesiten鈥, dijo al Foro 2000 patrocinado por el Fondo Nacional para la Democracia (NED) de EEUU en Praga el 31 de agosto, hablando en ingl茅s. 鈥淟uego quiero cumplir sin importar lo que piensen mis votantes alemanes, pero quiero cumplir con el pueblo de Ucrania鈥.

La gente saldr谩 a la calle y dir谩, no podemos pagar nuestros precios de la energ铆a, y yo dir茅, 鈥橲铆, lo s茅, as铆 que los ayudaremos con medidas sociales. [鈥 Apoyaremos a Ucrania y esto significa que las sanciones se mantendr谩n tambi茅n hasta el invierno, incluso si se vuelve muy dif铆cil para los pol铆ticos鈥鈥.

Ciertamente, el apoyo a Ucrania es fuerte en Alemania, pero tal vez debido a la escasez de energ铆a que se avecina, una encuesta reciente de Forsa indica que alrededor del 77% de los alemanes estar铆a a favor de los esfuerzos diplom谩ticos para poner fin a la guerra, que deber铆a ser asunto del ministro de Relaciones Exteriores. Pero Baerbock no muestra inter茅s en la diplomacia, solo en el 芦fracaso estrat茅gico禄 de Rusia, sin importar el tiempo que tarde.

En el movimiento por la paz de la d茅cada de 1980, una generaci贸n de alemanes se distanciaba de la de sus padres y promet铆a superar las 鈥im谩genes enemigas鈥 heredadas de guerras pasadas. Curiosamente, Baerbock, nacida en 1980, se ha referido a que su abuelo, que luch贸 en la Wehrmacht, de alguna manera contribuy贸 a la unidad europea. 驴Es este el p茅ndulo generacional?

Los peque帽os revanchistas

Hay motivos para suponer que la rusofobia alemana actual extrae gran parte de su legitimaci贸n de la rusofobia de los antiguos aliados nazis en los pa铆ses europeos m谩s peque帽os.

Si bien el revanchismo antirruso alem谩n puede haber tardado un par de generaciones en afirmarse, hubo una serie de revanchismos m谩s peque帽os y oscuros que florecieron al final de la guerra europea y que se incorporaron a las operaciones de la Guerra Fr铆a de los Estados Unidos. Esos peque帽os revanchismos no estuvieron sujetos a los gestos de desnazificaci贸n o culpabilidad del Holocausto impuestos a Alemania. M谩s bien, fueron recibidos por la CIA, Radio Euripa Libre y los comit茅s del Congreso por su ferviente anticomunismo. Fueron fortalecidos pol铆ticamente en los Estados Unidos por las di谩sporas anticomunistas de Europa del Este.

De estos, la di谩spora ucraniana fue seguramente la m谩s grande, la m谩s intensamente pol铆tica y la m谩s influyente, tanto en Canad谩 como en el Medio Oeste estadounidense. Los fascistas ucranianos que hab铆an colaborado previamente con los invasores nazis eran los m谩s numerosos y activos, y encabezaban el Bloque de Naciones Antibolcheviques con v铆nculos con la inteligencia alemana, brit谩nica y estadounidense.

La Galicia de Europa del Este, que no debe confundirse con la Galicia espa帽ola, ha sido parte de Rusia y Polonia durante siglos. Despu茅s de la Segunda Guerra Mundial se dividi贸 entre Polonia y Ucrania. La Galicia ucraniana es el centro de una rama virulenta del nacionalismo ucraniano, cuyo principal h茅roe de la Segunda Guerra Mundial fue Stepan Bandera. Este nacionalismo puede llamarse propiamente 鈥渇ascista鈥 no solo por los signos superficiales 鈥搒us s铆mbolos, saludos o tatuajes鈥 sino porque siempre ha sido fundamentalmente racista y violento.

Incitado por las potencias occidentales, Polonia, Lituania y el Imperio de los Habsburgo, la clave del nacionalismo ucraniano era que era occidental y, por lo tanto, superior. Dado que los ucranianos y los rusos provienen de la misma poblaci贸n, el ultranacionalismo ucraniano prooccidental se construy贸 sobre mitos imaginarios de diferencias raciales: los ucranianos eran los verdaderos occidentales, fuera lo que fuera, mientras que los rusos estaban mezclados con los 芦mongoles禄 y, por lo tanto, eran una raza inferior. Los nacionalistas ucranianos banderistas han pedido abiertamente la eliminaci贸n de los rusos como tales, como seres inferiores.

Mientras existi贸 la Uni贸n Sovi茅tica, el odio racial ucraniano hacia los rusos ten铆a como tapadera el anticomunismo, y las agencias de inteligencia occidentales pod铆an apoyarlos sobre la base ideol贸gica 鈥減ura鈥 de la lucha contra el bolchevismo y el comunismo. Pero ahora que Rusia ya no est谩 gobernada por comunistas, la m谩scara se ha ca铆do y la naturaleza racista del ultranacionalismo ucraniano es visible, para todos los que quieran verla.

Sin embargo, los l铆deres y los medios occidentales est谩n decididos a no darse cuenta.

Ucrania no es como cualquier pa铆s occidental. Est谩 profunda y dram谩ticamente dividida entre Donbass en el este, territorios rusos entregados a Ucrania por la Uni贸n Sovi茅tica, y el oeste antirruso, donde se encuentra Galicia. La defensa rusa de Donbass, sabia o imprudente, de ninguna manera indica una intenci贸n rusa de invadir otros pa铆ses. Esta falsa alarma es el pretexto para la remilitarizaci贸n de Alemania en alianza con las potencias anglosajonas contra Rusia.

El preludio yugoslavo

Este proceso comenz贸 en la d茅cada de 1990, con la desintegraci贸n de Yugoslavia.

Yugoslavia no era miembro del bloque sovi茅tico. Precisamente por eso, el pa铆s obtuvo pr茅stamos de Occidente que en la d茅cada de 1970 condujo a una crisis de la deuda en la que los l铆deres de cada una de las seis rep煤blicas federadas quer铆an pasar la deuda a los dem谩s. Esto favoreci贸 las tendencias separatistas en las relativamente ricas rep煤blicas eslovena y croata, tendencias impuestas por el chovinismo 茅tnico y el est铆mulo de potencias externas, especialmente Alemania.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la ocupaci贸n alemana dividi贸 al pa铆s. Serbia, aliada de Francia y Gran Breta帽a en la Primera Guerra Mundial, fue objeto de una ocupaci贸n punitiva. La id铆lica Eslovenia fue absorbida por el Tercer Reich, mientras que Alemania apoyaba una Croacia independiente, gobernada por el partido fascista Ustasha, que inclu铆a la mayor parte de Bosnia, escenario de los combates internos m谩s sangrientos. Cuando termin贸 la guerra, muchos Ustasha croatas emigraron a Alemania, Estados Unidos y Canad谩, sin perder nunca la esperanza de revivir el nacionalismo croata secesionista.

En Washington, en la d茅cada de 1990, los miembros del Congreso obtuvieron sus impresiones sobre Yugoslavia de un solo experto: la croata-estadounidense Mira Baratta, de 35 a帽os, asistente del senador Bob Dole (candidato presidencial republicano en 1996). El abuelo de Baratta hab铆a sido un oficial importante de Ustasha en Bosnia y su padre estaba activo en la di谩spora croata en California. Baratta convenci贸 no s贸lo a Dole sino a pr谩cticamente todo el Congreso a la versi贸n croata de los conflictos yugoslavos culpando de todo a los serbios.

En Europa, alemanes y austriacos, sobre todo Otto von Habsburg, heredero del extinto Imperio austroh煤ngaro y miembro del Parlamento Europeo de Baviera, lograron retratar a los serbios como los villanos, logrando as铆 una venganza efectiva contra su hist贸rico enemigo de la Primera Guerra Mundial, Serbia. En Occidente, se hizo habitual identificar a Serbia como 鈥渁liado hist贸rico de Rusia鈥, olvidando que en la historia reciente los aliados m谩s cercanos de Serbia eran Gran Breta帽a y especialmente Francia.

En septiembre de 1991, un destacado pol铆tico dem贸crata cristiano alem谩n y abogado constitucionalista explic贸 por qu茅 Alemania deber铆a promover la desintegraci贸n de Yugoslavia mediante el reconocimiento de las rep煤blicas secesionistas yugoslavas eslovena y croata. (El ex Ministro de Defensa de la CDU, Rupert Scholz, en el 6潞 Simposio F眉rstenfeldbrucker para el Liderazgo de las Fuerzas Armadas y Empresariales Alemanas, celebrado el 23 y 24 de septiembre de 1991).

Al poner fin a la divisi贸n de Alemania, Rupert Scholz dijo: 芦Hemos, por as铆 decirlo, superado y dominado las consecuencias m谩s importantes de la Segunda Guerra Mundial… pero en otras 谩reas todav铆a estamos lidiando con las consecuencias de la Primera Guerra Mundial禄 que, se帽al贸, 鈥渃omenz贸 en Serbia鈥.

Yugoslavia, como consecuencia de la Primera Guerra Mundial, es una construcci贸n muy artificial, nunca compatible con la idea de la autodeterminaci贸n鈥, dijo Rupert Scholz. Concluy贸: 鈥淓n mi opini贸n, Eslovenia y Croacia deben ser inmediatamente reconocidas internacionalmente. (鈥) Cuando se haya producido este reconocimiento, el conflicto yugoslavo dejar谩 de ser un problema interno yugoslavo, en el que no se puede permitir ninguna intervenci贸n internacional鈥.

Y, de hecho, el reconocimiento fue seguido por una intervenci贸n occidental masiva que contin煤a hasta el d铆a de hoy. Al tomar partido, Alemania, Estados Unidos y la OTAN finalmente produjeron un resultado desastroso, media docena de peque帽os estados, con muchas cuestiones pendientes y muy dependientes de las potencias occidentales. Bosnia-Herzegovina est谩 bajo ocupaci贸n militar y bajo los dictados de un 芦Alto Representante禄 que resulta ser alem谩n. Ha perdido alrededor de la mitad de su poblaci贸n debido a la emigraci贸n.

Solo Serbia muestra signos de independencia y se niega a unirse a las sanciones occidentales contra Rusia, a pesar de la fuerte presi贸n. Para los estrategas de Washington, la desintegraci贸n de Yugoslavia fue un ejercicio de uso de divisiones 茅tnicas para desintegrar entidades m谩s grandes, la URSS y luego Rusia.

Bombardeo humanitario

Los pol铆ticos y los medios occidentales persuadieron al p煤blico de que el bombardeo de la OTAN sobre Serbia en 1999 fue una guerra 芦humanitaria禄, emprendida generosamente para 芦proteger a los kosovares禄 (despu茅s de que m煤ltiples asesinatos por parte de secesionistas armados provocaran a las autoridades serbias en la inevitable represi贸n utilizada como pretexto para el bombardeo) .

Pero el punto real de la guerra de Kosovo fue que transform贸 a la OTAN de una alianza defensiva a una agresiva, lista para hacer la guerra en cualquier lugar, sin el mandato de la ONU, con el pretexto que elija.

Esta lecci贸n fue clara para los rusos. Despu茅s de la guerra de Kosovo, la OTAN ya no pod铆a afirmar de manera cre铆ble que era una alianza puramente 鈥渄efensiva鈥.

Tan pronto como el presidente serbio Milosevic, para salvar la infraestructura de su pa铆s de la destrucci贸n de la OTAN, accedi贸 a permitir que las tropas de la OTAN entraran en Kosovo, Estados Unidos tom贸 sin contemplaciones una enorme franja de territorio para construir su primera gran base militar estadounidense en los Balcanes. Las tropas de la OTAN todav铆a est谩n all铆.

Justo cuando Estados Unidos se apresur贸 a construir esa base en Kosovo, estaba claro qu茅 esperar de Estados Unidos despu茅s de que logr贸 en 2014 instalar un gobierno en Kiev deseoso de unirse a la OTAN. Esta ser铆a la oportunidad para que Estados Unidos se haga cargo de la base naval rusa en Crimea. Dado que se sab铆a que la mayor铆a de la poblaci贸n de Crimea quer铆a regresar a Rusia (como lo hab铆a hecho entre 1783 y 1954), Putin pudo anticiparse a esta amenaza mediante la celebraci贸n de un refer茅ndum popular que confirm贸 su regreso.

El revanchismo de Europa del Este captura la UE

El llamamiento del canciller alem谩n Scholz para ampliar la Uni贸n Europea con hasta nueve nuevos miembros recuerda las ampliaciones de 2004 y 2007 que incorporaron doce nuevos miembros, nueve de ellos del antiguo bloque sovi茅tico, incluidos los tres Estados b谩lticos que alguna vez formaron parte de la Uni贸n Sovi茅tica.

Esa ampliaci贸n ya desplaz贸 la balanza hacia el este y mejor贸 la influencia alemana. En particular, las 茅lites pol铆ticas de Polonia y especialmente de los tres Estados b谩lticos estaban muy bajo la influencia de los Estados Unidos y Gran Breta帽a, donde muchos hab铆an vivido en el exilio durante el r茅gimen sovi茅tico. Trajeron a las instituciones de la UE una nueva ola de anticomunismo fan谩tico, no siempre distinguible de la rusofobia.

El Parlamento Europeo, obsesionado con las se帽ales de virtud con respecto a los derechos humanos, fue particularmente receptivo al celoso antitotalitarismo de sus nuevos miembros de Europa del Este.

El revanchismo y el arma de la memoria

Como un aspecto de la depuraci贸n o purga anticomunista, los Estados de Europa del Este patrocinaron 鈥淚nstitutos de la Memoria鈥 dedicados a denunciar los cr铆menes del comunismo. Por supuesto, tales campa帽as fueron utilizadas por pol铆ticos de extrema derecha para generar sospechas sobre la izquierda en general. Como explic贸 el acad茅mico europeo Zoltan Dujisin, los 鈥渆mpresarios anticomunistas de la memoria鈥 al frente de estos institutos lograron elevar sus actividades de informaci贸n p煤blica del nivel nacional al de la Uni贸n Europea, utilizando las prohibiciones occidentales sobre la negaci贸n del Holocausto para quejarse de que, si bien los cr铆menes nazis hab铆an sido condenados y castigado en Nuremberg, los cr铆menes comunistas no.

La t谩ctica de los empresarios anticomunistas fue exigir que las referencias al Holocausto fueran acompa帽adas de denuncias al Gulag. Esta campa帽a tuvo que lidiar con una delicada contradicci贸n ya que tend铆a a desafiar la singularidad del Holocausto, un dogma esencial para obtener el apoyo financiero y pol铆tico de los institutos de memoria de Europa occidental.

En 2008, el Parlamento Europeo adopt贸 una resoluci贸n que establec铆a el 23 de agosto como el 鈥淒铆a Europeo de Conmemoraci贸n de las v铆ctimas del estalinismo y el nazismo鈥, adoptando por primera vez lo que hab铆a sido una ecuaci贸n de extrema derecha bastante aislada. Una resoluci贸n del Parlamento Europeo de 2009 sobre 鈥淐onciencia europea y totalitarismo鈥 pidi贸 el apoyo de institutos nacionales especializados en historia totalitaria.

Dujisin explica: 鈥淓uropa ahora est谩 obsesionada por el espectro de una nueva memoria. La singular posici贸n del Holocausto como f贸rmula fundacional negativa de la integraci贸n europea, la culminaci贸n de los esfuerzos de larga data de destacados l铆deres occidentales… se ve cada vez m谩s cuestionada por la memoria del comunismo, que cuestiona su singularidad鈥.

Los institutos de la memoria de Europa del Este formaron juntos la 芦Plataforma de la memoria y la conciencia europeas禄, que entre 2012 y 2016 organiz贸 una serie de exhibiciones sobre 芦Totalitarismo en Europa: fascismo, nazismo y comunismo禄, que viajaron a museos, monumentos, fundaciones, ayuntamientos, parlamentos, centros culturales y universidades en 15 pa铆ses europeos, supuestamente para 鈥渕ejorar la conciencia p煤blica y la educaci贸n sobre los cr铆menes m谩s graves cometidos por las dictaduras totalitarias鈥.

Bajo esta influencia, el Parlamento Europeo adopt贸 el 19 de septiembre de 2019 una resoluci贸n 鈥渟obre la importancia del recuerdo europeo para el futuro de Europa鈥 que fue mucho m谩s all谩 de equiparar los delitos pol铆ticos al proclamar una interpretaci贸n claramente polaca de la historia como pol铆tica de la Uni贸n Europea. Va tan lejos como para proclamar que el pacto Molotov-Ribbentrop es responsable de la Segunda Guerra Mundial y, por lo tanto, la Rusia sovi茅tica es tan culpable de la guerra como la Alemania nazi.

La resoluci贸n, 鈥Destaca que la Segunda Guerra Mundial, la guerra m谩s devastadora en la historia de Europa, se inici贸 como resultado inmediato del notorio Tratado nazi-sovi茅tico de no agresi贸n del 23 de agosto de 1939, tambi茅n conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, por los que dos reg铆menes totalitarios que compart铆an el objetivo de conquistar el mundo divid铆an Europa en dos zonas de influencia鈥.

Es m谩s: 鈥Recuerda que los reg铆menes nazi y comunista llevaron a cabo asesinatos en masa, genocidio y deportaciones y causaron una p茅rdida de vidas y libertades en el siglo XX en una escala sin precedentes en la historia de la humanidad, y recuerda el horrible crimen del Holocausto perpetrado por el r茅gimen nazi; condena en los t茅rminos m谩s en茅rgicos los actos de agresi贸n, los cr铆menes contra la humanidad y las violaciones masivas de los derechos humanos perpetrados por los reg铆menes nazi, comunista y otros reg铆menes totalitarios鈥.

Por supuesto, esto no solo contradice directamente la celebraci贸n rusa de la 鈥Gran Guerra Patri贸tica鈥 para derrotar la invasi贸n nazi, sino que tambi茅n discrepa con los esfuerzos recientes del presidente ruso, Vladimir Putin, de poner el acuerdo Molotov-Ribbentrop en el contexto de negativas previas de Estados de Europa del Este, en particular Polonia, a aliarse con Mosc煤 contra Hitler.

Pero la resoluci贸n del PE: 鈥Est谩 profundamente preocupado por los esfuerzos de los actuales l铆deres rusos para distorsionar los hechos hist贸ricos y encubrir los cr铆menes cometidos por el r茅gimen totalitario sovi茅tico y los considera un componente peligroso de la guerra de informaci贸n librada contra la Europa democr谩tica que tiene como objetivo dividir a Europa y, por lo tanto, hace un llamado a la Comisi贸n para contrarrestar decisivamente estos esfuerzos鈥.

Por lo tanto, la importancia de la Memoria para el futuro resulta ser una declaraci贸n ideol贸gica de guerra contra Rusia basada en interpretaciones de la Segunda Guerra Mundial, especialmente porque los empresarios de la memoria impl铆citamente sugieren que los cr铆menes pasados 鈥嬧媎el comunismo merecen castigo, como los cr铆menes del nazismo. No es imposible que esta l铆nea de pensamiento suscite alguna satisfacci贸n t谩cita entre ciertos individuos en Alemania.

Cuando los l铆deres occidentales hablan de 鈥guerra econ贸mica contra Rusia鈥 o de 鈥arruinar a Rusia鈥 armando y apoyando a Ucrania, uno se pregunta si est谩n preparando conscientemente la Tercera Guerra Mundial o tratando de proporcionar un nuevo final a la Segunda Guerra Mundial. 驴O los dos se fusionar谩n?

A medida que toma forma, con la OTAN tratando abiertamente de 芦extenderse demasiado禄 y derrotar as铆 a Rusia con una guerra de desgaste en Ucrania, es como si Gran Breta帽a y Estados Unidos, unos 80 a帽os despu茅s, cambiaran de bando y se unieran a la Europa dominada por Alemania para librar la guerra contra Rusia, junto con los herederos del anticomunismo de Europa del Este, algunos de los cuales eran aliados de la Alemania nazi.

La historia puede ayudar a comprender los acontecimientos, pero el culto a la memoria se convierte f谩cilmente en el culto a la venganza. La venganza es un c铆rculo sin fin. Utiliza el pasado para matar el futuro. Europa necesita mentes claras que miren hacia el futuro, capaces de entender el presente.

馃挼BBVA y Santander, primeros ganadores del Mundial de Qatar

馃挼Espa帽a dedica a la guerra m谩s que a sanidad y educaci贸n juntas

馃嚪馃嚭Lo que debemos hacer ante la criminal invasi贸n de Putin a Ucrania馃嚭馃嚘

yanis una visi贸n personal m谩s un commovedor Manifiesto de los camaradas rusos

uando invaden un pa铆s o una regi贸n, tengo un deber ineludible: Ponerme del lado de la gente frente a las tropas con 贸rdenes directas de violar sus hogares, bombardear sus barrios, destruir sus vidas. Sin dudarlo. Incondicionalmente. Cuando veo a civiles en Jarkov o Kiev preparando c贸cteles molotov con los que defender sus hogares del avance de los tanques rusos, no puedo dejar de animarlos. Y, de inmediato, dolorosamente notar que, el mismo d铆a, cuando una ni帽a de 15 a帽os en los territorios palestinos ocupados arroja una piedra a una excavadora del ej茅rcito de Israel que estaba a punto de demoler su casa, los l铆deres de Occidente la califican de terrorista. El doble rasero, no la verdad y la solidaridad, deber铆a ser la primera v铆ctima de esta guerra.

5571_guerrados

Hoy debemos apoyar a Ucrania, incondicionalmente. Y debemos decirlo en voz alta: Putin es un criminal de guerra cuya campa帽a se encuentra en la misma categor铆a que la invasi贸n de Polonia por Hitler y Stalin o la invasi贸n estadounidense de Irak en 2003. No hay peros. Nuestra tarea debe ser una: ayudar a los ucranianos a obtener su independencia contra un invasor despiadado.

Para ayudar moralmente a los ucranianos, primero debemos demostrar que usamos la misma br煤jula moral universalmente. 隆El otro d铆a, la fuerza a茅rea de Arabia Saudita bombarde贸 Yemen treinta y siete veces! Siento que ignorar a las v铆ctimas yemen铆es es disminuir la capacidad de la humanidad para mostrar solidaridad con los ucranianos y castigar al r茅gimen de Putin. Tratar a algunas v铆ctimas de invasiones como m谩s merecedoras que otras disminuye nuestra capacidad de apoyar a todas y cada una de las v铆ctimas de los ej茅rcitos invasores. Nada fortalece m谩s a Putin y los de su cala帽a que Occidente armando a los invasores prooccidentales (como Arabia Saudita) para hacer (en lugares como Yemen) lo que Putin est谩 haciendo en Ucrania.

Para ayudar a los ucranianos a encontrar un camino hacia la paz y la libertad, tambi茅n debemos optar por poner sus intereses por encima de nuestras ideolog铆as y fijaciones. Soy de izquierda. Pero, mientras la gente en Ucrania est谩 muriendo, no tengo derecho a centrarme en si la ideolog铆a econ贸mica o los sesgos pol铆ticos del presidente Zelensky son de mi agrado. Debo apoyarlo, en la medida en que los ucranianos ahora lo buscan como l铆der. Y espero que aquellos cuya ideolog铆a difiere de la m铆a hagan lo mismo: coloquen la tarea de expulsar a las tropas rusas de Ucrania por encima de sus preferencias ideol贸gicas (por ejemplo, una Ucrania que sea miembro de la OTAN o de la UE).

Para ayudar a los ucranianos a detener la carnicer铆a y respirar de nuevo, la 煤nica pregunta que debo hacerme es: 驴C贸mo logramos que las tropas rusas se retiren? Esta es la pregunta en la que tengo el deber de centrarme. Cualquier otra pregunta debe esperar. Sabemos c贸mo las tropas rusas no se retirar谩n: la OTAN no ir谩 a hacerlas retroceder. Ni siquiera habr谩 una zona de exclusi贸n a茅rea sobre Ucrania, a pesar de las comprensibles s煤plicas del presidente Zelensky. Eso suena como una traici贸n a los ucranianos, pero no lo es. Intensificar la guerra, enfrentando a combatientes con armas nucleares entre s铆 en el coraz贸n de Europa, es una forma segura de destruir a la humanidad (mucho antes de que el cambio clim谩tico tenga la oportunidad de completar la tarea).

Entonces, 驴c贸mo evitamos que Putin, eventualmente, ocupe grandes partes de Ucrania, con costos econ贸micos, pol铆ticos y humanos inconemesurables a corto y largo plazo para el pueblo de Ucrania? Dado que la OTAN no intervendr谩 y que las sanciones tardar谩n mucho, mucho tiempo en tener 茅xito (si es que lo hacen), la 煤nica forma de expulsar a las tropas rusas de Ucrania es a trav茅s de una soluci贸n diplom谩tica. La 煤nica otra posibilidad ser铆a que el r茅gimen de Putin fuera derrocado r谩pidamente y reemplazado por uno pro occidental. Por desgracia, cualquiera que est茅 dispuesto a jugarse el bienestar a mediano y largo plazo del pueblo de Ucrania en una apuesta de este tipo claramente no tiene sus intereses en la parte superior de su lista de prioridades.

Aqu铆, debo confesar un serio conflicto 茅tico en mi coraz贸n y mi mente: estoy desesperado por que los combatientes ucranianos no se rindan, que contin煤en defendi茅ndose heroicamente de las tropas rusas, como lo han estado haciendo hasta ahora. Los saludo y celebro. Pero s茅 qui茅n es Putin. Putin es un asesino despiadado. Lo demostr贸 a principios de la d茅cada de 2000 cuando arras贸 Grozny, la capital de Chechenia, matando a m谩s de 250 mil personas para consolidar su control sobre el gobierno ruso. Me estremezco al pensar qu茅 har谩 si los valientes ucranianos contin煤an resistiendo a su ej茅rcito de ocupaci贸n: es perfectamente capaz de convertir a Kiev en Grozny, como convirti贸 a Grozny en Dresde.

Esto no quiere decir que los combatientes ucranianos deban rendirse. No, si yo fuera ellos, seguir铆a luchando, pase lo que pase, hasta el amargo final. Lo que digo es otra cosa: que hay que encontrar una soluci贸n diplom谩tica lo antes posible. Que nosotros, desde la comodidad de nuestro propio entorno pac铆fico, debemos impulsar una soluci贸n que perdone la vida de miles y evite la ocupaci贸n de Ucrania.

驴Qu茅 implicar铆a una soluci贸n diplom谩tica aceptable? Tres cosas:

  • Primero, un alto el fuego inmediato seguido de la retirada de las tropas rusas.
  • En segundo lugar, la oportunidad de que Putin retrate cualquier acuerdo de este tipo como una forma de victoria, un acuerdo que le d茅 algo parecido a lo que quer铆a.
  • En tercer lugar, debe ser un acuerdo garantizado conjuntamente por Washington y Mosc煤, que garantice una Ucrania independiente y neutral como parte de un acuerdo m谩s amplio que reduzca las tensiones con los pa铆ses b谩lticos, Polonia, alrededor del Mar Negro, en toda Europa.

驴Existe la posibilidad de que Putin acepte tal acuerdo ahora, despu茅s de que su ej茅rcito ha ocupado tanto territorio? creo que Putin tal vez sea despiadado (驴recuerdas a Chechenia?), pero no es est煤pido. Como estratega bien entrenado de la KGB, sabe que no tiene pode militar suficiente para ocupar Ucrania durante mucho tiempo. Con su peque帽a econom铆a (Nb. la econom铆a rusa es m谩s peque帽a que la econom铆a de Texas) perdiendo dinero y capital, y su r茅gimen enfrentado a una posible revuelta en casa, no puede invadir otros pa铆ses (por ejemplo, los pa铆ses b谩lticos). En este sentido, Putin se ver谩 tentado por cualquier acuerdo que cuente con el apoyo de Washington que ponga fin a las sanciones y le permita afirmar que detuvo la expansi贸n de Estados Unidos hacia el este. Una cumbre entre Estados Unidos y Rusia sellar铆a ese acuerdo, que Putin puede presentar como Rusia recibiendo el respeto que se merece.

Tal acuerdo dejar铆a a todos un poco insatisfechos, pero tambi茅n otorgar铆a a los ucranianos la oportunidad de reconstruir una Ucrania libre, democr谩tica e independiente. Habr谩 que resolver muchos problemas pero, una vez que comience la desescalada, puede comenzar un proceso de curaci贸n. Por ejemplo, la UE puede invertir en Ucrania, mucho antes de cualquier movimiento para admitirlo en la UE. Una vez que Washington y Mosc煤 garanticen conjuntamente una zona desmilitarizada a lo largo de la frontera ruso-ucraniana, la disputada regi贸n de Donetsk-Lugansk podr铆a administrarse siguiendo las l铆neas del acuerdo del Viernes Santo de Irlanda del Norte de una manera que garantice los derechos de todas las comunidades 茅tnicas bajo el supervisi贸n de Kiev, Mosc煤 y la Uni贸n Europea.

ucraine驴Putin aceptar谩 esto? No puedo anticipar lo que piensa un asesino despiadado. Lo que s铆 s茅 es que la alternativa es una mal茅fica ocupaci贸n a largo plazo, a la larga (demasiado tiempo para que los ucranianos se beneficien), el fin de Putin. La opci贸n de una Ucrania neutral e independiente ofrece a Putin una salida y otorga a los ucranianos la mejor oportunidad de libertad. Si Austria, Suecia y Finlandia pudieron construir democracias exitosas sobre la base de la neutralidad (durante la Guerra Fr铆a), nada impide que Ucrania haga lo mismo en el futuro. En marcado contraste, seguir centr谩ndose (como lo hacen hoy en d铆a la mayor铆a de los comentaristas y pol铆ticos occidentales) en el derecho te贸rico de los ucranianos a unirse a la OTAN y a la UE como requisito previo para una soluci贸n diplom谩tica es una forma segura de llevar al valiente pueblo ucraniano a una d茅cada brutal y posiblemente m谩s.

Para concluir con una nota positiva, la 煤nica buena noticia que he encontrado en los 煤ltimos d铆as vino de Rusia en forma de Manifiesto de socialistas y comunistas rusos enviado a nuestra Internacional Progresista. Fue, de hecho, el rayo m谩s brillante de esperanza que atraves贸 las nubes de la guerra y la propaganda. Aqu铆 hay un extracto conmovedor:

Se nos dice que los que se oponen a esta guerra son hip贸critas y que no est谩n en contra de la guerra, sino a favor de Occidente. Esto es una mentira. Nunca hemos sido partidarios de Estados Unidos y sus pol铆ticas imperialistas. Cuando las tropas ucranianas bombardearon Donetsk y Luhansk en 2014, no nos quedamos callados. Tampoco callaremos ahora que Jarkov, Kiev y Odessa est谩n siendo bombardeados por orden de Putin y su camarilla.

Hay tantas razones para luchar contra esta guerra. Para nosotros, defensores de la justicia social, la igualdad y la libertad, son especialmente importantes. Esta es una invasi贸n. No existe amenaza para el estado ruso… Esta guerra produce desastres incalculables para nuestros pueblos. Tanto los ucranianos como los rusos lo est谩n pagando muy caro con su sangre. Mucho despu茅s de que el polvo se haya asentado, la pobreza, la inflaci贸n y el desempleo afectar谩n a todos...

Esta guerra convertir谩 a Ucrania en escombros ya Rusia en una prisi贸n. Los medios de oposici贸n ya han sido cerrados en Rusia. Las personas son puestas tras las rejas. Pronto, los rusos solo tendr谩n una opci贸n: levantarse o terminar en prisi贸n. Esta guerra multiplica todos los riesgos y amenazas para nuestro pa铆s. Incluso los ucranianos que hace una semana simpatizaban con Rusia ahora se alistan para luchar contra nuestras tropas. Finalmente, luchar por la paz es el deber patri贸tico de todo ruso. No solo porque somos los custodios de la memoria de la guerra de occidente en la historia -Segunda Guerra Mundial, cuando murieron 20 millones de rusos o sovi茅ticos- sino tambi茅n porque esta guerra amenaza la integridad y la existencia misma de Rusia.

Putin est谩 tratando de conectar su propio destino con el destino de nuestro pa铆s. Si tiene 茅xito, su inevitable derrota ser谩 la derrota de toda la naci贸n. Entonces podemos enfrentarnos al destino de la Alemania de la posguerra: ocupaci贸n, divisi贸n territorial, el culto a la culpa colectiva. Solo hay una manera de prevenir estas cat谩strofes. Nosotros mismos, los hombres y mujeres de Rusia, tenemos que detener esta guerra. Este pa铆s nos pertenece a nosotros, no a un pu帽ado de viejos angustiados con palacios y yates. Es hora de recuperarlo. Nuestros enemigos no est谩n en Kiev y Odessa, sino en Mosc煤. Es hora de echarlos.

La guerra no es Rusia.

La guerra es Putin y su r茅gimen.
Por eso los socialistas y comunistas rusos estamos en contra de esta guerra criminal.
Queremos detenerlo para salvar a Rusia.
No a la intervenci贸n
no a la dictadura
No a la pobreza鈥.

鈥滒焽焽璉srael encarcela a menores para impedir que las nuevas generaciones inicien una revoluci贸n鈥

馃嚠馃嚪No tenemos armas. S贸lo queremos nuestros derechos. Pero nos est谩n matando

馃彺Kropotkin ten铆a raz贸n馃彺:

C谩rceles y presos pol铆ticos en los pa铆ses socialistas

PPedro Kropotkin era un pr铆ncipe. Y empiezo con esto para recalcar que el anarquismo nunca fue un proyecto clasista, sino que su ubicaci贸n ha sido desde otro lugar, el de la emancipaci贸n humana, contra todo poder. En el anarquismo, entonces, hemos tenido personajes de todas las clases sociales y todos los roles, desde un pr铆ncipe como lo era Kropotkin, pasando por carpinteros como Enrique Malatesta hasta cocineras, como Petronila Infantes de Bolivia.

Kropotkin_1-800x445Kropotkin fue, en varias de sus opiniones, un adelantado a su tiempo. Fue uno de las influencias tempranas de lo que hoy conocemos como movimiento abolicionista, de lo que ya hablaremos. Pero ac谩 quiero resaltar su concepto sobre el 鈥apoyo mutuo鈥, un principio que ha terminado trascendiendo al anarquismo y ha impactado a todo el movimiento emancipatorio contempor谩neo. Como recordaremos en 1859 Charles Darwin public贸 su libro El origen de las especies, que si bien por un lado fue una refutaci贸n crucial de la teor铆a creacionista religiosa, por otro lado fue la piedra fundacional de lo que posteriormente se conocer铆a como 鈥darwinismo social鈥, que explicaba la evoluci贸n de las especies, llamada 鈥selecci贸n natural鈥, a partir de la lucha entre los individuos, la supervivencia del m谩s fuerte y el m谩s apto, que se convirti贸 en uno de los principios del capitalismo moderno. Para refutar esta teor铆a, en su faceta como naturalista, Kropotkin hizo una serie de estudios en Siberia donde demostr贸 que la cooperaci贸n entre las especies, que denomin贸 como ayuda mutua o apoyo mutuo, era un factor crucial para la adaptaci贸n y supervivencia de diferentes tipos de animales. El Apoyo Mutuo es hoy, y debemos celebrarlo, un concepto que ya no es exclusivo de los anarquistas.

palomaEn 1877 en Par铆s, es decir hace 145 a帽os atr谩s, Kropotkin dio un magn铆fico discurso que resume las bases de lo que hoy conocemos como abolicionismo carcelario. Resumo groseramente dos de sus ideas principales: La c谩rcel no 鈥rehabilita鈥 a la persona, sino que lo degrada mucho m谩s, y el sistema penitenciario no disuade a otras personas para que no cometan actos considerados como delitos. Kropotkin, como muchos otros y otras, fue un contrario a la pena de muerte.

Quiero citar s贸lo dos p谩rrafos de este discurso, que pareciera haberse escrito ayer:

Sean cuales fueren los cambios introducidos en el r茅gimen carcelario, el problema de la reincidencia no disminuye. Esto es inevitable; as铆 ha de ser; la prisi贸n mata todas las cualidades que hacen al hombre adaptarse mejor a la vida comunitaria. Crea el tipo de individuo que inevitablemente volver谩 a la c谩rcel para acabar sus d铆as en una de esas tumbas de piedra que tienen grabado: 鈥淐asa de detenci贸n y correcci贸n鈥.

A la pregunta 鈥溌縌u茅 hacer para mejorar el sistema penal?鈥, s贸lo hay una respuesta: nada. Es imposible mejorar una c谩rcel. Con excepci贸n de unas cuantas mejoras insignificantes, no se puede hacer absolutamente nada m谩s que demolerla鈥.

rupresionEl modelo carcelario ha sido reproducido por igual tanto por gobiernos capitalistas como socialistas. Y las consecuencias han sido las previstas por Kropotkin. En el caso de Am茅rica latina los centros penitenciarios son las grandes universidades del crimen. Y que adem谩s ratifican la premisa que la llamada 鈥justicia鈥 tiene un precio, en dinero o en fidelidad o sumisi贸n ideol贸gica. Sin embargo, ya conocemos bastante bien lo que significan los llamados 鈥sistemas de administraci贸n de justicia鈥 en los pa铆ses capitalistas. La pregunta que quiero hacer hoy es por qu茅 no hablamos, con el mismo 茅nfasis, de la funci贸n disciplinaria de las c谩rceles en los pa铆ses autodenominados progresistas o de izquierda. En el capitalismo se castiga la pobreza, mientras que en el socialismo se castiga la disidencia pol铆tica.

Quiero recordar que la Uni贸n Sovi茅tica, el 鈥gran faro del socialista mundial鈥, se convirti贸 literalmente en la tumba del anarquismo ruso. El propio entierro de Kropotkin, ocurrido en 1921, fue la 煤ltima manifestaci贸n p煤blica de los anarquistas en ese pa铆s. 100 mil personas acudieron al funeral, en el cual el r茅gimen de Lenin incumpli贸 su promesa de liberar provisionalmente a los presos pol铆ticos anarquistas para acudir a aquella muestra p煤blica de dolor. Cualitativamente entonces, seg煤n los principios anarquistas, el socialismo realmente existente en sus dispositivos de opresi贸n no se ha diferenciado del capitalismo realmente existente.

?u=https3.bp.blogspot.com_cWqbx-8T5PUTHgcLkwSicIAAAAAAAAAEIOI-nq6-yDKss1600TRBOA4.jpg&f=1&nofb=1Los anarquistas latinoamericanos, por lo menos los que yo conozco, hacen mucho esfuerzo por solidarizarse con sus iguales, dentro de prisi贸n, los presos pol铆ticos anarquistas. Y por supuesto eso est谩 bien. Tambi茅n por denunciar, siguiendo a Kropotkin, las falsedades, limitaciones y aberraciones de nuestras c谩rceles, denominando a sus cautivos como 鈥presos sociales鈥, y eso tambi茅n es loable. Cuando en pa铆ses como la Colombia bajo Iv谩n Duque o el Chile de Sebasti谩n Pi帽era han ocurrido manifestaciones masivas contra el gobierno, los anarquistas no han dudado en solidarizarse con las revueltas y hacer campa帽a a favor de los presos pol铆ticos por participar en las protestas. Y esto no lo cr铆tico, pues yo mismo lo hago. Sin embargo lo que poco o nada hacemos, y este es el punto central de la presente conversaci贸n, es tener empat铆a cuando han ocurrido protestas populares en los pa铆ses autodenominados socialistas en la regi贸n. Y hablo espec铆ficamente de Cuba, Nicaragua y Venezuela. 驴A qu茅 se debe esta falta de solidaridad?

En el caso de Cuba recientemente se cumpli贸 el primer aniversario de las protestas del 11 de julio de 2021, la rebeli贸n popular m谩s importante de los 煤ltimos a帽os en la isla. Seg煤n la p谩gina web justicia11j.org hasta este momento en que hablamos se han registrado 1.512 detenciones de personas por el delito de expresar en el espacio p煤blico su inconformidad con el Estado cubano. 677 de estas personas contin煤an en prisi贸n y 630 han s ido juzgadas. En Cuba el lugar del punk es ocupado por el movimiento rapero independiente, no estatizado. Maykel Castillo, rapero y uno de los autores de la canci贸n 鈥Patria y Vida鈥, fue condenado recientemente a nueve a帽os de c谩rcel por los supuestos delitos 鈥difamaci贸n de las instituciones y organizaciones, h茅roes y m谩rtires鈥, 鈥atentado鈥, 鈥desacato鈥 y 鈥des贸rdenes p煤blicos鈥. Hace apenas unos d铆as atr谩s detuvieron al tambi茅n rapero David D’Omni. Los episodios de represi贸n en la isla son innumerables. Pero de manera incomprensible son silenciados, no solamente por el movimiento anarquista continental sino tambi茅n por el movimiento anarcopunk. Un espacio como este ser铆a inimaginable dentro de la isla. No s茅 si ustedes saben que por muchos a帽os la izquierda rechaz贸 al rock con la misma sa帽a que lo hac铆a la derecha. En 1963 Fidel Castro pronunci贸 un discurso en donde calific贸 a los rockeros, que en ese momento era un fen贸meno emergente y que empezaba a contagiar a la juventud cubana como 鈥pepillos vagos鈥, 鈥hijos de burgueses鈥, con 鈥pantaloncitos demasiado estrechos鈥 y 鈥shows feminoides鈥. Ese d铆a el caudillo dio una orden que fue seguida por las izquierdas en Am茅rica Latina: 鈥La sociedad socialista no puede permitir ese tipo de degeneraciones鈥. Las historias en la regi贸n fueron dram谩ticas, pero en la propia Cuba muchos rockeros, homosexuales y otros lumpen disidentes fueron perseguidos y encarcelados, durante mucho tiempo, por el supuesto delito de 鈥peligrosidad social鈥.

photo_2022-03-05_06-21-01En Nicaragua hubo una rebeli贸n popular durante el a帽o 2018, que fue reprimida brutalmente y ocasion贸 la cifra de 400 muertos, m谩s de 1.200 heridos y m谩s de 700 personas detenidas. Al d铆a de hoy, seg煤n el Mecanismo de reconocimiento de personas presas pol铆ticas de Nicaragua, 180 personas que participaron en las protestas contin煤an detenidas. Adem谩s, m谩s de 700 organizaciones sociales han sido ilegalizadas en el pa铆s.

En Venezuela, que es la situaci贸n que mejor conozco, seg煤n el Foro Penal al d铆a de hoy existen 236 presos pol铆ticos, 222 de ellos hombres y 14 mujeres. En las protestas del a帽o 2017, que fueron nuestra 煤ltima rebeli贸n popular, la cual dur贸 4 meses y seg煤n los datos del propio gobierno ocurrieron 9.436 protestas, lo que significa un promedio de 78 protestas diferentes cada d铆a. En esas protestas asesinaron a 146 manifestantes y, al igual que Nicaragua, se detuvieron a cientos de personas, muchas de ellas sometidas a tratos inhumanos, crueles y degradantes, incluyendo tortura. En el caso venezolano una buena parte de los detenidos por manifestar fueron pasados a la justicia militar. Es decir, fueron tribunales militares quienes los juzgaron por los supuestos delitos de 鈥traici贸n a la patria鈥 y 鈥asociaci贸n
para delinquir鈥, estableciendo las penas de c谩rcel.

adebianMi mensaje de hoy es que sigamos denunciando el horror de las c谩rceles en los pa铆ses capitalistas, pero no silenciemos lo que pasa con ellas, y su uso tambi茅n disciplinario, en los pa铆ses autodenominados progresistas o socialistas. Yo esperar铆a que ninguno de ustedes se hiciera eco del argumento marxista que las protestas en estos pa铆ses, o estos presos pol铆ticos, son fomentadas por la CIA, como si no hubieran suficientes razones para el malestar colectivo. Esta es una estrategia hist贸rica del marxismo para desviar las cr铆ticas. No olvidemos que el propio Carlos Marx acus贸 a Miguel Bakunin de ser un esp铆a al servicio del zar ruso, que en ese momento era el equivalente a decir que era de la CIA.

Los anarquistas siempre hemos defendido nuestro proyecto propio. Mi llamado es que abandonemos las muletas marxistas, que parecen haber colonizado a buena parte del movimiento anarquista latinoamericano actual, para enfrentar el desaf铆o de avanzar por nuestro propio camino.

Muchas gracias por su paciencia.

Charla de Rafael Uzc谩tegui en el Tianguis Cultural del Chopo, Ciudad de M茅xico, Jornada Anticarcelaria, s谩bado 16 de julio 2022

馃拏馃徏Josep Borrell pidi贸 hace unos d铆as, la militarizaci贸n de la informaci贸n como propaganda de guerra: 馃摎鈥淟a previsi贸n del pacto educativo vasco es que todo lo que pueda ser privado, que lo sea鈥.

Radio 2

Hablamos con Carlos Taibo sobre el conflicto en Ucrania.

馃摗Usa Snowflake y defiende la libertad馃摴

Diagram

Trend Lab Brown 6" Tall Letter, Letter E , New, Free Shipping | eBayl proyecto Tor, sigue intentando ayudar a la libertad de expresi贸n en la red y la ayuda a las personas y grupos que sufren persecuci贸n en pa铆ses con poca o nula libertad de expresi贸n.

El Proyecto Tor Inc., se convirti贸 en una ONG 501 (c)(3) sin 谩nimo de lucro en 2006, pero la idea del 芦enrutamiento de cebolla禄 comenz贸 a mediados de los a帽os noventa del pasado siglo.

Tanto los usuarios de Tor como los desarrolladores, investigadores y fundadores que han hecho posible Tor son un grupo diverso de personas. Pero todas ellas est谩n unidas por una creencia com煤n: los usuarios e usuarias de Internet deben tener acceso privado a una web sin censura.

buhoespiaEn la d茅cada de los 90, la falta de seguridad en Internet y su facilidad para el seguimiento y la vigilancia resultaron evidentes, y en 1995, David Goldschlag, Mike Reed y Paul Syverson, del US Naval Research Lab (NRL) se preguntaron si hab铆a alguna forma de crear conexiones de Internet que no revelaran qui茅n estaba hablando con qui茅n, ni siquiera a alguien que pudiera monitorear la red. Su respuesta fue crear y desplegar los primeros dise帽os de investigaci贸n y prototipos de enrutamiento de cebolla.

El objetivo del enrutamiento de cebolla era, y es, que hubiera una forma de utilizar Internet con la mayor privacidad posible, y la idea era enrutar el tr谩fico a trav茅s de m煤ltiples servidores y cifrarlo en cada paso del camino. Esta es a煤n una sencilla explicaci贸n de c贸mo funciona hoy Tor.

espiaA principios de la d茅cada de 2000, Roger Dingledine, un reci茅n graduado del聽Massachusetts Institute of Technology (MIT), comenz贸 a trabajar en un proyecto de enrutamiento de cebolla NRL con Paul Syverson. Para diferenciar este trabajo original en NRL de otros esfuerzos de enrutamiento de cebolla que comenzaban a aparecer en otros lugares, Roger llam贸 al proyecto Tor, que significaba The Onion Routing. Poco despu茅s se uni贸 al proyecto Nick Mathewson, un compa帽ero de clase de Roger en el MIT.

Desde su inicio en los 90, el enrutamiento cebolla se concibi贸 como una red descentralizada. La red necesitaba ser operada por entidades de confianza, y el software deber铆a ser libre y abierto para maximizar la transparencia y la descentralizaci贸n. Es por eso que en octubre de 2002, cuando se implement贸 inicialmente la red Tor, se public贸 su c贸digo bajo una licencia de software libre y abierta. A fines del 2003, la red ten铆a aproximadamente una docena de nodos voluntarios, principalmente en los EE. UU., adem谩s de uno en Alemania.

Reconociendo el beneficio de Tor para los derechos digitales, la聽Electronic Frontier Foundation (EFF)聽comenz贸 a financiar el trabajo de Roger y Nick en Tor en 2004. En 2006 se funda el Tor Project, Inc., una organizaci贸n 501 (c)(3) sin 谩nimo de lucro, para mantener el desarrollo de Tor.

insumisionEn 2007, la organizaci贸n comenz贸 a desarrollar puentes con la red Tor para enfrentarse a la censura, como la necesidad de sortear los cortafuegos gubernamentales, y que sus usuarios puedan acceder a la web abierta.

Tor comenz贸 a ganar popularidad entre los activistas y los usuarios expertos en tecnolog铆a interesados 鈥嬧媏n la privacidad, pero a煤n as铆 era dif铆cil de usar para las personas con menos conocimientos t茅cnicos, por lo que a partir de 2005 comenz贸 el desarrollo de herramientas m谩s all谩 del proxy de Tor, siendo su resultado el Navegador Tor, que se comenz贸 a desarrollar en 2008.

Al hacer que Tor fuera m谩s accesible para los usuarios y activistas de Internet, el Navegador Tor result贸 ser una herramienta instrumental durante la聽Primavera 谩rabe聽desde finales 2010. No s贸lo protegi贸 la identidad de las personas en l铆nea, sino que tambi茅n les permiti贸 acceder a recursos cr铆ticos, redes sociales y sitios web que estaban bloqueados.

anonimusLa necesidad de herramientas de protecci贸n contra la vigilancia masiva se convirti贸 en una preocupaci贸n fundamental gracias a las聽revelaciones de Snowden en 2013. Tor no solo contribuy贸 a la denuncia de Snowden, sino que el contenido de los documentos tambi茅n confirm贸 que, en ese momento,聽no pudieron romper a Tor.

La conciencia de la gente sobre el seguimiento, vigilancia y censura puede haber aumentado, pero tambi茅n lo ha hecho la preponderancia de estos obst谩culos a la libertad de Internet. Hoy en d铆a, la red tiene聽miles de repetidores聽administrados por voluntarios y millones de usuarios en todo el mundo. Y es esta diversidad la que da seguridad a los usuarios de Tor.

El Proyecto Tor lucha todos los d铆as para que todos tengan acceso privado a un Internet sin censura, y Tor se ha convertido en la herramienta m谩s poderosa del mundo para la privacidad y la libertad en l铆nea.

Pero Tor es m谩s que simple software. Es un trabajo de amor producido por una comunidad internacional de personas dedicadas a los derechos humanos. El Proyecto Tor est谩聽profundamente comprometido聽con la transparencia y la seguridad de sus usuarios.

tonantePero dado que la libertad en el mundo va en franco retroceso, el acceso a la red en Libertad cada d铆as es m谩s dif铆cil, con lo que la Red Tor no da abasto. La telara帽a de repetidores que cubren el globo no es suficiente. Como respuesta a esta necesidad, los desarroladores de Tor han elaborado Snowflake.

Este es un sistema para evitar la censura en Internet. Las personas censuradas pueden usar Snowflake para acceder a Internet. Su conexi贸n pasa por proxies Snowflake, que son mantenidos por voluntarios. 芦Snowflake es un transporte conectable que procesa el tr谩fico a trav茅s de servidores proxy temporales utilizando WebRTC, un protocolo punto a punto con perforaciones NAT integradas. Su objetivo es funcionar como un proxy flash, pero sin los problemas del proxy flash con NAT.

Hay numerosas herramientas disponibles, como Snowflake, que 芦transforman禄 la actividad en Internet, cada una utilizando una t茅cnica diferente. Algunos redirigen el tr谩fico de Internet para que parezca que proviene de proveedores de nube como Microsoft Azure y Amazon Web Services. Otros codifican el tr谩fico de Internet para que parezca completamente aleatorio.

Por lo tanto, se vuelve costoso para los censores considerar bloquear tales herramientas de elusi贸n, ya que requerir铆a bloquear grandes partes de Internet para lograr el objetivo inicial.

Ejecuta un Proxy

captura-de-pantalla-de-2022-08-31-21-09-04Si tu acceso a internet聽no est谩 censurado, deber铆as considerar instalar la extensi贸n Snowflake para ayudar a los usuarios en redes censuradas. No tienes que preocuparte por los sitios web a los que la gente est谩 accediendo a trav茅s de tu proxy. Su direcci贸n IP de navegaci贸n visible coincidir谩 con el nodo de salida de Tor, no con la tuya.

Hay diferentes formas de ejecutar un proxy Snowflake (principiante a avanzado):

Instalar la extensi贸n web:

La extensi贸n web es la forma m谩s f谩cil de ejecutar un proxy Snowflake. 隆Simplemente inst谩lalo en Firefox o Chrome, habilita la extensi贸n y observa c贸mo el icono se vuelve verde cuando un usuario se conecta a trav茅s de su proxy!

Deja esta pesta帽a del navegador abierta o inserta una insignia web en tu sitio web. Si enciendes el Snowflake a continuaci贸n y dejas abierta la pesta帽a del navegador, 隆un usuario puede conectarse a trav茅s de su nuevo proxy!

A partir de instalar la extensi贸n notar谩s que el navegador tarde un poco m谩s al arrancar, pero no en la navegaci贸n, pero 驴qu茅 es ese inconveniente cuando ayudas a alguien que lo necesita?

馃彺No hay nada m谩s gratificante en esta vida que sentir que tu esfuerzo vale para ayudar a los dem谩s

馃煟隆Solidaridad con las rebeldes en Ir谩n!

馃彸锔廋arovana della Pace in Ucraina馃珎

"OBJECT WAR CAMPAIGN" LAUNCH : Petition to support Conscientious Objectors and Deserters from Russia, Belarus and Ukraine

ruslan Kotsaba tiene 49 a帽os y se enfrenta a 15 de c谩rcel. Es un periodista ucraniano, pacifista y objetor de conciencia, acusado por Kiev de 芦alta traici贸n禄 por algunas de sus declaraciones contra el reclutamiento militar durante la 芦guerra civil fratricida de Donbass芦.

La posici贸n de Ruslan est谩 respaldada por un llamamiento a la defensa de los derechos de los pacifistas y objetores de conciencia redactado por International Fellowship of Reconciliation (Ifor), War Resisters’ International (WRI), la Oficina Europea para la Objeci贸n de Conciencia (Ebco), Connection e.V. (Alemania) y el Movimiento Noviolento (Italia). Apelaci贸n lanzada en la 煤ltima audiencia celebrada sobre su caso el 20 de julio de 2022. Activistas de la ONG italiana Un Ponte Per se reunieron con 茅l al mismo tiempo en Kiev. Pero el de Ruslan no es un caso aislado.

La cuarta Caravana de StopTheWarNow, la red de la sociedad civil italiana que est谩 en Lviv y dos veces en Odessa y Mykolaiv con las tres primeras misiones humanitarias organizadas desde ideolog铆as diferentes: cat贸licos, laicos, pacifistas, no violentos, mujeres y hombres contra la guerra.

Esta vez, puede que el aspecto pol铆tico est茅 m谩s acentuado. Una dimensi贸n que se suma a la asistencia humanitaria, el transporte de medicinas, alimentos y ropa y la solidaridad 芦f铆sica禄 practicada por las caravanas hasta el frente.

La Caravana parte el lunes 26 de septiembre hacia Kiev despu茅s de una misi贸n exploratoria realizada en julio por Un Ponte Per que liderar谩 el cuarto viaje de StopTheWarNow a la capital ucraniana con el apoyo de su socio rumano PeaceAction, Training and Research Institute of Romania.

La misi贸n esta vez es 芦sentar las bases para acuerdos de asociaci贸n entre los miembros italianos de la campa帽a StopTheWarNow y las organizaciones de la sociedad civil ucraniana (incluidos los sindicatos) comprometidas con la construcci贸n de la paz, la objeci贸n de conciencia y la resistencia noviolenta芦, dice el cartel que invita a quienes quieran participar (puede registrarse en el sitio web www.stopthewarnow.eu).

stopdewarnow

La Caravana apoya la campa帽a de solidaridad con los objetores de conciencia investigados/juzgados por la Fiscal铆a de Ucrania, como en el caso de Ruslan Kotsaba, y es parte de otra campa帽a activada en Italia por el Movimiento No Violento que pide firmar una declaraci贸n de objeci贸n de conciencia a la guerra para ser enviado a las autoridades italianas.

UN PLUG que encaja en la iniciativa de las mencionadas Ifor, Wri, Ebco, Connection e.V. -con el apoyo de otras 60 organizaciones pacifistas de Europa-, que formularon una propuesta de resoluci贸n en la que instaban al Parlamento Europeo y a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa a garantizar que el personal militar que haya evitado o desertado del servicio militar (desertores, objetores o reclutas) evasores) obtengan asilo en Europa, tanto los ucranianos, como los rusos y los bielorrusos.

La Caravana regresar谩 a Italia el 3 de octubre y partir谩 el pr贸ximo lunes como siempre desde Gorizia, donde se reunir谩 el convoy tras la llegada de coches y minibuses de varios puntos de Italia: un viaje por Europa del Este de casi 2 mil km con parada en Chernivtsi en Rumania (donde hay muchos refugiados) y donde el 28 de septiembre habr谩 una acci贸n simb贸lica al mismo tiempo que el juicio de Ruslan que deber铆a tener lugar en l铆nea.

STOPTHEWARNOW es una red nacida este invierno y que ahora consta de m谩s de 170 asociaciones italianas comprometidas en diversas formas por los caminos de la paz y acciones de solidaridad internacional no violenta, pol铆tica y humanitaria.

La red fue creada para enviar un mensaje de solidaridad y oposici贸n al conflicto en Ucrania y construir juntos una alternativa a la l贸gica de la guerra. Fue promovida por la Comunidad Papa Juan XXIII, Pro Civitate Christiana y por las redes nacionales Focsiv, Aoi, Red Italiana por la Paz y el Desarme, Libera contra las mafias. Tiene dos representaciones permanentes en Ucrania (Lviv y Odessa) y ya ha organizado tres caravanas con ayuda material en los meses posteriores a la invasi贸n rusa del 24 de febrero.

rynHuelga de Autobuses – TMB – 22S de Barcelona

馃おLo malo no es un primer ministro loco sino la gente que le聽aplaude

tuiter

馃嚭馃嚲Uruguay_Gabriel Gatti: Las desapariciones est谩n entre nosotros馃摋

por Natalia Uval

un nuevo libro del soci贸logo Gabriel Gatti propone ampliar el concepto de 鈥desaparecidos鈥 para contar esas vidas invisibles que se producen 鈥sistem谩ticamente鈥 en el mundo actual.

Desaparecidos. Ese concepto casi sagrado que designa una ausencia definida, un rostro conocido, un pasado ubicable en una l铆nea de tiempo, un lugar al sur en el mapa. Pero tambi茅n una idea que se vuelve maleable en el libro de Gabriel Gatti para abarcar otros olvidos, otras invisibilidades y otras violencias. La de los ni帽os y ni帽as que atraviesan Europa, la de la poblaci贸n expulsada del censo en Rep煤blica Dominicana, los cad谩veres no identificados de los sin techo de San Pablo, la poblaci贸n en situaci贸n de extrema miseria en Montevideo, los ni帽os perdidos en India.

Gabriel Gatti es hijo de Gerardo Gatti, dirigente sindical desaparecido en 1976 en Buenos Aires, cuando Gabriel era 鈥chico, mucho鈥. Gabriel es hermano de Adriana, desaparecida en 1977. Es soci贸logo pero se define como desaparecid贸logo, porque ha pasado largos a帽os buscando conceptualizar ese dolor. 鈥驴Estaban muertos? 驴Estaban vivos? 驴Fueron secuestrados? 驴Estaban siendo torturados? 驴Estaban encerrados en alg煤n presidio? 驴Se fueron nom谩s? 驴Se perdieron? Ninguno de los t茅rminos con los que se constru铆an esas preguntas abarcaba todas las dimensiones de lo que estaba sucediendo鈥.

Desaparecidos es un concepto casi sagrado, y en Desaparecidos. Cartograf铆as del abandono Gatti lo profana a conciencia. Ese ser 鈥ni vivo ni muerto鈥, 鈥siempre ausente y siempre, tambi茅n, lo contrario鈥, es el del rostro en el cartel en las marchas del 20 de mayo pero refiere tambi茅n a 鈥gente perdida, gente que espera, gente que se seca en un desierto, que se ahoga en un mar, que vaga por la ciudad, gente que se congela. Gente que ya ni es gente, o que no lo fue nunca, gente a la que hace rato no sabemos ni c贸mo nombrar ni c贸mo pensar鈥.

Este viaje de Gatti comenz贸 en pandemia, trazando con su hija Ainara un mapa de los desplazamientos de los desaparecidos, en el que 1976 fue el Big Bang. Sigui贸 en varios pa铆ses de Am茅rica Latina, con etnograf铆as y entrevistas con organizaciones de derechos humanos y humanitarias, con periodistas, con acad茅micos, con desaparecidos que sin embargo est谩n. Y as铆 fue que el concepto se fue agrandando para abrazar a m谩s y m谩s invisibles, para que entraran all铆 los desaparecidos en la periferia de Bogot谩, las mujeres ind铆genas muertas en las reservas de Nuevo M茅xico o de Canad谩.

insumisionClaro que hay similitudes entre las 鈥viejas鈥 desapariciones y las actuales: 鈥porque hay sistematicidad u ocultaci贸n (en casos de trata o de feminicidio), porque hay Estado (en las migraciones masivas, en abandonos, en expulsiones colectivas)鈥. Pero la propuesta de Gatti es trascender esos encuadres y entender la desaparici贸n como el resultado 鈥de una cat谩strofe general que borra o no deja entrar a muchos en los marcos que nos permiten reconocerlos como sujetos鈥. 鈥Acordemos llamar a esto desaparici贸n, consider茅mosla 鈥榥ueva鈥, si se quiere. Y probemos a definir as铆 la nueva desaparici贸n: es el borrado sistem谩tico de muchos sujetos de los marcos de percepci贸n (visibilidad, comprensi贸n, gesti贸n) compartidos, para los que no existen o para los que dejan de existir鈥, dice el soci贸logo. 鈥Es vida abandonada en un mundo que la produce sistem谩ticamente. Es un nombre para el que no tiene cuento (que no se narra, que est谩 fuera del relato com煤n), el que no tiene cuenta (que no se cuenta, que est谩 fuera del registro), el que no se tiene en cuenta (que no se cuida, que est谩 fuera de lo que importa)鈥, dice Gabriel.

Y entonces las viejas consignas, como 鈥驴D贸nde est谩n?鈥, cobran un sentido distinto: 鈥驴en qu茅 agujero cay贸?, 驴qu茅 celda le retiene?, 驴en qu茅 frontera se par贸?, 驴qu茅 ruta sigue?, 驴en qu茅 prost铆bulo est谩?, 驴cu谩l desierto quiso atravesar?鈥.

En medio de un mundo que produce vida abandonada sistem谩ticamente, est谩n los cultores de los jardines, los que pretenden que todos y todas quepan en el sue帽o de la ciudadan铆a, quienes llevan adelante ciertas formas de 鈥eugenesia progresista鈥. Gatti dice que si bien este trabajo lo 鈥conmueve鈥, tiene 鈥mucho de ficci贸n y no poco de delirio鈥. Gatti cree que el mundo es una mierda, y lo dej贸 claro el mi茅rcoles durante la presentaci贸n del libro en la sala Maggiolo de la Universidad de la Rep煤blica. All铆 tambi茅n aclar贸 que este concepto de desaparici贸n no puede utilizarse aislado sino en red con otros: muerte social, apatridia, invisibilidad y ocultaci贸n.

En la presentaci贸n de la obra, acad茅micos reconocidos del medio como el soci贸logo Rafael Paternain y el antrop贸logo Marcelo Rossal, y militantes sociales y pol铆ticas como Brenda Bogliaccini, del Partido por la Victoria del Pueblo, elogiaron el libro, su cuidada escritura, su metodolog铆a ecl茅ctica. 鈥El libro genera urgencias pol铆ticas, porque hay un mundo que no entendemos. El mecanismo silencioso de la invisibilidad es el centro de la preocupaci贸n鈥, resumi贸 Paternain. 鈥Los desaparecidos no son una cuesti贸n de afuera de la modernidad, sino de dentro de nuestro modo de pensar鈥, apunt贸 Bogliaccini, y se refiri贸 a las 鈥millones de fracturas鈥 que tiene la sociedad uruguaya. Rossal destac贸 el concepto de la desaparici贸n 鈥no como concepto descalificador, no como lo usa [el dictador argentino Jorge Rafael] Videla鈥, sino 鈥como lo usan las madres, como concepto protector, para darles una entidad de lucha y hasta recuperar la dimensi贸n sagrada de la vida humana鈥. Tambi茅n en relaci贸n a los seres humanos 鈥que son tratados como menos que cosas鈥, en 鈥渦n mundo global que produce sistem谩ticamente estas circunstancias鈥.

La sala Maggiolo es muy solemne, y Gatti lo hizo notar m谩s de una vez durante la presentaci贸n. A lo lejos, confundi贸 un retrato de D谩maso Antonio Larra帽aga con un mapa. De esos que trazaba con su hija, de esos con m煤ltiples direcciones y posibilidades. Para 茅l la sociolog铆a precisa moverse, escribir de otra manera, o de lo contrario no tendr谩 鈥ninguna posibilidad鈥 de entender el mundo contempor谩neo.

馃嚫馃嚦Amenazas y agresi贸n en el Poblado de Nuevo San Gregorio

馃挏馃挌Ecofeminismo para Principiantes

.

馃彺Rusia: La Organizaci贸n de Combate Anarco-Comunista馃彺

crimethinc

Entrevista a un grupo anarquista clandestino.

uando el ej茅rcito ruso invadi贸 Ucrania a fines de febrero de 2022, los anarquistas y otros opositores contra la guerra desafiaron las medidas draconianas contra las protestas y tomaron las calles para expresar su oposici贸n. Durante los meses transcurridos desde que esas protestas fueron reprimidas, la resistencia a la invasi贸n ha asumido nuevas formas. Los ataques clandestinos en toda Rusia se han dirigido a ferrocarriles, centros de reclutamiento militar, veh铆culos pertenecientes a personalidades a favor de la guerra y contra los mensajes de propaganda del estado ruso a favor de la guerra.

ryvUno de los grupos que promueve estos ataques es conocido como Organizaci贸n de Combate Anarco-Comunista. En la siguiente entrevista, hablan sobre c贸mo ven a sus predecesores en la historia regional de los movimientos anarquistas, c贸mo la situaci贸n pol铆tica en Rusia se deterior贸 hasta tal punto que fue posible reprimir los movimientos sociales e invadir Ucrania, y qu茅 tipo de organizaci贸n es posible en las condiciones imperantes. Tambi茅n les pedimos que entren en detalles sobre algunos de sus protocolos operativos, en caso de que esto sea 煤til para los anarquistas en otros lugares que puedan verse obligados a adoptar estrategias similares a medida que se intensifica la represi贸n estatal en todo el mundo.

Nosotros, no los autores, hemos agregado los hiperv铆nculos y las notas entre par茅ntesis que aparecen a continuaci贸n con el fin de ayudar al lector.

Nosotros, la Organizaci贸n de Combate Anarco-Comunista, saboteamos las v铆as del tren (coordenadas: 56 16’44鈥漀 38 12’40.5鈥滶) que conducen a la 12陋 Direcci贸n General del Ministerio de Defensa de la Federaci贸n Rusa鈥攄esatornillamos varios pernos y separamos los rieles鈥

Tal como lo entendemos, la Organizaci贸n de Combate Anarco-Comunista mantiene varias p谩ginas en las redes sociales, mantiene un fondo para apoyar a los grupos que realizan acci贸n directa clandestina y ayuda a publicar informes de acci贸n directa e informaci贸n sobre los prisioneros capturados en el curso de la lucha. Cu茅ntenos c贸mo ve su trabajo editorial, ya que esa es la forma principal en que muchas personas pueden enterarse de sus acciones.

Algunos compa帽eros han cr铆ticado la actividad de las redes sociales como tal: que es un flujo interminable de mensajes cortos, que no deja ning煤n impacto en la mente de los lectores.

Consideramos que nuestros esfuerzos en las redes sociales son una parte importante de nuestro trabajo en los medios, entendido en el sentido de nuestros esfuerzos para propagar nuestras ideas. Nuestra plataforma preferida para ese prop贸sito es Telegram, ya que est谩 menos censurada y ofrece un ambiente algo m谩s intelectual y politizado.

Al mismo tiempo, entendemos que los propietarios de cualquier plataforma de redes sociales, sin mencionar a los proveedores de servicios, pueden cooperar con el aparato represivo de cualquier estado. Por lo tanto, es un principio importante para nosotros garantizar el anonimato en nuestro trabajo con los medios. Utilizamos una distribuci贸n GNU-Linux, que proporciona conexi贸n a Internet exclusivamente a trav茅s de TOR. Eso tambi茅n se aplica a Telegram: lo usamos solo de esta manera. Para registrar cuentas necesarias para nuestra actividad, utilizamos n煤meros an贸nimos y virtuales y correo electr贸nico en riseup.net, que es el proyecto en el campo de la tecnolog铆a de Internet en el que m谩s confiamos. Tambi茅n consideramos importante borrar los metadatos de los archivos multimedia: im谩genes, videos y textos. Algunos distribuciones programas de gesti贸n de gr谩ficos en GNU-Linux permiten hacer esto con dos clics.

rynEn cuanto a las noticias que encontramos en l铆nea o que nos env铆an, si las noticias nos las env铆an directamente, comenzamos evaluando qu茅 tan plausible es en base a nuestra propia experiencia. Tenemos en cuenta la autenticidad y la claridad del texto del comunicado (por lo general, aquellos que intentan falsificar un comunicado son bastante malos fingiendo ser anarquistas); la legibilidad de las im谩genes de fotos o videos; y las coordenadas precisas sobre el lugar, fecha y objetivo de un ataque. Si la informaci贸n que hemos recibido es fidedigna seg煤n estos criterios, la consideramos veraz y la publicamos. Si el suceso tambi茅n apareci贸 en los medios de comunicaci贸n, incluidos los medios oficiales, eso puede servir como confirmaci贸n adicional de que el hecho en cuesti贸n realmente sucedi贸.

En cuanto a c贸mo decidir a qui茅n apoyar con el fondo que hemos iniciado no es f谩cil, especialmente si tenemos en cuenta que no es muy grande. Al principio, envi谩bamos cantidades menores a todos los que solicitaban ayuda. Pronto, descubrimos que en la mayor铆a de los casos, no recibimos a cambio ning煤n tipo de confirmaci贸n de que estas personas hayan hecho alguna acci贸n real. Por esta raz贸n, ahora hemos comenzado a brindar apoyo del fondo post factum, cuando hay evidencia de que se han llevado a cabo acciones.

Las transferencias se realizan entre criptobilleteras BTC. Con eso, enviamos a los destinatarios instrucciones sobre c贸mo anonimizar la criptomoneda al comprar dinero fiduciario para ella.

rynNos vemos dentro de la tradici贸n anarquista revolucionaria de Europa del Este. Vemos a los grupos anarquistas militantes de principios del siglo pasado como nuestros predecesores: Chernoe Znamia [鈥淏andera Negra鈥, una federaci贸n de grupos fundada en Bia艂ystok en 1903], 鈥Beznachaliye鈥 [鈥淪in Autoridad鈥, el principal c铆rculo anarquista en Petersburgo a principios del siglo XX], y el 鈥Grupo Anarquista-Sindicalista del Sur de Rusia鈥. Lo que nos inspira en estas organizaciones es su compromiso con la actividad militante resuelta y su deseo de involucrar a las amplias masas del pueblo en el trabajo de combate, para unir la lucha pol铆tica y econ贸mica en una sola lucha por la revoluci贸n social. Tambi茅n nos consideramos los sucesores del Ej茅rcito Revolucionario Insurgente de Ucrania (RPAU) [las fuerzas asociadas con Nestor Makhno, tambi茅n conocido como el Ej茅rcito Negro] y los anarquistas de la clandestinidad que, durante la Guerra Civil, se opusieron a los reaccionarios y a la Dictadura bolchevique con las armas en la mano.

En lo que respecta a tiempos m谩s recientes, nuestro anarquismo partisano aporta un enfoque creativo a las ideas y la pr谩ctica de la Nueva Alternativa Revolucionaria de la d茅cada de 1990 [un grupo anarquista ruso que llev贸 a cabo una serie de ataques contra objetivos gubernamentales durante la guerra de Chechenia] y grupos organizados en torno a 芦Black Blog禄 a finales de la d茅cada de 2000 y principios de la de 2010. Adem谩s de eso, nos inspira el heroico autosacrificio de Mikhail Zhlobitsky y admiramos lo que hizo.

Bas谩ndonos en la experiencia y el ejemplo de nuestros predecesores, concluimos que el trabajo revolucionario con 茅xito requiere una organizaci贸n disciplinada compuesta por camaradas decididos, desinteresados 鈥嬧媦 dedicados.

A lo largo de los a帽os de actividad, hab茅is visto c贸mo el gobierno de Putin se vuelve cada vez m谩s represivo. Cuando el gobierno recrudece la represi贸n, el movimiento anarquista se enfrenta a un dilema: 驴debemos volvernos m谩s p煤blicos, asumir m谩s riesgos, para tratar de evitar una reacci贸n violenta en la sociedad? 驴O deber铆amos pasar a la clandestinidad para prepararnos para la represi贸n? 驴Es posible hacer ambos? 驴C贸mo equilibramos la necesidad de organizaci贸n comunitaria con la necesidad de mantener seguros nuestros proyectos?

Conocemos ejemplos en los que algunos compa帽eros han logrado mantener un equilibrio entre la publicidad y la clandestinidad durante bastante tiempo, y ser bastante activos en ambos. Sin embargo, esta es la excepci贸n a la regla. Una cierta divisi贸n 芦en la superficie禄 y 芦subterr谩neo禄 es inevitable. La experiencia de muchos movimientos revolucionarios del siglo XX lo atestigua.

ryvEs importante que ambas tendencias existan y sean fuertes. Al mismo tiempo, insistimos en que debe haber v铆nculos entre ellos, incluida la posibilidad de que los militantes vayan de una tendencia a la otra. En el pasado, a veces escuchamos la opini贸n de que, por 芦razones de seguridad禄, la parte p煤blica y la clandestina deber铆an estar completamente aisladas entre s铆. En nuestra experiencia, siempre existen v铆nculos transitorios y canales de comunicaci贸n de alg煤n tipo.

Echando una mirada a los 煤ltimos quince a帽os en Rusia, 驴podr铆a alg煤n tipo de solidaridad y apoyo internacional haber permitido a los anarquistas en Rusia evitar que Putin obtuviera suficiente control sobre la sociedad rusa para poder invadir Ucrania?

Tal vez tenga sentido mirar hacia atr谩s, a un per铆odo a煤n anterior, a 1993 y 1996, cuando Yeltsin y los oligarcas consolidaron el poder y aplastaron a sus rivales pol铆ticos. Por m谩s desagradables que hayan sido esos rivales, ahora parece que el camino para construir un estado autoritario que podr铆a suprimir cualquier alternativa pol铆tica ya estaba trazado en ese momento. Putin solo sigui贸 esta l贸gica y ya se encontr贸 con menos obst谩culos que Yeltsin. Luego llegaron la apol铆tica d茅cada 2000 (o 鈥渟aciados鈥, como la gente los llama), cuando apenas hab铆a posibilidades de cambiar el rumbo. Quiz谩s, en teor铆a, la crisis pol铆tica de 2011-2012 podr铆a haber acabado con el gobierno de Putin, si todas las fuerzas de la oposici贸n hubieran actuado de forma m谩s cohesionada y radical. Los anarquistas intentaron radicalizar la protesta, pero nuestras fuerzas no fueron suficientes y las autoridades decidieron lanzar las primeras oleadas serias de represi贸n.

Es dif铆cil para nosotros decir qu茅 tipo de apoyo internacional podr铆a haber fortalecido a nuestro movimiento en ese entonces. La toma de Crimea y el estallido de la guerra contra Ucrania en 2014 provocaron un gran resurgimiento de los sentimientos reaccionarios en Rusia, y el pa铆s se encamin贸 directamente al desastre actual.

En los EE. UU., algunos 鈥渁ntiimperialistas鈥 (incluido un peque帽o n煤mero de supuestos anarquistas) creen que todos los que apoyan a los anarquistas ucranianos involucrados en la resistencia militar a la invasi贸n est谩n luchando 鈥渃odo a codo鈥 con los fascistas ucranianos, apoyando al gobierno de Zelensky y promover los intereses de la OTAN. Explique su propia posici贸n con respecto a c贸mo cree que los anarquistas rusos y ucranianos deber铆an actuar en esta situaci贸n y qu茅 deber铆an hacer los anarquistas en otras partes del mundo en solidaridad.

rynLa derrota de Ucrania supondr谩 el triunfo de las fuerzas m谩s reaccionarias de Rusia, culminando su transformaci贸n en un campo de concentraci贸n neoestalinista, con un poder ilimitado concentrado en el FSB [Servicio Federal de Seguridad, sucesor del KGB] y una ideolog铆a ortodoxa imperialista totalitaria. En la Ucrania ocupada, se destruir谩 todo brote de sociedad civil y libertad pol铆tica y se pondr谩 en tela de juicio la existencia misma de la cultura ucraniana. Por otro lado, si Rusia es derrotada, inevitablemente habr谩 una crisis del poder de Putin y una perspectiva de revoluci贸n. Para los anarquistas, la elecci贸n entre estas alternativas parece clara.

En cualquier caso, aqu铆 en Europa del Este vemos todo esto mucho m谩s urgente y real que los argumentos (que la gente puede tener sin comprometerse a nada) sobre los juegos geopol铆ticos de Estados Unidos y la OTAN, que preferimos dejar en manos de los propagandistas de Putin. Entonces, la solidaridad con nosotros significa la solidaridad con Ucrania, con su victoria.

Han tenido m谩s de medio a帽o para evaluar las diversas estrategias anarquistas en Rusia, Bielorrusia y Ucrania en respuesta a la invasi贸n. 驴Qu茅 esperaban y qu茅 os sorprendi贸? Por ejemplo, 驴cu谩l creen que ha sidoi el resultado de las protestas p煤blicas contra la guerra en febrero y marzo de 2022? 驴Pueden compartir alguna idea sobre la efectividad de la Operaci贸n Solidaridad, el Comit茅 de Resistencia, la Resistencia Feminista Antib茅lica, Acci贸n Aut贸noma u otras organizaciones a ambos lados de la frontera que intentaron responder a la invasi贸n?

Para ser honesto, en seis meses a煤n no est谩 claro qu茅 combinaci贸n de estrategias es m谩s efectiva. Todas las acciones de los camaradas han sido de gran importancia, y todav铆a no podemos decir que el movimiento anarquista en Rusia/Bielorrusia o Ucrania est茅 en ascenso, aunque en Ucrania vemos una movilizaci贸n inspiradora.

Apoyamos la decisi贸n de los anarquistas en Ucrania de tomar las armas y sumarse al enfrentamiento militar con el imperialismo. Todo movimiento pol铆tico revolucionario debe ser combativo, debe demostrar su capacidad de lucha en tiempos de guerra y participar con la sociedad en general en su lucha. Nos sorprende gratamente el nivel de 茅xito log铆stico, la recogida de ayuda material y elementos necesarios, y la resonancia medi谩tica que ha conseguido alcanzar el 鈥渁la civil鈥 del movimiento libertario en Ucrania.

ryvSin embargo, nos gustar铆a ver m谩s organizaci贸n y estructura entre los anarquistas del lado ucraniano, as铆 como una posici贸n pol铆tica expresada m谩s clara y activamente. El manifiesto del Comit茅 de Resistencia por s铆 solo es insuficiente para esto.

En cuanto a Rusia, creemos que todas las acciones, pac铆ficas, violentas, simb贸licas e informativas, son muy importantes. Cualquier cosa que pueda tocar las mentes y las almas de las personas en nuestra sociedad. Al mismo tiempo, somos partidarios de los m茅todos partisanos: sabotaje, acci贸n directa, guerra partisana contra el r茅gimen fascista. En nuestra opini贸n, 茅stos producir铆a la mayor resonancia y tendr谩n el mayor potencial pol铆tico y revolucionario en las condiciones actuales.

驴Crees que la gente fuera de Rusia podr铆a haber hecho algo para que la primera etapa del movimiento contra la guerra hubiera sido diferente?

Hay que decir que aunque pocos cre铆an que se producir铆a una invasi贸n a gran escala, en las primeras horas de la guerra surgi贸 un gran movimiento de solidaridad internacional. Los antiautoritarios que se unieron a la resistencia armada contra el putinismo en Ucrania fueron provistos y equipados r谩pidamente con la mayor铆a de los elementos necesarios. Voluntarios, incluidos miembros de iniciativas anarquistas, tambi茅n ayudaron a los refugiados ucranianos. Hubo acciones de solidaridad, encuentros y discusiones. Se hizo mucho trabajo, y aqu铆 solo podemos agradecer a los camaradas.

rynPero casi siempre hay m谩s que podemos hacer en el 谩mbito de las acciones de solidaridad o la recaudaci贸n de fondos para los movimientos libertarios en Ucrania y Rusia. A menudo escuchamos que la gente en Occidente se est谩 鈥cansando gradualmente del tema de la guerra鈥, y no vemos el mismo consenso sobre la cuesti贸n del aislamiento internacional del r茅gimen de Putin que sol铆a existir. Lo importante ahora es mantener un 鈥tono solidario鈥, mantener un alto nivel de conciencia y actividad.

Desde que Bakunin sali贸 de Rusia en 1840, y posiblemente antes, generaci贸n tras generaci贸n de radicales rusos han tenido que huir de Rusia y organizarse fuera de ella. 驴Pueden compartir alguna idea sobre los problemas de organizar movimientos que incluyan emigradas pol铆ticas en el exilio? Por ejemplo, 驴c贸mo mantienen las conexiones entre personas dentro y fuera de Rusia? 驴C贸mo equilibran la influencia de las camaradas rusos que 鈥渞epresentan鈥 al movimiento como emigradas en Europa occidental y las perspectivas de aquellas que todav铆a est谩n dentro del pa铆s y, como resultado, est谩n expuestas a m谩s riesgos?

Por lo que podemos ver, uno de los problemas importantes de la emigraci贸n es mantenerse pol铆ticamente activo, mantener una perspectiva radical y encontrar un equilibrio entre integrarse a una nueva comunidad y mantenerse conectado con las realidades y el movimiento de regreso a casa.

La actual comunidad de exiliados de Rusia est谩, por lo que podemos ver, bastante dispersa. Sin embargo, hay varios grupos de anarquistas rusos en el extranjero. Esto es algo muy positivo, que hay que desarrollar.

En nuestra opini贸n, solo podemos hablar de 芦representaci贸n禄 si estamos hablando de una organizaci贸n con grupos tanto en Rusia como en el extranjero. De lo contrario, no estamos hablando de representaci贸n, sino solo de las opiniones y perspectivas de grupos e individuos particulares.

En cuanto a las conexiones entre la emigraci贸n y los que est谩n activos dentro de Rusia, existen. Internet y los medios de comunicaci贸n an贸nimos contribuyen en gran medida a su existencia. Una vez m谩s, ser铆a apropiado decir que necesitamos m谩s organizaci贸n para que estas conexiones se vuelvan sistem谩ticas y pol铆ticamente significativas, en lugar de una comunicaci贸n individual espor谩dica. Hay movimientos en la direcci贸n correcta, pero no podemos revelar los detalles.

La escisi贸n en Operaci贸n Solidaridad ha planteado preguntas sobre la resoluci贸n de conflictos y c贸mo las personas en el movimiento pueden cooperar entre s铆 bajo una intensa presi贸n. 驴C贸mo se manifiestan los valores y las ideolog铆as del orden dominante, como el capitalismo, el patriarcado y el individualismo liberal, en las actividades y el comportamiento de los revolucionarios en las ex rep煤blicas sovi茅ticas?

Es dif铆cil para nosotros juzgar la divisi贸n que no hemos presenciado. Sin embargo, podemos compartir una visi贸n com煤n de la 鈥cultura de las escisiones鈥, que florece no solo en el movimiento anarquista, sino en la sociedad contempor谩nea en general.

A veces escuchamos de camaradas: 鈥Las divisiones son buenas; si las personas tienen contradicciones entre s铆, deber铆an separarse鈥. No puedes construir un movimiento fuerte con ese tipo de l贸gica. Por experiencia, podemos decir que detr谩s de las 鈥escisiones ideol贸gicas鈥 siempre hay no solo diferencias te贸ricas y pr谩cticas, sino tambi茅n conflictos de ambici贸n, lucha por el poder y los recursos, y ego铆smo. Esto es t铆pico no solo para los novatos que acaban de unirse al movimiento, sino tambi茅n para los revolucionarios veteranos y experimentados que han estado involucrados durante muchos a帽os.

No conocemos una f贸rmula infalible para evitar tales divisiones. Desafortunadamente, todos los movimientos que conocemos han pasado por conflictos dram谩ticos, incluidos algunos que fueron bastante masivos y exitosos. Si hay algo que probablemente sirva para protegerse contra las divisiones, es la autodisciplina colectiva: la comprensi贸n de que los intereses de la lucha est谩n por encima de los deseos y preferencias individuales, que las decisiones colectivas no siempre son lo que le gustar铆a a un individuo en particular, pero que siguen siendo importantes. para mantener unido al grupo.

Esto puede sonar ingenuo, pero el amor de camarader铆a y las c谩lidas relaciones en el colectivo tambi茅n pueden proteger contra las divisiones. Pero sabemos a ciencia cierta que estos no garantizar谩n nada, que no pueden eliminar por completo los conflictos. Sin embargo, incluso si las divisiones no se pueden evitar por completo, debemos esforzarnos por minimizarlas.

Fuera de Rusia, nos da la impresi贸n de que Putin est谩 reclutando en pueblos peque帽os para minimizar los efectos de la guerra en Mosc煤 y San Petersburgo. 驴Qu茅 se puede hacer para interrumpir una estrategia pol铆tica dise帽ada para contener el impacto de la guerra? 驴C贸mo, frente a una represi贸n poderosa, los anarquistas pueden transmitir algo a quienes tienen motivos para estar indignados con la guerra?

Esta es una impresi贸n muy correcta, en nuestra opini贸n. Y aqu铆, la guerra misma, por su fatal inevitabilidad, act煤a como el principal agente del derrocamiento del r茅gimen. Este papel no se puede deshacer, no se puede revertir, ni por parte del gobierno ruso si quisiera, ni por parte de los opositores al r茅gimen; ning煤n otro factor podr谩 eclipsar esta guerra.

En cuanto a c贸mo podemos llevar nuestro mensaje a la gente en estas condiciones de represi贸n鈥 estamos tratando de poner nuestra visi贸n en acci贸n. Hay que demostrar a los partidarios de la pol铆tica de Putin y a los indiferentes que la guerra puede estar muy cerca de ellos. Los opositores a la guerra necesitan que se les muestren formas efectivas de combatirla.

驴Creen que la invasi贸n de Ucrania es una se帽al de lo que vendr谩 en todo el mundo, un futuro en el que la guerra se vuelve m谩s generalizada, a medida que el capitalismo entra en una serie de crisis econ贸micas y ambientales? 驴Qu茅 deber铆a estar haciendo la gente ahora para prepararse?

Este es un escenario muy probable. Por supuesto, la respuesta universal que podemos dar es que debemos hacer una revoluci贸n anarquista lo antes posible :)).

El consejo m谩s 鈥realista鈥 debe seguir refiri茅ndose al fortalecimiento del control democr谩tico de las amplias masas populares sobre las autoridades: cuanto m谩s efectivo sea ese control, m谩s problemas se podr谩n evitar en el futuro. Pero este sigue siendo un escenario relativamente optimista: es probable que la sociedad no sea lo suficientemente fuerte y las 茅lites lleven a sus pueblos al desastre. Lo que queda por hacer aqu铆 es probablemente esforzarse tanto como sea posible para desarrollar lazos horizontales integrales, incluso entre los miembros del movimiento anarquista motivados ideol贸gicamente, para que estas conexiones no se limiten al activismo, sino que tambi茅n funcionen en la esfera econ贸mica. Estos grupos basados 鈥嬧媏n la confianza pueden ayudar mucho a sobrevivir en tiempos dif铆ciles, y la gente de afuera, del caos social atomizado, puede reunirse a su alrededor.

Para terminar expliquen c贸mo creen que las personas fuera de la regi贸n pueden apoyar mejor a los anarquistas en Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

Participar en iniciativas que apoyen materialmente y en el campo de la informaci贸n a los revolucionarios de Europa del Este. En particular, les alentamos a donar a nuestro Fondo Anarquista Revolucionario, esto ayuda enormemente a la hora de llevar a cabo la lucha y cubrir sus costos.

Es importante que la estrategia revolucionaria anarquista no se limite a un pa铆s o regi贸n. El estado y el capitalismo deben ser atacados en todo el mundo.

Puedes seguir a la Organizaci贸n de Combate Anarco-Comunista en Telegram en BOAK y Anarquista Combatiente.

insumisionCARAVANA STOP THE WAR HACIA KIEV Y JUICIO EN UCRANIA AL OBJETOR DE CONCIENCIA RUSLAN KOTSABA

Connecti贸n e.v., una organizaci贸n antimilitarista alemana que colabora con la Internacional de Resistentes contra la Guerra reclama de nuevo apoyo a su campa帽a exigiendo protecci贸n y asilo a objetores y desertores de Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

Puedes informarte sobre la anterior fase de la campa帽a, que respaldamos distintos grupos y coordinaciones, en 馃摡:

隆Protecci贸n y asilo de objetores y desertores en Europa! Una amplia alianza de m谩s de 60 organizaciones lanza un llamamiento a las instituciones europeasA su vez hay en curso un juicio a un objetor 芦hist贸rico禄, el periodista Ruslan Kotsaba, que tendr谩 lugar el 28 de septiembre en Ucrania. Diferentes grupos antimilitaristas nos estamos planteando la posibilidad de coordinar acciones de apoyo durante esa semana del 21 al 28 de septiembre. Desde Italia se van a desplazar activistas a Kiev/Kyiv para apoyar al Movimiento Pacifista Ucraniano.

隆Protecci贸n y asilo de objetores y desertores en Europa!

A continuaci贸n el programa de actividades de la caravana que organizan desde Italia.

caravana1 caravana2

馃煝El confederalismo 馃煛democr谩tico馃敶:

un acercamiento al conflicto kurdo

todo

Un poco de historia

Letter L Large-2 | This is a vintage letter "L" from the old鈥 | Flickrhttps://external-content.duckduckgo.com/iu/?u=https%3A%2F%2Fdckurd.org%2Fwp-content%2Fuploads%2F2020%2F03%2FMarch-10-2020-scaled-1.jpg&f=1&nofb=1os or铆genes del pueblo kurdo se encuentran en los diversos pueblos indoeuropeos que se asentaron en torno la amplia regi贸n, en gran medida monta帽osa, situada en el suroeste de Asia enclavada entre los montes Taurus -al sur de Turqu铆a-, Zagros y Elburz -noroeste de Ir谩n- sobre el 2500 a.C. Hasta la Edad Media se mantuvieron en gran medida aut贸nomos, hasta que las fricciones entre los dos grandes imperios de la zona, el naciente Otomano y el ya antiguo Persa, convirtieron la regi贸n en importante estrat茅gicamente, quedando finalmente repartidos entre las fronteras de ambos. Ya en el siglo XIX se multiplicaron los intentos insurreccionales de parte de la poblaci贸n kurda por su liberaci贸n de los otomanos, pero todos ellos fueron infructuosos. Durante todo este tiempo, la sociedad kurda vivi贸 principalmente en base a una organizaci贸n tribal, dedicados al pastoreo y la agricultura, con un importante conjunto de poblaci贸n n贸mada.

El siguiente punto de inflexi贸n en la historia de este pueblo lo encontramos a principios del siglo XX, durante la Gran Guerra Europea o I Guerra Mundial. Aquella gran contienda que desangr贸 medio mundo tambi茅n supuso un cambio sustancial en la geograf铆a pol铆tica, muy especialmente, en la de Oriente Medio (junto con la Europa central). La derrota del Imperio Otomano y la invasi贸n de gran parte de su territorio por parte de ingleses, franceses, italianos, americanos y griegos, dio la oportunidad a las potencias occidentales de dar forma a un nuevo status quo en la zona que les permitiera explotarla econ贸micamente. A todo ello hab铆a que sumar el apoyo que durante esta guerra hab铆an recibido las fuerzas occidentales de muchos pueblos que viv铆an bajo el yugo otomano, ya fueran 谩rabes palestinos, armenios o kurdos, y que una vez victoriosos reclamaban su independencia. En este contexto se firma en 1920 la repartici贸n de la zona con el Tratado de Sevres, en el que se plantea un Estado Kurdo con aproximadamente un tercio de la superficie que ocupa este pueblo. Sin embargo, ante la reacci贸n del nacionalismo turco de la mano de Mustaf谩 Kemal y sus victorias ante las fuerzas occidentales, y teniendo en cuenta el miedo de las mismas al acercamiento turco a Rusia, en 1923 se plante贸 un nuevo tratado, el de Lausana. En 茅l, los kurdos se ve铆an sin Estado, quedando anclados entre las fronteras dibujadas por occidente en la zona. Al final, lo importante para las potencias occidentales era no perder el pastel del control econ贸mico y de recursos de la zona, o al menos, mantener suficientes raciones.

A partir de este momento y durante la segunda mitad del siglo XX se produjo un crecimiento de los procesos de lucha de los kurdos por su emancipaci贸n. En la zona turca, tras el fiasco de las promesas occidentales y ante la prohibici贸n del uso del idioma kurdo (m谩s bien, uno de los dialectos de este pueblo, el que se habla en el este del Kurdist谩n), se inici贸 un levantamiento que fue aplastado por el gobierno de Kemal, que a partir de este momento dio comienzo a una serie de pr谩cticas destinadas a la claudicaci贸n de los kurdos que han extendido hasta nuestros d铆as, a trav茅s del control militar, educativo y geogr谩fico de la poblaci贸n (en este sentido, son numerosas las aldeas kurdas destruidas de cara a una migraci贸n de parte de la poblaci贸n a las ciudades, as铆 como la introducci贸n de colonos turcos en la regi贸n). Por su parte, en la zona iran铆 se lleg贸 a crear durante un a帽o, en 1940, la Rep煤blica de Mahabad. Y en cuanto a la regi贸n bajo el gobierno de Bagdad, los a帽os 70 supusieron un repunte en la lucha armada de los kurdos contra las tropas iraqu铆s, que les llev贸, durante un corto espacio de tiempo, a forjar varias zonas aut贸nomas del gobierno iraqu铆. A ello se podr铆a sumar el c茅lebremente triste 1988, cuando durante el curso de la guerra entre Ir谩n e Irak, el ej茅rcito de Sadam Hussein atac贸 con armas qu铆micas varias poblaciones kurdas iraqu铆s. Sin embargo, no todo ha sido luchas por la independencia, tambi茅n se han sucedido diversos conflictos armados entre los propios kurdos, ya fuera derivados de luchas tribales o pol铆ticas.

Para finalizar, el principio del nuevo siglo ha tra铆do importantes cambios en la situaci贸n geopol铆tica, que a su vez han repercutido sobre esta regi贸n del mundo. En este sentido, la segunda Guerra de Irak, en 2003, supuso un paso adelante de los partidos kurdos iraqu铆s en pro de su independencia, su apoyo al gobierno americano les report贸 un estatus aut贸nomo especial que ha crecido en estas 煤ltimas fechas ante la semi-descomposici贸n del gobierno iraqu铆 ante el avance del Estado Isl谩mico. Del mismo modo, las diversas primaveras 谩rabes que recorrieron el norte de 脕frica y Oriente Medio degeneraron en una guerra civil en Siria, ante la cual, las regiones kurdas, que no tomaron partido por ninguno de los dos grandes bandos (el gobierno de Al Assad y la amalgama de rebeldes), han ido consiguiendo una autonom铆a de facto sobre la que se gobiernan y defienden a s铆 mismos.

palomaDe modo que, actualmente nos encontramos con un pueblo de unos 40 millones de habitantes que se distribuye entre los estados de Ir谩n, Irak, Siria y Turqu铆a, contando tambi茅n con una importante colonia en Armenia y en varios pa铆ses de Europa occidental (Reino Unido, Alemania, Francia o Suecia). Un pueblo que, en diferentes grados, ha sido y es negado social, cultural y pol铆ticamente por los gobiernos de estos cuatro Estados. El caso m谩s sangrante podr铆a ser el turco, en el que hasta hace poco tiempo, estaba prohibida incluso la palabra Kurdist谩n. En cuanto al porqu茅 de esta situaci贸n, de esta opresi贸n, un factor primordial es el econ贸mico (que raro, la verdad鈥). La zona que pueblan los kurdos es muy rica en materias primas, especialmente desde el punto de vista energ茅tico, conteniendo la totalidad de las reservas petrol铆feras de Turqu铆a y Siria, el 40% de las iraqu铆s y el 10% de las iran铆s, a lo que se suma en este 煤ltimo caso, una de las mayores bolsas de gas natural del pa铆s; as铆 como es una de las zonas de mayor producci贸n de cereales de Oriente Medio y tiene tambi茅n una importante superficie de pastos para el ganado. Ya en 1925, dos a帽os despu茅s del ya citado Tratado de Lausana, se crea la Irak Petrolium Company, con participaci贸n francesa, inglesa y americana. Una vez m谩s, la riqueza de una zona acaba convirti茅ndose en la raz贸n de su miseria.

El confederalismo democr谩tico.

Una vez situados algo mejor sobre el terreno, nos parece interesante presentar una de las m谩s importantes corrientes dentro de esta lucha del pueblo kurdo, la que tiene como epicentro (y grupo m谩s conocido en nuestra geograf铆a) al PKK, el Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n. Dicha organizaci贸n naci贸 en la zona turca del Kurdist谩n en 1978 como una apuesta por la liberaci贸n nacional y social del pueblo kurdo desde una posici贸n marxista-leninista, con la intenci贸n de generar un Estado Kurdo Socialista dentro de la 贸rbita de la antigua URSS. Tras a帽os de guerra contra Turqu铆a (con la que actualmente se encuentra en medio de un delicado proceso de paz), se comienza a producir en seno del partido un alejamiento del Socialismo Real, una evoluci贸n ideol贸gica que comenz贸 a hacerse patente entre finales del pasado siglo y comienzos del presente, fruto de un estancamiento del proceso de lucha pasado y de una valoraci贸n cr铆tica del camino (algo que ya de por s铆 nos parece muy sano dentro de cualquier organizaci贸n), y que a ritmos no siempre parejos ha involucrado tanto a las bases como a los cuadros del partido (con especial menci贸n a 脰calan, carism谩tico l铆der del PKK, encerrado en una prisi贸n turca desde 1999). Este cambio vino de la mano de la creaci贸n por parte del PKK de un frente amplio denominado KCK (Uni贸n de Comunidades del Kurdist谩n), sobre el que pivotan m谩s de 400 organizaciones pol铆ticas y sociales, y que fue generando un nuevo proyecto pol铆tico basado en lo que ellos denominan confederalismo democr谩tico.

Esta nueva tendencia, sin renegar del marxismo, bebe principalmente del municipalismo libertario y la ecolog铆a social teorizada por norteamericano Murray Bookchin. En este sentido, su n煤cleo ideol贸gico pivota sobre el socialismo, el ecologismo y el feminismo. Se plantea una 芦democracia sin Estado禄, que se fundamenta en la econom铆a comunal, en la decisi贸n y el trabajo desde abajo y en la centralidad de los municipios como ejes de la vida social (que ir铆an generando una gran confederaci贸n); aunque incluyendo en todo ello la contradictoria participaci贸n en el aparato estatal actual a trav茅s de elecciones, algo que ya prescribe el anarquista norteamericano.

En la pr谩ctica, el peso de esta teor铆a recae sobre la asambleas y los consejos locales, apostando por la autogesti贸n a nivel pol铆tico y econ贸mico (a nivel de 芦educaci贸n, salud, cultura, agricultura, industria, servicios sociales y seguridad, asuntos de la mujer, la juventud y el deporte禄). La lucha armada ha ido quedando en segundo plano (si es que se pude hablar as铆 en un contexto de guerra soterrada con los diferentes estados de la regi贸n) frente a un proceso de extensi贸n de la pol铆tica a pie de calle:

芦Existe聽participaci贸n popular聽en los consejos, incluso de personas no kurdas, y mientras las asambleas barriales son fuertes en varias provincia, 芦en Diyarbakir, la ciudad m谩s grande en el Kurdist谩n turco, hay asambleas en casi todas partes禄. En otro lugar, 芦en las provincias de Hakkari y Sirnak鈥 hay dos autoridades paralelas [el KCK y el Estado], de los cuales la estructura confederal democr谩tica es m谩s poderosa en la pr谩ctica禄. El聽KCK en Turqu铆a聽芦se organiza a nivel de aldea (k枚y), barrio urbano (mahalle), distrito (il莽e), ciudad (kent), y la regi贸n (B枚lge), que se denomina 芦el Norte de Kurdist谩n.禄 El nivel 芦m谩s alto禄 de la federaci贸n en el norte de Kurdist谩n, el DTK (Congreso de la Sociedad Democr谩tica), es una mezcla de delegados de a pie con mandatos revocables elegidos por sus iguales, que constituyen el 60 por ciento, y los representantes de 芦m谩s de quinientas organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y partidos pol铆ticos禄, que聽conforman el 40 por ciento聽restante, de los cuales aproximadamente聽el 6 por ciento聽est谩 芦reservado para los representantes de minor铆as religiosas, acad茅micos u otros con un conocimiento o punto de vista particular禄.禄

images2Del mismo modo, el aspecto m谩s 茅tnico y nacionalista, aun perviviendo en cierta medida, va dejando paso a una apuesta federativa que se aleja de las fronteras, en la que el Estado-Naci贸n ya no es el paradigma a seguir, sino que se presenta una sociedad en la con poder descentralizado en asambleas locales. A fin de cuentas, y teniendo en cuenta las palabras del periodista y antrop贸logo kurdo Mehmet Dogan: 芦El Estado-Naci贸n capitalista es un Estado que legitima la dominaci贸n en tres sentidos: en primera instancia, permite que una clase explote a las clases populares; en segunda instancia, a trav茅s del machismo; y, por 煤ltimo, tenemos la dominaci贸n sobre la naturaleza鈥l confederalismo democr谩tico no prev茅 solamente la autodeterminaci贸n de los pueblos kurdos, turcos, armenios, 谩rabes y persas, sino que tambi茅n apuesta a construir una manera de organizaci贸n comunitaria desde la base donde todos podamos vivir en armon铆a con la naturaleza, donde hombres y mujeres sean realmente iguales禄.

Con todo esto no tratamos de plantear una visi贸n idealista de la lucha del KCK, sino m谩s bien poner sobre la mesa un intento m谩s de superaci贸n de la actual sociedad de miseria, con sus pros y sus contras (pues ciertos aspectos nos chirr铆an, ya sea las a煤n presentes derivas autoritarias de la forma partido o la excesiva adoraci贸n del l铆der 脰calan que a veces entrevemos), pero que nos da qu茅 pensar.

La lucha de la mujeres.

Como ya se ha dicho, otro de los pilares sobre los que trata de pivotar la propuesta del confederalismo democr谩tico es la cuesti贸n de g茅nero; y ciertamente nos parece un punto de gran importancia. La discriminaci贸n de la mujer en la sociedad kurda, fruto tanto de la modernidad capitalista y su mercantilizaci贸n, como de la tradici贸n tribal patriarcal o de las diversas interpretaciones del islam, es algo patente y asumido como un problema central en la sociedad, sin cuya resoluci贸n no ser谩n posibles la liberaci贸n social o nacional. Todo ello, aun partiendo de una sociedad tradicionalmente menos coercitiva en este plano que otras zonas de Oriente Medio.

En ese sentido, destacan dentro del KCK varias organizaciones espec铆ficas de mujeres, como puedan ser la YJA turca, el YR iran铆 o la Uni贸n-Star siria, que cubren diversas 谩reas de trabajo, tanto en el plano ideol贸gico, social o de la autodefensa. Si bien es cierto que la existencia de algunas de ellas se remonta a los a帽os 80, con el tiempo han ido expandi茅ndose y cobrando mayor protagonismo en la pol铆tica del d铆a a d铆a, de lo cotidiano, m谩s all谩 del mero 谩mbito guerrillero. Su trabajo pasa, ante todo, por la concienciaci贸n de la poblaci贸n, por el intento de superaci贸n de una masculinidad dominante y una feminidad sumisa.

Entre algunas de las iniciativas puestas en pr谩ctica en este sentido, caben destacar el trabajo que se viene desarrollando por la participaci贸n masiva y activa de las mujeres en los diversos comit茅s y asambleas, la apuesta por la copresidencia (de un hombre y una mujer) de ayuntamientos y asociaciones adheridas al KCK o la creaci贸n de pueblos autogestionados por y para mujeres que ha sido v铆ctimas de malos tratos. A ello se suma la ya cl谩sica, pero m谩s visible en estos momentos de conflicto abierto con los energ煤menos de Estado Isl谩mico, libertad de uso (o no) del velo o las milicias armadas estrictamente femeninas.

馃帗Juana Rivas se querella contra el Juez Pi帽ar y lo acusa de 鈥渕altrato institucional y prevaricaci贸n judicial鈥

馃挬BOLET脥N 21 DE JULIO. 978 MUERTES EN LA FRONTERA SUR: Primer balance de un 2022 marcado por la masacre de Melilla

馃彺Sobre las elecciones en Filipinas 2022 y (2)馃嚨馃嚟

Compromisos anarquistas y abstencionistas con el electoralismo

EExiste un debate de larga trayectoria sobre si los anarquistas y los abstencionistas deber铆an intervenir en las luchas electorales. Da la casualidad de que nuestro medio ha intervenido y se ha comprometido con la campa帽a electoral populista de izquierda de Ka Leody de Guzm谩n a t铆tulo individual. Nuestra experiencia trabajando con la izquierda fue instructiva; solo reafirma nuestro compromiso con las ideas libertarias y abstencionistas.

El dirigente obrero Ka Leody se postul贸 para presidente con el te贸rico socialista Ka Walden Bello como su candidato a vicepresidente y otros l铆deres laboristas como candidatos para el senado. Se presentaron bajo la bandera de la coalici贸n de izquierda Laban ng Masa (LNM, 鈥lucha de masas鈥). Si bien nadie en la lista de LNM gan贸 ning煤n puesto, la campa帽a obtuvo 93.000 votos, lo que sigue siendo menos del 1% del electorado. La campa帽a de Ka Leody no se llev贸 a cabo para ganar la presidencia sino para proclamar el socialismo en voz alta y con orgullo. Como compromiso de izquierda con el pueblo filipino, la campa帽a Laban ng Masa tuvo bastante 茅xito en la promoci贸n de ideas socialistas.

Nuestros compromisos individuales con la campa帽a de Laban ng Masa no reflejaron la fe en la candidatura presidencial de Ka Leody o la plataforma LNM. Como anarquistas y abstencionistas, no creemos en las presidencias; como posizquierdistas, somos cr铆ticos con la izquierda en general. M谩s bien, nos comprometimos con LNM para ver si pod铆amos ampliar los espacios para nuestra propia organizaci贸n. As铆 como la campa帽a de LNM involucr贸 al pueblo filipino con ideas socialistas, llevamos a cabo un compromiso dual con los voluntarios de la campa帽a de LNM y el pueblo filipino que ata帽e a las ideas libertarias y abstencionistas. En esto tuvimos 茅xito: creemos que hemos expandido la imaginaci贸n pol铆tica de los j贸venes tanto dentro como fuera de LNM para tener en cuenta seriamente las ideas libertarias y abstencionistas desde la pol铆tica prefigurada hasta la justicia transformadora.

En 煤ltima instancia, sin embargo, nuestros compromisos duales con Laban ng Masa y el pueblo se vieron limitados por los mismos l铆mites de la izquierda. Vimos c贸mo los cuadros y las camarillas del partido centralizaban la iniciativa, c贸mo las estructuras jer谩rquicas desmoralizaban activamente al cuerpo de voluntarios. Esto proporcion贸 una valiosa lecci贸n: por mucho que la izquierda interiorice ideas preconcebidas o abstencionistas, estas no significan nada mientras se reproduzcan estructuras jer谩rquicas. La izquierda puede hablar de pol铆tica preconcebida, abstenci贸n y justicia transformadora todo lo que quiera, pero si contin煤an preconcibiendo que el estado y permitiendo que el sexismo deambulen, este discurso no significa nada. Se necesitar谩n formas cualitativamente nuevas de organizaci贸n para superar la intromisi贸n de los izquierdistas jer谩rquicos. Intentamos llegar a los j贸venes radicales molestos por esta intromisi贸n, y en esto tuvimos 茅xito. A veces se necesita trabajar con izquierdistas para revelar a otros los problemas del izquierdismo.

Sin embargo, el marco de la campa帽a de la LNM se limit贸 a la democracia como un concurso de im谩genes en s铆 mismo. Si bien la campa帽a amplific贸 las voces marginadas, su concepci贸n del poder todav铆a est谩 enmarcado en las candidaturas, en lugar de su propio poder y voluntad. La campa帽a proclam贸 鈥隆Manggagawa Naman!鈥 鈥隆Babae Naman!鈥, o 鈥溌Kalikasan Naman!鈥, ahora es el turno de los trabajadores, de las mujeres, del medio ambiente. Pero que los trabajadores, las mujeres y el medio ambiente tengan prioridad significar铆a alejarse por completo de las elecciones y los concursos de im谩genes. Solo podremos priorizarlos verdaderamente cuando tales concursos de popularidad ya no sean la norma. Ning煤n candidato puede representar verdaderamente a los trabajadores ni a las mujeres; los trabajadores y las mujeres deben hablar y actuar por s铆 mismos. Ning煤n candidato podr谩 jam谩s representar su plenitud. Mientras otros izquierdistas celebran la campa帽a de la LNM como 鈥lucha de clases en las urnas鈥, nosotros no nos hacemos esas ilusiones. La lucha de clases son trabajadores que luchan contra su condici贸n de trabajadores, que luchan por convertirse en ex trabajadores, no trabajadores con mejores salarios. Nos comprometimos con Laban ng Masa sabiendo perfectamente los l铆mites y las deficiencias de la pol铆tica electoral. Trabajar con izquierdistas debe ocurrir sobre la base del beneficio mutuo: te ayudamos si nos ayudas a la plataforma. Lo que importa es que lleguemos a la gente.

Cuando se trata de comprometerse con la izquierda electoral,  sugerimos que se haga sin ninguna ilusi贸n de que pueda conducir a la emancipaci贸n popular y con pleno conocimiento de sus l铆mites. Como suelen decir los izquierdistas, las elecciones son medios para un fin; 煤senlo como mejor les parezca, pero ojo con la l贸gica del Estado y de los partidos. Si las campa帽as son menos costosas de usar para llegar a las personas que la acci贸n directa, entonces quiz谩s podr铆an ofrecer un medio para lograr un fin. Pero las campa帽as tambi茅n pueden ser costosas en t茅rminos de recursos, tiempo y energ铆a, y a menudo nos dejan con poco que mostrar. Es m谩s, si ganan los izquierdistas, prep谩rense para oponerse a ellos en las calles como lo han hecho muchos en Venezuela, Bolivia y Chile.

驴Ahora que?

El regreso de la dinast铆a Marcos al cargo m谩s alto del pa铆s presagia tiempos oscuros. Uno de los primeros actos de Bongbong como presidente fue crear una nueva oficina, el Asesor Presidencial sobre Asuntos Militares y Policiales, lo que marca otra expansi贸n del aparato estatal de violencia y represi贸n. Pero en tiempos oscuros, 驴deber铆an apagarse tambi茅n las estrellas? No sabemos qu茅 traer谩 el futuro o qu茅 forma de organizaci贸n y lucha se requerir谩 para enfrentarlo, pero s铆 sabemos que tenemos que continuar brillando con luz propia a trav茅s de la oscuridad.

La restauraci贸n de la dinast铆a Marcos no es hist贸ricamente 煤nica, ha sucedido antes. En 1848, Louis-Napol茅on Bonaparte de la dinast铆a Bonaparte se convirti贸 en presidente de Francia y proclam贸 la dictadura conocida como el Segundo Imperio. M谩s recientemente, en 2013, Park Geun-hye, la hija del dictador Park Chung-hee, se convirti贸 en presidenta de Corea del Sur. En ambos casos, las dinast铆as Bonaparte y Park fueron derrocadas nuevamente. 鈥La primera vez como tragedia, la segunda como farsa鈥, dec铆a Marx.

La historia no es el destino: no hay garant铆as de que caiga la segunda presidencia de Marcos. Pero conocemos los hechos hist贸ricos sobre c贸mo fueron derrocadas las farsas anteriores. La Comuna de Par铆s sigui贸 a la ca铆da de Louis-Napol茅on y Park Chung-hee fue expulsada despu茅s de protestas concertadas de la sociedad civil. La historia es rica en lecciones para nosotros, a pesar de la campa帽a de revisionismo hist贸rico de la dinast铆a Marcos. Si los Marcos quieren extinguir la memoria hist贸rica, debemos brillar con luz propia.

Dado que el autoritarismo tiene un alcance internacional, la lucha contra el autoritarismo debe ser igualmente internacional. Vemos esto en c贸mo Occidente permite la violencia policial en Hong Kong o c贸mo la misma Cambridge Analytica que llev贸 a Trump al poder tambi茅n sirvi贸 a Duterte y Marcos. La gente se ha resistido al poder y al Estado durante generaciones, pero a veces estos lugares de lucha est谩n desconectados entre s铆. Como dijo el Comit茅 Invisible, 鈥No depende de los rebeldes aprender a hablar anarquista; depende de los anarquistas volverse pol铆glotas鈥. Es nuestra tarea hablar diferentes lenguajes de lucha y traducirlos unos a otros. Cuando lo hacemos, queda claro c贸mo una victoria contra la autoridad en un lugar de lucha es una victoria para todos los que luchan contra la autoridad. La organizaci贸n de anarquistas y abstencionistas no es una lucha de partido sino de nuestras luchas entrelazadas.

Lo que esto significa para los anarquistas y abstencionistas en las llamadas Filipinas es que nuestro desaf铆o es conectar los lugares de lucha entre s铆 tanto a nivel interlocal como internacional. Nuestras estrellas pueden brillar en los tiempos oscuros, pero solos su luz es poca. Debemos formar constelaciones uniendo las estrellas entre s铆. Como abstencionistas, buscamos conectarnos con supervivientes, trabajadoras sexuales, personas que usan drogas y personas encarceladas, as铆 como con sus familias y comunidades, en la lucha contra la vigilancia y la encarcelaci贸n. Como sindicalistas, conectamos a los trabajadores de la econom铆a informal en Filipinas con los de Asia y Europa contra las corporaciones multinacionales. Como insurrectos, formamos conexiones con otros insurrectos de todo el mundo y aprendemos unos de otros. Nuestra lucha contra la restauraci贸n de Marcos requerir谩 formas similares de interconexi贸n.

En medio de la muerte del statu quo liberal, recordamos la exhortaci贸n de Dylan Thomas a: ira, ira contra la muerte de la luz. En desaf铆o a la oscuridad, hacemos brillar nuestra propia luz estelar.

Ep铆logo: M谩s all谩 del proceso electoral – de un anarquista en las llamadas Filipinas

No estoy aqu铆 para pediros que seais leal a nadie. No estoy aqu铆 para presentaros una ilusi贸n de poder. No estoy aqu铆 para prometerte nada. Despu茅s de todo, no soy un pol铆tico. Estoy aqu铆 para deciros que ten茅is poder, poder real, poder que esconderse detr谩s de una urna no les puede dar. Poder que los pol铆ticos nunca te otorgar谩n, no te lo pueden otorgar.

驴De qu茅 poder estoy hablando? No es otro que tu poder. El mismo poder que tiene el potencial de cambiarlo todo, y no, no estoy exagerando. A diferencia del 鈥poder鈥 que promete el electoralismo, tu poder no es una ilusi贸n. Eres tu poder, el 煤nico poder que tienes, que puedes tener. Debido a que la pol铆tica y sus pol铆ticos han triunfado una vez m谩s, quiero presentar una alternativa a esperar las pr贸ximas elecciones o encontrar otro pol铆tico a quien seguir. 隆Te presento la desobediencia!

La desobediencia puede tomar muchas formas. Puede significar defenderse unos a otros, o simplemente defenderse a s铆 mismo, contra aquellos que reclaman autoridad. Puede significar construir relaciones que fomenten la desobediencia y rechacen a quienes reclaman autoridad. La insurrecci贸n es la manera de liberarse de aquellos que desean atarlos. El cumplimiento o la obediencia a la autoridad solo hace lo contrario: fomenta la ilusi贸n de que est谩s obligado a cualquier autoridad que diga que est谩s obligado. No est谩s atado a Marcos, no necesitas a Marcos, no necesitas el permiso del gobierno para actuar: tienes el poder de rechazar su pretensi贸n de gobernarte y hacer valer tu propio poder. Por supuesto, esto puede ser dif铆cil, considerando los riesgos que plantea; sin embargo, es la 煤nica forma de terminar con el ciclo de aceptar el sufrimiento causado por aquellos que dicen tener autoridad sobre nosotros, sobre todos nosotros.

Porque, 驴cu谩l es la alternativa? La alternativa es hacer negocios como de costumbre. Marcos y Duterte son testaferros de sistemas centenarios de explotaci贸n, abuso y violencia.

Imag铆nate esto:

Una empresa minera de los Estados Unidos compra un terreno de Palawan para construir una mina a cielo abierto. Los representantes de esa compa帽铆a minera vienen y pagan al alcalde local y a los organismos reguladores pertinentes, para que puedan operar con un m铆nimo de gastos generales relacionados con el cumplimiento. Se moviliza a la polic铆a y se da un plazo a la poblaci贸n ind铆gena local para desalojar la llamada 鈥propiedad privada鈥, el mismo suelo en el que han vivido sus antepasados 鈥嬧媎urante siglos. Las personas que viven r铆o abajo de la mina se envenenan lentamente con el agua potable, mientras que el petr贸leo quemado para excavar y procesar las materias primas contribuye al aumento del nivel del mar que eventualmente borrar谩 no solo a Palawan, sino a Filipinas entera del mapa bajo las mareas crecientes. .

Eso es lo de siempre.

En lugar de gastar tu energ铆a finita en ayudar a los pol铆ticos en sus campa帽as para obtener esca帽os en el gobierno, en su b煤squeda de autoridad, podr铆a usar esa energ铆a para conectarte con otras personas para construir redes de apoyo, en otras palabras, redes de ayuda mutua. 驴Por qu茅 esperar si t煤 y algunas personas de confianza pod茅is hacerlo solos? Si tienes amigos, puedes empezar con ellos o con cualquiera que creas que pueda estar interesado. Ve y con茅ctate con tus vecinos, d铆les que quieres construir una red de apoyo para todos vosotros, una red no jer谩rquica que pueda satisfacer las necesidades de los participantes.

En las redes descentralizadas, voluntarias y no coercitivas, en las que nadie manda y nadie est谩 obligado a nada ni a nadie, si un individuo siente que una red en la que participa ya no le beneficia, es libre de abandonarla. Las redes existen para apoyar a los participantes, no al rev茅s. Los individuos pueden participar en m煤ltiples redes. La forma en que las personas interact煤an entre s铆 en la red depende de las personas involucradas; despu茅s de todo, la red no es un gobierno ni un organismo centralizado. Una red solo es 煤til si los individuos en esa red est谩n de acuerdo en que lo es; si no es as铆, entonces desaparece, y depende de los participantes si quieren hacer una nueva red.

Tales redes de apoyo no necesitan tener fronteras. Tienen el potencial de expandirse por todo el mundo. Las personas de la red pueden ponerse en contacto con cualquier persona de la red para obtener asistencia y viceversa, siempre que exista un sistema de comunicaci贸n que lo permita, por ejemplo, se podr铆a utilizar Internet para facilitarlo. Un ejemplo de redes de ayuda mutua en Filipinas.

Un ejemplo de redes de ayuda mutua en Filipinas.

Ahora imagina esto:

Los clanes ind铆genas dejan de lado sus diferencias y se unen para defender su posici贸n contra la polic铆a invasora y los matones contratados. Env铆an gente para llamar a sus compa帽eros palawenios en las tierras bajas que ayudan a establecer bloqueos y luchar contra los oficiales de desalojo. Los lowlanders env铆an mensajes a trav茅s de canales encriptados a sus camaradas de Estados Unidos, quienes proceden a sabotear las f谩bricas y almacenes operados por la empresa minera.

Nadie dijo que iba a ser f谩cil. No te garantizo el 茅xito, pero si realmente quieres un cambio, correr este riesgo es la 煤nica oportunidad que tienes. 隆No se sometan a nadie! 隆Luchen por ustedes mismos!

馃挧Conflictos por el agua en Andaluc铆a: la extensi贸n del regad铆o y el discurso de la escasez

馃懃Carlo Giuliani: dos d茅cadas de G茅nova 2001

馃嚨馃嚟Sobre las elecciones en Filipinas 2022 (1)馃彺

Abandonar la imagen proconcebida.

Eel 9 de mayo de 2022, Ferdinand 鈥淏ongbong鈥 Marcos, Jr. gan贸 las elecciones presidenciales en Filipinas. Bongbong Marcos es hijo de Ferdinand Marcos, Sr., quien gobern贸 Filipinas como un dictador entre 1965 y 1986. El regreso de la dinast铆a Marcos al poder ha causado una consternaci贸n considerable entre quienes recuerdan el reinado dictatorial del padre Marcos.聽 驴C贸mo ha podido lllegar otro Marcos al poder y c贸mo se relaciona esto con las contiendas electorales que se desarrollan en Colombia, Francia, Estados Unidos y otras partes del mundo? 驴La victoria de Marcos representa una amenaza para la democracia misma, o hay otra manera de entender la situaci贸n? 驴C贸mo podemos prepararnos para los desaf铆os que se avecinan?

Desde Filipinas opinan.

k-t-kontrapolitiko-theses-on-halalan-2022-en-1.jpg

Este art铆culo es una contribuci贸n a un compromiso anarquista y abolicionista m谩s amplio con la pol铆tica electoral filipina que comenz贸 con las 芦Tesis sobre las elecciones de 2022芦, que desarrollaron perspectivas antipol铆ticas sobre las elecciones, que generaron la respuesta 芦Contra el Estado y el mercado, detener el Eje del Mal Marcos-Duterte!鈥, abogando por que los anarquistas voten. Tambi茅n hay dos r茅plicas, 芦Ser libertario durante temporada de elecciones禄 y 芦Una presidencia de Bongbong Marcos ser谩 una prueba de que la democracia funciona, y ese es el problema芦.

La muerte del consenso EDSA y la restauraci贸n de la dinast铆a Marcos

Para comprender el significado de la victoria presidencial de Bongbong Marcos, debemos hablar sobre c贸mo funciona la pol铆tica en Filipinas en general.

Desde el per铆odo colonial yankee, Filipinas ha sido lo que los polit贸logos llaman hoy una 鈥democracia de caciques鈥, una especie de democracia de 茅lite en la que la pol铆tica democr谩tica est谩 dominada por 鈥caciques鈥 o jefes. El r茅gimen colonial estadounidense jug贸 un papel fundamental en la creaci贸n de esta situaci贸n. Para sofocar la persistente insurgencia anticolonial, los estadounidenses empoderaron activamente a las 茅lites terratenientes locales. Estas 茅lites locales terratenientes se remontan a la tradici贸n del comercio mar铆timo en el archipi茅lago; eran extremadamente localistas y descentralizados, pero su 茅xito estuvo determinado por una red de lazos de patrocinio con personas que ten铆an acceso a recursos y poder.

Siguiendo la escuela jeffersoniana de casa, la pol铆tica colonial estadounidense promovi贸 la autonom铆a de las 茅lites locales terratenientes y aline贸 su acceso a los recursos centralizados de poder dentro de la estructura de la pol铆tica de patrocinio. As铆 es como los estadounidenses dise帽aron la Asamblea de Filipinas, un gobierno central colonial con lazos de patrocinio que se extienden a trav茅s de una red de 茅lites locales en todo el archipi茅lago. Como muestra el polit贸logo Paul Hutchcroft en su libro Booty Capitalism, el 茅xito de esta pol铆tica colonial permiti贸 a las 茅lites locales continuar gobernando sus dominios bajo la supervisi贸n estadounidense. Con el tiempo, estas 茅lites se convirtieron en dinast铆as pol铆ticas, formando la oligarqu铆a que caracteriza la pol铆tica filipina.

Muchas de las dinast铆as pol铆ticas que colaboraron con el dominio colonial estadounidense siguen en el poder hoy. Algunas de estas dinast铆as dentro de la oligarqu铆a diversificaron sus posesiones de modo que su poder ya no deriva necesariamente de la tierra, sino m谩s bien de las relaciones patr贸n-cliente. En State and Society in the Philippines, Patricio N. Abinales y Donna J. Amoroso se帽alan que toda la pol铆tica en Filipinas se reduce a la pol铆tica local basada en los caciques. Hoy, estos caciques son las dinast铆as pol铆ticas provinciales que act煤an como mecenas obteniendo votos de los caciques locales que act煤an como clientes entregando votos. Esta es la democracia caciquil que ha caracterizado la pol铆tica filipina durante m谩s de un siglo.

Ferdinand Marcos Sr., el padre de Bongbong Marcos, oper贸 en este contexto. No proven铆a de una dinast铆a pol铆tica particularmente establecida en su Ilocos natal, pero, siendo ambicioso y astuto, se cas贸 con la dinast铆a Romualdez que gobernaba Leyte. Con su propia capacidad populista y el apoyo de la dinast铆a pol铆tica Romualdez, Marcos Sr. gan贸 la presidencia de Filipinas. Marcos Sr. us贸 los poderes del estado, la tr铆ada:聽 芦armas, matones y oro芦, para hacer trampa en su camino a un segundo mandato y luego declar贸 la ley marcial, estableciendo una dictadura. Aunque nominalmente, en su ret贸rica, se opuso al sistema de dinast铆as pol铆ticas, instal贸 una nueva oligarqu铆a constituida por tecn贸cratas, empresarios y las dinast铆as pol铆ticas que le apoyaban. A pesar de su pol铆tica populista, su dictadura solo reemplaz贸 un conjunto de dinast铆as pol铆ticas con otra. Esto se logr贸 con el apoyo del imperio estadounidense, que apoy贸 a Marcos Sr. en aras de seguir una estrategia anticomunista. Miles fueron torturados, violados, encarcelados y asesinados por militares y polic铆as durante su gobierno. No obstante, el Partido Comunista de Filipinas (CPP) fue fundado durante la dictadura de Marcos e inici贸 una insurgencia liderada por su grupo armado, el Nuevo Ej茅rcito Popular (NPA).

Finalmente, una alianza de la sociedad civil que inclu铆a a dinast铆as pol铆ticas rivales, la clase media, la Iglesia Cat贸lica y trabajadores que estaban cansados 鈥嬧嬧嬧媎e la dictadura logr贸 deponer al padre Ferdinand Marcos. Despu茅s de que Ninoy Aquino, miembro de la dinast铆a Aquino casado con una mujer de la dinast铆a Cojuangco, fuera asesinado por el r茅gimen de Marcos, su viuda, Cory Cojuangco Aquino, se postul贸 como candidata presidencial en las elecciones anticipadas de 1986, present谩ndose como la desafiante viuda de un m谩rtir. Los medios liberales retrataron a Cory como un ama de casa ordinaria, pero es importante entender que ella proven铆a de la poderosa dinast铆a Cojuangco y se hab铆a casado con otra dinast铆a pol铆tica. De hecho, la familia Cojuangco hab铆a sido caciques en su Tarlac natal mucho m谩s tiempo que los Marcos.

Muchos elementos de la clase trabajadora desafiaron la l铆nea del CPP (Partido Comunista de Filipinas) de boicotear las elecciones anticipadas de 1986. La elecci贸n produjo dos resultados diferentes: la Comisi贸n de Elecciones del estado proclam贸 la victoria de Marcos, mientras que un recuento de votos paralelo realizado por la organizaci贸n de la sociedad civil Movimiento Nacional por Elecciones Libres proclam贸 la victoria de Cory. Los soldados amotinados intentaron un golpe fallido y elementos cat贸licos llamaron a protestas masivas para proteger a los golpistas. Esta protesta masiva se convirti贸 en la Revoluci贸n del Poder Popular de 1986 que catapult贸 al poder a Cory Aquino junto con los golpistas y las dinast铆as pol铆ticas rechazadas por Marcos.

Estados Unidos abandon贸 su apoyo a Marcos cuando qued贸 claro que Marcos no pod铆a avanzar en su agenda anticomunista, pero Cory s铆. La brutalidad excepcional de la dictadura de Marcos hab铆a comprometido la estrategia anticomunista estadounidense en la regi贸n al hacer que la insurgencia comunista fuera m谩s atractiva que el reformismo. Los organizados con el Partido Comunista afirmar铆an que Marcos era el mejor reclutador del NPA; su crecimiento sin precedentes durante la dictadura lo confirm贸.

El r茅gimen de Cory demostr贸 ser un socio anticomunista m谩s confiable para el imperio estadounidense, lo que hizo que el reformismo pareciera m谩s viable que la lucha armada. Aunque los campesinos y obreros obtuvieron m谩s espacio para organizarse, su r茅gimen continu贸 reprimiendo a los campesinos sin tierra y a los activistas de la clase trabajadora. Cory Aquino luego reanudar铆a la guerra del estado contra el CPP-NPA despu茅s de que fracasaran las negociaciones de paz. Los izquierdistas que recurrieron al reformismo permanecieron organizativamente muy d茅biles en comparaci贸n con sus rivales liberales y caciques.

La ideolog铆a gobernante de la dinast铆a Aquino, sus aliados liberales y la Revoluci贸n del Poder Popular se denomina consenso EDSA en honor a la Avenida Epifanio de los Santos (EDSA) donde tuvo lugar la Revoluci贸n del Poder Popular. La dinast铆a Aquino continuamente hizo campa帽a sobre el 鈥buen gobierno鈥 mientras continuaba con el r茅gimen de dinast铆as pol铆ticas y democracia caciquil. El consenso de EDSA produjo dos presidencias despu茅s de Cory Aquino: su sucesor designado Fidel Ramos, un golpista convertido en reformador neoliberal, y su hijo Noynoy Aquino.

Una joven intenta darle una flor a un soldado durante la Revoluci贸n del Poder Popular de EDSA en 1986

Al final, la Revoluci贸n del Poder Popular no produjo un cambio social significativo en Filipinas. Las dinast铆as pol铆ticas derrocadas regresaron con toda su fuerza y 鈥嬧媏l neoliberalismo del presidente Ramos permiti贸 que los oligarcas se convirtieran en due帽os de los antiguos bienes estatales. Lo que diferenciaba el consenso de EDSA de la forma en que los compinches de Marcos hab铆an saqueado previamente las empresas estatales era que el modelo anterior era la apropiaci贸n estatal, mientras que el modelo posterior era la actividad ordinaria del mercado neoliberal. Ambos se redujeron al saqueo y la b煤squeda de rentas.

La recuperaci贸n de la dinast铆a Marcos comenz贸 cuando se les permiti贸 regresar a Filipinas despu茅s de la muerte del padre Fernando en el exilio en Hawai. La dinast铆a Marcos us贸 su riqueza robada para incrustarse en sus alguacilazgos de Ilocos y Leyte. La dinast铆a Marcos y sus aliados ganaron gobernaciones y esca帽os en el Congreso y el Senado mediante el uso cuidadoso de sus alguacilazgos. Los Marcos eran tan populares en la regi贸n de Ilocos que los comentaristas de los medios la conocieron como el 鈥norte s贸lido鈥, 鈥s贸lido鈥 en el sentido de que estas provincias votaban constantemente por la dinast铆a Marcos y sus aliados. Esta capacidad de la dinast铆a Marcos para congregar votos de manera constante garantizaba que fueran aliados valiosos para los aspirantes a pol铆ticos e incluso para los candidatos presidenciales. Adem谩s, en las d茅cadas transcurridas desde el regreso de la dinast铆a Marcos al pa铆s, la familia llev贸 a cabo una campa帽a generalizada de revisionismo hist贸rico para erosionar la legitimidad del consenso de EDSA mientras revisaba la historia del per铆odo de Marcos para retratarlo como la edad de oro de la Filipinas. Solicitaron la asistencia de Cambridge Analytica para este prop贸sito.

En la campa帽a presidencial de 2016, Rodrigo Duterte se present贸 con una plataforma populista que atacaba el consenso de EDSA. El mismo Duterte fund贸 la dinast铆a Duterte, con sede en la ciudad de Davao. Gan贸 la presidencia con el apoyo de sus dinast铆as pol铆ticas aliadas y el apoyo t谩cito de los Dem贸cratas Nacionales (izquierdistas que siguen la l铆nea pol铆tica del CPP). Las dinast铆as pol铆ticas aliadas a Duterte se entend铆an como rivales del consenso EDSA; eran bastante amigas de la dinast铆a Marcos. Duterte tambi茅n se benefici贸 de un ej茅rcito de granjas de trolls pagados que utilizaron Facebook para generar noticias falsas favorables a su candidatura, nuevamente con la intercesi贸n de Cambridge Analytica. Los trolls de Facebook fueron particularmente efectivos porque el acceso a Facebook es gratuito a trav茅s de datos m贸viles, mientras que los sitios web de noticias e informaci贸n no. Esta falta de neutralidad de la red significa que Facebook es el Internet de facto para la gran mayor铆a de los filipinos, lo que permite que prosperen las noticias falsas a trav茅s de Facebook, adem谩s de TikTok y YouTube.

La nueva f贸rmula es 芦armas, matones, oro y gigabytes芦, refiri茅ndose los gigabytes al papel de la tecnolog铆a de la desinformaci贸n en la formaci贸n de la opini贸n p煤blica. Es muy probable que esas granjas de trolls sean las mismas que compr贸 y us贸 la dinast铆a Marcos, ya que Cambridge Analytica estuvo involucrada. Los dem贸cratas nacionales organizados tanto en las organizaciones clandestinas como en la superficie apoyaron descaradamente la candidatura de Duterte, a pesar de que muchos otros izquierdistas se帽alaron la pol铆tica fascista impl铆cita en su populismo, m谩s reconocible en su entusiasmo por los asesinatos en masa en su guerra contra las drogas.

Como anticiparon muchos en la izquierda, la luna de miel de Duterte con sus aliados de izquierda no dur贸 mucho. R谩pidamente los traicion贸 al romper las negociaciones de paz con el CPP-NPA y expandir el aparato policial y de vigilancia. Con la ruptura de las negociaciones de paz, los nacionaldem贸cratas y los socialistas volvieron a ser presa f谩cil para el aparato de seguridad anticomunista. Duterte tambi茅n apoy贸 el entierro de Ferdinand Marcos, Sr. en el cementerio de los h茅roes nacionales y continu贸 activamente el uso de las granjas de trolls que iban a impulsar y mantener el apoyo tanto a Duterte como a Marcos.

dutertemuertosY llegamos al momento actual. Bongbong Marcos no es particularmente carism谩tico. Tampoco tiene un 谩pice de la astucia que ten铆a su padre. Lo que s铆 tiene es dinero robado, Cambridge Analytica y un ej茅rcito de trolls. El populismo de Bongbong se basa en la quiebra del consenso de EDSA y en una campa帽a concertada de revisionismo hist贸rico y desinformaci贸n.

El candidato presidencial y exvicepresidente Leni Robredo, el rival m谩s cre铆ble de Bongbong, realiz贸 otra campa帽a basada en el consenso de EDSA. Si bien la propia Robredo no es Aquino, y de hecho se distanci贸 conscientemente del color amarillo de la casa Aquino, su campa帽a fue simplemente una repetici贸n de los valores del consenso de EDSA. Su eslogan 鈥Gobyernong Tapat, Angat Buhay Lahat鈥 es solo una reformulaci贸n de la buena gobernanza: 鈥Con un gobierno honesto, la vida de todos mejorar谩鈥. Su campa帽a no tuvo en cuenta la quiebra del 鈥buen gobierno鈥, que Duterte hab铆a desacreditado con 茅xito en su propia candidatura presidencial seis a帽os antes, cuando venci贸 al sucesor ungido de Noynoy Aquino. Los Dem贸cratas Nacionales en el Bloque Makabyan, a pesar de haber enganchado su carro a Robredo, tampoco cre铆an en el consenso de EDSA, 隆cu谩nto menos el filipino com煤n! Como sugiri贸 el anarquista y soci贸logo Erwin Rafael, un voto por Bongbong Marcos es en primer lugar un voto en contra de la quiebra del consenso de EDSA, no necesariamente un voto a favor del legado de Marco

Por supuesto, la derrota de Leni en las elecciones tambi茅n fue consecuencia de una campa帽a negativa concertada de los trolls de noticias falsas y los embusted desde el campo de Marcos. Pero no podemos descartar el hecho de que demasiadas personas apoyaron a Bongbong y votaron por 茅l, incluso teniendo en cuenta todas las trampas. Tenemos que entender que el problema es precisamente el statu quo liberal plasmado en el consenso de EDSA. El problema es precisamente que los autoritarios juegan con las reglas formales de la democracia liberal.

El triunfo de la democracia

En 煤ltima instancia, el tipo de democracia defendida por el consenso de EDSA era una que tolera e incluso incita a la democracia caciquil tradicional. En la pr谩ctica, para el p煤blico filipino, la democracia siempre ha sido un juego de sillas musicales en el que una dinast铆a reemplaza a otra al frente de la rep煤blica. A pesar del claro 鈥d茅ficit democr谩tico鈥 en Filipinas, el verdadero problema es la democracia misma.

Como era de esperar, la oposici贸n liberal y nacionaldem贸crata retrata la victoria presidencial de Marcos en 2022 como un fracaso de la democracia, lo que sugiere paralelismos con los nazis que llegaron al poder a trav茅s de los procedimientos democr谩ticos de la Alemania de Weimar. Como anarquistas y abolicionistas opuestos a la democracia caciquil, sostenemos, m谩s bien, que el regreso de la dinast铆a Marcos a la presidencia representa el triunfo de la democracia.

El marco fundamental de la democracia es la sustituci贸n de la agencia popular por falsas im谩genes de poder conferido a representantes u organismos. En este sentido, la competencia democr谩tica es meramente un concurso de im谩genes. En el contexto de una democracia caciquil, es una competencia entre im谩genes de diferentes dinast铆as pol铆ticas: gana la imagen familiar m谩s convincente. Debido a que las personas son separadas por la fuerza de su propia agencia, se las obliga a elegir entre im谩genes de poder. En las elecciones de 2022 compitieron dos im谩genes: la imagen de un regreso a una gloriosa dictadura de Marcos que repudia el consenso de EDSA y el legado del liberalismo, o una imagen que represente la continuaci贸n del consenso de EDSA y todo el trapo que ello conlleva. [鈥淭rapo鈥 es un acr贸nimo de 鈥pol铆ticos tradicionales鈥, un comentario despectivo que tambi茅n significa 鈥渢rapo鈥 usado por muchos para referirse a oligarcas y dinast铆as pol铆ticas.]

Algunos anarquistas de Filipinas, como Bas Umali, suscriben la idea de que el problema es el bobotante [un acr贸nimo que combina bobo (est煤pido) y botante (votante)]. La noci贸n de bobotante evolucion贸 desde una cr铆tica liberal de la clase obrera partidaria de los trapos particularmente los pol铆ticos corruptos, incluida la dinast铆a Marcos. La teor铆a del bobotante sugiere que los votantes eligen a los ladrones simplemente porque los votantes son est煤pidos.

Pero el problema no es la supuesta estupidez de los votantes, que es una noci贸n capacitista y clasista. El problema es la democracia misma y la pasividad que engendra. La democracia hace parecer que los votantes pueden ejercer el poder a trav茅s del voto, pero esto es ilusorio. Debido a que las personas est谩n separadas de la agencia real, la imagen de agencia que brinda la papeleta electoral les deja eligiendo entre im谩genes. En 煤ltima instancia, si un sistema pol铆tico distribuye el poder a trav茅s de un concurso de popularidad, los ganadores ser谩n aquellos que den todo lo que tienen para volverse populares, todo lo dem谩s al diablo. Marcos, como Duterte, prometi贸 a los votantes el cielo y la tierra, por fant谩sticos e imposibles que fueran. Por el contrario, la campa帽a de Robredo promet铆a simplemente una buena gobernanza y la continuaci贸n del consenso de EDSA. Los filipinos est谩n cansados 鈥嬧媎el liberalismo manso y los liberales y los dem贸cratas nacionales no tomaron nota.

En consecuencia, los filipinos eligieron la aparentemente gloriosa imagen del poder encarnada en la campa帽a de Marcos. De hecho, Bongbong Marcos es el primer candidato en conseguir m谩s del 50% del electorado desde la introducci贸n de la Constituci贸n filipina actual en 1987. Esta es la democracia en el trabajo encarnada en la voluntad de la mayor铆a, incluso si tenemos en cuenta el enga帽o que ocurre en todas las elecciones filipinas.

Los anarquistas se oponen al gobierno en todas sus formas, est茅 o no santificado por la voluntad de la mayor铆a. No nos dejamos gobernar por mayor铆as o minor铆as; desobedecemos la sagrada voluntad del pueblo. El pueblo no es nuestro amo, no tenemos dioses ni amos, y rechazamos las restricciones que nos impone el sistema democr谩tico. Por eso, rechazamos este triunfo de la democracia, caciquil o liberal.

Tendremos que crear una sociedad cualitativamente diferente para que las falsas im谩genes de poder dejen de obligar a las personas. La abolici贸n del capitalismo y del estado nunca aparecer谩 en la papeleta electoral; abolirlas requerir谩 eliminar por completo las papeletas. Tendremos que trascender el marco de la democracia si queremos evitar que otro populista respaldado por trolls gobierne este pa铆s.

El consenso de EDSA est谩 muerto. La dinast铆a Marcos est谩 de regreso, apoyada por muchos otros caciques y dinast铆as pol铆ticas. Antes de que podamos preguntar 芦驴qu茅 podemos hacer ahora?禄 primero debemos comprometernos con las lecciones aprendidas por anarquistas y abolicionistas en las elecciones de 2022.

continuar谩...

madronnoAsesinatos neoliberales S.A

馃殥 Cajera de un supermercado zamorano con una brigada exhausta que lucha contra el fuego

morirdecalor

A %d blogueros les gusta esto: