⚖️El nuevo Fiscal General del Estado de los EEUU de América del Norte y el caso Assange🧑🏼‍🎓

ambos

pparece que, el Senado de Estados Unidos está a punto de confirmar a Merrick Garland, candidato del presidente Biden, como fiscal general.

El próximo Fiscal General tendrá una gran influencia en muchos asuntos importantes, incluyendo el destino del caso del gobierno de los Estados Unidos contra Julian Assange.

A diferencia de muchos funcionarios destacados de la administración Trump, Garland no ha hecho ningún comentario público sobre Assange o el caso. Pero vale la pena investigar el historial de Garland y lo que dice sobre su nominación para saber cómo manejará lo que se ha descrito como el caso de libertad de prensa más importante en una generación.

Garland y la Primera Enmienda

garland se ha pasado 23 años como juez federal de apelaciones, siete de ellos como juez principal del influyente Tribunal de Apelaciones de Washington. Los grupos de defensa de la libertad de prensa han estudiado sus opiniones judiciales para saber cómo podría tratar las cuestiones relacionadas con la Primera Enmienda como Fiscal General.

El Comité de Periodistas por la Libertad de Prensa (RCFP) ha encontrado algunos motivos para el optimismo, señalando que Garland “ha adoptado posturas firmes en cuestiones relacionadas con la Primera Enmienda” en una serie de casos. En concreto, señala el RCFP, Garland defendió el derecho de los medios de comunicación a publicar información obtenida de forma dudosa, apoyó un mayor privilegio del periodista y mostró un compromiso con la transparencia gubernamental en sus decisiones sobre casos de la FOIA.

¿Qué ocurrió en la audiencia de confirmación de Garland?

lla nominación de Garland fue aprobada por el Comité Judicial del Senado la semana pasada por 15 votos a favor y 7 en contra tras un proceso relativamente rutinario. Las cuestiones relativas a la libertad de prensa no fueron un tema importante en la audiencia de confirmación de Garland, y el caso Assange no se mencionó en absoluto, pero habría que destacar algunas cosas como posiblemente relevantes para la manera en que Garland actuara como Fiscal General.

Garland declaró que no permitiría que las decisiones políticas influyeran en los procesos judiciales y que se resistiría a las presiones de la Casa Blanca. A primera vista, eso es un cambio de tono bienvenido. Fue el Departamento de Justicia de Trump el que politizó el caso Assange después de que el DoJ de Obama decidiera previamente que procesar a Assange crearía un “problema del New York Times.

¿Cómo puede ser esto un motivo de preocupación? Queremos que el Fiscal General ignore la política a la hora de ejercer como tal, ¿verdad? Sí. Pero después de la administración de Trump, que ha sentado un precedente, hay muchas injusticias que deben ser corregidas. Dejar, simplemente, que los malos casos se desarrollen permite que la injusticia se encone.

El mensaje de Garland aquí no es totalmente claro. Se podrían interpretar las palabras de Garland como una garantía de que será independiente, y no como una indicación de que permitirá que sus fiscales continúen injustamente los malos casos. O uno podría extender esa lógica en la otra dirección: Garland podría dar a los fiscales del Departamento de Justicia un margen de maniobra importante para que continúen con su trabajo. Mencionó específicamente que permitiría que siguieran los “casos en curso”, e intentó diferenciarase con la voluntad de su predecesor William Barr de intervenir en casos criminales.

El resultado final

con toda probabilidad, Garland será confirmado sin que directamente lo presionen sobre el caso Assange. Así que es poco probable que tengamos claro cómo llevará el asunto en un futuro próximo.

Habrá que tener un optimismo cauteloso sobre el historial de Garland a favor de la transparencia y la Primera Enmienda. Y su promesa de ser independiente debería contar como un punto a favor – si es cierto, significa que sería más resistente a otras voces en la administración que podrían tener animosidad hacia Assange.

Hay razones para creer que Garland llegará a una conclusión similar a la del ex fiscal general Eric Holder: que, como señala la ACLU, “no hay manera de procesar [a Julian Assange] por publicar información clasificada sin abrir la puerta a procesamientos similares de importantes periodistas de investigación“.

Sin embargo, el ethos de Garland de “seguir el manual” sugiere que probablemente se remitirá a los fiscales que ya han invertido tiempo y recursos significativos en la persecución de Assange, al menos por el momento. Ser un líder deliberativo suele ser algo bueno, pero arrastrar los pies cuando se enfrenta a una injusticia manifiesta no lo es. En este caso, Garland podría llegar en última instancia a la conclusión correcta, pero se tomará su tiempo para llegar a ella si no se atreve a anular a sus fiscales y poner fin rápidamente al caso de Assange.

En otras palabras, la deferencia de Garland puede desencadenar la vieja máxima legal: “la justicia retrasada es justicia denegada” “Justitia moratus est iustitia negavit.”.
lpLibre Pensamiento quiere ser una publicación a través de la cual la C.G.T. piensa sobre sí misma. Pero pensándose a la luz pública. 💰Empresas no especializadas irrumpen en el nicho de mercado que crean los decretos que regulan la igualdad en las empresas
✍️🏼Patricia Reguero Ríos

⚖️Mientras la jueza dictaba sentencias contra Julian Assange, su marido asistía a una reunión de un grupo de presión contra el fundador de WikiLeaks🧑🏼‍🎓

defiende

Matt Kennard y Mark Curtis

Según se ha revelado, el marido de la magistrada que supervisa el caso de extradición de Julian Assange está estrechamente relacionado con un grupo de presión que criticaba públicamente al fundador de WikiLeaks en la época en la que su mujer fallaba en contra de Assange.

Escuchar titular en inglès:suchaLa magistrada jefe de Westminster, Lady Emma Arbuthnot, dictó en febrero de 2018 dos sentencias judiciales clave contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que garantizaron que no pudiera acogerse a su asilo en el Ecuador.

Por esa época, su marido, Lord James Arbuthnot, ex ministro de Defensa conservador muy vinculado con el establishment militar y el servicio secreto británico, trabajaba estrechamente con la neoconservadora Henry Jackson Society (HJS), un grupo de presión con una agenda fuertemente anti-Assange. Lord Arbuthnot ha acogido y presidido actos para la HJS en la Cámara de los Lores y durante mucho tiempo ha formado parte de su “consejo político“.

HJS ha calificado a Assange de “loco y paranoico” y describió el asilo que le había concedido el gobierno de Ecuador como “el último refugio sórdido al que el Sr. Assange cree que puede huir“.

Priti Patel, la actual ministra del Interior del Reino Unido que firmaría la extradición de Assange a Estados Unidos si lo ordenara el tribunal, también ha estado estrechamente relacionada con el HJS, incluso ha recibido beneficios económicos del grupo.

El 6 de febrero de 2018, Lady Arbuthnot desestimó la petición de los abogados de Assange de que retirara su orden de detención por saltarse la fianza, después de que se abandonara la investigación sueca sobre las acusaciones de agresión sexual.

Si se hubiera concedido esta petición, Assange podría haber negociado un salvoconducto a Ecuador para evitar su persecución por parte del gobierno estadounidense.

Una semana más tarde, en un segundo fallo, Lady Arbuthnot dijo: “Acepto que el Sr. Assange había expresado sus temores de ser devuelto a los Estados Unidos desde una fase muy temprana del procedimiento de extradición sueco, pero… no veo que los temores del Sr. Assange sean razonables“.

Lady Arbuthnot también rechazó las conclusiones del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria, comentando: “No encuentro que la estancia del Sr. Assange en la Embajada sea inapropiada, injusta, imprevisible, irrazonable, innecesaria o desproporcionada“. Y añadió: “Doy poca importancia a las opiniones del Grupo de Trabajo“.

Consejo político

Declassified-AssangeUK-inset-1-768x830Tanto en la época de las sentencias de Lady Arbuthnot como antes y después, Lord Arbuthnot ha estado estrechamente relacionado con el HJS. Según las páginas web archivadas del HJS, Lord Arbuthnot ha formado parte del “consejo político” de la organización durante varios años.

La primera impresión de página a la que pudo acceder Declassified, de junio de 2013, confirma su posición en el consejo. La última impresión de página disponible, de diciembre de 2016, muestra que todavía era un miembro, uno de los cuatro pares conservadores en el consejo.

HJS y Lord Arbuthnot no respondieron a las preguntas de Declassified sobre si todavía estaba en el consejo -o lo que implica ser miembro-. Sin embargo, Arbuthnot ha seguido participando en los actos de la HJS y se le considera un portavoz de la organización.

En julio de 2016, Lord Arbuthnot presidió un acto del HJS en la Cámara de los Lores y en julio de 2017 preparó un encuentro para HJS con motivo de la publicación de un informe sobre la inversión china en el Reino Unido.

Luego, en noviembre de 2017, en el momento en que la esposa de Arbuthnot había comenzado a preparar el caso Assange, HJS publicó un informe que pedía un aumento del presupuesto militar del Reino Unido al que Lord Arbuthnot dio su apoyo.

El 2 de abril de 2019, días antes de que Assange fuera secuestrado en la embajada ecuatoriana, HJS lanzó un informe sobre el Indo-Pacífico en la Cámara de los Lores “por amable invitación del Rt Hon. Lord Arbuthnot of Erdom [sic]“.

Ni HJS ni Lord Arbuthnot respondieron a las preguntas de Declassified sobre si el consejo político había sido consultado sobre la posición del HJS sobre Julian Assange o WikiLeaks. HJS aparece en las publicaciones de WikiLeaks.

HJS está estrechamente alineado con el movimiento neoconservador de Estados Unidos y tiene acceso a los niveles más altos del gobierno estadounidense y de su comunidad de inteligencia.

Durante su visita al Reino Unido en julio, el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habló en una mesa redonda organizada por HJS con quienes el Washington Post describió como miembros “halcones” del Partido Conservador. El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, que también se reunió con Pompeo, formó parte anteriormente del consejo político de HJS.

Como director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en abril de 2017, Pompeo había lanzado un ataque fulminante contra WikiLeaks calificando a la organización mediática de “servicio de inteligencia hostil” que hace “causa común con los dictadores“. Pompeo no aportó pruebas, pero añadió una amenaza: “Darles el espacio para aplastarnos con secretos malversados es una perversión de lo que representa nuestra gran Constitución. Esto se acaba ahora“.

Uno de los “patrocinadores internacionales” de HJS es James Woolsey, director de la CIA entre 1993 y 1995, mientras que uno de los firmantes de su “Declaración de Principios” -que promueven el poderío militar occidental- es Richard Dearlove, antiguo jefe del MI6.

HJS y Assange

El personal de HJS ha criticado repetidamente a Assange y a WikiLeaks en los medios de comunicación británicos desde 2011, cuando su entonces director asociado, Douglas Murray, entabló un violento debate con Assange.

Al año siguiente, el HJS publicó un vídeo de Murray declarando en Al-Jazeera English: “No hay una caza de brujas de WikiLeaks. Una organización obtuvo ilegalmente, o robó como solemos llamarlo, todo un conjunto de documentos gubernamentales y los publicó con consecuencias que aún no se entienden del todo“.

Murray añadió: “Creo que el Sr. Assange lleva loco y paranoico hace años, es parte de su supuesta composición política, y de hecho lo diría de muchos de sus partidarios“.

Murray añadió que la mentalidad de Assange era “casi mesiánica en su creencia delirante de que puede anular todas las normas del derecho internacional, todas las normas del derecho penal y del derecho nacional“. Concluyó: “Ecuador no es la meca de la libertad de expresión, no es la capital mundial de la decencia, es el último refugio sórdido al que el Sr. Assange cree que puede huir“.

En los años siguientes, HJS y su personal continuaron siendo una de las voces más activas de la sociedad civil para impugnar los motivos y la reputación de Assange, en contraste con la mayoría de las organizaciones de derechos humanos y de medios de comunicación que argumentan que la extradición del editor de WikiLeaks a los EE.UU. sería un grave golpe a la libertad de prensa.

En octubre de 2016, el HJS emitió un comunicado a los medios de comunicación en el que afirmaba: “El Sr. Assange tiene un largo historial de robo y distribución de información, de difusión de teorías de la conspiración y de poner en entredicho la posición moral de los gobiernos democráticos occidentales. Lo ha hecho mientras apoyaba y era apoyado por regímenes autocráticos“.

No se aportó ninguna prueba para respaldar estas afirmaciones. En ese momento, Lord Arbuthnot formaba parte del consejo político del grupo.

Proporcionando una cita para la declaración, Douglas Murray, que permaneció como director asociado del HJS hasta 2018, fue descrito como “un crítico temprano de las opiniones del Sr. Assange, desafiándolo directamente en su antisemitismo, teorías de conspiración y la ayuda que su trabajo ha proporcionado a aquellos que buscan socavar la seguridad occidental“. No se aportaron pruebas de estas afirmaciones.

Ese mismo mes, después de que Ecuador cortara la conexión a Internet de Assange dentro de su embajada, Davis Lewin, un “analista político” de HJS, declaró al medio financiado por el gobierno estadounidense Voice of America: “Espero que esto sea el principio y entren en razón, obligando por fin a este hombre a enfrentarse conla justicia de la forma que debiera“.

Posteriormente, Murray escribió una columna para The Times en enero de 2017 titulada: “No, señor Trump, tenía usted razón la primera vez: Assange es un error“.

El personal de HJS -incluido el portavoz Sam Armstrong, la jefa de personal Ellie Green y el investigador Paul Stott- han hecho intervenciones contra Assange en los medios de comunicación británicos.

En abril de 2019, después de que Julian Assange fuera secuestrado en la embajada por la policía británica, el director de HJS, Alan Mendoza, fue puesto como contrapeso al abogado de Assange en el programa insignia de la BBC, Newsnight. Publicado en el canal de Youtube de HJS, Mendoza dijo a la cadena nacional: “Los periodistas no pueden violar la ley para obtener su material“. Y añadió: “Creo que está bastante claro que el señor Assange ha pasado muchos años evadiendo la justicia, escondiéndose en una habitación en Knightsbridge… ¿No es hora de que realmente responda a las preguntas en un tribunal de justicia?

Las sentencias de Lady Arbuthnot también fueron mordaces con los fallos personales percibidos por Assange. Ella señaló en su sentencia de 2018: “Él [Assange] parece considerarse a sí mismo que está por encima de las reglas normales del derecho y quiere la justicia sólo si va a su favor“. La sentencia añadía: “El señor Assange ha restringido su propia libertad durante varios años. Los acusados… acuden a los tribunales para afrontar las consecuencias de sus propias decisiones. Debería tener el valor de hacerlo también“.

Priti Patel

La ministra del Interior, Priti Patel, que firmaría la extradición a Estados Unidos si lo ordena el tribunal, se sentó junto a Lord Arbuthnot en el consejo político de HJS desde 2013 hasta 2016. Durante parte de este tiempo, estuvo en el Gobierno, tras convertirse en ministra del Tesoro en julio de 2014.

En julio de 2013, HJS pagó 2.500 libras para que Patel volara a Washington DC para ser delegada en un foro organizado por el grupo de presión israelí AIPAC, así como en un “programa” organizado por HJS en el Congreso de Estados Unidos. Seis meses más tarde, en diciembre de 2013, Patel fue la anfitriona de un desayuno en el Parlamento británico para HJS.

Poco después de convertirse en diputada en 2010, Patel fue nombrada para la oficina parlamentaria de un poderoso grupo de presión de la derecha, los Amigos Conservadores de Israel (CFI), mientras Lord Arbuthnot actuaba como su presidente parlamentario. El CFI ha sido descrito por Channel 4 como “sin lugar a dudas, el más bien conectado y probablemente el mejor financiado de todos los grupos de presión de Westminster“.

En octubre de 2019, como ministra del Interior, Patel visitó Washington DC para reunirse con William Barr, el fiscal general de Estados Unidos que estaba a cargo del caso Assange como jefe del Departamento de Justicia. Juntos firmaron la Ley de la Nube (Cloud Act), que facilita a las fuerzas de seguridad estadounidenses y británicas la exigencia de datos electrónicos sobre los objetivos a la hora de emprender investigaciones.

En julio, el equipo de defensa de Assange planteó ante el tribunal la preocupación de que Barr pudiera estar utilizando el caso de extradición de Assange en el Reino Unido con fines políticos.

Declassified ha revelado previamente que Sajid Javid, que como secretario de Interior en 2019 certificó la solicitud inicial de extradición de Assange por parte de Estados Unidos, asistió a seis reuniones secretas organizadas por un instituto estadounidense que ha publicado llamamientos para que Assange sea asesinado o eliminado.

Conflictos de intereses

Declassified reveló recientemente que el HJS, que no revela sus financiadores, había recibido 80.000 libras del Ministerio del Interior del Reino Unido para elaborar un informe sobre las conexiones del Reino Unido con el terrorismo islamista. HJS también fue revelado por The Sunday Times en 2017 que recibía 10.000 libras al mes de la embajada japonesa en Londres “para hacer una campaña de propaganda contra China” en los medios de comunicación británicos.

Las últimas revelaciones llegaron cuando el poder judicial británico hizo su primera declaración formal a Declassified sobre las acusaciones de conflictos de intereses por parte de Lady Arbuthnot. En un correo electrónico enviado a Declassified para este artículo, afirmaron que “no se ha demostrado ninguna parcialidad por parte de la magistrada principal” en el caso Assange.

Sin embargo, Declassified ha revelado en repetidas ocasiones que el cargo de Lady Arbuthnot está envuelto en conflictos de intereses que implican a su marido y a su hijo. Declassified reveló anteriormente que Lady Arbuthnot recibía personalmente beneficios financieros de organizaciones secretas “asociadas” al Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, que en 2018 llamó a Assange “pequeño y miserable gusano“.

Por lo que se sabe, Lady Arbuthnot nunca ha declarado ningún conflicto de intereses en el caso y nunca se ha recusado formalmente. Se ha informado de que Arbuthnot se apartó de conocer directamente el caso debido a una “percepción de parcialidad“, pero no se aclaró a qué se refería. Esta negativa significa que el equipo de defensa de Assange no puede volver a consultar sus fallos anteriores.

Una solicitud de libertad de información enviada por Declassified al Ministerio de Justicia del Reino Unido en agosto, en la que se preguntaba a qué se refería esta “percepción de parcialidad” -y si Lady Arbuthnot había desempeñado un papel en el nombramiento del juez subalterno que ahora está resolviendo el caso- fue rechazada.

El Ministerio de Justicia dijo que la información no podía ser revelada porque la solicitud “pedía una explicación” y no “información registrada“. Además, dijo a Declassified que “no tiene ninguna información” sobre la fecha en que se tomó la decisión de que Lady Arbuthnot se apartara del caso. Las mismas preguntas formuladas al Tribunal de Magistrados de Westminster tampoco obtuvieron respuesta.

Declassified reveló anteriormente que el Ministerio de Justicia había bloqueado la publicación de información básica sobre la actual jueza que preside el caso, Vanessa Baraitser, en lo que parece ser una aplicación irregular de la Ley de Libertad de Información. Baraitser, que probablemente fue elegida por Lady Arbuthnot, tiene un historial de extradición del 96%, según la información pública disponible.

La Henry Jackson Society, Priti Patel, Lord Arbuthnot y Lady Arbuthnot no respondieron a las solicitudes de comentarios. DM

Matt Kennard es jefe de investigaciones, y Mark Curtis es editor, en Declassified UK, un medio que cubre el papel de Gran Bretaña en el mundo.

💣💣 INDUSTRIA ARMAMENTÍSTICA | “Asegurarse de matar a los rebeldes comunistas de verdad. Olvidaos de los derechos humanos. Esa es mi orden”, arengaba Duterte la semana pasada a sus policías. A este personaje España le vende armas. Lo analiza Isa Ferrero 🔊 La extrema derecha utiliza como una de sus principales estrategias la fabricación de noticias falsas y bulos.

🇯🇴Palestina en tiempos del Covid-19🇯🇴

Screenshot_20210117_131232

El pueblo palestino sufre la pandemia de Covid-19 como el resto de pueblos, pero con sus propias especificidades. Sufren como cualquier otra población empobrecida una enfermedad que es costosa de evitar y de tratar. Pero sufren como un pueblo colonizado, discriminado, dentro de las fronteras de Israel, en las zonas ocupadas de Cisjordania y aún más bajo el bloqueo en la Franja de Gaza.

Como en muchos otros países fuera de las regiones de Asia inicialmente afectadas, el pueblo palestino no se empezó a preocupar por el coronavirus hasta marzo de 2020. Las primeras informaciones que llegaban desde Palestina tenían un tono humorístico: provenían de Gaza y reivindicaban que era el lugar más seguro del mundo, dado que el bloqueo protegería a la población de contraer la enfermedad. Pronto, sin embargo, destacadas personalidades en el ámbito de la academia señalaron que si el virus llegaba a entrar en Gaza sería difícil evitar una tragedia. Gaza carece de los medios necesarios para curar la enfermedad, incluso de recursos sanitarios y equipamientos básicos. Las mascarillas disponibles o los test de detección son pocos y a ello se suman los problemas de aprovisionamiento de combustible y agua de calidad, entre muchos otros. Estas condiciones no se deben al subdesarrollo de la región, ni al bloqueo, sino a la destrucción planificada de la infraestructura palestina por el ejército israelí durante las muchas guerras sobre Gaza, incluyendo el bombardeo de 17 hospitales en la del 2014.

Dentro de las fronteras israelíes de 1948 la situación no ha cambiado mucho para la población palestina. Se les sigue tratando como ciudadanos y ciudadanas de segunda, y en esta crisis se les tratará solo después de haber cuidado de la gente que vive en los barrios judíos, que es donde se localizan los buenos hospitales. La nueva ley del estado-nación obliga a que todos los textos, incluidas las instrucciones de emergencia durante la pandemia (incluidos los famosos gestos de prevención) se publiquen solo en hebreo. Para la población palestina, cuya lengua es el árabe, no hay un plan de emergencia. Además, el racismo cotidiano que existe en Israel desde hace 70 años no ha desaparecido. Por ejemplo, incluso durante esta crisis sanitaria se han seguido destruyendo casas y campos en las zonas beduinas o en el desierto del Negev.

La consecuencia más debatida de la epidemia de Covid-19 en Israel ha sido la implementación de mecanismos de vigilancia sobre la población, a través de los móviles, y sin que los servicios de seguridad del gobierno tengan que solicitar autorización a la judicatura. Hay que tener en cuenta que otros gobiernos también han aplicado la “Doctrina del Shock” que describiera Naomi Klein, y que consiste en aprovechar las crisis para implementar programas de vigilancia masiva sobre la población. A menudo, estos gobiernos utilizan software israelí, desarrollado en principio para espiarilegalmente a la población palestina. El primer ministro israelí, Netanyahu, ha aprovechado también para aumentar sus poderes militares y su autoritarismo. La población judía de Israel se queda de que la democracia se está viendo erosionada y que se están restringiendo sus libertades civiles, algo que nunca se ha cuestionado cuando la víctima de tales medidas era la población palestina.

Screenshot_20210117_132318

Como en otros lugares, en Israel el peor lugar ahora mismo son las prisiones, y en particular aquellas con presos y presas de origen palestino. En estas prisiones sobreocupadas, el riesgo de transmitir la enfermedad es muy alto. Hechos recientes han llevado a la población reclusa a denunciar que las autoridades israelíes han cometido negligencias médicas deliberadas y sistemáticas. Por ejemplo, y mientras que las visitas de representantes legales y familiares estaban prohibidas, los primeros contagios dentro de las prisiones de Ashkelon, Ramleh y Moscobiya se tuvieron su origen en médicos y guardias de priones israelíes. La falta de productos de higiene, máscaras y guantes suscita también la sospecha de que exista un plan para propagar la enfermedad en las prisiones, lo que, unido a otros problemas de salud y a unos tratamientos deficientes, generaría una tasa de mortalidad elevada.

Una parte de la población palestina que vive en Cisjordania viaja cada día a Israel para trabajar, lo que entraña un viaje largo y complicado a través de controles militarizados. Sus empleos están muy mal pagados. A mediados de marzo, cuando el gobierno israelí decidió restringir la movilidad de la población, pidió que 25,000 personas palestinas se quedaran dentro de las fronteras israelíes de 1948 durante el confinamiento; lejos, pues, de sus casas. A estas personas nunca se las dotó de equipos de protección, ni se beneficiaron del alojamiento que se les había prometido. Además, cada vez que se sospecha que una de ellas ha contraído el coronavirus (incluso aunque solo tenga fiebre) se la devuelve a un punto de control en un vehículo militar y se la abandona en territorio palestino, sin ningún tratamiento de salud y con un trato absolutamente inhumano. Cabe de nuevo preguntarse si esta estrategia, además de estar destinada a evitar contagios dentro de las fronteras de 1948, no podría estar destinada a propagar el virus en Cisjordania, a sabiendas de que produciría caos y muerte.

En Cisjordania, el horror que sufre la población palestina es aún más difícil de sobrellevar ahora que lo primero de lo que la gente tiene que preocuparse es por su salud y la de sus vecinos y vecinas. ¿Cómo puede una comunidad cuidar su salud cuando un ejército ocupante sigue asaltando sus casas o confiscando paquetes de comida para las familias en cuarentena? Incluso han atacado la sede del Ministro de Gobierno palestino en Jerusalén, Fai al-Hadmi, antes de llevárselo a la cárcel, darle una paliza y obligarle a llevar una máscara sucia con restos de sangre seca. ¿Cuán cínico puede llegar a ser este ejército que, además de destruir casas, destruye también… un centro médico? Esto ocurrió el 26 de marzo en Khirbet Ibziq, cuando un bulldozer, dos camiones y un jeep del ejército israelí confiscaron una chabola hecha con planchas de metal, un generador eléctrico, unos postes, unas láminas, unos bloques de hormigón y unos sacos de arena y cemento que se iban a utilizar para construir un hospital de campaña.

Las tierras palestinas en Cisjordania se localizan a menudo cerca de asentamientos judíos ilegales. Aprovechando que la epidemia monopolizaba la atención, así como las restricciones a la movilidad impuestas a la población palestina, los colonos israelíes, haciendo suya la Doctrina del Shock, desarraigaron cientos de olivos palestinos, robaron ganado, destruyeron casas y graneros, atacaron a gente y se apropiaron de más tierras palestinas.

A principios de abril, había unos 8.000 casos de Covid-19 en Israel, 200 en Cisjordania y 12 en Gaza. En Cisjordania y en Gaza se aplicaron medidas de confinamiento más duras que en Israel. Siempre con el mismo humor palestino, los gazatíes preguntaban a la población europea: “Entonces, ¿cómo es eso de sufrir un confinamiento? Nosotros y nosotras lo hemos estado durante 13 años”.

Ciertamente, aun cuando el confinamiento no dure mucho, esta situación recuerda a Gaza, como a cualquier otra prisión en el mundo. La población de Gaza también les dijo a los israelíes: “Ya nos gustaría tener vuestras condiciones de confinamiento”. La desigualdad en la región es incalculable. Israel no solo se niega a dejar que los suministros médicos lleguen a Gaza. El 28 de marzo Israel lanzó varios misiles a esta franja de tierra de 265 km 2 , en la que viven dos millones de personas en condiciones de gran precariedad y esperan con gran ansiedad la llegada del virus.

Forman dicha Red de Solidaridad

MBookchin-frase2

🔴⚫️ Condenan a Alhambra Bus a aplicar a sus trabajadores las mismas condiciones laborales que su matriz Transportes Rober

🧑🏼‍🎓La Jueza bloquea la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos, dictaminando que el abusivo sistema penitenciario de EE.UU. no podría protegerlo del suicidio👩🏼‍🎓

Screenshot_20210107_120438_001

⚖️En un fallo en el que aceptó casi todos los argumentos del gobierno estadounidense, la jueza Vanessa Baraitser estuvo de acuerdo con las afirmaciones de la defensa de que las condiciones de la prisión estadounidense a las que se enfrentaría Assange si fuera extraditado, incluido el confinamiento en solitario, las medidas administrativas especiales y las restricciones extremas en ADX Florence, llevarían a Assange al suicidio. Dictaminando que seria por lo tanto injusto extraditar a Assange a los EE.UU. y ordenó su liberacion.

👿Los EE.UU. apelarán la decisión.

La jueza Baraitser resumio su largo alegato y los argumentos en cuestión, poniendose del lado de la fiscalía en casi todo, sosteniendo argumentos peligrosos que socavarían la protección de la Primera Enmienda de una prensa libre. Dictaminando:

  • La Ley de Extradición del Reino Unido debe tener prioridad sobre el Tratado de Extradición entre los Estados Unidos y el Reino Unido, y la primera eliminó la cláusula que prohibía la extradición por delitos políticos.

  • Los cargos contra Assange en los EE.UU. se considerarían delitos en los EE.UU.

  • La conducta de Assange “fue mas alla de la de un periodista” al aceptar ayudar a Chelsea Manning a descifrar una contraseña y al decirle que “los ojos curiosos nunca se secan“, animándola a filtrar más archivos.

  • La publicación de los telegramas sin censurar fue “indiscriminada“.

  • Los argumentos de la defensa sobre las opiniones politicas de Assange fueron “extraños“.

  • No había pruebas suficientes de que los cargos estuvieran “presionados” por la Administración Trump y en cambio mostraron un saludable debate interno.

  • Aunque la comunidad de espionaje ha criticado duramente a WikiLeaks, no lo hace en nombre de la administración.

  • No es un Tribunal del Reino Unido el lugar apropiado para comentar el caso de UC Global espiando a Assange en la embajada de Ecuador, ya que no tiene acceso a los documentos de los tribunales en el caso contra UC Global en España.

  • El grupo de posibles jurados de Assange en el Distrito Este de Virginia provendría de un condado grande, no se puede probar que solo serían ex funcionarios de seguridad nacional y ex militares.

  • Las impugnaciones de la “amplitud excesiva” y la “vaguedad” de la fiscalía de EE. UU. deben hacerse en un tribunal de los EE. UU., no aquí, no hay razón para pensar que Assange no tendría derechos constitucionales cuando sea juzgado en los EE. “Este Tribunal confía en que un Tribunal de los EEUU tendría en cuenta el derecho constitucional de Assange a la libertad de expresión“.

  • Sobre si extraditarlo sería dictatorial: acepté la opinión del profesor Kopelman de que el Sr. Assange sufre de un trastorno depresivo recurrente, que Assange tiene ideas suicidas y que sería “resuelto” en un intento de acabar con su vida.

  • Las condiciones potenciales en una prisión de Estados Unidos: la CIA ve a Assange como hostil, todavía un riesgo para la seguridad; Es probable que Assange sea enviado a ADX Florence, se mantendría en grave aislamiento.

  • El propósito de las Medidas Administrativas Especiales es minimizar las comunicaciones y los presos tienen limitaciones extremas. Todos los expertos consideraron que estas condiciones tienen un impacto perjudicial en la salud mental de Assange.

  • El Sr. Assange tiene el intelecto y la determinación para seguir adelante con la idea de suicidarse.

  • Por tanto, considero injusto extraditar al señor Assange. Estados Unidos tiene derecho a apelar.

La jueza dictaminó que Assange debería ser liberado. El gobierno de los Estados Unidos pidió que lo mantuvieran bajo custodia mientras apelaban; la defensa solicitó su liberación inmediata.

El abogado defensor Ed Fitzgerald dijo que la sentencia en sí, que dictamina que Assange debe ser liberado, constituye la base más sólida para otorgar una fianza. Sin embargo, dijo que a la defensa le gustaría presentar todos sus argumentos, incluidas las condiciones antihumanas en la prisión de Belmarsh, por lo que la defensa necesita tiempo para preparar la solicitud formal de fianza. La corte se aplaza hasta el miércoles a las 10 a. M. GMT para la solicitud de fianza completa. Assange se personará entonces y hasta entonces se mantendrá en HMP Belmarsh.

Screenshot_20210107_122400 Screenshot_20210107_190041

🇬🇧 Gran Bretaña, además de pérfida, colonialista, ladrona y cobarde

⚔️ EU. ASALTO ARMADO AL CAPITOLIO

 

🇦🇷Norita del mundo: sentir en lo más hondo🧕🏼

De la Plaza de Mayo a Japón, de Kurdistán a Honduras, de Haití al Sahara Occidental, Nora Cortiñas, a sus jóvenes y primeros 90 años de edad, aún rueda por el mundo llevando su mensaje de aliento y solidaridad. Esta es la historia de Norita, la «Madre de todas las batallas», también en el terreno internacional.

Gerardo Szalkowicz / argmedios.

Con sus pasitos cortos y ligeros, la señora se acerca al mostrador de Migraciones. Una mano arrastra el pequeño bolso con rueditas, la otra sostiene la cartera y un bastón japonés que rara vez toca el suelo para cumplir su función. La empleada ojea unos minutos el pasaporte, consulta al supervisor y le dice que por esta vez la dejan viajar pero que tiene que renovarlo.

-¿Pero cómo? Si me fijé y vence el año que viene.

-Es que ya no tiene espacio para más sellos.

La señora se llama Nora Irma Morales de Cortiñas, aunque en general alcanza con decir Norita. Porta con hidalguía sus 90 años y desde hace más de 43 peregrina por la vida buscando a su hijo Gustavo, secuestrado y detenido-desaparecido desde el 15 de abril de 1977. Pero esa lucha inicial, instintiva, visceral, incansable, que la erigió en una de las referentes de las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, la fue llevando a transitar un camino de militancia todoterreno y de activismo solidario que la convirtió en “la Madre de todas las batallas”.Screenshot_20201226_112538

Norita condensa un cúmulo de cualidades (vitalidad, ternura, generosidad, irreverencia, sencillez, coherencia, sonrisa permanente, humildad) que la hacen un ser extraordinario. Dedica cada minuto de su vida a acompañar todas las causas justas, incluso en este extraño paréntesis pandémico anda de zoom en zoom abrazando virtualmente cada lucha o actividad militante. Brújula y faro de varias generaciones, símbolo de resistencia inclaudicable, puente entre la memoria y la utopía, para muchísima gente es la principal referencia política (y ética) que hay en la Argentina.Pero el foco de estas líneas apunta a la Norita fronteras afuera. A la Norita internacionalista, otra de sus características más arraigadas y encantadoras. En sus intervenciones públicas siempre hace mención a los conflictos de la coyuntura mundial y suele tener a mano para compartir algún poema del pueblo saharaui o de las mujeres de Kurdistán. Gracias a esa impronta, las rondas de los jueves de las Madres se convirtieron en escenario para amplificar la agenda de la militancia internacional. Norita lleva tatuada en el alma “la cualidad más linda de un revolucionario», la premisa guevarista de “sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo”.

La metamorfosis

Hasta sus 47 años había sido la típica madre y ama de casa tradicional que el mandato y el sentido común de la época imponían. Desvinculada de la política, “encerrada entre cuatro paredes”, como le reprochaba Gustavo. Cuando le arrebataron a su hijo salió a la calle, sufrió una abrupta metamorfosis y se marchó definitivamente hacia lo desconocido. A los días se sumó al naciente grupo de mujeres que se empezaban a reunir en la Plaza de Mayo y que luego harían historia con un pañuelo blanco en la cabeza y todo el coraje en el espíritu.

En 1978, la euforia popular por el Mundial de Fútbol organizado en el país y el uniforme coro mediático que oscilaba entre invisibilizar y demonizar a las Madres, las deja en un lugar de creciente aislamiento. Entonces deciden buscar apoyo en el exterior, viajando en general en grupos de dos o tres Madres.

A Nora le toca viajar a Chile con Marta Vásquez en noviembre de 1978 a un simposio por los 30 años de la Declaración de los Derechos del Hombre. Es la primera vez que sale del país y la primera vez que se sube a un avión. Allí palpa de cerca la esencia de la dictadura pinochetista y empieza a tomar conciencia de la dimensión regional del momento político y del Plan Cóndor como brazo ejecutor. Su segundo viaje será a mediados de 1979 en una gira de un mes por diez países de Europa organizada por Amnistía Internacional. Luego irá a Washington a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde su testimonio y su discurso -nada menos que frente a la diplomacia del continente- ya da cuenta de su destreza para adaptarse a los espacios más disímiles y del cuadro político que empieza a germinar.

Screenshot_20201226_112804Su derrotero militante la llevará en las décadas siguientes a viajar por casi todo el mundo, a empatizar con un sinfín de resistencias, a asimilar el engaño de las fronteras. Son muy pocos los países que no visitó. Y apenas un puñado a los que fue de paseo. La han invitado de infinidad de lugares a dar charlas, participar de actividades, congresos, homenajes o simplemente a conocer procesos de lucha e intercambiar saberes.

Una de las experiencias que más le impactó y con quienes generó lazos más intensos fue con las mujeres kurdas. Nora cuenta: “Un día me vinieron a ver dos chicos que querían hacer una película con las madres de Kurdistán y me invitaban a viajar y filmarla allá. Lo primero que pensé fue ¿Kurdistán?, ¿con qué se come eso? No sabía ni que existía… Y a los chicos no los conocía, pero me generaron confianza y les dije que sí. Fue una locura, filmábamos subiendo y bajando montañas, yo quedaba agotada. Pero fue una experiencia inolvidable. Me emocionó mucho ver la fuerza de esas madres y compartir con ellas las similitudes que tienen nuestras vidas y nuestras luchas”. Corría el año 2013 y Nora volvía a dar rienda suelta a su intuición y su curiosidad. Se embarcaba, una vez más, en una incierta travesía del otro lado del mundo y con dos jóvenes desconocidos (Alejandro Haddad y Nicolás Valentini) para protagonizar la película “Pañuelos para la Historia”, una conmovedora simbiosis de dolores, ausencias, terrorismos de Estado y dignas fortalezas tejiendo un puente entre Oriente y Occidente.

En marzo de 2019, Nora volvió al Kurdistán turco. Esta vez para solidarizarse con las más de cinco mil presas y presos políticos que se encontraban en huelga de hambre. La principal referente de esa medida de fuerza era la diputada Leyla Güven, a quien Nora visitó cuando cumplía 114 días en huelga de hambre y estaba en un estado de salud muy deteriorado. “No lo hacemos para morir, lo hacemos para vivir dignamente –le explicó Leyla-. Cuando entraste a mi cuarto me llené de vitalidad, nosotras compartimos el mismo dolor pero también la misma esperanza”.

Screenshot_20201226_113303Otro territorio que le despierta una sensibilidad especial es Haití, el país más pobre (o más bien el más empobrecido) de la región, a donde viajó tres veces. En 2005 encabezó, junto a Adolfo Pérez Esquivel, una delegación internacional para denunciar la ocupación de las tropas de la misión de la ONU (en ese momento llamada MINUSTAH). Norita siente un compromiso particular con ese pueblo: “Haití sigue pagando el castigo de su dignidad por haber sido el primer país de América que se independizó y el primero en el mundo que abolió la esclavitud. Es un país estratégico que las grandes potencias nunca dejaron de dominar y saquear. Estuve varias veces visitando las barriadas, con dirigentes sociales y sindicales, es un pueblo muy luchador que, pese a todas las adversidades, siempre sale a la calle a dar la pelea. La comunidad internacional no ha reparado en el inmenso daño que provocó la MINUSTAH, incluyendo la epidemia de cólera que mató a más de diez mil personas. Creo que las latinoamericanas y latinoamericanos tenemos una deuda muy grande con el pueblo haitiano, no le brindamos la solidaridad que merece y necesita”.

Darle la vuelta al mundo

Screenshot_20201226_134643Sería interminable enumerar los destinos a los que llevó su abrazo solidario. Algunas fotos le sirven de ayuda memoria. Como aquellas regalándole un pañuelo blanco al Subcomandante Marcos y celebrando el año nuevo bailando en una comunidad zapatista. O la otra abrazada por Fidel Castro en uno de sus tantos viajes a Cuba: “Era un hombre muy simpático, cordial, siempre nos decía cosas muy bonitas y nos hacía regalos. Me acuerdo que yo le llegaba a la cintura y le decía ‘ay Fidel, qué alto que sos’ y él me respondía ‘Norita, tú eres más grande que yo’…”. O sonriendo con Berta Cáceres en Honduras, a donde llegó tras el golpe de Estado de 2009, en medio del peligro y una máxima tensión, y entabló un estrecho vínculo con la icónica lideresa asesinada en 2016, a la que recuerda como “una mujer muy valiente, una luchadora inclaudicable que defendía a su pueblo y a sus ríos, sencilla y muy tierna. De los mejores ejemplos que conocí en mi vida”. O con Lula besándole la frente, cuando fue a Brasil para rechazar su detención. O a las risotadas con Evo Morales, envueltos en vestimenta indígena en una de sus asunciones presidenciales. O al borde de las lágrimas en el cementerio de las Islas Malvinas homenajeando a los soldados caídos: “Hay que reivindicar a los pibes de Malvinas, ellos fueron llevados a pelear a esas islas por los mismos genocidas que se llevaron a nuestros hijos”. O en el Sahara Occidental, donde conoció la resistencia del pueblo saharaui contra la ocupación de la monarquía de Marruecos. O probándose un kimono y regalando pañuelos verdes en Japón, a donde viajó en 2018 para acompañar la denuncia por las mujeres esclavizadas sexualmente durante la Segunda Guerra Mundial: “Japón es un país que aparenta mucha modernidad, pero esconde bajo la alfombra todo este dolor. Me gustaría que el grito de estas mujeres se escuche en todo el mundo”. O fundida en otro abrazo sororo con las Madres de Soacha, que reclaman justicia por sus hijos asesinados como “falsos positivos” por el ejército colombiano. O aquella postal en Chile, en su último viaje al exterior, levantando el puño izquierdo con una barricada de fondo en pleno estallido social.

Screenshot_20201226_113929Desde los primeros viajes a fines de los ´70, cuando llevaba el reclamo desesperado y urgente de las Madres, Norita se fue transformando en una hormiguita viajera que no para de darle vueltas al mundo. Siempre poniendo el cuerpo. Regalando su conducta como fuente de inspiración. Exportando su energía y trayendo aprendizajes. Asumiendo el compromiso de tender puentes y difundir las realidades lejanas. Haciendo pedagogía del ejemplo.

Tal vez en esa escuela del viajar esté una de las claves de su sabiduría y esa solidaridad internacionalista que le brota por los poros: “Conocí muchos lugares pero lo más importante son las personas que conocí en esos lugares. Me faltan pocos países que me gustaría conocer, uno de ellos es Palestina. Es mucho lo que recibo en todos lados, creo que demasiado. Yo sólo llevo mi testimonio y trato de aportar lo que aprendí en estos cuarenta años de lucha: que nunca hay que bajar los brazos ni perder las esperanzas. Porque algún día, estoy convencida, ¡venceremos!”.

⛓ Rusia: El padre del prisionero político Mykola Dedk dice que la vida de su hijo está en peligro.

✒️😡 España no solo debe dejar de vender armas sino también facilitar que finalice el bloqueo humanitario contra la población yemení.

💸💰🚬 Las big four del tabaco han construido esquemas societarios para evadir miles de millones al año.

💶💪🚍 Colectivos se unen para apoyar a las personas juzgadas por manifestarse contra HazteOír.

😦‼️ El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que no va a prorrogar la cesión al espacio vecinal EVA.

🐃Suspendido de nuevo el juicio contra Ola Bini⛓

Roxana Baspineiro

Cada vez resulta más evidente que el desarrollador de software libre y defensor de la privacidad Ola Bini es víctima de una violenta persecución política por parte del gobierno de Ecuador.

Después de casi tres horas y media de audiencia preparatoria y de evaluación de juicio en el caso del desarrollador de software libre sueco Ola Bini, acusado sin pruebas por el delito de “acceso no consentido a un sistema informático”, la Fiscalía ecuatoriana volvió a suspender el caso el jueves (3) para analizar los argumentos de las partes procesales. La audiencia continuará el 16 de diciembre.

La defensa de Bini, amigo del fundador de WikiLeaks Julian Assange, esperaba que durante la audiencia se declarara el sobreseimiento de su cliente, dado que lo que estaba en juego era decidir si se habían respetado los procedimientos y el debido proceso, que según su abogado, Carlos Soria, claramente no fue hecho, por lo que correspondía declarar la nulidad de los cargos.

Sin embargo, dadas las constantes irregularidades y obstáculos planteados por la Fiscalía ecuatoriana, que pospuso por lo menos cinco veces la audiencia que estaba programada para marzo, pero que debido a la pandemia se suspendió indefinidamente, la decisión no sorprendió a la parte defensora que estaba preparada para cualquier novedad en el caso.

La defensa, liderada por Soria y  José Charry, argumentaron ante la jueza, Yadira Proaño, «todas las vulneraciones en contra [de Bini] desde el momento de la detención«, porque no se le informó siquiera de las razones, o por haber sido nombrado en los medios, entre otras violaciones. Según Soria se cometieron más de 120 violaciones a los derechos humanos de su cliente desde su detención en 2019.

«Recordemos que esto comenzó con una declaración de una exministra de Gobierno [María Paula Romo] que inculpó a Ola Bini, junto a otras dos personas que nunca aparecieron. En un primer momento, era la desestabilización al Gobierno del Ecuador, luego ataques a sistemas informáticos, que tampoco pudieron probar y luego un acceso no consentido. Da la impresión que todo el asunto no deja de ser un ensañamiento de parte del Gobierno del Ecuador en contra de una persona que decidió radicar en el mismo», apuntó Soria.

Bini llegó al país andino en 2013 contratado por la empresa internacional Thoughtworks, como consultor. Es experto en el desarrollo de tecnología vinculada a la seguridad, privacidad y criptografía. También, además de ser conocido como un contribuidor activo de las comunidades de software en el mundo, ha realizado talleres para activistas y periodistas sobre protección de la privacidad.

Creo firmemente en el derecho a la privacidad. Sin privacidad no podemos tener libertad de acción, y sin libertad de acción somos esclavos. Por eso he dedicado mi vida a este tema. La vigilancia es una amenaza para todos, debemos detener”, escribió Bini mientras se encontraba en prisión en 2019.

Según las declaraciones de Soria a distintos medios, “este es un caso de persecución política» ya que no hay pruebas que lo inculpen de los delitos señalados por la Fiscalía ecuatoriana.

Durante todo el proceso judicial, los intentos de la Fiscalía han sido de establecer una relación entre WikiLeaks y las actividades de Bini en Ecuador, por lo que en su momento se denunció más de una docena de visitas de Bini a Assange en la Embajada de Londres.

«Él es amigo de Julian Assange y, por haberlo visitado, resulta que ahora es parte de alguna teoría de conspiración completamente equivocada», afirmó Soria a la agencia EFE.

Actualmente, Bini, se encuentra bajo medidas cautelares, que le impiden salir del país y le obligan a presentarse una vez por semana ante la Fiscalía ecuatoriana. Fue arrestado el 11 de abril de 2019, en el aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, Quito, cuando se disponía a tomar un vuelo con destino a Japón y horas después de que Ecuador pusiera fin al asilo en su embajada en Londres al fundador de WikiLeaks.

Mientras tanto, se espera que en la audiencia llevada a cabo el 16 de diciembre, en la que también se involucra al ecuatoriano Marco Argüello, la jueza no acoja la acusación fiscal y considere que no existen elementos suficientes para abrir un juicio, o de suceder lo contrario, se dicte un auto de llamamiento a juicio para que un tribunal decida la inocencia o culpabilidad de Bini.

Soria, quien asegura que Bini fue detenido «arbitrariamente» y permaneció en prisión durante 70 días, señaló que independientemente de lo que suceda en el proceso de justicia ecuatoriano, se analizará posibilidades de acciones internacionales «puesto que las infracciones y violaciones a derechos, ya se cometieron».

Organizaciones ecuatorianas e internacionales, así como medios de comunicación vigilando el caso de Ola Bini 

La violación de derechos humanos cometidos contra Bini ha llamado la atención de diversas organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional, que han denunciado la interferencia del gobierno de Lenin Moreno en el proceso judicial y la falta de respeto a sus derechos.

Por esta razón, una plataforma ecuatoriana e internacional de organizaciones compuesta por la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH), el Observatorio de Derechos y Justicia de Ecuador, la ONG Derechos Digitales de Chile, Artículo 19 y el colectivo Intervozes, además de medios de comunicación como Marcha Noticias de Argentina y Ecuador Today han decidido conformar una misión de observación para garantizar que se respete el derecho a un juicio justo, independiente e imparcial.

Observar esta audiencia es fundamental ya que este proceso constituye un caso paradigmático para Ecuador y la región. Una decisión judicial basada en presiones políticas indebidas, y no en criterios técnicos, traerá consecuencias negativas para la protección de los defensores de derechos humanos en general y la vigencia de los derechos digitales en particular”, dice un comunicado de la plataforma.

Sin pruebas y en medio de tantas irregularidades la comunidad internacional y defensores de derechos humanos continúan preguntándose ¿Cuál es el crimen que Ola Bini cometió?

Screenshot_20201208_124136

💩 Amazon utilizó al hombre de Villarejo en Cataluña para el espionaje a sindicalistas durante una huelga

💩 La blasfemia no puede ser delito en una sociedad democrática

🗓Julian Assange y la cobardía de los medios de comunicación modernos✂️

Screenshot_20201204_130614

Glenn Greenwald, uno de los periodistas que publicó la historia sobre la vigilancia generalizada de la NSA, renunció recientemente a Intercept, el medio de comunicación que cofundó, citando la creciente homogeneidad ideológica de la publicación y la progresiva censura. El punto de inflexión fue la censura de su historia sobre los correos electrónicos de Hunter Biden.

Greenwald tambien expreso su desdén por el fracaso de The Intercept para cubrir el juicio de extradición de Julian Assange. Durante años, los medios de comunicacion han desacreditado y silenciado a Assange y sus partidarios, y se han mantenido en gran medida en silencio durante el juicio de cuatro semanas. Irónicamente, la renuncia de Greenwald recibió más cobertura que la propia audiencia de Assange.

El tratamiento de Julian Assange por los medios de comunicacion es un reflejo de la actualidad, en la que los medios de comunicacion han asumido la responsabilidad de actuar como organismos reguladores, vigilando el discurso y remarcando febrilmente la ideologia en lugar de informacion objetiva.

El canario en la mina de carbón

Julian Assange esta actualmente en prision, esperando una decision final sobre su extradicion, que se anunciará a principios de enero de 2021. Si es extraditado, Assange se enfrenta a 175 años en una prisión de máxima seguridad de Colorado, que alberga a jefes de cárteles, espías y terroristas.

Entre otras cosas, Assange está acusado de haber conspirado con Chelsea Manning para piratear un ordenador del gobierno estadounidense y publicar documentos que detallan los crímenes de guerra estadounidenses, especialmente en Afganistán e Iraq. El gobierno de EE.UU. no ha proporcionado ninguna prueba de esta afirmación. El juicio reveló que la CIA contrató a la empresa de seguridad española UC Global para ponerle un micrófono a Assange y a sus abogados en la embajada de Ecuador.

Inicialmente partidario de Wikileaks, The Guardian se ha distanciado de Assange y ha publicado sólo unos pocos artículos superficiales sobre el juicio, junto con un artículo de opinión escrito por el ex presidente brasileño Lula da Silva.

La BBC también ha jugado a lo seguro, publicando sobre todo artículos de interés humano, guardando los detalles reales del juicio para los periodistas de investigación como Max Blumenthal y Kevin Gosztola. El editor de noticias digitales de la BBC incluso se permitió una broma simplista a expensas de Assange.

Otros medios de comunicacion que alguna vez se asociaron con Assange, como el New York Times, El Pais, Le Monde y Der Spiegel tambien han guardado silencio, revelando que su verdadera lealtad es la búsqueda de escándalos, no la divulgación de la verdad.

De la información objetiva a la información ideológica

El apagón por parte de los medios de comunicación que rodea el juicio de Assange no es único. Los medios de comunicacion han estado cambiando de la información objetiva a la ideologica durante mucho tiempo. Walter Lippmann, a menudo considerado el padre del periodismo, abogó por un enfoque cientifico de la informacion. Para Lippmann, lograr la objetividad requiría una serie de estrategias, incluyendo deshacerse de los prejuicios y emociones personales y la realizacion de una investigacion rigurosa. El periodismo se basaba en la investigación intelectual; exigía un enfoque razonado y completo.

A partir de la década de los 20, estos procesos objetivos se adoptaron ampliamente. Pero en medio de la contracultura de los años 60, hubo un creciente retroceso contra el periodismo tradicional y el mundo editorial elitista. El nuevo periodismo, popularizado por el novelista Tom Wolfe en 1973 y practicado por Hunter S. Thompson, Joan Didion y otros escritores galardonados, explota las técnicas literarias, como la puesta en escena, el aprovechamiento de las experiencias personales y la incorporación de extensos pasajes de diálogo para contar una historia. El estilo “gonzo” de periodismo de Thompson utilizaba las técnicas de “reportaje de saturación” de Wolfe, en las que el escritor se sumergía en su tema durante largos períodos de tiempo, convirtiéndose “tanto en parte de su historia como en el tema“.

Los principales medios de comunicación de hoy en día han adoptado técnicas similares para impulsar los artículos de carácter ideológico, convirtiendo algo que antes era contracultural en la forma en que el status mediático silencia a los disidentes.

Tomemos la tendencia que llamaré periodismo de Twitter, en la que los tweets se utilizan a menudo para legitimar una historia, en lugar de la opinión de los expertos o el material basado en pruebas. Esta es la versión moderna del nuevo periodismo, en el que la escritora busca opiniones expresadas por aquellos dentro de su cámara de eco y que se alinean con su ideología personal.

Un estudio reciente que analiza cientos de noticias políticas de los Estados Unidos encontró que los periodistas a menudo dejan que los tweets “hablen por sí mismos, dejando al periodismo en una posición de descubrimiento y amplificación en lugar de una de verificación independiente“.

Cuando haces pasar los tweets como registros oficiales, le das a Twitter más legitimidad que a las fuentes verificadas o a otros periodistas. Y Twitter es inherentemente estrecho de miras y parcial. Los usuarios más activos de Twitter son de tendencia demócrata y la plataforma está dirigida por proxenetas políticos que no temen censurar el contenido cuando les conviene, haciendo así que cualquier búsqueda de objetividad sea inútil. En los medios digitales, este problema es ubicuo: la capacidad de regurgitar la ideología es más codiciada que la comprobación independiente de los hechos.

Esto se debe en parte a la industria de la diversidad y la inclusión, que trata de reescribir las normas sobre lo que se puede y lo que no se puede informar. Innumerables medios de comunicación han aplicado políticas de diversidad e inclusión con la esperanza de diversificar su personal y sus temas, pero esto ha dado lugar a artículos escritos estrictamente desde el punto de vista de la política de pureza.

Una industria moribunda

Según un estudio del Centro de Investigación Pew, los periódicos de EE.UU. redujeron su personal en un 23% entre 2008 y 2019. En 2019, los medios de comunicación como BuzzFeed, Vice Media, CBC y Verizon despidieron a miles de empleados, lo que demuestra que la digitalización no será suficiente para salvar la industria.

Durante la pandemia, la pérdida de empleos ha seguido aumentando. Incontables publicaciones han despedido personal o han cerrado sus puertas por completo. Entre ellas se encuentran Gannett (propietaria de USA Today), Condé Nast, Los Angeles Times y Hollywood Reporter. Según el New York Times, unos 36.000 trabajadores de las noticias han visto reducidos sus salarios o han perdido sus empleos.

Esto deja más lagunas en la información y más personas desinformadas. El resto de las publicaciones corren el riesgo de ser engullidas por los monopolios de los medios de comunicación, que no les dejarán otra opción que mantener el statu quo y producir noticias sin sentido y divisivas.

Más y más lectores están perdiendo su confianza en los medios. En medio de esta creciente erosion de la confianza publica, es mas importante que nunca que los medios digan la verdad al poder y los que dicen la verdad como Assange deben ser celebrados.

Una lucha por la libertad de prensa

El juicio de Julian Assange ha demostrado que los principales medios de comunicacion, actualmente, no se dedican a decir la verdad, si es que alguna vez lo han hecho.

Aunque los representantes de EE.UU. Tulsi Gabbard y Thomas Massie han introducido recientemente un proyecto de ley para retirar los cargos contra Assange y reformar la Ley de Espionaje, esto puede resultar demasiado poco, demasiado tarde.

Como la pareja de Julian Assange, Stella Morris, ha declarado, “Esta es una lucha por la vida de Julian. Es una lucha por la libertad de prensa. Se cometieron terribles crimenes en Irak y Afganistan. Se cometieron terribles crimenes en la Bahia de Guantanamo. Los autores de esos crímenes no están en prisión. Julian sí.

Ahora más que nunca, necesitamos gente que no tenga miedo de hablar. La persecucion de los buscadores de la verdad como Assange nos aleja de los principios clave del periodismo: objetividad, justicia y responsabilidad. Los medios de comunicacion censuradores y antiliberales deben ser combatidos por periodistas independientes que se dediquen a informar de manera rigurosa y reflexiva. Porque cuando la prensa libre esta bajo amenaza, tambien lo esta la democracia.

Screenshot_20201204_131108

⚖️En El Salto Andalucía, El caso de García Caparrós sigue sin culpable en su 43º aniversario

👩🏻‍🎨 Elorza a Vox: «¿A qué 26 millones de españoles hijos de puta quieren fusilar?»

 

 

Screenshot_20201204_140426

 

 

🦋 Respuesta feminista a las duras leyes antiaborto polacas 🦋

Captura de pantalla de 2020-10-03 14-02-23

Captura de pantalla de 2020-10-03 13-32-40

 

 

 

 

Claudia Torrisi, periodista

Fue la experiencia más increíble y extraordinaria de mi vida“, dijo la veterana luchadora por los derechos de la mujer Mara Clarke. “Fue una locura. Pero al mismo tiempo fue maravilloso. Y demostró que las hermanas y hermanos pueden obtener resultados cuando realmente lo desean“.

En diciembre de 2019, tres meses antes de que la epidemia de coronavirus fuera declarada pandemia mundial, un grupo de mujeres de toda Europa lanzó una audaz respuesta feminista a las leyes draconianas contra el aborto en Polonia: el aborto sin fronteras. Desde entonces dicen que han ayudado a más de 2.200 personas con información, dinero y apoyo para abortar de forma segura en el extranjero o pidiendo píldoras abortivas en línea.

Las restricciones impuestas al covid-19, y en particular el cierre de las fronteras y la cuarentena obligatoria, han puesto en peligro esta nueva iniciativa, mientras que algunos grupos ultraconservadores de Polonia han sido acusados de utilizar la crisis para promover su programa antiaborto.

Sin embargo, estas mujeres llevan años luchando contra todo y todos por los derechos reproductivos, y han tomado el asunto en sus propias manos.

De Irlanda a Polonia

Hay una larga historia de personas que ayudan a otras personas a abortar“, dice Clarke. Y ella sabe de lo que está hablando. Es una experta en el tema. Nacido en los Estados Unidos, Clarke vive en Gran Bretaña. En 2009, fundó una organización sin fines de lucro, la Red de Apoyo al Aborto, para financiar los viajes de mujeres de Irlanda, Irlanda del Norte y la Isla de Man al Reino Unido para abortar e interrumpir embarazos no deseados de forma segura. (Gibraltar y Malta se añadieron a la lista el año pasado). El Reino Unido tiene leyes más progresistas sobre el aborto que estos países y la estrategia de la organización fue utilizar esta situación para contrarrestar lo que a sus ojos eran restricciones obsoletas sobre los derechos de la mujer.

En 2018, el referéndum sobre el aborto en Irlanda cambió profundamente el panorama. La abrumadora victoria del Sí condujo a su legalización en 2019, a pesar de la dura campaña llevada a cabo por los movimientos antiabortistas con vínculos internacionales.

Unos meses después del referéndum, Clarke y otras activistas se reunieron en una conferencia en Francia y se preguntaron adónde debían dirigir sus energías después de la votación en Irlanda. “¿Qué pasa con Polonia?” se preguntaron. Poco después algunas de ellas se reunieron de nuevo para marchar, cantar eslóganes y exhibir carteles en un acto organizado en Varsovia con motivo del Día Internacional del Aborto Seguro (28 de septiembre) y la idea de Clarke comenzó a tomar forma.

Las mujeres de Aborto sin fronteras son muy diferentes pero están unidas por un objetivo común.

Marina Slaikovska, una activista letona que vive en los Países Básicos, fue una de las personas que Clarke conoció en Varsovia. Al igual que muchas otras mujeres que participan en el activismo por los derechos reproductivos, tiene otro trabajo (es bióloga). Recuerda los temores sobre la posibilidad de tener éxito en la creación de una red. “Entonces todo fue muy rápido.”

Clarke habló de una reunión crucial en Ámsterdam a mediados de 2019, que sentó las bases para el lanzamiento de “Aborto sin fronteras“: “En dos días todas estuvimos de acuerdo en la forma y el funcionamiento de la asociación. Sin disputas, sin peleas, muchos bocadillos vegetarianos, Karolina bordando para el aborto y un sentimiento muy especial que impregnaba la sala“.

Hoy en día Clarke describe a las mujeres que participan en Aborto sin Fronteras como un grupo de personas muy diferentes que están unidas por un objetivo y un enfoque claro y común. “Venimos de muy diferentes antecedentes políticos, en muchos casos también de diferentes entornos económicos, pero estamos todas unidas por nuestro compromiso de ayudar a las mujeres que han decidido hacerlo. Es lo más importante para nosotros, todo lo demás es secundario“.

Las leyes y las protestas polacas

En Europa, Polonia tiene las leyes de aborto más restrictivas (con la excepción de Malta). Las mujeres pueden interrumpir legalmente un embarazo sólo en caso de violación, incesto, anormalidades graves del feto o si su vida está en peligro. En 2016, una propuesta ultraconservadora para prohibir el aborto también en estos casos fue retirada sólo después de las grandes protestas organizadas por las mujeres polacas durante los llamados Lunes Negros.

En abril de este año, se promovió un proyecto de ley similar durante el encierro, pero fue recibido en todo el país con protestas organizadas de acuerdo con las reglas de distanciamiento social. Los coches que chisporroteaban con el símbolo de las protestas – un rayo rojo – corrían por calles medio vacías y los manifestantes con máscaras llevaban carteles, banderas y paraguas con los lemas de la protesta escritos en ellos. (Después de las manifestaciones el proyecto de ley fue enviado de nuevo al comité de “trabajos en espera”, lo que significa que podría ser reintroducido más tarde).

Captura de pantalla de 2020-10-03 14-00-30Oficialmente en Polonia en 2018 sólo hubo mil abortos. 2018 es el último año del que se dispone de datos, pero según los activistas estas cifras no son fiables. “No sabemos cuántos abortos hay hoy en día. Sólo conocemos el número que los hospitales envían al Ministerio de Salud“, dice Karolina Więckiewicz.

Sin embargo, además de los que se realizan en hospitales, hay que considerar que hay una serie de abortos que se llevan a cabo en clínicas privadas en el extranjero, mediante píldoras abortivas compradas en línea o por otros medios ilegales, no regulados y potencialmente arriesgados.

Al igual que Clarke, Więckiewicz es una experta en esta área. Es abogada del equipo del sueño del aborto, una organización polaca fundada en octubre de 2016 en medio de las protestas del Lunes Negro con el objetivo de informar a las mujeres y lanzar un debate público sobre el aborto. Sin embargo, Więckiewicz dice que tropezó con “el activismo a favor del derecho al aborto por casualidad“. Más de diez años antes trabajaba en la rama legal de la Federación de Mujeres y Planificación Familiar. En un momento dado, recuerda, “empezaron a llamarnos, tanto a mí personalmente como a información, preguntando por las pastillas“.

Estamos hablando de píldoras de aborto que permiten a las mujeres terminar embarazos no deseados antes de la duodécima semana, y sin cirugía. Existen desde hace décadas, pero sigue siendo de difícil acceder  incluso en países donde son legales, como Italia.

Podría haberles dicho ‘Llama a Justina o a Kobiety w Sieci’“, añade Więckiewicz, refiriéndose a una importante activista y a otro grupo de derechos reproductivos. “Pero me di cuenta de que a veces no puedes decir ‘llama a otro’. Porque puede que no lo hagan“. Fue un momento revelador para ella. No bastaba con ser abogada y hacer campaña, sino que tenía que actuar directamente: “Entiendo que la parte más importante de mi trabajo es ayudar a la gente“.

Apoyo a distancia

Justina Wydrzyńska es la mujer de la que habla Więckiewicz. Ha estado luchando para ayudar a las mujeres a abortar de forma segura durante mucho más tiempo que Więckiewicz o Clarke. Un punto crucial en el que insiste es en apoyar a las mujeres incluso desde lejos, en línea.

Todo comenzó con su aborto, hace catorce años. “Experimenté de primera mano lo que significa estar asustada y tener ataques de pánico debido a un embarazo no deseado, no tener información o alguien con quien hablar“, dice.

Intenté conseguir información sobre las píldoras, pero no pude. Había mucho material en línea en el que no podía confiar. Así que pensé que sería bueno que hubiera un lugar o alguien a quien pudiera acudir para obtener información sobre, por ejemplo, cómo tomar las píldoras correctamente“.

Poco después de abortar, conoció a otra mujer a través de Internet, Magda, que también estaba indignada por la falta de información. Magda sabía cómo manejar un sitio web. Juntos fundaron el grupo Kobiety w Sieci, el primer foro polaco en línea en el que se puede encontrar información sin prejuicios sobre el aborto.

El primer día de “Aborto sin fronteras” una mujer llamó al número gratuito sólo para dar las gracias

Wydrzyńska habla desde su experiencia personal: “No quiero que otras personas se sientan solas, como yo lo hice“. Su sitio web también es parte de la red de Aborto sin Fronteras hoy en día. Hay un total de seis grupos en cuatro países: Polonia, Alemania, los Países Bajos y Gran Bretaña. Juntos trabajan para ayudar a las mujeres polacas a obtener asesoramiento, apoyo y acceso al aborto seguro en casa o en el extranjero a través de Internet.

Mientras que un médico o cualquier otra persona es denunciada en Polonia por ayudar a una mujer a hacerse un aborto también se arriesga hasta a tres años de prisión, Aborto sin fronteras dice que pueden trabajar con seguridad porque ayudan a las mujeres de manera indirecta, por ejemplo, pidiendo píldoras, concretando citas y preparando viajes.

Puede sonar arriesgado, pero Clarke explica todo de manera realista: “En Polonia tenemos un servicio de apoyo telefónico dirigido por Kobiety w Sieci. Cuando una persona llama, se le dirige a una de las organizaciones que forman parte de la red y que están fuera de Polonia, para que pueda obtener la ayuda que necesita“. Ella y los demás activistas del grupo se lo saben de memoria: si una mujer ha estado embarazada durante menos de tres semanas puede pedir píldoras abortivas en línea y tomarlas en casa; después de la decimocuarta semana puede abortar en Alemania, hasta la vigésimo segunda semana en los Países Bajos, hasta la vigésimo cuarta semana en Inglaterra.

Los desafíos del covid-19

El primer día de “Aborto sin fronteras” una mujer llamó al número gratuito sólo para dar las gracias. Había abortado tres meses antes, sola, y esperaba que nadie más tuviera que experimentarlo.

Więckiewicz recuerda que en ese momento su corazón “se rompió en mil pedazos” porque sabía que era imposible ayudar a todas las que lo necesitaban. “Creo, sin embargo, que dado el número de llamadas telefónicas que recibimos, el número de personas que se registran en Kobiety w Sieci o que se ponen en contacto con nosotros en Facebook, Instagram o por correo electrónico, estamos haciendo un gran trabajo. Cada día es mejor, pero es maravilloso que la gente sepa que puede contactarnos“.

Luego vino el Covid-19. “Qué paradoja organizar una iniciativa llamada Aborto sin fronteras cuando lo primero que hizo Europa fue cerrar las fronteras“, dice Kinga Jelinska, una activista cultural y antropóloga polaca que vive en Ámsterdam. Hace cinco años fue una de las fundadoras de la organización sin ánimo de lucro Women help women (ahora parte de la red Aborto sin fronteras).

⛓ Dos años después del asesinato de Khashoggi, no hay responsabilidad para la empresa de spyware o el gobierno saudí.

🏴 CGT abre el camino para una huelga general en Madrid para finales de octubre

La acusación política contra Julian ⚖️Assange: vino viejo en botella vieja⚖️

globalEstán escribiendo el libro de horas sobre Julian Assange. Pero los escribas son de todo, menos originales. Rituales repetidos de audiencias administrativas que no tienen otro propósito claro que no sea encadenar las cosas antes de que se baje el hacha. Últimamente, el hombre más comúnmente asociado con el proyecto de publicación de WikiLeaks no puede participar de ninguna manera significativa, en gran parte debido a su frágil salud y los peligros que el coronavirus le plantea. Después de haber hecho un esfuerzo por asistir a los procedimientos judiciales en persona, Assange se ha presentado como exotismo judicial, forraje de espectáculo para la jueza Vanessa Baraitser versión rigurosa del juez Judy. Se le negó una solicitud para salir de la jaula de vidrio cuando aún podía asistir en persona, ya que permitirle descender y consultar a su equipo de defensa en una sala de la corte podría constituir cierto riesgo. Esta lectura del jefe judicial fue tan innovadora que incluso desconcertó a los fiscales.

r0_0_800_600_w1200_h678_fmaxLo que sabemos hasta la fecha es que las restricciones y los grilletes en el caso de Assange están a al orden del día. Los procesos restringidos que no hacen nada para permitirle ver a un abogado y permitir que se ejerza un buen resumen son típicos. Sobre todo, el circo ceremonial que hemos llegado a esperar de la justicia británica a la sombra amenazante de la intimidación estadounidense se ha vuelto sombríamente extensa. El 27 de julio, ese circo recibió otro acto, otra actuación cojera. Como antes, el lugar era la Corte de Magistrados de Westminster en Londres.

Durante el proceso, Assange apareció a través del enlace de video de la prisión de Belmarsh, aunque con una hora de retraso, y solo ante la insistencia de su equipo legal. El informe de The Guardian sobre su presencia se lee como un relato de un compromiso deportivo. “Con un suéter beige y una camisa rosa, Assange finalmente apareció en la prisión de Belmarsh después de que se abortara un primer intento“.

remarcadoOtros estaban alarmados. Durante su audiencia telefónica, Martin Silk, de la Australian Associated Press dijo que, “ni el australiano ni sus guardias llevaban máscaras faciales. No entiendo la razón de eso dado que tenemos que usarlos dentro de las tiendas“. Este punto también fue remarcado por la socia de Assange, Stella Moris: “Belmarsh no le ha proporcionado a Julian una máscara facial durante esta crisis #covid. Los guardias de la prisión con los que interactúa tampoco las usan”. El partidario de WikiLeaks, Juan Passarelli, también sintió que Assange “estaba teniendo problemas para seguir los procedimientos debido a que el juez y los abogados no hablaban lo suficientemente alto y no escuchaban los micrófonos“.

Julian Assange y la injusticia de encierro

Los arreglos para la audiencia de los observadores resultaron característicamente descuidados. La periodista independiente Stefania Maurizi no se impresionó por estar hablando por teléfono durante dos horas durante las que “no pudo entender más del 20 por ciento de lo que se ha discutido“. Insistió en que “las autoridades del Reino Unido no se preocupan en absoluto por los reporteros internacionales que cubren” los procedimientos de Assange. “El sistema de marcado es, como siempre“, coincidió Passarelli, “¡un desastre!

dialEl tema de discusión durante esta audiencia administrativa fue lo que anunció el Departamento de Justicia de los Estados Unidos el 24 de junio, es decir, la segunda acusación de reemplazo. Ese documento resultó ser un simple ejercicio de extralimitación política, sin agregar más cargos al ya pesado complemento de dieciocho, diecisiete de los cuales se centran en la Ley de Espionaje de los Estados Unidos. Sin embargo, el alcance del interés se amplió, especialmente en el tema de la “piratería” y las conferencias. Assange aparece como un reclutador y saboteador diabólico de una orden secreta internacional, un hombre del circuito de conferencias dispuesto a romover gobiernos clandestinos y da varias razones para ello. “Según la acusación, Assange y otros en WikiLeaks reclutaron y acordaron con piratas informáticos cometer intrusiones en el ordenador para beneficiar a WikiLeaks“.

Edward Fitzgerald QC, en represetanción de Assange, cumplió con su trabajo y afirmó que el documento revisado recientemente no inspiraba confianza en la naturaleza de la justicia. “Nos preocupa que se haga una nueva solicitud en esta etapa con las posibles consecuencias de descarrilar los procedimientos y que el fiscal general de los Estados Unidos lo esté haciendo por razones políticas“. Fitzgerald le recordó a la corte que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “describió la defensa como un complot de los demócratas“.

Esto debería resultar evidente, pero a la corte de Baraitser no le resulta. Admitir en este punto que Assange es buscado por razones políticas haría mucho más difícil extraditarlo a los Estados Unidos, dado el impedimento que se menciona en el Tratado de Extradición entre los Estados Unidos de la América del Norte y el Reino Unido de la Gran Bretaña. Si bien fue bueno por parte de Fitzgerald recalcar este punto, debería saber que su público está resueltamente estreñido e indiferente a tal insistencia. Assange debe tener audiencias más agudas, en lugar de equilibradas. En consecuencia, Baraitser insistió en que Fitzgerald “reservara sus comentarios“: ella, en la verdadera tradición de tales procesos, todavía no había recibido la acusación de los Estados Unidos. Esto hizo que la presencia de todas las partes en Westminster no solo careciera de sentido, sino que fuera decididamente absurda.

El equipo de defensa de Assange pudo tener un poco de consuelo con los comentarios de Baraitser de que el 27 de julio era la fecha límite para que la fiscalía presentara más pruebas antes de la audiencia de extradición de septiembre. Se permitió una excepción: los informes psiquiátricos.

guikiEl actual editor jefe de WikiLeaks Kristinn Hrafnsson tuvo algunas frases escogidas para los fiscales de Wikileaks. “Todos los actos supuestos los conoce la fiscalía hace años. No existen nuevos cargos. Lo que realmente está sucediendo aquí es que, a pesar de llevar ya diez años, la fiscalía aún no puede construir un caso coherente“. El desmantelamiento de las acusaciones anteriores sugeriría que estaban “ignorando flagrantemente el proceso adecuado“.

Assange se enfrenta a una de las conjuras más inquietantes organizadas por cualquier estado que dice ser libre. Si esta estratagema funciona, el editor se encontrará frente a los procedimientos legales de un país que se jacta de tener una enmienda de libertad de prensa pero está interesado en excluirlo de ella. Lo que es aún más preocupante es el deseo de hacer extensible la culpabilidad,  a los medios de prensa y aquellos que difundan información clasificada.

Vamos al siguiente acto del drama: una audiencia de llamada final en el Tribunal de Magistrados de Westminster el 14 de agosto, luego la audiencia de extradición del 7 de septiembre, que se llevará a cabo en el Tribunal Penal Central que la mayoría de nosotros conocemos como Old Bailey. ¿La justicia resultará ciega o simplemente cegada?

🇵🇾Lo que esconde la posición de Holanda contra el sur de Europa

🏴La justicia vuelve a dar la razón a CGT en IVECO Valladolid

🔕 Europa Laica exige a PSOE y Unidas Podemos «la derogación de los Acuerdos Iglesia-Estado» tras el informe del Tribunal de Cuentas

⚖️Julian Assange me acaba de llamar⚖️

Captura de pantalla de 2020-06-15 11-20-57

¡Para hablar sobre el efecto de la pandemia en el capitalismo y la política!

Julian me llamó sobre las 14.22, hora de Londres, para ser precisos. Desde la prisión de alta seguridad de Belmarsh, por supuesto. Esta no es la primera vez, pero, como podéis imaginar, cada vez que escucho su voz me siento honrado y conmovido de que marque mi número cuando tiene pocas oportunidades para llamar.

Quiero una perspectiva sobre lo que está pasando en el mundo, aquí no tengo información“, dice. Lo cual, por supuesto, me supuso una considerable carga organizar las ideas sobre el destino del capitalismo durante esta pandemia y las repercusiones de todo esto en la política, la geopolítica, etc. El conocimiento de que las autoridades de la prisión de Su Majestad suspenderían nuestra discusión en cualquier momento dificultaba la tarea.

assange

En un débil intento de pintar un cuadro para él en un lienzo lo más amplio posible, compartí con Julian mi pensamiento principal de las últimas semanas:

Nunca antes el mundo del dinero (es decir, los mercados monetarios, que incluyen los mercados de acciones) ha estado tan desconectado del mundo de las personas reales, de las cosas reales, de la economía real.

Observamos con asombro cómo el PIB, los ingresos personales, los salarios, los ingresos de las empresas, las empresas pequeñas y grandes, colapsan mientras el mercado de valores se mantiene relativamente indemne. El otro día, Hertz se declaró en bancarrota. Cuando una empresa hace esto, el precio de sus acciones va a cero. Ahora no. De hecho, Hertz está a punto de emitir nuevas acciones por valor de mil millones de dólares. ¿Por qué alguien compraría acciones de una empresa oficialmente en bancarrota? La respuesta es: porque los bancos centrales imprimen montañas de dinero y lo dan casi gratis a los financieros para comprar cualquier pedazo de basura que flota en la bolsa de valores.

La zombificación completa de las corporaciones“, es como se lo expresé a Julian. Julian comentó que esto prueba que los gobiernos y los bancos centrales pueden mantener a flote a las corporaciones incluso cuando venden casi nada en el mercado. Estuve de acuerdo. Pero también señalé un importante enigma que enfrenta el capitalismo por primera vez. Es este:

La impresión de dinero del banco central mantiene los precios de los activos muy altos mientras que el precio de las “cosas” y los salarios caen. Esta desconexión puede seguir creciendo. Pero, cuando Hertz, British Airways, etc. pueden sobrevivir de esta manera, no tienen razón para despedir a la mitad de los trabajadores y reducir los salarios del resto a la mitad. Esto crea más deflación / depresión en la economía real. Lo que significa que los bancos centrales deben imprimir más y más para mantener altos los precios de los activos y las acciones. En algún momento, las masas se rebelarán y los gobiernos estarán bajo presión para desviarles algunos ingresos. Pero esto desinflará los precios de los activos. En ese punto, debido a que estos activos son utilizados por las corporaciones como garantía para todos los préstamos que toman para mantenerse a flote, perderán acceso a la liquidez. Una secuencia de fallas corporativas comenzará bajo circunstancias de estancamiento. “No creo que el capitalismo pueda sobrevivir fácilmente, al menos no sin grandes conflictos sociales y geopolíticos, este enigma“, fue mi conclusión.

Julian pensó en esto por un momento y me preguntó: “¿Qué tan importante es el consumo para el capitalismo? ¿Qué porcentaje del PIB está en juego si el consumo no se recupera? ¿Las corporaciones necesitan trabajadores o clientes?” Le respondí que era lo suficientemente alto como para hacer realidad este enigma. Sí, los bancos centrales y los robots pueden mantener a las corporaciones funcionando sin clientes ni trabajadores. Pero, los robots no pueden comprar las cosas que producen. Entonces, este no es un equilibrio estable. Las pérdidas en los ingresos de las personas se acelerarán, generando así un descontento fundamental.

Luego, Julian dijo algo como: “Eso beneficiará a Trump, que sabe cómo alimentarse de la ira de las multitudes hacia las élites educadas de la clase media alta”. Estuve de acuerdo, diciendo que DiEM25 ha estado advirtiendo desde 2016 que el socialismo para la oligarquía y la austeridad para la mayoría, al final, alimenta a la ultraderecha racista. Que estamos experimentando nuevamente lo que sucedió en la década de 1920 en Italia con el surgimiento de Mussolini.

Julian estuvo completamente de acuerdo y dijo: “Sí, como entonces, se está formando una alianza entre los ricos y la clase obrera descontenta”. Luego agregó que la mayoría de los prisioneros y los oficiales de la prisión de Belmarsh apoyaban … Trump. En ese momento se cortó la conexión.

Nuestra conversación había durado 9’47’’. Haa sido más real y, por supuesto, conmovedora, que cualquier otra conversación que haya tenido en mucho tiempo.

variyfajus

Chomsky y el lenguaje [La Linterna de Diógenes]

El 20 de junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, es siempre una fecha señalada en rojo en el calendario de CEAR. En esta ocasión, “CONCIERTO POR REFUGIO” busca visibilizar y alzar la voz por las injusticias, desigualdades y el racismo que siguen sufriendo muchas personas en diversas partes del mundo.

invadir

A %d blogueros les gusta esto: