⛓El fascismo viene de distintas maneras y formas👎🏽

pero no es les pueden negar los “lazos familiares

thewire

El inventario de características protofascistas de Umberto Eco constaba de 14 elementos. No será difícil reconocer variantes de muchos de estos en la Nueva India de Narendra Modi.

Fascism Come in All Shapes and Sizes But the 'Family Resemblances' Can No Longer Be Denied

En la mañana del 27 de julio de 1943, una madre en un pueblo del Piamonte, Italia envió a su joven hijo a un recado. La familia acababa de enterarse a través de la radio que Benito Mussolini había sido depuesto y arrestado, y quería saber más. Así que el hijo, de 11 años de edad, fue a un quiosco cercano en busca de un periódico.

Escribiendo sobre ese episodio muchos años después, el chico relató los múltiples choques que experimentó esa fatídica mañana. Uno, encontró periódicos, pero sus nombres eran diferentes con los que estaba familiarizado. Dos, una mirada rápida a los titulares le dijo que los periódicos estaban narrando la misma noticia, pero diferente manera, algo que apenas había visto antes de ese día.

De nuevo, cada periódico llevaba en su primera página una declaración firmada por seis partidos políticos: Democracia Cristiana, Partido Comunista, Partido Socialista, Partido de Acción y Partido Liberal. ¿De dónde habían salido todos estos colores diferentes? Nacido y criado en la Italia fascista, el niño había hasta entonces sabido que cada país tenía sólo un partido político, y en Italia ese partido era el Partido Nacional fascista. Entonces, ¿cómo explicar este rompecabezas?

Igualmente sorprendentemente, los mensajes de esos partidos celebraban el fin de la dictadura y el retorno de la libertad: libertad de expresión, de prensa, de asociación política. ¡Dios mío, nunca había leído palabras como “libertad” o “dictadura” en toda mi vida! En virtud de estas palabras, renací como un hombre occidental libre”, señaló el niño en su recuerdo cinco décadas después del día que había transfigurado su mundo, iluminándolo como nunca antes.

Este niño era Umberto Eco, novelista, crítico de cultura, semiótico, filósofo y comentarista social, en su célebre ensayo de 1995 Ur-Fascismo, expresión que significa el fascismo eterno o ‘permanente’.

Con sólo unos cuantos rápidos golpes de pluma, Eco reproduce un fascinante retrato del fascismo, un retrato que evoca el clima intelectual-moral engendrado por el fascismo en particular. Y este retrato personal es su punto de partida para el mensaje más amplio que Eco está planteando: que aunque el fascismo ha aparecido en varias formas y de maneras diferentes en distintos países en diversos momentos en el tiempo – de hecho, aunque ha evolucionado continuamente a lo largo del tiempo desde la década de 1930 – todavía podemos hablar en términos de un arquetipo común del fascismo. Es muy importante, Eco nos recuerda, que no perdamos la vista de este arquetipo, o de lo contrario olvidaremos que el fascismo todavía está a nuestro alrededor, “a veces de paisano“:

  • Sería muy fácil para nosotros si alguien mirase hacia el escenario del mundo y dijera: ‘¡Quiero reabrir Auschwitz, quiero que las Camisas Negras marchen por las calles de Italia una vez más!’ Por desgracia, la vida no es tan simple. El fascismo de Ur-Fascismo todavía puede regresar con la apariencia más inocente.”

Sin embargo, mientras las características principales se muestran en diferentes variedades del fascismo, Umberto Eco tampoco pasa en silencio sobre sus diferencias. Así, señala cómo el nazismo alemán era mucho más monolítico que el fascismo italiano o el Falangismo ultracatólico de España.

  • Sólo había una arquitectura nazi, y un arte nazi. Si el arquitecto de los nazis era Albert Speer, no había lugar para Mies van der Rohe. … En contraste, ciertamente había arquitectos fascistas (en Mussolini Italia), pero junto a sus pseudo Coliseo también se levantaron nuevos edificios inspirados en el racionalismo moderno de Gropius.

A diferencia de Hitler, Mussolini “no tenía filosofía: todo lo que tenía era retórica“. No es que Hitler estuviera ansioso de tener retórica, sino que su equipo intelectual, era el menos consistente con su propio estilo diabólico, mientras que la ideología que Mussolini prometía era un enredo de contradicciones: pretendía reconciliar la monarquía con la revolución, el republicanismo con el totalitarismo, una Iglesia privilegiada con un sistema educativo orientado hacia el culto al Duce, el control social y político total con un mercado libre, incluso su antijudaísmo a veces, adolecía de convicción, en cualquier momento en sus primeros años de poder.

Nada de esto significa que el fascismo italiano fuera más tolerante que su par alemán, pero sólo que, política e ideológicamente, era mucho más caótico que el nazismo.

Si estas inconsistencias en las diferentes variantes del fascismo significan algo, sin embargo, es simplemente que “puedes jugar el juego del fascismo de muchas maneras, pero el nombre del juego no cambia”.

  • Según Wittgenstein, lo que sucede con la noción de ‘fascismo’ es lo que sucede con la noción de ‘juego’. Un juego puede ser competitivo o de otro modo, puede involucrar a una o más personas, puede requerir algunas habilidades particulares o ninguna, puede haber dinero en juego o no. Los juegos son una serie de diversas actividades que revelan algunos ‘recuerdos familiares’.

Merece la pena tratar de localizar estos ‘recuerdos familiares’ en el contexto actual de escalar las tendencias totalitarias a través de las democracias, en particular la India. Necesitamos, por supuesto, tener en cuenta que los postulados de Eco ya tienen un cuarto de siglo. ‘¿Todavía tienen sentido hoy?’ es una pregunta que no podemos, por lo tanto, dejar de hacernos. Y para responder a esa pregunta, debemos revisar primero sus postulados, teniendo en cuenta la advertencia de Eco:

  • Tales características no pueden quedar encuadradas en un sistema; muchas se contradicen entre sí, y son típicas de otras formas de despotismo o fanatismo, pero basta con que una de ellas esté presente para hacer coagular una nebulosa fascista”.[Emphasis añadido]

El inventario de características protofascistas de Umberto Eco constaba de 14 elementos:

  1. El culto a la tradición. “La verdad ya ha sido anunciada de una vez por todas, y todo lo que podemos (y debemos) es seguir interpretando su oscuro mensaje”. En otras palabras, no puede haber ningún avance en el aprendizaje. Este sistema de creencias dio lugar a “la gnosis nazi (que) fue nutrida por elementos tradicionalistas, sincretistas, ocultistas”.
  2. El rechazo del modernismo. La secuela natural del culto a la tradición es un rechazo obstinado del mundo moderno. “La Ilustración y la Era de la Razón fueron vistos como el comienzo de la depravación moderna”. En este sentido, el fascismo se coloca con irracionalismo.
  3. El culto a la acción por el bien de la acción. “La acción es hermosa en sí misma, y por lo tanto debe hacerse antes, o sin, cualquier reflexión anterior. Pensar es una forma de emasculación”. Por lo tanto, la cultura, ya que se identifica con una actitud crítica, siempre es sospechosa. No es de extrañar que el vocabulario fascista esté envuelto con gemas como ‘intentos de Dios’, ‘intelectuales’, ‘snobs radicales’, ‘las universidades son una madriguera de comunistas’.
  4. El disenso es traición. El espíritu crítico hace distinciones, y distinguir es una marca de modernidad. El debate/disentimiento hace, por definición, huelga en la raíz del tradicionalismo, y por lo tanto es inherentemente traición.
  5. El miedo a la diversidad. La primera llamada de un movimiento fascista es un llamamiento contra los intrusos, porque toda el régimen se basa, crece y prospera en el miedo natural de la diferencia. Por lo tanto, el fascismo es racista por definición.
  6. Almacenar las reservas sociales de frustración. “Una de las características más típicas del fascismo histórico fue el llamamiento a una clase media frustrada, una clase que sufre de una crisis económica o sentimientos de humillación política, y asustada por la presión de grupos sociales inferiores”.
  7. La obsesión con las conspiraciones. “En la raíz de la psicología fascista se encuentra la obsesión con una trama, preferiblemente internacional”. Los seguidores deben sentirse sitiados en todo momento: sitiados desde el exterior, pero también desde el interior. Es el Enemigo que define la identidad fascista.
  8. El enemigo es fuerte y débil. “Por un continuo cambio de enfoque retórico, el enemigo es al mismo tiempo demasiado fuerte y demasiado débil”. Los seguidores deben sentirse humillados por la riqueza y el vago poder del enemigo; pero también deben creer que pueden – de hecho, lo harán – derrotar al enemigo.
  9. La vida es un estado permanente de guerra. “Para el Ur-Fascismo, no hay lucha por la vida, sino que la vida es vivida para la lucha”, ininterrumpidamente. Por lo tanto, el pacifismo es connivencia con el enemigo.
  10. Elitismo a la inversa, o elitismo popular. Los débiles sólo merecen desprecio, así que cada líder en la jerarquía fascista mira a sus subordinados y es él mismo mirado hacia abajo por sus superiores. Esto crea una jerarquía de peloteo virtualmente inagotable del elitismo donde la jerarquía aún es inviolable.
  11. Todo el mundo es un héroe, y la muerte es su recompensa. En la ideología fascista, el heroísmo no es una excepción, sino la norma. “Este culto al heroísmo está estrictamente ligado al culto a la muerte”, de la autoinmolación y el autosacrificio.
  12. Machismo y misoginia. “Ya que la guerra permanente y el heroísmo perenne son juegos difíciles de jugar, el U-Fascista transfiere su voluntad al poder sobre cuestiones sexuales”. Aquí es donde entra el machismo: implica tanto el desprecio por las mujeres como la intolerancia de una orientación sexual ‘no estándar’ como la homosexualidad.
  13. Populismo selectivo. En el Ur-Fascismo, los individuos no tienen derechos, pero sólo el ‘pueblo’ – concebido como una entidad monolítica que expresa la ‘voluntad común’ – tiene. Y es sólo el Líder que tiene el poder de interpretar la voluntad común, de modo que el pueblo no ejerza ni delegue ningún poder, su papel se limita a desempeñar su papel como pueblo.
  14. Neohabla es la nueva lingüa franca. Toda la literatura ur-fascista, incluyendo los textos escolásticos, se revela en el uso de un vocabulario empobrecido y una sintaxis elemental, para limitar los instrumentos de razonamiento complejo y crítico. Un objetivo relacionado es también socavar la cultura y el gusto cultivado por la calidad, porque la calidad, en el libro del fascista, es retrograda.

La variante india

Cuando uno llega al final de este catálogo, no se puede escapar del pensamiento que Umberto Eco podría haber estado escribiendo con un ojo en la India de 2021, y no sólo sacar de la experiencia vivida en la Italia de los 30.

En parte, esta lista es sobrecogedoramente contemporánea en el contexto indio con su estrés sobre el culto a la tradición, su apoteosis de la “acción pura” (llamada ‘maestrismo’ por los grandes medios de comunicación), o su reconocimiento de que el disenso puede ser igual a traición.

No deja de recordarnos que hay claras compatibilidades semánticas entre Goebbels (‘Cuando escucho hablar de cultura, saco mi pistola’) y el moderno hindútvawadi: palabras/expresiones como ‘presstitutos’, ‘la pandilla de Khan Market’ y ‘la mafia del JNU’, o la justa contraposición entre ‘Harvard’ con ‘trabajo duro’ todos son inadmisibles retrocesos a la era del fascismo clásico.

El moscardón del intruso, el “otro“, es un arma tan potente en la mano del estado indio hoy como lo fue de Hitler. Como la obsesión con las conspiraciones de todo tipo.

Eco fue particularmente agudo cuando señaló cómo la clase media era el lecho de la ideología fascista, qué con los antiguos ‘proletarios’ transmutando en la pequeña burguesía o fusionándose con el proletariado lumpen de la política. A las puertas del umbral del milenio de Internet, Eco fue incansablemente profético sobre las formas novedosas que el “populismo selectivo” había elegido para asumir en el futuro: “En nuestro futuro se teme un populismo de televisión o Internet, en el que la respuesta emocional de un grupo seleccionado (y cuidadosamente dirigido) de ciudadanos se puede presentar como la Voz del Pueblo.”

Ambos pronósticos ya se han hecho realidad para la India. De hecho, si, como sugiere Eco, la presencia en una sociedad de incluso uno de los ‘parecidos familiares’ descritos por él era suficiente para hacer de ella un candidata para la calificación Ur-Fascista, India pronto estará bien encaminada al fascismo puro.

Tan precisa como la delineación del fascismo de Umberto Eco es, sólo se pretende como una ayuda a la resistencia. “Nuestro deber”, dice, “es desenmascararlo (fascismo) y señalar con el dedo a cada una de sus nuevas formas – cada día, en cada parte del mundo… La libertad y la liberación son tareas interminables. Deja que este sea nuestro lema: ‘No olvidar’”.

🏴Una bandera negra fue la primera bandera independentista canaria

💰EL PATRIARCADO DEL SALARIO, Silvia Federici

🙆🏾‍♂️América Latina entre los futuros posibles y el fantasma medieval🤦🏽‍♀️

americalatina

Mónica Bruckmann – profesora del departamento de Ciencia Política y del Programa de Posgrado de Historia Comparada de la Universidad Federal de Río de Janeiro-UFRJ, Brasil.

EEl Siglo XX estuvo fuertemente marcado por momentos de gran ascenso y avances de las fuerzas progresistas y profundos retrocesos consecuencia de movimientos políticos de reacción a estos avances. A cada reforma, le sucedió una contra-reforma económica, política y cultural. Al avance de la socialdemocracia europea de principios del siglo XX, que condujo a los proyectos socialistas y antiimperialistas, le sucedió la emergencia del fascismo en todo el continente y su proyección planetaria. A la acumulación política de las fuerzas populares en América Latina desde mediados del siglo XX que llevó al gobierno a Salvador Allende en Chile, a Juan Domingo Perón en Argentina o a Joao Goulart en Brasil, le siguieron cruentas dictaduras militares y programas económicos neoliberales que se extendieron como proyecto económico hegemónico hasta fines del siglo XX, aún después de los procesos de redemocratización en el continente.

No es muy diferente lo que ocurrió a inicios del siglo XXI en América Latina. La primera década y media de este siglo sustituyó la hegemonía neoliberal por la hegemonía de proyectos progresistas, de izquierda o de centro izquierda, como prefiera el lector. Vimos multiplicarse las políticas de redistribución de renta a través de políticas de inclusión social, ampliación de los servicios públicos de salud y educación. Varios países consiguieron erradicar el analfabetismo y ampliar expresivamente la infraestructura de educación superior. Brasil creó 17 nuevas universidades públicas –y gratuitas, valga la observación, pues existen países en la región con universidades públicas pero no gratuitas, legado de la era neoliberal del siglo XX-; Ecuador tuvo uno de los programas más osados de “formación de talento humano” para “el cambio de matriz productiva” como lo establecía el segundo Plan Nacional del Bien Vivir de Rafael Correa, lo que significó el cierre de más de una decena de pequeñas universidades privadas de baja calidad educativa y la creación de cuatro universidades emblemáticas: la universidad de las artes, la universidad pedagógica, la universidad de la Amazonía Ikiam y la universidad de tecnología Yachay. Durante varios años este país tuvo el presupuesto relativo al PIB más alto para el sector educación y no establecía techo presupuestario para becas de post grado en el exterior de los estudiantes ecuatorianos.

Los hospitales públicos de calidad y bien equipados se multiplicaron por toda América Latina, atendiendo no solo a los sectores populares sino también a parte importante de la clase media. Con la participación de médicos cubanos y a partir de una visión de solidaridad y colaboración entre los países y gobiernos, se extendieron las misiones de salud pública hacia los lugares más recónditos de los andes, la Amazonía, o a las villas más alejadas de los centros poblados, allí donde los médicos nacionales no tenían interés de ir.

Diversas y múltiples fueron las políticas sociales en toda la región, desde el “hambre cero” (fome zero) en Brasil hasta el “mínimo vital de agua” en la Bogotá del alcalde Petro, que establecía la gratuidad del agua potable para los más pobres de la ciudad hasta un límite de 6 mil litro por familia, por mes. En general, durante los primeros quince años del siglo XXI la región consiguió reducir expresivamente la miseria y la pobreza, ampliar los derechos sociales, democratizar el acceso a la universidad pública y gratuita, multiplicar las comunidades académicas y científicas en el contexto de un crecimiento económico sostenido a lo largo del periodo. Muchos atribuyen este proceso al llamado super ciclo del precio internacional de las materias primas que amplió las rentas nacionales de manera general. Quienes defienden estas tesis (el Banco Mundial, Véase su informe del 2012) olvidan que, una política redistributiva fue fundamental para obtener los resultados sociales en la región, con los beneficios de ampliación de la capacidad de consumo de grandes estratos de la población excluidas no sólo de la posibilidad de un consumo mínimo de sobrevivencia sino también del ejercicio de ciudadanía. Sin una intervención política de los gobiernos progresistas, este super ciclo habría derivado, seguramente, en una mayor concentración de riqueza en manos de las clases dominantes tradicionales en la región. De hecho, estas últimas se sintieron expropiadas de los beneficios económicos y de la riqueza que por “tradición y costumbre” les correspondía.

Las reacciones no se dejaron esperar, ya desde los primeros años del periodo que analizamos vimos intentos de golpes de Estado (2001 en Venezuela). El paro petrolero de PDVSA, que por poco asfixia al gobierno del presidente Hugo Chávez, fue una reacción extrema de la oligarquía rentista venezolana que perdió el control de la empresa petrolera del país con las mayores reservas de petróleo del mundo (actualmente Venezuela detenta el 18% de las reservas mundiales). Posteriormente, el golpe de Estado en Honduras (2009), seguido de la destitución, en menos de una semana, del presidente Lugo en Paraguay (2012) y de la destitución por el congreso brasileño, aduciendo crimen de responsabilidad en el ejercicio del cargo, pero sin crimen comprobado, de la presidenta Dilma Rousseff en Brasil, inauguraron un nuevo periodo de reacción de las derechas en la región con características particulares:

  1. A diferencia de los viejos golpes militares del siglo XX, se producen rupturas democráticas, estados de excepción, que rápidamente buscan legitimidad institucional y ropaje democrático. Los poderes legislativos se constituyeron en el espacio fundamental para estos procesos;

  2. El uso de los poderes judiciales como instrumentos de persecución política y de intervención en los procesos electorales;

  3. El despliegue de grandes complejos tecnológicos en la comunicación de redes para impactar y orientar la opinión pública con noticias parcial o totalmente falsas. Esta estrategia se combina con instrumentos tecnológicos y técnicas psicosociales;

  4. La política, cuya secularización constituyó una conquista de la democracia liberal, retorna al ardid religioso y al uso de símbolos de las iglesias evangélicas, pentecostales y católicas. La cruz y las biblias recuperan el papel político que tuvieron en la Edad Media. Esto, por cierto, implica también el fortalecimiento del pensamiento dogmático y fundamentalista que se declara en lucha abierta contra el pensamiento laico, contra las ciencias sociales y la filosofía. De ahí los varios intentos, en toda América Latina, de reducir, asfixiar o simplemente decretar el cierre de los programas de ciencias sociales y humanidades. Todo espacio de producción y elaboración del pensamiento crítico debe ser combatido (véase el caso extremo del Brasil de Bolsonaro);

  5. El uso de las políticas de exterminio, principalmente pero no únicamente, en las favelas y periferias urbanas y rurales, ahora legitimadas por un discurso profundamente discriminador en todos los ámbitos (racismo, xenofobia, misoginia, homofobia, etc.);

  6. Una capacidad de movilización social importante de las ultraderechas a partir de un discurso religioso, de valores conservadores como la familia tradicional, el sexismo, el dogma, las buenas costumbre, el orden y el progreso. Al mismo tiempo, las movilizaciones populares espontáneas u organizadas contra la agenda neoliberal, convierten a las calles y las plazas en un territorio de disputa entre dos proyectos y visiones de mundo contrapuestos.

¿Qué está en juego en América Latina en este momento?

Desde el punto de vista estratégico, como lo hemos venido sosteniendo en los últimos años, una vez más la disputa global por recursos naturales estratégicos para los ciclos tecnológicos e industriales en desarrollo y emergentes en relación a los cuales América Latina tiene las principales reservas: litio (94% de las reservas mundiales, y sólo en Bolivia más de 75%), niobio (96% solo en Brasil), cobre (36% de participación mundial), la primera reserva mundial de petróleo (18% solo en Venezuela y el creciente potencial brasileño con las reservas offshore), casi 30% del agua dulce del planeta, siete de los diez países más megadiversos del mundo están en la región, solo para citar algunos ejemplos.

Estados Unidos declara en todos sus documentos estratégicos, sean de seguridad nacional o de otra índole, incluidos los planes de ciencia y tecnología, que el acceso a recursos naturales estratégicos es una cuestión de seguridad nacional. Los datos muestran que en casi todos los casos estos recursos naturales están fuera de su territorio continental y de ultramar, principalmente en América Latina y particularmente en América del Sur. Por otro lado China, desde fines de los años 90 ha venido incrementando la demanda de estos recursos, y después del reflujo de los precios de las materias primas, como consecuencia de la crisis del 2008, observamos una tendencia a la recuperación de los precios de estos recursos y la inminencia de un nuevo super ciclo de precios en la medida en que avance la Nueva Ruta de la Seda: un corredor, proyecto propuesto por China en 2013 y que hoy en día incluye a más de cien países del mundo. La disputa por la hegemonía en el sistema mundial entre una China emergente y Estados Unidos en declive económico está produciendo reorganizaciones geopolíticas de gran envergadura, está reconfigurando los territorios y bloques económicos en un ambiente global de grandes tensiones y amenazas, de gran radicalidad de los proyectos neo conservadores que se resisten a los cambios de época y reaccionan con violencia creciente. Al mismo tiempo, una creciente militarización de los territorios y reposicionamiento de las bases militares de Estados Unidos en la región acompañan este proceso.

Desde el punto de vista económico, se trata de imponer a sangre y fuego el programa económico neoliberal, que algunos analistas han llamado neoliberalismo 2.0, a pesar del fracaso evidente de este proyecto implantado durante las últimas década del siglo XX. En la agenda económica están como principales prioridades: la desregulación de los derechos laborales y de jubilación, la venta de las empresas públicas con el viejo argumento de achicar el Estado, la entrega de recursos naturales por la vía de concesiones que poco o nada dejan a los Estados, la transferencia de recursos públicos al sector financiero y la recontratación de deudas públicas (véase el caso de la deuda externa creada por el gobierno de Macri en Argentina: 107 mil millones de dólares en menos de cuatro años, de la cual 98% ya salió del país), la reducción radical de inversión del Estado en servicios básicos como salud y educación, proponiendo la privatización de estos servicios (el ejemplo del programa “Future-se” del gobierno de Bolsonaro para las universidades públicas en Brasil, elaborado a partir de una consultoría al Banco Mundial, es un buen ejemplo de esta tendencia).

Evidentemente, frente a las consecuencias de este neoliberalismo 2.0, la protesta popular se profundiza en todo el continente, a partir de un estado de ánimo de descontento e indignación creciente de la población, pero también de la pérdida acelerada de conquistas sociales y políticas de aquellos sectores que no están más dispuestos a regresar a la miseria y la indigencia, que no admiten estafas políticas ni golpes de Estado de nuevo tipo. La respuesta popular indígena frente a la renuncia obligada del presidente Evo Morales y toda la primera línea de gobierno en Bolivia es una muestra del potencial de esta movilización social, pero también es una evidencia de los niveles de violencia y racismo que las oligarquías regionales y sus aliados internacionales son capaces de desplegar.

Nos espera un 2020 de crecientes tensiones y enfrentamientos entre estos dos proyectos políticos, económicos y civilizatorios. Sin embargo, es bueno recordar que la reacción de los sectores conservadores se hace más violenta, justamente cuando pierden legitimidad política, económica y social. El neoliberalismo 2.0 es incompatible con la propia democracia liberal, y de ella tiene que guardar respetable distancia, aun cuando pretenda mantener las apariencias. Si la protesta popular gana densidad y conducción política, estaremos, ciertamente, frente al inicio de un nuevo ciclo progresista, que exige un balance serio de los avances y limitaciones del momento anterior, pero representa también grandes desafíos y posibilidades de transformaciones más profundas y recuperación de la integración regional y soberanía de los pueblos y los gobiernos.

🏴Anarquistas Cubanxs Sobre las Protestas del 11 de Julio

🖌Los enormes costes de la desmemoria histórica

letlive

🎂30 años de la EFF:📡

"30" with an EFF lighthouse in the zero next to Edward Snowden

La vigilancia no es obligatoria, con Edward Snowden

Para celebrar los 30 años de defensa de la libertad en la red la red, la EFF se enorgullece de recibir al denunciante de la NSA, Edward Snowden, para una charla sobre la vigilancia, la privacidad y las formas concretas de mejorar nuestro mundo digital, como parte de nuestra serie EFF30 Fireside Chat. La directora ejecutiva de la EFF, Cindy Cohn, el director de ingeniería de Certbot de la EFF, Alexis Hancock, y el analista de políticas de la EFF, Matthew Guariglia, opinaron sobre el funcionamiento real de Internet (y la vigilancia), el impacto que tiene en la cultura y el activismo modernos, y cómo estamos lidiando con las grietas que esta pandemia ha revelado -y ampliado- en nuestro mundo digital.

Puedes ver la conversación completa aquí, y leer la transcripción aquí.

Internet no está hecho de magia

Snowden abrió el debate explicando la realidad de que todo el uso que hacemos de Internet está formado por una gigantesca red de empresas y proveedores. Internet no es mágica: son los ordenadores de otras personas: “Todas nuestras comunicaciones -estructuradas- están intermediadas por los ordenadores y la infraestructura de otras personas… [en el pasado] todas estas líneas por las que se circulaba -las personas que las dirigían- tomaban notas“. Hemos avanzado mucho desde aquella época en la que nuestras comunicaciones estaban en gran medida sin cifrar, y todo lo que escribías en el cuadro de búsqueda de Google “era visible para todos los demás que estaban en esa red de Starbucks contigo, y tu proveedor de servicios de Internet, que sabía que esta persona que pagaba por esta cuenta buscaba esta cosa en Google…. cualquiera que estuviera entre tus comunicaciones podía tomar notas“.

plos

¿Cómo puede la tecnología protegernos de la vigilancia?

En 2013, Snowden dio a conocer los detalles del programa PRISM, a través del cual la NSA y el FBI trabajaban directamente con grandes empresas para ver lo que había en las comunicaciones y la actividad de las personas en Internet, haciendo mucho más pública la idea de que nuestras vidas digitales no estaban a salvo del espionaje. Esto ha llevado a un cambio en la conciencia de la gente sobre esta explotación, según Snowden, y han surgido innumerables soluciones para resolver partes de lo que es esencialmente un problema del ecosistema: algunas técnicas, otras legales, otras políticas, otras individuales. “Tal vez instalas una aplicación diferente. Tal vez dejes de usar Facebook. Tal vez no llevas tu teléfono contigo, o empiezas a usar un mensajero encriptado como Signal en lugar de algo como los SMS“.

Cuando se trata de casos legales, como el de la EFF contra la NSA, los tribunales están empezando a responder. Las soluciones técnicas, como la expansión del cifrado en el uso cotidiano en línea, también están desempeñando un papel, explicó Alexis Hancock, Director de Ingeniería de Certbot de la EFF. “Justo ayer, comprobé en un punto de referencia que el 95% del tráfico web está cifrado, a pasos agigantados desde 2013“. En 2015, los navegadores web empezaron a mostrar mensajes de “este sitio no es seguro” en los sitios no cifrados, y ahí es donde interviene la herramienta Certbot de la EFF. Certbot es un “software libre y de código abierto en el que trabajamos para suministrar automáticamente certificados SSL, o seguros, para el tráfico en tránsito, automatizándolo para los sitios web de todo el mundo“. Esto mantiene la privacidad de los datos en tránsito, añadiendo una capa de protección sobre lo que viaja entre tu solicitud y el servidor de un sitio web. Aunque esta es una de las cosas de las que no se habla mucho, en parte porque se trata de piezas que no se ven y no deberían verse, pero que dan seguridad a la gente. “Nadie te vende un coche sin frenos; nadie debería venderte un navegador sin seguridad“.

plos

Equilibrar las necesidades de la pandemia y los peligros de la vigilancia

Hemos hecho avanzar la aguja de la privacidad en muchos aspectos desde 2013, pero en 2020, una catástrofe mundial podría habernos hecho retroceder: la pandemia de COVID-19. Como lo ha descrito Hancock, el enfoque de la EFF para proteger la privacidad durante la pandemia ha sido rastrear “dónde la tecnología puede y no puede ayudar, y cuándo se presenta la tecnología como una bala de plata para ciertos problemas en torno a la pandemia cuando las personas son el centro para poder sacarnos de esto.

Nuestro temor era sobre todo la ampliación del alcance, explicó: desde el rastreo de contactos hasta las credenciales digitales, muchos de estos sistemas ya existen, pero debemos preguntarnos “¿qué estamos tratando de resolver realmente aquí? ¿Estamos creando más barreras a la asistencia sanitaria?“. El rastreo de contactos, por ejemplo, debe poner la privacidad en primer lugar, porque hacer que sea fiable es clave para que sea eficaz.

plos

El deshielo de las fronteras entre la vigilancia corporativa, gubernamental, local y federal

Pero la pandemia, por desgracia, no es el único peligro incipiente para nuestra privacidad. Matthew Guariglia, de la EFF, describió la fusión de la vigilancia gubernamental y empresarial, y de la vigilancia federal y local, que se está produciendo hoy en día en todo el país: “La policía hace un marketing muy eficaz, y muchos de los fabricantes de tecnología cuentan con ello….. Si vives en Estados Unidos hoy en día, es probable que pases por delante de la vigilancia a nivel de calle o que la lleves contigo a todas partes, y esto es doble si vives en un entorno urbano concentrado o si vives en una comunidad con exceso de vigilancia“.

Desde los lectores automáticos de matrículas hasta las cámaras de seguridad privadas y públicas, pasando por los dispositivos Shotspotter, que escuchan los disparos pero también graban los petardeos de los coches y los fuegos artificiales, esto es más importante ahora que nunca, cuando el país se enfrenta a una historia de exceso de vigilancia peligrosa e injusta: “Si un Shotspotter falla y envía a la policía armada al lugar de lo que creen que es un tiroteo, es probable que haya más posibilidades de un encuentro violento con la policía que cree que va a un tiroteo“. Esto es igualmente cierto para una variedad de estas tecnologías, desde los lectores automáticos de matrículas hasta el reconocimiento facial, que según la policía se utilizan para obtener pistas, pero que con demasiada frecuencia se aceptan como hechos.

¿Debemos recopilar registros tan exhaustivos?“, se preguntaba Snowden sobre la forma en que estos registros no sólo se recopilan, sino que se consultan, permitiendo al gobierno y a las empresas pedir el chorro de datos. “Ni siquiera nos importa lo que es, lo interrelacionamos con otra cosa. Hemos visto esta matrícula frente a nuestra tienda en un centro comercial y queremos saber cuánto dinero tienen“. Por eso es tan importante la necesidad de protecciones legales, añadió la directora ejecutiva Cindy Cohn: “Las herramientas técnicas no van a llegar al punto de que la compañía telefónica no sepa dónde está tu teléfono. Pero las protecciones legales pueden garantizar que la compañía tenga muy limitado lo que puede hacer con esa información, especialmente cuando el gobierno llame a la puerta“.

plosDespués de todo esto, ¿ha muerto la privacidad?

Todos estos sistemas de invasión de la privacidad pueden llevar a algunos a preguntarse si la privacidad, o el anonimato, están, por decirlo claramente, muriendo. Eso es exactamente lo que preguntó un miembro del público durante la sección de preguntas y respuestas de la charla. “No creo que sea inevitable“, dijo Guariglia. “Hay una reacción inminente de gente que ya está harta“. Hancock añadió que el optimismo es realista y necesario: “Ninguna tecnología te convierte en un fantasma en Internet, ni siquiera las herramientas más seguras y anónimas que existen. Y no creo que se reduzca a tu propia carga personal… En realidad, ahora hay una unidad más colectiva que se está dando cuenta de que esta carga no es tuya… Va a ser necesario disparar todos los cilindros, con activismo, tecnología y legislación. Pero hay gente que lucha por ti ahí fuera. Cuando empieces a buscar, los encontrarás“.

A mucha gente le importa“, dijo Snowden. “Pero sienten que no pueden hacer nada….¿Tiene que ser así?… Los gobiernos viven en un mundo sin permisos, pero nosotros no. ¿Tiene que ser así?” Si buscas una palanca de la que tirar, fíjate en las presunciones que hacen estos sistemas de recogida masiva de datos, y en lo que ocurre si fallan: “Lo hacen porque la vigilancia masiva es barata… ¿podríamos hacer que estos sistemas fueran ilegales para las empresas y costosos [para los demás]? Creo que en todos los casos, la respuesta es sí“.

plosLa democracia, los movimientos sociales, nuestras relaciones y tu propio bienestar requieren un espacio privado para prosperar. Si te perdiste esta charla, tómate una hora para verla: tanto si eres un activista de la privacidad como una persona normal, es fundamental para la seguridad de nuestra sociedad que hagamos frente a todas las formas de vigilancia y protejamos nuestra capacidad de comunicarnos, reunirnos y coordinarnos sin miedo a las represalias. Agradecemos profundamente que Edward Snowden se haya unido a nosotros en este Fireside Chat del FEP30 y haya debatido sobre cómo podemos luchar contra la vigilancia, por difícil que parezca. Como dijo Hancock (sí, citando el anime The Last Airbender): “Si buscas la oscuridad, eso es todo lo que verás. Pero si buscas la claridad, la encontrarás“.

🥁La España de ‘Masterchef’

pension

 

 

🇵🇹Murió el capitán del 25 de Abril💐

Otelo Saraiva de Carvalho

27 de julio. Fuente: Lo que somos

otelo Saraiva de Carvalho, uno de los capitanes de la Revolución de los Claveles más emblemático, ha fallecido en Lisboa, a los 86 años, en el Hospital Militar de Lisboa en el que ingresó hace quince días, según han informado medios locales que no han precisado la causa de su muerte, pasó a la historia como el hombre que diseñó el plan de operaciones militares que puso fin a la dictadura de António de Oliveira Salazar el 25 de abril de 1974.

Nacido en 1936 en Lourenço Marques, hoy Maputo, capital de la entonces colonia portuguesa Mozambique, pasó la mayor parte de su infancia y juventud en África, donde fue uno de los responsables de la inteligencia militar en Angola. Allí empezó a tomar conciencia del problema colonial y en 1973 fue destinado a Lisboa, lo que marcaría su papel en la revolución.

Su casa en la capital se convirtió en centro de reuniones y encuentros que fraguaron el golpe y fue elegido responsable del Comité Ejecutivo del Movimiento de las Fuerzas Armadas, la organización de militares que acabó con la dictadura.
Fue Saraiva de Carvalho quien diseñó y dirigió las operaciones militares que cercaron el Cuartel do Carmo, donde se encontraba el primer ministro Marcello Caetano (heredero de Salazar) y cuya rendición dictó el éxito del levantamiento.

Se convirtió así en uno de los principales rostros del 25 de Abril y formó parte del Consejo de la Revolución.

Por sus méritos como jefe de la ocupación militar de Lisboa, fue designado jefe del Comando de Operaciones Continentales (COPCON), fuerza armada especial del ejército portugués destinada a reprimir los conatos contrarrevolucionarios. De hecho, él mismo había escogido personalmente «Grândola, vila morena», canción prohibida por el régimen de Oliveira Salazar y Caetano, como contraseña del inicio definitivo de la insurrección conjunta de abril.

anoite

El COPCON fue el encargado de frustrar la tentativa de golpe de Estado que intentó en marzo de 1976 el general António de Spínola, militar reformista de derecha contrario a las derivaciones izquierdistas a que parecía abocado el proceso revolucionario lusitano en aquellos momentos. Las masas entusiastas de su figura y proceder en aquellos acontecimientos ascienden a Saraiva, oficiosamente, a brigadier general, nombramiento que no será aceptado por los socialistas reformistas de Ramalho Eanes tras el fin del «Verano Caliente» de 1975.

Saraiva de Carvalho se alineó con el ala más revolucionario del Movimiento de las Fuerzas Armadas y pasó tres meses en prisión por su implicación con el levantamiento revolucionario y transformador del 25 de noviembre de 1975.

Saraiva lograría aglutinar a las dispersas fuerzas de extrema izquierda de la nación, algunas de las cuales habían ejercitado la lucha armada contra Salazar y la adhesión de Portugal a la OTAN. Sin el apoyo oficial del Partido Comunista Portugués, postuló a la presidencia de Portugal en las elecciones de junio de 1976, ganando el 16.46% de los votos, muy lejos de António Ramalho Eanes, quien obtendría el 61.59%. Saraiva repite su intento en 1980 dentro de una plataforma de izquierda alternativa, obteniendo sólo el 1.49% de sufragios.

A comienzos de la década de 1980 se convirtió en partícipe y presunto autor moral de los atracos y atentados de las Fuerzas Populares 25 de Abril (la llamada «FP-25″, brazo militar de la organización política maoísta Fuerza de Unidad Popular, que lideraba el propio Saraiva), por lo que fue condenado en 1984. Debido a su condición de héroe del 25 de abril, se formó un relativamente amplio movimiento popular en demanda de su indulto, a consecuencia de lo cual se abrevió notoriamente su condena.

En 2011, en una entrevista, el militar se mostró decepcionado con cuestiones que todavía afectaban a Portugal, como las «enormes diferencias salariales».

«No habría hecho el 25 de Abril si pensase que iríamos a caer en la situación en la que estamos actualmente», aseguró.

Otelo Saraiva de Carvalho siempre será una referencia en Portugal, de España, del mundo.

semanagalleg

🟣Feminismos y creatividad contra la extrema derecha

⚠️¿Qué es BlackRock? ¿Quién es Larry Fink?:

 

⛓Traslado del preso político Viktor Filinkov🏴

a la celda del sótano del centro de detención preventiva de Kirov 1

Виктор Филинков во время вынесение приговора двум фигурантам дела "Сети" в Санкт-Петербурге

ddurante una visita al centro de detención preventiva nº 1 de Kirov, el preso político Viktor Filinkov dijo a la defensora Yevgeniya Kulakova que lo habían trasladado a la celda del sótano debido a un conflicto con el personal del centro de detención. Según Yauheniya, el conflicto se produjo  porque los reclusos de la celda estaban sentados en las camas de la prisión durante el día, lo que está prohibido por el “Reglamento Interno de los Establecimientos Penitenciarios” (IRP).

Sin embargo, como ha declarado Yevgeniya Kulakova, esto es debido a circunstancias objetivas: “Como me dijo Viktor, en la celda de la PDF-1 de Kirov sólo hay dos bancos para siete personas, en los que sólo pueden sentarse libremente dos personas. Durante las comidas la gente tiene que turnarse para sentarse. El centro de detención preventiva nº 1 de Kirov no está equipado con todo lo necesario para cumplir el TAC, pero los detenidos están obligados a hacerlo.

Tras negarse repetidamente a obedecer las exigencias de la administración, varios oficiales del SIZO-1, dirigidos por un hombre con los galones de un teniente coronel, entraron en la celda de Filinkov.

Según la abogada defensora Yevgenia Kulakova, a partir de las palabras del detenido Viktor Filinkov, el teniente coronel pidió refuerzos por radio y unos diez agentes irrumpieron en la celda, uno de los cuales llevaba un chaleco antibalas y una pistola paralizante.

– El teniente coronel empezó a gritar a uno de los prisioneros: “¡Coge tus cosas!“, sin explicar por qué o a dónde le llevaban. Nadie reaccionó a las peticiones de presentarse y decir su cargo. “Se llevaron a dos condenados en dirección desconocida, tras decirles que los llevaban a una “charla profesional” en una unidad especial. Los cinco restantes, entre ellos Viktar Filinkau, fueron llevados a una celda en el sótano, acompañados por un miembro del personal, que estuvo disparando pistolas eléctricas todo el tiempo“, dijo.

El lugar al que llevaron a los prisioneros era una celda con siete camas. Con una ventana a nivel del suelo, el suelo de madera, techo abovedado, en el punto más alto se podía tocar el techo con la mano. La celda estaba sucia, con mucha humedad, moscas y cucarachas. Además, a los reclusos no se les permite llamar a casa, ya que la línea nunca les llegará, señala. “Uno de los oficiales durante el convoy le prometió a Viktor que si seguía exigiendo algo, su próxima parada en este centro de detención preventiva sería la ‘kicha’ – (confinamiento punitivo en el argot criminal – “Idel. Realii“)”, relató el defensor los recuerdos de Filinkov.

Yevgenia Kulakova presentó una solicitud oficial al Servicio Penitenciario Federal y al CMP de la región de Kirov para que verifiquen las denuncias del recluso Viktor Filinkov y tomen medidas para establecer la legalidad.

Viktor Filinkov, ciudadano de Kazajistán de 26 años, programador informático de profesión y antifascista por convicción, fue detenido por agentes del Servicio Federal de Seguridad de la región de Leningrado el 23 de enero de 2018 en el aeropuerto de Pulkovo.

pulkovo

Viktor Filinkov contó posteriormente a los defensores de los derechos humanos las torturas sufridas durante su detención.

Tenía pánico, tenía mucho miedo, dije que no entendía nada, tras lo cual recibí la primera descarga eléctrica. Una vez más, no esperaba algo así y me quedé atónito. Fue insoportablemente doloroso, grité, mi cuerpo se enderezó. El enmascarado me ordenó que me callara y que no me moviera, me apreté contra la ventana y traté de apartar la pierna derecha, girándome hacia él. Me devolvió la posición por la fuerza y siguió electrocutándome. Alternó entre descargas eléctricas en mi pierna y descargas eléctricas en mis esposas. A veces me golpeaba en la espalda o en la nuca, lo que parecía una bofetada. Cuando gritaba, me amordazaban o amenazaban con amordazar, amordazar, amordazar. No quería que me amordazaran e intentaba no gritar, pero no siempre lo conseguía. Me rendí casi inmediatamente, durante los primeros diez minutos. Grité: “¡Dime qué decir, diré cualquier cosa!” – pero la violencia no cesó“, es como describió la tortura en un artículo publicado en el sitio web de Mediazone.

Bajo tortura, Viktar Filinkau firmó todo lo que se le exigió, pero posteriormente se retractó de su testimonio.

Según la investigación, Viktor Filinkov era un “oficial de enlace” del grupo terrorista Red, cuyos miembros pretendían llevar a cabo la “toma violenta y la liquidación de organismos estatales“.

En junio de 2020, el Tribunal Militar del Segundo Distrito Occidental de San Petersburgo declaró a Viktor Filinkov culpable de participación en una asociación terrorista en virtud del artículo 205.4 de la segunda parte del Código Penal ruso y lo condenó a siete años en una colonia penal de régimen general.

El tribunal escuchó el testimonio del FSB de que el caso contra él y sus amigos había sido fabricado por el FSB. Un total de diez personas fueron condenadas a diversas penas de prisión en los casos “San Petersburgo” y “Penza” de la Red: Dmitry Pchelintsev, Ilya Shakursky, Igor Shishkin, Arman Sagynbaev, Vasily Kuksov, Andrey Chernov, Viktor Filinkov, Yuliy Boyarshinov y Mikhail Kulkov. Maxim Ivankin.

El Centro de Derechos Humanos “Memorial” reconoció a todos los acusados del caso “Red” como presos políticos.

Dmitry Pchelintsev, activista antifascista amigo de Filinkov, fue condenado a 18 años en una colonia penal de régimen estricto en la Colonia Correccional №27 del distrito de Verkhnekamskiy de la región de Kirov, cumpliendo su condena por cargos de organización de una red terrorista.

Otro implicado en el caso de la Red, Igor Shishkin, ha sido puesto en libertad recientemente tras cumplir parte de su condena en la Colonia Correccional nº 4 de la región de Nóvgorod. Durante el juicio, se declaró totalmente culpable y llegó a un acuerdo previo al juicio con la investigación. El caso de Shishkin fue juzgado en un procedimiento especial y fue condenado a 3,5 años de prisión. En el juicio de IK-4 en la región de Novgorod, la sentencia real para Igor Shishkin fue sustituida por la detención administrativa.

Виктор Филинков

Además de Viktor Filinkov, hay otros dos presos políticos en el centro de detención preventiva-1 de Kirov, conocido como el Castillo de la Prisión de Vyatka: el activista civil de Arkhangelsk Andrey Borovikov y el matemático nacido en Tatarstán Azat Miftakhov, así como el ex gobernador de la región de Kirov Nikita Belykh. Se trata del mayor número de presos políticos en el centro de detención de Kirov desde la época soviética.

💶2811798 €

🥖Los panaderos anarquistas que dieron nombre a los dulces argentinos

🖥Las séries de tv📡

según mi amigo Pepe, que es el que me informa del tiempo vía Telegram, hoy hemos tenido una máxima de 39. Pero ello no es  razón para que me haya retrasado en mi puesta, tanto en este como en el de ecología de Graná. La razón ha sido la “tecnología“.

Es verano, época en  la que se suele ver más tv. Algo misterioso para mi, pues yo veo la misma tv  en verano, otoño, primavera e invierno. Pero eso me da argumentos para una puesta.

Voy a hacer un recordatorio de series que haya visto últimamente y no me hayan dejado mal recuerdo, para luego viajar a las que me siguen pareciendo Obras Maestras (opinión totalmente subjetiva y personal).

Hoy en día hay una cantidad de canales de tv, todos compitiendo por poner programas que arrastren multitudes con lo cual es difícil poder saber que hay o que no hay, sobre todo cuando intento no ver tv, entonces queda “radio macuto”.

He observado que series con Guardias Civiles hay varias, en algún capítulo que he visto, me han parecido un lavado de cara de un cuerpo con una historia bastante sangrienta y con un pasado que aún no está tan lejos. Sin olvidar la función que en muchos lugares ejerce el SEPRONA. De esas series, de la que he visto bastantes capítulos, de hecho estoy en la introducción a la segunda temporada. Es Hierro.

hierro

Bueno, estos no son los personajes principales, pero forman parte de un elenco que nos viene a hacer un dibujo, no creo que muy realista, del Poder Judicial español, al cual me parece que le hace falta un “lavado” y no solo de cara y distanciarse bastante más de los políticos.

También me he vuelto a ver una serie, ya vieja, que en su momento vi, así como leí el libro y me he quedado exactamente igual que la primera vez que la vi: Perdido, y no el paraíso. Se trata de “Calderero, sastre, soldado y espía”, menudo desparrame con “Control”, eso si, no tiene que ver con las otras series de espías, y puede que sea la más real.

No tienen nada que ver con James Bond, ni siquiera el más joven. Eso si, las casas muy británicas todas ellas, mejores o peores, pero muy “God Shave the Queen”

calderero

Una de las que me he visto unas cuantas temporadas, pero sigo teniendo muy mala opinión de ella, es “Dos hombres y medio”.

2ym

En una serie donde todos los personajes me parecen muy repulsivos, este – el hermano pobre – me parece el peor de lo peor. Solo salvo a la señora de mantenimiento. Y las últimas entregas, donde han matado al “dueño de la casa”, por mor del despido libre, me parece que sobran todos.

Crimen en el Paraíso” me parece graciosa. Creo que los guionistas se pasan con tanto asesinato, en una isla con tan poca población… claro que la mayoría de las veces son británicos que viene al paraíso para hacer lo que mejor saben hacer los británicos. Está bien, y el cambio de personajes de una temporada a otra al principio confunde. Pero cambian de personajes más no de guionistas, con lo que, sobre todos los polis británicos se expresan totalmente igual y las sub tienen un parecido, de carácter, asombroso las unas con las otras. Pero es entretenida.

Aqui tenemos de espaldas a dos de las cambiantes parejas de polis subalternos que aparecen en la serie, el Comisario siempre es el mismo, es uno de los personajes que no cambia, junto con la Alcaldesa barwoman. Los subalternos me parece que, más o menos, están conseguidos.

crimen

Dejo para el final la que me ha parecido mejor, pero en eso puede que influya el ajedrez.

gambito

No puedo opinar si, al margen de la prota, el mundillo de la alta competición es así o no, yo no pasé de la competición a escala local y en dicha escala y teniendo en cuenta una población y ambiente donde no era un dxt muy seguido, el clima de las partidas, con su gracia y gracejo, no dejaba de tener su mala uva – in ludio ludius lupus est -.

Mi propósito eran hablar de las series que me son eternas e inmejorables, pero me he visto muy cansado, mañana tengo que pelearme con otro ordenador y primero ir a reponer la despensa y hemos tenido 39, no lo olvidemos. De modo que lo dejaré para otra puesta, que no será la próxima.

¡Sed felices!

⛓Siete años de cárcel para tres jóvenes marroquíes por agredir a dos neonazis armados que “buscaban menas” en Madrid 🏴Puerto Real necesita tu ayuda: Caja de Resistencia solidaria
 

🏴”Retrato de un prisionero: Julius Boyarshinov (Parte 1)⛓

Tenía 26 años cuando me detuvieron. Cuando salga, probablemente tendré 30 años. A menudo he pensado en ello, que es una especie de hito, 30 años. Cuando salga, seré como una persona mayor de treinta años y probablemente no podré hacer autostop y fingir que soy una especie de estudiante“.

1. Infancia

Los padres de Julian son artistas vintage afincados en San Petersburgo. Su piso está lleno de obras mágicas de arte y artesanía y de una atmósfera de creatividad y tranquilidad. Es algo que se siente al momento y se queda con uno para toda la vida. Respeto y apoyo mutuo.

Nikolai Boyarshinov, el padre de Julian, nos cuenta: “Sucedió que lo tratamos con respeto desde el momento en que nació. Incluso cuando estabamos pensando en cómo llamarlo, nos cuestionamos: “¿Por qué ponerle un nombre?, es una persona, que elija el nombre que quiera”. Así que decidimos ponerle el nombre del mes: nació en julio. No porque no nos importara, sino porque la elección de un nombre es una especie de imposición. Entonces decidimos que cuando tenga el pasaporte se le ocurra el nombre que quiera. Llamamos a Julius Julian porque le gusta más así“.

Un nombre tan inusual significaba un destino difícil para él. Ya a los cinco años Julián se lo planteaba, y en una conversación con su padre admitió que no quería una vida fácil. Julian creció como una persona independiente y creativa. Desde pequeño, sabía cómo ocuparse y siempre estaba creando algo: cavaba castillos de arena en el campo y construía nidos en un abedul. Pero al mismo tiempo no se mostraba retraído en absoluto; al contrario, era sociable, amable y diplomático.

Los padres de Julian: Nikolai Boyarshinov y Tatiana Kopylova

Nikolai Boyarshinov: “Siempre intentaba reconciliar a todo el mundo y hacer amigos. Recuerdo muy bien cuando fue al jardín de infancia, se encontró en un entorno extraño, y a veces no del todo amable. Literalmente, desde el primer día empezó a entablar relaciones allí, y como resultado todos se hicieron amigos. Siempre tuvo la mejor relación con todos“.

Y desde muy joven supo defenderse. En el colegio, Julián llevaba el pelo largo y sus profesores le decían que había que cortárselo. Pidió ver dónde se indicaba la longitud del cabello, pero no pudo encontrar esa norma. Lo único que decían las normas de la escuela era que el pelo debía estar limpio. Julián siempre había cumplido con esta cláusula y, por tanto, podía hacer valer su derecho legal a regular él mismo la longitud del mismo.

Nikolay Boyarshinov: “Teníamos una relación muy confiada y respetuosa. Además, teníamos opiniones similares, así que no hubo problemas. Había, por supuesto, diferencias. Nuestra actitud ante la ciencia es ligeramente diferente. Sólo es un fanático de la ciencia, cree que la ciencia es la salvación de la humanidad. En broma, para animarle, le digo que la ciencia también es arte. Después de todo, cualquier ciencia – es ciertos puntos de referencia, algunos ajustes, hay a menudo dibujos. Es decir, como en el arte, en la ciencia, puede haber bellas teorías, pero todas serán refutadas algún día. ¿Qué es la verdad? En un número interminable de años surgirá una nueva hipótesis, una nueva solución. Me decía en sus respuestas que todo es más serio. A veces he pensado que tal vez lo estaba animando demasiado al respecto. Pero no hace mucho, escribió que echaba de menos nuestras discusiones, que necesitaba discusiones. No podía pensar en estar privado de comunicación con él durante mucho tiempo después“.

2. Estudiar y trabajar

Nikolai Boyarshinov: “Vivíamos juntos como una familia en el mismo piso, él siempre estaba cerca. Trabajé con vidrieras. A Julius le gustaba pintar, pero no se consideraba un artista. Quería ir al Instituto de Tecnología y Diseño para estudiar arte de la joyería; cuando aún estaba en la escuela, hizo cursos de joyería en la Universidad Estatal de San Petersburgo.

Pero surgió la cuestión del ejército. Así que decidió elegir una universidad con un departamento militar. Era el ITMO, la Facultad de Ingeniería y Física. En general, no era algo que le gustara a Julius. Y en su segundo año, cuando fue al departamento, le dijeron: “Bueno, chico, no puedes ir al ejército, y quieres ir al departamento militar”. Tenía seborrea (una enfermedad cutánea dolorosa). Le dieron una cartilla militar y se interesó aún menos por continuar sus estudios en la universidad.

Aparte de eso, mis encargos se habían vuelto realmente escasos. En una época había una demanda muy grande, no podía seguir el ritmo: todo el mundo quería vidrieras. Entonces la gente empezó a empobrecerse. Un par de años antes de ser detenido, ya casi no había encargos. Así que, sin decir una palabra ni reprochar nada a nadie, simplemente dejó la universidad y se puso a trabajar. Nos apoyó: compró una nevera nueva, la llenaba de comida, cogía su gran mochila y se iba de compras, pagaba los servicios públicos.

Me compraba ropa. Creo que era el único que sabía qué talla de ropa usaba. Ni yo mismo lo sé; siempre me he medido los zapatos. Y tenía un enfoque más práctico: compraba algo, y no de golpe, sino que miraba a su alrededor. Algunas tiendas bajan los precios durante la semana, él salía al final de la semana y me compraba una camisa o un pantalón nuevo por el precio mínimo. Él, a diferencia de mi mujer y de mí, es una persona muy pragmática y práctica.

Julius había elegido una profesión muy demandada: la de escalador industrial. Primero trabajó para Megafon, instalando torres de telefonía y redes móviles. En aquella época, la red se desarrollaba muy rápidamente. Después de las sanciones, había menos trabajo, así que se apuntó a todo: lavar ventanas, quitar la nieve, enlucir fachadas en altura. Ganaba un buen dinero y le gustaba el hecho de ser lo suficientemente libre como para elegir cuándo tomar vacaciones y cuándo tomarse un fin de semana libre. Al menos tenía tiempo para viajar. Había poesía en ese trabajo: le gustaba mirar la ciudad desde las alturas, pasear por los tejados”.

3. Viajando

Nikolai Boyarshinov: “Su principal afición era viajar. Le gustaba ver cosas nuevas, conocer gente nueva”.

Julian: “He hecho bastante autoestop y no autoestop. Sobre todo en Europa, Escandinavia, Turquía y Georgia. Es una parte muy importante de mi vida. Fue interesante, obtuve muchas emociones, algún tipo de experiencia al viajar. Me influyó mucho. Y me hizo aprender idiomas. inglés en primer lugar. Y eso también ha afectado a mi percepción, me ha permitido comunicarme con personas de otras culturas”.

Nikolai Boyarshinov: “Si viajaba a algún lugar de los países europeos, ya hacía arreglos en el camino, donde podía alojarse. Aquí, en San Petersburgo, también acogió a chicos de Hungría y Finlandia, les organizó algunas excursiones, les mostró lugares interesantes que no eran muy conocidos.

A Julián le gustaba ir de camping. A menudo había conciertos al aire libre, festivales subculturales y conferencias. Casi antes de ser arrestado, solía ir con amigos a Altai, a hacer senderismo por las cumbres. He visto fotos, unas vistas tan bonitas, era tan feliz allí. Quería visitar el lago Baikal, pero no lo consiguió”.

Maria Koretskaya recuerda sus caminatas juntos: “Durante las dos semanas en Altai nunca se desanimó ni se quejó. Llovía, el barro llegaba hasta las rodillas y lo único de lo que se quejaba Julián era de que no habían tomado suficientes caramelos. Recuerdo haber comprado una enorme bolsa en la estación meteorológica. Antes de eso, la primera vez, fuimos haciendo autostop hacia el sur; no tenía experiencia. Recogió una enorme mochila de conservas y la arrastró desde Petersburgo hasta el mar, donde la tienda estaba a media hora de camino. Así es Julian”.

Nikolai Boyarshinov: “En algún momento a finales de 2017, trajo a casa un kayak de dos plazas. Sabía que me gustaba el lago Vuoksa, en el istmo de Carelia, y me dijo que bajaríamos el Vuoksa en kayak. Tenía un trabajo, de alguna manera se retrasó, no llegó en otoño y lo pospuso hasta la primavera. Pero no ocurrió”.

4. activismo

Nikolay Boyarshinov: “Me parece que su rasgo de carácter más importante es su carácter no conflictivo. A lo largo de su vida no ha habido ni una sola ocasión en la que nos hayamos levantado la voz, no había necesidad de hacerlo. Pero no se trataba de pasividad, sino todo lo contrario. No era un líder, nunca hizo gala de sus méritos, pero era un activista, ¡sí, era él! Su activismo se manifestó de muy diversas maneras, por ejemplo: acciones para proteger el medio ambiente, ayuda a los sin techo, refugios de animales, Mercado Libre.

Julián vivió una vida muy activa, y tenía muchos conocidos y amigos que compartían su interés por las iniciativas sociales y cívicas, y buscaban cambiar la sociedad para mejor. En su tiempo libre, Julian intentaba ayudar a cualquier persona necesitada, a cualquiera que se encontrara en una situación difícil, y su actitud positiva inspiraba a los demás.

Julian ha sido voluntario en varias ONGs en San Petersburgo

Durante cinco años, de 2010 a 2015, Julian fue uno de los organizadores de MercadosLibres – ferias libres en San Petersburgo. Se trata de actos en los que se regala o se lleva cualquier cosa de forma libre. Dmitry y Maria Koretsky, amigos de Julian, dicen que en San Petersburgo los mercados libres lo organizaron Julian y otras cinco personas. Al principio fue difícil, las cosas estaban colgadas en la calle. Entonces empezaron a encontrar locales para alquilar de forma libre, y transporte. Se celebraba aproximadamente una vez al mes y era un fenómeno urbano, un acontecimiento muy popular.

Además de los mercados libres, Julian trabajó como voluntario en otros proyectos sociales en San Petersburgo, como Nochlezhka, un refugio para personas sin hogar, la cadena de tiendas de solidaridad llamada Gracias, y refugios para animales. En uno de estos refugios de la región de Leningrado, a 30 km de San Petersburgo, Julian tenía varias salas. Su favorito era el lobo tuerto Yarik, con el que Julián iba a menudo a pasear.

lobo

Julian y el lobo Jariq del refugio para animales salvajes y sin hogar

Nikolai Boyarshinov: “Organizaron un refugio para animales salvajes cerca de San Petersburgo que ya no pueden vivir en la naturaleza, era trabajo voluntario. Mi hijo me mostró fotos paseando con un lobo tuerto, diciendo que era muy bueno.

Con sus amigos siempre hacía campañas de “Comida en lugar de bombas”. Siempre se les ocurría algo. Por ejemplo, cerca de San Petersburgo ocurre que en los huertos todo el mundo tiene una cosecha de manzanas y no se pueden comer, pero es posible hacer una excelente compota con ellas. Así que los chicos recogieron una gran cantidad de estas manzanas, hicieron compotas y las regalaron a los sin techo. Su abuela le daba dinero para los almuerzos en la escuela y él lo utilizaba para comprar cereales y hacer gachas, y las distribuían entre los necesitados. Al mismo tiempo, promovió el vegetarianismo“.

Cuando las autoridades empezaron a talar un parque cerca de la casa donde viven los Boyarshinov para construir una carretera de circunvalación, Julián y sus amigos lo defendieron. Colgaron pancartas en los postes del tendido eléctrico, celebraron subbotniks y escribieron sobre la tala en las redes sociales. Según los padres de Julián, los jóvenes consiguieron defender el parque, pero tras la detención de su hijo, comenzó allí una “tala brutal“.

5. Visión del mundo: antifascismo y teoría del consenso

Cuando se registró a Julian, se le incautó el Manual de Consenso, que describía “cómo hacer que se tenga en cuenta la opinión de todos y no la de la mayoría“. Se trata de un manual práctico para activistas sobre el consenso, la facilitación y las campañas públicas por la justicia social y la sostenibilidad medioambiental. Julián no sólo era un apasionado de la teoría del consenso, sino que era capaz de utilizarla eficazmente en su vida.

Los activistas de Rupresión cuentan que primero practicó el consenso en su círculo de conocidos. “Tras adquirir experiencia allí, comenzó a impartir sesiones de formación para otros colectivos rusos, basadas en los principios de horizontalidad e igualdad de los participantes. Julian comenzó a ser invitado a facilitar reuniones por compañeros anarquistas. En situaciones de desacuerdo, cuando en otras circunstancias se habría escupido al otro, Julián ayudaba a encontrar una solución sencilla que parecía estar en la superficie. El consenso ofrece muchas más herramientas para las soluciones colaborativas, la interacción y la resolución de conflictos que una votación basada simplemente en la opinión de la mayoría. Por tanto, el colectivo horizontal es mucho más resistente, flexible y estable. El consenso es ahora una práctica cotidiana en las comunidades anarquistas. Y es la mejor alternativa a todo tipo de relaciones autoritarias“.

Nikolai Boyarshinov: “El anarquismo moderno consiste en respetar los derechos de todos, no de la mayoría, sino de todos. Y es necesariamente la atención a la ecología, el rechazo a cualquier homofobia. No hay violencia en el anarquismo moderno.

Probablemente es una opción bastante natural, si se conocen sus puntos de vista, lo más parecido es el antifascismo. El racismo y el fascismo son probablemente las únicas cosas con las que es intolerante. El antifascismo moderno, al menos en Rusia, surgió como respuesta a la aparición de grupos nacionalistas. Para repeler su agresión, hay que saber defenderse, así que pensó que era necesario hacer deporte“.

Continuación [2ª parte]

🇧🇷Brasil: de líder en privacidad a dictador de los datos

🦊Removing Google and Pocket from Firefox

🦉Sobre los enrutadores o “routers” y su “libertad”📱

Un enrutador es un dispositivo físico de red que facilita y establece una conexión entre una red local e Internet pasando información a y desde las redes de conmutación de paquetes.[1] Realiza esta función a través del análisis de la cabecera de un paquete de datos que contiene la dirección IP de destino del paquete.[2] Basado en el paquete de datos, el enrutador determina la ruta más eficiente hacia la dirección de destino. En pocas palabras, un enrutador enruta información entre redes conectadas“.

anonimusLLenguaje para las gentes que conozcan el medio y un tanto misterioso para legos. El enrutador es el chisme que nos coloca nuestro proveedor de “internet“, en el lugar menos oportuno de la casa, pero que les resulta más cómodo a ellos. Con la afición que le ha cobrado el “usuario final” a las inalámbricas, la mayoría de las veces dicho usuario suele desconocer que el chisme también tiene para los cables. Pero claro, cuando nos venden a diestro y siniestro lo “incómodo que son los cables“, ¿quién demonios quiere cables”.

El enrutador, como cualquier otro “aparato” – hardware para quedar bien – relacionado con la informática, lleva software, dicho software pertenece a la compañía que nos proporcionar la conexión, así como el hardware. Y hasta ahora en toda Europa, cuando contratas una conexión, con la compañía que sea, lo segundo que hacen es mandarte una caja con el enrutador-router, que ya viene preparado y lo único que hay que hacer es conectarlo al cable que ya nos han proporcionado. Y, voilà ya tenemos conexión. En los primeros cambios de compañía – ¿quien no se ha dedicado a hacer surfing de una compañía a otra, hasta que te das cuenta que todas son iguales de sinvergüenzas y que te toman el pelo que es un gusto? -. Yo pensaba que era una lástima que dicho aparatito no sirviera de una para otra, no estaba puesto en la importancia que tiene para la compañía dicho elemento. En Europa, como en otros continentes y países, hay gente dedicada a luchar por “la libertad del enrutador“, gente vinculada al Software Libre – Hardware Libre. Ahora, los finlandeses han conseguido poder proporcionar su propio enrutador con el software que elijan y la compañía lo único que tiene que hacer es proporcionar la conexión. ¿Quién gana con eso? Los usuarios, estamos hablando de nuestra Libertad, la de verdad, la real, no la de consumir cervecitas a la hora que nos pete en el bar de la esquina.

perspectivaregulador

En el contexto de la reforma de las telecomunicaciones en la UE, Finlandia ha asegurado la libertad de enrutador en el país. La FSFE reconoce que se trata de una gran victoria para los derechos de los usuarios finales. Entrevistamos a Klaus Nieminen, representante del regulador de redes finlandés Traficom, para saber más sobre esta decisión.

En la última década, Finlandia se ha hecho famosa por sus políticas de transformación digital, que le han dado al país el estatus de tener una de las poblaciones más orientadas a lo digital. En particular, Finlandia ha sido elogiada por sus esfuerzos en la aplicación de normas a nivel legislativo para garantizar la conexión de banda ancha a Internet para toda su población. Las políticas de internet del país centradas en la asequibilidad de la conexión ha dado lugar a Router Freedom. En 2014, Finlandia estableció la Router Freedom en el país. La ley establecía que los proveedores de servicios de internet (ISP) no debían impedir que un usuario final conectara a una red pública de comunicaciones cualquier equipo radioeléctrico o terminal de telecomunicaciones que cumpliera los requisitos legales.

….

¿Por qué Finlandia considera que la Libertad del Enrutador es importante para los derechos de los usuarios finales?

Screenshot_20201222_174614Klaus Nieminen: La libertad del enrutador es un derecho de los usuarios finales. También es importante para permitir y fomentar la competencia en los mercados de equipos terminales de telecomunicaciones. El Reglamento sobre Internet abierto (2015/2120 (UE)) establece que los usuarios finales tendrán derecho a utilizar los equipos terminales de su elección, tal como se define en la Directiva 2008/63/CE de la Comisión. Los proveedores de servicios de acceso a internet no deben imponer restricciones al uso de equipos terminales que se conecten a la red, además de las impuestas por los fabricantes o distribuidores de equipos terminales de acuerdo con la legislación de la Unión. La normativa es estable y no vimos la necesidad de cambiar nuestra posición.

La UE está reformando su ley de telecomunicaciones con la EECC. Las disposiciones sobre la ubicación del “punto de terminación de la red” podrían afectar negativamente a Router Freedom. ¿Cuál es el enfoque de Traficom en relación con la libertad de itinerario y la reforma de las telecomunicaciones? ¿Cuál es su opinión sobre la posición de la UE y están en contacto con otros países al respecto?

Por lo que tenemos entendido, el uso de dispositivos terminales sólo puede restringirse de acuerdo con el Reglamento sobre Internet abierto, por ejemplo, cuando es necesario por razones de seguridad de la información o de compatibilidad técnica. El derecho del usuario final a elegir el dispositivo terminal no se aplica a aquellos dispositivos que, según una evaluación objetiva, es técnicamente necesario considerar parte de la red del operador de telecomunicaciones. La definición de la ubicación del punto de terminación de la red fija (PTR) influye en si un equipo en las instalaciones del cliente forma parte de la red pública o del equipo terminal y, por tanto, consideramos que esta evaluación es de suma importancia.

¿Ha detectado Traficom alguna “necesidad tecnológica” que pueda limitar la libertad de los routers?

180x119-FsfeSupportourWork_transparentHemos estudiado esta cuestión en relación con los módems de cable y, tras una evaluación objetiva, Traficom ha decidido que no existe ninguna necesidad tecnológica que justifique la limitación del derecho de los usuarios finales a elegir su propio equipo. En Finlandia, el derecho a elegir el equipo terminal existe desde hace años, por lo que es más o menos tradicional que los usuarios finales puedan elegir su módem. Por lo tanto, podría decir que el tema no ha sido muy controvertido en nuestro país. Por ejemplo, nunca hemos visto un caso en el que un ISP haya argumentado que un router CPE forme parte de su red….

Router Freedom es el derecho que tienen los usuarios finales de cualquier proveedor de servicios de Internet (ISP) a elegir y utilizar un módem y un router privados en lugar de los equipos que el ISP proporciona. Desde 2013, la Fundación del Software Libre de Europa se ha comprometido con éxito con Router Freedom, promoviendo la libertad de los usuarios finales para elegir y utilizar su propio equipo terminal – primero en Alemania como precedente, y ahora en muchos países europeos.

📹Cuando un vídeo de 90 euros  tiene más impacto que una gran campaña publicitaria

🇵🇦Panamá: Una historia que une a Prisa de España con testaferros, violación de derechos laborales y evasión de impuestos

lahambra

🏴LA FRONDEUSE: Sofía Ananiev – Kropotkin🏴

frondeseEs una experiencia bastante común encontrarse, al investigar alguna de las figuras masculinas más o menos conocidas de la historia anarquista, algunos atisbos de esposas, hijas, hermanas, amantes o compañeras que apenas han dejado huella en el registro histórico. En el caso de Sophie Ananiev, la esposa de Peter Kropotkin, tenemos la suerte de contar con una pequeña, pero variada, selección de obras.

A los 17 años había abandonado la casa familiar rebelándose contra la explotación que su familia hacía de los obreros en una mina de Siberia.

Despues de unos años de privaciones, su salud se resintió y sus amigos le pagaron un viaje  a Suiza a reponerse. Alí conoció a  Kropotkin, con quien se casaría el 8 de octubre de 1878.

Estudió biología en la Universidad de Berna y se doctoró en ciencias en París, era el año 1884.

En 1886 publicó en “L’intransigeant”, de Henri Rochefort una novela corta sobre los terroristas rusos contra el zarismo, titulada La mujer del N° 4237.

Durante su vida acompañó en sus aventuras y trajinar a su esposo, y se cree que sin sus cuidados y atenciones a su salud, Kropotkin nunca hubiera terminado gran parte de su obra escrita.

La mujer del número 4,237

I

El tren acababa de llegar a la estación de N-, un lugar fuera de la carretera en una de las ramas del sistema sudoriental. Descendieron los pocos viajeros —tres hombres y una mujer— y permanecieron de pie en la plataforma, esperaban a que se alzara la barra — para cruzar al otro lado y salir.

Los hombres eran de la zona y se conocían. Hablaban juntos, mientras que la mujer —una joven morena, delgada y pobremente vestida de negro— se mantenía apartaba, apoyaba en la barandilla. Sus ojos se deslizaron por el territorio circundante y parecían buscar el objeto de su viaje.

A la derecha y a la izquierda vio suaves colinas cubiertas de bosques; ante ella, una gran llanura, cubierta de prados, racimos de árboles, campos verdes que subían las laderas y se esbozaban en verde esmeralda en el fondo oscuro de los bosques de abetos. Un riachuelo hería la llanura. Uno habría dicho que se había impuesto la tarea de visitar cada una de las granjas cuyos techos brillaban a la luz del sol, llevando a cada uno la frescura de sus límpidas aguas. Luego entró en una mancha sombreada, entre otras colinas, y desapareció en la neblina de la mañana.

Mientras tanto, el tren se había movido perezosamente; el camino se había despejado, y los viajeros podían irse. Una vez fuera, se dispersaron en distintas direcciones.

La recien llegada les dio tiempo para irse; luego se acercó a un campesino de blusa azul, que estaba encendiendo su pipa, y le preguntó el camino a la prisión central.

“Sólo sigue este camino, no lo perderás”, dijo el campesino, mientras examinaba con una mirada escrutadora la cara preocupada de la joven. “En cuanto hayas pasado la arboleda a la derecha, verás un gran muro: ese es el muro exterior. Siguelo, te llevará a la entrada.

“¿Vienes a ver a alguien en prisión?” se aventuró.

Sí.

¿Un pariente, sin duda? ”

Sí, señor.

Y se apresuró a ganar el camino señalado, acelerando el ritmo.

El campesino la siguió con la mirada. Pensó por un momento en alcanzarla y hablar un poco mientras caminaban juntos; pero ya estaba lejos. Movió la cabeza, y entró en el café en la estación.

La mujer caminaba muy rápido. Si era emoción o el frescor del aire de la mañana, tiritó bajo el vestido de lana; pero no pensó en ponerse una bufanda de punto que llevaba en la mano con una pequeña canasta.

El viento le trajo el aire perfumado de los prados y árboles que se apresuraban a beneficiarse de una primavera tardía para expandir su frondosidad. La arboleda de la derecha le envió una ráfaga del olor penetrante de los abetos jóvenes.

¡Oh, qué bien se está aquí!” exclamó, respirando profundamente el aire puro de la hermosa mañana. Admiró los campos, los prados, las aguas rápidas del arroyo que fluía por el lado de la carretera. “¡Qué agua tan transparente!” pensó: “todo lleno de bosques interminables; ¡esto es campo de verdad!”

Y, llena de admiración, involuntariamente aflojó la marcha. Después del aire contaminado de las calles sofocantes de la gran ciudad, después del polvo del taller, el campo tenía mucho más encanto para ella; y respiraba a todo pulmón. Ante la naturaleza, olvidó por un momento sus preocupaciones.

Un jilguero piaba su canto matutino entre los matorrales, y la joven ya había dado unos pasos a un lado para descubrir al pequeño cantante, cuando percibió detrás de los árboles una inmensa pared gris que se levantaba ante ella.

Formidable, sombría, esta masa de piedra se extendía más allá de la vista, a lo largo del valle y subiendo la colina. Un mundo entero, sin palabras, aturdido, estancado dentro de su recinto.

El destello de alegría que, por un momento, se había encendido en los grandes ojos de la pobre mujer se extinguió instantáneamente a la vista de esa masa de piedra.

Está ahí, detrás de esta pared”, se dijo a sí misma; “nunca ve el agua ni el verdor; nada de todo esto existe para él”. Y se apresuró por el camino, acelerando sus pasos, forzándose a un paso rápido para sofocar el llanto que amenazaba con sacudir su pecho.

No debe verme llorar”, tartamudeó; “le preocuparía demasiado: nunca podría soportar mis lágrimas.”

Pero las lágrimas rebeldes corrían sobre sus mejillas; caían sobre su pecho, se deslizaban sobre su vestido, dispersándose en pequeñas gotas. Se apresuró a sofocarlas con un poderoso esfuerzo de la voluntad.

¡Qué larga es, esta pared!” Llevaba andando veinte minutos, y no podía ver el final.

Al fin vio los contrafuertes, una tronera, y la puerta abovedada, la única entrada de esta formidable mampostería. La joven se limpió los ojos, los secó con un pañuelo, y entró en una amplia cancha. Sin embargo, todavía no había llegado a la prisión, le dijeron. ¡La prisión! No podía verla, porque había dos muros más que traspasar antes de llegar a los barracones de los prisioneros. Debía llamar a una segunda entrada y pedirlo en la oficina del funcionario.

Temblando, cruzó el umbral de la puerta que le acababan de indicar, y habló al fin a un guardian.

¿Tendría la amabilidad de decirme, señor, con quien debería hablar para ver a mi marido… Jean Tissot”, agregó, ruborizándose y presentando su certificado de matrimonio.

Al director, señora. Hoy está fuera, pero está el sustituto.”

¿Puedo verlo ahora?

En un cuarto de hora volverá; le daré sus papeles. Espere aquí en el banco.

El cuarto de hora pasó, la media hora también, la esposa de un prisionero está acostumbrada a esperar, y sentada en un banco en un ante-cuarto sombrío, la joven intentó recordar todo lo que tenía que decirle a su esposo. Muchas cosas, y la entrevista era tan corta, ¡apenas media hora!

Cuantas veces, acostada en el ático, se había repetido todo lo le diría; cada palabra se había grabado en su memoria, y ahora había olvidado todo…

Le diré primero cómo lo amo, —infinitamente más ahora que antes; si todavía vivo, es sólo para él.”

No debe saber nada de todo lo que he sufrido durante estos dieciocho meses; trabajo, estoy bien… mi alquiler se paga… ¿qué más? Lo he olvidado todo; ¿por qué no lo escribí todo en un trozo de papel?

El hilo de su pensamiento se rompió; se preguntó en qué condiciones lo encontraría.

¡Dieciocho meses desde que lo vi! Dicen que están mal alimentados, que tienen que trabajar demasiado duro. Estará pálido, tendrá esa mirada cadavérica que he visto en los prisioneros de la cárcel.

Se estremece con esta idea, pero un momento después ya ve feliz a su Jean, la sonrisa, esa bonita sonrisa, en sus labios, cuando le han anunciado que su pequeña Julie está allí, que va a verla inmediatamente; y se siente feliz por haberle traído un momento de felicidad.

¡Cómo la esperaba para el Año Nuevo!

Y relee mentalmente esta carta. La sabía de memoria, esta carta que la había escrito al saber que no la vería.

Tenía, sin embargo, los cien francos necesarios para el viaje. Había estado ahorrando durante todo un año de su salario de cuarenta y dos sous al día. Un año entero de privaciones, durante el cual se había negado todo, escatimando en comida y en fuego que encendió raramente en invierno. Sí, los tenía en diciembre, cuando esa terrible enfermedad vino a arruinar todos sus planes.

Una simple gasa, un dedo cortado con un hilo de seda, y qué sufrimiento horrible! Pensé que moriría; ¿qué es lo que pusieron en esta seda para hacer que la gente sufra tanto? Más de un mes perdido, y ¡cómo se comió el dinero! … ¡Hubo que comenzar todo de nuevo!

Mientras tanto, el director ha regresado: un hombre magro, seco, todavía joven, que ni siquiera ha condescendido en echar un vistazo a la visitante, al ir a su oficina. Hay entrada y salida de vigilantes; han ido a buscar al vigilante de sala.

“Un minuto más”, piensa la pobre mujer, y vuelve a su lugar en el banco. Cada vez que abren una puerta, ella cree que verá a su marido.

Al menos, la entrevista no tendrá lugar en las mismas condiciones que en la cárcel. Se estremece al recordar a esos hombres puestos en una jaula como bestias salvajes.

“Pero las bestias sólo tienen una reja, y allí tienen dos, a más de un metro de distancia. No hay manera de tocar ni un dedo. ¡Dos rejas, una malla de alambre de hierro, y un guardia entre nosotros! Una oscuridad perfecta, ni siquiera podía ver sus rasgos. Cinco hombres en cada jaula, diez mujeres y niños delante de ellos. Las mujeres llorando, los hombres gritando tan fuerte como pueden para hacerse oír en el alboroto de las llamadas de los guardias, de los golpes en las puertas, de cien hombres y mujeres hablando a la vez bajo una bóveda, ¡qué infierno!”

“Venga por aquí, señora, el director desea hablar con usted”, dijo un guardia.

Entra en el despacho.

Un hombre alto, de rasgos duros, ojos vidriosos y bigote rubio, la recibe de pie, hablando con el jefe de los carceleros:

¿Está seguro de que es el número 4.237? en el barracon del hospital? Es ése. ¿Enfermo? ¿No puede bajar al locutorio?

No, señor“.

Señora, su marido está enfermo, en la enfermería. No podrá verle hasta dentro de unos días“.

¿Enfermo? ¿Qué le pasa?“, grita la pobre mujer. “¡Pero entonces iré a la enfermería!

Casi se alegra de escapar de este horrible locutorio.

¡Imposible! ¡Absolutamente imposible! Va contra las normas. La ley es la misma para todos: una mujer nunca entra en la cárcel. Ya lo verá cuando se recupere“.

Pero vengo de muy lejos, señor; sólo puedo quedarme aquí unos días“.

¡Que no hubiera entrado en la cárcel! Esta es la regla; no puedo hacer nada al respecto. Ninguna entrevista hasta que pueda bajar al locutorio“.

Se lo ruego, señor …. ¿Está gravemente enfermo? ¿Cuál es el problema?

Inflamación del pecho, vómitos de sangre, o algo por el estilo“.

Pero si pudiera verme, ¡oh! vería cómo eso le daría fuerzas… Está enfermo porque no me ha visto durante mucho tiempo, … se recuperará“…

Ya le he dicho, señora, que es imposible. ¿Qué quiere que haga al respecto? Va contra las normas“.

¡Mi Jean, mi amado! . . . Si supiera cómo me quiere; lo soy todo para él. . . ¿Qué debo hacer, dígame, para que me dé permiso? ¿Pero es mi marido, señor, y yo, su mujer, no tengo derecho a verlo? …. ¿Qué hemos hecho, entonces, para que nos hagan sufrir tanto?

Los sollozos quiebran su voz; un grito de dolor se escapó del débil pecho.

El director no sabía qué decir: se tiraba del bigote con impaciencia. El jefe de carceleros -un hombre de pelo canoso, endurecido por un largo servicio, pero que rara se había relacionado con mujeres- fijaba sus ojos en la gorra bordada del director arrojada sobre la mesa.

Las normas se oponen a ello. . la ley… la ley para todos“, tartamudeaba el director.

Luego se refugió en su despacho.

La mujer se quedó sola con el jefe de carceleros; se dirigió hacia él.

Señor, usted es un padre, debería entenderme. . . Usted tiene, tal vez, una hija casada. . . Quién sabe si un día… Jean es también un hombre honesto… Le ruego que me deje ver a mi marido“.

Y se hundió en una silla. Los sollozos la ahogaban; se retorcía las manos.

El viejo guardia estaba completamente fuera de sí. Hacía girar su silbato en las manos, pero ¿qué podía hacer? ¿Llamar a los otros carceleros? ¿De qué serviría? Toda su experiencia de treinta años no le ayudaba en absoluto; se sentía desarmado.

Por fin, una idea pareció darle luz.

Vuelva mañana“, dijo en voz baja, lanzando una mirada a la puerta del despacho. “El director vuelve esta tarde; tal vez actúe bajo su propia responsabilidad. . . Este es un inspector, no se atrevería. . . Hablaré con el médico. Mañana por la mañana, esté aquí a las nueve, hablaré con el director… Por aquí, por aquí” – añadió, en voz alta, empujando suavemente hacia la puerta a la tambaleante mujer.

Con los ojos demacrados, Julie se dejó llevar por el brazo. Ya no sollozaba, temblaba todo su cuerpo, y sus labios incoloros lanzaron esta maldición.

¡Malditos sean los hombres sin corazón, con sus reglas y sus leyes, hechas para romper corazones!

🏴¿Qué está pasando con la Sanidad Pública? ¿Quiénes son los responsables?

📲El tecnofeudalismo se impone🏹

yanis

aAsí es como termina el capitalismo: no con un estallido revolucionario, sino con un gemido evolutivo. Al igual que desplazó al feudalismo gradualmente, subrepticiamente, hasta que un día la mayor parte de las relaciones humanas se basaron en el mercado y el feudalismo fue barrido, el capitalismo actual está siendo derrocado por un nuevo modo económico: el tecno-feudalismo.

Se trata de una gran afirmación que llega tras muchos pronósticos prematuros sobre la desaparición del capitalismo, especialmente desde la izquierda. Pero esta vez puede ser cierto.

Los indicios son visibles desde hace tiempo. Los precios de los bonos y de las acciones, que deberían moverse en direcciones muy opuestas, se han disparado al unísono, cayendo ocasionalmente pero siempre al unísono. Del mismo modo, el coste del capital (el rendimiento exigido para poseer un valor) debería estar disminuyendo con la volatilidad; en cambio, ha estado aumentando a medida que los rendimientos futuros se vuelven más inciertos.

arqueroQuizás la señal más clara de que algo grave está en marcha apareció el 12 de agosto del año pasado. Ese día nos enteramos de que, en los primeros siete meses de 2020, la renta nacional del Reino Unido se había hundido más del 20%, muy por encima incluso de las peores predicciones. Unos minutos después, la Bolsa de Londres se disparó más de un 2%. Nunca había ocurrido nada comparable. Las finanzas se habían desvinculado totalmente de la economía real3.

Pero, ¿significan realmente estos acontecimientos sin precedentes que ya no vivimos en el capitalismo? Después de todo, el capitalismo ya ha sufrido transformaciones fundamentales. ¿No deberíamos simplemente prepararnos para su última encarnación? No, no lo creo. Lo que estamos viviendo no es simplemente otra metamorfosis del capitalismo. Es algo más profundo y preocupante.

Sí, el capitalismo ha sufrido transformaciones extremas al menos dos veces desde finales del siglo XIX. Su primera gran transformación, desde su aspecto competitivo hasta el oligopolio, se produjo con la segunda revolución industrial, cuando el electromagnetismo dio paso a las grandes corporaciones en red y a los megabancos necesarios para financiarlas. Ford, Edison y Krupp sustituyeron al panadero, al cervecero y al carnicero de Adam Smith como principales impulsores de la historia. El subsiguiente ciclo bullicioso de megadeudas y megarretornos condujo finalmente al crack de 1929, al New Deal y, tras la Segunda Guerra Mundial, al sistema de Bretton Woods, que, con todas sus restricciones a las finanzas, proporcionó un raro período de estabilidad.

El fin de Bretton Woods en 1971 desencadenó la segunda transformación del capitalismo. A medida que el creciente déficit comercial de Estados Unidos se convertía en el proveedor de demanda agregada del mundo -absorbiendo las exportaciones netas de Alemania, Japón y, más tarde, China -, Estados Unidos impulsó la fase de globalización más enérgica del capitalismo, con un flujo constante de beneficios alemanes, japoneses y, más tarde, chinos, que lo financiaban todo.

Sin embargo, para desempeñar su papel, los funcionarios de Wall Street exigieron emanciparse de todas las restricciones del New Deal y de Bretton Woods. Con la desregulación, el capitalismo oligopolístico se transformó en capitalismo financiarizado. Así como Ford, Edison y Krupp habían sustituido al panadero, al cervecero y al carnicero de Smith, los nuevos protagonistas del capitalismo eran Goldman Sachs, JP Morgan y Lehman Brothers.

tecnosoldadoAunque estas transformaciones radicales tuvieron repercusiones trascendentales (la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial, la Gran Recesión y el largo estancamiento posterior a 2009), no alteraron la característica principal del capitalismo: un sistema impulsado por el beneficio privado y las rentas extraídas a través de algún mercado.
Sí, la transición del capitalismo smithiano al capitalismo oligopólico impulsó los beneficios de forma desmesurada y permitió a los conglomerados utilizar su enorme poder de mercado (es decir, su recién descubierta libertad de competencia) para extraer grandes rentas de los consumidores. Sí, Wall Street extrajo rentas de la sociedad mediante formas de robo a la luz del día basadas en el mercado. Sin embargo, tanto el oligopolio como el capitalismo financiarizado estaban impulsados por los beneficios privados impulsados por las rentas extraídas a través de algún mercado, uno acaparado por, digamos, General Electric o Coca-Cola, o conjurado por Goldman Sachs.

Luego, después de 2008, todo cambió. Desde que los bancos centrales del G7 se unieron en abril de 2009 para utilizar su capacidad de impresión de dinero para reflotar las finanzas mundiales, surgió una profunda discontinuidad. Hoy en día, la economía mundial se alimenta de la generación constante de dinero de los bancos centrales, no de los beneficios privados. Mientras tanto, la extracción de valor se ha alejado cada vez más de los mercados y se ha trasladado a las plataformas digitales, como Facebook y Amazon, que ya no operan como empresas oligopólicas, sino como feudos o fincas privadas.

Que los balances de los bancos centrales, y no los beneficios, impulsen el sistema económico explica lo que ocurrió el 12 de agosto de 2020. Al escuchar las sombrías noticias, los financieros pensaron: “¡Genial! El Banco de Inglaterra, presa del pánico, imprimirá aún más libras y las canalizará hacia nosotros. Es hora de comprar acciones“. En todo Occidente, los bancos centrales imprimen dinero que los financieros prestan a las empresas, que luego lo utilizan para recomprar sus acciones (cuyos precios se han desvinculado de los beneficios).

Mientras tanto, las plataformas digitales han sustituido a los mercados como lugar de extracción de la riqueza privada. Por primera vez en la historia, casi todo el mundo produce gratuitamente el capital social de las grandes empresas. Eso es lo que significa subir cosas a Facebook o moverse enlazado a Google Maps.

No es, por supuesto, que los sectores capitalistas tradicionales hayan desaparecido. A principios del siglo XIX, muchas relaciones feudales permanecían intactas, pero las relaciones capitalistas habían comenzado a dominar. Hoy en día, las relaciones capitalistas permanecen intactas, pero las relaciones tecno-feudales han comenzado a superarlas.

Si estoy en lo cierto, todo programa de estímulo está destinado a ser a la vez demasiado grande y demasiado pequeño. Ningún tipo de interés será nunca coherente con el pleno empleo sin precipitar quiebras corporativas secuenciales. Y la política de clase en la que los partidos que favorecen al capital compiten con los partidos más cercanos al trabajo está acabada.

Pero aunque el capitalismo termine con un gemido, el estallido puede llegar pronto. Si los que están en el extremo receptor de la explotación tecno-feudal y la desigualdad que adormece la mente encuentran una voz colectiva, ésta será muy fuerte.

💶Los ricos han seguido incrementando su fortuna durante la pandemia

🇲🇽Pronunciamiento en solidaridad con el Pueblo Yaqui

carnecruda

A %d blogueros les gusta esto: