👩🏻‍⚕️¡RECUPEREMOS LA SANIDAD PÚBLICA!👩🏻‍⚕️

cabeza

COMUNICADO DE LA COORDINADORA ANDALUZA DE MAREAS BLANCAS (CAMB) MESA EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DE GRANADA (MDSP-GRANADA) (MARZO 2021)

“NO A LOS RECORTES Y ENRIQUECIMIENTO DEL SECTOR PRIVADO”

nuestro Sistema Público de Salud nació gracias a la lucha de nuestras madres y padres, de nuestras abuelas y abuelos, y constituye un pilar básico de nuestro estado del bienestar, que mitiga las desigualdades sociales y garantiza la equidad en el derecho a la Salud de toda la ciudadanía de manera Pública, Universal y Gratuita. Sin embargo, últimamente, la Sanidad Pública andaluza está en una situación de crisis creciente producida por años de recortes, situación que el actual gobierno no soluciona. Esta crisis deriva del dominio de la economía neoliberal globalizada que promueve la primacía de la ganancia de las empresas y corporaciones de medicina privada, sobre el derecho a la igualdad en la salud, incumpliendo así los derechos humanos. Este sistema económico, defendido por el gobierno andaluz, no soluciona las deficiencias de la Sanidad Pública de todos (servicios infradotados, falta de personal, listas de espera insufribles) mientras deriva fondos y crear espacios que den cabida al negocio de empresas afines y multinacionales del sector, poniendo en práctica estrategias con un solo objetivo: “conseguir que la salud sea un negocio y no un derecho de la ciudadanía”.

en este contexto ha aparecido durante el último año la pandemia de la COVID-19, que ha hecho aún más visibles todas las carencias del sistema, llegando a tensionar al máximo los deficitarios recursos materiales y humanos con que contábamos, dando lugar a hospitales colapsados, UCIs desbordadas, Atención Primaria con una presión asistencial insostenible, dificultad para atender a pacientes no Covid y plantillas de profesionales y personal de apoyo de la Sanidad Pública exhaustas física y mentalmente, después de ser durante este año la única y generosa defensa real de la ciudadanía ante la pandemia. Vaya aquí nuestro eterno agradecimiento a ellas y ellos. Y como no recordar ahora el indigno escenario de las Residencias de Mayores en unas condiciones lamentables y con deficiente atención médica. Todo ello describe una situación socio-sanitaria al borde del abismo e inadmisible en una sociedad avanzada como presumiblemente es la nuestra.

esto está ocurriendo tras las varias olas pandémicas a pesar de que el gobierno andaluz dispone de recursos económicos suficientes para restaurar el deterioro de la Sanidad Pública (1000 M de € del gobierno central, 150 M de € adicionales para conciertos privados en 2020, “hucha” de 450 M de € adicionales para este fin en 2021, y gastos superfluos de 30 M de €/año para eliminar la exclusividad y favorecer el trasvase de profesionales a la medicina privada y de 200 M de €/año más en farmacia al eliminar las subastas; además anuncio de superávit presupuestario). Más bien parece que el gobierno andaluz está usando la pandemia para aumentar el deterioro de la Sanidad Pública, para así justificar la derivación de recursos a los centros de medicina privada.

ante esto la CAMB llama a la población y a los trabajadores y trabajadoras sanitarias y socio-sanitarias a luchar contra esta insostenible situación y a defender la Sanidad Pública exigiendo un Plan de Choque con las siguientes medidas urgentes:

  1. El gobierno andaluz debe aclarar en qué ha invertido los 1000 M de € estatales de ayuda COVID, durante 2020.
  2. Políticas activas de mitigación de la pandemia mediante un aumento en los presupuestos de salud pública y de prevención, implementación de las restricciones adecuadas de la movilidad que eviten niveles de incidencias como las actuales, con índices de morbi-mortalidad evitables. No a SALVAR LA SEMANA SANTA.
  3. Contrato inmediato de 500 rastreadores nuevos para la COVID y de los recursos suficientes para la realización rápida de PCR, para así minimizar las sucesivas olas de la pandemia, lo que permitirá que el grueso de los recursos de la Sanidad Pública puedan ocuparse de las patologías no COVID graves, que no están siendo atendidas actualmente. Hay que tener en cuenta que Andalucía es la CCAA con menores tasas de rastreadores y PCR por habitante. El coste de esto es de 15 M de €/año.
  4. Contrato inmediato de 1200 facultativ@s, 1500 enfermer@s y 500 miembros de personal de apoyo para la Atención Primaria (AP), para acabar con la saturación y asfixia laboral actual, uso excesivo de la consulta telefónica y para que la AP vuelva a poder cumplir sus funciones de Atención integral a toda la población con consultas presenciales y actividades de Prevención y Promoción de la salud. Coste 140 M de €/año.
  5. Contrato inmediato de 1200 facultativ@s, 1200 enfermer@s y 500 miembros de personal de apoyo para abrir los 19 hospitales de referencia y de especialidades que existen en Andalucía en turno de tarde con personal nuevo, para disminuir de forma drástica las listas de espera. No puede ser que estos centros y su costoso instrumental se usen casi exclusivamente de 8 a 15h. Coste 135 M de €/año. PONER LA SANIDAD PÚBLICA A TRABAJAR A TOPE EN VEZ DE PAGAR
    CONCIERTOS CON LA MEDICINA PRIVADA.
  6. Garantizar la coordinación del Sistema Público Salud con las Residencias de Mayores públicas y privadas con el fin de asegurar que reciban los recursos humanos y la atención sanitaria que nunca debió faltarles según el artículo 10 del Real Decreto ley 21/2020.
  7. Implementar un sistema de participación real de la ciudadanía en temas de salud. Promover políticas de Educación Sanitaria sobre la pandemia y no solo culpabilizar a la población, sobre todo a los jóvenes.
  8. Acelerar en lo posible la vacunación de la población. Suspensión de las patentes de las vacunas anti-COVID en la pandemia actual y acceso universal a las mismas.
  9. Políticas de intervención social que protejan a la población vulnerable y a las bolsas de pobreza que se están incrementando y que hacen aún más severo el riesgo para la salud en este segmento de población.

este plan es factible con los recursos económicos disponibles mencionados anteriormente. También están disponibles los profesionales necesarios, si se les ofrecen contratos normales, no precarios. Por ello la aplicación de este plan, es solamente una DECISIÓN POLÍTICA.

ppor último exigimos reponer progresivamente los 10,000 M de € recortados durante la última década. Asimismo, reclamamos el aumento y uso público de los fondos europeos destinados a la sanidad.

en Granada, la Consejería de Salud y Familia ha anunciado una Proposición de Ley para la creación de un futuro Instituto Andaluz de Salud, y la disolución y extinción de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

esta institución, reconocida internacionalmente, desarrolla desde hace años una excelente y necesaria labor de investigación, consultoría y formación, y cooperación internacional, por lo que no sólo no debe ser eliminada, si no reforzada como se ha demostrado por lo que aporta en el ámbito de la Salud Pública tanto en situaciones como la provocada por la pandemia, como estudios e informes para la promoción de la salud y mejoras en el funcionamiento del Sistema Sanitario Público.

no podemos permitir la desaparición de esta Institución de prestigio de Granada, así como los puestos de trabajo con lo que significa para la economía de la ciudad.

ppor todos estos motivos hacemos un llamamiento a la población andaluza y al personal sanitario y socio-sanitario para que permanezcan alerta y acudan a los actos programados en defensa de nuestra Sanidad Pública. Ésta va a ser una lucha dura y larga, porque los poderes que quieren degradar la Sanidad Pública y hacer negocio con la salud son fuertes. Pero es que, en esta lucha, NOS ESTAMOS JUGANDO LA SALUD DE TODAS Y TODOS. En circunstancias excepcionales, como ésta, son más necesarias que nunca las conductas solidarias, el apoyo mutuo, potenciar lazos comunitarios y luchar por nuestros derechos desde los barrios, desde los pueblos y las ciudades, teniendo como única prioridad al ser humano.

ACUDE A LA MANIFESTACIÓN “RECUPERAR LA SANIDAD PÚBLICA” QUE SE CELEBRARÁ EL 20 DE MARZO HORA: 12 HORAS.
RECORRIDO: DE LA FUENTE DE LAS BATALLAS HASTA PLAZA NUEVA

🏴150 años después, la Comuna de París sigue viva

¿🐧Más Linux, menos GNU🐃?

😷Apertura de curso “Peligrosa”😷

cabeza

CGT Andalucía formaliza convocatoria de HUELGA GENERAL en todo el ámbito educativo no universitario para el 18 de septiembre

5174-oicofpjiohheichh_0La convocatoria de Huelga General educativa andaluza afecta a TODO EL PERSONAL DOCENTE Y NO DOCENTE para exigir una vuelta segura a las aulas

La huelga afectará a todos los trabajadores y a todas las trabajadoras (funcionario, laboral, de empresas públicas municipales o Ayuntamientos y de contratas y subcontratas privadas (Monitoras, PTIT, ILSE, limpieza …) e igualmente a los estudiantes) de los centros de enseñanza pública no universitaria dependientes de la Junta de Andalucía.

La Confederación General del Trabajo en Andalucía (CGT-A) constata que para el curso que comienza no se está garantizando el principio de preservar la salud física y emocional de todos los agentes que intervienen en el sistema educativo. Este es el primer principio de actuación para el inicio del curso 2020/20 según la instrucción 10/2020, de 15 de junio.

La incorporación en septiembre del alumnado andaluz a los centros educativos supone un riesgo elevadísimo de contagio ante la falta de recursos e inversión para cumplir las medidas de control, ya que no se garantiza la distancia de seguridad de 1,5m que recomiendan las autoridades sanitarias ni se limita el aforo máximo que permita mantener esa distancia de seguridad.

Se obvia la exposición de riesgo que supone el contacto estrecho con casos sospechosos de infección por el COVID-19 en espacios cerrados a una distancia menor de dos metros durante más de 15 minutos. Se elude la normativa general, como la que impide reuniones de más de 10 personas, y se llenan las aulas con ratios muy elevadas.

CGT exige que se cumpla la normativa relativa a Prevención de Riesgos Laborales en todos los centros de trabajo dependientes de la Consejería de Educación y se financie la Educación Pública de forma que permita una educación presencial segura.

Por ello, los motivos de esta huelga son:

1. Garantizar las medidas higiénico-sanitarias básicas con materiales y personal sanitario necesario.

2. Garantizar que se respeta la distancia interpersonal de 1,5m en los centros.

3. Bajada generalizada de las ratios de alumnado en las aulas que permita respetar la distancia mínima de seguridad.

4. Incremento de contratación de personal docente, de administración y servicios, monitores y limpieza para todo el curso, sea la actividad lectiva presencial o no.

5. Una oferta suficiente de escolarización pública y gratuita de 0 a 18 años que garantice que todo alumno y alumna disponga de una plaza asegurada en el sistema público, de titularidad y gestión pública y la no supresión de ninguna unidad ni línea de la red pública de centros andaluces.

6. La supresión inmediata de financiación a centros que practiquen cualquier tipo de discriminación o no aseguren la gratuidad.

Finalmente, CGT-A hace un llamamiento a toda la comunidad educativa y al resto de sindicatos y organizaciones sociales para que apoyen la Huelga General educativa en Andalucía el 18 de septiembre próximo.

Málaga, 5 de septiembre 2020

😷 Nos sentimos engañados…directora de un colegio de Andalucía al Consejero de Educación

👊🏼 Exijo la asignatura de ateísmo

Si a cristianos y mahometanos se les permite que se metan en las aulas públicas, ha de cederse un espacio de igual tamaño a los ateos.

comunicado_mv_002

🗣 El hoy y el mañana: razones para nuestro compromiso🏥

razones

Nos enfrentamos a una de las situaciones más graves de nuestra Historia. Padecemos una pandemia enraizada en última instancia en el cambio climático que la civilización del crecimiento sostenido y depredador de la naturaleza ha originado. La epidemia ha acelerado y agravado aún más la crisis sistémica ya anunciada por científicos, economistas y analistas. España está ante una recesión económica sin precedentes. Y ello sitúa al Gobierno – a cualquier Gobierno- y a la sociedad en su conjunto, ante un problema de extrema complejidad. Se necesitan recursos cada vez más abundantes y perentorios para gastos sanitarios de urgencia y para atender las consecuencias del obligado parón productivo: cierre de empresas, incremento exponencial del paro, precariedad y la exclusión social existentes desde hace décadas. Sin obviar, sobre todo en estos momentos, las imprescindibles inversiones en investigación.

Por exigencias derivadas de la Justicia, los Derechos Humanos y el mandato constitucional, ni los poderes públicos ni la sociedad pueden olvidar que en pleno siglo XXI, cada español y cada española tiene derecho a una vivienda digna, a un régimen público de Seguridad Social, a la Enseñanza, a la Sanidad, a pensiones suficientes, a la atención a la dependencia, al disfrute de un medio ambiente adecuado y a la percepción de un subsidio personal cuando ésta se haya visto afectada por la “pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad”, tal y como dice el artículo 25 de los DDHH y recoge también el artículo 41 de nuestra Constitución.

El cumplimiento de estas obligaciones legales y morales por parte de los poderes públicos necesita, aparte del consenso y apoyo de la mayoría social, un acopio de recursos sin precedentes. Y estos recursos no tienen otra fuente y origen que el contribuyente, bien por ser asalariado, bien por ser autónomo o empresario, o bien por poseer rentas y recursos de toda índole. Pero es el caso que el cierre de empresas, los Ertes y el desplome del sector turístico, conducen a una bajada prevista del PIB del 9,2% Y a ello se le suma el aumento, también previsto, del déficit público desde el 2,8% a finales del 2019, al 10% del PIB para Diciembre del 2020. Es decir, más gastos ineludibles, menos ingresos y, además, más deuda pública. Y todo esto en el marco de una pandemia que sigue generando contagios, personas hospitalizadas y muertes, sin que todavía haya vacuna que la erradique.

Este es el hoy de España. De cómo lo abordemos dependerá el mañana. Y en el mañana van a vivir nuestros hijos, nuestros nietos y las generaciones venideras de españoles y españolas. Es una cuestión de responsabilidad colectiva: optar entre un futuro para la inmensa mayoría o un desastre, también para la inmensa mayoría. Porque constituiría un inmenso error retornar -como si nada hubiese pasado- a la salida de la crisis del 2008, haciendo recaer, otra vez, sacrificios y penurias sobre trabajadores, asalariados y sectores populares en vez de buscar una nueva salida en la que prime la Solidaridad y el no dejar a nadie atrás. Tanto los Gobiernos de turno como la sociedad deberemos estar a la altura del reto, asumiendo que nos llevará tiempo. Construir el mañana supone priorizar objetivos, potenciar mecanismos e instrumentos de intervención en la realidad y sustentar todo el proceso en parámetros éticos y de conductas de moral pública consecuentes con ellos.

A nuestro parecer, los objetivos a conseguir son tres: la concreción en la práctica de los Derechos y Deberes contemplados en el Título Primero de la Constitución, la creación de un tejido productivo que ligue la economía al territorio, a las necesidades materiales de la mayoría social y lo haga menos vulnerable a crisis como ésta y, en tercer lugar, políticas medioambientales que combatan el cambio climático y a las que toda la actividad productiva y de consumo superfluo se supediten. En resumen: pleno empleo, democracia económica y calidad ambiental.

El hoy y el mañana necesitan, además, de un Estado fuerte y de una sociedad civil igualmente fuerte. Un Estado que en el caso español está formado por tres Administraciones: la central, la autonómica y la local. Y una sociedad civil que, de manera consciente y cohesionada, sea capaz de confrontar con el Gobierno de turno sí éste se aleja de los objetivos constitucionales de justicia social a los que se debe. Una sociedad civil que igualmente asuma su imprescindible parte de protagonismo en la salida de estos momentos críticos y en la construcción del porvenir. Que comprenda el ciudadano y la ciudadana que el recurso de mirar hacia otro lado, obviando su participación, afectará negativamente a su vida y a sus libertades.

Corresponde a los poderes públicos arbitrar las políticas y los mecanismos eficaces para disponer de las infraestructuras pertinentes y acopiar los recursos económicos y financieros necesarios. Y desde luego, tres de ellos son inaplazables: una fiscalidad justa tal y como se desprende del artículo 31.1 de la Constitución, el acogerse al punto 4 del artículo 135 de la Carta Magna y por último, desarrollar consecuentemente los artículos 128, 129, 130, 131 y 132 del citado texto.

Ética y Política no son, en absoluto, dos conceptos antitéticos o contrapuestos. Muy al contrario, una es la ciencia de la moral y la otra la ética de lo(s) colectivo(s). El Estado Social y Democrático de Derecho que la Constitución propugna, no es otra cosa que la institucionalización de los principios éticos de libertad, justicia, igualdad y pluralismo político. En la antigua Roma se decía que un político ético era el que actuaba con “decorum”, es decir con honestidad, honradez, discreción y justicia.

De la misma manera que la Ética y sus principios morales deben ser inherentes a la función pública, la ética cívica es el fundamento de una sociedad civil fuerte. La defensa de los derechos, la aceptación de los deberes, los hábitos democráticos en la cotidianeidad, la tolerancia como convivencia, la participación en los asuntos públicos y el ejercicio consecuente de la crítica y la movilización, hacen una ciudadanía inmune a la tiranía, la opresión, las presiones de los poderes fácticos y las atmósferas de odio fundamentadas en bulos, manipulaciones informáticas y el pillaje político.

La salida a la crisis que propugnamos y de la cual hemos esbozado anteriormente objetivos, instrumentos y sujetos políticos y sociales, se fundamenta en tres pilares a nuestro parecer inobjetables: la aplicación, desarrollo y ampliación de los DDHH, poner freno al proceso de cambio climático y la regulación de una nueva relación entre el ser humano y la Naturaleza. Pero tal propuesta, a nuestro juicio la que responde a las necesidades y exigencias de momento, necesita del ejercicio de la austeridad. La austeridad no es recorte en bienes y servicios públicos necesarios. La austeridad significa Administraciones Públicas que eliminen gastos superfluos, innecesarios e inútiles (la lista sería extensa). La austeridad como valor público y como corresponsabilidad social con la defensa del medio ambiente, significa vivir bien, pero con otros parámetros de vida.

Salir de esta situación, sin que la totalidad de la ciudadanía tenga que pagar el peaje de carencias en lo que la Constitución denomina Derechos y deberes fundamentales, va a significar un período de “apretarse el cinturón” generalizado. Entendemos que durante un período transitorio esto deba ser así; pero con dos condiciones: que no afecte a los que nada tienen y que los esfuerzos colectivos sean directamente proporcionales al estatus económico y social de cada uno y de cada una.

Somos conscientes de que salir de la crisis en positivo, es decir cara a un mañana prometedor, más justo y más seguro, necesitará de procesos permanentes de reflexión, debate, crítica, lucha y acuerdo. Sin embargo, un proceso enmarcado en ámbitos de serenidad, seriedad y concreción temática, necesita erradicar la crispación. La pugna política -que nunca puede ni debe desaparecer- debe servir para comparar criterios, propuestas y valores. Y más aún en circunstancias como las actuales.

Esta pandemia que el mundo sufre, ha hecho florecer en nuestro país junto con la entrega, el altruismo y sentido de la responsabilidad de la mayoría social, una peculiaridad hispana en forma de enfermedad política oportunista: el discurso de odio guerracivilista generado por los responsables máximos de las organizaciones de Derechas. Para desgracia de nuestra Patria no es cosa nueva. Encarna el odio atávico a las clases populares, al movimiento obrero y al pensamiento libre. Y todo ello ha tenido como expresión la imposición de un patriarcado anulador de los derechos de la mujer, el clericalismo más rancio y el llamado “franquismo sociológico”, magma ideológico-social muy anterior al dictador, pero que se materializó en torno a su persona. La injuria zafia, la simpleza de sus propuestas y los bulos, en cuya difusión siguen a rajatabla las tesis del aparato de propaganda nazi. Sus objetivos son crear confusión, potenciar los prejuicios contra el “otro”, el “rojo”, “el homosexual”, “la mujer “ o “el inmigrante”. Pero sobre todo, el objetivo máximo es perpetuar los privilegios sociales y económicos del estatus que los dirige.

Muchas y muchos de los abajo firmantes -en plena situación de confinamiento- estamos intentando desenmascarar y combatir esa superchería a la par que procuramos ayudar a reflexionar y generar actitudes de conciencia cívica en línea con lo que desarrollamos en este documento. Pero esta actividad de combatientes solitarios no es suficiente por mucho uso que individualmente hagamos de la red o enviemos artículos para la prensa escrita.

Por ello consideramos imprescindible que desde el mundo político, social y cultural que aglutina a militantes y simpatizantes de fuerzas como Unidas Podemos, Mareas, Comunes, Confluencias,sindicatos, colectivos de defensa de los derechos sociales, feministas, ecologistas, ateneos, fundaciones, etc., debe darse un paso más y organizar colegiadamente el combate político – cultural y la entente programática. Y en tal sentido les hacemos un llamamiento. Si pretendemos crear hegemonía social y cultural para construir algo nuevo, dado el fiasco de lo existente y de lo vivido por seguir los dictados del neoliberalismo, debemos impedir que quienes se consideran dueños de un Poder sempiterno reconstruyan la realidad a su imagen y semejanza.

llamamiento

El jefe de la privacidad alemana prohíbe el uso de WhatsApp a funcionarios e instituciones federales

Tras la muerte del torturador: de la anécdota a la categoría

charla2

🕶La protección de datos en tiempos de coronavirus:👀🔍

La ONG noyb está comprometida con la aplicación de las leyes europeas de protección de datos. Más de 3.200 miembros de apoyo hacen posible el trabajo de Noyb. Hasta la fecha, la ONG ya ha presentado más de 25 procedimientos por numerosas violaciones deliberadas de las leyes de protección de datos – contra empresas que incluyen a Google, Apple, Facebook y Amazon.

El Centro Europeo por los Derechos Digitales ha elaborado un documento (PDF, inglés) de acuerdo con el GDPR, en el que ofrece una primera visión general de este proyecto.

Panorama general de las diversas medidas y proyectos

Se habla mucho de diversas medidas y proyectos que tienen por objeto contener la propagación del virus mediante el uso de datos. Estos incluyen, por ejemplo:

  • Portales de información (como la información para el autodiagnóstico o los mapas de las zonas de riesgo),
  • análisis de datos anónimos (especialmente de las redes de telefonía móvil),
  • aplicaciones que intentan registrar posibles situaciones de infección (rastreo de contactos),
  • aplicaciones para comprobar las medidas de cuarentena
  • intentar rastrear a las personas infectadas a través de datos distintos, tales como el rastreo de teléfonos móviles o el uso de datos de tarjetas de crédito.

En un artículo en GDPRhub.eu, noyb ha compilado una primera visión general de aplicaciones y proyectos concretos en Europa y fuera de ella, con el fin de arrojar algo de luz sobre este tema.

La gran mayoría de estos enfoques están muy lejos de formas problemáticas de vigilancia masiva o el “enfoque chino“.

El GDPR permite utilizar los datos en caso de epidemias – la pregunta no es si, sino cómo.

Contrariamente a muchos informes iniciales, no existe un conflicto general entre la protección de datos (especialmente el GDPR) y el uso de datos personales en la lucha contra una epidemia. Las declaraciones que afirman que se debe “renunciar” a la protección de datos parecen basarse en una falsa comprensión de la ley.

Max Schrems, presidente honorario de Noyb: “El GDPR prevé concretamente el tratamiento de datos en la lucha contra las epidemias. Por lo tanto, no se debe “renunciar” a las leyes de protección de datos, sino simplemente observarlas“.

El apartado d) del párrafo 1 del artículo 6 y el apartado i) del párrafo 2 del artículo 9 de la GDPR permiten, según los considerandos de la GDPR, el tratamiento de datos, por ejemplo, para la lucha contra las “amenazas transfronterizas para la salud” o para combatir las “epidemias“.

Sin embargo, el GDPR también incluye normas para limitar al mínimo la interferencia con nuestros derechos fundamentales, incluso en la lucha contra el coronavirus.

Max Schrems: “Las leyes prevén el uso de datos en la lucha contra el coronavirus, pero sólo de manera razonable. La ley limita el uso de los datos a lo que es absolutamente necesario. Junto con conceptos como “Privacidad por Diseño” es posible desarrollar aplicaciones y sistemas legalmente sólidos que ayuden a combatir esta epidemia. Así que la pregunta no es si es posible utilizar los datos personales, sino cómo hacerlo correctamente“.

Hay mucho espacio entre la excesiva vigilancia masiva y la recolección y procesamiento específico de cierta información importante. El uso de los datos puede, en términos de derechos fundamentales, representar también la “vía menos onerosa” en comparación con las actuales restricciones.

Schrems: “Las aplicaciones voluntarias basadas, por ejemplo, en el auto-seguimiento almacenado y cifrado localmente pueden ser útiles. Si esos datos sólo se descifran en caso de que la prueba de corona resulten positivas, esos sistemas pueden proteger de manera verificable la privacidad de los usuarios. Esos enfoques son más parecidos a llevar una baliza privada, a diferencia de un sistema de vigilancia gubernamental centralizado“.

Para apoyar los proyectos de aplicación de soluciones conformes con la protección de datos, noyb ha publicado un documento ad hoc sobre aplicaciones de rastreo de contactos.

La confianza es necesaria para el éxito de tales sistemas

La gente debe poder confiar en la tecnología en la lucha contra el coronavirus, para que participen suficientes personas. Esto puede lograrse con medidas como una buena encriptación de datos, el almacenamiento de datos en los teléfonos de los usuarios y la publicación del código fuente (“código abierto”).

Schrems: “Estos proyectos sólo funcionan si una gran parte de la sociedad participa. Para ello, necesitamos sistemas que permitan al usuario controlar sus datos. El código fuente debe ser revisable. Si esto se hace correctamente, tales sistemas pueden ser definitivamente recomendados“.

Visión realista de las posibilidades técnicas

Lo que sorprende actualmente en algunas declaraciones es la inquebrantable creencia en la tecnología. Las aplicaciones más complejas, como el “rastreo de contactos” después de una infección, no son factibles sin datos muy específicos. Sugerencias, como el cálculo del riesgo de infección entre dos personas utilizando datos de la red móvil, son más bien una ilusión que una posible realidad técnica.

Horst Kapfenberger, informático de Noyb: “Debido a su inexactitud, los datos de localización de los proveedores de telefonía móvil son absolutamente inadecuados, por ejemplo, para determinar posibles infecciones con el coronavirus. No podemos construir modelos significativos con datos brutos inexactos“.

Además, todavía hay incertidumbres en cuanto a la propagación de corona virus. A menudo, la información disponible sobre el calendario y propagación del virus es muy diferente y vaga. Cuanto menos claros sean los parámetros que rodean la propagación del virus, menos contactos específicos de riesgo se pueden calcular usando soluciones técnicas.

Existe el peligro de que los usuarios se pierdan en una avalancha de advertencias e información irrelevantes (“sobrecarga de información“). Por consiguiente, es importante reunir datos pertinentes con la calidad necesaria para alcanzar realmente los objetivos de un proyecto.

Max Schrems: “Estos sistemas no están pensados para adivinar qué anuncios nos pueden interesar, sino para asegurar la salud de la población. Por lo tanto, necesitamos información específica, precisa y correcta. Para una estadística, los datos aproximados y anónimos son a menudo suficientes. Sin embargo, para los intentos de registrar las cadenas de infección, se necesitan datos muy precisos – que se pueden almacenar localmente y encriptados en las instalaciones de los usuarios“.

Hacia una «nueva anormalidad» educativa

La revolución de los Cayetanos

 

🔬Por una sanidad Pública y General💉

nodo

La contradicción entre lo público y lo privado en la sanidad.

Parásitos

Por Ángeles Maestro

🦠La gran cantidad de muertes evitables de las últimas semanas ha permitido que muchas personas tomen conciencia – y esa es una de las pocas cosas que hay que agradecer a la actual epidemia – de las enormes carencias de la sanidad pública y de que éstas son el resultado de un largo proceso de desmantelamiento. Y es obvio que el mortífero virus no es responsable de ello.

El presidente del gobierno ha llegado a plantear una “Reforma Constitucional para blindar la sanidad pública” y para “tener un sistema de salud mucho más fuerte“. Su propuesta evidencia el inexistente valor práctico de los derechos sociales (sanidad, vivienda, educación, trabajo, etc) reconocidos en la Constitución, más allá de haber servido de anzuelo a un pueblo incauto al que le hicieron creer durante la Transición que todo eso serviría para entrar en el paraíso del “estado del bienestar“. Esas declaraciones no suponen más que un brindis al sol, dado que se necesita una mayoría de al menos de dos tercios del Parlamento para reformar la Constitución. Y es evidente que no va a contar con los votos, no sólo de la derecha, sino del propio PSOE, como veremos más adelante.

En el mismo sentido, algunos medios de comunicación están promoviendo una recogida de firmas llegando a proponer que la financiación mínima de la sanidad pública sea el 7% del PIB, garantizada por ley.

Más allá de las buenas intenciones que pueden guiar estas propuestas – aunque en el caso del presidente del gobierno no cabe alegar ignorancia – la realidad es mucho más compleja. En este trabajo pretendo aclarar que el incremento de la partida presupuestaria destinada a la sanidad no sirve para eliminar las causas fundamentales de la precariedad del sistema sanitario público.

Detrás de la sanidad se mueven poderosísimos intereses privados que, de hecho, estarían encantados con un aumento sustancial del gasto sanitario porque, al final, acabaría en sus bolsillos.

El prestigioso epidemiólogo Usama Bila [estudió medicina en la Universidad de Oviedo y obtuvo el Máster en Salud Pública en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid). Hizo su tesis doctoral en la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health (EE.UU.) y recibió en 2018 el premio «Early independence» del National Institutes of Health.] afirma en una reciente entrevista que las causas fundamentales de que el Covid – 19 esté golpeando en el Estado español más fuerte que en otros países no están en lo que hemos hecho en los últimos tiempos, sino en decisiones políticas que se vienen tomando desde hace treinta años. Él es uno de los muchos científicos españoles que tuvo que emigrar para desarrollar su profesión porque aquí la política científica obedece al principio “que inventen otros“, más si cabe en una especialidad médica como la epidemiología centrada en descubrir las causas sociales de la enfermedad.

Efectivamente la degradación del sistema sanitario tiene una larga historia que no ha sido sólo fruto de la desidia de los gobiernos, sino muy al contrario, de decisiones políticas activas y trascendentales destinadas a debilitar la sanidad pública y cuya importancia se ha ocultado sistemáticamente.
Para poder comprender este proceso es importante aclarar algunos conceptos. La sanidad pública y la sanidad privada no son compartimentos estancos, y mucho menos complementarios. En realidad están tan íntimamente relacionadas que son un binomio inseparable. La relación entre ambas es muy semejante a la que se establece entre hospedador y parásito, clave – por cierto – en el estudio de las enfermedades infecciosas.El parasitismo, recordando la biología, es un tipo de simbiosis en la cual el parásito depende del huésped y vive de él depauperándolo, sin llegar a matarlo. El parásito obtiene beneficios y el hospedador, daños.

Los ectoparásitos: las aseguradoras privadas y los conciertos.

La evidente analogía para cualquiera que analice el asunto con independencia de criterio, es decir, que no tenga intereses vinculados al capital privado, llegó a constituir un axioma, incluso para el PSOE de los últimos años del franquismo. En su programa político se afirmaba, por ejemplo, que era imposible desarrollar una sanidad pública de calidad sin nacionalizar la industria farmacéutica.

Pocos años después, en 1982, tras la victoria del PSOE por mayoría absoluta, esta afirmación se vería confirmada exactamente al revés. El dirigente más destacado del PSOE en materia de sanidad, Ciriaco de Vicente, un hombre capacitado y con planteamientos de izquierdas, no fue designado ministro como se esperaba. La poderosa industria farmacéutica le hizo saber a Felipe González que De Vicente no tenía su confianza. En su lugar fue nombrado Ministro de Sanidad Ernest Lluch, un hombre muy cercano a Farmaindustria, la asociación empresarial de la industria farmacéutica establecida en España.

En estas condiciones no es de extrañar que la Ley General de Sanidad eliminara artículos muy importantes, que sí aparecían en los primeros borradores, como el sometimiento del Medicamento a la planificación general del Sistema Nacional de Salud o la prohibición expresa de los conciertos con entidades privadas.

En la actualidad casi el 12% del gasto sanitario público estatal va destinado a conciertos, una proporción en constante crecimiento y mucho mayor en Comunidades Autónomas como Cataluña y Madrid.

El incremento exponencial de la contratación de la sanidad pública con empresas privadas se ha desarrollado en sentido contrario de la inversión y el desarrollo de los servicios públicos. Con el argumento de disminuir las listas de espera se ha concertado masivamente la realización de intervenciones quirúrgicas de mediana o baja complejidad, muy rentables, en clínicas privadas que en muchas ocasiones están muy por debajo de los estándares de calidad exigibles y a las que se permite seleccionar pacientes. Es evidente que para la sanidad pública quedan todas las intervenciones costosas y aquellas personas con patologías múltiples o de edad avanzada.

Las enormes listas de espera – sobre todo la espera para diagnóstico – como expresión de la degradación de la sanidad pública han producido otra consecuencia enormemente lucrativa: la escalada meteórica de las pólizas de seguros privados. Las cifras para 2019 eran las más altas de la historia: 10 millones de personas. El escándalo mayor es la gran cantidad de instituciones públicas que pagan, con dinero también público, pólizas privadas a sus miembros y familiares [Entre ellos, los dos millones de personas incluidas en MUFACE (funcionarios), MUGEJU (jueces) e ISFAS (ejército y policía). Instituciones públicas como Consejo Consultivo de Canarias, las Juntas Generales de Álava, la antigua Comisión Nacional de la Energía, RTVE y el FROB, han tenido, o siguen teniendo para sus miembros y familiares seguros médicos privados pagados con dinero público. También la Asociación de la Prensa de Madrid, mantiene para sus afiliados este privilegio desde 1982]. A ello ha contribuido notablemente la aplicación de importantes deducciones fiscales [Para los autónomos y sus familias la deducción por póliza de seguro de salud es de 500 euros por persona y año. Las empresas desgravan el 100% del gasto abonado por seguros médicos a sus empleados a efectos de Impuesto de Sociedades, al ser considerado «gasto social». Para los trabajadores no se considera retribución la prima del seguro de salud pagado por la empresa y por lo tanto está exenta de tributación] aplicables a autónomos y empresas desde 2016 y vigentes en la actualidad. Es el zorro guardando las gallinas.

Volviendo al símil biológico las empresas aseguradoras privadas, cuya buena salud depende del deterioro de la sanidad pública con el apoyo impagable – o no – de decisiones de variopinto color político, serían ectoparásitos (como las garrapatas o los piojos). Estos ectoparásitos se desarrollan en el exterior del hospedador, la sanidad pública, al igual que las empresas que prestan servicios sanitarios con sus propias instalaciones y recursos, aunque ya hemos visto la importante quinta columna con la que cuentan en el interior en el caso que nos ocupa.

Y en sanidad no se trata fundamentalmente de que el dinero público, salido de nuestros bolsillos, vaya a enriquecer a unos cuantos, sino de que ese suculento negocio se hace a costa de vidas, de muertes prematuras y perfectamente evitables. Al respecto no se puede olvidar la dramática situación que se ha vivido en los hospitales públicos obligados a no atender pacientes mayores de 70 años por falta de recursos mientras la sanidad privada exhibía instalaciones de cuidados intensivos disponibles. a precios de mercado. Ni el gobierno estatal, ni ningún gobierno autonómico ha movido un dedo para intervenir todos los recursos necesarios, a pesar de que el primer Decreto de Estado de Alarma preveía esta posibilidad.

Como buenos parásitos aprovechan la debilidad del oponente. En todos los medios de comunicación asistimos al escarnio de una intensificación de la publicidad de aseguradoras (Sanitas, Adeslas, DKV, etc) que ofrecen atender a personas enfermas mayores de las clases sociales que pueden permitirse ese gasto.

Los endoparásitos: gestión privada con financiación pública.

La historia de los endoparásitos, de la penetración del capital privado en la sanidad pública es más compleja. Es una guerra de trincheras. Es la consecuencia de la crisis general del capitalismo que ve caer sus beneficios en sectores productivos y se refugia en el paraíso dorado de los servicios públicos.

El camino de la privatización se inicia en la década de los 90, con la eufemísticamente llamada externalización de partes esenciales de un hospital como son los servicios de limpieza, lavandería, cocinas o seguridad, y no ha cesado de ampliarse a laboratorios, radiodiagnóstico, celadores, etc.

El pistoletazo para la entrada masiva de capital privado en la sanidad lo dio la aprobación en el Congreso de los Diputados de la Ley 15/97 de nuevas formas de gestión, que contó con los votos del PP (gobernando en minoría) el PSOE, PNV, CiU y Coalición Canaria. ¿Puede imaginarse mayor consenso político? Pues aún hubo más. Al día siguiente de la votación la Federación de Sanidad de CC.OO. mostró su satisfacción por tan amplio acuerdo en torno a una Ley clave para “modernizar” la sanidad pública.

¿Puede soñar el capital algo mejor que contar con financiación pública, tener la clientela asegurada, poder imponer condiciones de precariedad laboral, supeditar los recursos ofertados a la obtención de beneficios y seleccionar pacientes rentables?

A ese escandaloso privilegio, que suponía multiplicar por seis en el periodo de concesión la inversión realizada, se apuntaron las empresas constructoras en ruina tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, la gran mayoría vinculadas a la trama Gurtel, multinacionales de la sanidad privada y fondos de capital-riesgo.

Los datos acumulados que expongo a continuación explican el horror vivido en los hospitales durante esta epidemia. En la sanidad pública madrileña, desde 2008 se viene produciendo una brutal disminución de personal, acelerada con la creación de los once nuevos hospitales de gestión privada y financiación pública. Se han perdido más de 7.000 trabajadoras y trabajadores, de ellos 3.000 sanitarios con licenciatura o diplomatura, y permanecen cerradas cerca de 3.000 camas.

El análisis de este proceso, complejo, pero que es indispensable conocer, desborda los objetivos de este artículo y ya ha sido realizado [Maestro, A. (2013) Crisis capitalista y privatización de la sanidad. Editorial Cisma.], aunque este riguroso análisis no haya trascendido a los grandes medios de comunicación. Este silencio no sorprende si se tiene en cuenta que esta información desenmascara intereses políticos y empresariales que, a su vez, contribuyen decisivamente a la financiación de esas mismas empresas de comunicación.

La industria farmacéutica: parasitismo absoluto

Puede decirse sin temor a exagerar que la industria farmacéutica tiene en sus manos las riendas fundamentales de la política sanitaria. En este caso su funcionamiento sería más parecido al de un virus: penetra en la célula, modifica su funcionamiento y depende de ella para su multiplicación. Es lo que se conoce en biología como parasitismo absoluto.

La industria farmacéutica no sólo controla la cuarta parte del gasto sanitario público total, cerca de 25.000 millones de euros, sino que tiene una influencia decisiva en la formación del personal sanitario, dirige la totalidad de la investigación (se investiga y se fabrica lo rentable [Con frecuencia se dan situaciones de desabastecimiento de fmedicamentos necesarios pero poco rentables que la industria farmaceútica deja de fabricar. Recientemente ha saltado a los medios de comunicación la escasez de medicamentos útiles para el tratamiento de algunos casos de COVID-19, como la hidroxicloroquina o necesarios para la sedación, como los relajantes neuromusculares. http://espanol.arthritis.org/espanol/la-artritis/enfermedades-relacionadas/escasez-hidroxicloroquina/], no lo eficaz), y en la práctica controla la prescripción de medicamentos. Hay un indicio que ayuda a explicar este escándalo cotidiano: muchos altos cargos del sistema sanitario, del más variopinto color político, proceden de multinacionales del medicamento o pasan a ser reclutados por éstas.

El asunto central no es que el gasto farmacéutico sea elevado, sino que se calcula que el 50% de los medicamentos prescritos no son necesarios [Joan Ramón Laporte, catedrático de farmacología clínica es sin duda el mayor experto en política del medicamento y una de las escasísimas voces no sobornadas por la industria. https://www.elsaltodiario.com/industria-farmaceutica/joan-ramon-laporte-medicamento-covid19-10-euros-no-manos-privadas] y además provocan multitud de efectos indeseables, entre ellos miles de muertes al año. El hecho de que los fármacos más prescritos, con mucho, sean los ansiolíticos y antidepresivos da idea de hasta qué punto se está medicalizando el malestar social.

El caso más escandaloso ha sido el de los hemoderivados, para los que la OMS recomienda encarecidamente una industria pública estatal. La obtención de sangre por parte de las multinacionales farmacéuticas mediante pago en dinero o en beneficios penitenciarios a quienes la aportan (sectores de la población con alta prevalencia de infecciones) ha sido responsable de la transmisión de infecciones tan graves como la Hepatitis B y C o el SIDA.

El negocio privado fuera de la sanidad pública.

Espero haber contribuido a aclarar que el asunto no se resuelve sólo con aumentar el presupuesto de la sanidad pública. El estado de salud de una persona enferma parasitada por una tenia no mejora aumentando la ingesta alimenticia.

Junto al incremento de recursos estrictamente públicos es imprescindible eliminar el negocio privado de la sanidad pública. Es radicalmente falso que la “complemente”. El objetivo prioritario de la obtención creciente de beneficios, consustancial a la empresa privada, es estrictamente opuesto al de la sanidad pública: mejorar el estado de salud de toda la población. Y el capital privado para desarrollarse necesita socavar, debilitar y, en definitiva, subordinar el funcionamiento del sistema a sus intereses. Exactamente igual que los parásitos.

Para construir una sanidad pública potente no valen propuestas grandilocuentes como la Reforma de la Constitución, que por otro lado son imposibles dada la correlación de fuerzas política. El camino es relativamente más sencillo, si de verdad existiese voluntad política. En primer lugar, es necesario llevar a cabo un cambio normativo y desarrollarlo con todas sus consecuencias:

  • derogar el artículo 90 de la Ley General de Sanidad, que permite los Conciertos con empresas privadas, y
  • derogar por completo la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión. Ambas leyes, aunque son utilizadas ampliamente por el PP y las derechas nacionalistas, tienen el sello del PSOE.

Junto a ello, para empezar a enfrentar el mayor parásito de la sanidad pública, es preciso crear una industria farmacéutica pública que se ocupe de la investigación, fabricación y distribución de, al menos, los 433 medicamentos considerados esenciales por la OMS [https://www.who.int/es/news-room/detail/27-02-2020-who-launch-e-eml]. Y no sería imposible, tomando como base la experiencia del Centro Militar de Farmacia de la Defensa.

Negocio privado y sanidad pública son incompatibles. En estas semanas, y lo más duro está por llegar, estamos comprobando dolorosamente que el capitalismo no funciona. La vida es otra cosa.

Granada, capital del incumplimiento de las normas contra el coronavirus

PARA LAS CLASES POPULARES DEL MUNDO, PANDEMIA, CRISIS, TODOS LOS TIEMPOS SON DE LUCHA

 

💉DEVOLVER LA GESTIÓN DE LA SALUD AL PUEBLO🔬

tusalud

LA PRIVATIZACION MATA, TODO DE VUELTA A MANOS PUBLICAS, DEROGACION DE LA LEY 15/97

La ley 15/97, aprobada por PP y PSOE, herramienta fundamental para privatizar la sanidad pública.

2020-04-08_azagraEn Madrid se está produciendo el proceso de privatización más brutal y acelerado de todo el estado, de forma que, en apenas cinco años, se ha dado la vuelta al sistema sanitario público, convirtiéndolo en un suculento negocio privado. Sin embargo, la privatización sanitaria no ocurre sólo en Madrid. En otras comunidades gobernadas por el partido socialdemócrata PSOE se están aplicando procesos de privatización similares, aunque a un ritmo más lento: tanto en Cataluña como en Baleares ya hay hospitales PPP/PFI, del mismo modelo que el PP utiliza en Madrid y Valencia.

El desembarco brutal de las empresas con ánimo de lucro en el Sistema Nacional de Salud es posible gracias a la Ley 15/97 “Sobre Nuevas Formas de Gestión”, aprobada en el Parlamento Estatal por el PP, PSOE y los partidos nacionalistas de derechas. Durante su aprobación, el PSOE defendió que con dicha Ley “se cerraba el paso a la privatización de la sanidad”. Hoy, 12 años después, la realidad demuestra lo contrario; incluso los tribunales han determinado que los hospitales privados de tipo PPP/PFI sólo son posibles gracias a la existencia de dicha Ley. El PSOE utiliza un doble lenguaje: critica la privatización que están llevando a cabo los conservadores, pero la consiente.

Con la inestimable ayuda de los sindicatos y las organizaciones que subvenciona (CCOO, UGT, FADSP…) oculta su responsabilidad en la privatización y el papel determinante de la Ley 15/97, negándose a derogarla o modificarla.

Casi 500.000 personas han firmado pidiendo al Gobierno la derogación de la Ley 15/97, pero ni el PSOE ni el Ministerio de Sanidad se han dado por aludidos.

2020-04-11-AzagraEl gobierno del estado ni siquiera está interviniendo en la cesión fraudulenta de centros sanitarios patrimonio de la Seguridad Social a empresas sanitarias multinacionales como CAPIO. Si bien es cierto que la sanidad pública española tiene otros problemas estructurales (déficit histórico de financiación, escasez de camas y plantillas…), la entrada de empresas con ánimo de lucro no hace sino deteriorar la asistencia sanitaria y encarecerla. Por ello consideramos imprescindible derogar la ley 15/97, para que las empresas lucrativas no sigan haciendo negocio con nuestra salud..

Cuando esto acabe, todos a la calle para una movilización continuada y contundente. Hay responsables.

¡¡ NUNCA MÁS MUERTOS EVITABLES !!

La privatización mata. Derogación de la Ley 15/97 y rescate de todo lo privatizado.

Por una industria sanitaria y farmacéutica pública.

Fuera las empresas de la sanidad.

Sanidad para todos, sin exclusiones.

Atención digna para nuestros ancianos.

ORGANIZACIONES ADHERIDAS A LA CAMPAÑA: LA PRIVATIZACION MATA, TODO DE VUELTA A MANOS PUBLICAS, DEROGACION DE LA LEY 15/97

ADHESIONES EN: info@casmadrid.org

tusalud

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 16 de abril de 2020.

photo_2020-04-17_22-48-22

🔭Requisitos para la evaluación de las aplicaciones de “rastreo de contactos”🔍

Nos cuentan nuestros amigos del Caos Computer Club:

kaos

10 requisitos para la evaluación de las aplicaciones de “rastreo de contactos”

espiaLas “app de corona” están en boca de todos como una forma de contener la epidemia de SARS-CoV-2. CCC publica 10 requisitos para su evaluación desde una perspectiva técnica y social.

Actualmente, se está estudiando la posibilidad de utilizar el “rastreo de contactos” con apoyo técnico como medio para contrarrestar la propagación del SARS-CoV-2 de manera más selectiva. La motivación general es permitir una mayor libertad de movimiento para el amplio espectro de la sociedad permitiendo un rápido rastreo e interrupción de las cadenas de infección. Los contactos de las personas infectadas deben ser alertados más rápidamente y así poder ponerse en cuarentena más rápidamente. Esto, a su vez, debería prevenir nuevas infecciones. Por lo tanto, una “app corona” no podría protegernos ni a nosotros ni a nuestros contactos: Debería estar diseñada para romper las cadenas de infección protegiendo nuestros contactos.

El rastreo de contactos como tecnología de riesgo

googlingHay varias sugerencias para la aplicación técnica de este concepto. Estas propuestas van desde sistemas distópicos de vigilancia total hasta métodos específicos y completamente anónimos para alertar a personas potencialmente infectadas sin conocimiento de la persona concreta.

En principio, el concepto de “App de Corona” entraña un enorme riesgo debido a los datos de contacto y de salud que se pueden recoger. Al mismo tiempo, existe la posibilidad de utilizar los conceptos y tecnologías de “privacidad por diseño” que han sido desarrollados por la comunidad cripto y privacidad en los últimos decenios. Con la ayuda de esas tecnologías, es posible desplegar el potencial epidémico del rastreo de contactos sin crear un desastre de privacidad. Sólo por esta razón, todos los conceptos que violan o incluso ponen en peligro la privacidad deben ser estrictamente rechazados.

A continuación, se esbozan los requisitos sociales y técnicos mínimos para esas tecnologías. CCC se ve a sí mismo en un papel de asesoramiento y observación en este debate. No recomendaremos aplicaciones, conceptos o procedimientos específicos. Sin embargo, desaconsejamos el uso de aplicaciones que no cumplan con estos requisitos.

whoI. Requerimientos de la sociedad

1. Sentido y propósito epidemiológico

El requisito previo básico es que la “localización de contactos” puede ayudar de manera realista a reducir de manera significativa y demostrable el número de infecciones. La validación de esta evaluación es responsabilidad de la epidemiología. Si resulta que la “localización de contactos” mediante aplicación no es útil o no cumple el propósito, el experimento debe terminarse.

La aplicación y todos los datos que se reúnan deberán utilizarse exclusivamente para combatir las cadenas de infección por el SARS-CoV-2. Cualquier otro uso debe impedirse técnicamente en la medida de lo posible y prohibirse legalmente.

2. Voluntad y ausencia de discriminación

Para una eficacia epidemiológicamente significativa, una aplicación de “rastreo de contactos” requiere un alto grado de difusión en la sociedad. Esta amplia distribución no debe lograrse por la fuerza, sino únicamente mediante la aplicación de un sistema fiable que respete la privacidad. En este contexto, no se deben cobrar derechos por su uso ni se deben ofrecer incentivos financieros por su utilización.

Las personas que se nieguen a utilizarlo no deben experimentar ninguna consecuencia negativa. Asegurar esto es un asunto de política y legislación.

La aplicación debe informar regularmente a la gente sobre su funcionamiento. Debe permitir la simple desactivación temporal y la eliminación permanente. No se deben implementar medidas restrictivas, por ejemplo, una función de “grilletes electrónicos” para controlar las restricciones de contacto.

Captura de pantalla de 2020-04-15 18-27-49

3. Privacidad fundamental

Sólo con un concepto convincente basado en el principio de la privacidad se puede lograr la aceptación social en absoluto.

Al mismo tiempo, las medidas técnicas verificables como la criptografía y las tecnologías de anonimización deben garantizar la privacidad del usuario. No basta con confiar en las medidas organizativas, la “confianza” y las promesas. Los obstáculos organizativos o jurídicos contra el acceso a los datos no pueden considerarse suficientes en el actual clima social de pensamiento de estado de emergencia y posibles excepciones de gran alcance a los derechos constitucionales a través de la Ley de Protección contra la Infección.

Rechazamos la participación de las empresas que desarrollan tecnologías de vigilancia como “lavado de cara“. Como principio básico, los usuarios no deberían tener que “confiar” sus datos a ninguna persona o institución, sino que deberían disfrutar de una seguridad técnica documentada y comprobada.

4. Transparencia y verificabilidad

El código fuente completo de la aplicación y la infraestructura debe estar disponible libremente y sin restricciones de acceso para permitir las auditorías de todas las partes interesadas. Deben utilizarse técnicas de construcción reproducibles para garantizar que los usuarios puedan verificar que la aplicación que descargan ha sido construida a partir del código fuente auditado.

tecnicoII. Requisitos técnicos

5. No hay una entidad central en la que confiar

Un rastreo de contactos completamente anónimo sin servidores centrales omniscientes es técnicamente posible. La dependencia de la privacidad de los usuarios de la fiabilidad y la competencia del operador de la infraestructura central no es técnicamente necesaria. Por lo tanto, los conceptos basados en esta “confianza” deben ser rechazados.

Además, la seguridad y fiabilidad prometidas de los sistemas centralizados – por ejemplo, contra la conexión de direcciones IP con identificaciones de usuario anónimas – no pueden ser verificadas eficazmente por los usuarios. Por lo tanto, los sistemas deben diseñarse de manera que se garantice la seguridad y la confidencialidad de los datos de los usuarios exclusivamente mediante su concepto de cifrado y anonimización y la verificabilidad del código fuente.

6. Economía de datos

Sólo se podrán almacenar los datos y metadatos mínimos necesarios para el propósito de la aplicación. Este requisito prohíbe la recopilación centralizada de cualquier dato que no sea específico de un contacto entre personas y su duración.

Si se registran localmente en los teléfonos datos adicionales, como la información sobre la ubicación, los usuarios no deben ser forzados o tentados a transmitir estos datos a terceros o incluso publicarlos. Los datos que ya no sean necesarios deben ser eliminados. Los datos sensibles también deben ser codificados de forma segura localmente en el teléfono.

Para la recopilación voluntaria de datos con fines de investigación epidemiológica que vaya más allá del propósito real de la localización de contactos, se debe obtener explícitamente un consentimiento claro y separado en la interfaz de la aplicación y debe ser posible revocarlo en cualquier momento. Este consentimiento no debe ser un requisito previo para su uso.

7. Anonimato

Los datos que cada dispositivo recoge sobre otros dispositivos no deben ser adecuados para desanonimizar a sus usuarios. Los datos que cada persona puede transmitir sobre sí misma no deben ser adecuados para desanonimizar a la persona. Por lo tanto, debe ser posible utilizar el sistema sin recopilar o poder derivar datos personales de ningún tipo. Este requisito prohíbe las identificaciones únicas de los usuarios.

Las identificaciones para la “localización de contactos” mediante tecnología inalámbrica (por ejemplo, Bluetooth o ultrasonido) no deben ser rastreables hasta las personas y deben cambiar con frecuencia. Por esta razón, también está prohibido conectar o derivar identificaciones con los datos de comunicación que las acompañan, como fichas de empuje, números de teléfono, direcciones IP utilizadas, identificaciones de dispositivos, etc.

8. No se crean perfiles de movimiento central o de contacto

El sistema debe diseñarse de manera que no se puedan establecer, intencionadamente o no, perfiles de movimiento (seguimiento de la ubicación) o perfiles de contacto (patrones de contactos frecuentes rastreables a personas específicas). Por consiguiente, deben rechazarse por principio métodos como el registro central de localización o GPS o la vinculación de los datos con números de teléfono, cuentas de medios sociales y similares.

9. Desenlace

El diseño de la generación de ID temporal debe ser tal que las ID no puedan interpretarse y vincularse sin la posesión de una clave privada controlada por el usuario. Por consiguiente, no deben derivarse de otra información de identificación del usuario directa o indirectamente. Independientemente de la forma en que se comuniquen las identificaciones en caso de infección, debe descartarse que los datos de “rastreo de contactos” recopilados puedan encadenarse durante períodos de tiempo más largos.

10. Inobservancia de la comunicación

Incluso si se observa la transmisión de un mensaje en el sistema (por ejemplo, a través de los metadatos de comunicación), no debe ser posible concluir que una persona está infectada o ha tenido contacto con personas infectadas. Esto debe garantizarse tanto respecto de otros usuarios como de los operadores de infraestructura y de red o los atacantes que adquieren conocimiento de esos sistemas.

cccFunción del CCC

Durante más de 30 años, CCC ha participado en trabajos voluntarios de conexión entre tecnología y sociedad. Nuestros principios éticos están a favor de la privacidad, la descentralización y la economía de datos – y en contra de cualquier forma de vigilancia y coerción.

Sin pretender ser exhaustivos, en este artículo nombramos los requisitos mínimos de privacidad que debe cumplir una “App Corona” para ser tolerable social y tecnológicamente. CCC no proporcionará bajo ninguna circunstancia una aplicación concreta con aprobación, recomendación, certificado o sello de prueba.

Es responsabilidad de los desarrolladores de sistemas de rastreo de contactos demostrar el cumplimiento de estos requisitos o hacer que sean probados por terceros independientes.

miheroe

¿🇫🇲El final de la U.E y dos🇫🇲?

varoufakis

¿Qué debería hacer la UE AHORA? El plan de 3 puntos de DiEM25 para evitar una depresión Covid-19

Con las Vidas, los Medios de Vida y la Unión al borde del abismo, la pandemia COVID-19 es la mayor prueba al proyecto europeo en la historia de la Unión, y estamos fracasando.

La solidaridad estaba destinada a ser un principio fundacional de la UE. Pero la solidaridad falta en este momento, es lo que más se necesita.

COVID-19 ha revelado una verdad fundamental: Europa sólo está tan sana como su residente más enfermo, sólo tan próspera como el más arruinado.

Pero los líderes de la UE están paralizados por su mentalidad de “el vecino mendigo” y “el vecino enfermo”.

El precio de este fracaso no será simplemente la pérdida de vidas y la destrucción de los medios de subsistencia. Será la desintegración de la propia Unión.

En línea con su Green New Deal para Europa, DiEM25 ofrece un plan de 3 puntos para proteger a todos los residentes europeos, evitar una depresión económica y prevenir el colapso de la Unión.

Cuatro hechos

Nuestro plan se basa en cuatro hechos básicos.

  1. La deuda pública aumentará, y debe aumentar: La caída precipitada de los ingresos del sector privado debe ser reemplazada por el gasto público. Si no, las quiebras destruirán gran parte de la capacidad productiva de Europa y, por lo tanto, agotarán aún más la base impositiva.
  2. El aumento masivo de la deuda pública no debe dividirnos: La última crisis del euro destrozó la posición fiscal de algunos estados miembros mientras que mejoró la posición fiscal de otros. Los resultados son capacidades de absorción fiscal muy diferentes en toda la zona del euro. Si el aumento de la deuda pública no es una carga compartida, la nueva crisis del euro destruirá la última oportunidad de mantener unida a la Unión Europea una vez que el propio virus haya sido derrotado.
  3. Un eurobono es esencial, pero lo malo está en los detalles: Nueve gobiernos de la zona euro han exigido con razón la emisión de un eurobono para compartir la carga de la creciente deuda pública. Pero las cuestiones más importantes siguen siendo: ¿Qué institución debería emitirlo? ¿Y quién lo respaldará? DiEM25 cree que sólo hay una respuesta: un eurobono del BCE respaldado únicamente por el BCE.
  4. Un Eurobono es esencial, pero no es suficiente: Se necesitan dos intervenciones más. Durante la pandemia, Europa debe inyectar directamente dinero en efectivo en la cuenta bancaria de cada ciudadano inmediatamente para evitar el mayor número posible de quiebras y pérdidas de medios de vida. Una vez que la pandemia retroceda, Europa debe embarcarse en un programa de inversión ecológica considerable, eficaz y común, a fin de mejorar la capacidad general de Europa para recuperarse.

Los tres pasos para unificar Europa y evitar la depresión de COVID-19 son:

Paso 1: El BCE debe emitir 1 billón de euros de eurobonos del BCE

Los que piden un eurobono tienen razón: es la única manera de soportar el aumento de la deuda pública sin romper la Unión. La pregunta es: ¿Quién debería emitirlo? Y, ¿quién lo respaldará?

Europa tiene tres instituciones que podrían emitir el tan necesario Eurobono: El Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM). El Banco Europeo de Inversiones (BEI). Y el Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, dos de estas instituciones no son adecuadas para la urgente tarea que tenemos entre manos.

  • Mecanismo Europeo de Estabilidad: El Mecanismo de Estabilidad Europeo no debería ser la institución emisora por dos razones. Primero, su estatuto insiste en que todos los préstamos deben venir con condiciones que ningún gobierno aceptará. En segundo lugar, aunque se renuncie a estas condicionalidades, los bonos “sintéticos” del MSU contienen las semillas de la fragmentación de Europa.
  • Banco Europeo de Inversiones: El BEI debe ser usado para emitir bonos de inversión, no eurobonos para asumir la deuda pública. (Véase el paso 3 más abajo)

Nos quedamos con el BCE: La única institución de la UE capaz de emitir eurobonos no sintéticos y terapéuticos.

28V-marzo-2020mini

En vista de lo anterior, DiEM25 propone que:

El BCE emita un eurobono a largo plazo, a 30 años, por 1 billón de euros, con el único respaldo del BCE, con la posibilidad de emitir más según las necesidades.

El 1 billón de euros recaudado por el BCE se utilizaría entonces para sustituir la deuda nacional, en proporción a las recesiones nacionales inducidas por el coronavirus y los costes de la salud pública.

Dado el vencimiento a treinta años de estos eurobonos del BCE, la UE tendría tres décadas para decidir cómo reembolsarlo a su banco central. DiEM25 cree que sólo un gobierno federal elegido democráticamente en Europa puede tomar estas decisiones. Sin ella, las medidas de emergencia del BCE sólo profundizan el déficit democrático de Europa, amenazando la supervivencia de la Unión una vez más.

Paso 2: El BCE debe inyectar en efectivo 2000 euros de solidaridad europea a cada residente europeo

Incontables europeos están actualmente encerrados sin capacidad de ganar dinero. Necesitan dinero en efectivo inmediatamente, no préstamos o beneficios que impliquen una excesiva burocracia.

Por esta razón, hacemos un llamamiento al BCE para que financie inmediatamente a los bancos comerciales de Europa con 2.000 euros por cada ciudadano europeo para que se acrediten directamente en su cuenta.

En cuanto a los no bancarizados, el BCE debe proporcionar dinero en efectivo a un banco por cada estado miembro que emita tarjetas de débito numeradas y anónimas para ser desembolsadas por las autoridades locales y nacionales a todos los residentes sin cuentas bancarias.

  • ¡No dejes que nadie te diga que no se puede hacer! En respuesta a COVID-19, las autoridades de Hong Kong acreditaron 1.250 dólares en la cuenta de cada residente. En respuesta a la crisis financiera de 2008, el gobierno australiano hizo lo mismo, evitando que el país sufriera la misma recesión que se propagó con saña por Europa.
  • ¡Que nadie te diga que no podemos pagar por ello! El coste total del pago en efectivo de la solidaridad europea de 2000 euros a cada ciudadano europeo le costará al BCE 750.000 millones de euros, precisamente la suma que el BCE acaba de anunciar que destinará a una mayor relajación cuantitativa: la misma relajación cuantitativa que fracasó, antes de la pandemia, para ayudar a Europa a salir de su estancamiento.
  • ¡Que nadie le diga que no es “sostenible“! A finales de año, los estados pueden gravar a los individuos en proporción a su ingresos generales, recuperando algunos de esos pagos en efectivo, si es necesario.

Paso 3: La UE debe crear un Programa Europeo de Recuperación e Inversión Verde

Cuando termine el bloqueo de Europa, industrias enteras se enfrentarán a la quiebra, necesitando desesperadamente reinvertir y reorientarse.

Europa no puede permitirse el lujo de desperdiciar esta crisis como hizo con la última.

La crisis del euro dejó a Europa con un potencial menor de crecimiento ecológico y con menos capacidad para competir con China y los Estados Unidos en las tecnologías del futuro. No podemos permitirnos responder a esta crisis con más austeridad, una mayor divergencia, menos inversiones y una escasez de empleos de calidad.

He aquí por qué la Unión Europea necesita un programa permanente de recuperación e inversión verde para el período posterior a la pandemia, financiado por una alianza del BEI y el BCE y ejecutado por una nueva Agencia Europea de Recuperación Verde.

DiEM25 propone que el Consejo de Europa:

  • Ordene al Banco Europeo de Inversiones (BEI), y a su filial el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), que emita bonos BEI-FEI equivalentes aproximadamente al 5% del PIB de la UE, para ser respaldados en los mercados de bonos por el BCE.
  • Establecer la Agencia Europea de Recuperación Verde (EGRA) con el mandato de dirigir los fondos recaudados por la alianza BEI-ECB a la unión de la energía verde y la provisión de salud, educación y otros bienes públicos en toda la Unión.

índice

Conclusión: Europa se unificará o perecerá.

La creación del euro llevó a la UE a un cruce o sea unifica o se desintegra. No hay una tercera opción.

La crisis del euro se congeló, pero nunca se solucionó, por las intervenciones del BCE. Pero la emergencia de COVID-19 ahora hace imposible que la crisis del euro siga congelada.

La UE ha de unirse para enfrentar esta crisis sin precedentes, o perecerá.

El Plan de Acción de 3 puntos de DiEM25 ofrece el único camino hacia la unificación. Las tres medidas que proponemos se pueden realizar inmediatamente y están de acuerdo con la letra de los Tratados de la UE.

Prometen:

  • Compartir la carga de la deuda entre los estados miembros de la UE
  • Proporcionar un gran estímulo ilimitado que Europa necesita
  • Corregir el error de la UE de confundir una crisis de insolvencia con una crisis de liquidez
  • Proteger a los residentes europeos de los ingresos perdidos por COVID-19
  • Que las inversiones públicas verdes ayuden a Europa a recuperarse de manera sostenible.

Una vez que el Plan de Acción de 3 puntos de DiEM25 se efectúe, Europa tendrá la oportunidad de convertirse en una Unión genuina y democrática. La única otra opción es la desintegración.

Muere Manolis Glezos, el partisano griego que arrancó la esvástica de la Acrópolis

Biopolítica en tiempos de Coronavirus [La Linterna de Diógenes]

 

Se vende

sevende_hospital7Anuncian el traspaso de la titularidad de los centros sanitarios. En poco tiempo veremos negocios privados donde había hospitales públicos.

El traspaso desde la Seguridad Social a las comunidades autónomas, del patrimonio sanitario de la seguridad social (más de 600 hospitales), ha sido un objetivo de los grandes poderes económicos desde hace décadas. Desde los partidos nacionalistas hasta el PSOE, todos han argumentado de diferentes formas para traspasar lo que se construyó, fundamentalmente con el sudor de los trabajadores (a través de sus cotizaciones). De hecho, el PSOE en la época de Zapatero, aprobó una modificación legislativa, posiblemente escrita por la mano del propio Pujol, a cambio del apoyo de CiU a la ampliación de la edad de jubilación, para traspasar dicho patrimonio.

majalahondaInmediatamente, los nacionalistas catalanes anunciaron la venta de varias infraestructuras sanitarias para hacer caja (y llevárselo a Andorra posiblemente). Esta modificación legislativa fue aprobada, pero nunca aplicada por vete a saber que desencuentros políticos.

En el verano de 2015 CIU pidió en el Senado que la Seguridad Social transfiriera la titularidad de sus hospitales a las comunidades autónomas, en esos momentos, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, aseguró que “el Gobierno no va a permitir que se trocee la Seguridad Social”.

Hoy vuelven a la carga. El patrimonio sanitario de la Seguridad Social, que algunos cuantifican en 17.000 millones de euros, posiblemente mucho más si tenemos en cuenta la ubicación de algunos centros, corre peligro de ser transferido a los que llevan décadas desmontando, deteriorando y privatizando la sanidad.

Sus ansias infinitas de enriquecerse a nuestra costa convertirán muchos centros sanitarios, en centros….. comerciales, o cualquier tipo de negocio, se reducirá la capacidad sanitaria mientras las listas de espera crecen vertiginosamente. Debemos movilizarnos antes de que sea tarde.

CAS, 23 noviembre de 2017.

massevende

😤Sobre los peligros del sexo o EDUCACION SEXUAL MODERNA🧘🏼‍♀️

Artículo aparecido en la revista Libertaria de Educación “Aula Libre” el año 1986. Su autor, que no soy yo, considera que tiene rabiosa actualidad. Opino lo mismo, a lo mejor es porque había entre nosotros una botella de vino y tapas, o a lo peor es por el estado de involución en el que nos encontramos, pero es algo que deben de ver otros ojos para estar o no estar de acuerdo. Que mejor que este blog para debatir sobre el mismo.

cerebro_masculino2.jpgArtículo aparecido en el Aula Libre del Verano de 1 986 y que, tal y como está el patio, considero que no ha perdido vigencia, y que hoy, después del SIDA, el Viagra y demás, se podría titular EDUCACION SEXUAL MODERNA.

Seguro que en el Ministerio de Educación, a la hora de plantearse normas y directrices sobre la “peligrosa” educación sexual, no han tenido en cuenta una de las más importantes obras, ya clásica, sobre el tema.

Afortunadamente yo dispongo en mi biblioteca del libro NORMAS MORALES DE EDUCACION SEXUAL (así, con mayúscula), Ed. Fax, 1935, del insigne autor Hardy Schilgen, S.I.

Sus profundos conocimientos de la sexualidad se manifiestan en frases como ésta, referida a la polución nocturna: “Regularmente comienza este fenómeno hacia los diez y siete años más o menos”. Pag.224.

Su preocupación por la educación sexual le hace exclamar: “¡Qué valor educativo puede tener un libro destinado a muchachos en el que ya, en la página quinta, se describe el desarrollo físico de la joven de la manera más pormenorizada!”. Pag. 54. Estamos en peligro. Peligro que acecha en el sitio más insospechado: “Surge otro peligro para la juventud en las exhibiciones femeninas de gimnasia y natación” Pag. 157. Y Samaranch sin enterarse.

Y hasta en la casa hay peligro: “Es voz unánime de los médicos que la cama demasiado blanda o caliente, toda clase de molicie, los manjares fuertemente condimentados y sobre todo el exceso de carne y de alcohol, alteran el curso ordinario del desarrollo sexual” Pag. 169 Hasta la Ciencia es peligrosa: “Por eso no hay duda que la comunicación de la ciencia lleva consigo peligros pudiendo inducir a la actuación ilícita de lo aprendido”. Pag. 59.Governo

Porque resulta que el peligro está en la erección del hombre, “que al joven normal causa molestia y fastidio”. Pag.16. Y, claro, ya erecto, hay que deserectar: “Lo que más hay que temer es que el joven caiga una vez en el pecado solitario. Las recaídas vienen a ser cosa natural. Ha paladeado ya el dulce veneno, y lo ansía con pasión. En tal caso es muy difícil resistir. Ya sabe cómo procurarse ese gusto”. Pag. 103. Gusto que implica muchos peligros, como los físicos: “Dicen los médicos que semejante abuso impide la debida nutrición del cerebro”. Pag. 225. De ellos tenemos este testimonio conmovedor: ”Un hombre maduro me escribía después de leer uno de mis libros ‘Si hubiera leído ese libro en mi juventud creo que no hubiera estado mi vida inficionada por el vicio de la masturbación que me ha llevado hasta la impotencia en el matrimonio’”. Pag. 105

Y ¿qué? Se llega a la masturbación a causa de estas erecciones, digamos, involuntarias. Pues no. Ni mucho menos. Atención. El peligro está en la higiene. Ahí va eso: “Lo que requiere la higiene y el aseo no sólo se puede hacer sino que se debe. Dios es amigo del orden y de la limpieza. La falta de limpieza causa a menudo una sensación desagradable, que puede ser ocasión de pecar, pues al rascarse para evitar la molestia, se originan fácilmente impresiones sexuales que no es lícito buscar deliberadamente”. Pag. 20. Así, así “… al lavarte y en otros casos análogos evita juegos inútiles, pudieran ser muy peligrosos” Pag. 217 Y concluye: “Lo que es necesario y exigido por la limpieza y la salud se puede hacer cuando hay razón para ello”. Pag. 234. ¡Pues no faltaba más!

Pero el peligro no sólo es para los varones, ¡qué va!. A las mujeres respecto a la menstruación les recomienda: “cumplir con esmero lo que reclaman la higiene y el aseo pero procurando que nadie note que se halla en esas circunstancias” Pag. 120 Pero, ¡cuidado! : “La madre … ha de estimular a la joven al mayor cuidado del aseo. Más de un pecado proviene de este descuido. Efectivamente, al querer librarse de ciertos picores molestos, se experimentan sensaciones que fácilmente pueden llegar hasta la satisfacción completa”. Pag. 121 ¡Dios mío, a dónde vamos a llegar!

hISTTIADEAMORSi aquí nos dejara el autor, nos perderíamos en tinieblas sin saber si lavarnos o no, si hacer deporte, si mirarnos, si tocarnos, si comer, si beber, .

Afortunadamente, este eminente sexólogo nos dice: “Es de suma importancia distraer el ánimo del joven del terreno sexual“. Pag. 159. Y, después de dos naturales y uno de pecho, lo dejamos preparado para que huya como del diablo de esas asociaciones, partidos, sindicatos … pues “como inculca la Iglesia, para jóvenes católicos no hay que pensar en asociaciones aconfesionales. La experiencia enseña que el joven que toma parte en asociaciones acatólicas, está perdido para la causa de la Iglesia” Pag. 166.

Tras una profunda meditación, a raíz de una lectura bien atenta – y con la seguridad de que Wojtyla suscribiría todo lo que asegura éste su precursor- llego a la conclusión de que si el objetivo de la educación es conducir borregos para el cielo, debemos intentar en la medida de nuestras fuerzas que el texto en cuestión sea declarado de utilidad pública, y de uso obligatorio en las aulas de este estado “aconfesional”.

Como pastores, estamos a ello obligados.
Podéis balar en paz.
Javi, E.T.

Captura de pantalla_2016-07-22_11-33-40.png

A %d blogueros les gusta esto: