Ninguna empresa justifica un estado policial.

stallman

En los últimos meses, Select All ha entrevistado a más de una docena de figuras prominentes de la tecnología sobre lo que ha fallado en el Internet actua,l para un proyecto llamado “The Internet Apologizes”. Ahora estamos publicando transcripciones más largas de cada entrevista individual. Esta entrevista presenta a Richard Stallman,  activista y legendario programador que desarrolló el software básico y ampliamente utilizado Emacs y GNU. Ha recibido la beca MacArthur “genius” y actualmente es presidente de la Free Software Foundation.

Muchas gracias por aceptar una llamada. Me disculpo por llamar tarde, acabo de tener una mañana atestada.

Por favor. Deja de disculparte. No importa cuando me llames, si puedo hablar contigo. Nunca me importó eso. En otras palabras, estás siendo excesivamente cortés. Satisfaciendo un deseo imaginario que nunca tuve en mi vida. Soy feliz si la gente me llama en cualquier momento si la conversación es útil.

Por supuesto, a veces no puedo hablar o no pueden localizarme, lo cual es desafortunado. Pero no me va a hacer infeliz.

Muy bien entonces. Empecemos y vayamos directo al grano. Me interesa saber cómo cree que las principales plataformas digitales en particular, y Silicon Valley en general, se descarrilaron. Estoy pensando en la naturaleza tóxica de muchas de estas comunidades y plataformas en línea – problemas con la privacidad de datos, la capacidad de ser usados cobn fines electorales u otros propósitos, de ese tipo.

Estás hablando de manifestaciones muy específicas, y en algunos casos de maneras que presuponen una solución débil.

¿Qué es la privacidad de datos? El término implica que si una empresa recopila datos sobre ti, de alguna manera debe proteger esos datos. Pero no creo que ese sea el problema. Creo que el problema es que recoge datos sobre ti. No deberíamos dejarles hacer eso.

No permitiré que recopilen datos sobre mí. Desafortunadamente hay algunas áreas en las que no puedo evitarlo. No puedo evitar ni siquiera para un vuelo doméstico dar la información de quién soy. Eso está mal. Uno no debería tener que identificarse si no está cruzando una frontera y haciendo que le revisen su pasaporte.

Con las recetas, las farmacias venden la información sobre quién recibe qué tipo de receta. Hay compañías que descubren cosas sobre las personas. Pero no tienen mucha oportunidad de mostrarme anuncios porque no uso ningún sitio de una manera que les permita saber quién soy y mostrar anuncios en consecuencia.

Así que creo que el problema es fundamental. Las empresas están recopilando datos sobre las personas. No deberíamos dejarles hacer eso. Los datos que se recogen serán abusados. Eso no es una certeza absoluta, pero es una probabilidad práctica, extrema, que es suficiente para hacer de la cobranza un problema.

Una base de datos sobre personas puede ser mal utilizada de cuatro maneras. En primer lugar, la organización que recopila los datos puede hacer un mal uso de los mismos. En segundo lugar, los empleados deshonestos pueden hacer un mal uso de los datos. Tercero, las partes no relacionadas pueden robar los datos y abusar de ellos. Eso también sucede con frecuencia. Y cuarto, el estado puede recopilar los datos y hacer cosas realmente horribles con ellos, como poner a la gente en campos de prisioneros. Que es lo que sucedió en la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos. Y los datos también pueden permitir, como hicieron en la Segunda Guerra Mundial, que los nazis encuentren judíos para matar.

En China, por ejemplo, cualquier dato puede ser mal utilizado de forma horrible. Pero en Estados Unidos también hay una torturadora de la CIA que ha sido nombrada para dirigir la CIA. Así que cuando pones esto junto con el espionaje estatal del que nos habló Snowden, y con la Ley Patriota que permite al FBI tomar de casi cualquier base de datos, datos personales sin siquiera hablar con un tribunal. Y lo que ves es que para las compañías tener datos sobre ti es peligroso.

Y no estoy interesado en discutir las políticas de privacidad que estas compañías tienen. En primer lugar, las políticas de privacidad están escritas de tal manera que parecen prometerle algún tipo de respeto por la privacidad, cuando en realidad tienen tales vacíos legales que la compañía puede hacer cualquier cosa. Pero segundo, la política de privacidad de la compañía no hace nada para evitar que el FBI tome todos esos datos cada semana. Cada vez que alguien empiece a recopilar datos, si el FBI cree que son interesantes, los obtendrá.

Y también sabemos que el FBI y otras agencias similares se inclinan a etiquetar a los manifestantes como terroristas. De esa manera pueden utilizar leyes que fueron ostensiblemente adoptadas para protegernos de los terroristas para amenazar a un número mucho mayor de nosotros que cualquier terrorista.

Esta es efectivamente una práctica central de todo Silicon Valley, ¿verdad? Parece que usted piensa que esto es algo que se extiende mucho más allá de la privacidad. Es la base de cómo actúan estas compañías.

Sí. Aunque prefiero no referirme a las empresas que recopilan datos personales con el nombre de Silicon Valley porque hay otras empresas que hacen otras cosas relacionadas con la tecnología digital, y tal vez están fabricando algunos chips que no son perjudiciales en absoluto. Así que preferiría no hablar de Silicon Valley, también porque pueden estar en otro lugar.

¿Qué tal si usamos la frase del New York Times?: “los Cinco Espantosos” para referirse a una especie de tecnología emergente, monopolios digitales o duopolios.

Bueno, en primer lugar, si son monopolios es una cuestión secundaria, en mi opinión, y el peligro no se limita a ellos. Por ejemplo, el FBI estaba – supongo que todavía lo está – recogiendo datos sobre cada llamada de larga distancia de algunas de esas compañías de larga distancia. Tal vez todo. Pero eso no son monopolios. No hay muchos de ellos; es un oligopolio, y eso también es peligroso. Pero en cualquier caso, no están entre las cinco compañías en las que estás pensando. Y como yo lo veo, cualquier tienda que quiera saber quién eres está haciendo lo mismo y es igual de malo sin importar el tamaño de la tienda.

Nunca le digo a las tiendas quién soy. Nunca les dejé saber. Pago en efectivo y sólo en efectivo por esa razón. No me importa si es una tienda local o Amazon – nadie tiene derecho a seguir la pista de lo que compro. La tienda local, con la que puedo hacer negocios, no le doy ninguna forma de conocer mi identidad. Pago en efectivo. Con Amazon, no puedo pagar en efectivo, así que no compro desde allí.

Entendido.

Los Cinco Espantosos – creo que en Francia se llaman GAFAM – pueden tener un poder especial para causar daño. Ciertamente Facebook lo hace. Pero cada uno es diferente y están haciendo cosas que otras compañías también están haciendo, y es igual de malo cuando otras compañías lo hacen. Así que creo que es un error centrarse en las empresas especialmente grandes, y en su lugar deberíamos mirar las cosas que están haciendo que son la base para ser perjudiciales. Y entonces deberíamos detener a cualquiera que haga eso.

Suena como si usted sintiera que la recolección de datos de usuario es el problema de raíz con estas compañías.

Es una injusticia. Es una falta de respeto por los derechos humanos, y no sólo cuando una empresa lo hace. Hoy en día, en las calles de algunas ciudades hay muchas cámaras que los funcionarios pueden apuntar en la dirección que quieran, y creo que están tratando de reconocer los rostros de las personas automáticamente. Bueno, esto es monstruoso. Esto es mucho peor que Google o Facebook.

Y no lo hace… no lo hace una empresa. Lo hace la ciudad de Nueva York. O alguna otra ciudad haciendo lo mismo, ¿quién sabe? El punto es que rastrear a la gente es peligroso. Y especialmente rastrear quién se comunica con quién. Y quién va a dónde. Una vez que el Estado pueda averiguarlo, los derechos humanos están básicamente muertos porque las protestas serán aplastadas. Miren lo que varias de las llamadas “agencias de aplicación de la ley” hicieron para tratar de aplastar las protestas en el oleoducto no hace mucho tiempo, o las leyes que varios estados están adoptando o pensando en adoptar, convirtiendo la protesta en un grave crimen y encarcelando a los manifestantes por mucho tiempo. O cortar a los periodistas para cubrirlos, como se hizo durante las protestas en el oleoducto de acceso a Dakota, cuando declararon una zona de exclusión aérea para que los aviones teledirigidos de los periodistas no pudieran estar allí para ver lo que los matones estaban haciendo a los manifestantes.

Por lo tanto, considero que esto es fundamentalmente peligroso hasta el punto de que los problemas de, digamos, la publicidad palidecen en comparación. Claro, no quiero que las empresas puedan saber todo sobre nosotros por el bien de la publicidad, aunque para el caso específico de Facebook, podría haber un remedio para evitar que sea tan perjudicial. Por ejemplo, los anuncios políticos en Facebook podrían ser menos perjudiciales si todas las empresas que compran anuncios políticos están obligadas a publicar la lista completa de todos los anuncios que han comprado en los últimos seis meses en un solo lugar. Para que la gente pueda ver lo que son.

¿Por qué cree que estas empresas se sienten justificadas a la hora de recopilar esos datos?

Oh, bueno, creo que se puede rastrear hasta la ideología neoliberal plutocrática general que ha controlado a Estados Unidos durante más de dos décadas. Un estudio estableció que desde 1998 más o menos, la opinión pública en general no tiene influencia en las decisiones políticas. Están controlados por los deseos de los ricos y de los intereses especiales relacionados con cualquier asunto que sea.

Así que las empresas que querían recopilar datos sobre las personas podían aprovechar esta ideología general equivocada para salirse con la suya en cualquier cosa que hubieran querido hacer. Que resulta que estaba recolectando datos sobre la gente. Pero creo que no se les debería permitir recopilar datos sobre la gente.

Necesitamos una ley. Que se jodan – no hay razón por la que debamos dejarlos existir si el precio es saber todo sobre nosotros. Deja que desaparezcan. No son importantes – nuestros derechos humanos son importantes. Ninguna empresa es tan importante que su existencia justifique la creación de un Estado policial. Y nos dirigimos hacia un estado policial.

La mayoría del software que no es libre tiene funcionalidades maliciosas. Y esto incluye espiar a la gente, restringir a la gente, lo que se llama gestión digital de restricciones, puertas traseras, censura. Empíricamente, básicamente, si un programa no es software libre, probablemente tiene una de estas funcionalidades maliciosas. Así que imagínese un coche sin conductor, controlado por supuesto por software, y probablemente será software privativo, lo que significa software no libre, no controlado por los usuarios sino por la compañía que fabrica el coche, o por alguna otra compañía.

Imagínate si eso tiene una puerta trasera, que permite a alguien enviar una orden diciendo: “Ignora lo que dijo el pasajero, y ve allí“. Imagínate lo que eso haría. Puedes estar seguro de que China usará esa funcionalidad para llevar a la gente a los lugares donde van a ser desaparecidos o castigados. Pero, ¿puedes estar seguro de que Estados Unidos no lo hará?

Se podría argumentar que en China, acaban de centralizar la recopilación de datos integrados y la están integrando con flujos de datos de una variedad de fuentes diferentes, tanto controladas por el gobierno como no. Mientras que en los EE.UU., parece que estas plataformas compiten entre sí para ofrecer diferentes servicios como este – no está centralizado.

Recuerda que todos los datos están disponibles para el FBI en cualquier momento. Y recuerda lo fácil que es presionar a las empresas para que envíen el comando de control remoto o para que obtengan de ellas todos los secretos necesarios. Recuerda a Lavabit. A Lavabit se le ordenó que le dijera al estado lo suficiente como para espiar al 100 por ciento a todos sus usuarios. Y la única forma en que Ladar Levison pudo evitarlo fue cerrar la compañía instantáneamente. Y podía hacerlo; podía considerar hacerlo porque simplemente era su dueño. Ahora imagina que es una corporación pública con accionistas, e imagina que la loca ideología es hacer dinero para los accionistas, lo cual, por cierto, todavía no es aceptado en algunos países europeos. Y leí que esta idea no comenzó hasta la década de 1980; antes de eso, incluso en los Estados Unidos, se aceptaba que una corporación tenía otras obligaciones.

Así que no deberíamos aceptar esa premisa. Pero el hecho es que sí aceptan esa premisa y ni siquiera soñarían con cerrar la compañía sólo porque había sido corrompida al 100 por ciento – cerradura, stock y barril – para espiar a todos sus usuarios.

Apple acaba de encontrarse con esa situación en China y Apple se ha rendido.

Alguien con sus experiencias y conocimientos, tengo curiosidad: ¿Siente que ha tenido alguna experiencia que le brinde una visión particular de cómo funcionan estas empresas?

Son corporaciones. Las corporaciones han sido comparadas con psicópatas.

Pero, ¿cree que hay algún conjunto particular de actitudes culturales, o ideología, que haya afectado a esta variedad en particular?

Sí, el neoliberalismo.

¿Cierto sabor del neoliberalismo?

No, no creo que lo sea. El neoliberalismo en general. La idea de que la codicia es buena y justifica hacer a la gente lo que sea que la ganancia requiera, eso es todo lo que se necesita. Por supuesto, dependiendo del negocio en el que se encuentre la compañía, habrá diferentes cosas desagradables que podría hacer.

Las cosas desagradables que, digamos, Apple puede hacer no son las mismas que las cosas desagradables que Facebook puede hacer, y no las mismas cosas desagradables que Monsanto puede hacer, o las mismas cosas desagradables que Kinder Morgan puede hacer. Y cada uno se encuentra en ciertas circunstancias basadas en su línea de negocio, lo que sugerirá ciertas formas de ganar más dinero engañando a la gente.

Pero, y sería bueno dejarlo claro, que las corporaciones tienen otros deberes que son tan importantes como hacer dinero para sus accionistas. Pero también necesitamos leyes específicas. Por ejemplo, hubo una empresa carbonera que hace unos años se las arregló para robar las pensiones de sus empleados dividiéndose en dos empresas y programando la quiebra de la que tenía obligaciones en materia de pensiones. Ahora, creo que necesitamos una ley que exija que las pensiones se manejen a través de fondos independientes para que una empresa no pueda simplemente desaparecer y dejar a sus empleados de 20 años sin pensión.

Así que los remedios dependen de la zona. Un remedio que se ocupe de evitar el robo de las pensiones de los empleados. Muchos de los salarios de los empleados son robados con frecuencia, especialmente los de los empleados mal pagados. Sucede mucho en los establecimientos de comida rápida. No estoy seguro de cómo prevenir eso. Pero esa es otra área muy grande donde las compañías engañan a la gente.

Las empresas que tienen sitios web o aplicaciones tienden a fastidiar a la gente recopilando datos sobre ellos. Creo que necesitamos una ley que exija que todos los sistemas se diseñen de forma que alcancen su objetivo básico con la menor recopilación posible de datos.

Y no se debe permitir que las características secundarias, las comodidades, etc., justifiquen que el objetivo principal requiera la recolección de datos. Digamos que quieres ir en coche y pagar el viaje. Eso no necesita fundamentalmente saber quién eres. Por lo tanto, los servicios que lo hagan deben estar obligados por ley a darle la opción de pagar en efectivo, o utilizar algún otro sistema de pago anónimo, sin ser identificado. También deben tener maneras de que puedas llamar para que lo lleven sin identificarse, sin tener que usar un teléfono celular. Compañías que no están de acuerdo con esto – bueno, son bienvenidas a salir del negocio. Que les vaya bien.

Cuando entrevisto a la gente sobre esto, he encontrado que hay algunas personas que piensan que hay algunos arreglos simples y otros que piensan que estas compañías nunca van a cambiar, así que necesitan morir. Tengo curiosidad por saber qué cree que se debe hacer y qué cree que sucederá en realidad.

Bueno, en términos de lo que se debe hacer, creo que deberíamos volver a vender cosas en tiendas físicas donde se pueda entrar y pagar en efectivo. Y si quieres un producto que ellos almacenan en alguna parte pero no está en esa tienda, bien debes ser capaz de pagar un depósito y que ellos ordenen algo y regresar a buscarlo más tarde. Y no necesitan saber quién eres para hacer eso. Pueden dar un recibo que probará que pagastes el depósito para que poder volver a recogerlo más tarde.
Y por cierto, no debemos permitir que las tiendas hagan nada para tratar de rastrear los movimientos de los clientes. Esta extraña práctica es de nuevo el resultado de la suposición ideológica de que a las empresas se les debe permitir hacer lo que quieran a menos que el pueblo haya logrado hacer una ley en su contra. Creo que, en general, no debería permitirse la identificación o el seguimiento de personas, a menos que se ofrezca alguna justificación específica y extremadamente fuerte.

Y este requisito debe aplicarse a los sistemas, independientemente de la organización que los administre, incluidos los sistemas administrados por ciudades, estados y el gobierno de Estados Unidos. No se les debe permitir recopilar datos excepto de maneras específicas que hayan sido aprobadas, y esa aprobación debe exigir que se justifique que se puede permitir el peligro para la privacidad. Y la razón es que necesitamos democracia, más que cualquier otra cosa. Y la enfermedad de la democracia en Estados Unidos, que está completamente establecida, y que fue reconocida por los partidarios de Sanders así como por los partidarios del troll, es un problema que necesitamos resolver. No exacerbar. Por lo tanto, debemos asegurarnos de que el Estado no pueda identificar a las personas, pero la única manera de hacerlo es asegurarnos de que las empresas tampoco puedan identificar a las personas la mayor parte del tiempo.

Además, nos enfrentamos a la amenaza de un desempleo masivo debido a algún tipo de tecnología digital. Una de estas áreas de desempleo son, por supuesto, los vehículos sin conductor. También hay máquinas de autochequeo en algunos supermercados y farmacias. Cuando entro y salgo de esas tiendas, grito a la gente junto a esas máquinas: “Si usas esas máquinas, estás dejando a otras personas sin trabajo“. Cuando lo reconocí, decidí que no los usaría. Siempre acudía al agente de ventas humano y les ayudaba a mantener su empleo.

Creo que podríamos permitir que los vehículos sin conductor y el auto checkout una vez que tengamos un sistema como un ingreso básico universal.

Parece que el problema que estás describiendo no son estas compañías; el problema es el capitalismo.

Bueno, es capitalismo neoliberal. Es capitalismo desenfrenado. En otras palabras, es la plutocracia. Cuando estas compañías controlan nuestras leyes comprando políticos, entonces realmente no vamos a tener democracia y las leyes nos dejarán a merced de las compañías que nos consideran presa.

Pero eso no significa que tengamos que eliminar el capitalismo. Tenemos que eliminar la plutocracia. Si tenemos capitalismo y democracia, tenemos más o menos lo que se inventó en Atenas. Eso es lo que teníamos en 1970. Si se mira el video de Chomsky Réquiem por el Sueño Americano, describe la campaña que se inició en los años 70 para recuperar el control de las empresas para que la gente pudiera exigir y obtener cosas como la Ley de Especies en Peligro de Extinción o la Ley de Estadounidenses con Discapacidades o la Ley de Aire Limpio o la Ley de Agua Limpia o tener impuestos lo suficientemente altos sobre los ricos o sobre las empresas para que pudiéramos gobernar el país. Y nada se desmorona.

Sería bueno ver que algunas de estas grandes compañías devuelven algunas de las gigantescas ganancias que han recaudado a lo largo de los años y las utilizan para financiar cosas beneficiosas para el público.

Bueno, sí, deberían pagar más impuestos para que podamos hacer lo que tenemos que hacer. Pero como las operaciones de esas empresas son directamente perjudiciales en sí mismas, no basta con hacerlas pagar impuestos. Tenemos que hacer que dejen de hacer las cosas de manera perjudicial, pero no sólo a las grandes empresas, sino también a las más pequeñas.

Guber es una de las empresas que más detesto. La llamé Guber porque paga cacahuetes a los conductores. Pero lo peor que le hace al público es hacer que la gente ejecute software que no es libre, que es específicamente una aplicación, y que no es libre, lo que significa que los usuarios no lo controlan y resulta que es malware. La gente descubrió que estaba rastreando sus movimientos antes y después del viaje.

Pero lo fundamental que hace mal es el hecho de que tienes que ejecutar ese programa no libre para conseguir un viaje, y tienes que identificarte. Y luego no puedes pagar en efectivo. Estas son cosas que una compañía de transporte no debería poder hacer. La ley debería decir: “Primero, respeta la privacidad de las personas. Y si puedes ganar dinero haciéndolo respetando la privacidad de la gente, está bien. Por supuesto, le haremos pagar una cantidad decente de impuestos, pero eso es otra cosa“.
Tengo páginas web sobre muchas de estas compañías diciendo por qué no deberías usarlas. Si miras Stallman.org, en la parte superior de la primera página, verás esta lista.

¿Y está en su sitio web?

Sí. Stallman.org.

 photo_2018-04-22_20-45-23  Hoy a las 7 de la tarde, hora de Moscú, el Gobierno Ruso ha decidido cerrar la Red Telegram en Rusia,

Motivo: NO ha querido cederle los datos que, de forma habitual, WhatsApp da al de los EEUU. Y a toda empresa que los compre.

Los usuarios de Telegram en Rusia han protestado lanzado al aire un avión de papel.

 Captura de pantalla de 2018-04-22 20-46-07  Pantallazo-2018-04-22 20-59-52

 

 

Anuncios

“Confían en mí… ¡qué idiotas!”

Esto es lo que dijo Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, en 2004 sobre los usuarios de Facebook.

Cuando testificó ante el congreso de los Estados Unidos sobre el último escándalo sobre privacidad de Facebook y su influencia en las elecciones norteamericanas, Zuckerberg prefirió no usar estas palabras. Pero su actitud fue la misma.

Sus respuestas a las preguntas sobre el papel de Facebook como facilitador de la injerencia en las elecciones norteamericanas y sobre la protección de los datos de sus usuarios estaban ensayadas a la perfección y, en más de una ocasión, resultaron superficiales y condescendientes.

La información que actualmente existe sobre qué hace Facebook con nuestros datos personales es alarmante. Pero la información es poder y, ahora que disponemos de la misma, podemos usarla para proteger nuestra privacidad y datos personales y evitar que empresas privadas manipulen los resultados electorales alrededor del mundo.

La comunidad internacional tiene el foco puesto en el escándalo de Facebook. Gracias a la presión pública, Zuckerberg ha tenido que responder a las preguntas del Congreso norteamericano. Algunos miembros del Parlamento Europeo ya han pedido que comparezca también ante Europa. Zuckerberg debe hacer frente a nuestras preguntas y darnos las explicaciones que nos merecemos.

firmar

firefox1

Opta por no participar en sus términos

Facebook puede rastrear casi toda tu actividad web y vincularla a tu identidad en Facebook. Si eso es demasiado para ti, la extensión Contenedor de Facebook aísla tu identidad en una pestaña separada, lo que dificulta que Facebook pueda rastrearte en la web fuera de Facebook.

Instala y reprímelo

Instalar la extensión es fácil y, una vez activada, abrirá Facebook en una pestaña azul cada vez que lo uses. Facebook podrá seguir enviándote publicidad y recomendaciones en su sitio, pero será mucho más difícil para Facebook usar tu actividad recopilada para enviarte anuncios y otros mensajes dirigidos.

Queremos y demandamos una Europa acogedora

eci-reclaim-campaign

Seamos una Europa acogedora. ¡Dejadnos ayudar!

Cada día tenía que tomar la decisión más difícil a la que cualquier persona podría enfrentarse: a quién salvar de morir ahogado. […] Intentábamos salvarlos [a los niños] primero. Nunca en mi vida había sentido unos pies tan fríos como los de los niños que sacábamos del agua helada.”

Estas palabras pertenecen a Manuel, un bombero español que pronto será juzgado por tráfico de personas [1]. En menos de un mes, Grecia le juzgará por haber salvado a personas de morir ahogadas. Cada día, valientes voluntarios en toda Europa se arriesgan a sufrir el mismo destino.

Los gobiernos tienen dificultades para gestionar las migraciones. La mayoría queremos ayudar a las personas necesitadas porque nos importan. Millones de personas se han movilizado para ayudar. Ahora queremos que se nos escuche. ¡Reivindiquemos una Europa acogedora! Pedimos a la Comisión Europea que actúe:

  1. En toda Europa hay ciudadanos y ciudadanas que quieren apadrinar a refugiados y refugiadas para ofrecerles un hogar seguro y una nueva vida. Queremos que la Comisión ofrezca apoyo directo a los grupos locales que ayudan a los refugiados/as que disponen de visados nacionales.
  2. No debe perseguirse ni multarse a nadie por ofrecer refugio o ayuda humanitaria. Queremos que la Comisión impida que los gobiernos penalicen a los voluntarios/as.
  3. Todos tenemos derecho a la justicia. Queremos que la Comisión garantice procedimientos y normas más eficaces para defender a las víctimas de la explotación laboral y la delincuencia en Europa y a todas las víctimas de violaciones de los derechos humanos en nuestras fronteras.

Hemos estado trabajando junto con nuestros socios en una petición europea oficial, conocida como Iniciativa Ciudadana Europea. Si la iniciativa consigue 1.000.000 de firmas de ciudadanos europeos, la UE se verá legalmente obligada a escuchar nuestra propuesta. Incluso podría llegar a impulsar un cambio en la ley sobre migración de la UE, que actualmente criminaliza la compasión.

Ya ha comenzado la recogida oficial de firmas. Si toda nuestra comunidad se uniese a esta iniciativa ahora, podríamos lograr que los medios de comunicación se hagan eco de la historia y llegue a oídos de la UE mucho antes de lograr el millón de firmas.

¡Firma la iniciativa Ciudadana Europea ahora!

La iniciativa también aborda las causas fundamentales por las cuales los voluntarios se ven obligados a poner en riesgo su libertad. Voluntarios como Manuel sienten la necesidad de echarse al mar ante el estrepitoso fracaso colectivo de los gobiernos europeos. Porque la gente se ahoga. La falta de legislación europea al respecto impide que la gente de a pie pueda ayudar ofreciendo sus casas e intentando garantizar un tránsito seguro.

La Iniciativa Ciudadana Europea demanda precisamente dicha legislación, para que la gente corriente pueda abrir sus casas a otras personas. Voluntarios de rescate como Miguel no descansarán hasta que los refugiados que huyen de la guerra dejen de jugarse la vida para intentar llegar a un lugar seguro.

¡Gaza está sitiada!

protestas

El mundo, una vez más, está siendo testigo de la masacre en curso de Israel contra manifestantes palestinos desarmados en Gaza. A través de estas manifestaciones populares, protestan contra los 12 años de asedio de Israel y exigen su derecho sancionado por la ONU de regresar a los hogares de los que fueron limpiados étnicamente.

Activistas palestinos en Gaza se preguntan: “¿Qué hace el mundo mientras se transmite en directo la masacre de Israel? Depende de nosotros el asegurarnos de que no se enfrentan solos a los crímenes de Israel.

Habría que encauzar nuestra rabia por las atrocidades cometidas por Israel hacia acciones efectivas para que Israel rinda cuentas. Juntos, podemos escalar las campañas de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

Nuestra solidaridad concreta y estratégica enviará un firme mensaje de apoyo a los palestinos de Gaza: no están solos, y trabajaremos para que Israel rinda cuentas por el asesinato de manifestantes palestinos.

El fortalecimiento, la integración y la popularización del llamamiento de los palestinos en favor de un embargo militar bidireccional contra Israel es la respuesta más eficaz a la actual masacre de Israel. Esto significa trabajar para poner fin a todas las compras y ventas de armas hacia y desde Israel, y poner fin a las asociaciones militares o policiales con el Estado israelí.

El Comité Nacional Palestino de BDS, la mayor coalición de la sociedad civil palestina, hace un llamado a las personas de conciencia, sindicatos, municipalidades, partidos políticos, movimientos sociales, grupos estudiantiles, académicos, artistas, iglesias y grupos LGBTQI de todo el mundo a que lo hagan:

  • Planificar acciones para intensificar y ampliar las campañas relacionadas con el llamamiento a poner fin a los vínculos militares y de seguridad con Israel. Por ejemplo, una protesta contra G4S, HP, o bancos cómplices (como Axa y HSBC) y compañías con lazos militares, extendiendo campañas para terminar con las asociaciones con la policía israelí, como la campaña Deadly Exchange, etc. Incluya el hashtag #MilitaryEmbargo o #StopArmingIsrael
  • Exige una posición y/o debate sobre un embargo militar contra Israel en tu parlamento o congreso: Presiona a tus partidos políticos, representantes electos y gobierno para que pongan fin a los lazos militares con Israel.
  • Aprobar una moción para exigir un embargo militar contra Israel en tu ayuntamiento, iglesia, sindicato u otras organizaciones de la sociedad civil. Estas mociones son esenciales para popularizar la demanda de un embargo militar contra Israel, una demanda que podemos construir de manera sostenida desde las bases.
  • Organizar protestas para presionar a su gobierno: Movilizar protestas para presionar a su gobierno a poner fin a los lazos militares y de seguridad con Israel.
  • Escribir a la prensa para expresar por qué se apoya un embargo militar.

Captura de pantalla de 2018-04-23 15-17-30

Dos millones de palestinos en la Franja de Gaza ocupada están demostrando un coraje y una determinación increíbles para alcanzar sus derechos. El #GreatReturnMarch continúa a pesar del asesinato deliberado de más de 30 manifestantes desarmados e hiriendo a más de 3.000 personas. Los periodistas, los niños, las mujeres, los jóvenes y el personal médico palestinos han sido algunos de los objetivos.

¡Juntos, podemos asegurarnos de que no estén solos!

Solidaridad,

El Comité Nacional Palestino de BDS (BNC)

El Comité Nacional Palestino de BDS (BNC) es la mayor coalición de la sociedad civil palestina. Dirige y apoya el movimiento mundial de boicot, desinversión y sanciones en favor de los derechos de los palestinos.

Pantallazo-2018-04-13 21-21-39

logo_regular

DiEM25 condena con firmeza el ataque de ayer dirigido por los EEUU en Siria. Condenamos los bombardeos como un movimiento cobarde e inútil que lo más probable es que haga la situación en Siria peor, no mejor. Si el régimen de Assad ha usado armas químicas, las bombas de Occidente no ayudarán a las víctimas, ni evitarán un nuevo uso de armas y métodos misantrópicos por Assad u otros combatientes en Siria.

“Pero tenemos que hacer algo, ¿no?”, grita el Establishment – como gritaron en 2003 cuando apoyaron la invasión de Irak – lo que llevó a la tragedia de Siria.

  • Quieren que olvidemos que hacer lo incorrecto es peor que no hacer nada.
  • Mientras apoyan por completo al régimen de Arabia Saudí y su guerra mortal contra el pueblo de Yemen, quieren perpetuar el mito del imperialismo liberal y el cambio de régimen.

DiEM25 cree que tenemos que hacer algo. Pero primero debemos recordar que:

  • Más de 400000 personas han muerto en Siria y en toda la región desde 2011. El bombardeo continuo solo ha empeorado la situación. La intervención extranjera en Siria ha sido un causante clave de la crisis de refugiados y la inestabilidad en esa región.
  • Casi treinta años de operaciones militares continuas en la región subrayan el fracaso total de Occidente en crear las condiciones para la paz, mientras se incrementa el peligro de una guerra mayor.
  • Un acuerdo político transnacional es la única solución a largo plazo a los problemas de Oriente Medio. No es fácil de lograr pero es nuestro deber como europeos liderar el esfuerzo. Este, como cualquier otro conflicto, debe resolverse de acuerdo a la ley internacional, respeto a los derechos humanos y al estatuto de la ONU.

DiEM25 cree que, por fin, Occidente debe hacer lo correcto por el pueblo de Siria y otros países devastados por las repercusiones del imperialismo occidental:

  • Establecer una investigación internacional objetiva sobre el uso de armas químicas bajo el auspicio de la ONU
  • No bombardear a nadie y dejar de armar a los que bombardean a otros por su cuenta
  • Desistir de buscar soluciones militares a problemas que ha creado el militarismo
  • Cualquier decisión para desplegar fuerzas armadas contra una nación soberana debe ser aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU

El bombardeo de anoche fue un sustituto espantoso de hacer lo correcto por el pueblo de Siria. DiEM25 cree que si queremos calmar el sufrimiento del pueblo sirio, los demócratas europeos debemos enfrentarnos primero a la tendencia de nuestros gobiernos de utilizar el militarismo.

melenchon

El indultómetro

indultometro

El año pasado, el Gobierno aprobó 26 medidas de gracia, seis de ellas a condenados por prevaricación; y Catalá siguió negando que este delito se pueda clasificar como corrupción, en contra del criterio del CGPJ.

 

2017 se cerró con 26 indultos, una cifra muy similar a la de 2016. Después de años a la baja -pasando de más de un indulto y medio al día a un indulto a la semana y, ahora, a uno cada quince días– el número de perdones que el Gobierno concede cada año parece que ha tocado suelo.

Seis de los 26 fueron para funcionarios y un exconcejal del Ayuntamiento de Rota, condenados por prevaricación por el caso horas extra: durante años se pagó a uno de esos trabajadores públicos, en forma de horas extra en su nómina, trabajos que el Consistorio debía haber adjudicado vía contrato. Gracias al indulto, pudieron volver a sus puestos como si nada hubiera pasado.

Así, esos seis indultos a condenados por prevaricación -un delito que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) considera corrupción-, suponen un 23% del total o, lo que es lo mismo, casi uno de cada cuatro indultos concedidos el año pasado. Si el cesto es más pequeño, las manzanas podridas destacan más.

No es la primera vez que un Gobierno indulta a corruptos. Desde 1996, se han concedido 227 perdones a condenados por corrupción. Podemos dar esa cifra gracias a la clasificación creada por el CGPJ el año pasado, que estableció, para sus estadísticas, qué delitos consideraba corrupción. Una clasificación que, por cierto, no incluye la prevaricación judicial. Y que el Gobierno parece no dar por buena.

Para el Gobierno, prevaricación no es corrupción

Así, Rafael Catalá, Ministro de Justicia, ha repetido en varias ocasiones que él no considera que la condena por prevaricación a los seis indultados de Rota sea corrupción, en contra del criterio del CGPJ. El pasado mes de diciembre, volvió a insistir. Lo hizo en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, sobre una pregunta de indultos a maltratadores:

Estamos trabajando en la proposición de ley que presentó el Grupo Ciudadanos y, fíjese, mientras se aprueba, mientras se aplica como norma legal, estamos intentando que eso sea la práctica cotidiana en materia de indultos. Estamos ejerciendo la competencia que tiene el Gobierno de manera que no haya un solo indulto no ya en delitos de corrupción, sino tampoco en materia de violencia de género, de delincuencia fiscal o tributaria, en seguridad vial.”, aseguró. Una vez más, esos seis indultos a prevaricadores no entraban en sus cuentas.

Catalá se refería también, en esa intervención, a la proposición de ley de Ciudadanos que, entre otras medidas, propone una reforma -parcial- de la Ley del Indulto. El Congreso también tiene en el cajón, desde agosto de 2016, otra propuesta para modificar la medida de gracia, en este caso del PSOE. Ambas formaciones proponen vetar los indultos para ciertos delitos y transparentar en parte el proceso, aunque no plantean una reforma a fondo de la figura.

Catalá no es el primer Ministro de Justicia que niega la evidencia o establece clasificaciones sui generis de qué es corrupción y qué no. En 2014, Alberto Ruiz Gallardón también negó haber indultado a corruptos. Y también mintió, como pudimos demostrar en El Indultómetro.

Los otros indultados de 2017

De los 26 indultos, además de los seis por prevaricación, destacan 12 por delitos contra la salud pública. Este es también el delito más indultado en términos absolutos desde 1996, pero la cosa cambia si tenemos en cuenta el número de condenas. Así, si analizamos el porcentaje de indultos sobre el total de sentencias, los delitos que han sido más perdonados son aquellos cometidos por funcionarios contra la libertad individual (un 5,2% de condenados han sido perdonados), contra el medio ambiente (4,9%), prevaricación (1,6%) y malversación (1,4%).

El resto de los indultos de 2017 han ido a parar a condenados por estafa, lesiones, delitos contra el medio ambiente, robo y hurto. Dos de ellos eran dueños de bares y fueron condenados por el ruido a sus vecinos, en Dos Hermanas, Sevilla y en Deifontes, Granada

En 2018, por el momento, llevamos nueve indultos, cinco de ellos por solicitud de las cofradías de Semana Santa. Habían sido condenados por delitos contra la salud pública (cinco de ellos), tráfico de drogas (dos), robo y falso testimonio.

Una víctima incómoda: José Couso

José Couso es una víctima incómoda provocada por una guerra en la que nos metió Aznar y basada en datos falsos

  • El 8 de abril de 2003, el cámara de Telecinco fue asesinado en un ataque del ejército de EEUU contra el hotel Palestina en Bagdad durante la guerra de Irak.
  • La Audiencia Nacional archivó el caso en 2015 a raíz de la reforma del PP de la justicia universal. La familia ha presentado un recurso ante el Constitucional.
  • “Fuimos una familia incómoda desde el principio, viendo cómo un Gobierno que colaboró con la invasión respaldaba las mentiras de EEUU”, dice David Couso, hermano de José.

El 8 de abril de 2003, el cámara de Telecinco José Couso se encontraba junto a otros cerca de 200 periodistas en el hotel Palestina de Bagdad, sede de la prensa independiente durante la invasión de Irak, cuando un tanque estadounidense dispara contra ejoseousol piso donde estaba situado el equipo de la agencia de noticias Reuters. Ese día mueren tres periodistas: José Couso, Taras Protsyuk y Tarek Ayub, este último en un ataque contra la oficina de Al Jazeera.

Aquella mañana nos levantamos muy temprano, al amanecer. Se estaba produciendo ya la batalla de Bagdad y habían entrado parte de las tropas estadounidenses en un sector de la ciudad. La primera imagen que recuerdo de aquel día es asomarme al balcón del hotel Palestina y ver dos tanques sobre un puente en el río Tigris“, explica al otro lado del teléfono el periodista Carlos Hernández, entonces corresponsal de Antena 3.

Hernández se encontraba en la planta 15, una por encima de José y su compañero en Telecinco Jon Sistiaga. Relata que durante horas desde los balcones se grabaron las imágenes de los tanques sobre el puente, a unos dos kilómetros y medio de distancia, y los ocupantes de los blindados observaron el mismo tiempo a la prensa realizando su trabajo.

En el piso superior al de Hernández y dos por encima de José Couso estaba Olga Rodríguez cubriendo la guerra de Irak para la Cadena SER. Una hora antes del ataque, los helicópteros estadounidenses sobrevolaban la ciudad a baja altura y algunos periodistas planeaban acercarse esa mañana al aeropuerto, donde en ese momento se estaba combatiendo. Los carros de combate se mantuvieron horas apostados en el puente y Rodríguez recuerda de forma nítida ver cómo uno
de ellos gira el cañón. En ese momento no pensó que fueran a disparar hacia el hotel.

Desde que el cañón gira hasta que efectúa el disparo transcurren 10 minutos. “En mi habitación suena el teléfono. Era una llamada de la Cadena SER y, cuando estoy metiéndome en la habitación desde el balcón para coger el teléfono, estalló el proyectil“, recuerda. Rodríguez llevaba tres meses emitiendo para la radio desde el balcón. Esa mañana encontró un cable largo que le permitió introducir el teléfono en la habitación para evitar el ruido del Bagdad en guerra. Cree que eso pudo salvarle la vida, aunque quince años después perdura una lesión interna en el oído. “Salí corriendo. Cuando bajamos un piso vimos lo que había ocurrido a los compañeros de Reuters y, cuando bajamos otro piso más, alguien salió diciendo: ‘Couso está herido‘”.

En el mismo momento, Carlos Hernández estaba visionando las imágenes que habían grabado dentro de su habitación, la 1507. “Como caía de todo en aquella época, pensábamos que había sido algún proyectil que habría caído cerca del hotel. Hasta que oímos gritos en el pasillo. Entonces, Jesús Hernández Quiñonero [cámara de Antena 3] se asomó al balcón. Recuerdo que dijo: “está saliendo humo del hotel”. Abrimos la puerta de la habitación y nos cruzamos con varios compañeros de la agencia Reuters que trabajaban justo una planta por encima de la habitación de José“, describe.

Cuando llegan al dormitorio de los periodistas de Reuters encuentran al operador de cámara Taras Protsyuk tirado en el suelo, la cristalera del ventanal destrozada y su cámara rota. “Ninguno pensamos que una habitación más abajo estaba José o que una más arriba teníamos otros compañeros de la televisión mexicana e incluso parte de mi equipo de Antena 3. Lo único que se me pasó por la cabeza fue evacuar a los heridos“. Cuando descienden hasta el hall, un reportero mexicano le dice que José está herido y camino del hospital.

El cámara de Telecinco muere horas después. Ese 8 de abril, otros dos periodistas pierden la vida por el fuego de las fuerzas estadounidenses: el periodista ucraniano de Reuters Taras Protsyuk en el propio hotel Palestina y Tarek Ayub en un ataque previo del ejército estadounidense contra la sede de Al Jazeera en Bagdad. No hay imágenes de Bagdad hasta el día siguiente, cuando las tropas llegan a la Plaza Firdos, donde se encontraba el hotel, y derriban la estatua de Sadam Husein.

Quince años sin responsables juzgados

El 27 de mayo de 2003, la familia Couso presentó una querella ante la Audiencia Nacional contra los tres militares estadounidenses presuntos autores del ataque. Aunque el juez Santiago Pedraz llegó a dictar orden de detención internacionalcontra ellos, la Audiencia Nacional archivó el caso en junio de 2015 en aplicación de la reforma de la justicia universal-que acabó con la posibilidad de perseguir desde España delitos internacionales como crímenes de guerra cometidos contra españoles fuera de nuestro país- realizada por el Ejecutivo de Rajoy. El Supremo sobreseyó el recurso de casación de la familia, que recurrió de nuevo el archivo de la investigación ante el Tribunal Constitucional.

joseouso2Carlos Hernández apunta que la lucha en la calle y la ofensiva legal de la familia para conseguir justicia han sido incómodas para el Gobierno: “La familia ha sido incómoda porque José es una víctima incómoda, provocada por una guerra en la que el Gobierno de José María Aznar nos había metido y que luego se demostró, como todos los periodistas que estábamos allí decíamos, que estaba basada en unas excusas y datos falsos como era la existencia de armas de destrucción masivas“.

José ha tenido la suerte de tener una familia batalladora y comprometida que entendió que aquello no tenía que implicar tan solo llorar en la intimidad a José, sino que tenía que implicar una reivindicación pública de la importancia de la defensa de la libertad de información“, responde Olga Rodríguez.

Para David Couso, hermano del cámara, incómodos les hicieron los gobiernos: “Fuimos una familia incómoda desde el primer momento, viendo cómo gestionaba el ataque al hotel Palestina esa administración que de hecho colaboró con la invasión ilegal y respaldó las mentiras, y viendo cómo actuó de perro faldero el señor Aznar en su comparecencia con Bush“. Recuerda que desde el quinto día de ser repatriado el cadáver adoptaron el lema que se ha repetido en las protestas y concentraciones que realizan todos los años: José Couso crimen de guerra, investigación y justicia.

Incómodos nos hicieron ellos, un Gobierno que no respalda a una familia, que no condena un asesinato, que no exige explicaciones… Intentó apagar un incendio con más gasolina. Si incómodos es exigir justicia, interponer una querella a título personal porque el Estado no investiga, sufrir zancadillas, que se cuestione a esta familia como antipatriota por exigir justicia, estamos muy orgullosos de ser incómodos“, dice el portavoz del colectivo Hermanos, Amigos y Compañeros de José Couso (HAC).

Es una lucha por la libertad de información

El caso Couso simboliza para Olga Rodríguez y Carlos Hernández la defensa de la libertad de información. La periodista reivindica la importancia de que haya tenido un recorrido judicial, aunque ahora esté parado, con una reacción social “fuerte“. “Hubo dos órdenes de búsqueda y captura contra los responsables. El juez Pedraz incluso hace una inspección ocular en Bagdad con los testigos en 2011. Todo eso eran mensajes claros, los responsables sabían que si pisaban Europa podían arriesgarse a ser detenidos“, dice, y añade: “Los países que se erigen como adalides de la libertad de expresión e información deberían reflexionar seriamente y sinceramente sobre las consecuencias de la impunidad de estos casos. Porque ahora los ejércitos implicados y los grupos armados saben que lamentablemente matar a un periodista puede salir gratis“.

joseouso3Para Rodríguez, si no existe una voluntad de protección de los periodistas tanto judicialmente como políticamente, la sociedad “dejará de tener ojos y oídos en esos conflictos” y será “más fácilmente manipulable” porque solo recibirá información de la propaganda de los bandos implicados. Afirma que desde el asesinato de José Couso los directores de los medios de comunicación “se lo pensaron mucho” antes de enviar a los periodistas a cubrir conflictos. Entonces surgió con más fuerza la figura del freelance, que conlleva “una precarización y una indefensión mayor“: “No había medios que se atrevieran a enviar a determinados conflictos a gente de su plantilla. Porque sabían que lo que le había pasado a José podría volver a pasar“.

Las condiciones de trabajo de los freelances son mucho más complicadas“, explica Hernández. “Al no contar con el respaldo de un medio, tienen que sufragar todos los gastos referidos a su protección: chaleco antibalas, escolta o coche blindado sin es necesario. Se pone en riesgo la vida de los periodistas y, además, “repercute” en la calidad de la información: “La falta de apoyo económico repercute en el resultado final. No porque los periodistas sean peores, todo lo contrario, tenemos una generación de corresponsales de guerra que es extraordinaria. Pero supone que tienes que enviar crónicas al peso para conseguir amortizar e incluso ganar un poco de dinero, ya que te estás jugando la vida, y evidentemente la calidad tiene que acabar también bajando“.

Las vías que permanecen abiertas en el caso Couso

El Congreso está tramitando una proposición de ley de ERC para recuperar la justicia universal, cuya reforma no solo archivó el caso del cámara de Telecinco sino también otros once procesos como el genocidio del Tíbet o las torturas sufridas por los presos de Guantánamo. La otra vía con la que cuenta la familia Couso es esperar el fallo del Constitucional sobre el recurso del PSOE contra la reforma del año 2014 y la resolución sobre el recurso que presentó la propia familia contra el archivo de la causa. El siguiente paso sería recurrir al Tribunal Europeo Derechos Humanos.

Sobre las dificultades de la vía parlamentaria, David Couso remarca que el PP “se quedó solo en 2014” y “todo el arco parlamentario” votó en contra de la iniciativa del PP, que sin embargo salió adelante porque la formación contaba con la mayoría absoluta. Se centra en Ciudadanos, que con el PP tiene la mayoría de la Mesa del Congreso -lo que pemite que controlen plazos de debate y tramitación – para pedir que posibiliten que el Congreso se pronuncie: “Que podamos todos, no solo la familia de José porque esta no es una lucha partidista, tener justicia“.

Nodo50. Contrainformación en la Red

Dinero, poder y corrupción:

Artículo extraído de:

aurora

De la irresistible atracción del anarquismo por la novela negra

Dolors Marín Silvestre

Una aparente contradicción: los anarquistas suelen ser voraces lectores de novela negra. Y la pregunta es ¿Por qué existe esta pasión lectora hacia un universo plagado de policías, delatores, detectives y aparato policial que, además, la mayoría de las veces resultan triunfantes y atrapan al anti-héroe, es decir al ladrón o al asesino?

negraEn los últimos años, la pasión por Andrea Camilleri, Petros Márkaris o Donna Leon ha sustituido a la fascinación de nuestros mayores por Leonardo Sciascia, D. Hammett o Highsmith. Por no hablar de clásicos como Chandler y los obligados Agatha Christie, Simenon y Conan Doyle, que hicieron de sus protagonistas los héroes de la inducción-deducción darwinista, sosiego de lectores bajo la España oscurantista y fanática nacional-católica. La contradicción se nos ofrece en bandeja, ya que podemos preguntarnos qué hay de especial en adentrarse en barrios marginales, dinero negro, chantajes, prostitución, drogas y demás lindezas para un lector que está en contra de la sociedad autoritaria y además desconfía de la justicia y el aparato represor-policial.

El sitio de honor de varios de estos autores en nuestra particular y personal cosmogonía libertaria se debe sobre todo los temas tratados: la novela negra se centra en la denuncia social. Al entorno del hecho cruento se desarrolla el trasfondo de la marginalidad, y sobre todo de la desigualdad, porque la novela negra se convierte en algunos autores en una forma de narrar lo inexplicable en tiempos de censura y dictadura. La novela se convierte en algo más que la narración de un crimen intrascendente hecho con mayor o menor acierto: es un crisol donde se recogen las biografías de personas que se mueven en un ambiente real y cercano a nosotros, disfrazadas de personajes de ficción. Y aquí reside la grandeza de este tipo de narraciones: acercarnos a estas otras realidades, mostrarlas en su crudeza, evidenciar aquello complejo que no aparece en los grandes medios de comunicación o que aparece descrito como marginalidad o caso aislado.

Es en estos márgenes en los que Petros Márkaris describe en Balkan Blues el drama del asesinato de personas que no tienen papeles, donde Camilleri explica cómo se esconden aquéllos que llegan a las costas en cayucos o cómo las jóvenes del Este son obligadas a robar por pseudoONGs cristianas. Realidad explicada a través de la ficción, porque la realidad es increíble, no se puede documentar, o porque no llega a ser noticia de primera página. Aparecen obreros sin papeles y sin sindicatos que los defiendan, accidentes laborales encubiertos bajo ardides burocráticos, abogados corruptos y protagonistas vencidos antes de empezar a luchar, mujeres obligadas a venderlo todo, como en las clásicas novelas de la serie negra del siglo XX. No han cambiado ni los temas, y quizás tan solo el color de piel de los protagonistas. Hemos pasado de la ambientación exótica y colonial de las novelas de Christie o Doyle a las costas de Sicilia, Grecia o Marsella. Pero en todas, antiguas y actuales, se muestra la injusticia como telón real del drama. Una muestra en las antiguas: los ayudantes de Holmes eran un grupo de chiquillos dickensianos de la calle; las amigas de Mrs. Marple, un grupo de mujeres adultas emancipadas e incomodas para la misógina sociedad de su tiempo; el viejo Poirot, solo, exiliado y con visos de ambigüedad sexual poco explícitos para su época, se encuentra desorientado en un país que lo percibe siempre como extranjero. Y junto a ellos, ambientando la escena, los nihilistas rusos, editores marginales, emigrantes griegos o albaneses, cantantes de cabaret e ilusionistas, falsificadores de moneda, vividores, bígamos, farsantes, ladrones y, en definitiva, la vida misma narrada sin tapujos, sin romanticismo.

Y en todas las novelas, un fondo común latente y constante: la denuncia social imbricada en la vida de la comunidad. La desigualdad es narrada con una gran impudicia, con violencia, gracias a los crímenes descritos: en eso reside la fuerza de la novela negra. Y cómo no, con una chispa de humor para conjurar la pura desesperación del propio autor. Autores que son en su mayoría personajes disconformes con la sociedad que les ha tocado vivir. La mayoría de ellos murieron sin alcanzar la notoriedad mediática de los actuales. Sobrevivieron merced a otros trabajos que van desde el artículo periodístico a la peligrosa vida en el alambre del creador nato. La mayoría además fueron personajes controvertidos y molestos en su contexto social.

¿Cuáles de entre estos autores se aproximaron a las filas de los anarquistas y escribieron textos de ladrones y policías? ¿O quiénes esbozaron personajes que se puedan identificar con los antiautoritarios o los desobedientes de todas las épocas? De entre los primeros destacamos a Georges Darien o Leo Malet, lectura obligada de los anarquistas francófonos, o Xavier Benguerel y Manuel de Pedrolo, militantes de la CNT-FAI en 1936. Sobre los segundos cabe destacar que el hecho real, actual, es que los anarquistas han pasado en nuestros días de ser invisibles o vencidos en todas las batallas a formar parte de la literatura de ficción. Una ficción novelada que toma modelos reales de una historia vejada y escondida, de la que solo rescata el héroe/antihéroe y lo despoja de sus reivindicaciones más netas. El peligro es quedarse en el estereotipo fácil. Porque, indudablemente, estos héroes del pueblo permanecen en el imaginario colectivo y no hay nada más tentador que insertarlos en una narración y convertirlos en protagonistas o teloneros. Pocos autores escapan airosos a esta tentación de reconvertir la realidad en narración, o de hacerla didáctica, además de lúdica. Uno de ellos es Andréu Martín, que trata con respeto a los personajes anarquistas de sus narraciones, que se desarrollan primordialmente en un contexto conocido por el autor: Barcelona y sus ambientes bohemios. Sus escenarios abarcan desde los barricadistas de la Semana Trágica a los pistoleros de los años veinte o los últimos maquis urbanos. Grupos de afinidad conviven con ambientes obreros o los escenarios populares de La Torrassa o la Barceloneta. Escenarios de tensión y lucha donde el crimen adquiere distintas tonalidades. Unos ambientes que recuerdan al pionero Xavier Benguerel, que en sus novelas recreó autobiográficamente parte de la vida de los anarquistas del Pueblo Nuevo barcelonés.

Trabajo honesto y bien documentado, que encuentra pocos equivalentes en la tentación de describir a los anarquistas en el contexto marginal-criminal. Una de las muchas muestras de estos trabajos es la que recientemente ha puesto en el candelero las figuras de Manuel Escorza y Dionís Eroles, polémicos hombres de acción del anarquismo barcelonés. Un autor contemporáneo los adentra en una paranoica narración que pasa de la crónica negra a la ciencia ficción clásica aliñada con retazos de santurronería cristiana muy del agrado de las nuevas visiones burgeso-nacionalistas sobre los anarquistas catalanes.

Volviendo a los clásicos: Martín y Benguerel encuentran un buen homologo en Manuel de Pedrolo, un excelente narrador de historias sórdidas que escapaban, con no muy buena fortuna, a las tijeras censoras del franquismo. Pedrolo es uno de los primeros en nuestro país en escribir páginas de denuncia social encubiertas en novelas de serie negra, seguidor del francés Simenon y que puso en marcha la primera colección de novela negra: La Cua de Palla. Y junto a él, el prolífico Jordi Sierra i Fabra, que desde sus narraciones acerca las descripciones de los anarquistas a un público juvenil.

 libros1  libros2
 libros3  libros4

01 - Mirlowe