LA REVOLUCIÓN: SU SIGNIFICADO Y SU MITO (I)

luce-fabbri.jpgLuce Fabbri

LA REVOLUCIÓN: SU SIGNIFICADO Y SU MITO

Los que ya alcanzamos a vivir medio siglo hemos presenciado de cerca o de lejos (y esta variable distancia no tiene nada de geográfico), unas cuantas revoluciones: la rusa, la alemana, la de Baviera, la primera revolución húngara, toda una cadena de revoluciones nacionales anticolonialistas, las autodefinidas revoluciones fascista y nacionalsocialista, la revolución española (llamada asi tanto por los franquistas como por los republicanos), y la resistencia paneuropea antinazi cuyo potencial revolucionario fue sofocado por la burocratización de la victoria militar y de los partidos que de ella nacieron o renacieron. Luego, Roznan, el movimiento de Berlín, la segunda revolución húngara, las agitaciones antifranquistas en y, tanto aparte, las revoluciones de América latina, a las que el elemento militar, el problema indígena y las repercusiones en el campo social dan un peculiar colorido. Estas últimas, por ser más indiferencias y primarias, abarcan a la vez la mal llamada extrema derecha y la mal llamada extrema izquierda, que a veces llegan a confundirse.

La última revolución, que ha reactualizado todas estas experiencias recientes, echando leña al fuego de los entusiasmos embotados y volviendo a despertar, cada vez más inquietas, las dudas, es la de Cuba, hacia la cual toda América latina, mejor dicho, toda aquella parte de la humanidad que no está conforme, ni resignada, mira con preocupada esperanza.

Ahora bien, me pregunto y pregunto a los demás: ¿Vale la pena intentar un deslinde en esta lista, situar -a modo de un particularísimo juicio final- de un lado las revoluciones revolucionarias y del otro las ”revoluciones” entre comillas, las “revoluciones” reaccionarias? Desde nuestro punto de vista se podría hacer, aunque no sería muy fácil, porque, como se sabe y se ha dicho mucho, la revolución nunca es pura, puesto que la pureza es enemiga de la acción y por lo tanto hay que tolerarle a ésta última muchas cosas que no se ajustan a los principios que intenta llevar a la práctica.

Se puede hacer, pero hay que empezar por definir los términos. De otro modo lo que dijéramos de la revolución servirá sólo para nosotros y las palabras son un medio de comunicación destinado a hacernos entender con los demás. “Nuestra revolución” la conocemos o creemos conoceria: para nosotros, la revoíución libertaria es la ruptura o la tranformación en el sentido de la máxima elasticidad de los moldes de la sociedad actual, moldes que -con términos que no han crecido en proporción a su significado- llamamos capitalismo y Estado, y que son por otra parte anacrónicos en su rigidez estructural frente a la polémica del hombre de hoy y -desde un principio- inadecuados y arbitrariamente constrictivos frente a las posibilidades y las exigencias colectivas e individuales del hombre de siempre. Romper o modificar profundamente los moldes e impedir que se formen otros tanto o más coactivos que los destruidos, dejar que las energías liberadas se den desde adentro, las estructuras que les son naturalmente apropiadas, substituir la subordinación coactiva por una coordinación orgánica y eventualmente planificada sobre la base de pactos revisables y delegaciones revocables, en la que la responsabilidad de cada uno sea en lo posible la garantía de la vida de todos: tal es el problema de la revolución libertaria. Pero, programa no es aún definición, pues para ésta, cuando de revolución se trata, se necesita la enunciación de los métodos, aunque alguien podría objetar que revolución, a secas, es un método y ios objetivos contendrán el programa.

Y aquí se nos plantea un problema muy grave, aun para los que no estén dispuestos a tomarse en serio los vocabularios: cada una de las tendencias político-sociales que se agitan en nuestro derredor con excepción de las conservadoras reducidas hoy a su mínima expresión, tiene su propio uso dei término revolución y en torno a él trata de aglutinar núcieos distintos, para luego formar alud con la sola energía de esta palabra seductora. Revolución es hoy, y en el fondo ha sido siempre, una palabra mágica.

Cassirer, en su libro “El mito del Estado”, realiza un agudo análisis del uso mágico del lenguaje, completamente distinto de su uso semántico, y le atribuye a esta duplicidad un carácter permanente, empezando por el lenguaje que emplea el brujo en las tribus de los pueblos primitivos.

Las palabras representan, mediante conjuntos de sonidos (traducidos en signos en el lenguaje escrito), objetos, hechos, ideas, según un orden que, respondiendo a la estructura de la mente humana y de su cultura sedimentada en los siglos hace de ellas el campo de comunicación y de comunión entre los hombres. En este terreno, cada palabra tiene su significado, que incluye la herencia viva de su historia pasada y los gérmenes de futuros matices. Los significados de las palabras son estudiados por la semántica, las variaciones de las palabras, según número, género, etc. por la morfología y sus vínculos recíprocos en el discurso de la sintaxis: todo esto es normal, “‘científico”, racional. Pero es indudable que -por ejemplo- el DU CE, DU CE, silabeado y coreado en Italia por muchedumbres regimentadas por obra del fascismo, había perdido todo carácter racional para adquirir la sugestión primaria del rito, de la fórmula mágica.

Es obvio que las religiones constituidas y organizadas han sido el principal caldo de cultivo en que se ha conservado y ha proliferado esta función mítica de las palabras, que es, en sí misma, una función política. Hay aquí dos trabajos posibles y necesarios que tarde o temprano habría que emprender;

  1. el estudio del influjo de las luchas políticas en la historia de los distintos idiomas, dando especial importancia a los cambios semánticos provocados conscientemente, casi diría estratégicamente, para emplear la ambigüedad o el nuevo significado como armas en esas mismas luchas, lo que da origen al Influjo inverso, de la lengua sobre la historia;
  2. el estudio del carácter político de la magia, que estamos acostumbrados a considerar especialmente desde un punto de vista religioso o artístico.

El tema encarado aquí es otro, aunque está en profunda relación con lo dos mencionados. Es otro porque se refiere a ías relaciones entre este ambiguo concepto de revolución y el valor a nosotros más nos interesa, que es la libertad, entre este ambiguo concepto de revolución y el valor que a todos los seres les interesa, que es la vida.

nose

Analizar redes con Nmap

 

nmap1Hoy en día están muy extendidas las redes informáticas, los sistemas más usados son las redes cableadas y las inalámbricas. Resultaría extraño qué en algún metro cuadrado de nuestra ciudad no encontráramos varias conexiones inalámbricas.

Todas esas redes, sean grandes o  pequeñas, sean cableadas o  inalámbricas, tienen un gran trabajo, a sus espaldas, y un mantenimiento permanente. Dentro de dicho mantenimiento se encuentra la vigilancia de la red para que no sea cableada e intervenida de forma “anónima” por un tercero. Al mismo tiempo, resulta complicado, en una red, saber en que lugar entra cualquiera de sus usuarios. Si se entra en sitios “no seguros” eso puede perjudicar a la red y a todos sus usuarios. Siendo misión de un gestor de red el hacer que esto no suceda.

Modos y maneras de enfrentarse a dichos problemas hay unos cuantos, el que presento a continuación: Nmap, es uno más., puede que no sea el mejor, pero tampoco es el peor, y es fácil de gestionar, tiene prestaciones que sobrepasan muchas expectativas y es libre.

La aplicación Network Mapper, más conocida como Nmap es un programa de código abierto. Se puede redistribuir y/o modificar bajo los términos de la Licencia Pública General de GNU según publica la Free Software Foundation, versión 2. Esta licencia garantiza el derecho de cualquiera a utilizarlo, modificarlo y redistribuirlo bajo ciertas condiciones.

Nmap está diseñado para explorar y realizar auditorías de seguridad en una red de ordenadores, así como efectuar rastreo de puertos. Permite descubrir información de los servicios y sistemas encontrados, así como el reconocimiento de huellas identificativas de los sistemas escaneados. De igual forma se puede utilizar para fines de hacking, ya que pone al descubierto puertos abiertos en los ordenadores de una red, también es posible conocer como se encuentra organizada, y de cuantos ordenadores consta una red. Escrito originalmente por Gordon Lyon. Se usa para evaluar la seguridad de sistemas informáticos, así como para descubrir servicios o servidores en una red informática.

Son sus características:

* Identifica ordenadores en una red, por ejemplo listando aquellos que responden a un ping.

* Comprueba la configuración de los elementos de seguridad.

* Identifica los puertos abiertos en una ordenador objetivo.

* Determina qué servicios se están ejecutando en el mismo.

* Determina qué sistema operativo y versión utiliza dicho ordenador.

* Obtiene algunas características del hardware de red de la máquina objeto de la prueba.

Ha llegado a ser uno de las herramientas imprescindibles para todo administrador de sistema, y se usa para pruebas de penetración y tareas de seguridad informática en general.

Los administradores de sistema pueden utilizarlo para verificar la presencia de posibles aplicaciones no autorizadas ejecutándose en el servidor, así como los crackers pueden usarlo para descubrir objetivos potenciales.

Nmap permite hacer el inventario y el mantenimiento de los ordenadores de una red. Luego se puede usar para auditar la seguridad de una red, mediante la identificación de todo nuevo servidor que se conecte.

nmap2Hay quien lo confunde con herramientas para la verificación de vulnerabilidad, tipo Nessus (que suelen ir más lejos en su exploración de los objetivos). Nmap es muy difícil de detectar, ha sido creado para evadir los Sistema de detección de intrusos (IDS) e interferir lo menos posible con las operaciones normales de las redes y de los ordenadores que son analizados.

Una de las posibilidades más interesantes de Nmap es la versatilidad que tiene a la hora de realizar las exploraciones. Puede usarse tanto para una sencilla exploración rutinaria en los equipos de nuestra propia red, como para realizar una compleja predicción de números de secuencia y descubrimiento de la huella identificativa de sistemas remotos protegidos por sistemas cortafuegos. También se puede usar para la realización de una única exploración o de forma interactiva, para poder realizar múltiples exploraciones desde un mismo equipo, esto es realizar exploraciones de varios equipos de forma simultánea.

Como la mayoría de aplicaciones ejecutadas desde consola, (es programa de consola, aunque existen varios entornos gráficos a elegir) Nmap puede combinar toda una serie de opciones de exploración que tienen sentido en conjunto, aunque también existen otras operaciones que son especificas para ciertos modos de exploración.

A la hora de ejecutar Nmap con múltiples opciones a la vez, la aplicación tratará de detectar y advertirnos sobre el uso de combinaciones de opciones incompatibles o no permitidas.

Nmap puede funcionar en sistemas operativos como:

* las diversas variables de Unix (Solaris, Mac OS X, BSD y FreeBSD),

* GNU/Linux

* Microsoft Windows

* AmigaOS.

Interfaces gráficas

Si no se desea utilizar la línea de comandos de Nmap, se pueden usar varias interfaces gráficas, siendo la más conocida:

http://pages.infinit.net/rewind/

La interfaz de usuario oficial es nmapfe, escrita por Zach Smith, y Nmap lo integra desde la versión 2.2.

Existen otras interfaces basadas en navegadores Web. Algunos ejemplos son LOCALSCAN, nmapweb, y Nmap CGI. NMapWin es una interfaz para Windows (no actualizada desde la versión 1.4.0.). Una plataforma completa Nmap con capacidades para funcionar sobre distintos OS se encuentra en UMIT. Su autor es Adriano Monteiro Marques.

Téngase en cuenta que estamos hablando de Software Libre, con lo cual una cosa es la “página oficial” del equipo de desarrollo, y otra muy diferente la de los grupos o personas que, por su cuenta, deciden, un día, elaborar algo para el programa, en nuestro caso hablamos de “entornos gráficos”, y al poco tiempo pueden dejar de desarrollarlo. Con lo cual lo más aconsejable siempre es ir a la página oficial del programa en cuestión o a algún repositorio de confianza.

De forma parecida a la mayoría de herramientas utilizadas en seguridad informática, Nmap puede usarse para lo bueno o para lo malo.

• Puede usarse solo o para prevenir ataques, con otra herramienta de intrusión.

• Los mismos administradores de sistemas lo utilizan para buscar fallas en sus propias redes, o bien para detectar ordenadores que no cumplen con los requisitos mínimos de seguridad de la organización. (Nótese que Nmap por sí solo sólo dará una indicación básica de la vulnerabilidad de un ordenador, y que se usa normalmente junto a otras herramientas y tests).

Como curiosidad sobre dicho programa, podemos contar que:

• Nmap aparecía en la película The Matrix siendo usado por el personaje Trinity para penetrar en el sistema de la central eléctrica, mediante la explotación de vulnerabilidades en el servidor SSH y en el Control de redundancia cíclica.

• Nmap y NmapFE fueron también usados en The Listening, una película de 2006 sobre un exfuncionario de la NASA estadounidense, que deserta y organiza una estación de contraespionaje en los Alpes italianos.

• Partes del código fuente de Nmap pueden verse en la película Battle Royale.

licenciacc4

Hoy, 14 de Abril

JOSÉ ANTONIO VERA LUQUE (autor de la chirigota Los del planeta rojo, pero rojo, rojo, Cádiz)

palesttt-620x330No sé si sabrán que frente a las Puertas de Tierra han puesto una bandera tricolor republicana. No se pretende derrocar a Felipe VI. Tranquis. Va a estar sólo unos días. Poquitos. Verán, a mi las banderas ni fu ni fa. Pero en ausencia de otro símbolo mejor, éste refleja dos cosas:

  1. El recuerdo a los muertos y represaliados de la Guerra Civil. Ahora alguien dirá… ”oiga,que muertos hubo en los dos bandos”. Pues claro. Durante la guerra y como pasa en todas las guerras. El tema es que después del pitido final (1939) siguieron treinta y tantos años de puteos e intentos de puteo a la peña que no fuera partícipe del pensamiento único del Movimiento. Represalias se llama eso. No es tan antiguo esto ¿eh? Si eres de mi quinta (1975) o incluso más joven, puedes preguntarle a tus padres o a tus abuelos. Digamos que mientras que ABBA cantaba “Waterloo” tan modernos y psicodélicos ellos y ellas, aqui aún había condenas a muerte por fusilamiento y metían a la gente en la cárcel por ser de izquierdas. (por cierto, busquen a un tal Billy el Niño por Internet… anda suelto el tio. Un fenómeno el muy cabrón). No hablo de los años 30 ¿va? El hombre llegó a la Luna y en España aún había represaliados por la guerra que había terminado 30 años antes. Eso sí, había muchos pantanos. Lo que se llama una Dictadura. Por eso. Por eso… ¿Nos dejáis colgar la bandera unos días para recordar que todo eso no puede volver a pasar? Venga va, gracias.puertadetierra
  2. La esperanza en que este país en un futuro deje de ser una Monarquía y pase a ser una República. ¿Saben? Francia, Alemania, Portugal, Italia… son repúblicas. Y no van quemando iglesias, ni aguillotinando ricos ni nada de eso. Algunas de ellas incluso tienen Jefes de Estado de derechas. (De muuuuy de derechas). Los escogen ellos. Si no valen, lo cambian. Votando. Aquí no podemos porque el puesto de Jefe de Estado es por ADN. Como en el Antiguo Egipto… Y si no nos vale.. po eso es lo que hay. Tanto a mí como a muchos, eso no nos gusta, y prefeririamos un rollito como el de los vecinos franchutes, por ejemplo. Asi que mantenemos la esperanza de que la movida cambie. Posiblemente no lo veamos nunca. Pero tenemos esa ilusión, mire usted. ¿Y por qué la bandera? Porque resulta que este país hace mucho tiempo fue así y tenía esa bandera. ¿Nos dejáis pensar y creer que este país pueda ser una República alguna vez? Gracias. Y a to esto… ¿Tanto daño hace esa bandera (pequeña, por cierto) como para que el Gobierno denuncie a la ciudad? ¿Para que España denuncie a Cádiz? La bandera no es peligrosa. La bandera no llama a la violencia ni al odio. Sólo pretende recordar y hacer pensar. Pero.. ¿Saben lo que les da miedo? Que los descubran. Si en España no hay partidos de Extrema Derecha con peso en el panorama político como ocurre en Francia, Holanda o Austria es porque mucha de esa Extrema Derecha heredera de la Dictadura franquista está refugiada en el Partido Popular. De cajón. Ellos nunca dicen que esto sea así. Pero tampoco dicen que no lo sea. Son hijos de los privilegiados de la Dictadura. Intentan mantener el status adquirido, el monopensamiento y el nacionalcatolicismo dentro de lo que se le permite en estos tiempos. Y por supuesto intentan pisotear la historia con argumentos como el de “No levantar ampollas y que hay que olvidar el pasado.. que se dejen de tonterías de Memoria histórica y que se pongan a hacer cosas importantes…” por eso intentan derribar cualquier atisbo de recuerdo. No les interesa que la gente sepa. Cuanto antes se borre mejor. Que no se hable… Y por eso, España denuncia a Cádiz. Por lo que se ve, no hay otras cosas mas importantes que denunciar (mismo argumento ¿No?) Quiten la bandera republicana. No recuerden. No piensen. No den porculo. Y ellos mientras condecorado estatuas… Y Cádiz…¿Cádiz?

Cádiz is different.

redactorcoches1

Marcha por la Ciencia en España

imagen11

El día 22 de abril de 2017 se celebra una marcha apoyo a la ciencia en más de cien ciudades de todo el mundo. La iniciativa surgió en Estados Unidos (EEUU) como respuesta a la profunda preocupación de científicos y ciudadanos ante la creciente ola de políticas anticientíficas y la erosión de la imagen social de la ciencia.

Por eso, la marcha no está dirigida sólo a los científicos sino a todos los ciudadanos que valoran la ciencia como una herramienta al servicio del bien común y defienden la cultura científica y humanística como un elemento básico de las sociedades democráticas.

Es evidente que, en los últimos meses, los grupos que discuten y niegan evidencias científicas tan relevantes como el cambio climático, la efectividad de las vacunas o la propia teoría de la evolución están alcanzando un poder sin precedentes. Su ataque a conceptos establecidos basados en la experimentación científica rigurosa y en su validación por las instituciones más prestigiosas del mundo científico, puede acarrear consecuencias desastrosas para el objetivo de construir un mundo más justo y más seguro.

La marcha para la ciencia adquiere un significado especial en España, donde los recortes en inversión en investigación han alcanzado el 40% durante los últimos cinco años. El resultado más doloroso es que los jóvenes investigadores formados en España se ven obligados elegir entre la precariedad y la emigración si quieren seguir trabajando en ciencia.

En 2016 tenemos más de 10.000 investigadores menos que en 2010, 4000 de ellos solo en el CSIC. Esta situación ha sido ampliamente contestada por diversos colectivos como Carta por la Ciencia o Marea Roja que, apoyados por sociedades científicas, académicas y sindicatos y jóvenes investigadores, plasmaron sus reivindicaciones en el Pacto por la Ciencia firmado por todos los partidos políticos (excepto el PP/UPN) en diciembre de 2013. Sus reivindicaciones fundamentales se han agravado en los últimos años, no se han resuelto ninguno de los objetivos comprometidos:

  1. Planificación plurianual para recuperar a lo largo de la legislatura los niveles de inversión pública del 2009.
  2. Eliminación de los límites de tasa de reposición del empleo público y plan de choque para incorporar nuevos recursos, recuperar talento emigrado y reducción de la grave tasa de precariedad.
  3. Compromiso plurianual para el cumplimiento de los Planes Nacionales de I+D en sus convocatorias y plazos.

Como ejemplo paradigmático, el Plan Estatal de Ciencia y Tecnología, que debería haber entrado en vigor en enero de 2017, aún no ha sido aprobado; la universidad y la investigación han sido relegadas de la oferta pública de empleo de 2017 y las reivindicaciones de presupuestos estables y gestionados de forma independiente siguen sin ser escuchadas.

La falta de inversión en ciencia tiene otras consecuencias para España, con un nivel de paro superior al 20%, que alcanza el 50% en los jóvenes menores de 30 años, y con un creciente deterioro de los servicios básicos en sanidad, educación, dependencia o cultura. El déficit de competitividad de nuestro aparato productivo en actividades de contenido tecnológico medio y alto ha repercutido negativamente en la calidad del empleo, en los niveles salariales y en la sostenibilidad a largo plazo de la actividad económica, creando bolsas de pobreza, debilitando la cohesión social y contribuyendo a la dualización creciente de nuestra sociedad.

España parece ignorar que la ciencia es un motor esencial de la economía, aunque la relación directa entre inversión en ciencia y productividad económica haya sido confirmada por instituciones como la UNESCO, StarMetrics, las Academias Científicas americanas, el Medical Research Council del Reino Unido, o Vinnova de Suecia. Los gobiernos de EEUU, Suecia, Alemania, Canadá o Australia hicieron frente a la reciente crisis económica aumentando la inversión en ciencia, al contrario que España.

Para revertir esta situación convocamos a todos aquellos que trabajamos en la investigación, a la universidad española y a todos los ciudadanos comprometidos con el futuro de nuestra sociedad a suscribir este manifiesto y a participar en la Marcha por la Ciencia. Porque invertir en ciencia es invertir en el país. Porque sin ciencia no hay futuro.

Por todo ello convocamos el sábado 22 de abril a las 12 horas a participar en la Marcha por la Ciencia, que partirá de la Red de San Luis (parte final de la calle Montera – Metro: Gran Vía) para finalizar en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Marchas semejantes están en preparación en diversas ciudades españolas.

P.D.

Este manifiesto procede de la Sociedad Española de Virología y ha sido transcrito literalmente para su difusión.

Los derechos que nos roban las eléctricas

unnamed

Estos tres señores, y unos cuantos más, dicen querer lo mejor para este país y las personas que vivimos en él, pero sus hechos cotidianos los desmienten, sin tener ninguna duda. Pero no se ruborizan lo más mínimo.

Según dice Greenpeace: “7 millones de personas en España destinan más del 10% de sus ingresos solamente a pagar las facturas de la luz con las que mes a mes las grandes compañías eléctricas les ahogan. Y más de 4 millones se declaran incapaces de calentar sus hogares durante los meses más fríos.

Todo esto mientras quienes nos gobiernan acaban con demasiada frecuencia en los consejos de administración de esas grandes empresas energéticas. Las mismas que lideran el ránking de las más contaminantes, y las mismas que se ven favorecidas por las políticas del Gobierno, que por el camino olvida su gran responsabilidad: proteger a la ciudadanía.”

De acuerdo con Público:

círculos

 

cuanto ganan

Estos cuadros suelen ser un tanto vagos, pues no reflejan con número la realidad de cuantos “bandidos” nos engañan de forma cotidiana y cuánto nos roban (pues el dinero les llega a ellos a través de nuestras facturas). Este es más claro. Vemos el dinero que las empresas han gastado en los “sueldos” de los consejeros pertenecientes a dichos partidos.

En el listado no solo vemos que por las “puertas giratorias” han pasado los dos grandes partidos, sino también los partidos nazionalistas, esos que presumen de querer lo mejor para “sus países” por lo visto tampoco está reñido robarle a los ciudadanos de dichos países, a los que tanto aman.

Si aún existen dudas, y se piensa que es muy fácil eso de coger una hoja de cálculo y hacer estadísticas, el mismo periódico publica el listado de todos aquellos y alguna aquella que cobran o han cobrado sueldos millonarios por ser “consejeros de empresas”,

No todos y todas esos ladrones y ladronas están “colocados” en eléctricas, pero si un gran porcentaje, Nos roban, las empresas lo hacen sin rubor, y gozan de la protección parlamentaria de los partidos a los que pertenecen sus “consejeros”. Hay que combatirlos y habría que conseguir que devolvieran todo el dinero robado. Para eso hay dos frentes, uno parlamentario, no votar a ninguno de dichos partidos y el otro en el consumo, no usar a dichas compañías para que nos suministren energía. Hay otras, las hay.

Para empezar, la OCU, de tiempo en tiempo, relanza la campaña “Quiero pagar menos Luz“, el enlace que pongo no sé si pertenece a la OCU, pero la idea de fondo es la misma. El objetivo de la misma es la “compra colectiva” de usuarios de luz al mejor postor. En este caso sería la compañía que la ofreciera más barata. La verdad, no dudo de la buena voluntad de la OCU pero no de las compañías. es más, seguro que en esas subastas participan las mismas compañías que están machacándonos todo lo que pueden.

La otra es las compañías, que las hay de menor tamaño, que andan intentando sacar cabeza en ese maremágnum. O mejor aún, ya que damos el paso, lo mejor sería, para nosotros, nuestros hijos y el futuro de este planeta el pasarnos a las compañías que producen 100% renovables : He aquí unas pocas propuestas de electricidad verde (webs y cuentas en Twitter, que puedes ver aunque no tengas cuenta): , , @HolaLuzcom, , , , , … y hay más.

licenciacc