🏳️Multiplicación de conflictos bélicos🏳️

ceprid

Estados Unidos diversifica los conflictos para oponerse a un nuevo centro de poder global

Jorge Elbaum

Alai

 comienzos de agosto del 2020, el expresidente argentino Mauricio Macri participó de un almuerzo en la embajada de Alemania, junto a varios representantes de los países que conforman la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En ese ágape, en el que se hizo presente el embajador de Estados Unidos Mark Stanley, el expresidente aseguró que el próximo gobierno de la coalición neoliberal Cambiemos se alejará de los Brics (acrónimo de Brasil, Rusia, India, China, y África del Sur), retomará las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea y se sumará a quienes impugnan las políticas de Moscú y Pequín.

En la reunión se respaldó de forma explícita la visita de la titular de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi a Taiwán, haciendo caso omiso de la postura del secretario de las Naciones Unidas, António Guterres, quien defendió de forma explícita el principio de una China única e indivisible. A pesar de que Washington no reconoce como Estado independiente a Taiwán, el desembarco de la legisladora estadounidense se llevó a cabo sin la anuencia del gobierno de Xi Jinping.

Con esta visita, Washington logra desencadenar un conflicto en el sudeste asiático, similar al promovido en Ucrania desde 2014, cuando se derrocó al presidente Víktor Yanukóvich. A partir de ese suceso, los asesores militares de la OTAN incentivaron la hostilidad contra los rusohablantes, apelando al rencor histórico de Kiev contra sus vecinos. Una fracción de los ucranianos que alcanzaron su independencia en 1991 buscó vengarse de las dos derrotas militares sufridas a manos de los rusos en 1922 –cuando se opusieron a la integración de la Unión Soviética– y en 1945, cuando se sumaron a las tropas nazis.

Guerra Fria 2.0Tanto en Taiwán como en Ucrania, la beligerancia ha sido estimulada y diseminada por Estados Unidos y sus socios de la OTAN, con el objeto de debilitar a ambos países y desacreditar a Vladímir Putin y Jinping, referentes de quienes postulan modelos soberanos respecto al trípode de poder neoliberal global, conformado por las corporaciones trasnacionales, los centros financieros y el complejo militar industrial.

La justificación utilizada por Pelosi para visitar la isla la aclaró la propia legisladora antes de salir: “Hoy el mundo se enfrenta a una elección entre democracia y autocracia. La determinación de Estados Unidos de preservar la democracia, aquí en Taiwán y en todo el mundo, sigue siendo férrea”. Dicha aseveración fue realizada pocos días después de que el presidente Joe Biden visitara Arabia Saudita, una monarquía absoluta en la que no existe ninguna participación política de sus ciudadanos.

La máxima autoridad de la Cámara de Representantes aterrizó en Taipei escoltada por el portaaviones Ronald Reagan, apto para transportar misiles nucleares. Pocos días antes de la gira por el sudeste asiático, el presidente Xi Jinping advirtió ante Biden que “los que juegan con fuego se prenderán fuego a sí mismos”, en referencia a quienes intentan interferir en los asuntos internos de su país.

Deja de decir que estamos en una nueva Guerra Fría – Mapa del mundoEn noviembre se llevaron a cabo las elecciones de medio término en Estados Unidos y el vigésimo Congreso del Partido Comunista chino. Ambos acontecimientos influyeron en el desembarco de Pelosi en Taipéi. Para llegar con más aire al momento del sufragio, los demócratas de Pelosi y Biden han desplegado una serie de sobreactuaciones destinadas a recuperar el protagonismo internacional, en momentos en que la inflación y la recesión se ciernen sobre su economía doméstica. En el lapso de una semana recuperaron la agenda de la lucha contra el terrorismo mediante la ejecución del jefe de Al Qaeda, el egipcio Ayman al-Zawahiri, en Afganistán. Para rescatar el orgullo belicista, además, difundieron la vista de Pelosi como una victoria cuasimilitar sobre el Estado al que han definido como enemigo estratégico.

En un intento de arrastrar a la Unión Europea a la hostilidad contra Pequín, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, consideró que Jinping “no tiene motivos para reaccionar de forma exagerada”. Por su parte, la portavoz comunitaria de Relaciones Exteriores Nabila Massrali buscó diferenciarse de la OTAN y adujo que “la UE tiene interés en preservar la paz y el “statu quo” en el estrecho de Taiwán (…) Alentamos la resolución pacífica de los asuntos del estrecho”. Sostuvo, además, que la UE mantiene una “clara política de una sola China”. Mientras continúa la ofensiva de Moscú en Ucrania, se acrecientan las contradicciones internas dentro de Bruselas respecto a las cuestiones energéticas y a la relación con Jinping.

1895_guerrasLos conflictos en Ucrania y en Taiwán tienen varias características en común:

  •  Están promovidas por Washington con la intención de socavar la prosperidad de Rusia y China.
  • Se desarrollan lejos de sus fronteras.
  • Permiten instaurar como nuevos enemigos de Occidente a Rusia y a China, con el soporte brindado por las corporaciones mediáticas trasnacionales.
  • Habilitan al incremento de la comercialización internacional de armas y el aumento de la participación de Washington en dicho mercado.
  • Se busca desarticular las bases del desarrollo económico-productivo de ambos países: energético en el caso de Moscú y tecnológico (semiconductores) en el caso de Beijing.
  • Patrocinan conflictos de tipo “proxi”, con muertos ajenos. Se intenta limitar y/o restringir los vínculos de Moscú y Beijing con terceros países, sancionando de forma explícita o implícita a quienes establezcan vínculos de cooperación estratégicos con ambos.
  • Se pretende desacreditar sus sistemas de gobierno, apelando a conceptos eurocéntricos de derechos humanos y democracia.

Tecnologías del poder

Casi el 70% de los semiconductores son producidos en Taiwán.

stoplutinPocos meses antes de la visita de Pelosi, las instituciones gubernamentales taiwanesas aprobaron un gasto de 8 600 millones de dólares para la compra de armas. Ese presupuesto militar se destinará –según el vocero de las fuerzas de seguridad– a la adquisición de misiles de crucero, minas navales y sistemas de vigilancia, provistos mayoritariamente por Washington.

Como contrapartida, el Gobierno de Taipéi se comprometió con Washington a disminuir la colaboración tecnológica con Beijing en el área de los semiconductores. La mayor empresa del mundo en la producción de chips es la taiwanesa TSMC, valuada en 500 000 millones de dólares. Produce alrededor de la mitad de los semiconductores que se fabrican en todo el mundo y sobre todo los más sofisticados e innovadores. Es considerada la vigésimo segunda empresa más valiosa del mundo y elabora más del ochenta por ciento de los microprocesadores de menos de 10 nanómetros del mercado mundial.

Actualmente la firma taiwanesa es, además, la única que tiene en producción los chips de tres nanómetros, los más avanzados del mundo. Los semiconductores son implementos centrales en la producción de gran parte de las tecnologías existentes, tanto automóviles como computadoras o televisores. Si Beijing lograra influir en dicha firma se establecería –según los analistas de Washington– el control de una de las cadenas de suministros más relevantes y estratégicas a nivel global.

En las 19 horas que Pelosi estuvo en Taipéi se realizó una reunión con el presidente de TSMC, en la que se acordaron proyectos de cooperación científico-tecnológica. Además la legisladora prometió el tratamiento exprés de un acuerdo de libre comercio con la isla y la potencial relocalización de empresas taiwanesas en Estados Unidos. Por su parte, TSMC continúa el emplazamiento de su primera planta fuera de Taiwán, ubicada en Arizona, TSMC abrirá una fábrica de procesadores en Arizona para surtir a Apple y Qualcomm, entre otros con una inversión primaria de 12 000 millones de dólares.

buscando-armas-de-destruccion-masivaLa necesidad de chips motivó a Beijing a crear la corporación estatal SMIC El mayor fabricante chino de semiconductores prepara una fábrica de 2 350 millones de dólares para impulsar la producción local (Semiconductor Manufacturing International Corporation), que aún no logró emular a la TSMC –en términos de su nano-producción– debido a las sanciones instauradas durante el gobierno de Donald Trump, que suspendieron la comercialización de los insumos provistos por la empresa holandesa ASML Todo el mundo habla de que faltan chips y mira a China. Pero deberían estar mirando a Países Bajos, responsable de diseñar los patrones de los circuitos integrados en los que se utilizan las fotolitografías grabadas con luz ultravioleta extrema (EUV).

A los conflictos de Ucrania y Taiwán se suma la hostilidad en Kosovo incentivada, nuevamente, por la OTAN, destinada a debilitar a la histórica socia eslava de la Federación Rusa, la República de Serbia. La característica del mundo que se avecina puede definirse como una multipolaridad en tensión.

Eso supone el fin de la globalización tal cual la conocemos. Y la irrupción de una ventana de oportunidad apta para revalorizar la soberanía y la cooperación autónoma con diferentes países, bajo el único mandato de la reivindicación de los intereses nacionales. Exactamente aquello que las derechas locales y los delegados diplomáticos de la OTAN –sentados en la mesa de Mauricio Macri– pretenden negar o impedir.

👎🏼La Tercera Guerra Mundial ha comenzado

Crece el movimiento de objeción que rechaza el militarismo en Rusia

Crece el movimiento de objeción que rechaza el militarismo en Rusia

Pacifismo ucraniano, treguas que no llegan, e incremento de la deserción

Pacifismo ucraniano, treguas que no llegan, e incremento de la deserción

🇵🇪Perú. Derechas peruanas contra las masas insurrectas⛓

Resumen Latinoamericano

Adalberto Santana

Parecería que, en la actualidad, las expresiones de las derechas en América Latina y el Caribe han repuntado. Esta afirmación podría inferirse por los más recientes acontecimientos que se han registrado en algunos países de la región a inicio del 2023, tal como aconteció en Brasil con el fallido golpe de Estado contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, o en las protestas violentas de las derechas bolivianas en Santa Cruz contra el gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS). Pero sin duda donde han tenido un triunfo parcial es en Perú con la imposición de Dina Boluarte como presidenta de esa nación andina y su consecuente represión generalizada contra las protestas populares.

Desde el golpe de Estado del 7 de diciembre de 2022 contra el presidente democráticamente electo, Pedro Castillo Terrones, las derechas peruanas se han afianzado en el gobierno con la represión. El golpismo se generó en Perú por la decisión de los sectores reales del poder, ubicando en la primera magistratura a la vicepresidente Dina Boluarte, nueva mandataria que en menos de dos meses ha generado una alianza con los sectores tradicionales de esas derechas peruanas que habían perdido la presidencia en las elecciones de junio de 2021. Han ejercido el poder generando un dura represión que suma 49 fallecidos hasta mediados de enero de 2023, en los enfrentamientos que la policía y las fuerzas armadas han desplegado contra las protestas que han realizado amplios sectores de campesinos, indígenas, estudiantes, mineros, comerciantes informales y diversos grupos populares de la formación social peruana.

La protestas de amplios sectores populares que se han generalizado en casi todo el territorio peruano, han tenido como demandas fundamentales: la renuncia de la misma Dina Boluarte y el cierre del Congreso dominado mayoritariamente por los partidos y por los grupos de poder de las derechas tradicionales. Pero también se ha reivindicado la demanda de una nueva constitución para derribar el orden constitucional que estableció el expresidente Alberto Fujimori. Pero un punto fundamental de las diversas marchas y cierres de carreteras por pobladores de diversos comunidades andinas ha sido la liberación del presidente Pedro Castillo, mandatario que sin duda ha contado con el respaldo popular y no del 27 por ciento que según el índice de aprobación daba la encuesta de IPSOS en el mes de noviembre pasado. Incluso a nivel latinoamericano, otros gobiernos de la región han manifestado su condena al golpismo peruano como han sido los presidentes de Andrés Manuel López Obrador de Derechas peruanas contra las masas insurrectasMéxico, Gustavo Petro de Colombia, Luis Arce Catacora de Bolivia y Alberto Fernández de Argentina, como también se han sumado los de Honduras, Cuba, Venezuela y Nicaragua entre otros. Condena por la que la misma Dina Boluarte y el propio Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, en el comunicado oficial (15/12/2022) señaló: “En la fecha, la Cancillería ha dispuesto el llamado a Lima en consultas de nuestros Embajadores en la Argentina, Bolivia, Colombia y México, en reacción a la intromisión en los asuntos internos del Perú por parte de las más altas autoridades de los aludidos países, cuyas declaraciones cuestionan la sucesión presidencial realizada”. Recordemos que incluso el mismo gobierno de Boluarte declaró persona non grata al embajador mexicano Pablo Monroy Conesa, al cual le dio un plazo de 72 horas para abandonar su territorio en virtud de las declaraciones del presidente mexicano, que según otro comunicado oficial de la misma Cancillería peruana (20/12/2022) resultaron: “especialmente graves en circunstancias en las que el país enfrenta una situación de violencia incompatible con el ejercicio del legítimo derecho que asiste a toda persona de manifestarse pacíficamente.” Pensemos que lo que más irritó a los golpistas peruanos, fue la protección y el asilo que el Gobierno mexicano otorgó a la familia del presidente Castillo.

En esa misma lógica del gobierno golpista, fue la prohibición de que Evo Morales así como otros dirigentes del MAS de Bolivia, pudieran ingresar a territorio peruano, coyuntura en la que el mismo expresidente boliviano manifestó a través de Twitter: “La crisis política que afecta al hermano pueblo peruano, al Perú profundo especialmente, fue provocada por la conspiración permanente de la derecha fujimorista y medios derechistas contra un gobierno elegido en las urnas cuyo ‘delito imperdonable’ fue representar a los más pobres”.

Sin duda, la situación represiva del golpismo peruano ha sido condenada mundial y nacionalmente, incluso la propia Fiscalía del Perú inició una investigación contra la presidente de facto e incluso contra el primer ministro, Alberto Otárola y otros funcionarios del gobierno involucrados en la represión por “genocidio, homicidio calificado y lesiones graves”. Todo ello en el marco de la brutal represión contra diversos opositores en todo el territorio nacional. Incluso la Comisión Internacional de Derecho Humanos (CIDH) ha manifestado su condena por la violencia generada por las fuerzas de seguridad como también por aquellos sectores que han protestado contra esa misma represión estatal.

Según denuncia penal, el Gobierno de la presidenta Dina Boluarte promueve una “política sistemática de represión desbordada en contra de la población”.

Un grupo de abogados de Arequipa presentaron una denuncia penal contra la presidenta Dina Boluarte, el jefe del gabinete Alberto Otárola, el ministro José Tello (Justicia y Derechos Humanos) y los exministros Pedro Angulo (PCM), César Cervantes y Víctor Rojas (Interior), por la presunta comisión de crímenes de genocidio y lesa humanidad durante las protestas en regiones, que exigen la renuncia de la mandataria, el cierre del Congreso, el adelanto inmediato de elecciones generales y la convocatoria a una asamblea constituyente.

Según la denuncia, las autoridades, vía la declaración de estado de emergencia nacional, “vienen ordenando y ejecutando una política sistemática de represión desbordada en contra de la población civil, generando un contexto en el cual se ha producido la muerte de más de medio centenar de personas y miles de heridos”.

La cacería terrorista es racializada

Hay un trasfondo de racialización en los métodos de criminalización de la protesta cuando no se manifiesta en Lima, lo que reafirman las recientes masacres en las localidades de mayorías indígenas, o cuando se trata de personas de otras provincias, perseguidas durante su viaje, estigmatizadas como violentistas desde antes de ejercer su derecho a la protesta, casi prohibidas de ingresar a la ciudad. Ninguna de las 60 víctimas en menos de dos meses de Boluarte en el poder, 45 asesinadas por balas de militares y policías, se registró en la capital.

Varias de las detenidas denunciaron agresiones físicas y psicológicas, negación de asistencia médica a personas con enfermedades, insultos racistas y calificativos de terroristas por parte de uniformados. No les devolvieron sus documentos de identidad, les quitaron sus celulares, dinero e incautaron la alimentación reunida para su estadía.

“Nos han lanzado bombas lacrimógenas, como a terroristas nos trataron, nos apuntaron con sus armas, nos han arrastrado, enmarrocado en el suelo”, contó una mujer puneña. “Nos han golpeado, maltratado, no somos delincuentes, nos han tenido en calabozos, nos acusan de daños materiales que nunca hemos hecho a la universidad”, denunció una víctima de la redada masiva que llegó desde Huancavelica.  (El régimen dictatorial persigue la protesta indígena en LimaRadio Zapatista)

“Los manifestantes se han declarado en justo levantamiento —sin armas—, realizando la toma de carreteras, minas, aeropuertos, locales, universidades, etc., exigiendo la renuncia de la presidenta, una asamblea constituyente que elabore una nueva Carta Magna, el cierre del Congreso, adelanto de elecciones generales, entre otros”, se lee en el documento al que accedió La República.

Lo real de la actual coyuntura peruana, es que la oligarquía de la nación andina ha retomado el control del poder estatal y ha reforzado con los medios de comunicación una intensa campaña contra los sectores populares que han generado una gran protesta social. Coyuntura de descontento que no había alcanzado tal nivel de respuesta en más de 20 años en la vida política de ese país sudamericano. En tal situación parece que las derechas peruanas tienen que poner sus barbas a remojar. Tal como como es la tendencia, si la situación se revierte como aconteció en el caso boliviano, las masas indígenas, campesinas, trabajadoras, estudiantiles y movimientos sociales y populares podrán lograr cambiar la correlación de fuerzas para que de nueva cuenta a corto y mediano plazo retomen mayores espacios del poder político en el Perú.

(El texto fundamental es el de la cabecera al que se le han añadido textos de otros artículos de nodal, ANred, la ya mencionada Radio Zapatista y otras.)

insumisionLa otra guerra que también recordamos (y denunciamos) este mes: Yemen

🌍 Noam Chomsky: “¡No debemos aceptar la conclusión de que todo está perdido!”

📡Estado de la libertad de expresión en Internet📹

30eff The banner for the 2022 Year in Review blog series
H Letter - Transparent Background Gold Letter H - (1271x1280) Png ...a sido un año tumultuoso para la libertad de expresión en todo el mundo. Desde apagones de Internet, medidas enérgicas contra la libertad de expresión y pactos a puerta cerrada hasta intentos de restringir el anonimato y el cifrado de extremo a extremo, en muchos lugares los derechos digitales están amenazados. Y aunque la Unión Europea ha avanzado en materia de regulación, en otras partes del mundo los esfuerzos por regular -especialmente los emprendidos por países autoritarios– amenazan con fracturar el Internet mundial. La EFF está profundamente comprometida en la lucha mundial por la libertad de expresión en línea. En 2022, trabajamos con la Alianza por los Derechos Humanos del Digital Services Act para garantizar que los legisladores de la UE tengan en cuenta las repercusiones globales de la legislación europea. También nos unimos a la Alianza Árabe por los Derechos Digitales, una coalición de reciente creación que reúne a grupos de toda la región de Oriente Medio y Norte de África y a socios internacionales para proteger el espacio cívico en línea. Continuamos nuestra labor como miembros de larga trayectoria de la red IFEX. Y con la (prudente) vuelta a los viajes, participamos en varios foros internacionales, entre ellos la conferencia POINT de los Balcanes, FIFAfrica, Bread and Net en Líbano y la OSCE.

En colaboración con socios internacionales, hemos lanzado Proteger la pila, una iniciativa respaldada por más de 55 organizaciones de todo el mundo cuyo objetivo es garantizar que los proveedores de infraestructuras no se conviertan en policías de la palabra. También hemos puesto en marcha el programa Tracking Global Online Censorship, para supervisar el impacto de la moderación de contenidos en la libertad de expresión en todo el mundo.

Además de estos esfuerzos conjuntos, habido bastantes lugares que han merecido especial atención. He aquí cinco amenazas actuales que no descuidaremos el año entrante:

  1. La repulsiva ley anti-LGBTQ de Ghana

Ghana, una democracia constitucional con un fuerte compromiso con la libertad de expresión, se ha convertido en un centro tecnológico regional, lo que hace este proyecto de ley presentado por el  parlamento ghanés aún más atroz. La legislación ghanesa ya penaliza la actividad sexual entre personas del mismo sexo, pero esta propuesta va más allá, amenazando con hasta cinco años de cárcel a cualquiera que se identifique públicamente como LGBTQI+ o con «cualquier identidad sexual o de género contraria a las categorías binarias de masculino y femenino». El proyecto de ley también penaliza identificarse como aliado LGBTQI+.

Hicimos un llamamiento a Twitter y Meta, que habían abierto oficinas en Accra, capital de Ghana (la oficina de Twitter ha sido cerrada desde entonces), para que se pronunciaran en contra del proyecto de ley, y animamos a los aliados mundiales a apoyar a las comunidades ghanesa LGBTQI+ y de derechos humanos para que se opusieran a su aprobación. Seguiremos atentos a la evolución de la situación.

  1. Represión de manifestantes y tecnólogos en Irán

En septiembre, la muerte de Jina (Mahsa) Amini a manos de la policía de la moralidad iraní desencadenó protestas que han continuado durante más de dos meses, a pesar de una brutal represión que ha incluido decenas de miles de detenciones y las ejecuciones de varios manifestantes antigubernamentales de alto perfil.

Entre las personas atacadas por las fuerzas gubernamentales desde el principio se encontraban varios tecnólogos y defensores de los derechos digitales. En octubre, nos unimos a nuestros amigos de Access Now, Article19 y Front Line Defenders emitiendo una declaración pidiendo a Irán que ponga fin a la persecución de la comunidad de derechos digitales y libere a los detenidos, entre ellos el especialista en tecnología Aryan Eqbal y el bloguero y tecnólogo Amiremad (Jadi) Mirmirani.

Eqbal quedó en libertad a principios de noviembre, y Mirmirani a mediados de diciembre, pero los iraníes siguen sufriendo graves amenazas a la libertad de expresión en Internet. Seguiremos trabajando con nuestros socios internacionales para llamar la atención sobre la situación.

  1. El último intento de Turquía de obstaculizar la libertad de expresión

Turquía, uno de los primeros en adoptar medidas para restringir las redes sociales, volvió a la carga en 2022 con una nueva ley destinada a frenar la desinformación. Siguiendo los pasos de su mutante imitación de la ley NetzDG de 2020, el gobierno turco pretende ahora combatir la desinformación con censura en forma de una ley de redacción imprecisa que prescribe tres años de prisión para quien publique «información falsa» con la intención de «instigar el miedo o el pánico» o «poner en peligro la seguridad del país, el orden público y la salud general de la sociedad.»

La ley fue recibida con condena dentro y fuera de Turquía, y nosotros nos hicimos eco de ese sentimiento. Estaremos atentos a la repercusión de la normativa en el discurso durante el próximo año.

  1. Las amenazas de Arabia Saudí a los derechos en línea

Arabia Saudí nunca ha ofrecido un espacio para la libertad de expresión, ni en Internet ni fuera de él, pero mientras el país intenta mejorar su reputación internacional con desarrollos como la ciudad inteligente NEOM -apenas unos años después de su brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi-, sus sorprendentes medidas para restringir la libertad de expresión nos hacen prestar mucha atención al Estado del Golfo.

En 2022, Arabia Saudí impuso penas de prisión sorprendentemente duras a dos usuarios de Twitter, uno de ellos ciudadano estadounidense. La otra, Salma al-Shehab, estudiante de la Universidad de Leeds (Reino Unido), fue detenida a su regreso a Arabia Saudí y recluida durante más de un año antes de ser condenada a la friolera de 34 años de prisión, a los que seguiría una prohibición de viajar durante 34 años. ¿Su «delito»? Compartir contenidos en apoyo de presos de conciencia y defensoras de los derechos humanos. Su condena supera en cuatro años la pena máxima prevista por la legislación antiterrorista del país para actividades como el suministro de explosivos o el secuestro de aviones.

En octubre, nos unimos a más de una docena de organizaciones internacionales para pedir al gobierno británico que presionara por su liberación, y hemos seguido vigilando su caso. A la luz de ambos casos y de otras violaciones de derechos cometidas por el gobierno saudí, también pedimos a Google que abandonara sus planes de abrir un centro de datos en el país. Y ahora que Arabia Saudí es uno de los mayores inversores de Twitter, tenemos más motivos para vigilar de cerca las relaciones de Silicon Valley con este país violador de los derechos humanos.

En octubre, nos unimos a más de una docena de organizaciones internacionales para pedir al gobierno británico que presionara por su liberación, y hemos seguido vigilando su caso. A la luz de ambos casos y de otras violaciones de derechos cometidas por el gobierno saudí, también pedimos a Google que abandonara sus planes de abrir un centro de datos en el país. Y ahora que Arabia Saudí es uno de los mayores inversores de Twitter, tenemos más motivos para vigilar de cerca las relaciones de Silicon Valley con este país violador de los derechos humanos.

  1. La brutal represión de Alaa Abd El Fattah en Egipto

Esperábamos que 2022 fuera el año en que veríamos al tecnólogo, activista y escritor Alaa Abd El Fattah libre y reunido con su familia. El caso de Alaa, amigo de la EFF, ha sido uno de los pilares de nuestra labor de defensa internacional durante muchos años. Este año, en vísperas de la Cumbre COP27 -organizada por Egipto a pesar de las objeciones internacionales-, Alaa decidió intensificar su huelga de hambre, poniendo su vida en grave peligro pero también llamando la atención sobre su difícil situación. Al final, las protestas en torno a la COP27 para pedir su libertad y la de otros presos políticos egipcios eclipsaron las negociaciones sobre el clima.

Alaa fue uno de los tres ganadores de los Premios EFF 2022, y aunque estamos orgullosos de honrar sus logros, el momento fue agridulce: A pesar de las peticiones del gobierno británico, de varios miembros del Congreso estadounidense y de una amplia franja de la comunidad internacional, Alaa sigue en prisión.

Pero, por decirlo con sus propias palabras, aún no hemos sido derrotados: Alaa puso fin a su huelga de hambre a mediados de noviembre y finalmente se le permitió visitar a su familia poco después. Todavía hay esperanza, y la familia, los amigos y los aliados de Alaa en todo el mundo siguen luchando por su libertad. la última petición (enlace externo) es para que los electores del Reino Unido y Estados Unidos escriban a sus miembros del Parlamento y Congreso respectivamente. Esperamos que Alaa recupere por fin su libertad en 2023, y no dejaremos de luchar hasta que lo haga.

Este artículo forma parte de nuestra serie Year in Review. Leer  otros  artículos sobre la lucha por los derechos digitales en 2022.

Nota: con todos lo respetos que me merece la EFF, encuentro que este informe no es muy completo, pues segun parece, el resto del mundo es un paraiso de libertad en las redes y no nombra, tan siquiera, el acoso que ya dura mucho tiempo de  Julian Assange por parte de esos dos países que, según parece, para la EFF son el paradígma de Libertad en la Red, sin olvidar a Ola Bini y tantos otros activistas de la red.
rynEl mundo de la cultura en defensa de las libertades sindicales

🎥El metaverso, Pegasus y el tráfico de datos

🚮La defensa de Lützerath🚓

crimethinc

Un ensayo fotográfico que documenta la destrucción y la resistencia de ecologistas

Een las últimas semanas la policía ha tomado medidas brutales para reprimir los movimientos ecológicos en Europa y Estados Unidos. En Alemania, la policía desalojó y destruyó el pueblo de Lützerath, ocupado durante mucho tiempo, en una operación masiva para expandir una mina de carbón a cielo abierto ecológicamente devastadora. En el mismo período, en Atlanta, Georgia, la policía asesinó a una persona en el intento de desalojar y destruir el Bosque Weelaunee. En América Latina todos los días matan a alǵun defensor o defensora de los bosques…

Quienes se enfrentaron a la policía en Lützerath luchan por un futuro para todos los seres humanos y todos los seres vivos. Cualesquiera que sean las justificaciones inmediatas que los especuladores capitalistas puedan ofrecer para tratar de extraer y quemar más carbón, mantener la tierra habitable es más importante.

Asimismo, conmueve profundamente la valentía de quienes continúan defendiendo el bosque en Atlanta, aún después de que la policía haya demostrado que cometerá asesinatos para desalojarlo. Si nuestra especie es capaz de sobrevivir a la catástrofe ecológica que está provocando el capitalismo industrial, será principalmente gracias al coraje de personas tan valientes y desinteresadas.

Lützerath: antes del asalto

En Lützerath, a partir de la tarde del 4 de enero, activistas y policías se enfrentaron en la mina a cielo abierto. Protegida por la policía, la excavadora de la empresa de servicios públicos alemana RWE excavó a 20 metros del muro de Lützerath.

El desalojo

Las siguientes fotografías son entre el 9 y el 13 de enero, documentando el desalojo.

Después de unos días agotadores, los activistas se toman un pequeño descanso en Lützerath un día antes de que la policía aplanara el campamento.

En el pueblo de Lützerath, los activistas ocuparon y bloquearon la mayoría de los edificios que quedaban. Algunos se encadenaron en un sótano.

Activistas que intentan impedir que la policía construya una valla alrededor de Lützerath. Finalmente, la policía logró erigir una cerca alrededor del pueblo para controlar el área mientras se disponían a desalojar la ocupación.

Mientras hacían retroceder a los activistas en la carretera L277 en Luetzenrath, la policía casi derriba un trípode ocupado por un manifestante. Tal como lo hicieron en sus ataques a las ocupaciones que defendían los bosques de Hambacher y Dannenröder, la policía se arriesgó deliberadamente a herir a las activistas.

Las activistas habían construido casas en muchos árboles en previsión de la operación policial masiva. Estos sirvieron como viviendas y dificultaron el desalojo del área, porque solo las fuerzas policiales especiales con experiencia en escalada podían llevar a cabo el desalojo. Los activistas se encadenaron dentro de algunas de estas casas en los árboles.

La pancarta en la torre dice “Unidos por las Nueve Ogoni. Quema Shell, no Petróleo”. Las Nueve Ogoni son un grupo de viudas nigerianas que demandaron a la corporación petrolera Shell después de que sus esposos fueran ejecutados por el gobierno nigeriano luego de las protestas contra la contaminación causada por las fugas de petróleo en el delta del Níger.

Policías desalojando a un activista de una casa de madera. Las casas recuerdan al pueblo improvisado (Hüttendorf) en Wendland durante la década de 1980, cuando las activistas antinucleares ocuparon el sitio de construcción de una instalación de almacenamiento de desechos nucleares planificada en Gorleben. La Guardia Federal de Fronteras y la policía desalojaron el Hüttendorf después de un enfrentamiento de un mes.

Las activistas se enfrentan a la policía. Un museo de arquitectura en Frankfurt pidió exhibir esta cabaña después del desalojo. Sin embargo, debido a que la corporación RWE no quiere dejar ningún símbolo del movimiento climático, la policía la demolió.

La policía desaloja a un activista de una casa en un árbol por medio de una recolectora de cerezas.

Para evitar tener que llevar a los arrestados, los policías los empujaron en una carretilla.

Después de que los ocupantes ilegales anunciaran que dos personas estaban ocupando un túnel, la policía registró toda el área en busca de la entrada del túnel. Les tomó varias horas encontrar la entrada.

El túnel planteó a la policía importantes problemas durante el asalto. Eventualmente, la corporación RWE redefinió el desalojo como una “operación de rescate” para obligar a los bomberos a hacerse cargo del desalojo de los activistas.

Los dos activistas que ocuparon el túnel retrasaron varios días el desalojo. Después de al menos cuatro días en el túnel, los activistas salieron más o menos voluntariamente. Cuando lo hicieron, fueron los últimos ocupantes de Lützerath.

La policía desaloja a dos activistas de un monopie mientras destruye todo a su alrededor.

Los restos de la «torre» en la fotoa.

Geräumte Träume, “sueños desalojados”, es un juego de palabras en alemán. La destrucción de la ocupación de Lützerath despeja el camino para que la industria de los combustibles fósiles cause más estragos en el clima, pero este lugar también fue un esfuerzo parcialmente realizado para crear un modelo alternativo que mostrara lo que podría ser la vida sin la violencia policial y la presión de competir dentro del capitalismo. En ese sentido, el desalojo también representa un ataque a un intento de demostrar las virtudes de una vida libre de dominación.

palomaMargarita Robles se felicita en Alicante de lo bien que le van las cosas al ejército español gracias al aumento del gasto militar y a la guerra de Ucrania

👏🏼La Audiencia Nacional accede extraditar a Uruguay a un médico que participó en torturas durante la dictadura

🕵🏻‍♂️Que pague + quien + tiene🕵🏻‍♂️

TaxTheRich

LLa subida de precios y costes de la vida, los efectos de la COVID-19 y la crisis climática están impactando en la vida de las personas de todo el mundo. La pobreza está aumentando por primera vez en 25 años.

Sin embargo, hay quien saca provecho de estas crisis: los ultra ricos. Ellos han visto crecer su riqueza, y los beneficios empresariales han alcanzado niveles récord, disparando la desigualdad, hasta el punto de que un 92,5% del aumento de los precios en España se explica por sus márgenes de beneficio.

Está claro que el sistema fiscal beneficia a las grandes empresas, reciben un tratamiento ventajoso. ¡Muchos prácticamente no pagan impuestos! Resulta tan injusto… Hay milmillonarios más ricos que tributan a menos del 1 % del total de su riqueza, mientras que Aber Christine, una de las mujeres con las que Oxfam colabora en Uganda y que se gana la vida comerciando en el mercado, paga en impuestos el 40 % de lo que logra vender.

La crisis de precios impacta en todas las personas, pero de manera desigual. Los hogares con menores recursos son los más afectados.

Es urgente contar con un sistema fiscal justo que recaude entre los que más tienen y destinar lo recaudado a salud, educación y medidas de protección social.

🚩 El actual sistema fiscal no es sano. Entre otras, estas son señales de relaciones socioeconómicas tóxicas que no nos podemos permitir. Los ultra ricos:

  • se aprovechan de las crisis para aumentar su riqueza.
  • venden y contaminan aquí pero declaran en un paraíso fiscal.
  • aumentan sus beneficios pero no suben los salarios
  • facturan millones pero apenas pagan impuestos.

España continúa siendo uno de los países más desiguales de su entorno.  A pesar de las medidas puestas en marcha durante la pandemia. Tan sólo Bulgaria, Letonia, Lituania y Rumanía presentan niveles de desigualdad superiores. La capacidad redistributiva es muy limitada debido al menor nivel de presión fiscal.
 
La desigualdad en España empeora durante las crisis económicas y no se corrige en momentos de crecimiento.

Acabamos de lanzar el informe global La ley del más rico y Sobra mucho mes al final del sueldo que aborda la nueva estructura de la desigualdad en España. Elaboramos estos y otros informes que incluyen propuestas concretas para tener impacto en medios de comunicación, presentarlas a nivel político y conseguir cambios.

Además, trabajamos en alianza con más de 60 organizaciones que defienden los derechos de la población migrante y de las mujeres trabajadoras del hogar y los cuidados, impulsamos el Ingreso Mínimo Vital en su puesta en marcha y en su mejora en la implementación, visibilizamos y hacemos propuestas ante la situación de precariedad laboral que enfrentan la mayoría de las y loss jóvenes e impulsamos el debate social y político sobre la necesidad de avanzar hacia un sistema fiscal más progresivo.  

La desigualdad es resultado de decisiones políticas y económicas y puede revertirse. Entre otras medidas, proponemos:

  • Un sistema fiscal justo, que fomente relaciones socioeconómicas sanas, donde paguen más quienes más tienen y logremos recaudar ingresos públicos para invertir en salud, educación o medidas de protección social. 

  • Medidas para aumentar los salarios. Los actores sociales y el Gobierno deben alcanzar un pacto de rentas que equilibre los márgenes empresariales y los salarios.

Iremos informando de todos los avances que hagamos para conseguir romper con la ley del más rico. Solo así podemos acabar con la desigualdad.

fam Intermón

⛩China insta a EEUU a dejar de saquear recursos petroleros sirios: Cancillería

💂🏻Isabel II: el oscuro legado de la reina de Inglaterra. Monográfico de Historia con Puto Mikel y Herstóricas
 

💂Los 42 golpes de estado de Gran Bretaña desde 1945💂

lubumba

El Reino Unido ha planeado o ejecutado más de 40 intentos de destituir gobiernos extranjeros en 27 países desde el final de la Segunda Guerra Mundial, involucrando a las agencias de inteligencia, intervenciones militares encubiertas y abiertas y asesinatos, según descubrió y nos cuenta Declassified.

Probablemente el golpe de estado más conocido organizado por la inteligencia británica desde 1945 fue el derrocamiento del gobierno democráticamente elegido de Irán en 1953, una operación planeada con la CIA. Pero el Reino Unido ha estado involucrado en al menos otros 41 intentos de derrocar gobiernos desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Estos van desde operaciones dirigidas por inteligencia hasta operaciones dirigidas por militares, tanto abiertas como encubiertas, y algunas han tenido éxito desde el punto de vista de Whitehall, mientras que muchas no lo han logrado.

De hecho, el año 1953 fue ajetreado para los planificadores de Whitehall ya que, además de derrocar a Mohammed Mossadeq en Irán, enviaron una cañonera para derrocar al gobierno elegido democráticamente en la Guayana Británica, dirigido por el popular nacionalista Cheddi Jagan. (bastante incompleta la versión castellana en la wiki).

Al mismo tiempo, estaban promoviendo operaciones de propaganda antigubernamental en otro estado latinoamericano, Guatemala. Esa campaña británica preparó el terreno para el derrocamiento de otro gobierno nacionalista y electo bajo Jacobo Arbenz en 1954, ideado por la CIA.

Como si esto no fuera suficiente, los Servicios Secretos del Reino Unido también estaban ocupados en ese momento planeando la destitución y el asesinato del presidente de Egipto, Gamal Abdel Nasser, en diferentes conspiraciones después de que Nasser asumiera el poder en la revolución nacionalista de 1952.

La subida de Nasser al poder desafió la posición de Gran Bretaña en el Medio Oriente y la estabilidad de las monarquías conservadoras y represivas, muchas de ellas de naturaleza casi medieval, que Whitehall, entonces como ahora, estaba apuntalando, especialmente en la región del Golfo.

De hecho, fueron estas fuerzas nacionalistas los principales enemigos del Reino Unido en el llamado “tercer mundo” después de 1945, incluso cuando los principales periodistas y académicos escribieron sin cesar sobre la amenaza soviética y la Guerra Fría.

golpesbritánicos

Planificación implacable

En la década de 1950, la planificación de cambios de regímenes por parte de los británico fue implacable, con más operaciones conocidas elaboradas para promover levantamientos contra los gobiernos nacionalistas en Siria en 1956 y 1957, ninguna de las cuales se implementó por completo.

Sin embargo, un plan que se puso en práctica fue la guerra encubierta instigada junto a los EE. UU. en Indonesia, con la intención de estimular un levantamiento contra el presidente Sukarno, comenzando en las innumerables islas exteriores del país. Sigue siendo una de las operaciones encubiertas menos conocidas del Reino Unido y que finalmente fracasó.

Sin embargo, Sukarno fue derrocado una década después, en uno de los peores baños de sangre del siglo XX, promulgado por el ejército indonesio bajo el mando del general Suharto. Los archivos desclasificados muestran que el Reino Unido respaldó las matanzas de comunistas, izquierdistas y aldeanos de 1965/66, con el resultado de cientos de miles de personas asesinadas.

El Reino Unido llevó a cabo operaciones en los medios para contrarrestar a Sukarno y entregó mensajes encubiertos a los generales asegurándoles la aquiescencia del Reino Unido en su toma de posesión. Suharto gobernó Indonesia, a menudo recurriendo a la pura brutalidad, durante tres décadas.

¿Gobernando el mundo?

A lo largo de la década de 1960 hubo poca disminución en la creencia de los funcionarios de Whitehall de que podían poner en el poder a quien quisieran, al menos en ciertos países.

En 1961, la evidencia sugiere que participaron en el asesinato de Patrice Lumumba, el primer líder elegido democráticamente en el Congo que fue objeto de una cruel campaña del MI6 y la CIA para derrocarlo antes de que fuera capturado y torturado.

Las operaciones mediáticas del notorio Departamento de Investigación de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores -una unidad de propaganda creada en 1948- también ayudaron a derrocar a João Goulart de Brasil en 1964. Su programa de reforma agraria ambiciosa y la extensión del voto a la población analfabeta de Brasil indignó a los políticos, militares y políticos del país. élite empresarial – y la CIA, que eventualmente ayudó a destituirlo.

A estas alturas, Gran Bretaña se estaba asegurando de que Cheddi Jagan, que había regresado después de haber sido destituido diez años antes, no pudiera consolidar su poder en la Guayana Británica, ya que los funcionarios manipularon el sistema en un golpe constitucional para garantizar que no pudiera ser elegido nuevamente.

La mitad de la década de 1960 también fue una era de golpes de estado en los estados clientes del Reino Unido en la región del Golfo.

En 1964, los oficiales militares británicos con base en Arabia Saudita, que asesoraban a la Guardia Nacional Saudita, ayudaron al Príncipe Faisal a destituir a su hermano mayor, el Rey Saud. Al año siguiente, los británicos patrocinaron la destitución del gobernante del emirato de Sharjah, Saqr bin Sultan al-Qasimi, en favor de otro, Khalid bin Mohammed Al Kasimi.

Luego, al año siguiente, realizaron un ejercicio similar en otro emirato, Abu Dhabi, reemplazando nuevamente a su gobernante con su hermano, Zayed bin Sultan Al Nayhan, el padre del actual presidente de los Emiratos Árabes Unidos.

En 1970 se produjo un golpe en otro estado títere británico estrechamente controlado, Omán, que fue organizado por oficiales británicos. Puso en el poder al sultán Qaboos, quien gobernó con puño de hierro durante otros 50 años hasta su muerte en 2020.

GOLPES DE ESTADO Y DERROCAMIENTOS PLANEADOS O EJECUTADOS DESDE 1945 por el R.U.

País Planificacción o Ejecuión
1 – 1945–48: Ucrania Usar la guerra para derrocar al gobierno soviético
2 – 1946-52: Estados bálticos Usar la guerra para derrocar al gobierno soviético
3 – 1949–52: Albania Usar la guerra para derrocar al gobierno de Enver Hoxha
4 – 1950-54: Guatemala Campaña de propaganda que preparó el terreno para el derrocamiento del gobierno de Jacobo Arbenz
5 – 1952-57: Egipto Operaciones encubiertas para socavar y asesinar a Gamal Abdel Nasser
6 – 1953: Guyana Británica Intervención militar que derroca al gobierno de Cheddi Jagan
7 – 1953: Irán Golpe de estado del MI6 con la CIA para derrocar al gobierno de Mohammad Mosaddegh
8 – 1956: Egipto Invasión militar en Suez destinada a confrontar a Gamal Abdel Nasser
9 – 1956: Siria Planificación de la ‘Operación Straggle’ para promover el levantamiento y el golpe
10 – 1957–59: Indonesia Guerra encubierta para derrocar al presidente Sukarno
11 – 1957: Siria Operación planeada para promover levantamiento, golpe y asesinatos
12 – 1961: Congo Participación del Reino Unido en el derrocamiento y asesinato de Patrice Lumumba
13 – 1962-70: Yemen Guerra encubierta para derrocar al gobierno de Abdullah al-Sallal
14 – 1963: Guyana Británica Golpe constitucional para asegurar que Cheddi Jagan no sea reelegido
15 – 1964: Brasil  Propaganda y apoyo a los agitadores claves para ayudar a derrocar João Goulart
16 – 1964: Arabia Saudita Asesores militares británicos apoyaron activamente el golpe de palacio del príncipe Faisal contra el rey Saud
17  – 1965-66: Indonesia Apoyo encubierto a generales y operaciones mediáticas en apoyo del derrocamiento de Sukarno
18 – 1965: Sharjah Destitución de Saqr bin Sultan al-Qasimi en favor de Khalid bin Mohammed Al Kasimi
19 – 1966: Abu Dhabi Participación en el golpe de Estado que sustituyó el jeque Shakhbut bin Sultan por Zayed bin Sultan Al Nayhan
20 – 1966: Ghana Participación en el golpe de Estado apoyado por EE.UU. para derrocar a Kwame Nkrumah
21 – 1969: Uganda Asesinato planificado de Milton Obote
22 – 1970-71: Libia Levantamiento planificado y golpe contra Muammar Gaddafi
23 – 1970: Omán Golpe de estado del Reino Unido que reemplaza el sultán Said bin Taimur por Qaboos bin Said
24 – 1970s: Uganda El secretario de Relaciones Exteriores, David Owen, propuso el asesinato de Idi Amin
25 – 1970s: Uganda El primer ministro Harold Wilson propuso el asesinato de Idi Amin
26 – 1975: Australia Papel del Palacio de Buckingham en la destitución del primer ministro Gough Whitlam
27 – 1975–76: Angola Ayuda encubierta a los rebeldes para derrocar al gobierno de Agostinho Neto
28 – 1976: Italia El Reino Unido, implicado en una trama golpista en caso de victoria electoral del Partido Comunista Italiano
29 – 1980-88: Afganistán Operaciones encubiertas de apoyo a los muyahidines para acabar con el dominio soviético
30 – 1986: Libia ¡El Reino Unido ofreció el uso de sus bases aéreas a EE.UU. que realizaba ataques aéreos para derrocar a Muamar Gadafi
31 – 1990s: Iraq Apoyo a los grupos de oposición que desafían a Sadam Husein
32 – 1992: Azerbayán El papel del MI6/BP en el derrocamiento de Ayaz Mutalibov por Abulfaz Elchibey
33 – 1992: Yugoslavia Asesinato planificado de Milosevic
34 – 1993: Azerbayán Papel del MI6/BP en el derrocamiento de Abulfaz Elchibey por Haydar Aliyev
35 – 1996: Libia Operación encubierta para financiar un atentado contra Muamar Gadafi
36 – 2001: Afganistan Intervención militar para derrocar al régimen talibán
37 – 2001: Iraq El Reino Unido elaboró planes para un intento de golpe de Estado contra Sadam Husein
38 – 2003: Iraq Intervención militar para derrocar al régimen de Sadam Husein
39 – 2011-18: Siria Operaciones de apoyo a las fuerzas de la oposición para derrocar al régimen de Bashar Assad
40 – 2011: Libia Air strikes and covert ground operations to overthrow Muammar Gaddafi regime
41 – 2019: Bolivia UK diplomatic support for opposition to Evo Morales before and after his removal in a coup
42 – 2019: Venezuela Reconocimiento del gobierno alternativo y apoyo a la oposición al gobierno de Nicolás Maduro

🏴“Hasta mi último suspiro”🏴

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha emitido un comunicado en el que expresa su solidaridad con el anarquista italiano Alfredo Cóspito, en huelga de hambre desde el 20 de octubre.

La organización anarcosindicalista ha recordado en este comunicado que el anarquista italiano cumple dos meses de huelga de hambre en protesta contra el sistema penitenciario del Estado italiano que le mantiene desde hace 10 años en módulos de alta seguridad, y contra el “41 bis”, el régimen carcelario italiano más duro, instaurado en 1992 por el Estado para forzar la confesión de los detenidos y evitar su comunicación con el exterior. CGT ha explicado que este sistema produce graves trastornos psíquicos y físicos en las personas presas, además de ser esta una manera de condenar a la muerte política y social a la persona que se encuentra aislada.

Alfredo Cóspito, indican en el comunicado de los y las anarcosindicalistas, es un compañero que lleva en primera línea de lucha anarquista desde los años 80. Sus convicciones han sido la excusa en varias ocasiones para que el Estado italiano, que no ha dudado en proteger en otros momentos a verdaderos criminales, como grupos de fascistas implicados en grandes matanzas, le haya detenido, condenado a cadena perpetua y le haya negado la posibilidad de que esta pueda ser revisada.

Las acciones de Cóspito, aseguran desde la CGT, no han provocado víctimas, por ello consideran que detrás de este montaje político-judicial solo está la persecución y la criminalización del Movimiento Libertario y de las ideas anarquistas.

La CGT, a través de su secretario de Relaciones Internacionales David Blanco, ha exigido la puesta en libertad de Alfredo Cóspito y la abolición de este régimen carcelario por practicar las violaciones de los derechos humanos de las personas presas, llegando incluso hasta el acoso y el hostigamiento en muchísimos casos.

todo

EEn el momento de escribir estas líneas, Alfredo Cospito cumple 80 días en huelga de hambre, iniciada el 19 de octubre de 2022, en protesta por su situación en prisión.

Alfredo es un anarquista insurreccionalista de Torino (norte de Italia), con décadas de militancia a sus espaldas, lo que le ha ocasionado sufrir la represión del Estado italiano desde muy joven, pasando por prisión en los ochenta cuando estuvo preso por declararse insumiso al servicio militar.

En el año 2012, participó en el atentado contra Roberto Adinolfi, un directivo de la empresa nuclear y armamentística Ansaldo Nucleare quien recibió un disparo en la pierna reivindicado por Federación Anarquista Informal, por lo que en 2014 fue condenado a 11 años de prisión.

En 2016, el Estado italiano llevó a cabo la operación Scripta Manent, deteniendo a 32 anarquistas por distintos atentados reivindicados por la FAI, que concluyó con condenas de cárcel y cierres de publicaciones y webs, como la de la histórica Cruz Negra Anarquista. En esta operación, Alfredo fue condenado a 20 años de prisión por un ataque explosivo contra una Escuela de Cadetes de los Carabineros en Turín, acción que fue realizada por la noche, por lo que no hubo ningún herido.

En julio de 2022, la Corte Suprema de Casación, equivalente al Tribunal Supremo español, recalificó el delito como masacre contra la seguridad del Estado, delito que tiene prevista como pena la cadena perpetua o ergastolo ostativo aunque no haya habido daños personales.

Desde el año 2014, Alfredo ha cumplido su condena en regímenes de Alta Seguridad, pero en mayo de 2022, fue trasladado al régimen 41 bis. Este régimen, sufrido en estos momentos por unos 750 presos y similar al régimen FIES de las cárceles españolas, es conocido como carcere duro y fue creado en los años de plomo para aislar a los presos de grupos armados anticapitalistas y, posteriormente, se ha aplicado a miembros de las mafias. La inclusión en el 41 bis supone el aislamiento, la ausencia de sociabilidad y de cualquier actividad para los internos y una sola hora de visita por mes con cristal integral y telefonillo que es grabada por los carceleros. A los presos les está prohibido recibir periódicos y libros, gran parte del correo es intervenido y bloqueado a causa de su contenido, está prohibido comprar periódicos y hay una fuerte limitación de los objetos que se puedan poseer al interior de la celda (libros, ropa, comida, papel y bolígrafo, etc).

Es la cárcel dentro de la cárcel, como se ha calificado aquí al régimen FIES, y del que solo se puede salir mediante el arrepentimiento y la colaboración con la Policía y la Justicia.

Más de 80 días de huelga de hambre

Ante este ataque del Estado italiano, Alfredo se ha dispuesto a plantar cara hasta las últimas consecuencias y el 19 de octubre de 2022 inició una huelga de hambre que a 8 de enero aún continúa y que proseguirá porque según sus palabras “Estoy condenado a un limbo sin fin, esperando el final de mis días. No lo tolero y no me rendiré. Continuaré mi huelga de hambre por la abolición del 41 bis y la cadena perpetua hasta mi último suspiro«.

En estos momentos, la salud de Alfredo es crítica. Ha perdido 32 kilos y tiene muy bajos los niveles de potasio, lo que afecta a las contracciones del corazón. Su médica de confianza puede visitarle una vez a la semana y comunica que está fuerte y con la moral alta.

En el exterior, la solidaridad es constante y de múltiples formas: desde concentraciones, pintadas y pancartas, hasta ataques explosivos contra intereses italianos pasando por declaraciones en el Parlamento italiano y manifiestos de juristas. A su vez, distintos presos han iniciado huelgas de hambre y otras formas de protesta en su apoyo.

rifa

❤️🖤EZLN: 29 años de resistencia, autonomía y congruencia política❤️🖤

La JornadaGilberto López y Rivas

 

EEl 1º de enero pasado, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) cumplió 29 años del inicio de su histórica rebelión armada, que conmocionó al país y cuestionó frontalmente al autoritario régimen político del priísmo y su modelo neoliberal en marcha. Desde sus primeras apariciones públicas, en las tomas de los centros urbanos del poder mestizocrático y, posteriormente, en sus comunicados y formas discursivas durante los diálogos de paz y el proceso de negociación que da lugar a los llamados acuerdos de San Andrés, de febrero de 1996, los mayas zapatistas, pese a su apelativo de “liberación nacional”, siguen caminos inéditos a los movimientos que con esta orientación estratégica proliferaron por toda América Latina después del triunfo de la revolución cubana, en otro memorable 1º de enero, pero de 1959.

Se han distinguido no sólo por la composición mayoritariamente indígena de su organización, sino también por el carácter asambleario, profundamente colectivista, para la toma de decisiones de su caminar rebelde. Recordemos que incluso su declaración de guerra al mal gobierno fue votada previamente en las comunidades bajo su hegemonía. Manteniendo el núcleo insurgente una estructura militar, ésta no permeó jerárquicamente los gobiernos surgidos de otro proceso que caracteriza al zapatismo: la construcción de autonomías desde abajo. Incluso, el EZLN tomó una decisión política nunca observada en la experiencia guerrillera de América Latina: retirar de los gobiernos autónomos a todos los integrantes de ese núcleo militar, a partir de que tenían que ser de “civiles”.

Captura de pantalla de 2023-01-09 12-27-52Con base en los criterios o hipótesis del Proyecto Latautonomy (abreviatura de Autonomías Multiculturales: una condición necesaria para el desarrollo sostenible en América Latina) se analiza qué tanto un proceso autonómico puede ser sustentable y en qué grado. Así, la autonomía de los mayas zapatistas se distingue, en primer término, por su integralidad o equilibrio, ya que cubre todos los ámbitos sociales, culturales, económicos, ideológicos. educativos y de cuidado de la salud, entre otros. El Proyecto Latautonomy sintetiza en esta dirección que “en un sistema autonómico que es un proceso social del cual emerge un nuevo sujeto político debe existir un equilibrio entre la dimensión política-jurídica, la dimensión cultura-intercultural y la dimensión económica-ecológica. Si un proceso autonómico tiene carencias en una de estas dimensiones (por la sobredimensión de otra), existe el peligro de que actores externos (Estado nacional, terratenientes, compañías trasnacionales, etcétera) penetren el sistema y lo subviertan desde adentro y lo destruyan. Relación investigada: autonomía política-cultura-desarrollo económico”

En imagen de archivo, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).Los mayas zapatistas han edificado –pese a la guerra contrainsurgente de desgaste del Estado mexicano hasta el día de hoy, que incluye una permanente acción de grupos paramilitares–, un sistema de gobierno participativo que involucra a todos, produciendo transformaciones de gran calado en el propio sujeto autonómico: en las relaciones entre los géneros, entre los grupos de edad, en sus relaciones con los entornos regional, nacional e internacional.

rynLos mayas zapatistas han fortalecido los tres niveles de gobierno: el comunitario, el zonal y el regional, que en la hipótesis de la red de Latautonomy se explica así: “La sostenibilidad de un sistema autonómico depende de su capacidad de vincular el nivel de las comunidades locales con una estructura regional de manera horizontal e interactiva. A través de un proceso de integración desde abajo se deben crear estructuras políticas económicas participativas que se articulan tanto dentro de las autonomías multiculturales como hacia afuera, generando un proyecto de sociedad alternativa. Esta hipótesis va tanto en contra de cualquier localismo etnocentrista como contra representaciones jerárquicas que impiden el desarrollo de mecanismos participativos en la toma de decisiones políticas” ( idem).

insumisionEn estos 29 años, los mayas zapatistas han consolidado estructuras autonómicas que al contrastarlas con las 10 hipótesis de sustentabilidad del Proyecto Latautonomy, resultan claramente paradigmáticas por sobre otras experiencias estudiadas (Nicaragua, Panamá, Bolivia, Ecuador, Brasil). Así, el control del territorio, pese a la contrainsurgencia, la eficiencia de los mecanismos internos de solución de conflictos a partir de una gobernabilidad democrática y participativa, la lucha contra la degradación ecológica y la posibilidad real de escapar a las leyes del mercado, hacen de la experiencia zapatista una luz en el túnel de la crisis civilizatoria que vive la humanidad. Sobre todo, cuando la actual forma de acumulación capitalista lleva, como lo señala Latautonomy, “a la pérdida definitiva de cualquier posibilidad de un desarrollo sostenible” ( idem).

🎩Rebajas de fin de año🐹

mientrastanto

aAntes, las rebajas empezaban después de Reyes. Pero hace tiempo que los oligopolios comerciales impusieron una desregulación del sector y anuncian rebajas cuando les da la gana. Aunque muchas de ellas son meros trampantojos para encandilar a la clientela. Este año el Gobierno se ha sumado a la política de rebajas anticipadas aprobando un nuevo paquete de medidas orientadas a hacer más llevadera la inflación.

No se trata de trivializar la actuación del Gobierno. El paquete de medidas no es una frivolidad. La persistencia de paquetes de este tipo desde el inicio de la pandemia y a lo largo del actual proceso inflacionario indican que hay una preocupación real por dar respuestas a los problemas, y una cierta sensibilidad social. Vale la pena preguntarse qué hubiera ocurrido con otro Gobierno (del PP o de un PSOE monocolor con ministros como Miguel Boyer o Pedro Solbes al mando), y también si los fracasos de las políticas europeas en la crisis anterior (y las movilizaciones que han generado) han tenido alguna influencia en este giro más social —por moderado que sea— en la gestión de la nueva crisis.

Las medidas adoptadas en este último paquete siguen líneas parecidas a las planteadas anteriormente. Básicamente, pretenden la moderación de precios de productos esenciales mediante rebajas en los impuestos indirectos y nuevas ayudas directas a los sectores de rentas más bajas. Respecto a anteriores paquetes, hay una rectificación positiva: la de eliminar la bonificación de la gasolina, que era una medida regresiva en términos sociales (el uso del coche aumenta con la renta) y ecológicos. Y una novedad en la intervención en el mercado de alquiler, algo que el sector de Unidos Podemos ha peleado hasta el final.

La rebaja de impuestos indirectos, especialmente si se aplica a productos básicos, es socialmente progresiva, ya que tiene una incidencia mayor en el gasto de las personas con menos ingresos. En el momento actual, en el que es posible que la propia inflación genere un incremento de la recaudación fiscal, esta rebaja es asumible y mucho más progresista que las rebajas fiscales generalizadas que propone la derecha y que acaban teniendo siempre un impacto redistributivo negativo. Por la doble vía de que se rebaja más la contribución de los ricos, por un lado, y porque los ajustes presupuestarios que acaba generando afectan a los servicios públicos y la transferencia de rentas hacia la gente más necesitada, por el otro.

Los principales problemas están en la implementación real de estas medidas. En teoría, las rebajas del IVA deberían reducir los precios actuales en el porcentaje en el que se rebajan los impuestos. Pero su implementación queda en manos de las empresas de distribución que pueden quedarse la rebaja y ampliar sus márgenes. En un contexto de estabilidad de precios, quizás resulta fácil detectar quién está haciendo este tipo de maniobras. Pero en un contexto inflacionario —en el que los precios varían con asiduidad— y en unas economías donde existe una enorme diversificación de cada producto básico (basta pensar en nuestras compras en la panadería, o en la línea de lácteos) es difícil discernir cuál es el recorrido real de la rebaja de impuestos. A menos que existiera un organismo público que tuviera una información detallada de las cadenas de precios y fuera capaz de supervisar las acciones de los distribuidores y sancionar (o corregir) sus abusos.

En la misma dirección de problemas, los nuevos cheques de renta a los sectores de bajos ingresos pueden tener los mismos problemas de aplicación que otras medidas anteriores, como la misma renta básica. Problemas como el de dejar fuera, en la práctica, a mucha gente que merece obtenerla por la complejidad de los trámites burocráticos. Se trata de una cuestión ampliamente reconocida en los estudios sobre prestaciones sociales: el de la exclusión debido a las dificultades de acceso. En el caso de una prestación como la actual, se podría simplificar el trámite eliminando la necesidad de que fueran las familias las que tuvieran que pedir la prestación. La Agencia Tributaria tiene toda la información fiscal y de renta que se exige para obtenerla y podría utilizarla haciendo un ingreso en las cuentas bancarias de las que tiene constancia. Quedarían huecos, pero llegaría de golpe a mucha gente y de forma menos engorrosa.

Cuando nos proponemos discutir reformas casi nunca se considera la necesidad de cambios en la organización pública para que sea más eficaz. En algunos casos hay un problema de plantillas inadecuadas (por ejemplo, en inspección de trabajo, en inspección fiscal y en otras administraciones). En otros, se trata de simplificar las gestiones, de facilitarlas. Y en otros de crear, como sugiero en el caso del control de precios, organismos adecuados ahora inexistentes.

II

Puede discutirse si estas medidas son suficientes o adecuadas. Lo que me parece más relevante destacar es que se insertan en el modelo de actuación indicado por las grandes organizaciones mundiales. Una modificación y modulación de la vieja ortodoxia económica forzada por el convencimiento que las políticas neoliberales más radicales podían llevar al desastre (lo que ocurre en Reino Unido sirve para ilustrar a lo que me refiero).

El núcleo de la política antiinflación sigue varada en la política monetaria, en las alzas de los tipos de interés. De persistir la inflación, y de persistir esta política, al final puede afectar gravemente a la actividad económica y a las finanzas públicas por el encarecimiento del servicio de la deuda. Se demonizan los mecanismos de indexación salarial, con el argumento que amplifican la espiral inflacionista. En la práctica, significa aceptar que los salarios reales deben ser los paganos de esta política. Las ayudas deben restringirse a los sectores más pobres, en la línea de las ayudas aprobadas por el Gobierno. En la práctica, la existencia de altos volúmenes de inmigración irregular en muchos países deja desamparada a parte de la población más afectada (población que, por otra parte, está cubriendo algunos servicios esenciales a la comunidad). O sea que el resultado de todo ello, en el mejor de los casos, será una nueva devaluación salarial, moderada en el caso de las rentas más bajas por las ayudas públicas (en el caso de que funcionen bien). El aumento del salario mínimo es una cuestión urgente, sin la cual gran parte del programa aprobado queda desequilibrado.

La política de abaratar precios mediante rebajas fiscales es solo un paliativo que deja fuera el propio núcleo de la inflación. Ésta tiene su origen en las políticas empresariales. Se ha aducido el alza de la energía y a las materias primas agrarias. El despegue se inició a mediados de 2021, mucho antes que estallara la guerra de Ucrania. Ésta, a lo sumo, ha forzado un proceso en marcha. Hay indicios de que en muchos casos las empresas han ampliado márgenes para recuperarse de la crisis COVID, o simplemente aprovecharse de la propia inflación. Si uno sube precios cuando nadie lo hace, queda en evidencia. Pero cuando los precios suben es fácil justificar los propios aumentos apelando a “la inflación” o el “aumento de costes”. También se han reconocido los cuellos de botella en las cadenas de suministros de la economía globalizada. Pero estas tres cuestiones básicas (encarecimiento de suministros básicos, problemas en las cadenas globales y aumento de márgenes empresariales) quedan totalmente fuera del campo de acción de la política económica. Quizás la única excepción ha sido la intervención en el mercado eléctrico, beneficiado por un modelo tarifario claramente favorable a los intereses de los oligopolios eléctricos.

Tenemos un proceso inflacionario que se anuncia demoledor (cuando menos para las condiciones de vida de mucha gente, y posiblemente también para muchas empresas), pero no hay ninguna receta seria para hacerle frente más allá de la aplicación de paliativos (que siempre son útiles) y sangrías. Más o menos medicina del siglo XIX aplicada al tratamiento del cáncer. No es un problema de miopía, pues se conocen bastantes cosas de las dinámicas del proceso actual. La cuestión es que hay un consenso implícito que el funcionamiento normal de la producción de mercancías debe dejarse completamente en manos privadas. Y que la intervención pública en este campo está vetada. Esta es a mi entender la crítica principal que debe hacerse a una política bienintencionada pero inadecuada.

Porque lo que está detrás de la inflación apunta a graves problemas estructurales. Al encarecimiento de costes generado por la crisis ecológica en sus diversas expresiones (encarecimiento y escasez de algunas materias primas, malas cosechas debidas al cambio climático…). A la existencia de poderes oligopólicos a nivel internacional o local. Al mal diseño de las estructuras productivas que tienden a generar averías que se expanden a la economía global. Y la forma de hacerles frente apunta a otro tipo de respuestas. Algunas muy complicadas, como la de transitar desde la actual organización económica a otra ecológica y socialmente adecuada. Pero cuyo desconocimiento y falta de acción no hace sino enquistar los problemas y hacerlos más graves y persistentes.

El seguir empeñados en variantes de una misma ortodoxia tiene mucho que ver con la estructura social dominante y el poder alcanzado por las élites económicas. Por su resistencia a cambios que afecten a su poder y su riqueza. Pero también se explica por el largo adoctrinamiento neoclásico de los economistas que dirigen la mayoría de las instituciones económicas a quienes les resulta muy difícil salir de pautas conocidas. Tampoco puede despreciarse la persistente influencia que ejercen por vías más o menos sutiles los grandes grupos económicos interesados en dejar intactas sus fuentes de enriquecimiento. Estos días que hemos conocido el caso del Qatargate —la compra de parlamentarios europeos por parte de los Gobiernos de Qatar y Marruecos para que defiendan los intereses de sus países—; es necesario preguntarse respecto a cuántas más acciones parecidas pueden tener lugar en Bruselas, de manos de grupos empresariales tan interesados como los gobiernos en mantener intactos sus privilegios.

III

Vivimos en tiempos de reformismo demediado. Y hay que reconocer que, pese a su limitado alcance, muchas de las medidas aplicadas han paliado sufrimientos y problemas. Mucho mejor esto que el cruel ejercicio de las políticas de austeridad. Pero, ni estamos exentos de que estas hayan sido desterradas (basta con ver la actuación del Gobierno de la Comunidad de Madrid o el Gobierno británico para ver que esto puede volver), ni estas políticas son suficientes para hacer frente en serio a la inflación actual. Y mucho menos para organizar la necesaria transición real a un modelo económico y social más justo, racional en lo ecológico y lo social.

Albert Recio Andreu

Cuaderno pandémico: 16

🏳️Desde Taiwán hasta Ucrania o Haití: los conflictos que impactarán a la humanidad en 2023

🇮🇷Asesinato de Mahsa Amini y revueltas en Irán🇮🇷

ahsa Amini era una joven kurda de 22 años. El 13 de septiembre, en un viaje familiar en Teherán, fue detenida en la calle y llevada por la Policía de la Moral de la República Islámica con el pretexto de que un mechón de pelo sobresalía de su hijab obligatorio. Dos horas después de su detención, Mahsa fue trasladada inconsciente a un hospital de Teherán: había recibido golpes en la cabeza, probablemente en el coche de la policía o durante la «reunión educativa» infligida a las mujeres que no cumplen estrictamente el código de vestimenta impuesto por el régimen. Murió el 16 de septiembre, tras tres días en coma. La muerte de Mahsa conmocionó por primera vez a su ciudad natal, Saghez. Su funeral dio lugar a marchas que se extendieron en los días siguientes a más y más ciudades de Irán y, luego, a todo el mundo.

photo_2023-01-03_11-53-32Hasta la fecha, se han producido rebeliones en más de 80 ciudades iraníes, incluidas algunas muy religiosas como Qom o Machhad. Las mujeres se quitan el hiyab y queman el pañuelo en señal de protesta. Las consignas van dirigidas a todo el régimen: «No queremos la República Islámica» o «Kamenei (el guía supremo) es un asesino, su reinado es ilegítimo».

Varias fuerzas policiales están reprimiendo salvajemente esos levantamientos populares. En la mañana del 24 de septiembre, algunas organizaciones de defensa de los derechos humanos daban una cifra de, al menos, 49 individuos muertos durante los primeros días de la rebelión. La cifra real podría ser mucho mayor ya que, como se observó en anteriores revueltas, las autoridades falsifican los certificados de defunción de los fusilados y presionan a sus familias para que guarden silencio, amenazándolas con no devolverles los cuerpos. A pesar de las decenas de detenciones de estos últimos días, el mismo 24 de septiembre tuvo lugar una primera manifestación en la Universidad de Teherán, y los participantes fueron aún más numerosos que los días anteriores.

photo_2023-01-03_11-55-33La represión es aterradora: gases lacrimógenos, golpes de tonfa (arma prolongación del puño) y fuego real. La policía aplica las tácticas más terribles para tomar por sorpresa a lxs manifestantes, por ejemplo, utilizando el transporte público y las ambulancias para desplazarse. Y la policía política está más activa que nunca: decenas de estudiantes han sido detenidas en concentraciones organizadas en los locales de las universidades de todo el país. Las detenciones abundan también entre los activistas políticos que se limitan a criticar el régimen sin pedir su derrocamiento, como hacen las jóvenes y la población. Internet, y en particular la Internet móvil, está, como siempre, ralentizada o cortada en las zonas donde el movimiento de protesta es más fuerte. El régimen hace todo lo posible para que el pueblo no pueda organizarse, ni publicar información, ni difundir las fotografías y vídeos de las atrocidades que se cometen en cada esquina. Sin embargo, muchos documentos eluden la censura: fotos de manifestantes cubiertos de sangre o muertos por disparos, un vídeo que muestra a los policías persiguiendo a las manifestantes, rompiendo las puertas de las casas cuyos habitantes les han ofrecido refugio.

photo_2023-01-03_11-54-20A pesar de la represión, el movimiento sigue cobrando fuerza. El lema «Mujer, Vida, Libertad», procedente de Rojava y coreado en kurdo durante el funeral de Mahsa, se ha convertido en el punto de encuentro de todos los manifestantes: retomado primero en varias ciudades kurdas de Irán, se ha extendido a todo el país y se ha traducido a varias lenguas locales (persa, turco, árabe, etc.), y al resto del mundo durante las marchas de apoyo a nivel internacional, donde la rebelión iraní es acogida con una solidaridad sin precedentes.

En efecto, numerosos políticos de alto nivel y muchos individuos anónimxs han mostrado su apoyo a los movimientos de mujeres en Irán. Varios grupos de hackers han derribado algunas páginas y medios de comunicación del gobierno iraní. El hashtag #Mahsa_Amini, tanto en alfabeto latino como en persa, se ha convertido en el más utilizado de todos los tiempos en la red social de Twitter.

La solidaridad internacional es primordial. Para nosotros, anarquistas, este levantamiento masivo contra la opresión de las mujeres y contra la tiranía religiosa de un Estado totalitario es un soplo de aire fresco. Es una revolución que reclamamos. La Federación Anarquista (francófona) se solidariza, naturalmente, con todos los insurgentes de Irán, y llama a todos y cada uno de los individuos amantes de la libertad a apoyar la lucha de las mujeres y del pueblo iraní.

¡Viva la solidaridad con la lucha en Irán! ¡Viva la libertad!

Federación Anarquista francófona (FA-IFA

👎🏽Mohamed Salem Buchraya, la elegancia de un luchador

👎🏽Rutina letal: las fuerzas israelíes matan al menos a 23 palestinos en un mes

A %d blogueros les gusta esto: