RECUPEREMOS DERECHOS Y LIBERTADES: 1º DE MAYO .-

Trabajó durante muchos años para el Grupo Rockefeller desde la planta de la Gillette de Sevilla. Lo intentó también como taxista durante cinco años, de cuatro a seis de la madrugada. Hasta que el médico le dio a elegir entre el taxi o su riñón. Vivió cómo eran los sindicatos en dictadura y cómo evolucionaron hacia la democracia. Estuvo en Comisiones Obreras, la CNT y, después de “todas las purgas”, terminó en la CGT, donde coordina ahora el Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria Histórica y Social de Andalucía. A Cecilio Gordillo hay poca gente que no lo conozca y menos aún que no digan que es incansable. “Yo llevaba un pañuelo rojo grande siempre. Y me decía un hombre: ‘Cecilio, ay que ver el por culo que das con el pañuelo rojo. Con 16 años, en la JOC, le llevaba las notitas bajo cuerda al cura [Eduardo Chinarro, el que fuera responsable del la sección Laboral de El Correo de Andalucía]”, cuenta. Uno de los primeros libros que editó en su nueva etapa al frente del grupo de memoria, estaba dedicado al convenio colectivo de la construcción: “Ese donde se firmó una jornada laboral de 36 horas. Los tres autores, Antonio Miguel Bernal, Manuel Ramón Alarcón y José Luis Gutiérrez, analizan lo que fue aquel convenio en aquel momento y la gente, cuando lo conoció, no se lo creía. Aquello fue una clase práctica de qué coño es el sindicalismo. La guerra civil estalló estando Madrid en huelga por ese convenio. Y eso no lo saben los currelas”.

¿Habría que cambiar el sistema de representación?

Por supuesto. A los sindicatos se les “regala” una representación por decreto ley basada en los resultados las elecciones sindicales a niveles de CCAA y nacional que otorga el título de “más representativo”. Pero es que los jornaleros, por ejemplo, no tienen representación sindical directa, elegidos por ellos. No hay elecciones sindicales entre los jornaleros, entre los pensionistas… ¿Quién los representa? Tú puedes tener miles de afiliados en el campo, pero como no se hacen elecciones tú no negocias el convenio colectivo del campo, sino el sindicato con mayor representatividad. Y hay un gran desconocimiento de todo esto. Hubo un intento de pagar una cuota especial por negociación. Había que suscribir casi individualmente el convenio para que te quitaran la cuota y nos la quitaran también a nosotros, los afiliados de otras organizaciones. Aquello se paró, pero lo intentaron en vez de convencer para conseguir afiliación.

lucy-parsons-3-295x300¿Cómo debería ser el sistema de financiación?

Como se vive de la transferencia económica del Estado, para qué quiero el dinero de los afiliados. Eso hace que no se valore de donde viene. La mayoría del dinero que el Estado da a los sindicatos no es de subvenciones, es la cuota que corresponde por delegado sindical elegido en las elecciones. En cada negociación hay dinero de por medio, en el caso de la Administración esta paga con liberaciones… Se compran voluntades. Yo era de las Comisiones Obreras del metal (Comisión de los 100 durante la clandestinidad). Cuando se convierten en CCOO no aceptan mi afiliación y me meto en la CNT. El pago de las primeras elecciones fue el patrimonio sindical, respaldo institucional y quien no se presentara a las elecciones quedaba sin respaldo, sin garantías y, por lo tanto, despedido. Esa fue la primera purga. Luego vino otra con las reconversiones industriales. Había que despedir a sindicalistas si se quería hacer. Nos mandan a las cloacas. Mucha gente termina muy mal, de psiquiatra, de irse al monte. Incluso años más tarde las políticas de exclusión siguieron. A nosotros vinieron trabajadores de la fábrica de uranio en Andújar (Jaén) diciendo que no sabían por qué sus compañeros se estaban muriendo de cáncer. Nos entrevistamos con la entonces Agencia del Medio Ambiente, vamos al Parlamento… ¿Y qué pasó? Que les dijeron que tenían que afiliarse a UGT y romper cualquier relación con la CNT o la CGT. Era una práctica habitual cuando tenía que ver con asuntos delicados. el amianto, los vertederos industriales (Nerva), contrabando de gasóleo…

¿Qué hay que resolver de manera más urgente?

Se está perdiendo hasta el término clase obrera. Lo tiene más claro la alta burguesía. Nosotros no decimos ya la clase burguesa. Se pierden conceptos porque interesa. Los sindicatos tienen que cortar amarras con la Administración porque es contaminante y deriva en corrupción. Si te das cuenta, funcionamos como si fuésemos parte de la Administración en cuestiones tan simples como ‘ese día no trabajamos porque no trabaja la Administración’ o ‘nos vamos a las dos en los días de Semana Santa como la Administración’…

Extraído de:
http://www.lamarea.com/2017/04/30/cecilio-gordillo-sindicatos-no-pueden-estar-solo-para-subir-tres-pesetas-sueldo-sino-meterse-camisa-once-varas/

ATENEO LIBERTARIO LA IDEA

RECUPEREMOS DERECHOS Y LIBERTADES.- 1º  DE MAYO

MANIFESTACION  12 H.  PLZ. LEGAZPI- ATOCHA. MADRID.-

La CGT llama este 1 de Mayo a todas las personas, organizaciones y colectivos sociales, a las personas migrantes, a las pensionistas, a las estudiantes, a las mujeres, a las desahuciadas de sus casas y de sus empleos, a las represaliadas por luchar, a la clase trabajadora en general, a Manifestarse desde la dignidad de clase para ejercer el derecho a la protesta que pretenden eliminar, a través de Sentencias condenatorias para quienes luchan y Sentencias del máximo tribunal español (el Tribunal Supremo), que legalizan el esquirolaje empresarial cuando las personas trabajadoras convocan Huelgas para defenderse de las agresiones empresariales.

Os esperamos el PRIMERO de MAYO en la plaza de Legazpi para hacer oír nuestras voces a partir de las 12h, y después en la plaza frente al Museo Reina Sofía, para Bailar juntas nuestra…

Ver la entrada original 10 palabras más

Anuncios

Nuevo refranero, la nube y …

1- En Púnica cerrada no entran moscas.desobediencia1

2- Aquí hay Rita encerrada.
3- En casa del herrero cartilla del paro.
4- Aunque la Merkel vista de seda, Merkel se queda.
5- En Abril, recortes mil.
6- Lo prometido es deuda.
7- A la cama no te irás, sin deber un poco más.
8- No hay mal que por el Poder no venga.
9- El perro de San Roque no tiene rabo porque la Unión Europea se lo ha cortado.
10- No por mucho recortar, nos rescatan más temprano.
11- A falta de cash, buenas son OPAs.
12- Mas vale trabajo poco remunerado en mano que ofertas volando.
13- Todos los caminos llevan a la cola del INEM.
14- Al pasar la BANKIA, me dijo el bankiero, me sobran ladrillos, dame mas dinero.
15- En martes, ni te cases ni te “embanques”.
16- A río revuelto, ganancia de rescatadores.
17- No hay mal que con recortes no venga.
18- Donde dije digo, digo RESCATE
19- A suelo recalificado no le mires el diente.
20- Más vale euro en mano, que ciento en el Banco.
21- El que avisa no es Rajoy.
22- Al mal tiempo, mucha Espe.
23- Al ciudadano honesto, todo son impuestos y a los defraudadores, todo son favores.
24- Ojos que no ven, Urdangarín que se lo lleva.
25- A la cama no te irás sin sufrir un recorte más.
26- Nunca digas de este agua no beberé, este cura no es mi padre, ni este ERE no me afecta.
27- Tanto va el cántaro a la fuente , que al final habrá que privatizarlo.
28- A Rita rogando y con el sobre reforzando.
29- Hasta el 40 de mayo no te sellan el paro.
30- En casa del obrero, ni cuchillo ni palo.
31- Vota gaviotas y te sacarán los ojos.
32- Ojos que no ven, impuesto que te ponen. 
kdenenon
Cuando protestamos, lo mejor es hacerlo sabiendo algunas cosas básicas, y para ello, nada mejor que una lectura a:
desobediencia

No me gusta la nube

 En el 2004 un tal Eric Schmidt – el que quiera saber quien es que lo busque en duckduckgo.com – decía: “La gente todavía no se ha dado cuenta de lo grande que es esta oportunidad”. - Se refería a lo “magnífico” que era y es que los servicios y la arquitectura de datos estén en servidores. A eso se le llama y se le llamaba entonces “Cloud Computing”, esto es MMMMM.

La arquitectura de datos no debería estar en servidores ni llamarse “Computación en la Nube”, pero es natural que al presidente ejecutivo de Google le guste más así -ya he dado una pista-. Cuando dice “la gente” no se refiere a nosotros sino a su propia empresa y a Facebook, Apple, Twitter, Amazon, Microsoft, eBay y Paypal. Y la “gran oportunidad” que dice es la de convertir nuestro espacio público - nuestra libertad - en su espacio privado (tal como ha hecho nuestro desamado desgobierno), su cortijo, con la sana intención de lucrarse el máximo posible, pero nosotros deberíamos de tener buenas razones para no participar. Si no se te ocurre ninguna, aquí van estas cinco:

1. Te roban lo que es tuyo.  Lo que sube a la Nube no vuelve a bajar o si lo prefieres de otra manera más popular "lo que se da, no se quita". Desde el software que subimos a la Mac App Store hasta la crítica de cine que publicamos en Blogger, cada palabra tuiteada, cada foto compartida, cada coma de cada correo correo que mandamos por Gmail, toda canción que subimos a Myspace. Una vez en su servidor, todos esos datos dejan de ser nuestros para convertirse en suyos y no nos lo piensan devolver - todo es vendible-. Cuando borramos una foto de nuestra cuenta en Facebook o limpiamos una barbaridad que se nos escapó en Twitter, los datos desaparecen de nuestra vista pero no se borran jamás. Son nuestro historial indeleble y es la moneda de cambio de la Red Social.

2. Su verdadero negocio es nuestra vida. Las fotos no son nuestras, ni las canciones, ni las cartas de amor-odio, ni el vídeo de nuestra boda, se lo quedan todo. Es la visión granular y estratosférica de todos y cada uno de nuestros movimientos o, para usar el eufemismo favorito del negocio, nuestra Inteligencia Colectiva. Es tan valiosa que, usando la coartada de sus expertos, “ayuda a descubrir nuevos mercados, prevenir enfermedades, conectar procesos políticos, combatir el crimen y manejar el tráfico”. En otras palabras, vender nuevos productos que nadie necesita y no sirven para nada útil y controlar a la población. Si algun día nos detienen por manifestarnos delante del Parlamento, esa información es el oro con el que nos pueden enterrar. Y Facebook es todo lo que la Stasi o las SS quisieron ser y no pudieron: todos los colegas, familiares y amigos vigilándote las 24 horas del día y apuntándolo todo con etiquetas. Sin malas caras ni canciones protesta ni filtraciones a la prensa capitalista. Gratis.

El verdadero negocio de la Nube es vender nuestros datos a empresas que quieren saber qué vendernos la próxima primavera y a gobiernos que quieren anticipar nuestra reacción cuando suban el IRPF, bajen las pensiones y vendan las infraestructuras públicas a sus deudores, amigos y parientes. Y a la CIA, FBI e Interpol y a mucha otra gente que no conocemos. Pero no lo llaman espiar (¿te dice el diablo que es el diablo?), lo llaman Big data y nube.

3. Es totalitaria. Nos somete a la voluntad de gobiernos que no hemos elegido democráticamente. La mano de Obama alcanza incluso a aquellas empresas cuyos servidores están repartidos por Kuala Lumpur, San Sebastián o Hong Kong, que es donde estaban los de Megaupload antes de que se los llevara el FBI. ¿Cómo distinguimos una empresa norteamericana de otra que no lo es? Porque todas terminan en .com, .org o .net. ¿Cómo sabemos dónde están sus servidores? No lo sabremos pero da igual. Todos estamos felices en “la nube”.

A cambio de ver cualquiera de los 86 capítulos de los Soprano a cualquier hora del día desde nuestro portátil, móvil o tableta, quedamos a merced de la Patriot Act, la NSL (National Security Letter), SOPA y (pronto en sus pantallas) CISPA, todas leyes que garantizan a las empresas, proveedores de servicios y miembros de la administración norteamericana un acceso continuo, ilimitado e impune a todo lo que importa en nuestras vidas, sin debernos ninguna explicación. Y el fastuoso Parlamento Europeo (con unos sueldos tremendos, que nos están llevando a la ruina, lo firma con gran ánimo y amor.

4. Su estrategia es centralizar la Red. La arquitectura de la información no es tecnología sino políticdesobediencia4a. Tim Berners-Lee imaginó una Red parecida al P2P donde cada célula es a la vez cliente y servidor y se comunica con libertad y autonomía con cualquier otra célula, una sencilla solución tecnológica para evitar la censura, la explotación, el abuso de poder y el monopolio. La Nube propone exactamente lo contrario, una estructura feudal donde todas las comunicaciones pasan por un operador que todo lo ve y todo lo sabe (si la Nube fuera una ciudad, se parecería al Moscú de Stalin, el Berlín de Hitler, el Hollywood de McCarthy…).

En una estructura P2P, el cliente/servidor tiene que poner su parte de los recursos (memoria, procesador y ancho de banda) pero a cambio puede leer sin ser visto, hablar sin ser escuchado y comprar sin ser espameado por terceros. La Nube pretende privatizar las infraestructuras públicas; cuando hayan acabado, empezará a cobrar por todo lo que antes era gratis. ¿Vamos a renunciar a todos nuestros derechos a cambio de llenar reproductores cada vez más pequeños?

5. Es una vieja historia. Con la centralización renunciamos al futuro de Internet, porque el negocio que plantea Schmidt no es nuevo sino viejo y se llama tele por cable. Con nuestra colaboración, la Nube pronto se convertirá en un frente borrascoso de tecnologías y servicios que peleará contra otras plataformas unidas para ganarse la atención de los usuarios y establecer los estándares de mercado. Antes o después dejaremos de comprar banda ancha para comprar acceso a una galaxia de contenidos u otra. Unos pagarán por las noticias y/o las series mientras que otros tendrán sólo el fútbol y la Red Social de los que aman el fútbol. Y los que no puedan pagar tendrán un canal donde sólo se pueden hacer dos cosas: ver anuncios y comprar.

 

licenciacc4

Trabajadores de Metro increpan a Ada Colau “No puedes contestarnos al puro estilo CIU”arton32226-5217b

Las consecuencias sociales y laborales del TTIP: crónica de un desastre anunciado

ttip_capit8El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP en sus siglas en inglés) entre EE.UU. y la UE se está negociando entre las grandes empresas multinacionales y las élites políticas a espaldas de la ciudadanía de ambas regiones.

Su objetivo teórico es suprimir obstáculos arancelarios a la actividad comercial (sin embargo las tasa aduaneras ya son bastantes bajas: 5,2% en la Unión Europea y 3,5% en los Estados Unidos de América), la inversión, el crecimiento económico y la creación de empleo.

Su objetivo real es desregular y eliminar derechos sociales, laborales, sindicales, normativas medioambientales y privatizar los servicios públicos como la salud, la educación, el agua, los transportes, etc., para conseguir más beneficios.

El TTIP pretende garantizar las inversiones de las empresas por encima de las leyes de los Estados, hasta el punto de que éstos tendrán que indemnizar a las empresas si ven perjudicado el nivel previsto de sus ganancias, a través del Instrumento de Resolución de Conflictos entre Inversores y Estados, los famosos tribunales de arbitraje, no sometidos a la justicia ordinaria de los Estados.

El TTIP es una vuelta de tuerca más, para acabar con los derechos de la ciudadanía y disciplinar a los trabajadores y trabajadoras, al acentuar los procesos de recortes, privatización y liberalización de flujos de capitales, aumentando todavía más el poder del gran capital, tal como ha sucedido con otros tratados, como con el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA en inglés).

Desde esta perspectiva sus consecuencias van a ser negativas para la agricultura, la alimentación y el medio rural, la salud, la privacidad, el empleo, los derechos laborales y sociales y el medio ambiente.

CONSECUENCIAS PARA EL EMPLEO Y LOS DERECHOS LABORALES Y SOCIALES

Según el gobierno de EE.UU. con el TTIP se crearían millones de puestos de trabajo. Existen estudios que hablan de la creación de 750.000 empleos y de un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) en la UE de entre 1% y 0,5% hasta el 2.027, pero la misma Comisión lo reduce al 0,1%. Se destruirían empleos en la industria cárnica, el sector de los fertilizantes, el bioetanol, el azúcar, bienes de equipo y el metalúrgico.

Un estudio alternativo y crítico realizado por la Universidad de Tufts, afirma, entre otras cosas, que se perderían 600.000 puestos de trabajo en la UE, las rentas del trabajo se reducirían en su participación en el PIB y se perderían ingresos público.

En lo que se refiere a los derechos laborales y sindicales, hay que tener en cuenta la “armonización” de la regulación, la igualación a la baja.

En Estados Unidos los derechos laborales y sindicales brillan por su ausencia, en la Unión Europea por ahora están garantizados, pero no armonizados1, al menos aunque formalmente esten minimamente garantizados, se conculcan e incumplen cada vez más.

EE.UU. solamente ha firmado dos de los ocho convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los contrarios al trabajo infantil y al trabajo esclavo, pero no los que se refieren a la negociación colectiva y al derecho de organización y asociación.

Tampoco ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Económicos (incluidos los derechos laborales, sindicales y de salud), sociales y culturales, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la resolución 2200 A (XXI) de 16 de diciembre de 1966 y que entró en vigor el 3 de enero de 1976.

Asimismo, entre los Estados de la Unión existe una competitividad por atraer inversores, tanto de otros Estados como de países extranjeros, para los cual en 24 de ellos han rebajado los salarios y recortado derechos en seguridad y salud laboral. La negociación colectiva y la organización sindical no están reconocidas, por lo tanto el derecho de huelga y la libertad sindical han desaparecido del mundo laboral.

Se dan “facilidades para trabajar” (disponibilidad para el empleo o empleabilidad), en lugar de trabajo. Se ha implantado el llamado Workfare, la aceptación de cualquier trabajo bajo presión por parte de los parados (desde una visión neoliberal se responsabiliza a los desempleados de su propia situación, y no al contexto socioeconómico que produce paro, pobreza y desigualdad), que también se denomina paradójicamente right to work (derecho a trabajar). No está establecido el salario mínimo, ni la seguridad y la salud en el centro de trabajo.

Los trabajadores de algunas multinacionales, como Wal-Mart y McDonald’s, cobran salarios de hambre, y tanto es así, que tienen que solicitar los bonos de alimentación que concede el gobierno a los pobres.

Esta es la situación laboral que muy probablemente podría implantarse en los países de la UE, en aras de la competitividad, si llegara a firmarse el TTIP.

Por otro lado, EE.UU. es el país más desigual del mundo, donde no se reconoce el acceso a la atención médica como un derecho humano fundamental. Su sistema de salud es privado casi en su totalidad y de baja calidad. Recientemente se ha ampliado la atención sanitaria con el presidente Obama, sin embargo casi la mitad de los 50 Estados de la Unión se niegan a ampliar la atención sanitaria para los pobres.

Esta situación es debida principalmente al poder económico de las grandes aseguradoras médicas. El que tiene dinero puede acceder a una atención sanitaria de calidad.

Por su parte la UE hace ya décadas que aplica la política neoliberal en todos los ámbitos, incluido especialmente el socioeconómico, la política social, donde está incluida la política laboral, que se delega claramente en los Estados miembros. Dicha política no sólo no acaba con la desigualdad, el paro y la pobreza sino que los agudiza. Se limita a diseñar y elaborar Planes, para que los pongan en marcha los Estados.

Se considera a los parados, igual que en EE.UU., como los únicos responsables de su situación, por lo que hay que hacerlos “empleables”, aplicándoles “políticas activas de empleo” (individualizan el problema) y presionándoles para que acepten cualquier empleo, al potenciar los contratos temporales y a tiempo parcial, el trabajo precario2.

Las prestaciones han perdido su consideración de DERECHOS y se han tornado en “contratos obligacionales”, cual seguro asistencial, debilitando seriamente las condiciones laborales.

Se está ampliando la edad de jubilación y reduciendo las pensiones. Las reformas laborales dan todavía más poder a los empresarios. Por este motivo, ha habido huelgas generales en Grecia, Portugal, España y, recientemente, también en Italia y Bélgica.

Esta es la precaria situación de los derechos laborales y sociales en la UE, en el marco del Tratado de Lisboa todavía vigente, que se asemeja cada vez más, de un modo inquietante y peligroso, a los parámetros estadounidenses.

Por consiguiente, es necesario luchar contra esta construcción europea y contra el TTIP, desde la sociedad civil, los trabajadores y trabajadoras y los sindicatos alternativos de clase, de forma coordinada y eficaz, para que el gran capital no logre hacer desaparecer los derechos fundamentales, entre los que se encuentran los derechos sociales, laborales y sindicales, cuya eliminación es el objetivo real de estos acuerdos.

¡Contra la globalización de la explotación económica, internacionalismo obrero y solidaridad de clase!

BLOQUE COMBATIVO Y DE CLASE

ALTERNATIVA SINDICAL DE TRABAJADORES (AST)

BALADRE

CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT)

CONFEDERACIÓN NACIONAL DEL TRABAJO (CNT)

COMISIONES DE BASE (CO.BAS)

COORDINADORA SINDICAL DE CLASE (CSC)

INTERSINDICAL ARAGON (IA)

SINDICATO ASAMBLEARIO DE SANIDAD (SAS)

SOLIDARIDAD OBRERA (SO)

Las Marchas de la Dignidad y el 29 de Noviembre

cgtCONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT)
Secretariado Permanente del Comité Confederal
Sagunto, 15 – 1o – 28010-Madrid
Telef.: (91) 447.05.72. Fax: (91) 445.31.32.
Correo: spcc.cgt@cgt.es
http://www.cgt.es

 

“CC.OO y UGT son parte del problema: crisis económica, social, laboral y civil” Las Marchas de la Dignidad es un movimiento social horizontal y participativo que se constituye para enfrentarse a las políticas anti sociales con un ataque muy grave a los bienes públicos en toda la cadena de la vida digna de las personas, así como un ataque muy grave a los la derechos fundamentales de las personas, como es el trabajo y/o la renta básica para vivir con dignidad.

Las Marchas de la Dignidad se constituyen como herramienta de la ciudadanía, para que éstas sean capaces, con su lucha, de tirar abajo el sistema y recuperar derechos sociales, laborales y civiles, para todos y todas, a la vez que los banqueros, empresarios y políticos deben ser juzgados por sus actos de expolio de los bienes comunes, de robo a través del traspaso de cientos de miles de millones de euros de lo público al sistema financiero y la estafa que vienen cometiendo de manera sistemática, al llamar democracia a un sistema que no es sino un “chiringo” que garantiza la apropiación privada de la riqueza que entre todos nosotros y nosotras generamos, por parte de una minoría social.

Las Marchas de la Dignidad son las personas de abajo, quienes sufren el desahucio violento y criminal de los poderes financieros y los jueces; son los millones de personas que han sido echadas de sus trabajos a la papelera de la exclusión, la precariedad y el empobrecimiento; son las personas a las cuales se les impide el acceso a una sanidad universal y pública, a una educación libre universal y pública, a ser cuidado y cuidada cuando se encuentran en situación de dependencia y/o necesidad.

Las Marchas de la Dignidad son las personas que tienen que exiliarse laboral y socialmente, quienes sufren no solo la carencia del presente, sino que se les impone de manera estructural el no-futuro, quebrando cualquier expectativa de vida digna. Son las personas que han visto como ellas y las próximas generaciones futuras han contraído una deuda privada que nos condena a un mundo, a una sociedad, en la que tendremos que sobrevivir empobrecidos de por vida.Los Sindicatos CC.OO y UGT, son parte del problema, son parte de este régimen pues, si hoy falta el trabajo, no sólo es por responsabilidad empresarial y política, sino que también los sindicatos del Pacto Social, desde 1977 (Pactos de la Moncloa), han firmado las políticas de despidos (colectivos e individuales) con las patronales de todos los sectores de la producción y la distribución: con su acuerdo en el 90% de todos los ERE, a la vez que han fomentado y firmado el retraso en la edad de jubilación y el empeoramiento en las cotizaciones sociales, regalándoles a los empresarios miles y miles de millones y fomentando los planes privados de pensiones.

Los servicios públicos (sanidad, educación, transporte, energía…) que debieran garantizar una vida DIGNA a todos y todas, han sido expoliados y privatizados. Las estructuras de CC.OO y UGT son responsables de las segregaciones y privatizaciones de los servicios públicos, al pactar con los distintos gobiernos y los poderes públicos gran parte de la privatización y mercantilización de los mismos y, en consecuencia, de sus efectos sociales sobre la mayoría social.

La vivienda que, mientras nos privan de ella con sus desahucios, ellos participan en la toma de decisiones como consejeros de Bankia, la CAM, etc… Desde CGT no compartimos que los sindicatos del régimen se quieran lavar la cara diciendo que son parte de Las Marchas de la Dignidad, al contrario, ellos como estructuras sindicales, son parte del problema. Son seriamente responsables de que hoy, la mayoría social que es muy digna, estemos sufriendo tanto, mientras ellos dilapidan recursos públicos con las tarjetas black y otros instrumentos “infecciosos” financieros que les proporcionan por ser parte del régimen.

EL 29N SIN UGT Y CCOO, POR DIGNIDAD
En Madrid a 20 de Noviembre de 2014
Secretariado Permanente del Comité Confederal
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO ( CGT )

cropped-marchas

Nos tocan a uno/a, nos tocan a todos/as

Nos tocan a uno/a, nos tocan a todos/asA

 

Hoy la CGT se ha concentrado en la Plaza del Carmen para protestar por la renovación del contrato a la empresa Fábricas y Drenajes, que debe más de cuatro meses a sus trabajadores y que despidió a Víctor por montar la sección sindical de la CGT y por reclamar a la empresa los salarios atrasados.

Esta empresa dedica a estos trabajadores a realizar trabajos en domicilios particulares, así como en el restaurante del dueño de la empresa.

Por si fuera poco, el Ayuntamiento decide seguir con Fábricas y Drenajes en contra de una sentencia judicial que obliga a devolver el contrato a otra empresa, eligiendo de esta manera indemnizar a esta empresa, lo que nos costará a todos/as los ciudadanos/as más de 200.000 euros.

CGT le pregunta al alcalde Pepe Torres ¿por qué renuevan a una empresa que explota, despide y estafa? ¿Qué hay detrás de todo esto?

El empresario explotador tiene amenazada a toda la plantilla con despedir a cualquiera que emprenda una acción de protesta, sin embargo, la plantilla no tiene miedo y han convocado una huelga para el día 9 de abril. En el caso de que haya un nuevo despido, se iniciará una huelga indefinida que irá acompañada de una huelga de hambre.

 El Ayuntamiento debe intervenir en el conflicto que ha creado esta empresa con una plantilla que no está dispuesta a que sigan sin pagarles y que se despida a ningún compañero por reivindicar su sueldo.

 Nos tocan a uno/a, nos tocan a todos/as

Víctor readmisión

Empresa explotadora, alcalde colabora