🏴¿Importan los casos de tortura sobre los anarquistas en Rusia?⛓

rusia

Informe y análisis de CrimethInc. de la represión estatal contra anarquistas y antifascistas en Rusia. Que está sucediendo, por qué es importante y cómo podemos ayudar a quienes se enfrentan a la brutalidad del Estado.

Llegan noticias desde Rusia sobre las actividades del Servicio Federal de Seguridad Ruso –el FSB, el cual desciende  del KGB. Informe tras informe, militantes anarquistas y antifascistas describen cómo el FSB los secuestró, les puso armas en sus autos, y cómo mediante tortura se les obligó a firmar confesiones falsas donde admitían haber participado en una red terrorista, obviamente inventada.

¿Por qué deberíamos preocuparnos, en concreto, por los casos de tortura en Rusia? En principio, puede sorprender a las personas de la EU y Europa occidental como si eso representara otra tragedia abstracta, una llamada más de solidaridad internacional a favor de los pobres desafortunados de tierras lejanas. Sin embargo, lo que está en juego aquí es mucho más significativo. Lo que está ocurriendo en Rusia es un escenario de pesadilla, que podría repetirse de una manera muy cercana a cada uno de nosotros si no nos lo tomamos en serio.

rusia2Durante décadas, las agencias de seguridad de diferentes países han intentado de forma repetida fabricar “conspiraciones terroristas” de índole nacional e internacional, con el propósito de involucrar y atacar a la comunidad anarquista. Hasta la fecha, todos esos esfuerzos han fracasado. Ahora, la policía secreta de Rusia ha innovado sus estrategias intentando involucrar a los compañeros anarquistas en “redes terroristas”. Mediante el secuestro premeditado, el montaje de falsos escenarios falsos con armas, el uso de la tortura y la confesión forzada. Si tienen éxito, podemos esperar ver a otras agencias de policía en otras partes del mundo emular sus tácticas.

En el análisis siguiente, se revisa la historia de este modelo de represión, se exploran los detalles de los casos de tortura en Rusia. “El Apéndice” da una lista con los detalles de los arrestos y torturas en orden cronológico y proporciona la evidencia que corrobora lo que aquí se afirma.

Breve resumen de los casos: mentiras, falsificación y tortura.

La historia comienza en Penza en octubre de 2017, cuando el FSB arrestó a seis antifascistas que a veces jugaban airsoft. Según el FSB, todos los detenidos eran miembros de la poco imaginativa organización titulada “Set” (“Red”), y que planeaban utilizar bombas para “desestabilizar el ambiente político del país” durante las elecciones presidenciales y la copa mundial de la FIFA. Alegaron que las células de la red operaban en Moscú, San Petersburgo, Penza y Bielorrusia.

Los agentes de la FSB colocaron armas y explosivos en los coches de algunos detenidos. En el centro de detención preventiva los torturaron y golpearon, colgándolos boca abajo les conectaron electrodos a sus cuerpos y los electrocutaron, amenazándolos con algo aún peor.  Usando estos métodos, los agentes forzarón a los detenidos a validar el testimonio falsificado en donde declaran ser parte de la supuesta red terrorista “Network”. A finales de enero de 2018, otros dos antifascistas fueron arrestados en San Petersburgo. También ellos fueron golpeados, torturados mediante descargas eléctricas y forzados a aceptar que ellos también eran miembros de la  inventada banda terrorista “Network”.

Hasta el momento, siete antifascistas están tras las rejas y otro bajo arresto domiciliario, enfrentando hasta a diez años de prisión.

Tras la detención y torturas, activistas organizaron acciones solidarias en Rusia y otras partes del mundo. El estado Ruso respondió con medidas adicionales. En Moscú, los agentes detuvieron a personas que participaban en acciones solidarias y presentaron cargos penales contra ellos. Además, en Chelyabinsk sucedió algo de los mismo.

10El 21 de marzo, la FSB admitió haber infligido descargas eléctricas en, al menos, uno de los detenidos. Los miembros de la comisión de supervisión pública de St. Petersburgo visitaron al acusado Viktor Filinkova a los pocos días de su arresto y registraron docenas de marcas por tortura eléctrica en su cuerpo. La FSB reconoce que los oficiales infligieron estas lesiones a Filinkova a través de ataques por descarga eléctrica, pero mantienen que fue necesario “para evitar que escapara”.

El apéndice, incluye una lista cronológica de los arrestos, incluidos extractos de los informes personales y de sus abogados.

Precedentes en Europa y Estados Unidos

Uno de los primeros intentos contemporáneos de fabricar una conspiración criminal de gran alcance para involucrar a anarquistas tuvo lugar en Italia a mediados de la década de 1990, en lo que se conoce como el juicio Marini. Como uno de los lugares de nacimiento del movimiento anarquista, Italia siempre ha estado a la vanguardia cuando se trata de estrategias de represión. Vale la pena citar extensamente el análisis del juicio de Marini que los anarquistas publicaron en su momento, ya que ofreció un funesto presagio de todo lo que ha estado sucediendo desde entonces.

“Con el llamado juicio Marini, han adoptado un enfoque más sofisticado. Inventaron una organización anarquista criminal con dos niveles: el superior que consiste en publicaciones, imprentas, centros ocupados y cosas por el estilo; y la fracción clandestina, la cuadrilla o banda armada. Utilizando esta construcción ficticia, el fiscal Antonio Marini acusó a docenas de anarquistas de “asociación subversiva” y “banda armada” (y sólo algunos con delitos relacionados con hechos reales). La única evidencia de los cargos de “asociación subversiva” y “banda armada” son las cartas, periódicos, correos electrónicos, conversaciones y visitas entre los acusados”.

“A partir de estos cargos (particularmente el de “asociación subversiva”), y que de hecho no están muy bien definidos, el Estado esgrime una espada con el pretexto a modo de seguir sujetando las cabezas de los anarquistas ante su hoja. Si un juicio falla, se pueden abrir más investigaciones y las autoridades italianas continúan abriendo investigaciones que involucran redadas, registros, espionaje y hostigamiento –todas las tácticas policiales usuales. Incluso si el número de condenas que estas acusaciones logran producir es bajo, este proceso puede conducir fácilmente a los camaradas a centrar su energía en la autodefensa en lugar de atacar el orden social. Cuando esto ocurre, la estrategia del estado ha sido exitosa”

En 2008 y 2009, la policía llevó a cabo redadas con la intención de probar la existencia de redes terroristas asociadas a los anarquistas en Francia (el caso “Tarnac 9”) y Estados Unidos. Ninguno de estos intentos tuvo éxito.

rejasEn un artículo publicado en 2010 “La Era de los Cargos por Conspiración”. Se revisan más de una docena de casos de conspiración política de alto perfil iniciados en los Estados Unidos entre 2004 y 2010, dirigidos a anarquistas y asociados. Varios de estos esfuerzos enviaron a personas a prisión por años o décadas, pero ninguno de ellos logró demostrar evidencia alguna de redes terroristas a nivel nacional o mundial.

Tras el auge de las luchas populares en 2011, la policía de toda Europa contraatacó con otra ola de intentos de inventar redes terroristas anarquistas. A finales del 2014 y principios del 2015, la policía en España llevó a cabo las Operaciones Pandora y Piñata, arrestando decenas de anarquistas y acusándoles de pertenecer a un grupo terrorista –con pruebas tales como la publicación conjunta de un libro titulado Contra la Democracia. A principios del 2018, este intento se demostró también ser una falsa. Un factor importante en la derrota de esta ola de represión fue el amplio apoyo que los acusados recibieron en toda la península Ibérica, incluyendo una campaña de solidaridad con el tema #YoTambiénSoyAnarquista.

La policía de la República Checa imitó el ejemplo español, iniciando su propia Operación Fénix en abril del 2015. Esto tampoco salió bien para las autoridades ya que el juicio terminó con la absolución de los acusados, pero el Estado continua intentando inventar nuevas justificaciones para extender el hostigamiento sobre sus objetivos. Gracias a los extenuantes esfuerzos de solidaridad, y a la pereza, incompetencia y estupidez de la policía las autoridades fallaron en convencer incluso a sus propios funcionarios de la existencia de estas falsas redes terroristas.

¿Por qué el modelo ruso podría extenderse?

009-Brno-800x445Las policías de todas las naciones están interconectadas en una red global. Intercambian tácticas, estrategias y entrenamiento; las innovaciones en un campo o región se transmiten rápidamente a otros. Es fácil para todos ver que los gobiernos y los modelos de policía que emplean se han vuelto cada vez más autoritarios desde el cambio de siglo. En este contexto, no es difícil imaginar que la policía en Europa y los Estados Unidos emulará al modelo ruso para inventar una conspiración y obligar a sus objetivos a confirmar su existencia mediante la tortura.

¿Es difícil de imaginar?

En los Estados Unidos las detenciones de Eric McDavid, David McKay, Bradley Crowder, Matthew DePalma, la OTAN 3 y Cleveland 4, por nombrar solo algunos ejemplos, por agentes del FBI provocadores como Andrew Darst y Brandon Darby. Ninguna de estas personas habría participado en actividades ilegales si no hubiera sido por la presión y, en algunos casos, la seducción directa de los agentes del FBI. Todos ellos cumplieron años en prisión como resultado. La condena de Eric McDavid fue anulada nueve años después de su sentencia de 19.5 años cuando se supo que el FBI había ocultado evidencia que lo exoneraba; pero en todos estos casos, las autoridades usaron aproximadamente el mismo enfoque.

Está bien documentado que Estados Unidos empleó la tortura contra ciudadanos estadounidenses y europeos, incluyendo tácticas como palizas, penetración anal forzada, inyecciones forzadas de drogas, denegación de comida y agua, exposición al frío extremo y amenazas de muerte inminente.

También hay informes de interrogadores del gobierno de EE. UU. Que utilizan descargas eléctricas y simulacros de ejecuciones para forzarlos a firmar “confesiones” forjadas. Este es el modelo FSB.

La policía italiana torturó a detenidos durante la cumbre del G8 de 2001 en Génova, como reconoció recientemente el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Hubo informes de policías torturando a detenidos durante las protestas contra la Reunión de 2003 que planificaba el Área de Libre Comercio de las Américas en Miami. Desde entonces, varios gobiernos municipales han tenido que pagar millones de dólares como consecuencia de la mala conducta policial.

El actual gobierno de los EE. UU. Está ansioso por usar la tortura. Así como la agenda de la administración de Trump ha sido una fuerza motriz en nuevas redadas sin precedentes como los juicios J20, es realista esperar que el entusiasmo que Trump y sus compinches han demostrado por la “dureza” rusa se refleje en las actividades de la policía y agentes federales en tiempos venideros.

Autor: eulalio

Software libre, cine clásico, música dispersa, la libertad de las personas sin fronteras, la igualdad de las personas, sin diferencias de sexo, raza, color, edad, forma de pensar, la no explotación del hombre por el hombre, la no explotación de la tierra, el respeto a los animales, contra los ejércitos, las guerras, los traficantes, vendedores (sin olvidar a los borbones) y fabricantes de armas, los especuladores, genocidas, religiones todas, políticos y demás gentes de mal vivir.

Un comentario en “🏴¿Importan los casos de tortura sobre los anarquistas en Rusia?⛓”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: